12 octubre 2013

Amando a la diosa del llanto


No me sorprendieron aquellas lágrimas que se precipitaron por su rostro. 
Era el efecto deseado. 
Lo había previsto. 
Ahora, al fin, podía disfrutar a mis anchas de la escena. 
Una autentica performance delante de una modelo que desconocía su condición.
¡¡Qué bella estaba!!. Sus ojos parecían la superficie fosforescente de un estanque japonés salpicados aquí y allá por templetes enanos, nenúfares y plantas.  
Era su dolor, pero en su dolor mi amor crecía. 
Quizás sea una jugarreta provocar la aflición ajena para crear un efecto estético y singular; pero sus húmedos frutos estaban delante de mí, haciendo juego con las singulares armonías de aquel estrafalario pub londinense repleto de pretenciosos cachivaches victorianos. 
Ella sufría pero yo era inmensamente feliz. 
Lo que puede dar de si un simple anónimo, con una texto infame, colocado en el momento adecuado. 
Indescriptible. 
Ni el más refinado esteta lo mejoraría. 
Es hermosa la estética del dolor,
Cuando reímos, con nuestros  hinchadas mejillas y nuestros cloqueos de gallina vieja, parecemos monstruos repugnantes recién salidos de alguna sórdida cloaca. 
En cambio cuando lloramos como llora ella. En silencio. Sin aullidos groseros ni estridencias obscenas. Cuando lloramos de esa manera única y formidable, somos como dioses del Olimpo aterrizados en un mundo ajeno y miserable. 
Ella era la perfecta diosa del llanto. 
Sus lágrimas pausadas y audaces, su tez aristocrática apenas enrojecida y ese brillo en la mirada que iluminándolo todo parecía que me iba a abrasar. 
Me dieron ganas de decirle lo bien que lo estaba haciendo, pero me contuve por pura cortesía. 
Rápidamente dobló el papel y lo introdujo de nuevo en el sobre. 
Fue triste, al final me tuve que conformar con una de sus bellas sonrisas.

54 comentarios:

  1. La Dama del Fado a mí padre le encantaba y la ponía a cada momento: yo creo que mí madre la odiaba porqué le quitaba admiración;)

    El fado y sus historias en cuanto al llanto a lo mejor viéndolo désde el prisma hombre- mujer:pués te diré que no soporto ver un hombre llorar más lejos de ablandarme me deja sin fuerzas y en cuanto a las de mujer aveces son sin razón pero las que no me gustan son las de los niños de pocos años que esas son auténticas(aunque tambien saben los suyo ...)

    Y quien dice lágrima tambien lo aplico a las palabras:o sera que si uno/a no tiene la autoestima alta es facil caer en estos comodines pero...sin buscar soluciones...Todo en la vida tiene su principio y su fín y hay que quererse primero(los años me han amansado un poco el caracter): para que te quieran:esto lo aprendí un poco tarde pero...es una fórmula que no falla.De todo se sale menos del hoyo o dónde te quieran mandar.

    Un abrazo Krapp

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás lo que sugieres de las lágrimas tiene mucho que ver con su rareza. Las lágrimas masculinas producen en el que las ve cierto pudor e incluso malestar. Afortunadas vosotras que en vuestra expresión corporal y sentimental siempre habéis sido más libres que nosotros. No estoy muy de acuerdo con la autenticidad de las lágrimas de los niños, conozco a muchos que son unos auténticos farsantes y para los que su lloriqueo es una eficaz forma de chantaje emocional.
      Creo que llora no es sinónimo de derrota o fracaso, casi siempre es un principio de liberación.
      Abrazos

      Eliminar
  2. Si estás afligida, el llanto es un desahogo. Llorar y que te vean llorar puede ser un acto de altruismo: ¡toma mi pena y llora conmigo! Los hombres no todos lloran, pero sí los niños...puede ser que el hombre sea más egoísta en su dolor.

    Una voz preciosa esa del vídeo, y seductoras esas lágrimas con las que ha regado este post tan hermoso. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, es un desahogo. Yo también defiendo ese altruismo y liberación que proporcionan las lágrimas. Los hombres lloran a escondidas por la cuestión social, los niños en cambio a veces usan las lágrimas como mecanismo de manipulación.
      ¿Son más nobles los hombres que los niños? Ahhh
      Gracias por venir a visitarme y escribirme.

