22 febrero 2016

Sin señales humanas visibles

Centro Comercial La Sardina Astifina. 18,30 horas.
Boutique de Cons: Moda hombre
Tercer probador a mano derecha.


Carlos Rosendo Moreno Muñoz, más conocido como Carlo por sus muchos amigos y sus pocas aunque entrañables amigas, se prueba un jersey color amarillo buttercup, con cuello en U de viscosa y algodón estriados.
Va a dar el cante. Está seguro que va a dar el cante esa noche de viernes, se dice, mientras gira bailando sobre si mismo alrededor del espejo y mueve los hombros al tararear el Work Bitch de Britney Spears.
De repente, oye un aplauso y se para. Mira hacia el lado de la cortina pero permanece cerrada. Mira arriba, a la pared de la derecha y duda si enfrentarse a lo que imagina que tiene delante.
Cuando lo hace, el espejo que le refleja, también refleja en su jersey de viscosa y algodón, la imagen de una niña, quizás una chica -es dificil saberlo por sus rasgos orientales- que le sonríe abiertamente mientras palmotea con sus manos.
Carlos Rosendo Moreno Muñoz, más conocido como Carlo, está desconcertado y tras contemplar la imagen del espejo, mira hacia abajo, hacia su propio cuerpo, hacia su jersey color amarillo buttercup que será tendencia de moda en la ya próxima primavera. Está sorprendido, su jersey sigue siendo un jersey de viscosa y algodón y no tiene señales humanas visibles.
  • Hola. Hello.
Ha escuchado con estremecimiento y ahora, otra vez, mira asustado al frente. La chica oriental,  tras una atestada mesa de trabajo. le saluda con la mano alzada y una sonrisa muy dulce en la boca.
  • Hoola. ¿Cómo estás? ¿ Tú de España? Yo trabajar mucho tiempo  para señores de España in the factory y poder hablar poquito español.
Carlos Rosendo Moreno Muñoz, más conocido como Carlo, está punto de soltar un alarido. Se quita el jersey color amarillo Buttercup, con cuello en U de viscosa y algodón estriados y abandona la cabina.
Cuando pasa junto a Ruth, su amiga dependienta, le lanza el jersey encima del mostrador.
  • ¿No te gusta, Carlo? Lo escogí pensando en como arrasarías con él en la fiesta de esta noche. ¡Es tan original!
  •  ¿Original? ¿Qué tiene de original compartir mi condición de víctima de la moda con otras víctimas de la moda que ni siquiera saben que lo son?

44 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias, Jesús. Afortunadamente las conciencias son sufridas y saben como aguantar los golpes.

      Eliminar
  2. No quiero comentar haciéndome eco de ese sentimiento de autoflagelación a que acudimos por los desastres e injusticias del mundo, uno de ellos es este que nos comentas. Para que funcione el mundo avanzado debe haber un mundo sub que nos surta de todas las gilipolleces que han sabido vendernos para que creamos que somos felices. A mí no me interesa la moda, así que no paso muchos ratos en los probadores de tiendas de ropa. Mis hijas, sí. Supongo que están en la edad. He comentado el tema que nos traes pero no les cala. Siguen disfrutando comprándose unos pantalones o un jersey por diez o siete euros. No puedo cambiarlo. Ni quiero prohibírselo. Yo, en cambio, soy un adicto a la tecnología y eso también se produce en países semejantes a la moda, más o menos. De modo que no puedo decir que yo esté libre de pecado.

