29 septiembre 2009

Geografía del dolor 7: Ohio (USA) 2009


SE AMPLÍA LA SUSPENSIÓN TRAS LA EJECUCIÓN FALLIDA EN OHIO (ESTADOS UNIDOS DE AMERICA)
Un juez federal estadounidense ha ampliado en dos meses la suspensión de la ejecución de Romell Broom. Romell Broom, afroamericano de 53 años condenado a muerte, fue sometido a un intento fallido por parte del estado de Ohio de administrarle la inyección letal el 15 de septiembre.
El juez Gregory Frost, del tribunal federal de primera instancia para el Distrito Sur de Ohio, dictó el 18 de septiembre una orden por la que suspendía la ejecución de Romell Broom hasta el 28 de septiembre. En otra orden emitida el 22 de septiembre, el juez Frost amplió en dos meses esta suspensión. La orden actual expira a las 11:59 de la noche del 30 de noviembre de 2009.
El 18 de septiembre, los abogados de Romell Broom presentaron ante el tribunal federal de primera instancia un recurso para impedir que el estado de Ohio volviera a intentar ejecutarlo de nuevo, o al menos "intentar ejecutarlo de nuevo utilizando los mismo procedimientos y protocolos defectuosos e inconstitucionales que utilizaron el 15 de septiembre de 2009". Según alegaron, el intento fallido, en el que el equipo de ejecución intentó una y otra vez de manera infructuosa encontrar una vena utilizable a través de la cual administrar la inyección letal al preso, "fue una forma de tortura que expuso a Broom a la perspectiva de una muerte lenta y prolongada". Entre otras cosas, el recurso alega también que, antes del intento de ejecución, "a Broom se le negó el derecho a consultar con su abogada en privado", y que, cuando se hizo patente que el proceso de ejecución fallaba, a su abogada se le negó el acceso a Broom, y a él se le negó el acceso a la abogada. Romell Broom ha firmado una declaración jurada en la que recuerda el intento del estado de ejecutarlo.
Romell Broom lleva en el "corredor de la muerte" casi un cuarto de siglo. Fue condenado a muerte en 1985 por la violación y asesinato de Tryna Middleton, de 14 años, cometido en septiembre de 1984. Tras confirmarse en apelación la condena de muerte, Broom trató de sumarse a una demanda judicial que impugnaba la constitucionalidad del proceso de inyección letal de Ohio. Sin embargo, los tribunales rechazaron su intento, alegando que la impugnación estaba fuera de plazo y debería haberse presentado antes.