      Eliminar
  3. Nunca he entendido las muestras publicas de dolor. He visto entierros en llantos compungidos para una semana después entrar en pleitos por herencias, no es mi caso, pero lo he visto. La búsqueda de la complacencia exterior comprada al ritmo de lagrimas, es un síntoma de buscar la aprobación exterior. Nunca me gustaron las exhibiciones de llantos y menos cuando he visto que no son ni justificados ni motivados por sentimientos reales. Los romanos contrataban plañideras en los entierros, ahora son muchos los que no pudiendo comprar esos servicios, los practican ellos y no me gustan.
    Los niños son unos cabrones (los mios incluidos) se ponen a llorar para conseguir sus objetivos, yo les enseño que llorando no consiguen nadan y el numero de llantos se ha visto reducido a los inevitables accidentes pueriles. Un saludo Krapp.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El dolor es íntimo por eso haces bien en desconfiar en las muestras públicas de dolor aunque desconfiar no significa dejar de creer en su autenticidad cuando son legítimas aunque hay grandes farsantes al respecto.
      Respaldo tu opinión sobre las lágrimas infantiles y al respecto escribí una vez una entrada que puedes ver a tu derecha, un poco más abajo, en la sección de las más vistas. Su título es: Bobos Bebés Babosos.
      Saludos

      Eliminar
  4. La lágrima y la pesadumbre tienen un gancho estético innegable, no hay duda. Nos desarman frente a la persona doliente, cuyo poder parece aumentar. Es cierto que la estética del dolor es hermosa, y que en comparación la risa parece algo ordinario.

    Esa estética suele ser un arma infalible en la expresión artística. Parece como si nos gustase más sufrir acompañando los sufrimientos del personaje. Tal vez por eso la literatura humorística se considera de segundo orden, poco seria, poco trascendente. Y sin embargo, más de una vez he leído que resulta mucho más difícil hacer una obra literaria en clave de humor que otra empañada por la tristeza. La tristeza tiene, de entrada, un plus presupuesto de "altura artística".

    No sé por qué. Quizá sea un signo de los tiempos, o algo que va inscrito en el carácter de algunas zonas del mundo. Quizá la tristeza sea el entendimiento, no lo sé. Pero cuando veo a los "simples y primitivos" africanos en su tierra riendo abiertamente, con esa sociabilidad extrema que los occidentales hemos perdido, me da una envidia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás esa diferencie entre la risa y el llanto proceda de que nacen de lugares distintos. Creo que la risa es un acto más inconsciente que el llanto. Tengo la impresión, y a lo mejor me equivoco, que las lágrimas requieren una intervención mayor del raciocinio que la risa. La risa es una explosión espontánea de la sensibilidad, quizás es más "animal", mientras que el llanto es un plato de la mente de cocimiento lento.
      Sin duda el llanto es más respetable que el llanto porque desarma y ridiculiza lo serio. Lo serio tiene mucho miedo de lo ridículo ya que lo hace intrascendente.
      Saludos

      Eliminar
  5. Daba sustento a un pajarillo un día
    Lucinda, y por los hierros del portillo
    fuésele de la jaula el pajarillo
    al libre viento en que vivir solía.

    Con un suspiro a la ocasión tardía
    tendió la mano, y no pudiendo asillo,
    dijo (y de las mejillas amarillo
    volvió el clavel que entre su nieve ardía):

    ¿Adónde vas por despreciar el nido,
    al peligro de ligas y de balas,
    y el dueño huyes que tu pico adora?».

    Oyóla el pajarillo enternecido,
    y a la antigua prisión volvió las alas,
    que tanto puede una mujer que llora.


    (Lope De Vega)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese Lope era un genio. Me ha entusiasmado ese poema.

