10 julio 2013

La fiesta sigue: ¡¡¡Biba San Fermín!!!


Había visto esta foto hace unos días pero aunque me llamó la atención, no la ubiqué con el famoso chupinazo que abre los Sanfermines
Mi amiga Laura Uve en la última entrada de su más que recomendable blog, U-topía, citaba el tema de las violaciones a mujeres en la Plaza Tahir de El Cairo y y las causas que lo pueden motivar. En mi comentario le decía que: "no voy a usar extrapolaciones generalistas sobre lo allí ocurrido y (menos) cuando se trata de una realidad ajena a la nuestra me parece frívolo y falso". Cinco minutos más tarde me he encontrado con esta fotografía de nuevo y he sentido   como  recibía una merecida bofetada en la boca. 
Creo que sobran comentarios y al menos los que podría hacer no serían mejores que lo que podéis hacer cualquiera de vosotros ante esta imagen sobrecogedora, al menos para mí. 
Lo cierto es que desde hace tiempo tengo una profunda repulsión hacia las fiestas de los Sanfermines y todo lo que significa. En el año 2010 ya puse una entrada al respecto, solo con imágenes del Youtube, a la que titulé ¡¡¡Biba San Fermín!!! La podeis ver aquí en su injustificada crudeza: viejos borrachos humillados por pandillas de jóvenes, las provocaciones a las chicas extranjeras para que enseñen los pechos, el tipo dormido en la calle al que despiertan y arrastran los barrenderos o el corredor muerto en los encierros.
 Al parecer, todo consiste en sentirse un poco más vivos y más jóvenes gracias a esa tonta libertad que te proporciona echarse entre pecho y espalda unos cuantos litros de alcohol. Dejar que el bichito salga a la superficie y tome el mando de la nave sin que los escrúpulos, esos estúpidos meapilas, te la jueguen en los mejores momentos. Todo bendecido por la tradición, el rito, la ley, el business y el caché literario y truculento del escritor insatisfecho que incapaz de liberarse de sus demonios prefirió ensordecerlos a base de cualquier cosa que le permitiera liberar adrenalina. Como si se tratase de un globo aerostático y tuviera que echar lastre.   
Ayer mismo, y es solo un ejemplo más, vi como un pobre buey, un cabestro, moría en la propia la plaza entre la indiferencia y el jolgorio generalizado.   
Todo muy divertido, muy aventurero para los bravos corredores y para los mirones que puedan sacar estupendas imágenes con la cámara digital o el móvil. 
"Oye tío, ¿has visto las superfotos que me han salido del animal muerto en la entrada de la plaza? Y yo estaba allí, colega, yo estaba allí."
 O sea que al final tampoco es tan extraño lo de la imagen de arriba. Además algunos dirán que la chica sabía lo que hacía y nunca podría pensar que su streaptease -espontaneo o forzado he ahí el dilema- podría generar tan babosas emociones entre la jauría de machos sedientos. Quizás la culpa sea mía por imaginar lo peor y no saber mirar una simple foto.
Quizás aclare conceptos saber que "cuentan sobre el chupinazo que a una chica literalmente la subieron entre cinco, la desnudaron, arrancándole las ropas, y la tocaron, con poca opción de decidir nada"
 Este artículo, Tetas y toros,  ha suscitado la entrada. 
Lo dicho: ¡¡¡Biba San Fermín!!!

58 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo en cuanto que para divertirse pasarlo a lo grande o guay no hace falta el exhibicionismo y los malo de todo este conglomerado de aburridos porque en el fondo tienen que salca las cosas de madre : no se saben divertir.Particularmente no hay cosa más aburrida e insoportable que tener que aguantarle la cogorza a nadie primero porque ya es un coñazo por la melopea y segundo que si encima tiene la mano larga para que te cuento.Y, esta damita perdona pero yo soy mujer y no soy ninguna anciana esta dando tregua al macho y...hay que nadar y saber guardar la ropa.Otra cosa es: que te hagan una a traición eso ya es una violación y eso si que no: eso tiene delito.Que tenemos que divertirnos todos por igual porque no: pero sabiendo divertirse no formando un desparrame de mal gusto leñe.Cuando yo era una pivita y no tanto :vivia una tía en Estella y los Sanfermines coincidí dos veces pero borrachos ha habido siempre pero este desmadre no lo recuerdo.

