11 febrero 2021

Un youtuber de moda, una rica heredera y un detective sin blanca

  • Detective, quiero que me traiga de vuelta a mi nena. Haga lo que sea necesario, no podré vivir tranquilo sin saber que está a salvo en casa.

El viejo tenía la cara compungida, sus labios temblaban al hablar y sus ojos se humedecían en el mar de arrugas de su rostro. Era un hombre mayor viviendo su pena. Casi me conmovió. Para evitarlo, recordé  que ese sujeto era el tiburón inmobiliario que había urbanizado aquel espacio verde cerca del mar en el que yo jugaba de pequeño. Ahora, gracias a tipo como él y a una casta política de arribistas corruptos, Kaskarilleira, era apenas sombra de lo que fue.  La bella  ciudad atlántica había sido  maltratada, desmenuzada y convertida, fuera de su zona de paseo, en un gran nicho de cemento y mal gusto. Espantosos barrios crecidos de cualquier manera sin tener en cuenta las irregularidades del terreno. Edificaciones baratas y húmedas para gente del rural que habían llegado buscando nuevas perspectivas y ahora habitaban en calles estrechas y sombrías de las que escapaban a sus aldeas cuando tenían tiempo disponible. Jardines encajados y ridículos, eliminables si había que seguir construyendo; o como alternativa, parques extensos y pocos cuidados en las escasas zonas rústicas a las que no alcanzaba la rapiña especulativa.

Me rehice. La hija del viejo, a sus casi 40 años, había abandonado los consejos de administración y el picadero que le montó papi, para irse con un youtuber de moda. No, no se fueron a las Islas Vírgenes, ni a las Seychelles, ni a Bora-Bora. Como otros de su calaña, nuestro Romeo, se pasó a Andorra, para seguir en contacto con sus fans y poner a buen recaudo sus caudales. Debía ser un elemento muy entregado a lo suyo, porque pudiendo dar el braguetazo de la década y abandonar la tontuna de ser famosete de temporada, prefirió seguir la suerte de aquel trompetista de Rubén Blades. Cierto, se habían ido a vivir a un nido en las montañas, pero su refugio debía tener más calidad que aquel de la canción de Jorge Sepúlveda o la que conocían los sufridos residentes de los degradados barrios de Kaskarilleira.

El viejo estaba preocupado, porque el niñato era un bocazas y si comentaba en Internet su hazaña sentimental, podría pasarle algo más serio que los devaneos amorosos de su heredera: ese necesario prestigio social sin el cual se puede evaporar un torrente ingente de acciones en la bolsa.

Al verme en modo esfinge me acució, deshaciéndose en elogios hacia mi persona. "Fiz Arou, tú eres la única persona confiable en esta ciudad de mierda. El más indicado para sacar a mi hija de las garras de ese pájaro y traerla de vuelta".  

Continué en modo esfinge. 

"Sé que no te gusta conducir, pero no tendrás problema, irás hasta allí en avión privado y un coche te llevará hasta cerca de la casa donde se alojan" 

Viéndolo tan entregado, me permití intervenir con un apunte pedante: "Si no conduzco es por amor a la humanidad. Tengo muy mala leche y prefiero evitar colisiones con mis contemporáneos" 

"Por eso, por eso. Está todo preparado para que llegues allá y consigas tu objetivo. Cuando vuelvas de la misión tus carencias monetarias serán solo un viejo recuerdo" 

Me puse enigmático "¿Quién se cree que soy yo?" 

Y luego contundente."¿Me toma por idiota?" 

Rematé la jugada: "No soy un huelebraguetas que se mete en la vida amorosa de la gente. Hoy la cosa está muy jodida y es difícil mantener una vida sentimental solvente. Solo faltaría que yo me pusiera en medio de una que intenta salir adelante. Vamos anda" 

Se puso agresivo y se olvidó del tuteo "¿Entonces por qué ha venido?" 

Quise ser concluyente: "Piensa que puede perder una hija si va a su bola, yo ya he perdido mi pasado entre su maraña de construcciones abominables. Los que son como usted no han dejado espacio para mis recuerdos. Quiero que lo sepa y se le meta dentro"

Tras una furiosa palmada, llegaron dos gorilas y me agarraron por los hombros.

"En cambio yo a usted lo envío fuera"

 Fui arrojado a la calle sin contemplaciones y caí de bruces contra el suelo. Al rodar por el empedrao no fue un beso prolongado lo que dio mi corazón. Aquel no era mi barrio, Gardel.

 

 (Capítulo 54 de Kaskarilleira Existencial. Aquí están sus otras historias)

29 comentarios:

  1. No sé por qué, acerté que se iría a Andorra.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola, doctor! Leyéndote no he podido evitar ver en Fiz Arou al mismísimo Phillip Marlowe que seguro habría rehusado de la misma forma este encargo. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leches, y ahora que veo la imagen con la que ilustras la entrada veo que ese homenaje era muy bien intencionado. Aquella conversación en el invernadero al comienzo de El sueño eterno... Un abrazo!

