07 diciembre 2009

El show debe seguir, la fábrica no puede parar.



"Casi 39 años después de la clamorosa muerte de Luigi Tenco, el famoso cantante italiano que, a los 29 años, tras verse derrotado en el festival de San Remo, decidió quitarse la vida, un magistrado italiano decidió reabrir el caso. "Molestaremos la paz del pobre Luigi Tenco por amor a la historia de la música", anunció el fiscal Mariano Gagliano, que en el marco de una nueva investigación ordenó que a principios de enero se exhume el cadáver del artista.

El fiscal adelantó que la nueva investigación no aportará novedades espectaculares. Pero, al menos, despejará todas las dudas que siempre rodearon su muerte. Esta, en efecto, fue un hecho trágico que conmovió a los italianos, y que la magistratura, al parecer presionada, quiso cerrar rápido, a las apuradas, porque "el show (en este caso, el Festival, debe seguir)".

Así, se trató de una muerte mal investigada, y archivada de inmediato como suicidio, sobre la cual se tejieron miles de hipótesis y leyendas. Tenco se pegó un tiro de una pistola Walter Ppk calibre 7,65 en la madrugada del 27 de enero de 1967. Su cuerpo fue hallado en el piso de la habitación 219 del lujoso hotel Savoy de San Remo por su mujer del momento, la cantante francesa Dalida (que también se suicidó, en 1987).  

Dalida había cantado junto con Tenco en San Remo Ciao amore Ciao, un tema poco antes excluido de la final por un jurado popular. Esa noche, deprimido, Tenco había rechazado ir a cenar con ella y sus amigos. Se encerró en su cuarto de hotel, donde tomó grapa y Pronox, un calmante. A las 2.10 de la madrugada, la mujer hizo el macabro hallazgo en la habitación del hotel.
A las 2.45, el cadáver fue llevado a la morgue. Y poco más tarde, a las 3.30 de la mañana, fue nuevamente trasladado al cuarto 219 del hotel Savoy, el escenario de los hechos, para que los periodistas pudieran sacarle fotos... Algo considerado hoy no sólo una grotesca puesta en escena.
Al margen de esto, nunca se hizo una autopsia, ni una prueba de parafina, ni tampoco un sumario de reconocimiento del escenario del crimen. Tampoco nadie se explica por qué en las fotos del cadáver se deduce que Tenco se disparó sobre el lado izquierdo del rostro, cuando él no era zurdo.
Lo cierto es que en la habitación se halló una nota manuscrita por Tenco -jamás analizada-, que explicaba el porqué del suicidio:"Hago esto no porque estoy cansado de la vida (todo lo contrario), sino como un acto de protesta en contra del público que manda a la final ´Io tu e le rose´ (otro tema presentado en el festival)... Ciao, Luigi". Esta carta será puesta bajo la lupa de peritos caligráficos. Según sus amigos, Tenco amaba demasiado la vida como para quitársela."

 (ROSSEND DOMENECH - EL PERIODICO - 27/12/2005)
(El caso fue archivado cuando el  fiscal no encontró nada relevante) 
La calle de siempre,
blanca como la sal
El grano que crece,
los campos que se aran.
Mirar cada día
si llueve o hace sol
para saber si mañana
se vive o se muere
y un buen día decir basta y largarse
Ciao amore, ciao amore
ciao amore ciao.
Marcharse lejos
a buscar otro mundo
decir adiós al patio
alejarse soñando
y luego mil calles
grises como el humo
en un mundo de luces
sentirse nadie
saltar cien años en un solo día
de los carros en el campo
a los aviones en el cielo
y no comprender nada
y tener ganas de volver a tu lado
Ciao amore, ciao amore, ciao amore ciao.
No saber hacer nada
en un mundo que sabe todo
y no tener un duro
ni siquiera para volver.
Ciao amore, Ciao amore, ciao amore ciao...




"Dalida murió el 3 de mayo de 1987 como consecuencia de una sobredosis de somníferos, en la soledad de su maravillosa casa de la rue d´Orchampt nº 11 bis, sita en el parisino barrio de Montmartre. Contaba 54 años. Seguía así la senda que también habían seguido sus tres grandes amores: Luigi Tenco (muerto en 1967), Lucien Morisse (primer esposo de Dalida, el cual se suicida en 1970) y Richard Chanfray (fallecido en 1983). Junto a su cuerpo se encontró una nota de despedida: Pardonnez-moi, la vie m'est insupportable (Perdónenme, la vida me es insoportable)." (WIKIPEDIA ESPAÑOL)

19 comentarios:

  1. Jolines... qué historia,
    estamos todos fatal.

    ResponderEliminar
  2. Vaya, qué historia más triste. No había oído hablar de ellos, esto te deja sin palabras.
    Buena entrada.