      Eliminar
  6. Poooobre, una sonrisa? Qué triste.
    Sabes qué me llama la atención? Si vas en el metro por ejemplo y se te saltan las lágrimas, así como a tu musa, nada estridente, de esa tristeza que te agarra el corazón al observarla y la sabes tan de verdad que llorarías con ella... Nadie te presta la más mínima atención. Nada. Pero imagina que vas leyendo un libro, o un blog que te hace reir a carcajadas... Las miradas de reprobación son instantáneas. Te miran como si estuvieses loca.
    Toleramos mejor la tristeza ajena que la alegría. Creo que la vemos como más lógica, más aceptable.
    Me gusta. Qué le pusiste en el anónimo? Jajaja
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Porque la risa es subversiva y rompe las estructuras normales del mundo y a la gente les jode que les saquen de sus casillas.
      Además el cristianismo nos enseñó que éste es un valle de lágrimas y por lo tanto hay que desconfiar de la risa.
      Gracias. Pon en el anónimo lo que más te satisfaga para generar una situación semejante en alguien próximo. Date el gusto
      Besos

      Eliminar
  7. El llanto sin estridencias, cuando las lágrimas caen suavemente, tan dócilmente como las notas de esa Lágrima, convierten el dolor en un dejarse ir.

    Te ofrezco una lágrima.

    Y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un dejarse ir y liberarse de él. Estoy de acuerdo, Laura.
      No me des ni una lágrima, es demasiada responsabilidad.
      Un abrazo viene bien, como el que te doy yo ahora

      Eliminar
    2. ¿Sonrisas?

      Si te viene bien, dos o tres abrazos.

      Eliminar
    3. Entonces ella empezó a llorar, mirándole fijamente y dejando que las lágrimas corriesen por sus mejillas, sin tocarlas, como si no quisiese reconocer que estaba allí. Era una forma orgullosa de llorar, pensó Sachs, a a vez una revelación de congoja y una negativa a someterse a ella, y la respetó por dominarse tan bien. Mientras las ignorase, mientras no se las secara, esas lágrimas no la humillarían.

      PAUL AUSTER

      Me parece redondo este fragmento y al hilo de lo que has explicado.

      Besos!!

      Eliminar
    4. Gracias por tus cariños, aunque no deja de ser algo malvado poner un texto de Paul Auster al lado del mío :)
      No conocía ese texto que está muy bien, como casi todo lo suyo; aunque deduzco que con provocación previa o no la suya remite a la belleza ética y la mía a la estética.
      Besos otra vez.

      Eliminar
  8. Pues yo creo que sí, llorar en silencio es más fino, más estético, menos llamativo, pero no por ello menos triste. Yo soy normalmente de llorar en silencio y lo hago a menudo. Hubo un tiempo en que lloraba a diario, tanto en silencio como a grito pelado, y te aseguro que en los dos había el mismo sentimiento y el mismo dolor. La rabia, la impotencia puntuales son las que le ponen el grito al llanto de vez en cuando.

    Besos, Krapps.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llorar en silencio es producto de un dolor mudo y no inmediato por eso es menos consolador aunque mucho más estético que el otro. Al dolor continuo no le van los aullidos ni las estridencias porque no hay una causa inmediata que justifique esa gestualidad y caer en ella puede parecer puro histrionismo.
      Besos, Novi.

      Eliminar
  9. Bueeeno, si me permites por esta vez...empiezo llorando por el final... Reconozco que has puesto a una de las grandes, pero este tema, justo este, para mi solo tiene una versión, será cosa mía pero solo siento esta lágrima de verdad, de verdad, en ESTA voz... sobre todo cuando se desliza al final;)) ... AMALIA para mi llora demasiado rápido aquí jajaja Aunque ya sé que DULCE no es santa de tu devoción, peeero...para gustos hay colores:))

    No sé, para mi el llanto sentido (no el importado) como la risa son absolutamente contagiosas e inevitables para mi. Nunca veo la cara del que llora, sobre todo si es desgarrado, solo siento su pena y se me mete dentro, ni siquiera hace falta que lo conozco, ni sepa por qué es, se me mete y punto. La risa igual, es algo mimético o instintivo o no sé...pero es así. El llanto como la sonrisa, si asoman de verdad (sin teatros) son tan inevitables para mi como respirar. Suelo llorar y sonreír en bajito tan menudo que ya ni me molesto en disimular, ni diferenciar por qué...se me mezcla todo siempre. Puedo empezar sonriendo y terminar llorando, tanto como como al revés... de hecho si me da uno de esos ataque de risa floja inoportunos, impropios e imperdonables y me empeño en cortarlo de cuajo...sieempre termino llorando ( al rededor justo por ver mis esfuerzos, siempre terminan partidos de la risa.. ;)) si es de rabia o desesperación, no...ahí, siempre me escondo, jamás me permito eso en público y si me ocurre, desaparezco... da igual de donde y con quien esté. Eso y otras cosas son tan mías que es de las pocas cosas que jamás puedo compartir...solo puedo a solas. Me sería más fácil quedarme desnuda en medio de la calle que así y conste que soy de las que me cambio encerrada en el baño:))

