22 febrero 2012

Ya es primavera en Valencia (Geografía del dolor)



15 comentarios:

  1. Esto se anima, como era de esperar. Y quién sabe: tal vez viéndole los colmillos a la crisis, al desprecio que sufrimos como país (gobernado desde fuera), a la actitud chulesca del jefe de los maderos (refíriéndose a los estudiantes como "el enemigo"), a la constatación de que ahora el campo es libre para la patronal, a que vamos hacia los seis millones de parados... a que en definitiva todo el desastre va a caer sobre los de siempre, tal vez digo que por fin la gente -y no solo los estudiantes- comiencen a recapacitar.
    La calle debería estar hirviendo, a estas alturas.

    ResponderEliminar
  2. Yo no se si habrá balas para tantos...
    Tiene huevos que llamen enemigo a quien pasa frío porque una cuadrilla de impresentables se gastan el dinero a su mayor gloria personal...

    ResponderEliminar
  3. Estamos en regresión, es evidente. Esto es un país arruinado donde se intenta sacar de donde menos hay. Me parece un atraso imperdonable que se consientan situaciones tan míseras en centros de educación.

    Un beso, Krapps.

    ResponderEliminar
  4. Los dictadores queman los libros que no les gustan. El gobierno Pseudo- demócrata español piensa que la educación es un negocio más y como tal, se dedica a podar la educación publica para que no de frutos.

    Por suerte, eso de mandar e imponer, parece que se está acabando.

    ResponderEliminar
  5. Quién nos lo iba a decir, amigo Krapp, que se volviera a llevar el gris, como el tenerse que refugiar en una facultad para que la policía no te pegue como en los viejos tiempos, esos que pensábamos que nunca volverían.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. A partir de las recientes movidas de parte de la sociedad valenciana, me estoy reconcilindo con esta comunidad a la que creía adormecida y complaciente con los sucesivos gobiernos peperos que si algo han hecho ha sido invertir en eventos de carácter fastuoso y en obras condenads al fracaso como "Terra Mítica", aeropuerto de Castellón...

    ResponderEliminar
  7. Me parece una vergüenza total. ¡Lo que nos queda de peperismo!

    Es verdad que pasamos frío. Desde hace años vienen recortando el presupuesto de los centros. No me extraña que los chicos salgan a la calle. Solo estamos calientes en las clases que dan al sol. Todo contribuye a deteriorar lo público. Ahora en Madrid la sigueinte es que cada centro puede decidir hasta un 30% del curriculum. Dar más clases de unas materias a costa de otras, nada de quitárselo a religión o MAE, esas son intocables. Volvemos a las luchas internas.

    ResponderEliminar
  8. Yo no sé ni qué decir.
    Que vamos de mal en peor ... y que estamos en manos de estos impresentables (utilizo este calificativo suave...)

    ResponderEliminar
  9. Primero que recapaciten pero luego que actuen y lo curioso del caso es que los enemigos de nosotros, los enemigos, esperan lo peor. ¿Acaso nos sobrevaloran, PASEANTE? No me parece correcto defraudarles.

    Gila sabía de que va la cosa, TEMUJIN y sabía sacarle su chispa desde el humor que esa si que es un arma con munición suficiente como para darles siempre donde más les duele.

    ResponderEliminar
  10. Si hay regresión ¿por qué ha habido tanto dinero para tanto fasto innecesario, NOVICIA? ¿Por qué, por ejemplo, Gallardón arruinó Madrid gastándose lo que no tenía en enterrar la M30 como gran obra en la perspectiva de conseguir unos Juegos Olímpicos? Ese es el problema, todos quieren dejar su huella y les preocupa una mierda la herencia que dejen detrás, total tampoco es su dinero. Es una regresión inducida, una falsa regresión.

    Y con todo, KUTO, hoy mismo viene la noticia de la gran crisis que está sufriendo la enseñanza privada. ¿Tendrán los colegios religiosos concertados el suficiente morro de pedir más dinero al Estado y a las Comunidades Autónomas y estAs instituciones terminarán por concedérselo? Espérate lo peor.

    ResponderEliminar
  11. Lo raro es que no vinieran antes oportunidad hubo para ello, CRISTAL. Creo que es hora de que los jóvenes sepan lo que les ocurrirá en la intemperie fuera de la incubadora protectora de los padres. Un abrazo.

    La cuestión es si la revuelta solo afecta a los directamente implicados, es decir a los estudiantes y sus familias o se extenderá al conjunto de la Comunidad donde todavía muchos se han dejado engatusar por la borrachera de grandeza. Ese es el reto, LUIS.

    ResponderEliminar
  12. Y no te olvides, ANGIE, las pretensiones de la presi regalando el uso de palacetes privados para la instalación de universidades privadas lo cual sumado a lo del EuroVegas y demás estupideces uno no puede dejar de alucinar. ¿Por qué la gente pone por delante la polémica, el falso populismo, la controversia sobre la honradez y la coherencia? ¿Por que estos personajes siendo como son se ganan siempre el favor del público?


    No hay resignación cuando te putean, TESA. Precisamente eso es lo que ellos quieren y encima los hacemos más poderosos de lo que son.

    ResponderEliminar
  13. Perdóname Krapp pero cada vez que veo estas imágenes me sale el troglodita que llevo dentro y no puedo evitar CAGARME EN LA PUTA MADRE que trajo al mundo a semejante banda de fachas. Te ruego me disculpes.

    Comentar que agradece que Valencia demuestre el malestar así como sucede tan a menudo en Madrid, pero se agradecería mucho más que cuando llegue el día de las votaciones no les otorguen mayoría absoluta, come viene siendo costumbre en los últimos años. Si eso es así el resto sirve de poco.

    Saludos Krapp,
    Jazzy

    ResponderEliminar
  14. De acuerdo contigo, Krapps. Es cierto que la ciudad ha ganado muchísimo con el obrón de la M-30. Los que la utilizamos con regularidad estaremos seguramente todos de acuerdo, pero también es verdad que nos están fundiendo a impuestos y que vamos a tardar siglos en pagar tantísimo gasto... Y es que además, yo creo que no ha habido una previsión de lo que luego esa obra iba a requerir en mantenimiento... Tú fíjate que hace nada descubrieron que en uno de los centros de mantenimiento de la M-30, los contadores de la luz estaban puenteados para que el consumo de luz de la calle corriera a saber del contador de quien/es....

    Un beso, Krapps.

    ResponderEliminar
  15. El problema, JAZZY es que la conciencia solo afecta a determinados sectores golpeados por la crisis que son los que salen a las calles y se manifiestan. Me temo que en el Levante todavía hay mucha admiración hacia esos individuos que a base de mangoneos de todo tipo han hecho fortunas o han alcanzado el poder en pocos años, en especial a través de la corrupción urbanística. Donde abunda el dinero, que corre de mano en mano, se afloja la ética hasta hacerla casi irreconocible.
    Saludos

    No creo que Madrid haya ganado tanto con la obra de Gallardón, NOVICIA. Sigue siendo una ciudad sitiada por un montón de cinturones de circunvalación que la aíslan más de lo que la unen. La huida masiva a ciudades dormitorios cada día más desmesuradas aparte del tema monetario es también un producto de la poca habitabilidad de la ciudad. No hay suficientes espacios públicos, ni peatonales como para hacer que la gente se sienta a gusto. En otras grandes ciudades el problema ha tenido mejor solución.

    ResponderEliminar