    Pero, francamente, Krapp, se me escapa cómo debería ser el mundo para que no sea así. Siete mil millones en el planeta. No sé si en nuestro suicidio cultural y económico estaría la solución. A veces pienso que nuestros grandes debates morales y éticos son poco relevantes porque la realidad los hará triviales. El mundo se está transformando a velocidad de vértigo. Faltan treinta y cinco años para el 2050. No tenemos ni idea cómo será el mundo, si habrán desaparecido países, si el capitalismo habrá desaparecido, si la fusión mundial de razas, culturas, pueblos, colores, será una realidad bondadosa o trágica. No sé si existirá la prensa o los bosques, si nos aprestaremos a que nos dominen las máquinas, si será un mundo envejecido, si occidente habrá perdido la preeminencia que tiene hasta ahora. No tengo ni idea adónde puede ir nuestro mundo marcado por diferencias tan dolorosas como la que nos traes aquí. Pero no soy capaz de imaginar cómo evitarlas sin caer en la demagogia o en la irrealidad.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi idea al escribir esta entrada era reflejar precisamente ese indiferencia que tenemos todos o casi todos, a la forma en que llegan a nosotros las cosas que se producen en la otra parte del mundo con mano de obra barata. Algo que no es nuevo, que tiene una larga historia detrás desde las guerras por el oro y las especias que justificaron toda la expansión colonial pero que ahora mismo adopta unos matices diferentes ya que hace pasar como propio productos que se fabrican fuera. Eso ocurre con el textil pero también con la tecnología y si no pensemos en la guerra por el coltán en el Congo.

      A mi modo de ver no existe trivialidad cuando tomamos consciencia de la explotación. No hay trivialidad cuando pensamos por un momento que para poder disfrutar de las ventajas de vivir en el siglo XXI otros ciudadanos del mundo tienen que vivir tal como lo hacían los obreros europeos en el siglo XIX: hacinados en habitaciones miserables, trabajando 12 horas al día, gente muy joven menor de 18 años etc...
      La toma de conciencia y la denuncia quizás no cambien las cosas de raíz pero al menos quizás ayude a la mejora de las condiciones de vida de esta gente dado que los emporios de occidente,que se aprovechan de la situación, son sensibles a todo lo que pueda afectar a su imagen pública.

      Saludos cordiales

      Eliminar
    2. Ayer durante la cena puse un reportaje titulado True cost sobre precisamente este tema. El coste de la reducción de precios de la ropa que aquí compramos. El reportaje era interesante y no muy exaltado, pero mis dos hijas y mi mujer se desentendieron de él y se levantaron sin decir nada. Son las tiendas que frecuentan en sus salidas de compras. Primark y demás. Vieron que el documental implicaba sus vidas y prefirieron escabullirse. Mis alumnos de bachillerato entienden que toda la ropa es de Asia y que nadie sabe en qué condiciones se fabrica sea de Zara o Primark o El Corte Inglés. Y además, aducen, son pobres y no tienen dinero para pagar más.

      Creo que es un tema que no moviliza aunque es sangrante.

      Eliminar
    3. Nos preocupan los asuntos que no tienen repercusiones en nuestra propia vida y nos lo pensamos un poco más cuando nos afecta a nosotros mismos y son parte de nuestras vidas.
      Entiendo la postura de tus alumnos que desconocen como funciona el colonialismo económico de las multinacionales.
      Yo creo que es un tema que no moviliza porque solo muy recientemente está empezando a entrar en la conciencia de los que vivimos en esta parte del mundo.

      Eliminar
  3. ¡Leches!... Ya no se si estoy en Suicidas o soñando despierto con Tele5.

    Solo se que con ese perfil, a Carlo le podríamos ver como una estrella de primer nivel en "Cambiame" o en "Salvame" :) y después de eso, se podría hacer un programita con el lumbreras del Iker Jimenez, sobre el misterioso asunto del espejo cachondo, y llenarse de pasta facil ... Tiene madera televisiva este Carlitos Rosendo... ¡Seguro que lo fichan como percha ambulante (?) o como maniquí estrellado (?) en Tele5 o el la 1 que es casi lo mismo (?) !!!¿¿!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí, ahí le has dado. Quería retratar a uno de esos personajes egocéntricos e hiperconsumistas al modo en que aparecen en esa feria de los horrores llamada Telecinco. Incluso su última frase al comparar su condición de fashion victim con otros fashion victim tan dolorosamente diferentes, revela bastante crueldad.