    Solo he vivido dos fiestas grandes nuestras Un año que coincidí en dos salidas una que era la fiesta de Santiago Apostol y , antes conocí la playa de Riazor en una noche de San Juan.Y dos Sanfermines y me dije una no más como Santo Tomás.De natural me gusta perderme en una ciudad que el peso de la historia me haga invisible.Como se suele decir una no más como Santo Tomas;)

    Bueno... ya comienzo mís tan ansiadas vaciones; eso no quita que os visite de vez en cuando.

    Un abrazo feliz verano Krapp.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que hay un proceso de distorsión de las fiestas populares que se han convertido en muchos casos en monumentales botellones. La fiesta es grande pero la convierten en una mierda la cantidad de gente que va a ellas par únicamente perder el control. Perder el control significa que mandas al cuerno tus tabúes y te lanzas a lo que salga, pero eso no justifica los abusos y dejarse llevar por el espíritu de manada prevalece.
      Desde fuera todas estas fiestas tienen un encanto especial pero luego al vivirlas desde dentro se convierten en algo bastante lamentable.
      Felices vacaciones y un abrazo Bertha.

      Eliminar
  2. ... me repito(Santo Tomás) y, me como la mitad de las letras: es qué las vaciones a mí me motivan muchísimo jajaja.

    ResponderEliminar
  3. Desde luego que hay cosas que no tienen ni justificación ni explicación, para una mente en juicio. Lo de la sensibilidad, ya es aleatorio.

    Te suscribo hasta las comas.

    Amén.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Cristal. La sensibilidad se hace menos presente cuando otras inercias -como el alcohol, el poder de al masa, etc...- ocupan su espacio
      Besos

      Eliminar
  4. Pues mira, yo seré una meapilas, seré lo peor, lo que quieras, pero a mi estas fotografías me dan ganas de llorar, te lo escribo como lo siento... si esas chica o la otra fuera alguien a quien quiero... me moriría de pena por ellas... me da igual, no las conozco de nada y sintiendo lástima por ellas... no por ellas.. a ver si me explico, por su estado, porque no se enteren de nada, porque se rían como imbéciles mientras unos bárbaros las toquetean, que participen de ese pasar de todo siendo las vacas a torear de turno... qué más da matar toros, tocar tetas, que matar personas... ya puestos... lo que sea buuaaaggg!! pena de una manguera a presión:-)

    Cuando se cruzan ciertas lineas y se deja salir la bestia parda que todos llevamos dentro... no es fiesta, no tradición, ni alegría... no... eso barbarismo, animalidad, todo vale. Lo mismo le tocan el pecho, que las violan, que les dan dos navajazos...

    No, lo siento... para mi no vale todo.


    Un beso muy grande lleno de pena... se me ha quitado el hambre y ya tenía poca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo palabra por palabra contigo. La cosa me recuerda a aquel anuncio de la Dirección General de Seguridad en que ponían a un tipo borracho tal como se veía a si mismo conduciendo su coche, en plan genial y como lo veían los demás frenando y acelerando y chocando contra todos. Algo así pasa ellas pensaban en la pura diversión mientras que los de abajo solo estaban con la idea de "pillar cacho" y perdón por la expresión.
      Gracias por tu comentario, María.
      También un beso muy grande para ti.