    Dicho todo esto y justo porque es algo tan íntimo para mi, nada más repugnante que quien abusa de la pena para conquistar...se hace, sé que se hace... por eso, nada más imperdonable. Sí, hay actrices y actores... buenísimos, cierto. Hay de todo en esta vida pero... todo se sabe al final, sieempre, sieempre:))


    Muuchos muchos besos...menuuuda llorera te he echado, para que no te quejes...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo siento, María, de corazón que lo siento, pero incluso la estupenda Dulce Pontes reverencia a la gran Amalia, la genial Amalia, la madre de todos los fados, de todos los fadistas de ayer, de hoy y de siempre. Escuchar a Amalia Rodrígues en sus discos de hace 30 años es un placer definitivo eso a pesar de la enorme mejora de las grabaciones desde entonces. Me gusta mucho Dulce Pontes pero me gusta al menso igual Mariza o Cristina Branco. También me gustan Mafalda Arnauth, Misia, Teresa Salgueiro, la cantante de Madredeus o una cantante estupenda de jazz llamada María João
      Por lo que cuestas tienes la sensibilidad a flor de piel. La risa si que es contagiosa pero el llanto lo veo más difícil porque como decía antes lo veo que tiene un componente más racional que la risa.
      Lo de llorar de risa o lo de reír llorando son situaciones normales pero que desgastan un huevo y te dejan el cerebro hecho un cisco porque al final no sabes lo que sientes.
      Creo que hay mucha gente que provoca situaciones innecesarias para provocar efectos estéticos, mucha gente más allá de el personaje de esta ficción.
      Muchos besos en un viernes de viento, lluvia y con algo dantesco detrás...

      Eliminar
    2. Seguro que tienes toda la razón con AMALIA a decir verdad la he escuchado muy poquito, quizá lo que me ocurre con este tema es que desde la primera vez que se lo escuché a Dulce Pontes me enamoró y supongo que eso, que el primer amor tiene algo mágico... a partir de ahí todos son copias, incluso aunque sean mucho mejores:)) y sí, a todo lo demás, desgasta mucho llorar es verdad, pero también alivia, desestresa e incluso descongestiona la nariz... el de puro teatro no es ni la mitad de bueno;))

      Aaah! y mira, del resto que mencionas solo conozco a una, te voy a dejar el que más me gusta de los que le he escuchado... http://www.youtube.com/watch?v=0cKv6EHNOTk ( se me resiste el enlace, cachiss!!:-)


      Más besos para ti y muy feliz finde, ventoso y borrascoso aayy!

      Eliminar
    3. Te voy a poner dos temas de Amalia. Espero tener suerte y que me funcionen los enlaces ya que soy un manta en ese terreno.
      Éste inspiro el título de una de las mejores novelas de Vila- Matas.
      Este es el fado más famoso de la historia
      Mariza es grande, muy grande y ese tema es uno de sus mejores versiones.
      Las lágrimas son terapéuticas y liberadoras y yo creo que relajan más que agobian
      Muchos besos en un sábado climatológicamente algo mejor de lo esperado.

      Eliminar
    4. <a href="http://www.youtube.com/watch?v=I_32_hID8s4”>El segundo link de Amalia que no te lo coloqué bien antes</a>:

      Eliminar
    5. Muchísimas graacias, creo que ya sé por qué me cuesta cogerle el punto a AMALIA, el fado lo asocio a algo suave, sentido, melancólico y ella canta demasiado pizpireta, demasiado alegre ( puedes llamarme blasfema, seguro lo soy ;) pero me suena así, claro que esas mandolinas hiperaceleradas también ayudan a mi sensación... no obstante seguiré intentándolo, te lo prometo...si todos coincidís en su grandeza está calro que soy yo que no la aprecio. Verás te voy a dejar uno que escuché una vez en Lisboa en vivo y por imbécil que te pueda parecer me hizo soltar unos lagrimones imposibles de aguantar ( ayudó que había luna llena:))... su voz gravada no tiene nada que ver, pero al menos te vale para hacerte una idea del ritmo lento con el que me gustan a mi los fados, fue ESTE