      Eliminar
  4. Lo mejor sería tener una merina, aprender a hacer calceta y no llenar los bolsillos de los que ponen chinas orientales en los espejos. Pero "Alicias somos todos" y estas setas han vuelto loco al pobre Carlos Rosendo, que se le han escapado los puntos y no hay manera de terminar el suéter. Siempre habrá alguien que se llevará a la oriental en una bolsa, eso si, de papel reciclado. Saludos y gracias por hacerme reír.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de las merinas e incluso lo de las churras, si llegase el caso, deberíamos replanteárnoslo de nuevo. Poner niñas chinas o achinadas en el espejo no es justificable aunque fuera de uso común en las pasarelas de Cibeles, Barcelona, París o Milán.
      Gracias a ti por tu comentario lleno de chispa, Charo.
      Saludos cordiales

      Eliminar
  5. Ser victima de la moda, de cierto, no tiene nada de original... En ser uno mismo, más allá de modas, creo que está la originalidad y criterio propio.
    Simpático e interesante!
    Saludos, Krapp!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, Carlos, pero eso no va a convencer a las grandes empresas del sector a cambiar el pret a porter convencional por la vieja sastrería tradicional y como tampoco podemos ir desnudos...
      Muchas gracias
      Saludos

      Eliminar
  6. Y aun así no cabe duda de que hay víctimas de muchos tipos, el propio Carlo lo reconoce: él es la víctima, pero también quien tiene el dinero y el discutible gusto para elegir; la niña china no sabe de qué es víctima exactamente, pero no tiene elección.

    Toda una metáfora: cuanto más sabes y más dinero tienes, mejor eliges tus propias esclavitudes. Ni para eso hay igualdad en este mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que Carlos es un cínico de mucho cuidado, ya que aún aceptando que hay víctimas de muchos tipos, lo suyo no puede ser ni de lejos comparable a la suerte de las trabajadoras de Asia. Si a eso le añades que le jode no ser la única víctima de la moda en esta historia y perder por tanto su condición original quizás tengamos un retrato del personaje.

      Eliminar
  7. jaja hombre! siendo así, esa pobre niña japonesita se le aparecería tb a casi todos los niños (con sus juguetes fabricados made in Taiwán/Corea etc) o a los usuarios de casi cualquier aparato sobre todo los de telefonía... y al otro lado de este visión de los pobrecitos orientales explotados mira cómo se están haciendo los amos del mundo .. los mejores y más grandes locales de casi todas las ciudades son bazares chinos ... ¡qué se yo quien nos debe dar pena ya! a lo mejor hasta nosotros somos ya dignos de lástima ;)

    Y respecto a lo de ser víctima de la moda creo que esa gripe ataca sobre todo entre los 15 y los 25 a partir de ahí, se suele curar sola, salvo los fashion victim, que son tan patéticos como los frikis o toda esa marabunta que pulula por los realitys y start sistem que papanatea tanta gente sentada frente a la Tv( me estoy luciendo soltándote anglicismos y palabros raros jaja perdón, es que tienes menos letras que en español y así nos entendemos todos sin saber ni qué idioma hablamos ;)

    Todos somos víctimas de algo, el tabaco, el cariño, la drogas y el rock roll! ;)

    ¿te cuento una anécdota que me ha recordado tu simpática historia para que te rías? verás, en una ocasión, tras comprarse un anorak precioso mi hija de 4 años se empeñó en salir de la tienda con él puesto, salía ella toda feliz y al pasar por debajo del detector de alarmas saltó metiendo un estruendo tremendo.. la pobre toda aterrorizada se tiró inmediatamente al suelo de espaldas y comenzó a retorcerse toda intentando salir de aquel anoraks asesino jajaja me la ha recordado Carlo asustándose al verse con su súper jersey de última generación ;)