      Eliminar
  5. Una vez más hay gente que confunde la parte con el todo, los encierros con machismo.
    A mi me gustan los toros y los encierros, no voy tocando las tetas aleatoriamente al personal y cuando bebo procuro no hacer el ridículo por la calle, pero la inmensa mayoría que hace eso en las Fiestas de San Fermin no sale en la foto y son la mayoría, ojo...
    Que los encierros son fiestas de hombres lo dirá la que escribe eso, porque las mujeres pueden asistir cuando les de la gana y si no les gustan que no vayan, que a mi tampoco me gustan las telenovelas y los granhermanos (y mira que son dañinos para el intelecto) y no voy prohibiéndoles por ahí, ni llamando retrasados mentales a sus espectadores.
    Esto se parece a cuando sacan a los jóvenes de borrachera, no les sacan cuando estudian como animales o cuando compaginan trabajos y estudios o cuando tienen que emigrar después de haberse dejado las pestañas estudiando o cuando hacen miles y miles de acciones altruistas, solo cuando manchan la calle con botellas.
    Y ya, el enlace de Santa Fermina es, para mi por lo menos, una de las mayores chorradas que he leído últimamente.

    Lo de la plaza del Cairo, es una arma de guerra, los islamistas odian a las mujeres y saben que para una mujer es la mayor humillación ser violada, en tiempos de guerra se utilizo como arma siempre. Pero comparar violaciones masivas premeditadas a lo que ocurre en San Fermin, me parece un abuso. ¿Hay machistas? desde luego, que ser machista no es muy inteligente, también, pero estos textos y estas comparaciones hacen flaco a la causa.
    Navarra no es el Pais Vasco.
    ¡¡VIVA SAN FERMIN!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que te confundes, Temujin, al menos en mis intenciones.
      No me gustan los Sanfermines, como no me gustan las fiestas de San Mateo en Logroño o no me gustan Os Caneiros en Betanzos. No me gustan por varios motivos.
      Respecto a los encierros no me gusta que humillen a esos pobres bichos los bueyes y los toros que van a ser asesinados esa misma tarde en olor de multitud. Cuando en tiempos de la Inquisición o en tiempos de la guillotina ajusticiaban a los condenados en las plazas públicas también había un ceremonial previo mientras las multitudes escupían, lanzaban tomates o abucheaban a los que iban a morir mientras eran trasladados en carro hacia el patíbulo. Seré exagerado para mi la ceremonia de los encierros me recuerda eso.
      Ya sé que no tocas las tetas, ni haces esas cosas ni tampoco lo hace la mayoría pero eso no justifica que haya algunos tipos que se aprovechen de la impunidad que genera el alcohol y se les vaya la mano a donde no deben. Como hay otros tipos que humillan a pobres borrachos o acosan a las chicas etc... Ellas no son culpables de querer divertirse pero eso no quiere4 decir que vayan provocando. ¿O vamos a dar la razón al argumento que justifica los acosos por que las chicas usan minifalda?
      Esto se parece a cuando sacan a los jóvenes de borrachera, no les sacan cuando estudian como animales o cuando compaginan trabajos y estudios o cuando tienen que emigrar después de haberse dejado las pestañas estudiando o cuando hacen miles y miles de acciones altruistas, solo cuando manchan la calle con botellas.
      Curioso que sostengas eso de que solo sacan a los jóvenes de borrachera, a mi me parecen bien las borracheras pero no el descontrol, y no cuando estudian o trabajan. ¿ Por qué no aplicas la misma medida a los políticos a los que tanto atacas? ¿Por qué no hablas de cuando ellos trabajan en el Parlamento, tomana decisiones o llegan a acuerdos?
      ¿Los políticos son siempre malos y los jóvenes siempre buenos?
      No son los islamistas los que violan mujeres en la plaza Tahir. Es triste pero hay que decirlo en su mayorái son laicos o van disfrazados de laicos. El Corán condena severamente a quien maltrata a las mujeres y en este caso es un problema de la población masculina y no de determinada ideología.
      El artículo es el que ha suscitado la entrada, eso no significa que lo comparta en su totalidad y bien sabes a estas alturas que no peco precisamente de ser excesivamente feminista pero soy un radical defensor de los derechos humanos y padre de una hija al que le horrorizaría ver aparecer unas fotos semejantes. Creo que soy claro.
      Saludos discrepantes pero cordiales, como siempre.

      Eliminar
  6. No me imagino la imagen contraria ni con muchas mujeres jartasdevino... y mira que deben ir hombres a torso descubierto...

