15 diciembre 2017

El detective aguerrido y el egonio llorón

Aquella no era una furtiva lágrima. No, no era tampoco la lágrima de Peret que cayó en la arena, ni una de las lágrimas que bajaban por los recuerdos del replicante mortecino mientras repicaba la lluvia postmoderna sobre las ruinas de la civilización.
Aquella era una lágrima de un egonio llorón a 50 centímetros de mí y a 1200 millones de kilómetros de mi piltra en Kaskarilleira, donde debería estar tumbado en aquel momento si la vida no fuera una simple entrada de blog.
Soy Fiz Arou, detective privado y me he venido en mi contenedor de basura transtemporal a la Manolo´s Tavern, un bareto situado en un asteroide cercano a Saturno, buscando las huellas del pueblo que decidió desconectarse del universo pringoso y largarse a una luna sin uso en las proximidades del planeta de los anillos.
La huella  que tengo delante es un gordo humano moqueante que se ha apurado una mierda de tortilla saturniana y me mira con gesto compungido.
  • Ya vale - le digo - . Deja de lamer el plato que no queda nada. Límpiate la cara y dale otro uso a la lengua.
  • Deberías saber que llorar una vez al día con lágrimas verdaderas es costumbre obligada entre los egonios, tal como nos predicaba nuestro glorioso líder antes del Exodo Saturniano y tal como hemos mantenido luego desde nuestra llegada a Egonia 2.0. Con ellas expresamos nuestra infinita bondad y la tristeza que  nos produce saber que el universo está poblado por muchos seres inferiores y mezquinos que nos envidian.
  • Lo que sois es una pandilla de chalados. Decidisteis desconectaros del universo, aislaros unilateralmente en vuestra propio mundo, y aún pensáis en que os pueden joder los de fuera.
  • Me impresiona tu tono rotundo y aguerrido, detective. Suena muy radical para mis oídos. En Egonia 2.0 lo decimos todo a media voz y cuidando los detalles para que no se sienten ofendidos ninguno de nuestros interlocutores sea cual sea su raza, sexo, planeta o condición animal. La corrección es obligada para mantener la pureza y armonía. 
  • ¿Entonces tenéis contacto con otras gentes? Debe ser muy desagradable convivir con los imperfectos.
  • Todavía estamos solos en nuestra luna pero las cosas cambiarán muy pronto. Tras años  de debate teórico hemos decidido abrir la puerta a la compasión. Es una lástima que haya tantos seres alienados por no haber tenido la suerte de nacer egonios.
  • Ah por eso estás aquí recordando con nostalgia  los tiempos opresivos, tarareando rumbas y  comiendo una mierda de tortilla de  patatas grises con huevos de yema verde.
  • No quiero perder mis referentes terrícolas, detective. Los restos de la civilización cutre y chusquera nos hace recordar las ventajas de nuestra acrisolada superioridad moral. Ser de la creme de la creme está bien pero a veces se echa de menos un poco de merengue plebeyo como contraste.
  • Y ahora el merengue plebeyo vuelve a vosotros, necesitáis a los garbanceros para sentiros mejores. Al final sois dependientes de sus carencias.
  • Lo que pasa, detective, es que un mundo entre iguales es sumamente aburrido sin los debidos contrastes. Queremos remediarlo. Como sabrás hay mucha gente entusiasta de nuestra causa egonia en todo el Sistema Solar y por tanto hemos decidido montar una serie de campamentos espaciales para que nuestros partidarios nos ayuden mientras disfrutan de nuestra grata compañía. Traduciremos su entusiasmo en tareas útiles para nuestra comunidad.
  • ¿Los traéis para que curren por vosotros por la cara?
  • Lo dices de forma muy cruda, pero lo cierto es que hay trabajos que los egonios no podemos realizar sin desdoro de nuestra condición superior. Es lógico que nuestros seguidores extranjeros los realicen  para que nuestra civilización egonia no se descomponga, mistifique y decaiga.
  • Eso, que no decaiga, mientras haya morro. 
  • E ilusión, detective, no te olvides de la ilusión. 
  • Cierto, la ilusión de los otros siempre da mucho juego a los elegidos.

