11 diciembre 2018

Tratamiento nihilista para vivir sin ilusiones

  • Nada, Doctor Krapp, he seguido todos los tratamientos que usted me ha indicado, pero sigo sin pillarle el truco a ese nihilismo que me recomienda como terapia.
  • ¿Leyó a Cioran como le indiqué?
  • Sí, doctor, y me resultan terriblemente enternecedores sus aforismos. ¿Se acuerda cuando dice aquello de: "La gente me produce asco, tengo asco hasta de mí mismo. Deseo una destrucción completa de todo lo humano, incluidos ellos e incluido yo, ya que no soy especial ni mejor que ellos"? pues mire, nada más leerlo quería salir a la calle para abrazar a mis semejantes. Estoy preocupado ¿y si acabo convirtiéndome en un hippie?
  • No hay peligro. El hippismo, siendo una dolencia de mucha gravedad, en la actualidad solo se da en casos raros y afecta solo a hijos de gente adinerada. Usted es un pobre diablo, no tiene familia que le ampare, solo vive con un perro pedante y por tanto, no está en peligro inmediato. Por cierto, ¿Celine que tal?
  • Celine, bien, gracias. El viaje al fin de la noche, me resulta una lectura placentera.
  • ¿Solo placentera? 
  • Sí, fíjese que cuando leí la cita esa de "El amor es el infinito puesto a la altura de los caniches" Decidí comprarme uno.
  • ¿Un qué? 
  • Un caniche, claro
  • ¿Snoopy se habrá celado?
  • No vea como se puso, Doctor Krapp.  Lo dejó fuera, de patatitas en la calle y hasta me amenazó a mí con una vieja carabina para que no lo dejase entrar de nuevo.
  • También le recomendé la lectura de Schopenhauer y de Kierkegaard.
  • Mire, a mi El mundo como voluntad y representación me resulta una lectura muy poco ligera. El autor es demasiado alemán y demasiado fúnebre, usted ya me entiende. Si le soy sincero solo pasé del primer capítulo. Respecto al danés tiene una angustia demasiado angustiosa para mi gusto. Se ve que era clérigo y también que estaba muy resentido por culpa de aquella mujer, Regine Olsen, que se resistió a sus encantos existencialistas.
  • ¿Será inútil entonces que le hable de Heidegger o Sartre?
  • Más bien. El primero era un nazi recalcitrante y se comportó como un cerdo con Hannah Arendt. El segundo... ¿qué ideología política tenía el segundo? Decía que era comunista maoista y no se cuanta cosas más, pero para mi que su máxima felicidad era lo encantado que estaba por haberse conocido, y eso que era de los tipos más feos que parió el siglo XX.
  • Amigo, lo suyo tampoco tiene buena cara. Además sé que ha seguido mis recomendaciones cinematográficas y ha visto La Naranja Mecánica, Senderos de Gloria, Johnny cogió su fusil, Espartaco, La Jauría Humana, Funny Games, La Jungla de Asfalto, Grupo Salvaje, Perros de paja, La Invasión de los Ladrones de Cuerpos, etc... sin que su situación haya cambiado. Por lo tanto, si no queremos recurrir a la cirugía radical, solo queda un remedio posible.
  • Dígame usted, doctor. La seguiré, por muy traumático y doloroso que sea.
  • Bien, a partir de ahora seguirá sin pestañear una dieta exclusivamente televisiva.
  • Estoy temblando, Doctor Krapp.
  • Empezará con las tertulias políticas de la mañana. Una buena dosis sobre el Procés catalán combinado con las tonterías de los partidos en el Parlamento y todo lo que vaya surgiendo sobre el resurgir de la extrema derecha le dará fuerza y sentido a sus instintos más negativos. Por la tarde, le vendrá mejor algo de ciencia. Un poquito de cambio climático, ese que va a acabar el planeta, combinado con algo más verde, la deforestación de los bosques y el avance de los desiertos, por ejemplo. También algo azul. ¿Qué le parece recrearse con el océano de plástico y mierda que se está cargando la fauna marina?
  • ¡Doctor Krapp, por favor, no me torture de esa manera! Deme algún consuelo para la noche.
  • Para la noche había pensado en un recopilatorio de las noticias más horripilantes del día; pero mejor, una tertulia de fútbol, es decir de disputas entre merengues y culés que es de lo único que se habla en esos chiringuitos. Una de esas broncas donde se chilla, se insulta y se escupe por culpa de las ojeras de Messi porque Luis Suárez ha ido al dentista a ponerse brackets, o porque Benzema o Bale siendo tan inútiles siguen en la plantilla del Real Madrid. Cosas coloquiales, humanas, cercanas.
  •  Cosas terribles, Doctor Krapp. Cosas espantosas que me quitarán la ilusión de vivir y acabarán con mis esperanzas, pero mi cuerpo tiene un límite ¡No sé si podré soportarlo!

