12 diciembre 2016

Consejos para habitar una vieja mansión

  • Pasen y vean, siendo ésta una vieja mansión solemne y venerable pueden estar seguros que hallarán en ella un rincón confortable para su solaz, reflexión y descanso.
  • No sabe lo que nos emociona estar entre estas históricas paredes, aquí se han vivido episodios que con los años se han convertido en fabulosas leyendas.
  • Cierto, por eso querías avisarles de que fuera del espacio que les hemos reservado en el desván, donde tendrán toda clase de comodidades, eviten mover o manipular los enseres que se encuentran en el resto del palacio. Pueden mirar, pueden incluso tocar los objetos, pero déjenlos tal cual están, nosotros nos encargaremos de su limpieza y cuidado.
  • Pero quizás nosotros podamos aportar otro punto de vista, somos gente cultivada, estamos al tanto de las nuevas ideas en interiorismo y diseño.
  • Lo siento, es una condición inexcusable para poder habitar este palacete. Hay que mantener la integridad original de la residencia tal como la dejo el viejo patriarca.
  • El viejo patriarca falleció hace 40 años ¿quiere decir que no ha habido cambios desde entonces?
  • Solo los estrictamente necesarios y respetando el diseño original. Si ha habido que cambiar una alfombra o cualquier otro objeto se ha buscado que tuviera la misma hechura, textura y color. 
  • ¿Y los inquilinos actuales aceptaron esas condiciones draconianas desde que llegaron? Tenemos entendido que entonces eran jóvenes y rebeldes.
  • Se adaptaron bien pronto, esta mansión impone mucho y si no es suficiente, cuenta con un ejército de fantasmas para dejar las cosas en claro.
  • No va a ser fácil después de todo, reina aquí un espíritu demasiado conservador,
  • No se desanimen tan pronto, el desván es muy amplio y cuenta con una buena biblioteca y amplios espacios para que ustedes puedan seguir teorizando sobre interiorismo y rediseño de viejos palacios carcomidos por el tiempo. Incluso podrán traer a alguno de sus pupilos para instruirles y contarles como harían las cosas aquí dentro.
  • Si ustedes nos dejaran.
  • Exacto, si nosotros les dejáramos; pero no deben sorprenderse, las teorías, incluso las más bellas, no son más que una foto borrosa de algo que está en perpetuo movimiento.
  • Aquí nadie se mueve.
  • No crea, aunque todo parezca atado y bien atado, hay movimientos incesantes. La carcoma, los ratones en la bodega, el movimiento fugaz de las moscas alrededor de las arañas de cristal o de las hormigas que corretean por el piso de la cocina en busca de pertrechos. En las raras ocasiones en que abrimos los ventanales observamos como el polvo forma una espada de luz cuando le da el sol. ¿Eso es muy moderno, no? 
  • Sí, es muy moderno. ¿Algún consejo más?
  • Ah sí, eviten el trato familiar con los criados y los servidores de la casa, se sentirían humillados con su condescendencia. Ahora son huéspedes, pertenecen a una categoría superior, mantener las distancias con nuestros inferiores es una forma de respetarles como se merecen.

39 comentarios:

  1. Vivimos en tiempo circular, me temo. Gatopardesco, claro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo veo la vida como una elipse y no me extraña porque todos sabemos que desde la célula al universo compartimos el mismo mapa.
      ¿El mapa de Dios?

      Eliminar
  2. Propongo incentivar a la laboriosa carcoma para que mine los cimientos de semejante mansión. Pero seguro que la acusan de populista o algo peor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y como se incentiva a la carcoma? ¿Habrá que pasarle un sobre con pasta de madera o darle algún tipo de alucinógeno para que "carcoma" más rápido?
      Me quedo con la idea, Chafardero, me parece sugerente.