    Da para pensar y nada bueno.

    Y gracias por tus palabras Dr ceñudo...

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Temujin...a mi también me gustan los torsos masculinos pero no me lanzo a sobarlo ni que vaya pasada de copas. Lo que tienen en común es la agresión sexual dirigida a las mujeres, o sea, de género (como digo en el comentario no me imagino la escena contraria). Obviamente es mucho peor una violación (que yo sepa en Egipto no hay guerra en la plaza Tahrir) pero el sustrato es el mismo: la idea de que el hombre tiene derecho al cuerpo de la mujer y no le debe respeto y el riesgo que puede correr la mujer en el espacio público si el hombre (algunos hombres, no todos) considera que no es su espacio.

      Perdón Dr Krapp si me meto donde no debo...

      Eliminar
    2. Egipto esta en guerra civil "de facto", los musulmanes radicales quieren hacerse con el poder de una forma u otra, matan, asesinan y violan. No esta declarada pero esta existe y si no que se lo pregunten a los coptos de Egipto.
      Comparar a un borracho que toca una teta de borrachera barata con un violador sistemático y premeditado, no me parece muy acertado. Es como comparar a un conductor borracho con un asesino en serie, no es lo mismo, los motivos y circunstancias no son extrapolables.

      Eliminar
    3. Comparar a un musulmán ortodoxo que respeta y cumple las normas del Corán, sean buenas o malas, justas o injustas con un tipo desalamado violador y asesino tampoco me parece muy correcto.
      Tu admirado Descartes decía que solo la razón y la capacidad de racionalizar y pensar nos impide parecernos a la "brutalidad" del munso animal. Yo aunque siga bebiendo mis copas, procuraré no perder la razón.

      Eliminar
  7. Por cierto si un hombre enseña el pene, llaman a los guardias...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero no se lanzan 30 mujeres a magreárselo..

      Eliminar
    2. Pero si a denunciarlo por acoso

      Eliminar
  8. Respuestas
    1. Yo aquí, no entro ni salgo en si hay o no machismo en los San Fermines...es una fiesta ancestral, con su punto de primitivismo que con todos mis respetos abre la veda a todo tipo de desmadres y desmanes, da igual si es con animales o con personas, pero todo tiene un límite. Pasar la línea del respeto y funcionar como animales para mi es lo imperdonable, lo hagan hombres o mujeres.

      El Dr KRAPP muestra a dos pobres mujeres seguramente tan borrachas como los que se aprovechan de su estado, es el abuso del que son objeto, se enteren o no ellas de él, lo que me indigna. El estupro es una relación sexual consentida con un menor, pero sin la edad necesaria para que su consentimiento sea válido. Lo que se castiga, es el abuso del adulto sobre el menor de edad.

      Estas mujeres están borrachas o imbéciles, me da igual... ver a todos esos babosos manoseándolas me pone enferma. Si fueran mujeres manoseando a un hombre borracho me pondría enferma igualmente ( aunque como LAURA pienso que sería raro que sucediera y tú TEMU sabes que es cierto que ese comportamiento entre las mujeres es excepcional.. habrá alguna cafre, cierto, pero alguna no es una manada de ellos como aquí ) La disculpa de ese abuso es una fiesta... si es así, me pone enferma una fiesta que ampara el abuso... de alcohol, de animales y sobre todo de personas, punto.

      En tu foto TEMU, se ve a un hombre con cara de lelo y a “una idiota” no a cuarenta tocándole...diferente.


      Más besos para todos.

      Eliminar
    2. Estoy otra vez de acuerdo contigo, María.

      Eliminar
  9. Yo, cuando era joven, fui una vez. No volveré nunca más. Porque, dejando aparte el asunto de los toros, que ni me va ni me viene, lo que yo ví fue una pura y simple exaltación de la borrachera sistemática, tan española, tan cutre. Yo también me he emborrachado más de una vez, y de dos y de tres; pero no por decreto ley, sino cuando cuadró. Y ver a las masas enardecidas por el alcohol haciendo burradas no es lo mío.

