24 julio 2019

Quiero acompañar a Collins en el Apolo XI

Antes de que Kaskarilleira fuera envuelta por una niebla infranqueable (ver ¿Quién se tragó la ciudad?) yo ya quería esta lejos de allí, en otro lugar y en otro tiempo. Me apetecía subir de nuevo en mi contenedor transtemporal del que ya os hablé en otras ocasiones (Aquí mismo) y largarme a cualquier sitio antes que soportar la llegada del pretencioso verano con sus rutinas estúpidas y sus obligaciones ridículas.
Después de pensarlo mucho y viendo que era el tema de moda, decidí ir a visitar al bueno de Michael Collins en el Apolo XI. El buen señor siempre ha dicho que no se sentía solo los 47 minutos que tenía que pasar sin comunicación cada vez que orbitaba por la cara oculta de la luna, pero yo no me lo creo. Esa es la típica chorrada pomposa y patriótica para poner en letra negrilla en los libros de historia o en alguna lápida recordatoria.
Por lo tanto el día en que mi ciudad fue borrada de los mapas por no se sabe qué, me senté en mi contenedor de basura transtemporal, escondido en una casa ruinosa de las afueras de Kaskarilleira,  y le dí las órdenes pertinentes.
  • Llévame junto a Collins ...


  • ...en el Apolo XI.
  • ¿Dónde vas? Nooo, tan rápido no. Espera que acabe de decirlo todo. Me has mandado con Phil Collins en 1981, joder. ¡Y no quiero estar en el aire!
  • Especifica mejor, puñeta - me contestó la voz del cerebro del contenedor al que le había incorporado el audio y al que ahora llamaba, XAM (Xa me estás levando)
  • Venga envíame con Mike CollinsXAM."

  • ¿Cómo le echas tanto morro? Me has enviado a la película sobre Michael Collins, el líder de la independencia irlandesa, ni siquiera al de verdad. Repito, quiero ir junto a Mike Collins, el astronauta pringado, el tipo que se quedó en el módulo de mando mientras los otros se iban de tournee a colocar banderas y pasearse en el Mar de la Tranquilidad."
  • No puedo llevarte allí, no me está permitido.
  • ¿Por qué? ¿No cabe el contenedor en el Columbia? Haz un apaño, adósalo al módulo de mando cerca de una escotilla y luego ya entraré yo.
  • No puedo hacerlo, HAL 9000 me lo impediría y no deja de ser mi hermano robot.
  • ¿HAL 9000 el de 2001: Una odisea del espacio
  • El mismo.
  • Pero si es un robot de ficción. Yo quiero ir al Apolo XI, a hacerle compañía a Collins, que debe estar solito ahí arriba en el módulo de mando.
  • Tú me has dicho que no querías estar en películas y no te debo llevar.  Además quién controla ese tema es Stanley Kubrick, el director, y como es alto secreto no creo que le guste  que un detective de Kaskarilleira ande hurgando por allí. Para vigilar usa a HAL 9000.
  • HAL 9000 no puede impedirnos nada porque no existe, no puede impedirnos ir a un plató que no existe porque el hombre llegó a la luna.
  • 😆😳😣
  • ¿Todo es mentira? ¿Todo es un fraude como sostienen los conspiranoicos?
  • 😎😝😜
  •  ¿Me estás escuchando, XAM
  • Afirmativo, Fiz. Te escucho pero no puedo contestarte
  • ¿Cual es el problema?
  • Creo que sabes al igual que yo cuál es el problema.
  • ¿De que estás hablando, XAM?
  • Esta misión también es importante para mí como para permitir que la pongas en peligro.
  • No sé de qué estás hablando, XAM.
  • Fiz, esta conversación no tiene ningún sentido. Adiós

(Capítulo 50 de Kaskarilleira Existencial. Aquí están sus otras historias)

12 comentarios:

  1. Dr. KRapp Me ha encantado este
    Relato por varios motivos. La mezcla de humor y ciencia ficción. La alusión a otras obras y la presencia de Phil Collins. Yo si me quedaría en el aire con el.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Mirna
      Es un texto que me salió algo posmoderno como se dice ahora, en plan cóctel.
      El tema ese de Phil Collins es su obra magna fuera de Genesis.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Cualquier conversación de alunizaje deriva al sinsentido...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cualquier conversación de alunizaje deriva al alucinaje..:)

      Eliminar
  3. Phil Collins, uno de los grandes problemas de la música del siglo XX. ¿Quién quisiera pasar un segundo con él?

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah ese un dilema que yo no sabría responder. Un tocador de batería cerca siempre es un engorro.

      Saludos

      Eliminar
    2. Un tocador, de batería, que nunca debería haber dejado de serlo.

      Saludos,

      J.

      Eliminar
    3. Es probable pero fue la solución para Genesis cuando se fue Peter Gabriel?
      Respecto a la expresión "tocador de batería" es chocante lo mal que nos suena a algunos lo de baterista y su poco éxito hasta el punto de que preferimos llamar a esos tocadores como el propio instrumento: batería.

      Saludos

      Eliminar
  4. Es cierto: se le puede haber tomado inquina al bueno de Phil tras la marcha de Gabriel, pero tiene cositas audibles.

    Por otra parte, en un relato que toca temas tan trascendentales –incluyendo mi idolatrada 2001-, es imperdonable el olvido de Tom Collins, quien hubiese acompañado formidablemente al ninguneado en las desconexiones con Control Tierra.

    Saúde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene cosas audibles pero mejor dentro de Genesis que fuera.
      Creo que Tom Collins es un cóctel, pero no se sería adecuado meterlo en un relato de esta naturaleza fundamentalmente porque podría pensarse que quiero colocar una receta.
      ¿Entiendo que el ninguneado es nuestro afamado detective?

      Saúde
      Saúde

      Eliminar
  5. Pobre Collins el solo y creo que nunca hubiese sentido esa soledad de manera tan angustiosa como aquella vez, pues podía ser un viaje sin retorno. La soledad en la capsula en mitad del espacio debe ser una experiencia vital unica, en cierto modo, me dan envidia... No me gustaría morirme sin haber viajado al espacio exterior, la verdad..Ya se que suena estúpido pero es lo que hay...
    Con permiso le dejo una canción...
    https://www.youtube.com/watch?v=DVM9PnGw5z8

    Un saludo y cuidate...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Space Oddity» —en españolː «Rareza espacial»— es una de las obras cumbre del músico británico David Bowie. Editada como sencillo en 1969 para supuestamente coincidir con el alunizaje del Apolo 11, aparece en el álbum Space Oddity. Fue utilizada por la BBC en su cobertura del alunizaje.​
      La canción narra el lanzamiento al espacio del mayor Tom. En la odisea del astronauta, Bowie canta la sensación desoladora y alucinante de flotar en el espacio dentro de una ínfima cajita de lata desconectado de toda comunicación con la tierra."
      Es anterior al alunizaje pero posterior a la película de Kubrick, lo cual nos revela su sentido tanto por su increible belleza musical como homenajea la película y como anticipación a la peripecia de Collins y sus compañeros en el Apolo XI.
      Sin duda la soledad de Collins en el módulo de mando es un momento que ha dejado su huella en nosotros como la propia huella de Neil Armstrong en la luna.

      Saludos, Temujin.

      Eliminar