      Y sí, es verdad hoy hasta vimos al final al sol... esta vida es imprevisible sieempre... lloras cuando supones que vas a reír y a la inversa:))


      Muaaaaaaaakss!! Dr. ... si no cambias la entrada te la voy a llenar de fados tristes jajaja




      aaah! y te dejo aquí La casa portuguesa de tu querida AMALIA en pie ;)) le pusiste un espacio más de la cuenta y por eso se te resistió el enlace, a mi ya me salen como churros ( salvo excepciones:)) de tantos como pongo, meeencanta porque es lo único que se hacer medio tecnológico aquí :))


      Que mañana también asome el sol... y otra vez graacias.

      Eliminar
    6. Hay diferentes clases de fado, María. Los hay más alegres y más tristes, Amália tiene fados muy desgarrados como ese Estranha forma de vida que te puse al principio. Hay fados de Lisboa y de Coimbra. Fados de taberna y de estudiantinas. Fados que se acompañan con con una única guitarra y con todo un grupo. Fados que suenan bien a capella o tocados a piano. También todo depende mucho del estilo de cada época. Amália debutó en 1939 y murió en 1999. Me gustaría mucho que vieras ésto para conocerla mejor.
      Besos dominicales.

      Eliminar
  10. Era una diosa, sí. Cuando empiezo a escucharla no puedo parar.
    Y por ahora, sin sustituta.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy totalmente de acuerdo contigo, Blue
      Un cordial saludo

      Eliminar
  11. No lo puedo evitar, pero me encantan los fados y esa dulce melancolía que arrastra en su voz Amalia Rodrigues.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo evites, Carlos, los fados nos humanizan con su diáfana tristeza.
      Saludos

      Eliminar
  12. Soy poco visionario con las lagrimas, casi todas me conmueven aunque distingo perfectamente las de cocodrilo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Proliferan mucho las de cocodrilo sobre todo entre nuestros idolatrados infantes que saben como putear al personal con sus lágrimas oportunistas: De hecho de adultos parece que se secaran los manantiales.

      Eliminar
  13. Soy de las que me emociono con facilidad, pero casi nunca, por los 'motivos al uso'. Y a esa niña, que ves ahí, le costaba un web llorar... al punto, de que en muchos sitios la consideraban un bicho raro ( que probablemente, lo soy :P)

    Eso sí, la música, es de las cosas que más emoción me genera, sin duda! aunque quizás los fados, no sea lo que mejor sé apreciar. Y a mí, también me gusta más por Dulce Pontes y vd perdone sr. melómano :))

    Bicos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú debiste ser una chica de armas tomar, en la foto se te ve muy resulta. Seguro que hasta eras la jefa de la pandilla :))
      La música mueve territorios íntimos que otras emociones no consiguen penetrar. Me gusta Dulce Pontes aunque a veces se recrea demasiado en su extraordinaria voz.
      Bicos

      Eliminar
  14. Cuesta mucho comentar una entrada que pretende ser solo pura ficción, pero por otro lado me parece una descortesía no hacerlo ya que lo he hecho siempre. En fin, perdonarme si no soy demasiado clarividente y opto por no definirme demasiado. Ni yo mismo sé el significado de un texto como el que he escrito y con toda seguridad cualquier interpretación que se os ocurra es tan válida como la mía.
    Muchas gracias a todos.
    Ahora paso a contestaros uno a uno.

    ResponderEliminar
  15. Mariza es muy buena, y Cristina Branco.
    Dulce Pontes fue cuando la descubrí una de mis favoritas, pero ahora ya me cansé de su voz, le falta dulzura.
    Hice hace tiempo una entrada sobre fados (también me encantan) y estos son mis favoritos:
    http://bluebrigadoon.blogspot.com.es/2009/12/todo-es-fado.html
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantó tu entrada y comparto tus gustos. Dulce me resulta excesivamente almibarada a veces, manierista. De Cristina Branco me gusta mucho un disco que dedicó a José Afonso.
      Saludos

      Eliminar
  16. Pues conmigo lo tienes crudo. No lloro desde que a los cinco años alguien me dijo que "los hombres no lloran"... Se me secaron las lágrimas de cuajo y aquí estoy esperando que una mota de polvo o las del Iguazú se posen en mis ojos para que se humedezcan... Por cierto, hoy y el próximo lunes me van a desorbitar las del Iguazú...