INFORMACIÓN ADICIONAL
En una declaración jurada realizada el 17 de septiembre, Romell Broom describió lo que le había sucedido dos días antes, mientras el estado se disponía a matarle. Recuerda que, tras denegársele su apelación federal final, el alcaide de la prisión fue a su celda y "me leyó la orden de ejecución". A continuación, un enfermero y una enfermera trataron de encontrar una vena utilizable. "La enfermera trató tres veces distintas de acceder a las venas en el centro del brazo izquierdo. El enfermero trató tres veces distintas de acceder a las venas en el centro del brazo derecho. Después de esos seis intentos, me dijeron que íbamos a hacer un descanso."
Tras un descanso de unos dos minutos y medio, la enfermera trató de nuevo de acceder a una vena en el brazo izquierdo de Broom. Él recuerda que "debió de alcanzar un músculo, porque el dolor me hizo gritar". El enfermero volvió entonces al brazo derecho. Al principio pareció conseguir acceder a una vena, pero cuando intentó insertar la sonda intravenosa, "la perdió, y la sangre me empezó a correr por el brazo". El equipo hizo entonces otro descanso. Para entonces, Romell Broom afirma que sufría "un gran dolor".
Después de aplicarle toallas calientes en el brazo izquierdo y masajeárselo, el enfermero "trató de acceder una vez más a las venas en el centro del brazo izquierdo, y tres veces más en la mano izquierda". Romell Broom recuerda que el enfermero comentó que "el consumo de heroína me había afectado a las venas": "Me disgustó el comentario, porque nunca he consumido heroína ni ninguna droga intravenosa".
La declaración jurada de Romell Broom continúa diciendo que trató de ayudar al equipo de ejecución "ayudándoles a atar mi propio brazo", y "un funcionario de prisiones se acercó, y me dio unos golpecitos en la mano para indicar que él también veía la vena y tratar de ayudar al enfermero a localizarla". La declaración recuerda que entonces "el jefe del equipo de ejecución me dijo que íbamos a tomarnos otro descanso, y me volvió a decir que me relajara". En ese momento, "me disgusté mucho. Me eché a llorar, porque me dolía, y tenía los brazos hinchados. Los enfermeros me estaban clavando agujas en zonas que ya estaban amoratadas e hinchadas". Romell Broom pidió que le dejaran hablar con su abogada, pero le denegaron la petición.
Romell Broom afirma que la "enfermera jefe" entró en la sala y "trató de acceder a las venas en el tobillo derecho". Al parecer, la aguja tocó el hueso, y "fue muy doloroso". La enfermera jefe intentó entonces acceder a una vena en la parte inferior de la pierna derecha, al mismo tiempo que el enfermero trataba de acceder a una en el tobillo derecho. Al fracasar estos intentos, la enfermera jefe salió de la sala, llevándose una aguja. El enfermero intentó entonces dos veces localizar venas de acceso en la mano derecha de Broom. Para entonces, según Romell Broom, "parecía que se habían dado por vencidos respecto al brazo izquierdo, porque lo tenía morado e hinchado". El nivel de dolor, según recuerda, "estaba en su punto máximo" en esos momentos: "Me habían hurgado por lo menos 18 veces en un montón de sitios". Entonces, el intento de ejecución finalmente se abandonó.
Cuando realizó la declaración, Romell Broom se enfrentaba a la ejecución el 22 de septiembre. En la declaración jurada manifiesta: "La espera para volver a ser ejecutado es angustiosa. Me aterra pensar que el estado de Ohio tiene intención de causarme el mismo dolor físico la próxima vez. Tengo constantemente en la cabeza que la semana que viene tendré que someterme a la misma tortura a la que el estado de Ohio me sometió el martes 15 de septiembre de 2009, porque no ha habido ningún cambio en el protocolo de ejecución de Ohio, y tampoco ha habido ningún cambio en mis venas".

21 comentarios:

  1. Qué horror. Pero todo lo que conlleva la pena de muerte, no sólo el procedimiento. Caemos en el mismo error que muchos de los que se les aplica esta pena (y no digo todos porque es bien sabido el tanto por ciento de inocentes que fueron llevados a la muerte).

    ResponderEliminar
  2. Horror... esto lo hacen peli y resulta más cruento que "La matanza de Texas".

    ResponderEliminar
  3. Si de veras es culpable de la violación y asesinato de una niña de 14 años, se merece ésto y mucho más, ojalá sufra otro poquito la próxima vez.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Pues yo aquí me decanto por la opción de mi parcera Anacleta. Si el tío es culpable de haber violado y asesinado a una niña de 14 años, no siento ninguna piedad por él. Por mucho que le hayan dolido los 18 intentos de pillarle la vena, siempre será insignificante comparado con el dolor que sufriría la niña.
    Que le den.
    Lo siento, pero hay ciertas cosas para las que soy absolutamente inflexible. Y me da igual lo que se me llame.

    Un beso, Krappi

    ResponderEliminar
  5. Difícil leer esto dos veces. Será un asesino pero el relato es claramente un ensañamiento con impunidad legal. Ya ha pasado 25 años en la cárcel, ya ha sido juzgado, ya va a morir por lo que hizo, ya está bien. No sé qué me daría más miedo si la perspectiva de la muerte o la ansiedad ante la tortura previa. Para mí no es admisible, tiene un grado de maldad muy alto.
    Esto sin meternos en el sistema legal de ese país donde la justicia la tiene quien la compra, como la sanidad.