    Muchos besos y mil gracias por esta sonrisa, hoy está un día tan tristísimo fuera todo empapado de agua que se agradece doblemente!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que gracia, te traicionó el subconsciente, María, has pensado en una niña japonesa por esa películas japonesas tan terroríficas y con niño o niña fantasmales.
      Hay mucha explotación en esos bazares chinos, que ahora están en cierta retirada. Una cosa son los propietarios y otra los empleados. Sé por uno de ellos que su sueldo -hablo de 6 u 8 años atrás- apenas era de 100 euros al mes aunque tuvieran comida y techo gratis. Además buena parte de sus ahorros se iban a la familia en China. No es el Tercer Mundo, es el aquí y ahora. Por eso es conveniente distinguir entre propietarios, donde también está la mafia metida, y empleados con los que se ejerce cierto tráfico humano.
      Te aseguro que tengo amigos y conocidos que han pasado de los 30 y los 40 que siguen tan enganchados a la moda como otros que apenas superan los 20. No me parece mal que la gente se enganche a lo que estime oportuno pero que al menos se sepa que hay otros lo pasan peor por producir las cosas que tanto nos satisfacen.
      Bonita anécdota y la verdad entiendo a la pobre niña, se pasa fatal cuando te suena la alarma en una tienda o en una biblioteca.

      Muchos besos para ti y muchas gracias por leerme. Hoy sábado la cosa del clima aún está peor ya que encima hace mucho frío.

      Eliminar
  8. Hola Krapp. ¿Viste el último 'Salvados', entonces? Creo que trató exactamente de esto. Yo, aunque suelo ver siempre el programa, me lo perdí esta vez.

    Perdón por la digresión, pero, dejando aparte el tema, tu texto me ha traído una imagen mental curiosa, como de peli de terror (soy muy aficionado al género). Repito que no tiene absolutamente nada que ver, pero se me ha aparecido la niña de 'Toby Dammit' de Felini. También podríamos imaginar a cualquiera de las niñas siniestras que han abundado en el cine de terror japonés de la última década. Sea lo que sea, la conciencia de Carlos Rosendo Moreno le ha pegado un buen susto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vi el último "Salvados" y merece la pena. Aquí te dejo el enlace por si todavía no lo has visto.
      No recuerdo la película Toby Dammit de Fellini, voy a intentar hacerlo ya que está entero en el Youtube.
      Digamos que esta niña asiática era más cordial que las o los que aparecían en El Pozo, La Maldición, Llamada perdida, The Ring etc...
      Se merece un sobresalto el bueno de Carlo.

      Eliminar
    2. Gracias, Krapp, lo veré. Lo que sí leí fue cierto artículo de El Confidencial, y luego otro en 'libremercado.com', criticando a Évole, usando para ello los viejos argumentos, obviando que, a pesar de que el PIB de un país emergente pueda crecer con las empresas extranjeras, esto no justifica de facto las condiciones laborales y legislaciones existentes en esos países. Solo faltaba que encima tengamos que dar un Nóvel de la paz a Inditex... Ya...

      La peli de Fellini es en realidad un mediometraje, que yo tengo dentro de una película de tres historias ('Historias fantásticas') realizadas por tres directores. Creo que te gustará. Se nota mucho que es de Fellini, pero me sorprendió el tono, pues la peli suya que tenía más reciente era Amarcord, nada que ver, jeje.
      Las pelis de terror asiáticas son otra historia, efectiviwonder, y su fórmula se ha repetido más que el ajo, pero oye... hay alguna que merece la pena.

      Eliminar
    3. La cuestión estriba en que nuestro sistema de creencias está concebida desde el etnocentrismo.
      Tendemos a considerar que lo nuestro es el mejor de los mundos posibles y que todos los demás deben seguir nuestro propio camino.
      ¿Llamamos países emergentes a China, Rusia o India?
      ¿De donde emergen? ¿Han aparecido de pronto países donde nació la civilización?
      Uno de los terribles karmas del capitalismo es pretender que todo gira sobre si mismo, sobre su manera de estar en el mundo. Una visión precopernicano donde el centro es el capitalismo y lo demás gira a su alrededor. Ellos, los paises emergentes, no han llegado a donde estamos nosotros y por lo tanto deben realizar todo el proceso para llegar al siglo XXI.
      Por lo tanto, ahora están con su Revolución Industrial y es lícito tener a mujeres y niños trabajando con las condiciones del siglo XIX. Esa es la lógica capitalista: como están más atrás, deben sufrir más, tener menos derechos y ganar menos que los occidentales. Es de un descaro que se ve a primera vista.