    (Capítulo 40 de Kaskarilleira Existencial. Aquí están sus otras historias)

21 comentarios:

  1. Es dura la labor de apóstol de cualquier fe, ellos tienen que cargar con la auténtica verdad del universo, ellos son el garante de que la inmensa multitud de personas vulgares que andan por caminos equívocos entiendan la verdad absoluta y rectifiquen sus erróneos pensamientos y conductas.
    La Razon desnudo a los antiguos apóstoles, pero el conservadurismo y el miedo los perpetuaron en sus puestos, hasta tiempos cercanos.

    Unas creencias que creímos superadas por dos guerras mundiales con millones de muertos están renaciendo en tiempos de crisis, no es la razón, el entendimiento, la voluntad de crear la que alienta a estos apóstoles, es el odio, la frontera, la superioridad moral e intelectual de la que tan ignorantemente presumen, la que da calor a su fuego. Las gentes asustadas, sin personalidad y con carencias se acercan a la lumbre buscando un calor que, al final, les quemara, dentro de unos años alguien se preguntara ¿porque hicimos eso? , unos años antes de volver a repetirlo, no hay nada nuevo bajo el sol.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hago mío este párrafo:
      "La Razon desnudo a los antiguos apóstoles, pero el conservadurismo y el miedo los perpetuaron en sus puestos, hasta tiempos cercanos. "
      El pensamiento es puro pasar como decía aquella canción de Aute "no puede tomar asiento", porque se enquilosa, se petrifica y se convierte en creencia para ser adorada en algún altar. Los guardianes del pensamiento, son los sacerdotes en perpetua guerra contra la razón ya que ésta los aniquila al quitarles su razón de ser.
      Las creencias más radicales, las más amadas seguramente porque prescinden de las dudas, se hacen contra algo y no en favor de otra cosa.
      Las gentes asustadas prefieren quemarse porque las creencias cálidas les ofrecen seguridad en tiempos tormentosos. Estamos en tiempos tormentosos, es tiempo de creencias extremas.
      Gracias por tu estimulante comentario, Temujin.
      Saludos

      Eliminar
  2. A la gran mayoría de la ciudadania votante interestelar lo único que le importa de los Egonios es en que liga de fútbol van a jugar; y es que, lógicamente, no se quieren quedar sin clásico.... Pa`eso son ciudadanos obedientes, educados en la tele y en el canto a la incultura (ya que como todos sabemos, el gobierno español la gravó con un 21% de impuestos). En cambio, a los Egonios lo único que les importa es la pela (sea esta al 3;4;5%; y así, hasta llegar al 100%,como ha sido en el caso del Honorable Capellán y la MadreSuperiora de Egonia y Andorra ), y por último está la hindephennndhennnzcziaaah , que hasta ahora -hay que reconocerlo-siempre fue un gran negocio, una carnada amorfa y suculenta que siempre se vendió a muy buen precio por los Egonios indephennndhennntisthassszz... Y es que la pela es la pela; y Suiza y Andorra son la repera pa`la pela , ¡Jo`ér!

    ...¡Recibe un abrazo y el deseo de unas felices fiestas, amigoDrK!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un comentario que revela al gran caricaturista que eres, Kuto. Me parece que el problema está en que cuando los predicadores, y su secuela desafortunada de teóricos excéntricos y concéntricos, toman las riendas de las cosas, se avecinan muchos desastres. La sobreexcitación de las emociones, el descalabro de la razón práctica que diría Herr Kant, y la ansiedad ante un mundo aburrido definitivamente asqueroso y vulgar genera fantasmas de la razón que la realidad no comprende.
      Lo malo de todo este asunto es que en momentos similares del pasado, las emociones sobreexcitadas en defensa de una causa generaron un paisaje de podredumbre y mortandad tremenda. Las teorías singulares y atrevidas han abonado muchos cementerios y uno con los años está más de acuerdo con el cobarde vivo que con las bellas leyendas de los héroes muertos.

      Un cálido abrazo y unas felices fiestas para ti, Kuto. Un año más que nos cae encima y lo que pesan.

