29 diciembre 2018

Guerra total contra los abismos del tiempo

Debes de enfrentarte a tu peor enemigo. Respira hondo antes de hacerle frente.
Cierra los ojos si es necesario. Pero ábrelos cuando lo agarres por las solapas-calendario.
Míralo con desdén, pero manteniendo siempre las distancias.
Ni se te ocurra abismarte en su iris. Su mirada mortal podría succionarte sin remedio a un pozo profundo y sin salida.
Dile lo que piensas. Lo que siempre has creído de él.
Háblale de sus  desmanes y de sus miserias. De como deteriora todo lo que toca con sus leprosas manos. 
De como es capaz de atraparte en su burda rueda mortal y hacerte sentir un despojo.
Cuando le hayas dicho todo.  Cuando te hayas despacho a gusto. Cuando no te impresione ni te asuste.
Sal de ahí corriendo. Huye afuera, sin esperar respuesta.
Pero sobre todo, arroja tu reloj de pulsera, desactiva el tiempo en tu móvil y ni se te ocurra celebrar el Año Nuevo.

19 comentarios:

  1. A mí se me da muy bien matar el tiempo, así que me tiene mucho respeto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres un pistolero transtemporal. ¿Cómo conseguiste la licencia? :)

      Eliminar
  2. Poco a poco se torna cada vez más difícil escaparle a los festejos obligatorios, ya sea que lo intentemos o no. Siempre encuentran la manera de imponerse.

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que tienen mucho poder de convicción o mejor dicho, es que los poderes tienen mucho poder de convicción.

      Saludos

      Eliminar
    2. ¿Convicción o coerción o cohesión?

      Saludos,

      J.

      Eliminar
  3. Seria de boa hixiene mental non depender tanto do reloxio e do calendario.Que a túa creatividade continue e nos sigas presentando as túas inquedanzas literarias.
    Saúdos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fermoso desexo non depender de reloxios propios ou alleos, dan pouco e esixen moito.
      Moitísimas grazas, Alfonso, ten un ano abondoso en prosperidades e boas hortalizas.
      Saúdos

      Eliminar
  4. vale, ¿y que hace uno con la familia?, bueno, lo celebraré sólo por fuera.

    SALUT

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay la familia que tanto nos condiciona. En fin siempre es necesaria una sana equidistancia.

      Salut, Francesc

      Eliminar
  5. Cuanta gente ha vivido en palacios, ha comido a cuenta de otros y ha explotado a sus vecinos fabricando la formula para traspasar el tiempo en forma de resurrección. Para las cosas que no podemos manejar, pienso... es mejor acomodarse y no intentar cambiarlas, porque eso produce frustacion...
    Como dijo el afamado filosofo alemán de la escuela de pensamiento Wurst, el nunca bien ponderado y reconocido Frankfurt Wurst Salchichengroup en su afamado ensayo teofilosófico sobre el "Tiempo y las Habichuelas con Salchichas en la Alemania del siglo XXI" y que da titulo a dos de sus capitulos:

    "Nunca mees contra viento..."

    y, este más profundo si cabe todavia..

    "Si te invitan, nunca digas que no..."

    Ambos, como sabrás, tienen su rama más profunda en las escuela de Munich "Dekonstruktion des Dickdarms in der Siesta".

    Bueno, no quiero exponer más filosofía, tan solo desearte que Fortuna te sea propicia el próximo año y si la vida te da la espalda tócala el culo...que se pone cachonda...

    Un abrazo...



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que esa gente poderosa de la que hablas no lo ha conseguido todo si realmente no tiene garantizada la resurrección para seguir explotando.
      Tu erudición filosófica es de mucho tronío, no seré yo quien la discute ahora en este 2019.
      Qué la Fortuna, pues, nos acompañe a ambos. Prometo seguir tu consejo sobre el culo de la vida aún a riesgo de que me denuncie por acoso.

      Un abrazo

      Eliminar
  6. Yo ni miro el reloj, ni festejo nada gregario. Solo la salida del sol y el canto de los pájaros, que me regalan la cadencia del tiempo amable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas costumbres, amigo(a) desconocido(a). Yo no soy de mucho madrugar a decir verdad pero recuerdo aquellos tiempos en que me sorprendía la teatralidad del amanecer. Me gusta lo de la cadencia amable.

      Eliminar
  7. Profunda y sabia reflexión sobre el transcurrir del tiempo y lo que conlleva...

    Gracias y un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Ay, doctor. Nunca tuve móvil y hace años que ni llevo reloj de pulsera. No temo al tiempo, solo a su ausencia. Un fuerte abrazo y que 2019 nos regale un poquito más del mayor tesoro que existe para una mente inquieta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tienes móvil pero estás conectado a Internet, te pillé, David. La falta de tiempo es otro de sus males que nos provoca su constante presencia.
      Gracias por tus comentarios y tu benevolencia.
      Me apunto a ese tesoro.
      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  9. Yo ya casi prefiero no mirar los calendarios: total, para qué. Además en estas fechas que ya han pasado solemos andar metidos en cuarenta berenjenales distintos que al final nos impiden racionalizarqué es exactamente loque estamos haciendo. Y en algunos casos, como el mío este año, los días pasan a tal velocidad que ya no importa si estamos en Enero o Diciembre: estamos, que ya es mucho.

    Suerte con este año, herr doktor, y a seguir corriendo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le veo un poco pesimista y hay que guardar fuerzas para lo que viene ahora esa inefable cuesta que tan insoportable se nos hace. Estamos sí.
      Correremos pues, aunque la meta sea un espejismo.

      Eliminar