      Eliminar
    2. Un pleno, David. Es El sueño eterno del maravilloso Howard Hawks y aquella conversación de Marlowe con él viejo general en el invernadero sobre la suerte de sus dos hijas.

      Un abrazo para ti

      Eliminar
  3. Pudo más la rabia que el interés un bravo por Fiz. Que asco de especie, es como invasora, donde ponen el ojo y su asqueroso dinero junto a su corte de palmeros o estÓmagos agradecidos, y ya la tenemos liada.

    Feliz semana Doctor:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo, Bertha, el dinero y lo que conlleva es usado como mercancía para atar conciencias y esclavizar morales. Ser un palmero agradecido no es una profesión respetable.
      Feliz semana. Un abrazo

      Eliminar
  4. ¡¡Sapristi, doctor!!

    Sabe usted de mis habitualmente sucias intenciones, pretendiendo llevarle la contraria como buen tocagónadas que soy.

    Pero hoy no puedo.

    Hoy Fiz Arou ha estado a la altura de los grandes clásicos.

    Saúde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me deja patidifuso, nunca espere algo así de una persona como usted y que conste ante los lectores que el Dr.Krapp no ha comprado su voluntad con el vil metal.
      Saúdos e grazas

      Eliminar
  5. Me alegra que Fiz Arou tenga principios.

    ResponderEliminar
  6. 'Si no conduzco es por amor a la humanidad. Tengo muy mala leche y prefiero evitar colisiones con mis contemporáneos'. Muy buena salida.

    No sé si con el viejo tiburón has pensado en algún caso concreto, sea de tu tierra o no, pero yo lo interpreto de modo más general como un arquetipo de empresario corrupto de otra generación, indignado porque la niña de sus ojos - que puede representar a las nuevas generaciones seducidas por modelos empresariales más modernos - defienda a los youtubers en la reciente polémica andorrana. Y claro, el viejo demuestra mucha hipocresía.

    Respecto a la polémica de marras, creo que los políticos que se han pronunciado para condenar a los youtubers (sean de Podemos o del PP) han metido la pata, y algunos medios han confundido premeditadamente al personal al hablar de fraude fiscal. El discurso del patriotismo es un recurso facilón apoyado en la idea de que la gente mayor de treinta años se posicionará contra los youtubers, esos niños ricos que ganan dinero fácil hablando desde sus 'cuartos poco ventilados' (esto escribió cierto periodista, no recuerdo de qué medio).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un texto abierto a cualquier interpretación, la tuya es sugestiva, pero también es válida si se tratase de algo más sentimental o un capricho pasajero. A fin de cuentas hoy es San Valentín.

      Creo que estamos asistiendo a cierta demonización hacia lo que le gusta a los jóvenes y ahora con la pandemia se ha agudizado. Debe ser algo relacionado con la corrección política. Si vuelve la mojigatería más vergonzosa y reaccionaria se estigmatiza todo lo que hacen los jóvenes. Es cierto que hay youtubers con morros pero yo soy asiduo a otros con los que aprendo historia, filosofía, música,arte etc...

      Eliminar
    2. Pues puede ser, no te quito razón, ha pasado siempre en diferentes generaciones eso de mirar por encima del hombro los gustos de la juventud. La verdad es que nunca he seguido a ninguno de los youtubers implicados en la polémica, el Rubius y compañía (yo mismo paso de los treinta, y el contenido que ofrecen tampoco me interesa nada, lo relaciono con un modelo actual de telebasura orientada a adolescentes, y soy consciente de que en ello pesan también mis prejuicios). Hay otros canales especializados que, como dices, sí aportan algo, aunque nunca tendrán el seguimiento que tiene el Rubius.

      Pero igual me expresé mal; yo me refería en concreto a la polémica reciente, con independencia de si el contenido de sus canales valga o no la pena. No es un caso de evasión fiscal, pero hay medios que lo han transmitido así, aprovechando la poca simpatía que generan. Su caso no puede equipararse al de famosos deportistas o empresarios que han depositado fraudulentamente su dinero en Andorra o en remotos paraísos fiscales. Estos youtubers se han mudado al país de los Pirineos con todas las de la ley. Nos podrán caer mejor o peor, pero no me parece responsable que un político, o un medio de comunicación, se pronuncie contra ellos equiparándolos a delincuentes; veo cierto oportunismo.

      Eliminar
    3. Creo que lo que expresas en el primer párrafo tiene mucho que ver con lo que comentas en el segundo.

      Más allá de lo que hagan esta gente, me refiero a los youtubers de videojuegos trascendidos a gallitos de corral, causa mucho malestar porque fastidia su grado de aceptación entre los jóvenes y por ello a la primera oportunidad se les pone en la diana y en este caso como su legítimo derecho a trasladarse a otro país fuera equiparable a la evasión de impuestos.

      Les ocurre un poco como a otros ídolos populares jóvenes: sean futbolistas, cantantes guaperas,tronistas, etc.. se les deja crecer, pero al mismo tiempo se les desprecia por ser algo así como nuevos flautista de Hamelin que se lleva a la gente y eso molesta y hasta puede generar envidia. Todo ello sin valorar si el tipo de actividad que desarrollan es buena o mala.

      Eliminar
  7. Pues yo creo que aquí hay mucha justicia poética: el viejo se merece a la hija que tiene; ella se merece a un youtuber evasor fiscal, y el youtuber se merece Andorra pudiendo elegir alguna de esas islas tan bonitas que usted cita. A pasar frío.

    Lo siento por el señor Arou, cuya dignidad no lo sacará de pobre. De todos modos tampoco lo entiendo muy bien porque la dignidad, con elementos como ese, no vale la pena: que le saque toda la pasta que pueda. Quien roba a un ladrón tienen cien años de perdón. Era así el refrán, ¿no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es probable que haya cierta justicia poética en lo que le ocurre a estos sujetos, pero aunque la vida no siempre es así, suele ofrecer sus paradojas.

      Yo no veo a Fiz Arou tan digno, creo que él actúa por venganza. Quiere ver al viejo pidiéndole un favor y luego darse el lujo de rechazarlo. Si coges la pasta te conviertes en su empleado, en su sicario y pasas a depender de él. Si escupes sobre su dinero quedas en mejor posición.

      Eliminar
  8. Me maravilla la manipulación que llevas a cabo con las imágenes... y, como de costumbre, disfruto y aprendo con tus narraciones.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por las dos cosas y si hay algo que enseñar, miel sobre hojuelas que se decía antes.

      Feliz jornada electoral. Un abrazo

      Eliminar
  9. Entre los que destruyeron nuestros recuerdos y los que destruirán nuestro presente, no nos queda más que rodar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno aún quedan los que pueden destruir nuestro futuro y a pesar de ellos hay que seguir rodando.

      Eliminar
  10. Muy buena la banda sonora, la de Rubén blades la tenía muy olvidada.
    No está bien reirse de las desgracias ajenas, suerte tuvo tu detective de no comerse enterito el empedrado. Lo de Andorra me parece muy bien, que se vaya a vivir allí,y que controlen de que no vuelva a poner los pies por aquí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ligia Elena la tengo muy mitificada desde que se la oí a la Orquesta Platerías en los 80.

      Ya sabes que Fiz Arou quiere preservar aquella imagen de detective cool que nos tiene magnetizados a través de Marlowe, Sam Spade, Archer y compañía. En un mundo globalizado hasta desde Andorra se puede conquistar el mundo.

      Eliminar
  11. El desastre que han hecho en las ciudades es terrible y difícil de remediar, así que quienes lo hicieron (o lo hacen), merecen todas las desgracias. Lo de la hija es lógico, de tal palo tal astilla.
    Fiz Arou se ha comportado aunque haya acabado rodando por el suelo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un auténtico desastre que nos trajo el desarrollismo de nuevos ricos y la impunidad urbanística franquista. Si vemos cómo se construían en la Segunda República bloques y urbanizaciones para la gente trabajadora y como se hicieron con posterioridad veríamos el desastre en que nos hemos instalado y lo poco que hemos avanzado con la democracia quizás porque esta clase de oportunistas rastreros que han triunfado con el franquismo sigue ahí a través de sus sagas familiares.
      Fiz Arou hace uso de un arma muy eficaz como la venganza y encima puede disfrazarla de ética bien intencionada.

      Un abrazo

      Eliminar
  12. Los tiburones inmobiliarios son unos cabrones sin escrúpulos, pero aun así, no pueden actuar solos, necesitan de permisos que otros tiburones de corbata les tiene que conceder, y con estas, vamos sumando capullos a la lista. Fiz hizo bien en dejar que su hija se fuese a Andorra a chupar penes de personas con no muchos más escrúpulos que los de su padre, total. ¿quién es él para meterse en la vida sentimental de los demás? jijiji
    No deberías de opinar mal de los youtubers que se van fuera, no sea que vuelvan ;) ¡cabrones! quieren su fama aquí, pero sus impuestos allí. La peña que sigue a estas personas tan "necesarias" deberían de haberse borrado de su canal nada más saber que se iba, pero lo dudo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya habló el conservador Eisenhower de los peligros del complejo industrial y militar. Gobierna una oligarquía con muchas patas pero con un solo cuerpo. La vida sentimental es lo que nos dejan, pero mucho me temo que está más vigilada de lo necesario pero bueno, teniendo en cuenta que vivimos en tiempos de voyeurismo, puede ser que a la chica le vaya la marcha.

      No pienso especialmente mal de los youtubers, sigo algunos, aunque no estén tan en boga como estos comentaristas de videojuegos. Mucha de esta peña sigue lo que le dicen que siga y se valen de personajillos efímeros para sentir que están vivos. Ellos se sienten "borrados" y necesitan que alguien los repinten con un rotulador fosforescente.

      Saludos

      Eliminar
  13. Se vuelven "famosos" tantos el día de hoy que uno ya no entiende nada del mundo.
    Ni ellos tampoco.

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debería haber un GPS de famosos para enterarnos todos de su localización exacta en el mapa de la fama.
      Saludos

      Eliminar