      Eliminar
  3. Esto de trabajar por la cara para cualquier causa lleva usándose desde tiempos bíblicos, que hay mucha gente intentando dar sentido a su vida y mucho vivo que de ello se aprovecha.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal cual. Planta una teoría y encontrarás siempre algún personaje dispuesto a morir por ella aunque solo sea por puro afán de notoriedad o porque le pica el aparato de la adrenalina.

      Eliminar
  4. No, si al final resulta que la raza egonia sigue necesitando a los seres inferiores del planeta Extremadura, Andalucía, Galicia,etc para que les hagan los trabajos pesados: ellos están muy ocupados con sus ministerios y sus búsqueda de almas cómplices que les comprendan.

    Últimamente estoy leyendo en muchos lugares distintos que el nacionalismo catalán ha dejado de ser una opción racional para convertirse en una religión. Ya, eso es lo que han sido siempre los nacionalismos: los inventa la alta burguesía, los expande el funcionariado con pagas superiores a las de otras regiones y los acaba asumiendo la masa. A estos últimos, alparecer, no les llega con los éxitos del Barça y necesitan más alicientes. Ayes escuchéuna confusa arenga de Puigdemont hablando sobre una Cataluña olímpica, o algo así. No sé. Ya me tienen muy aburrido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vas de cabeza a la estatua de Colón, Rick al final de Las Ramblas y no te diría que los egonios tienen peculiaridades muy conocidas en el aquí y ahora pero podría valer para otros territorios y para otros momentos.

      El nacionalismo en cualquier lugar tiene un componente étnico y seguramente es un sustitutivo de la religión, cuando ésta pasa de ser creencia a ser racional. El nacionalismo nace como espiritu identitario que agrupa a la gente pero luego puede ser manejado por uno u otro sector para sus propios intereses. Así, la hidalguía vasca se apropió del carlismo, lo hizo nacionalista y solo a posteriori fue apoyada por la burguesía. De hecho el vasquismo es rural o semirural y solo en algún momento fue apoyado por sectores de la burguesía industrial aunque no la financiera. El catalán es efectivamente más burgués porque necesitaba competir con el nacionalismo español inculcado desde Madrid. No olvidemos que existe un nacionalismo español muy poderoso relacionado con las oligarquías tradicionales de la sociedad, la Iglesia y el ejército. Tan malo es el periférico como el central, pero como dice muy bien Fernando Savater hay que distinguir entre nacionalismo y separatismo que muchas veces no son lo mismo y hasta pueden ser contrarios entre sí.

      Eliminar
  5. Pues te aseguro, dado que vivo en Egonia 1.0, que los apóstoles de la Fe egonia andan bastante atareados estos días, parece que han detectado cierta perturbación en la Egonía y se dedican, para que la Fe no dude, a embellecer las fachadas de los pisos con mensajes en cuartillas de los que su mentor, el señor Goebles, se sentiría orgulloso. También detecto cierta desviación temporoespacial por cuanto muchos de ellos, que veo y toco, me dicen vivir en Egonia 2.0 cuando yo lo hago en Egonia 1.0. ¿Será que el universo se ha desgarrado? Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La propaganda tiene esas cosas, David, y la necesidad de redención de unas masas insatisfechas alimentan el sentido de esa propaganda.
      Ese desvío espacio temporal entre las dos Egonias, quizás un desgarro del universo, existe incluso entre como en apenas 6 años una población volcada contra la corrupción política se desvió a una cuestión puramente patriótica y territorial.
      ¿Hay un desvío interesado en el paso de un 15M donde se atacaba al poder oligárquico sin mirar si eran de aquí o de allá a este momento donde lo que importa es la banderita y la pertenencia a una geografía determinada?
      ¿Ese discurso aparentemente democrático e incluso progresista es pariente del discurso xenófobo que está triunfando en tantos países de Europa?
      ¿Ha habido interés en desviar la conflictividad social en contra un sistema caduco a una conflictividad territorial para que la oligarquía siga mandando con la complicidad de las masas que en su momento se le opusieron?
      Me quedo con las dudas
      Un abrazo

      Eliminar
  6. ¡Qué rápido ha ido todo en esta entrada! La acreditada eficiencia egonia, por supuesto.