20 comentarios:

  1. El nihilismo está muy injustamente desprestigiado. En esta sociedad actual tan "ideologotizada" parece que debemos tener opiniones sobre todo para demostrar lo comprometidos y cultivados intelectualmente que somos. El problema viene en que para tener opinión debemos dedicar tiempo en formarnos sobre el tema en cuestión. Eso supone un esfuerzo. Así que preferimos colgarnos lacitos, pulseras, banderines, adoptamos una pose de "te vas a cagar cuando me oigas" y hala, a repetir las cuatro chorradas que hemos oído al político u opinólogo de turno.
    Con lo fácil que te hace la vida el nihilismo, la única verdad es que tarde o temprano dejaremos de existir, nosotros y las ideologías, y a nadie le importará un carajo.
    ¡Ay, doctor! He de acudir a consulta. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo creo que el nihilismo siempre ha tenido mucho caché desde aquellos lejanos cínicos, Diógenes y compañía. Por lo demás estoy muy de acuerdo contigo en que hay mucha ideologización de escaparate supongo que por esa íntima necesidad del ser humano de formar parte de una tribu.
      El nihilismo siendo una negación de los otros pensamientos también a veces te hace sentirte parte de una manada. El instinto humano tiende al gregarismo.
      ¿Significamos algo para el universo? No lo sé, no creo que éste a nuestro alcance encontrar respuestas.
      un abrazo grande

      Eliminar
  2. Los paganos elevan La Razón a los altares, despreciando la solución que tienen al alcance de la mano: la espiritualidad solo se comprende a través de la Religión. La verdadera. La nuestra. El intelecto no es más que un engaño del diablo.

    Cualquier teólogo podrá informarles de que la tortura más cruel imaginable es la Ausencia de Dios. Yo, por ejemplo, lo llevo muy mal desde que Maradona está ausente: se aprecia con claridad que dentro de su cabeza ya no hay nada; si es que alguna vez lo hubo.

    De todos modos, para conseguir una total falta de empatía con el resto de los seres humanos, de nuevo hemos de volver los ojos a la Religión. La curia, pese a exigirnos un comportamiento piadoso y caritativo con nuestros semejantes, han conseguido hace ya siglos que su rebaño les importe una mierda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta esa visión decadente de la realidad aunque es cierta en parte: la ausencia de Dios es una putada.
      Lo bueno de Maradona es que tiene, o quizás tenía neuronas en las piernas creando por tanto un cerebro alternativo como le pasa a nuestros amados pulpos.
      La curia es curia porque los rebaños les importa una mierda salvo cuando tienen la lana crecida o hay que sacrificar algún corderito.

      Eliminar
  3. Joder... (con perdon)... y yo pensando que Nihil era un pueblo costero de Andalucia y nihilista una especie de nudista con libro incorporado que iba resolviendo vidas ajenas en pelotas "a mogollón"...
    Hay que creer en algo, tenemos muchas cosas importantes a las que los telediarios dedican más tiempo que a las noticias, por ejemplo, "esa molestia en los abductores de Messi" o "ese retraso a la hora del entrenamiento del tocapelotas de turno" o quizás ¿le ha salido a Belen ESteban un nuevo novio?. Yo solo deseo, que cuando me jubile, me de para retirarme en el clima tropical de Burgos y pescar pulpos desde mi banco del Puerto Olímpico de Gamonal, que también es cuestión de fe o promesa de algún político necesitado (que ya se ha dado el caso, o se dará, no lo se)...

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Un Testigo de Jehova o un mormón en pelotas con el libro sagrado bajo el brazo?
      ¿Ya piensas en jubilarte con la guerra que das y encima quieres llevarte los pulpos para allá con lo bien que están en la mar Océana y lo estrecho que es el Arlanzón? :)
      Un saludo

      Eliminar
  4. ...Y sin embargo los psicoanalistas como usted tienen mucha clientela, porque da la impresión de que cuanto mayor es la formación cultural más infeliz se es. Así que tiene toda la razón: pan y circo, la solución de ayer, mañana y siempre. Para qué amargarse.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerde usted lo que dijo Dios a Adán y a Eva sobre lo de comer del árbol de la Ciencia y las temibles consecuencias de aquel acto, como que no podrían comer del árbol de la vida, serían mortales y que la sabiduría nunca les haría más felices.