      Eliminar

  3. Vale! solo por jugar…
    Mientras te leía imaginaba a Pablo Iglesias, Errejón, Carolina Bescansa y compañía …siendo los visitantes de esta mansión,
    ( aunque estos visitantes podrías ser todos los que han circulado por la Moncloa y Congreso desde q Franco pasó a mejor vida ) aunque a muchos de ellos ni siquiera recién llegados les interesó cambiar lo más mínimo el interiorismo de ninguna dependencia, si acaso reempapelar y enmoquetar sobre lo antiguo… me temo que sí, desgraciadamente los grandes cambios de esa revolución silenciosa que todos deseamos llegue hoy por hoy está en manos de la carcoma, las termitas y las moscas … al resto, ni está ni se les espera; )

    Meencanta el dibujo…
    Y tu metafórica mansión
    ¿Sabes lo q me pregunto? Hoy quien crees q recibiría a los actuales visitantes de nuestras democráticas y altas instituciones si llegaran a tu mansión… quizá el fantasma de la última Navidad? ; )

    Un beso muuuy grande mi querido Dr.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En serio, no sé quienes pudieran ser los habitantes de esa mansión, casi prefiero que no tengan nombres propios, estoy harto del protagonismo totalitario de ciertas figuras a las que se les ha elevado a un protagonismo excesivo e inmerecido.
      Los cambios sociales siempre están por delante de los cambios políticos que están a la rémora de los otros. Es más creo que los cambios políticos solo se producen cuando no queda más remedio.
      El problema de los falsos revolucionarios es que pretenden transformar las cosas usando instrumentos y prácticas del presente. Quieren tomar el cielo pero no saben que hacer luego con él. Para tomar el cielo primero hay que trabajar en lo cercano, en lo próximo y si no se hace así el tiempo te vuelve a colocar donde estabas reproduciendo formas y modos con los que querías acabar.
      Yo me imagino que en la puerta más que un personaje simbólico podría estar un verdadero mayordomo inglés, al estilo de aquel de Arriba y Abajo, aquella serie mítica de los 70 o del de Downton Abbey. Hay otro mayordomo divertidisimo, Jeeves, en aquellas novelitas descacharrantes de Wodehouse.
      Mira que actorazos tenía la serie sobre estas historias.



      Muchos besos, María

      Eliminar
  4. .Solo hay una solución (y siempre será momentánea): asaltarla y derruirla.
    .¿Por qué momentánea? Porque son capaces de reconstruirla o de construir tres nuevas, tienen todo lo adecuado para hacerlo.
    .Habitar la mansión hecha a su medida no es solución, la mansión acaba haciendo a los huéspedes a su medida.
    .Ya ha ocurrido.
    .Ya empieza a ocurrir.
    .A LAS BARRICADAS

    [Me he puesto en modo esperanzador, que también me gusta]

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo malo es que no se puede vivir a la intemperie o al menos no podemos pretender que todas las personas vivan al aire libre y añoren el calor de la vieja mansión aunque en ella se alojen en el sótano en compañía de las ratas.
      Estoy conforme con que los huespedes se adaptan a las mansiones y no al revés.
      La destrucción es liberadora
      Me gusta tu tono esperanzador aunque sea más producto del deseo que de un hipótesis posible.

      Un abrazo

      Eliminar
    2. No me descubras puñetero...

      Abrazos!!

      Eliminar
  5. ¿Es que no se dan cuenta? ¡No es cierto que la vieja mansión permanezca inalterable!

    Esa actitud conservadora realmente no lo es: poco a poco sus comodidades van a ir desapareciendo, aunque el escenario parezca inalterable. Les hacen creer que están por encima de la servidumbre, pero eso no es más que una táctica: si existen varias clases de siervos será mucho más difícil que se unan contra la Organización; solo verán lógico hacer frente común contra la carcoma y otros perroflautas.

    Pero tal y como están dejando la intemperie…

    Saúde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la mansión del miedo según tu valido parecer, y cierto es que si te acostumbras a las estrechuras sin protestar estás posibilitando que sigan acotando el espacio disponible. Lo de las subdivisiones y las creaciones de subgrupos combatiendo entre si es muy propio de los amos de mansiones. Hay que recordar las jerarquías tan férreas en ese mundo de la servidumbre de las clases altas, al menos en tiempos más efervescentes y aristocráticos.