    ResponderEliminar
  3. Esto de ser músico o cantante acarrea muchos riesgos. Ahí están las estadísticas y la infinidad de historias, que como ésta, nos conmueven profundamente.

    ResponderEliminar
  4. El estar en el espectaculo tiene una pesada carga ya, debe de ser una lista enorme la de los artistas suicidas... a veces la depresión es un caminoo sin retorno

    ResponderEliminar
  5. ¿Estamos todos fatal? Sí, estamos todos fatal pero que provecho le sacan algunos a la fatalidad de otros, Tesa. El extraño caso de Luigi Tenco fue un anticipo de lo que está pasando ahora con Michael Jackson.

    Bienvenida, Julia. Son grandes protagonistas de la música aunque ya queden algo lejanos en el tiempo. El compañero inseparable de Luigi Tenco, Gino Paoli, al que le acabo de dedicar una entrada en mi otro blog: http://sinfoniazul.blogspot.com/2009/11/gino-jazz.html
    ...también intentó suicidarse en aquellos años aunque la bala se le quedo muy cerca del corazón. Lleva cuarenta y tantos años conviviendo con ella.

    ResponderEliminar
  6. No creo, Luis, que sea la profesión lo que condicione esas vidas. Me inclino a pensar que hay un exceso de sensibilidad por parte de algunos que no recibe una debida atención en un mundo siempre anestesiado ante los arrebatos de la emoción.

    Realmente la lista es enorme, JozaSuks, aunque no me atrevería a decir que en todos los casos sea producto de la depresión. El caso de Tenco en ese sentido es significativo.

    ResponderEliminar
  7. Es que algunas personas se vuelcan en el arte para poder vivir el día a día, aspirando a tener un reconocimiento que sienten que no reciben como persona de a pie. Y claro, cuando algo falla de repente, es un tremendo shock. De todos modos no sabía nada de este señor, tantos y tantos talentos perdidos....

    ResponderEliminar
  8. Era un fenómeno de masas a principios de los 60 y pertenecía a esa generación genovesa de la que salieron tan grandes cantantes y canciones.
    Hay dos temas míticos de él y que me gustan especialmente, Efter:

    http://www.youtube.com/watch?v=BrW67O3HX48

    http://www.youtube.com/watch?v=RlL_E3I2VQU

    ResponderEliminar
  9. Vida y muerte, ahí estamos todos viviendo un cuento más o menos bonito.

    ResponderEliminar
  10. La depresión puede llevar a las personas a un grado de desesperación en el que, como decía Dalida en sus últimas palabras, la vida les resulte insoportable.
    Quizá los artistas son los más vulnerables ante los altibajos que trae consigo su profesión( se pasa de la noche a la mañana del éxito al fracaso) y esos vaivenes del destino, los seres sensibles en exceso, en ocasiones no los pueden superar.
    Puede ser lo que les ocurriese a estos grandes artistas que no han soportado determinados reveses de sus vidas y han preferido dejar de sufrir.
    Otra cosa son los réditos comerciales que estos sucesos traen consigo y la explotación de los medios de comunicación de circunstancias tan escabrosas.
    Y como se puede ver la historia se repite en casos que todos conocemos.
    Una pena, amigo Krapp.

    ResponderEliminar
  11. ¡Vaya qué caso! No tenía ni la más remota idea. Solo me suena el nombre de Dalida y muy de pasada.
    ¡Qué trágicos que somos los seres humanos! Nos posee un afán autodestructivo que nos lleva al melodrama vital.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Me gustaría saber, Cristal, si es necesario una sensibilidad especial para ser un creador singular. Si ser un creador conlleva una vida personal tumultuosa y conflictiva provocada por ese exceso de sensibilidad. Si al contrario, una vida corriente es incompatible por su propia naturaleza con ser un creador singular. Y finalmente me gustaría cual de las cosas merece más la pena: una vida corriente o una vida creativa.