    ResponderEliminar
  6. Perdón Anacleta y Dalila, pero yo no estoy de acuerdo con la pena de muerte; cuando aplicás la pena de muerte o la tortura te convertís en asesino y torturador vos también... eso por empezar, además de las múltiples discusiones legales, penales, etc... Además la hipocresía de mandar a otros a que lo hagan, el "trabajo" de verdugo, etc, etc... No es cuestión de hacer sufrir al otro el mismo daño que causó ni algo por el estilo, es una cuestión de justicia, y después de 1789 creo que las cosas cambiaron un poquito... que sufra no va hacer resucitar a la niña; que se haya muerto el que me violó a mi no me va a arreglar los múltiples desarreglos que me dejó, de los cuales por suerte me he liberado en gran parte; también matar al otro me hace pensar en hacerlo desaparecer, y hacer desaparecer al victimario también es una forma de ocultar , de negar el delito; es como decir: muerto el perro, se acabó la rabia, cuando todos sabemos que las rabias tienen orígenes variados y muy complejos; perdón si se me mezclan los conceptos, pero estoy escribiendo en caliente sobre algo que además de interesarme desde el plano ideológico me toca de cerca.

    ResponderEliminar
  7. Me hace daño pensar tan solo en la palabra Pena de muerte, sabes Doc, aún recuerdo cuando mi padre me hablaba de la gente que murió en el garrote vil y me aterra la visión..

    Justo o no, sinceramente no es algo que esté en nuestra mano juzgar sobre la vida o la muerte de nadie.. por muy vil que haya sido.. no es suficiente vivir toda la vida encarcelado?? Yo me pregunto.

    ¿Y aquellas personas que han sido asesinadas por la justicia y no han cometido delito?

    Sinceramente me deprime ver esto y no soy partidaria de matar anadie en nombre de la justicia..
    Porque entonces la justicia es tan asesina como el que ha cometido delito..!

    Besos Doc

    ResponderEliminar
  8. Perdón por la errata : a nadie.

    Besos de nuevo

    ResponderEliminar
  9. Lo que ha hecho este hombre es abominable, pero no creo en la pena de muerte. Eso no quita que comprenda a las personas próximas a las víctimas que la reclaman y a las que hacen causa común con ellas. Pero la función de ejercer de jueces no les corresponde.

    ResponderEliminar
  10. Un esperpento.

    Aqui hay un problema de forma y otro de fondo.

    La forma es penosa, una verguenza que entre un equipo de hombres y mujeres "civilizados" no sean capaces de matar rápida y eficientemente un hombre negro atado de pies y manos.

    Luego vamos y ponemos de referencia a los yanquis como modelo de crecimiento económico.

    La cuestión de fondo, sin embargo, es mucho más compleja.

    ¿Porqué una sociedad decide matar a aquel que mata?.

    La primera posible explicación es el miedo: para que otros piensen "si mato, me matarán". Pero no está demostrado que los asesinos pasionales tengan en cuenta este miedo. La ofuscación del momento les hace obviar las consecuencias posteriores.

    Quizás podría disuadir al otro asesino, al asesino frio y calculador, el de las películas. Pero la verdad es que personalmente creo que a ese asesino no le pillan, él tendrá buen cuidado de tapar todos los restos.

    Así que hay que buscar otra explicación: la venganza. La venganza de los familiares o amigos de la víctima. Para eso sirve la pena de muerte, para satisfacer la sed de venganza por el dolor sufrido. Es un sentimiento muy humano.

    Pero no olvidemos que la violencia engendra violencia, que la venganza es un plato muy amargo y que siempre que sentimos dolor buscamos un culpable, sea o no el auténtico responsable, y volcamos en él todo nuestro odio.

    ¿Seremos por ello más felices?

    Yo creo que no.

    ResponderEliminar
  11. Por alusiones :D

    La stessa, yo no he defendido la pena de muerte. Yo he dicho que a mí este hombre no me da ninguna pena y que me da exactamente igual todo lo que sufra.
    No me importa que haya cumplido 25 años de trena, esa suerte ha tenido la familia de la niña, porque si es aquí, en muy pocos años está fuera... No creo que haya dolor suficiente que compense lo que la niña debió sufrir y la vida que le queda a su familia.

    Sólo quería aclarar eso.

