08 febrero 2008

Confesións dun superheroe VIII: Excelentísimo pantasma


Cada personaje, un color:
El primo isleño
El hermano lider
La hermana remilgada
El delegado acongojado
El hermano disidente
El mayordomo Alfredo
------------------------------
  • Es..estoy con vosotros, primoooo. De..dentro de media hora cojo el avión con toda la tropaaaa. ¡Va a ser la hooosstia! ¡Arderá Troya! Van conmigo tres pivones como para morirse, chico. Además llevarán unas camisetas con un lema cojonudo que se me ha ocurrido : "El pazo, me mola a mazo" Montaremos una bronca como nunca se ha visto. ¡FIESTA! FIESTA!
  • Déjalo. En serio. Nosotros nos bastamos solos.
  • ¿Qué dices, hombre? Vosotros poned la carne en el asador que yo pondré la salsa. ¡SALSA! Venga tíos, nos llaman por megafonía para embarcar. Te dejo.Un abrazo. ¡¡A MUERTE CON LA FAMILIA!!
------------------------------
  • Chicos, la cosa se complica. El primito de la isla viene para acá.
  • No, por favor. No lo podré soportar.
  • Pues tendrás que hacerlo al menos que quieras que nos entreguemos. Viene con toda su troupe ¡Qué Dios nos coja confesados!
  • Hay cientos de cámaras ahí fuera. Será un espectáculo bochornoso indigno de nuestra familia.
  • Venga, venga. Llevamos mucho tiempo dando el espectáculo ¿Qué más da uno más?
  • No digas eso. Si te oyera el abuelito, no sé que sería de ti.
  • ¿Me fusilaría, quizás? Tampoco se notaría mucho en su extenso curriculum en la materia.
  • ¡¡¡Silencio!!! Exijo silencio como hermano portavoz. Quiero que pensemos algo rápido. ¿Qué hacemos con este tipejo ?
  • Deixenme ir, señores. Comprendo a súa situación que conste, pero eu non pinto nada aquí. Só son un empregado público e a maiores son fillo dun fervoroso simpatizante do seu ilustre avó.
  • ¡Cállate! Tú perteneces al gobierno rojo separatista que quiere robarnos nuestro sagrado patrimonio familiar.
  • Disculpe el señor.
  • ¿Qué hace aquí, Alfredo? ¿No ve que estamos reunidos?
  • Vengo en representación de mis compañeros -los dos chóferes,la cocinera, el pinche, el jardinero. la camarera, su ayudante y el casero- y de mi propia persona en mi calidad de mayordomo, porque queremos preguntarles, con el máximo respeto, sobre el tiempo en que deberemos seguir apuntando hacia el exterior con las escopetas de caza de su excelentísimo abuelo, que Dios tenga en su gloria.
  • Hasta que mis hermanos y yo lo consideremos oportuno. Cobran ustedes buenos sueldos por hacer lo que les pedimos sin tenerles que dar por ello ningún tipo de explicaciones.
  • Pero nuestras vidas...
  • Nuestras vidas son los ríos que van a dar a la mar que es el morir. Déjese de paparruchas. No hay peligro. Todavía se nos respeta.
  • ¿Sí se nos respeta por que quieren quitarnos el pazo?
  • Alfredo, retírese por favor, y tú deja de hacer de oveja negra de la familia que hasta ahora sólo practicabas esa faceta cuando te quedabas sin blanca.
------------------------------
  • Se..señor, señor...
  • ¿Qué quiere, Alfredo? ¿No le acabo de decir que vuelva a la guardia con sus compañeros?
  • Es que su sese..señor abuelo acaba de aparecerse en lo alto de la escalera y está a punto de soltar un discurso.
(Continuará, si hay motivo para ello)

4 comentarios:

  1. La buena que le esperaba al héroe, ya está aquí. Atrincheramiento familiar y esperpéntico. El delegado no se atreve a chistar.

    Buen lío se presenta, y poca solución aparenta tener el buenazo del superhéroe.

    El fantasma parece cachondo, ¡Menuda pata tiene!.

    ResponderEliminar
  2. Vaya señor albacea espero que no sea usted el depositario de las decisiones testasmentarias de tan excelso personaje. No quisiera verle en semejante tesitura.
    El superhéroe de nuestro querido Chamán debe de crecer y expandirse en su difícIl profesión si quiere ser reconocido como un buen profesional. Hay que pensar que desarrolla su labor en un ámbito extremadamente competitivo y donde el marketing, en innumerables ocasiones, solapa la verdadera eficacia en el trabajo.

    ResponderEliminar
  3. Espero que algún día "El Pazo se" convierta en un museo público donde se haga pedagogía de lo que no se puede volver a repetir...

    ResponderEliminar
  4. Me conformo con que sea un espacio público para que la gente pasee y lo conoaca.. Hay que recordar que antes que del Caudillo fue uno de los pazos de Emilia Pardo Bazán.
    Gracias por tu comentario, Luis Antonio.

    ResponderEliminar