    Te considero malvado y perverso, pero no creo que llegues al extremo de disfrutar con el dolor ajeno. En el fondo y camuflado a la gallega, ahí hay un corazoncito sensible y tierno que tambien exclama ¡ay! No tengo la menor duda...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me lo creo, sinceramente no me creo que no hayas llorado desde los cinco años ni siquiera aunque lo digas simbólicamente. Lo del Igazu me suena a una partida de guiñote a vida o muerte.
      Tienes una alta consideración a mi persona, pero nunca he experimentado ese placer sádico de derrotar a un rival en una partida de cartas y luego pitorrearse de él como hacéis los grandes profesionales de los naipes.
      Un abrazo, amigo y mucha suerte en el campeonato

      Eliminar
    2. Las del Iguazú son las cataratas más impresionantes que he visto en mi vida. Quedé fascinado. Las mías no tienen nada que ver con esas... Por eso espero que me las "desorbiten"...
      Qué difícil resuta a un maño ejercer de gallego...Sois irrepetibles

      P.D. Nunca me he burlado de los vencidos en los diferentes lances de guiñote que he participado...Sé perder, pero todavía más, ganar.

      Eliminar
    3. Vaya hombre, ahora te entiendo. Mucha suerte.
      Sé que eres un caballero pero me reconocerás que entre los jugadores de naipes suele haber piques y un poco de coña después de algunas partidas con algunos que se toman las cosas muy a pecho.

      Eliminar
  17. Tendré que venir otra vez a escuchar todas las canciones porque esta entrada me ha parecido muy contundente.
    Nunca me había planteado una estética del dolor, en mi vida, y provocar en alguien un llanto sentido para observar su estética me parece cruel.
    Me quedo, indudablemente con la estética de la risa. No estoy de acuerdo en que sea estéticamente más fea, sino todo lo contrario, los ojos brillan, la cara se ilumina, se expresa todo el cuerpo a través de ella, no es contenida como lo es muchas veces el el llanto, es libre y además una risa que te nace de dentro puede tener efectos en los otros igual que el llanto, también puede desarmar al otro.

    Con la música hay tener mucho cuidado. No se me olvidará lo que me dijo una vez una amiga: " algunas canciones prefiero no escucharlas, no, no, porque me conozco". Me llamó mucho la atención.

    A mí me gustaría que los hombres lloraran más, es muy liberador. Nos educan de diferente manera. En ese sentido considero un lujo ser mujer y llorar cuando me lo pida el cuerpo. Socialmente aceptado, lo que digo, un lujo. Pero prefiero reírme, me libera más. Y reír hasta llorar es fantástico, es cuando mejor se lo pasa uno, hasta que le duele a uno el estómago de las agujetas. Ahí te liberas del todo.
    Te voy a decir una cosa, en una ocasión mis alumnos de bachillerato me dieron un diploma que decía: "A la mejor profesora de inglés" - eso se lo decían a todos- "en reconocimiento a: su risa contagiosa". Lo tengo guardadito como un tesoro. Me emocionó tanto que en vez de reír casi lloro y me salvó que de repente me dí cuenta de que habían puesto el año en números romanos, pero se habían equivocado y lo habían arreglado con typpex. Así que les salí con:¿o sea que llevo todo el año pidiéndoos trabajos finos y vosotros me entregáis diplomas arreglados con typpex? Y ahí me liberé del todo.

    Muy interesante, muy interesante.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Angie, solo hay un canción.
      A mi también me parece cruel ese clase de provocación pero discrepo en lo de la risa, no hay nada más bello que un llanto silencioso cayendo lánguidamente por una cara repentinamente iluminado pro las lágrimas. Esa contención es lo que lo hace más bello y lo aparta de la obscenidad propia de las risas casi siempre descontroladas. Hablando en plata: la gente "se mea" de risa pero nadie se mea llorando.
      No todas las mujeres lloran cuando les pide el cuerpo. Ya empieza a ser mña visto un exceso de emotividad femenina.
      Ya ves una risa puede desencadenar el llanto con más facilidad que al contrario eso demuestra que el llanto es de una categoría emocional superior al llanto :)
      Felicidades para tus alumnos.
      Besos

      Eliminar
  18. Eso que dices es idealizar el llanto, no siempre el llanto es así. Pero respeto que lo veas así. Y esas artimañas para conseguir esa estética del llanto son feas. Y, desde luego, donde esté "morirse de risa" que se quite "morirse de pena", ya puestos en extremos.

