12 noviembre 2018

El abuelo dice no

  • ¿Qué tal ahí abajo, Luke, te has hecho daño? 
  • No, llegué bien y ahora me largo, no quiero tener un conflicto edípico contigo. Además me intimida tu físico pulido y tu voz cavernosa, papi. ¿Puedo llamarte  papi?
  • Llámame como quieras, aunque no sé si es lo más apropiado cuando hace un segundo estábamos a punto de aniquilarnos el uno al otro.
  • Ya sabes, el eterno conflicto entre padres e hijos.
  • Podemos solucionarlo, únete a mí como te propuse y hagámonos los amos del tinglado.
  • Papá, me atrae mucho el lado tenebroso de la fuerza ya que tiene una moral menos exigente y dogmática que la nuestra, pero quiero tener una familia. Los dos solos nos aburríamos mucho.
  • Monta una familia si se te sientes necesitado de ella, no habrá inconveniente.
  • ¿Pero estás dispuesto a ser un buen abuelo? ¿Un abuelo de verdad, en toda la real extensión de la palabra?
  • ¿En que consiste ser un abuelo de verdad?
  • Pues lo habitual en estos tiempos: dejar de vivir para ti mismo y vivir la vida que les convenga a tus hijos y nietos. 
  • No me suena nada divertido, concrétame los conceptos.
  • Te enumero. Deberás llevar todos los días a tus nietos  a la guardería interestelar. Luego, entre semana, te quedarás con ellos cuando yo y tu nuera estemos ocupados con algún asunto urgente. Olvídate de los sábados,  me gusta ir  por las noches de cena y baile a algún planeta de moda. Luego puede que tengamos que asistir durante varios días a la Convención Anual de Jedis Renegados, a la Liga Espacial de Guerreros Malsanos o a la Asociación Maléfica de Malotes Planetarios
  • ¿Algo más? 
  • Hombre, ahora que lo dices, podrías tener a los críos a tu cargo mientras esté despachando los asuntos corrientes del imperio. 
  • Te equivocas, mi propuesta es compartir el mando contigo no que me suplantes. Además no hay perspectiva de que tengas herederos. En los mentideros de la corte imperial se dice que el joven Skywalker podría ser gay. 
  • No soy gay y si lo fuese podría adoptar algún hijo, mi obligación es mantener la hegemonía familiar durante los próximos siglos. Sin embargo es un hecho que tú te harás mayor y que el reverso tenebroso no te protegerá de la inevitable decrepitud. Serás anciano y como tal, deberás cuidar de tus nietos como un abuelo moderno. Estoy seguro de que el cuidado de tus nietos te redimirá de tus muchas fechorías, Papá Anakin
  •  ¿Pretendes que me convierte en uno de esos viejos blandos y frágiles esclavizados a un montón de niñatos malcriados por la increíble condescendencia de sus padres? ¿Acaso quieres convertir al espeluznante Darth Vader en el babero de tus hijos? 
  •  Seguro que encontrarás múltiples emociones limpiándoles las caquitas, contándoles alguna de tus historias tremebundas o dejando que jueguen, criaturas, con tu oscuro y tenebroso yelmo. 
  •  Mi yelmo me da la vida y pretendes que la pierda a manos de unos chiquillos mocosos y consentidos mientras aún puedo dar guerra. Claro, de esa manera, en el momento en que empiece a chochear, no te costará nada expedirme como chatarra espacial a algún lejano planeta basurero 
  •  Lamento que no aceptes tus obligaciones. 
  • ¿Mi obligación? Tus hijos son tuyos, no míos. ¡Qué los cuide algún robot nodriza! A vosotros los jóvenes os confunde la ambición y pretendéis libraros de todo lo que pueda perturbarla. Sois unos insensatos abandonando a vuestros hijos en manos de vuestros ancianos padres que lo único que aspiran a un poco de paz después de una vida de ajetreo. 
  • Tú también me abandonaste y te mereces tu castigo. 
  • ¿Optas entonces por la solución edípica? Como quieras, joven Skywalker, voy a por ti. Recuerda que aunque la fuerza está contigo todavía no eres un jedi. Estás derrotado. Resistir es inútil...