    Quisiera tranquilizar desde este modesto comentario a los segregacionistas/supremacistas: nunca antes las mentiras –y sus autores- han prosperado tanto. Los destinatarios de las falacias saben que lo son, pero les encanta formar parte de la manada en ese embeleco tan vistoso, tan histórico, tan teatral.

    Llevo años intentando encontrar un asunto en el que encaje la palabra trampantojo. ¿Pudiera ser éste?

    Saúde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O verdades reveladas o el caos. El caos de vivir a la intemperie sin bandera que te cobije o árbol que te ampare. Ir por libre, que cursi esa expresión de hoy en día sobre ir de verso libre, exige llevar ropa de abrigo o piel de elefante para mantenerse a salvo entre tanto trampantojo. Vaya la he colocado yo, admitido como animal de compañía en tiempos de dependencias.

      Saúde

      Eliminar
  7. Interesante entrada que refleja la realidad de las egonias que se consideran más, mejores y sobre todo víctimas y robadas por los pobres (que cosas hay que oír en Egonia).
    Me cuesta tomarme toso esto con humor, pero se agradece que alguien lo haga tan bien como tú.

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, el sentimiento de superioridad moral, política, económica es consustancial a los pueblos elegidos es decir a los propios, como también es consustancial el ogro exterior que justifica la necesidad de la autodefensa patriotica.

      Abrazos

      Eliminar
  8. No puedo estar más de acuerdo con lo que opinas sobre los nacionalismos en el comentario que le haces a Rick.

    A veces pienso que los nacionalismos y sus manifestaciones folclóricas brindan compañía y calor tribal a los que no se atreven a caminar solos. Es muy humano, supongo...Somos individuos, pero también sociables. No siempre es fácil ser coherente con ambas tendencias...

    Un abrazo y feliceds fiestas, estimado y admirado amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El nacionalismo es la expresión política de una emoción territorial que todos tenemos. Todos amamos más lo cercano que lo lejano y si además recurrimos a nuestros anhelos de mejora en seguida veremos en los otros, en los otros pueblos, cosas que nosotros no tenemos.
      Proceder de una zona relativamente pobre y olvidada y ver lo que se pierde por no tener las ventajas que tienes en otras zonas genera un sentimiento justificado de agravio pero lo curioso del caso es que nadie está satisfecho el que tiene un coche de lujo quiere un jet privado y el que tiene un mendrugo de pan necesita otro mendrugo. Va en la naturaleza humana y en la naturaleza del pueblo con que uno se identifica.

      Un abrazo y felices fiestas

      Eliminar
  9. Mi querido Dr., la lagrima de Peret rebotaría en la arena hoy de lo dura que está tras tanto romper de olas en este país de egonios y agoniados cabezas duras!

    Debe ser tristísimo desconectarse de un país opresor que roba desde su inmundo centralismo a la sufrida periferia para comprobar que la soledad espacial es más terrible sin nadie a quien culpabilizar de nuestras carencias, ineficacias y frustraciones ... salvo que de verdad ese pobre aegonio suponga frente a su asquerosa tortilla de huevos verdes que está mejor ahora que cuando comía tortilla con huevos caseros y patatas nuevas de Sinzo que le mandaba su madre en un taper cada vez que se iba a la fábrica de Sabadell jaja... Porque está visto q uno se puede convencer de cualquier cosa, incluso sin ningún convencimiento más q nada por no desentonar !

    ¿Sabes lo que de verdad me tiene perpleja de todo lo que está ocurriendo? que cuando estudiábamos historia nos contaban lo que regímenes totalitarios y energúmenos varios hacían al margen del conocimiento real de sus ciudadanos o con su conocimiento, pero difuminado porque el poder manipulaba la información y la gente carecía de instrucción pero es que hoy con la generación mejor formada de todos los tiempos, con las mentes preclaras que tenemos, lo informados, formados y sobre instruidos que somos todos, resulta que somos igual de merluzos, repetimos el mismo comportamiento absurdo de babear frente a memos, corruptos o iluminados ... resulta que ahora somos más fanáticos , menos objetivos y más manipulables que nunca en la historia de la humanidad y comprobarlo cada día me aterra ...