    Quizás en algún caso, el suicidio sea una forma de anclarse a la vida y dejar un rastro, una memoria, Enric. Quizás sea un mecanismo de pervivencia más allá de la vida efímera.

    ResponderEliminar
  13. Creo que un@ no elige el grado de sensibilidad con el que nace, como no elegimos el color de los ojos y otras muchos rasgos de nuestra personalidad. Luego el ambiente puede potenciar, o frenar esa sensibilidad, ese modo especial de ver el mundo que caracteriza a los artistas.
    Pienso que sí, que el artista por su naturaleza está destinado a sufrir más que la gente corriente y también a gozar más.
    Es difícil saber qué merece más la pena, habría que analizar caso por caso y preguntar a cada uno si se cambiaría por ser de un muodo distinto a como es.
    No sé amigo Krapp si habré contestado satisfactoriamente a tus preguntas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Ay Dr. Krapp...no sabía que iban a exhumar el cadáver de Tenco. Su música y la de Dalida acompañaron una etapa de mi vida y la tragedia de ambos deja un sabor amargo.
    No la podré entender nunca. Quizás un poco más a ella, llena de soledad, incomprendida, tanta lucha y éxito en algunos aspectos, y tanto fracaso y melancolía en otros, esa dualidad que nos presiona mostrando una cara que no es la auténtica...una carga difícil de sobrellevar. Menos a él, joven, enamorado...quién estando enamorado piensa en el suicidio? Nunca creí que el motivo de su decisión fuese el revés de aquel Festival. Sé que los seguiré escuchando y que los interrogantes seguirán empañando el deleite de cada una de sus canciones.

    ResponderEliminar
  15. Extraña y desgraciada pareja Dalida y Tenco, aunque las malas lenguas decían que había una tercera persona en discordia por ahi...
    Un triste episodio que tenía totalmente extraviado entre mis neuronas. Claro que me pilló jovencilla pero lo que ocurría en San Remo por esa época era vox pópuli... y carne de prensa amarilla.
    Se especuló mucho, es cierto... y al final nada se supo con certeza.
    A ver si por fin se hace la luz ahora.
    Me has hecho recordar amigo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Pues un cúmulo de negligencias como tantas veces. Y menos mal que ese juez decidió reabrir el caso...
    La que me da una pena horrible es Dalida. Tri-viuda, en dos ocasiones de suicidas (se supone)... Y me impresionan sus últimas palabras: "la vida me es insoportable"... y se disculpa... Una gran mujer. Estoy segura.

    Un beso Krapps.

    ResponderEliminar
  17. El reportaje es del 2005 Maracuyá y tras la investigación no encontraron nada nuevo. Yo me niego a pensar que una nimiedad como que te eliminen de un festival pueda ser causante de un suicidio pero la otra versión de que era por el tema de sus amores con Dalida y otra mujer me parece razonable. Como bien dices, lo de Dalida era como más "razonable", un poco lejos de la fama y viviendo quizás de sus recuerdos más que del presente.

    Sí, creo que había una segunda mujer, pero no caigamos en la crónica rosa que ya hicieron caja con aquel asunto en su tiempo, Cristal00k. Lamentablemente como he escrito arriba después de la investigación se archivó el caso o por lo menos es lo que to sé.

    Era un gran cantante y supongo que una gran mujer, Novicia, una de aquellas grandes divas de la canción latina que se volatilizaron cuando a partir de los 70 la música anglosajona acaparó todo el mercado de la música ligera.

    ResponderEliminar
  18. Nunca había oído nombrar a ninguno de los dos, ni a Luigi Tenco ni a Dalida.

    En cuanto a reabrir un caso después de casi 40 años me parece un desperdicio de tiempo y dinero. Si los hechos son como los narras, salta a la vista que es poco probable que se hubiera suicidado, pero a estas alturas no creo que se llegue a descubrir quien lo mató (en caso de llegar a determinarse que fue un homicidio).

    Un beso multicolor y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  19. Debes de ser muy joven Iris. Aunque Tenco murió en el 67, Dalida fue una de las más famosas cantantes francesas anteriores a los 80. Quizás su mayor éxito en español fue éste:
    http://www.youtube.com/watch?v=7eRGmDDtWws

    Es complicado apuntarse a la posibilidad de un homicidio, realmente en aquel tiempo Tenco tenía una vida muy complicada, era un personaje mediático, como se dice ahora.
    Feliz fin de semana para ti.

    ResponderEliminar