22 comentarios:

  1. Yo a estos -padre e hijo- los ponía a trabajar de sol a sol a pico y pala. Se les pasaba el síndrome de Edipo rápido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te veo muy de la vieja escuela, Pedro, aunque no creo que estés muy equivocado.

      Eliminar
  2. Hoy en este mundo tan moderno y tan jodido, (como decía aquella canción), ya no se ve a los niños, como lo que son, fuentes de vida, sino más bien y erróneamente (según mi experiencia, que tengo tres) como una carga y no lo son, son pequeñas personas a las que enseñar a pensar y defenderse por si mismas.
    En estas vemos hablar a padres y madres a los niños como si fuesen seres que no entienden, cuando realmente no hay mente más abierta al aprendizaje que la de los niños, se habla delante de ellos en tercera persona como si no existiesen y demás desprecios sino malintencionados, creo, si estúpidos.
    Y lo otro, lo de hacer a los abuelos de niñeras forzadas emocionalmente me parece asqueroso, en mi caso, los abuelos fueron y vinieron a mi casa cuando les dio la gana a ver a sus nietos. Pero nunca han sido esclavizados por ellos, porque nuestros padres también son personas, que requieren su tiempo libre aunque sea para el "dolce far niente", porque se lo han ganado, porque en su inmensa mayoría han trabajado como burros, con menos medios, con más frío y con más calor que nosotros, se lo merecen y no es justo crearles nuevos trabajos con coartadas emocionales.
    También como en el caso de los hijos, hay gente con la escasa inteligencia de tratarles como muebles o como elementos de uso y no lo son.
    Ambos, nuestros padres y nuestros hijos, son parte de nosotros y según como les tratemos a ellos, estaremos tratando a nuestras personas, dignidad y respeto, son parte imprescindible de estas relaciones.
    Y acabando, la familia es el origen y el fin de nuestras vidas, en estos tiempos de crisis, han sido la institución que mejor ha funcionado en este país de pandereta y salvapatrias de taberna. Sin ella, hubiesen sido miles las personas que se hubiesen quedado en la calle y es bueno reconocerlo y valorarlo. Para mi es fundamental, es la mejor "institucion" de España, son nuestros padres y nuestros hijos, somos nosotros.

    También hubiese que poner medios para que las personas que no quieran abortar, no tengan que hacerlo por carencias económicas, de vivienda o sociales; facilitar las cosas desde la administración para crear nuevas familias, para mi es fundamental...

    Dejad que los niños bailen

    Y después de esta soflama, un saludo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy totalmente de acuerdo en tus valoraciones, la sociedad considera a los niños como bienes de consumo, productos del mercado como todo lo demás. En realidad todo ya es consumible y cuando te cansas de una cosa quieres rápidamente otra, cualquier asunto que requiera dedicación y esfuerzo es desechado sin problemas. La gente confunde a los niños con sus mascotas y los trata como tal. Tú puedes hablar de cualquier tema delante de tu perro y a los niños, convertidos en mascotas humanas, les hablan igual.
      Los viejos también son territorio para la cosificación. Ellos pasan de ser personas que te han traído hasta aquí a simples cuidadores de tus hijos, para luego cuando sean incompetentes meterlos en algún cementerio de elefantes.
      ¿Para que coño vas a querer un viejo en casa que no sirve para cuidar y que encima hay que cuidarle a él?
      Soy duro pero en una sociedad narcisista, todo tiene el valor que tiene en el mercado incluso la sacrosanta familia.
      El capitalismo ha alcanzado sus últimos objetivos: todo lo que no es mercancía es inútil.
      Lo mío también ha sido una soflama.
      Un cordial saludo

      Eliminar
  3. jaja qué bueno TEMU! todo un compendio de buenas intenciones y reivindicaciones paternofiliares, se nota q ya tenemos las municipales ahí! ; )