      Saúde

      Eliminar
  6. Eso es, Doc, seguimos en el desván.
    Ha de parecer que se redecora y rediseña pero luego todo debe quedar como estaba.
    Es así desde hace milenios. Muuuucho antes de la muerte de don Paco.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de Don Paco o el patriarca del relato podría tener su interpretación porque con la Guerra Civil se rompió una política nacida tras las Cortes de Cádiz de progresiva modernización de los diferentes grupos sociales. Creo que con Franco volvió el salvajismo, el primitivismo cruel y despiadado, la indecencia, la corrupción o la incultura como sentimiento orgulloso y despreciativo a todo lo que suponga educación, aprendizaje y sentido de la responsabilidad.
      Franco supuso una vuelta a los formas más repugnantes de la supervivencia y el sálvase quien pueda.
      Todos nuestros males son producto de aquella desventura.

      Eliminar
  7. Hace poco leí no sé dónde que nos encaminábamos hacia una especie de neo-feudalismo, y el caso es que no resulta tan descabellada esa opinión. La clase media es la que realmente está sufriendo el efecto de la termita, que es la codicia postcapitalista sin freno ni control. Y una vez que la clase media desaparece, la cosa está clara.

    Eso sí: cada vez tenemos más cadenas de televisión y más grandes áreas comerciales. La vida es bella.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sinceramente, Rick, no sé cual es la clase media. Debe ser como la línea del Ecuador la línea inventada en que se dividen los dos hemisferios pero el problema es que si bien es visible el de arriba, no sé donde empieza el de abajo.
      Para mí que lo de la clase media es un timo para tener a la gente contenta, una especie de placebo para decirle a la gente "tranquilos, siempre hay gente por debajo de vosotros". Algo parecido de los que dice el personaje del texto y ha escrito muy bien nuestro amigo Luis Congrio.
      Si la clase media está jodida ¿cómo está la clase de abajo, la que ocupa el suelo de la pirámide?
      Quizás si la clase media desapareciera se abrirían las esclusas donde está encerrado el descontento de la mayoría y no valdrían los paliativos habituales.

      Eliminar
  8. Métele una buena dosis de termitas y que desaparezca todo. Volvamos a las cuevas. Volvamos a empezar.
    Un bico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tentador pero como decía más arriba, excepto los campistas y algún antiguo boy scout no sé si la gente estaría preparada para la pura supervivencia y perder de vista su móvil o su cuenta de facebook.
      Bicos

      Eliminar
  9. Y hablando del envoltorio olvidamos el contenido, se parece a esa figura antigua a la que le gustaba mirarse en el espejo, mirarse el traje viaje y remendado, haciéndose el mismo su nueva historia, en la que él, claro esta, ha sido siempre el mejor, el que ha mantenido la casa, el que siempre lucho por mejorarla, el más puro habitante de la parcela más pura, más rica, más generosa de la vivienda. Los demás habitantes de la mansión siempre se mantuvieron gracias a él. Algunos habitantes quieren reformar la casa, pero no es el animo de hacerla más robusta, mejor aislada del frío, más bonita, más cálida, solo buscan en la mayoria casos dejar su firma, como esos arquitectos modernos que con animo "innovador" sustituyen plazas con árboles que dan sombra por frios paramos grises que nunca utilizaran, porque al fin y al cabo, ellos siempre pueden irse a algún hotel caro lejano que pagaremos todos los vecinos si se derrumba su intento...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La sociedad actual es el envoltorio de las hamburguesas de McDonald's, importa más lo de fuera que lo que llevan dentro. Y respecto a la firma ya ves lo importante que es hasta el punto que nuestras ciudades están manchadas de firmas por culpa de los grafiteros de mierda que destrozan cualquier pared o espacio que encuentren abandonado. No quieren pintar ni expresarse con lo que manchan quiere dejar su mierda de firma ¿para ser qué?
      Todos quieren ser algo en la jaula de grillos y nadie es nada desde el más laureado escritor, el político de modo que en vez de ideología tiene un catecismo o el youtuber tarugo que va de gracioso y le largan una hostia. Nadie es nada pero todos quieren dejara una huella que no necesitamos el resto porque estamos preocupados por dejar la nuestra.