    ¿Que nos queda? ¿mirar nuestra tortilla de yema aun amarilla y llorar a mares? ¿o disfrutar de nuestra yema mientras aun es amarilla por si se nos vuelve verde y ya no nos queda nada? ; )

    Supongo que siempre nos quedarán las lágrima .. al menos eso que no nos las quiten, a mi llorar siempre me ha parecido de lo más terapéutico así que a falta y motivos para sonreír ¿ que te parece si nos echamos una llantina de estas memorables para desahogar y sobrellevar estos duros momentos ? jajajaja

    Meeencaaata disfrutar de tu fantástica ironía, aunque a veces la salseas y especias tanto que uno se pierde con la contundencia de tantos aromas y sabores diferentes ; )

    De verdad un placer inmenso volver a tu casa por Navidad, nunca me he ido en realidad, aunque asomo tan poco que lo parece pero ni esta Navidad ni nunca te vas a librar de mis rollos jaja sé que tu santa paciencia me sufrirá en silencio. De corazón gracias por estos buenísimos ratos y como sé que la Navidad no es lo tuyo, que pase rápido y duela poco ; )

    Un beso inmeeenso con todo mi cariño desde mi asteroide mientras vuelvo y no a ... tu precioso planeta.


    Feliz Navidad!

    ResponderEliminar
  10. Bienvenida de nuevo, María, se te echaba de menos.

    Yo imagino que hay un tiempo para cuentos de ogros, brujas, príncipes y príncesas y un tiempo para mirar de frente a la realidad y poderse ubicar en la realidad.

    Ya sé que hay un sentimiento humano de intentarse sentirse un poquito mejor que el resto. Unos presumen de tener una mejor casa o un mejor coche. Otros presumen de la educación que le dan a sus libros o de sus notas. Los de más allá que intentan demostrarle al mundo su novel de sofisticación por leer libros muy complicados y difíciles. Los hay enamorados de la música de jazz o de la música dodecafónica aunque luego solo la aguanten 5 minutos pero luego van a decírselo a sus amistades y presumir de su buen gusto. ¿Y que decir de aquellos que presumen de sus ligues?

    En esa lógica enmarco el amor egonio a la propia patria y la necesidad de decírselo al resto, a los pobretones que nos acompañan en la misma cuestión y a los de fuera. " Hey, que somos egonios, no....".

    A los gallegos, por poner un caso, no nos gusta, nacionalistas o no, que nos identifiquen con los símbolos tan traídos por el franquismo. Todo ese universo de folklore, canción española, bandoleros y Guardias Civiles. No nos gusta nada y se de alguno que le fue a la chepa al típico guiri que venía con ese rollo de "español toreador". Es un sentimiento necesitado de la distinción: Ojo no soy como vosotros pero hay que saber hasta donde se puede llegar con él. Cuando se desmadra te puede aparecer un pequeño Hitler para hablarte de la pureza racial...

    No voy a llora por un mundo horrible o por tanta tontería, no se merece más que unas risas.

    Gracias, María, por tus palabras y por tu vuelta a esta casa de los horrores tragicómicos.

    Un beso muy grande y feliz Nadal.

    ResponderEliminar
  11. "La Manolo´s Tavern" y una estrofa de Paxi Andión sobre esta acrisolada superioridad(los burgueses son...)muchas razas se atribuyen ;como ese egonio llorón que ahora reflota que sus pureza de casta y raza le data desde 1324 o sea que desde esas fechas hasta las del este Universo Sideral no se ha movido ni un crisol, sino que se les ha pisoteado sus dominios...

    -Dime de que presumes y te diré de lo que careces se lo cosería en un lado de la senyera, bandera o simplemente a ese trapo de idiología que cuando el derrame de la superioridad se queda en un fanatismo enfermizo, se a del credo que sea...

    ¡Felices Fiestas estimado Krapp!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal cual, Bertha, la pureza racial siempre está en búsqueda de una antigüedad que la legitimice a ojos de los hombres.
      Quiero pensar que las purezas más cercanas y actuales no tienen esas disidencias aunque vivan apegadas a una historia perversamente autojustificativa de sus emociones o quizás de sus intereses.

      Felices Fiestas, postnavideñas.

      Eliminar
  12. ¡FELIZ AÑO NUEVO!

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar