27 agosto 2008

Odisea especial VI

                    (Textos anteriores de esta serie haciendo click)
Aquella no era una furtiva lágrima. No, no era la lágrima que cayó en la arena, por lo tanto, no era tu lágrima. Tampoco era una de las lágrimas que bajaban, casi invisibles, de los recuerdos del replicante mortecino mientras repicaba la lluvia postmoderna sobre las ruinas de la civilización. Aquella era una lágrima con personalidad y con la autoestima muy elevada tras convertirse en medio de transporte para tres presencias humanas y una voz en off.
  • ¿Una voz en off? ¿Reduces tu presencia como narrador a una simple voz en off? ¿Acaso crees que así aliviaras de peso a esta nave minúscula sin que corras peligro de que te tiremos por la borda cuando haya problemas?
  • Mi condición de narrador bis me impide cualquier clase de orgullo y autocomplacencia.
  • No entiendo, ha dicho narrador bis.
  • Sí, Virtudes, sí. He tenido que sacrificar al narrador principal dejándolo en la nave nodriza. Es la única forma de hacer creer a esa malvada feminista que nos tiene en sus manos. Este me lo regaló el chamarilero de Mercurio cuando me hice con el otro. Es de peor calidad ya que tiene cierta propensión hacia la fantasía épica, pero no estamos en condiciones de elegir cuando nos jugamos el pellejo.
  • Hablando de jugarnos el pellejo, ¿vamos a seguir cayendo indefinidamente, como una piedra tirada a un pozo, a 12000 km por cosmosegundos? ¿Qué se nos ha perdido en el culo de la galaxía?
  • Calla, Adrianciño. Deja todo en manos de Moaña que él sabe mejor que nadie lo que hay que hacer en situaciones de mucho compromiso. Recuerda que nos acaba de salvar de las garras de esa mujer horrible.
  • Te veo muy defensora de Moaña D'Ons, algo que nunca te permitías cuando yo era el comandante del Orzán 739.
  • ¿Estás celoso, Adrianciño? Como puedes comparar. El es un caballero y tú...tú hueles todavía a la bosta de vaca de la cuadra de tus padres.
  • ¿Un té, señores?
La nave-lágrima se iba hundiendo con cautivadora majestad en los avernos galácticos sin que su férrea resolución afectase a sus intrépidos tripulantes entretenidos en los pormenores de su té con pastas venusinas.
¿A donde vas, nave loca? ¿Llegarás al final de tus desvelos?

  • Vamos al satélite Indie, narrador bis.
  • ¿Indie? ¿Una tribu? No los conozco.
  • Son muy antiguos aunque ellos se consideran modernos. Les perdimos de vista cuando el General Defarra acabó con la Dictadura Botellona (Ver aquí La Dictadura Botellona)
  • ¿El General Modorra se llamaba antes General Defarra?
  • Sí, Virtudes. Ese fue su nombre primero antes de llegar al poder y fundar el Movimiento hacia el Muermo Absoluto, de infausto recuerdo. Pues bien, aunque los Indies eran considerados unos plastas modernillos e insignificantes cuando la Dictadura Botellona (su único logro significativo fue aquel himno que empezaba con "Botellón, botellón, botellón es mi pendón")...
  • ¡Calla, calla, es horroroso!
  • ...Pues a pesar de ser inofensivos y cantar, o intentarlo, casi siempre en inglés macarrónico, el General decidió desterrarlos a un pequeño satélite exterior de Saturno garantizándoles, eso sí, medios para su supervivencia. Hacia allí se dirige esta nave. Nadie nos encontrará allí, ya que nadie quiere encontrarse con ellos.
Y los nuevos Ulises, con dulces vaticinios en sus ojos, siguieron viajando en su poderosa lágrima viva. La que no era furtiva, ni cayó en la arena; ni era, por supuesto, tu lágrima.

11 comentarios:

  1. Varias cositas Doc....:

    1) Me estás haciendo currar ya mucho para actualizarme eh??

    2) Me gusta cómo escribes, aunque a veces me pierdo... Te puedes creer que lo que mejor he entendido es lo que estaba en galego??? Mi padre estaría orgulloso de mí :D:D:D

    3) Estoy al día también en esto... Hay algo más???


    Un beso (K)

    ResponderEliminar
  2. Vayamos pues por puntos:

    1)Lo siento, la vida es intrincada, llena de recovecos, como una tela de araña sutil que nunca sabemos donde nos puede llevar.
    2)Cuando te pierdas pídele la linterna prestada al personaje de tu relato ;-) Me alegro mucho de que mi texto sirva para reencontrarte con la lengua de tus ancestros. Para que luego digan que los blogs no sirven para nada.
    3)Me alegro de que estás al día y sobre todo, me alegro mucho de que te guste mi escritura.
    Bicos

    ResponderEliminar
  3. Un viaje galáctico lleno de peligros y aventuras ¿Podrá la nave-lágrima llegar a su destino? ¿Qué nuevas aventuras nos esperan?

    ResponderEliminar
  4. Ahhhhh esa es la cuestión, dintinguido colega.

    ResponderEliminar
  5. Vaya viaje!!!!!
    Cualquiera se mete en esos peligros y aventuras y sale ileso.

    Muy bueno,ciertamente.

    Te felicito.

    Saludos de nuevo.

    ResponderEliminar
  6. Gracias, espero que te siga gustando cuando prosiga la Odisea.
    Como te dije en el otro blog he colocado tu enlace en esta página.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Pásate de nuevo por mi espacio, y verás lo que te tengo preparado, como unos de mis últimos blogs amigos.

    Besitos

    ResponderEliminar
  8. Mira en la entradita del Premio.

    "Compartir es generar amistad"

    De nuevo besitos

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias por ambas cosas, Lisebe. Tú si que sabes dar y compartir.

    ResponderEliminar
  10. Curiosa historia la de la Dictadura Botellona.
    No no hay lágrimas, pero sí ganas de más.

    ResponderEliminar
  11. Intentaré continuarlo, muchas gracias por tu paciencia.

    ResponderEliminar