      Eliminar
  10. Como las viejas mansiones que siempre tienen goteras, despropósitos, suelos que crujen (avisan que ya se desfondan) etc:asi noto yo ese tufillo a obsoleto a rancio y que se tiene que abrir las ventanas de par en par para que las humedades se sequen:(la mala conciencia)y, que las cañerías funcionen, porqué es, de lo que se trata:sino las aguas se estancan o no llegan donde son más necesarias y no se limpia a fondo...

    Europa en general, me da la impresión que es una vieja mansión que se sostiene por lados, según donde le da las inclemencias.

    El mayordomo es el único que ve la realidad que el edificio esta para apuntalarlo o derruirlo y hacer borrón y cuenta nueva, pero en boca cerrada no entran moscas, cumple con su cometido y los ciudadanos hacemos lo mismo.

    Me encanta esa realidad que reflejas en cada fabula y el mayordomo muy chulo, me encanta:)

    Besos feliz jueves

    ResponderEliminar
  11. ...y, con el informe PISA aun estamos más en consonancia con esta vieja mansión.-Cuarenta años de aislamiento y cuando nos abren la puerta es, para ir enredándonos en nuestra mismas inseguridades .-Ayer me acordé de un comentario tuyo acerca de la mujer; que muchas callaban no por cobardía:sino para salvar su vida.Es triste, que a esta altura aun se siga pagando menos a las mujeres y de no ser que podamos pagar 900€ al mes para que nuestros niños tenga una alta estima después de saber que en Mallorca hay un colegio que supera a Finlandia y Singapur en cuanto a conocimiento, pero no ponen que en Finlandia y Singapur: la Educación es gratuita y obligatoria.

    -Uff me he excedido sorry:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las mansiones necesitan un mantenimiento oneroso para seguir siendo tal.
      Me gusta mucho que compares mi vieja mansión con la vieja Europa, la destartalada Europa, huérfana de futuro y repleta de pasado. Una Europa que solo mantiene prestigio y cache bajo una patina de polvo. Lo curioso es que para remediarlo han vuelto a revivir al Frankenstein ruso, la personificación de los males, como en la vieja Guerra Fría o en tiempos de Napoleon. La alternativa para que Europa no de desmorone es pretender unir a los europeos frente al viejo Oso de los Urales aunque me temo que las fuerzas neofascistas emergentes ven más autoridad en Putinlandia que en las chorradas de los tecnócratas de Bruselas.
      Lo de la Educación es un tema sangrante en España desde la sangre derramada por los maestros de la Segunda República.

      Gracias por tus palabras, me divierten los mayordomos literarios y cinematográficos.


      Eliminar
  12. Ayer estaba leyendo una noticia sobre la Mansión-España; en la que algunos habitantes de la casa (en «Callosa de Segura») habían impedido retirar una Cruz de los Caídos, todo un símbolo de la época franquista y que se ubica delante de la iglesia y en pleno centro del pueblo... La defensa a muerte de la piedra, impidió que la pudieran retirar.
    El mismo día «El Juzgado Contencioso Administrativo número 1 de Badajoz estimaba un recurso interpuesto por el PSOE (contra la habitación de «Guadiana del Caudillo») en virtud del cual se le obligaba al ayuntamiento gobernado por el PP- a cambiar el nombre de dicha localidad (en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica)». El asunto es que en el 2012, los habitantes de esa habitación de la mansión, fueron llamados por el alcalde, del PP, a una consulta popular para decidir si cambiaban el nombre de su localidad. Los vecinos se posesionaron a favor de la continuidad».... Y es que está probado por la historia que a los habitantes de la mansión les gusta el merequetengue y el sadomasoquismo... ¡Que le vamos a hacer!