    Esta entrañable estampa de Star Wars que nos regala, mi querido Dr., me ha disparado la imaginación suponiendo a Luke ( Pablo Iglesias con sus dos mellizos o gemelos, no sé ) de charla con su padre jajaja que creo que perteneció a un grupo antifranquista terrorista ... ¿ ...? ; )

    Lo cierto es que al margen de complejos de Edipo, luchas generacionales, compromisos laborales y de agenda, lo cierto es que tenemos un morro tremendo! o ya nadie tiene niños o si llegan, se les endosan por decreto a los abuelitos, porque una cosa es que los niños disfruten de sus abuelos y viceversa - es fantástico lo que se aportan mutuamente - otra cosa es que por pura comodidad - si no hay más remedio, no lo hay- se les cargue a los abuelos no solo con su cuidado diario, si no q se les responsabilice de su total educación y eso los afortunados que tienen abuelos, porque el resto, a falta de padres, tristemente están siendo educados por internet y así sucede lo q sucede.


    A mi la duda que me asalta es ... ¿ cómo se te ocurren estos duetos tan estrafalarios? jajaja .. sea como sea mil gracias, a penas entro en la blogosfera, cuando lo hago siempre vengo a veros a quienes sabéis os habéis ganado mi cariño y de tu casa sieempre me voy partida de la risa ; )

    Un beso muuy muy grande y que disfrutes de este sol taaan rico que tenemos estos días tras taanta tormenta, choiva e treboada ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María aunque ya sabrás que a mí los asuntos de Pablo Iglesias me la traen como muy al pairo.

      La vampirización de los abuelos o más bien la vampirización de los padres por sus hijos, ya que no se requiere tener a su vez hijos para ser un hijo vampiro, nos habla del grado de degradación de esta sociedad donde se confunden relaciones de afecto con relaciones de dependencia interesada en donde todo tiene un fin meramente utilitario.
      El hecho cierto es que en tiempos en que se ataca el amor romántico diciendo que mata, como se ve en pìntadas de las supremacistas, el amor pasa a ser un objeto mensurable y por lo tanto con un valor de mercado.
      La relación de esos dos personajes es estrafalaria en si y da mucho juego. Muchas gracias a ti por tus ánimos siempre tan alentadores.
      Disfrutaremos del sol, hoy también hace un día estupendo.
      Muchos besos

      Eliminar
  4. Pues a mí me toca entrar en la categoría de abuelo galáctico dentro de nada, pero no me preocupa: se va a enterar el niñato ese de quién soy yo. Es que sale niño: todos queríamos niña menos la madre; y al final, claro, lo que ella diga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Felicidades por tan grato acontecimiento, ya veo que te estás poniendo en modo de abuelo con mucha anticipación, lo cual puede ser muy necesario para ir preparado a lo que te caerá encima.

      Eliminar
  5. MARÍA ¡¡¡¡¡¡ por Dios...esperándote en Temujin...y tu aquí...haciendo un triple mortal con doble tirabuzón...
    ahhhh MARÍIIA....
    Un placer el leerte..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos que María se siente aludida después de una llamada tan acuciante. Obviamente, no me dan vela en esta historia.

      Eliminar
  6. Esperemos que dichos hijos, cuando sean abuelos, se comporten con la generosidad que caracteriza a estos...


    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo mis dudas, Luis Antonio, la sociedad se ha vuelto muy narcisista.