    Buen día a todos :D

    ResponderEliminar
  12. Parce Novicia me has quitado las palabras de la boca (dedos en este caso). A eso exactamente me refería, a que el tipo hace su declaración en papel de víctima, de pobrecito de mí todo lo que me hicieron sufrir y lo que tendré que aguantar, pues si hizo lo que hizo, que le den!!!

    También estoy en contra de la pena de muerte, me parece que de esa forma no se arregla nada, pero cada país es autónomo para establecerla en su territorio o no.

    Feliz día para todos y todas

    ResponderEliminar
  13. ¿Quién ha decidido que vale más la vida de una niña que la de un viejo, por poner un caso?
    ¿Qué sistema de pesas y medidas usan los que valoran las vidas como si fueran pedazos de carne sacados del matadero? Las más caras siempre las más jóvenes. La ternera siempre es más valiosa que la carne de vaca vieja.
    Soy crudo pero me niego a templar gaitas en un tema tan cruel.

    Bien dice, Efter, que es bien sabido el número de inocentes que han sido "asesinados legalmente" por error, omisión o simplemente por conveniencia. Amnistía Internacional dice que puede llegar casi a un cuarenta por ciento.
    No puedo estar más de acuerdo con Myriam(la stessa ma alta), y en total desacuerdo y lo siento de veras con Novicia y Anacleta. La venganza no recupera las perdidas y ahonda el dolor ya que genera más insatisfacción si cabe.
    A mi si que me importa que haya cumplido 25 años de cárcel y si me importa que un individuo que ha cometido un crimen, pueda recuperarse. ¿Cómo un sistema que se dice democrático puede tener 25 años a un tipo en la cárcel esperando su muerte?
    ¿Pero que es ésto?
    Gracias, Tesa, la vida real siempre es peor que las películas.
    Ensañamiento con impunidad legal, nada más apropiado, Angie.
    También de acuerdo contigo, Lisebe, por cierto el garrote vil era aplicado solo para determinado tipo de delincuentes comunes. Para otros delitos estaba el "honroso" fusilamiento.
    Un crimen no limpia otro crimen, Luis, estarás de acuerdo a pesar de tu necesidad de encontrar un equilibrio entre las partes.

    Muy correcto lo que dices,Rrío.
    El miedo y la generación de más miedo es en lo que se basan los partidarios de la pena de muerte. Curiosamente en USA hay más asesinatos donde hay más pena de muerte, es decir, son muy discutibles sus efectos disuasorios. Y es cierto también que los asesinos múltiples se escapan con más facilidad, caso del célebre del Zodíaco o del estrangulador de Boston. ¿Venganza para qué? ¿Cómo se puede uno sentir satisfecho después de que uno es ahorcado por el cuello, achicharrado en una silla o sufre convulsiones salvajes mientras le aplican veneno por una ven?

    ResponderEliminar
  14. ¿Eres contraria a la pena de muerte pero asumes la autonomía de cada país para hacer lo que quiera?
    ¿Entonces te parecerá correcto que en Arabia Saudí les corten las manos a los ladrones, sean lapidadas las adúlteras -no los adúlteros ojo- y que pueda una mujer ser azotada en público si no lleva velo?

    ResponderEliminar
  15. Parece que los comentarios se leen por encima... les digo "no en mi nombre"... he sido víctima de abuso sexual a los cuatro años, nadie lo vio, nadie me pudo ayudar, no se lo pude contar a nadie porque no supe qué me había pasado, lo tuve borrado de mi cerebro por 43 años...me trajo una disfonía permanente a mi que soy cantante, y problemas de todo tipo que no vale la pena enumerar aquí... por suerte fue sexo oral y a manos de un desconocido...y por suerte el día que pude recordar el episodio, además de vomitar todo el día, se me acabó la disfonía...la persona que me lo hizo nunca fue juzgada, ni acusada ni nada... yo me las arre´lé como pude para crecer, y aquí estoy... no hay dolor ajeno que compense lo que me paso siendo tan niña... mis hijas bien lo saben, criadas por una madre con una autoestima tan baja como la que he tenido y otras yerbas...solo justicia, pero ni por mi pro pia mano ni con el sufrimiento ni la muerte del otro...si Dr Krapp, la realidad es siempre peor...por eso les digo "no en mi nombre" la cantidad de veces que se los tenga que decir...

    ResponderEliminar
  16. No creo en las palabras de consuelo cuando una persona ha sufrido lo que has sufrido tú,Myriam, pero valoro tu mesura y sentido común para saber distanciarte del dolor y entender porque la justicia debe ser ciega como la representan y no dejarse llevar por el desgarro que generan las emociones desatadas.
    Tu autoestima puede sentirse satisfecha por poseer virtudes bastante menos frecuentes de lo que se predica por ahí.

    ResponderEliminar
  17. Gracias Dr. Krapp por sus palabras; por suerte he crecido y ya no soy esa niña y lo puedo contar; es más comun de lo que parece pero la gente lo calla; yo no, creo que le puede venir bien a alguien para saber que a pesar de lo que deja se puede seguir viviendo; .. a mi me da por pensar en las trampas ideológicas en las que uno cae; creo que para eso sirve estudiar, leer y crear, para tomar distancia, para comprender, para abrir los ojos al mundo y tratar, siempre tratar, de ver la realidad, de ser objetivos cuando corresponde, de analizar y dar vueltas a lo que se piensa, si no estamos repitiendo palabras sueltas de por ahí...; si no, es letra muerta, y es imposible todo intento de convivencia pacífica. Otro asunto en el que me he quedado pensando es en el tema de los sistemas penitenciarios, de lo que se tarda en emitir veredictos, etc etc...Yo he trabajado voluntariamente en la penitenciaría de la ciudad de Mendoza dando talleres de canto, y me he llevado muchas sorpresas. Pero esa es otra historia. Gracias por el espacio de opinión, no es común tampoco que se pongan sobre la mesa estos temas con seriedad.

    ResponderEliminar
  18. Es necesario que se pongan todas las cartas en éste y otros temas. Prefiero que la gente diga lo que realmente piensa en los comentarios a que me escriban elogios para complacer mi ego y de paso asegurarse que yo escriba comentarios en sus blogs. Mi ego se satisface más con la sinceridad de la gente como la que has tenido tu, Muriam comentando algo tan íntimo y que te ha lastrado la vida durante mucho tiempo.

    ResponderEliminar
  19. Joderrrr!!!
    Ya la entrada de por si me ha lastimado, pero al leer a la amiga Myriam me ha dolido.
    .Nunca defenderé la pena de muerte. Nadie debería tener el poder de quitar la vida. "no en mi nombre"
    La violencia siempre me ha parecido un acto de impotencia para dejar de intentar soluciones de muchas otras maneras. Poco cerebro y mucha maldad se demuestran en actos violentos.
    La pena de muerte no deja de ser un acto de los más violentos y crueles. !Y que facil debe ser firmar una ejecución! Sin escrúpulos, sin remordimientos, sin corazón...y sin cerebro.
    JODERRRR
    En ninguna parte del mundo debería ocurrir. ¿Tener el poder por autonomías para matar? nooooo


    .Myriam...siento que hayas tenido que sufrir. Un fuerte abrazo y un besote.

    Dr: que quieres que te diga, yo te elogio por esta entrada (por muchas otras tb) y no lo hago para que comentes en Extractos, de verdad...que por cierto !!!hace tiempo no se te ve por allí!!! (((jjj...es broma...para animarme un poquito después de tanto dolor. Eres libre))

    En sinfonía azul de momento solo puedo leer...nuevamento no puede escuchar, así que nada que comentarte por allí.

    Un abrazote grande

    ResponderEliminar
  20. Lola. se dice que Franco firmaba las penas de muerte, siempre sin temblar, por la tarde a la hora del té y lo hacía mientras se tomaba un chocolate bien caentita con churros o porras. No sé si es algo legendario para darle mayor dramatismo al hecho pero ha sido lo he oído.
    Tus comentarios en cualquiera de los dos blogs, nunca han sido del tipo que nombraba ya que expresas lo que sientes e incluso en una ocasión me hiciste una aclaración desde tu conocimiento musical. Ni tú ni yo nos hemos sentido obligados a contestarnos mutuamente pero con comentarios o no te seguiré leyendo.

    ResponderEliminar