      Ya he visto el mediometraje de Fellini, muy de su estilo, interesante siempre. Con ese tono surrealista y de pesadilla tan querido por el gran director.
      Me gustan las películas asiáticas de terror, especialmente las de Takashi Miike.

      Eliminar
    4. Bastante de acuerdo con lo primero.

      Respecto a lo último: ¡por supuesto! Hay pelis muy fascinantes en el terror japonés, desde esos clásicos de fantasmas tan suyos hasta los más actuales films con esas historias tan crudas (nunca olvidaré 'Audition' de Miike, por ejemplo, ya que lo mencionas, aunque he visto pocas pelis de este director). Me expresé mal: me estaba refiriendo exclusivamente a las pelis que se produjeron bajo la influencia directa de 'The Ring' o 'Ringu', que entrarían en las que citaste un par de comentarios atrás. Se hicieron muchas pelis exactamente iguales en la década pasada (de las cuales, no han llegado todas a Occidente, ni falta que hace...), lo que nos habla del éxito de esa fórmula, tan japonesa por un lado, pero que a la vez hicimos tan nuestra, pues Japón tomó el relevo de las pelis de fantasmas, donde Hollywood ya hacía décadas que en general no tenía nada que aportar. Entre esas pelis hay muchas que se limitaron a copiar, y solo unas pocas que aportaron algo para no olvidar (en primer lugar la innovadora Ringu, luego la Maldición y para mi sobre todo Dark Water. Y seguramente haya más de este nivel que se me han olvidado o que no he visto). Pero en este subgénero de niñas fantasmales - no apto para pedantes -, así como en otros géneros del terror, independientemente de que pueda haber mejores o peores títulos, lo importante es disfrutar pasando miedo, así que cada cual que disfrute con sus preferidas.

      Un saludo, Krapp.

      Eliminar
  9. Solución: no comprar esos productos elaborados desde una explotación que raya en la pseudoesclavitud.

    En el supuesto de que la inmensa mayoría optase por ese utópico boicot, el resultado previsible es que las multinacionales de la moda y de otros productos perderían o dejarían de ganar y los explotados, a "la puta calle" (con perdón).

    Recuerdo cuando trajeron la Ford a Almusafes (Valencia) tras desmantelarla de la Gran Bretaña. Allí se lamentaron de este éxodo y aquí se bandearon las campanas...¿Por qué se hizo? Porque los salarios aquí eran considerablemente más bajos. Cualquier día la vuelven a trasladar a China como están haciendo con infinidad de productos...Allí trabajan 16 horas al día y por ahora no tienen ganas de volver a manifestarse en la plaza de Tianeman...

    No sé si se puede hacer algo más que denunciar estas injusticias en foros tan intrascendentes como éste...

    Abrazos, amigo Krapp

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo cierto es que todas esas empresas han optado por la deslocalización en período reciente e Inditex, por ejemplo, hasta hace una década tenía el grueso de la producción en esta tierra. Zara nunca fue una marca de lujo y daba muchos beneficios aunque la producción era local ¿por qué ahora prefieren hacer las cosas fuera para vender la ropa al msimo precio? ¿Más beneficios? ¿Qué Amancio Ortega esté comprando edificios imponentes en París, Londres, Nueva York, Barcelona o Madrid? ¿Para qué? La ambición rompe el saco y todo lo que sube baja.
      Entonces el tema ya no es lo de buscar mano de obra más barata sin más. Quieren obtener mayor plusvalía para acceder a sectores estratégicos alejados de lo que es propio de la empresa.
      En el fondo y aunque suene un poco conspiranoico, el objetivo de cualquier multinacional es expandirse hasta convertirse en un monopolio mundial y tener voz decisiva en los asuntos del planeta.

      Yo no sé si ésto es trascendente o no pero yo me siento mejor después de haberlo escrito.

      Abrazos, Luis Antonio.