    Y esa conclusión de que el llanto es una categoría emocional superior a la risa no sé de donde la sacas, la risa siempre es superior, Dr. Krapp, alimenta el espíritu, el llanto nos hace sentir pequeñitos, no alimenta nada, las lágrimas son indigestas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Ah! Se me olvidaba lo de las canciones. Que hay muchos links con canciones aparte del vídeo que has puesto, por eso lo decía.

    Besos otra vez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que el uso de la primera persona no te haya desconcertado un poco. Es un texto literario y como tal la primera persona cumple una función de acercamiento. Resulta una obviedad y bien lo sabes decirte y más a ti que eres profesora, que el autor no se identifica necesariamente con los personajes. Procurar el llanto no es feo es una crueldad indigna.
      Respecto al llanto, fíjate que hablo del llaanto silencioso, no estoy de acuerdo contigo es cuestión de gustos estéticos. Lo ético es otra cosa.
      Ahora te entiendo te referías a los enlaces de los comentarios y no a la entrada en sí.
      Besos

      Eliminar
  20. Siento volver de nuevo pero me gustaría puntualizar algo. El llanto contenido es un oxímoron. El llanto es como un río que fluye.

    No consigo separar la ética de la estética del personaje de tu texto. Él busca una estética a partir de una actitud que no está exenta de contenido ético y al deleitarse en observar su obra no hace sino justificar esa ética, por eso lo hace desde la sombra, porque sabe que no está bien. ¿Se escondería igual si lo que quisiera provocar fuera la risa?

    No creo que el llanto sea una categoría emocional superior a la risa, todas las emociones son igualmente valiosas, la risa y el llanto no son comparables, son distintas, pero si te tienen que dar un diploma desde luego no te lo van a dar por llorar. Reír es contagioso, a llorar nadie se apunta.

    En cuanto al tema del autor y los personajes que crea en sus textos, como dices, no necesariamente quien escribe se identifica con los personajes que describe, ese es el lío, no siempre, a veces solo se pretende ver la impresión ante un texto como lo haríamos ante un cuadro. No todos somos capaces de crear personajes sin que aflore parte de nuestra propia personalidad. Quizá ese es en parte el atractivo de esta vida virtual, que eres y no eres y tampoco sabes quién es quién. Porque si la persona que escribe un texto no se identifica con los personajes, tampoco al interpretarlos tenemos por qué ser siempre fieles a lo que pensamos realmente, de hecho ya se ha comentado en otras ocasiones que, en esta vida virtual, tendemos a adornarnos, a no mostrarnos del todo como somos.

    Estupendo texto.

    Besos.

    ResponderEliminar
  21. A mi también me gusta mucho tu contestación a mi comentario anterior pero quizás requiera algunas matizaciones.
    El llanto contenido es ciertamente un oxímoron pero ésta es una figura literaria válida que aquí expresa, creo que correctamente, la idea de un llanto silencioso.
    ¿Por qué crees que la actitud del personaje del texto no está exenta de contenido ético? Es probable que el hecho de esconderse tenga que ver con que quiere contemplar si su "modelo" disimulará su dolor ante su presencia o no podrá contenerse, cosa que al suceder le hace sentirse feliz. Una provocación directa puede ser motivo para que las lágrimas deseadas se conviertan en pura agresividad y entonces el efecto buscado no tendría lugar.
    Me parece bien que cuestiones que el llanto sea una categoría emocional superior a la risa. Al menos al reconocer que las dos son valiosas ya no dices como antes que la risa es una categoría superior al llanto. Sigo insistiendo: llorar es tan liberador como la risa.
    Entendida tu visión ante las autorías y los personajes porque por ejemplo en este caso ¿por qué el autor se tiene que identificar necesariamente con la primera persona de este texto y no con la agraviada, con la víctima de sus manipulaciones? Respecto a lo otro, yo me dirijo a la persona o personaje que me expone un punto de vista, sea su posición real o fingida, responda a lo que piense o no. Yo no soy quien para cuestionarla como tal pero si para cuestionar su punto de vista ante un tema concreto: este texto.
    Besos a las dos.