    ¡Felices fiestas, amigo.... y que te vaya bonito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menudo tema, imagínate que un pueblo alemán se negase a cambiar el nombre de una calle dedicado al Fuhrer tras la Segunda Guerra Mundial, lo que hubieran hecho los aliados. Seguramente les obligarían a los habitantes a hacer una gira por los campos de exterminio nazi hasta que se les acabase la tontería.
      Eso es lo malo, las malas costumbres hay que cortarlas por las buenas o por las malas porque en realidad lo que revelan estos actos más que masoquismo es pura costumbre, purea rutina a lo que ha sido desde el triunfo de la "Gloriosa Cruzada".
      El problema que ha habido es que no se puede permitir la continuidad política jugando simplemente con una baraja mejor pero con los mismos palos, no sé puede, hay que partir de cero para evitar las sinergias del pasado.
      El franquismo se ha acomodado en la mente de mucha gente, a veces en un rincón oculto pero real y la única posibilidad de combatirlo es usar un buen insecticida para que no nos siga envenenando tantos años después. Es cuestión de pura supervivencia o seguir agonizando, como diría Celso Emilio Ferreiro, "na longa noite de pedra".

      Felices fiestas a ti también, que las disfrutes.

      Eliminar
  13. Me ha deprimido tu entrada. Creo que es una especie de metáfora de la triste realidad que estamos viviendo. El presente - mansión vieja - inmovilizado y la incapacidad y falta de energía de los nuevos huéspedes - gente joven - para destruirla y poder levantar otra sobre sus escombros. El tiempo de la restauración ya pasó, me temo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que es absurdo es pretender cargarse una mansión que ha sobrevivido durante muchos años con una pala y un rastrillo de playa.
      El sistema devora a quien quiere devorarlo porque en vez del trabajo lento desde abajo se pretende participar en las mismas instituciones que previamente se han denigrado sin darse cuenta de su potencial contaminante.
      No es en el parlamento donde se cambian las cosas si no en el espacio donde vive la gente: en los barrios, en los pueblos y en las aldeas. Si no empiezas por ahí, lo demás es inútil.

      Un abrazo

      Eliminar
  14. Nueva cocina es lo que hace falta, innovación. Todos esas termitas, las moscas voladoras...a la sartén! Y las lámparas de araña, las quitamos! vamos a darle a cada cosa su nombre!, una araña es una araña y una lámpara es una lámpara. Eso ya lo ha explicado Rajoy muy bien con taza y vaso.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Respuestas
    1. La nueva cocina, la cocina de autor está bien, pero a veces te deja con hambre en el cuerpo. Lo digo por una experiencia cercana en el tiempo.
      Claro que hay que hacer todas esas cosas ¿pero quién se pone a la tarea en vez de ir de capataz y ordenar que curren los demás?

      Besos

      Eliminar
  16. Es curioso, estimado Krapp. Tu metáfora extendida me ha recordado a las amenazas de saqueos que los medios se encargan de subir del sótano de nuestra mansión argenta todos los años para estas fechas. Es muy cierto lo que apuntas acerca de los cambios: que a nadie se le ocurra cambiar nada, porque los fantasmas de la mansión se encargarán de espantar a todo innovador. De todas formas, no se han visto ni sentido grandes cambios: la mugre se sigue viendo a simple vista...
    Te dejo mis mejores deseos de felicidad para estas fechas y todo mi cariño ;)!

    Besos!

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema es que los innovadores cuando observan las comodidades que les ofrece la mansión deciden asumir como tal y olvidarse de los que quedaron fuera. El poder siempre es oligárquico y cuando lo tienes o incluso cuando lo puedes tener prefieres dejarlo como ésta con cambios aparentes pero no en profundidad. Además necesitas atrincherarte frente a los nuevos rebeldes que te lo puedan arrebatar.

      Muy felices fiestas, Fer.

      Besos

      Eliminar
  17. Y cómo no nos queda otra que ir pisando con cuidado, no vaya a ser que el suelo este minado...

    ¡FELICES FIESTAS CON MIS MEJORES DESEOS!

    BESOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Felices Fiestas, Bertha.
      Gracias por estar ahí.

      Eliminar
  18. Felices fiestas, Dr. krapp. Cuántas Navidades llevamos ya en los blogs!.

    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  19. un placer estar aca cerca de tus letras
    feliz resto de diciembre y que la vida te siga embriagando cuando escribes

    ResponderEliminar
  20. Gracias, Angie. Llevamos un montón. El mío supera los once años.

    Un abrazo bien fuerte

    ResponderEliminar
  21. Gracias, Recomenzar, igualmente.
    Intentaré sacar provecho a mi embriaguez vital.

    ResponderEliminar