      Eliminar
  10. Mundo global para mejor generar beneficios al capital y consumo para atontar a la masa que acaba feliz comprando emociones. Los objetos ya no se compran como tales, se compran por la emoción que nos generan (en el caso de Carlo triunfar el viernes), por eso da igual si el producto es caro o barato, estiloso o cutre. El capitalismo se lo ha montado de cine y todos/as hemos entrado en el juego. Ese solo se rompe con el fin del capitalismo. Uyyy metas excesivas para estas alturas de la vida ¿no? Quizás, tan solo, intentar salir del anzuelo del consumo. Digo intentar.

    Buena historia llena de humor ácido.

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los creadores publicitarios insisten en lo que tú dices: tú no compras un producto, compras la sensación que te produce poseer ese producto.
      El capital te dirá que sin consumo no hay producción y que es necesario la renovación constante de las cosas para mantener los puesto de trabajo. El tema está en la división internacional del trabajo que adquiere en estos tiempos globalizados características dantescas.
      Para vivir en el Primer Mundo en el siglo XXI, necesitamos gente que viva en el siglo XIX y sienta en sus carnes las penurias que hubo en Europa tras la Revolución Industrial por lo tanto deben producir para nosotros y deben de hacerse cargo de nuestros residuos, de nuestra mierda.
      Enseguida llega el típico que te dice: claro es que si no trabajan no se desarrollan como si el modelo de producción capitalista fuera el único posible y como si estás sociedades hubieran aterrizado de pronto en la tierra y Dudo que muchas de estas chicas y chicos que abandonan sus aldeas para vivir de mala manera hacinadas en las chabolas de las ciudades para trabajar 12 horas al día, 6 días a la semana y sin vacaciones, sean ahora más felices que sobreviviendo en sus lugares de nacimiento. Por mucha represión social y cultural que puedan sufrir en su territorio natal, en la sociedad capitalista solo son mano de obra barata y prescindible y ni siquiera dignas de ser tenidas en cuenta por la rueda del consumo que las aplasta como trabajadoras.

      Gracias, Laura

      Abrazos!!!

      Eliminar
  11. Pobre Carlo, lo que natura no da, el jersey no otorga... ¿De verdad nadie se plantea que una prenda que vale 10 euros puesta en destino con transporte y beneficio industrial y comercial incluido no es fruto de explotación?. La solucion es sencilla pedir las mismas medidas de seguridad, laborales y de medio ambiente que se piden aqui a los productos importados, pero eso, dicen... no se puede hacer...
    Y no son solo las grandes marcas, hay de todo, consumo y responsable son antónimos, por si alguien no lo sabe...

    A pasarlo bien... Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como le comentaba a Luis, Zara y por lo tanto Inditex, aunque lo mismo ocurre con Mango, las de El Corte Inglés y el resto, tenían ropa barata producida por talleres de costura españolas y les iba bien. La expansión de Inditex se hizo de esta manera y solo en los últimos años se mando la producción para afuera a costa, hay que decirlo, de arruinar a mucha gente local que vivía de las subcontratas. Otras se reciclaron y lograron producir para otras marcas más pequeñas o realizando trabajos puntuales para las grandes.
      Aquí hay mejores condiciones laborales, de seguridad, de medio ambiente y el precio del producto final es practicamente mismo. ¿Será que se han vuelto filántropos y quieren industrializar otros territorios o serán problemas de codicia?

      Saludos cordiales

      Eliminar
  12. Habría que hacer algo con esa puñetera niña acosadora. Pronto. Seguro que es sencillo localizarla –o deslocalizarla- y hacerle pagar cara su osadía. Si no se corta de raíz, pronto creerán que tienen derechos.

    Sí me da pena el pobre Carlo, que lo iba a petar esa noche y tal vez ya no esté de humor, el pobre imbécil.