      Saludos cordiales

      Eliminar
  7. El abuelo hace bien en rebelarse. Lo suyo no es cuidar nietos ni tener obligaciones con ellos. La triste realidad actual es que hay abuelos que están explotados cuidando nietos, abuelos que están dando parte de su pensión a hijos, abuelos que vuelven a tener a hijos y nietos en su casa. Como dice Temujin, y yo estoy de acuerdo, gracias a la fortaleza de la familia esto se aguanta, si no ya habría saltado todo por el aire.
    Bicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si la pirámide social se apoya en la fuerza de los que llevan mucho tiempo apoyándola algo está deteriorado irreversiblemente y todo el enorme tinglado de nuestra sociedad se vendrá abajo ahora o dentro de un tiempo y a medidad que más y más generaciones entren en ese eufemismo llamado tercera edad.
      Bicos

      Eliminar
  8. Yo estoy deseando ser abuelo. Se va enterar mi nene de cuando empiece a malcriarle a su renacuajo. Eso si, sin prisas que todavía me quedan lo menos diez o quince años de disfrutar las juergas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disfruta de tus juergas y no abandones la idea de la venganza, los hijos se merecen un castigo por las muchas putadas a las que nos someten.

      Eliminar
  9. Yo creo que la solución C3PO es la más acertada. Lástima que en esta galaxia ese tipo de androides están un poco verdes todavía, por lo tanto lo que toca es que los abuelos manden a paseo a sus hijos y nietos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La solución C3PO sería muy útil, aunque quizás se perdería calor humano y el cacharro ese tiende a cierta dispersión lingüística. Debe algún lugar en una estrella lejana donde los abuelos y yayos puedan vivir su vida y no la que les imponen sus amados descendientes.

      Eliminar
  10. Hai un tempo se marchaban os pais a emigracion os fillo(s) quedaban cos avós ata poder ir vendo como iria economicamente e ter a posibilidade de levalos xunto a eles..Na actualidade non é tanto asi e os baixos salarios obrigan a que traballen os dous na parella.
    A situacion crea serias dificultades para a conciliacion e coidado e educación dos nenos.Aos avós non se lle pode pedir que teñan unha grande responsabilidade(cando por razóns fisicas,psiquicas...)presentan limitacións.Deixemolos disfrutar ao seu xeito do tempo que lle quede por vivir e cos netos teñan a atención que libremente consideren.Sen forzar .Teño ben merecido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Os fillos educados cos avós nos tempos da emigración solían ter moitas carencias afectivas que se manifestaban coa volta dos pais. Coñezo algún caso arrepiante desa situación.
      Entendendo as dificultades para a conciliación, as autoridades tan preocupadas polo descenso demográfico, de boquilla claro, deberían facilitar a integración das guarderías e os primeiros niveis do ensino no sistema educativo público. Os avós nunca poden ser un remedio maia que provisional se están obrigados pola necesidade en vez de polas propias apetencias.
      Grazas, Alfonso

      Eliminar
  11. Ja, ja, ja.... ¡Qué bueno, doctor! Aunque reconozco que me habría chiflado que, de niño, Darth Vader me hubiera llevado al cole, no es menos cierto lo que esconde el relato. Creo que la verdadera crisis social vendrá cuando nuestros abuelos desaparezcan. El sentido de la responsabilidad, de sacrificio, que tuvo la generación de la postguerra prácticamente ha desaparecido en las generaciones nacidas a partir de los setenta. Nos hemos vuelto quejicas, consentidos y con demasiado apego a nuestros derechos, pero no tanto a nuestras obligaciones.
    Los abuelos desde luego que disfrutan de sus nietos, pero una cosa es que los quieran y otra que estén obligados a suplir a los padres por decreto.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay peligro, David, teniendo en cuenta la piramide poblacional cada vez vamos a ser más viejos así como cada vez habrá menos niños.
      Estoy de acuerdo con la paralización ante el esfuerzo y la incapacidad para gestionar el fracaso de las nuevas generaciones.
      Padres y abuelos que lo pasaron putas han generado hijos demasiado conformistas ante las bondades del confort pero también es cierto que los tiempos son otros y que los jóvenes ya no tienen aquel futuro esplendoroso que les anunciaban. No hay mucho sitio para ellos en un mundo demasiado hostil a sus demandas. La generación intermedia, apoltronada en su microcosmos apenas tiene tiempo para pensar en los mayores o en los más jóvenes.
      Muchas gracias.
      Un abrazo

      Eliminar