    ResponderEliminar
  22. Me imaginaba que me harías ver mi contradicción aunque para mí no lo es. En el comentario previo reaccionaba a tu afirmación de que el llanto es superior a la risa y me hizo gracia así que bromeé sobre ello porque ni siquiera me creo que tú lo consideres así, igual ni me dieron ningún diploma. En el siguiente comentario dije realmente lo que pienso, que son igual de valiosas y no comparables.

    Yo no creo que haya dicho que tú te identificas con el personaje masculino de este texto ¿por qué no con ella como dices? Me refiero a algo más abstracto como el hecho de por qué elegimos determinados temas, cómo los abordamos. Sí me referí a ti como comentarista porque ya dices que te gusta esa estética del llanto, te parece más bella que la de la risa, en eso coincides con él.

    ¿Se puede separar lo estético de lo ético? Quizás a veces sea así, pero sí hay intencionalidad y ésta no siempre lleva a un buen fin. En este caso la intencionalidad del personaje refleja una ética retorcida y manipuladora y eso se ve a lo largo de todo el texto. Además, no deja de ser una estética del sufrimiento ajeno. Quizá otra asociación también separable.

    Ayer precisamente corregía un texto de mis alumnos y mira qué casualidad que lo veo bastante relacionado con esto. Era sobre “the ladder of inference”, de cómo tendemos a interpretar la información de forma incorrecta al pasar por alto pasos en el procesamiento de esta. Muchos malentendidos de la comunicación provienen de ahí.

    Te escribo un pedacito para que practiques inglés: “ The ladder of inference is a way of explaining one of the main problems in communication; when one person speaks, the other interprets his words in the light of his own prejudices, past experiences and personal opinions. If we want to avoid misunderstandings, we should ask ourselves if our interpretation of what someone says, or does, really reflects his intentions.

    Saludos a los tres de nuestra parte.

    ResponderEliminar
  23. ¿Y como sé yo de que realmente era una broma y no lo escribes ahora para justificarte? ¿Y en la siguiente respuesta quién de las dos dice lo que piensa?
    ¿Ves? al cuestionar lo de la personalidad del que escribe y comenta ya no tenemos nada seguro.
    ¿Se puede separar las opiniones personales del autor de lo que dicen sus personajes? ¿Es ético que en determinados momentos el autor asuma a través de sus personajes un código moral que rechaza?
    Al final como sugiere ese "The ladder of inference" debemos de someternos a una obligada incertidumbre, aquella del famoso Principio de Heisenberg.
    Aunque tu me hayas devuelvo saludos por besos, yo erre que erre, volveré a ellos.
    Besos

    ResponderEliminar
  24. Muchas preguntas juntas, Dr. Krapp. No puedes saber si me estoy justificando, solo te queda creértelo o no. Contéstame tú una pregunta: ¿de verdad piensas que una emoción es superior a otra?

    Por supuesto que se pueden separar las opiniones del autor de lo que dicen sus personajes pero el autor no creo que sea del todo ajeno a sus textos y el que comenta los comentarios no es el personaje del texto, eso sin contar con que el que escribe es un personaje creado a su vez por otro
    .
    Quizás la incertidumbre es lo que da gracia y salsa a la vida.

    En resumen, que entre vosotros y nosotras ya casi llenamos un autobús y, mira, si hay que enviar besos mejor de dos que de una, así que besos para todo tu equipo. Feliz tarde.

    ResponderEliminar
  25. Las emociones frente a lo que muchos piensan no son categorías sólidas e inmutables que permanecen fieles a so mismas. La emociones son parte del mercado de valores de la vida y sufren las fluctuaciones que esa vida ofrece. Por eso es difícil tener un criterio ético fiable con ellas y se prestan más a tomar distancias distancias con ellas y apreciarlas desde una visión estética.
    Si el autor prescinde de las opiniones diferentes a la suya hace confesiones y eso no es narrativo. El quecomenta los comentarios en esa especie de Matrioskas sin fin puede ser o no algún personaje de sus textos.
    El equipo bien, gracias. Besos a todas. Feliz viernes

    ResponderEliminar
  26. ¡Madre del amor hermoso! Diría mi abuela. ¡Qué texto! ¡Qué belleza ves en las lágrimas silenciosas! Me encanta. Gracias. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Lía. No creas que siempre me identifico con lo que piensan mis personajes.
      Un abrazo

      Eliminar