    Saúde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo debe ser culpa de algún capataz consentidor que no debería permitir que las niñas o chicas tuvieran tiempo para descansar y adoptar poses inapropiadas en su puesto de trabajo. ¿No reciben la fortuna de 130 dólares al mes por trabajar? Y es que si se afloja la presión pueden acabar pidiendo vacaciones o descansar más de un día a la semana. ¿Que van a hacer ellas en esos suburbios otro día cualquiera que no sea domingo?
      No llamas imbécil a Carlo que ya se siente suficiente víctima de la moda y encima le jode compartir su victimismo con toda ese grupo desconocido de currantes asiáticos.

      Saúde e bo fin de semana aínda que hoxe soe a sofisma.

      Eliminar
  13. Un mundo tremendamente injusto, que se abre camino a pasos agigantados. Y luego están todas esas marcas de precios prohibitivos cuyos artículos no valen lo que se paga por ellos pero llevarlos marca claramente una diferencia entre clases sociales, son signo de distinción. Un mundo de locos.

    Sí, creo que llevas mucha razón cuando dices lo de Inditex, que va más allá de la expansión, que la idea es la dominación.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay nada nuevo bajo el sol, Angie, la explotación de países y personas es antigua como el mundo. El uso de las marcas como elemento de prestigio sobre los demás confirma tu última frase: van más allá de expansión, la idea es la dominación.
      Abrazos

      Eliminar
  14. La tiranía de lo que llevan todos, como si uno no tuviera criterio. Y otros forrándose con ello. En fin..
    Parece que han encontrado el negocio perfecto, altísima demanda, bajísimos costes. Perfecto.


    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El pensar que uno es original y está a la moda mientras solo forma parte de una masa indiscriminada es una de las falacias más interiorizadas de nuestra sociedad. Esas situaciones son alimentados por el lamentable egocentrismo en el que estamos sumidos todos y en la que somos fácil presa de los buitres.

      Un abrazo

      Eliminar
  15. Todos sabemos cómo se fabrica la moda, y aun así todos compramos. Estamos dispuestos a pagar el doble a cambio de una mejora de las condiciones de trabajo? Decimos que sí, pero luego...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inditex ahora vende a un precio semejante a lo que hacía cuando el grueso de su producción se realizaba en Galicia en talleres con salarios y condiciones más o menos razonables. Esta empresa creció con aquellas condiciones y solo muy recientemente trasladó sus "factorías" al Tercer Mundo.
      ¿Qué ocurre entonces? ¿La crisis? No, lo que decía más arriba: la codicia. Hay que producir más a menor precio para obtener más beneficios y poder introducirse en otros sectores estratégicos como puede ser la especulación inmobiliaria o lo último, comprar bosques y enormes terrenos productivos cerca de ríos para hacer negocios futuros. ¿Para comercializar con la naturaleza, con el agua, con el aire, con la tierra cuando haya necesidad de ellos? Sé puede especular con lo que se quiera, como si fuera un expediente X, pero seguro que hay perspectivas de negocios que los demás ignoramos y quizás no debamos saber.

      Eliminar
    2. Joder! Esto da miedo. Hacerse con bosques, agua, aire... Pedazo de inversión.

      Eliminar
  16. No se trata tanto de abaratar el producto de cara al consumo, sino de maximizar la plusvalía obtenida en la fase de producción abaratando costes.

    Es la lógica del sistema. Si produzco más mercancías en menos tiempo que la media de los competidores, devalúo el valor de esa mercancía y puedo venderla más barato, obteniendo mayor cota de mercado y mayores beneficios que la competencia.

    El problema para el propio sistema es que el abaratamiento de la producción lleva de la mano (necesita) la desinversión en capital variable, el recurso cada vez mayor de la tecnología y el capital constante y la sobreeexplotación de la fuerza de trabajo, conducen a un modelo extremadamente productivo pero sin consumo. Si el trabajador no tiene posibilidad de comprar bienes porque sus salarios no le alcanzan, se generan crisis de sobreproducción. El capitalista, metido en su vorágine de competencia con sus iguales, arrasa con el trabajador-consumista, de modo que se entra en una contradicción capital-trabajo que corroe el sistema.
    Al final, la inversión en los sectores productivos, debido a la creciente caída de la tasa de ganancia del capital, se desincentiva y los inversores buscan la esfera financiera y especulativa mucho más rentable para sus bolsillos pero absolutamente destructiva para las sociedades.