      Eliminar
  5. Menuda terapia de choque. El infierno catódico deja en pañales al de Dante. Si consideramos el nihilismo como vaciar el cerebro, desde luego que hay mucho nihilista entre los televidentes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es terapia de choque pero no estoy seguro que llenarse la cabeza de insensateces sea la mejor manera de vaciar el cerebro. Primero habría que hacer un lavado y dejarlo como los chorros del oro limpio de polvo y paja.

      Eliminar
  6. Sin lugar a dudas, la culpa es del paciente.
    De otro modo no se explica.

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El paciente siempre tiene razón porque paga. Si quiere nihilismo por algo será.
      Saludos

      Eliminar
  7. Yo creo que el paciente debería haber leído a Corin Tellado y a Marcial Lafuente Estefania, ambos son buenos para desintoxicarse.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo leí a Marcial Lafuente Estefanía por el tamaño manejable de sus libros en horas de guardia cuartelera. Tiempos idos. Poderosos pistoleros, chicas hermosas y villanos sanguinarios.
      A Corín Tellado la veía mucho en aquellas fotonovelas tan de moda en los viejos tiempos. Amores acicalados y perfectos.
      Si al menos la gente leyese a estos autores la cosa sería menos preocupante.

      Eliminar
  8. Pues en la siguiente sesión, que piense sobre Cristiano Ronaldo dentro de veinte años...

    ResponderEliminar
  9. La verdad es que es un posibilidad que asusta.

    ResponderEliminar
  10. Nihilista: suena como algo, supermegaqueteconvence y encima te desintoxica esto le añadimos unas tertulias políticas nada más comenzar el día y si es sobre el Procés ya se queda limpìo porque es que ya esto es de traca...

    Felices Fiestas con mis mejores deseos.

    Un fuerte abrazo.






    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El nihilismo tiene muy buena prensa desde el siglo XIX gracias a su fuerza en la Rusia zarista aunque por entonces tenía connotaciones revolucionarias.Ahora es más de quedabien de sentirte por encima del resto.

      Felices fiestas, Bertha y un gran abrazo.

      Eliminar
  11. Estoy absolutamente de acuerdo con lo que le comentas a nuestra querida Bertha ...el nihilidmo es la pose idiologica preferida de todos los pseudo intelectuales decadentes y amantes del malditismo, como estilo vital . Pooor favor , donde esté una buena dosis de gritos entre tertulianos televisivos aturdiendo las poquitas neuronas vivas d los televidentes que se quite el electroshock! ;-)

    Deseo que estés pasando unos bonitos días de Nadal y si en A Coruña no tenéis suficiente bombilla reluciente acércate a Vigo , que su fulgor navideño está siendo visto desde el planeta tuyo en el que comían tortilla de patatas verde ;-)

    Un beso grandísimo y toodo lo mejor para estos días y para sieeempre .

    Bo Nadal meu querido Dr Krapp!!!!

    🎄🎄🎄🎄🎄🎄🎄🎄🎄🎄🎄🎄🎄🎄🎄🎄🎆🎆🎆🎆🎆Feliz 2019 🎆🎆🎆🎆🎆🎆🎁🎁🎁🎁🎁🎁🎁🎁🎁🎁🎁🎁🎁🎁🎁🎁🎉🎉🎉🎉🎉🎉🎉🎉🎉🎉🎉🎉🎉🎉🎉🎉🎄🎄🎄🎄🎄🎄🎄🎄🎄🎄🎄🎄🎄🎄🎄🎄

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí lo tienes el malditismo es un producto con siglo y pico detrás, acunado en las tabernas por la bohemia transgresora del siglo XIX mientras bebían ajenjo o consumían pipas de opio. Habiendo nacido en lugares públicos era una posé y le daba caché a quien se adentraba en él y sobre todo se mostraba más radical que los demás.
      Unos días de Nadal con un buen resfriado, lástima no estar en Vigo para sentir el calor de tanta luminiscencia paleta. Parece mentira que las payasadas costosas y superficiales sigan teniendo tanta fuerza en este siglo. La pos y la apariencia siempre. En fin.
      Un gran beso para ti y tu gente
      Bo Fin de Ano e Aninovo.

      Eliminar