    En fin; que no es un asunto de boicots o de valoraciones morales. Es un problema derivado de un modelo económico y de un sistema de producción determinados. La solución vendrá solo de la mano de la implantación de nuevas formas de relación productiva de las sociedades en base a una planificación económica centralizada y democrática. Desgraciadamente hay intereses muy fuertes que no están por permitir la cesión de los privilegios que sus sistema les proporciona.

    Gran relato, Krapp. A mi me ha resultado muy interesante el enfoque y la última frase de Carlo.

    Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
  17. Gracias por tu excelente análisis con el que estoy de acuerdo salvo en alguna cosa ya que creo que la planificación económica centralizada se está aplicando en la actualidad en beneficio de un sistema capitalista y depredador donde hay un reparto territorial de los sectores productivos y comerciales.
    Respecto a la plusvalía, el hecho cierto es que no hay una disminución de los precios con la deslocalización. Con esa plusvalía obtenida, que efectivamente como dices permite aumentar la producción, las empresas matrices pueden introducirse en otros sectores productivos para evitar los riesgos derivados de "dejar todos los huevos en la misma cesta"

    Un saludo muy cordial

    ResponderEliminar
  18. En efecto, la planificación económica, sino es democrática y transparente, es solo una herramienta del capital. Obviamente, puede planificarse en base a diversos objetivos, del mismo modo que pueden variar los sujetos que ejecutan dichos planes.

    La planificación a la que yo me quiero referir es la que se fija como objetivos la justa distribución de la riqueza y la sostenibilidad de la producción. Y actúa en consecuencia. La que queda sujeta a los designios democráticos de pueblos formados y participativos.

    Lo otro es una suerte de "repartición del pastel programada".

    Acertada también tu segunda observación.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. La ambición rompe el saco, ya se tiene una superproducción de todo no solo en la moda que es un buen mecanismo de economía soterrada.No hace tanto en Valencia este tipo de economía en el sector del calzado ha sido la que ha ayudado a llevar la economía familiar.Lo que pasa es que estas grandes "Marcas" como puede ser Iditex :ya no solo les interesa el mundo de la moda, con mano de obra barata, sino que los herederos aspiran a subir en el escalafón social: ser los dominadores del mundo.Y como siempre ha sido tanto tienes tanto vales...

    Un fuerte abrazo estimado Krapp.

    ResponderEliminar
  20. Respuestas
    1. Había una extensa red de talleres tanto en el calzado de Valencia como aquí en el textil que garantizaron los éxitos de las marcas y la mejora económica de muchas economías familiares y consiguientemente en la zona. Tal como se cuenta en el programa de Évole mucha de esa gente fueron incentivados por las propias marcas para convertirse en autónomos y comprar maquinarias, alquilar locales, contratar gente etc... Ahora en muchos casos están endeudados hasta las cejas aunque en otros estaán trabajando para empresas pequeñas que no han querido o no han podido trasladar la producción.
      Es noticia de hoy que Sandra Ortega, la hija mayor de Amancio, abrirá en junio su cuarto hotel en Barcelona.

      Un abrazo, Bertha

      Eliminar
  21. Después de leer los comentarios de sus seguidores y los suyos tengo que reconocer que me queda poco por decir.
    Buen relato. El problema con los relatos cortos es que no podemos profundizar en los personajes. Tienen que se estereotipados. Pero este Carlo tiene mucho juego.

    ResponderEliminar
  22. Es cierto, resulta casi imposible huir de los estereotipos en un relato de apenas 20 líneas. Los blogs tienen un marco bien determinado y no permiten la profundización en la psicología y las circunstancias de los personajes. La opción de hacer relatos por capítulos resulta muy frustrante ya que exige una continuidad en la lectura que es muy complicada de conseguir en Internet, por lo menos esa es mi experiencia personal sobre este asunto.
    Gracias.

    ResponderEliminar