    Por supuesto que hay otras fiestas de similar jaez a lo largo de España, y procuro evitarlas. En cuanto al caso de esas muchachas, lamento decir algo que a lo mejor suena a incorrecto: ¿no sabían dónde se estaban metiendo?

    Quien quiera ir, que vaya. Y luego, que no se queje. Lamento que esta opinión parezca insensible, pero así es como lo veo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "una pura y simple exaltación de la borrachera sistemática, tan española, tan cutre"
      Eso es lo que decía más arriba sobre en lo que se han convertido muchas fiestas populares nacidas en seculares tradiciones.
      Rick ¿tú crees que esas chicas sabían o que alguna vez llegaron a saber en lo que se estaban metiendo? Estás alegre, con ganas de liberarte de todo lo que oprime, te quitas la ropa -aunque también se ha dicho que en algunos casos fue rasgada por otra gente- y una masa enardecida de machos viene a manosearte. ¿Esperaban realmente eso?
      Estoy seguro que la mayoría va a los Sanfermines haciendo uso de su legítimo derecho a divertirse, lo malo son la pandilla de descerebrados. Muchos van al fútbol para ver a su equipo o a divertirse, ellos no tiene la culpa de que haya macarras con otras intenciones. Vayamos por los segundos para que puedan disfrutar los primeros.

      Eliminar
  10. Ay, sólo eso. Hemos avanzado tan poco... Me pasa como a Laura, no imagino la escena a la inversa. Me asquean las fotos. Me asquean y me dan miedo. Tengo 2 hijas. Hay actitudes de las cavernas que me dan pánico. Recuerdo (igual ya lo he comentado, pero es que me marcó) que cuando el asesinato de las niñas de Alcàsser yo iba al instituto. Mi profe de filosofía nos puso en círculo y quiso saber qué sentiamos al respecto. Aquello por mi tierra había creado una psicosis importante. De repente el graciosete de turno, el chulo guapo de mi clase, dijo que claro, tal y como nos vestiamos... Y lo dejó ahí, la justificación flotando en el aire. Mi profesor le hizo levantarse, ponerse en medio del círculo, y empezó a hablar de cómo le marcaban el culo aquellos vaqueros, de sus ojos azules y su peinado. Y luego nos narró una violación a un chico. Era tan bueno narrando, dio los detalles justos, creó un clima tenso y angustioso. Todo mientras paseaba alrededor del chico. Creo que estuvo a punto de llorar. No le agredió, ni le criticó, pero no creo que ese chico, ni ninguno de los que estaba presente haya vuelto a proferir ese tipo de justificación. A mi me marcó.
    Nadie tiene derecho a decidir sobre el cuerpo de nadie. Da igual cómo ese alguien se vista, si ha bebido o si se dedica a la prostitución. Todo da igual. Nada da ese derecho, nada lo justifica. Pero a veces justificamos lo injustificable, a veces defendemos conductas sin ponernos en la piel del que las sufre.
    Perdona el rollo. Hoy me has tocado la fibra.
    Muchos besos Doc, y gracias por no ser troglodita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el sustrato el que nos pierde, Nuri. Ese bicho que llevamos dentro y que nos arrastra cuando desbloqueamos nuestras defensas racionales que frente a lo que muchos piensan tienen bastante sentido aunque no pienso como Hobbes "que el hombre es un lobo para el hombre".
      Tu profesor de filosofía era un fenómeno, digno del mejor Sócrates cons su lecciones prácticas. no me extraña que te haya maracado.
      Creo que la falta de empatía es uno de los males mayores de nuestra condición humana. Ponerse en el pellejo de los demás, incluso ponerse en el pellejo de un simple bicho como hacía el de Asís. Cuando uno consigue ese pequeño milagro nuestra humanidad crece y crece.
      Muchos besos

      Eliminar
  11. Me da una pena inmensa ver esas cosas. Que es escenario en este caso sean las fiestas de San Fermín es sólo anecdótico. En este país hay un gravísimo problema de consumo de alcohol. Siempre se ha bebido mucho y desatinadamente, algo que socialmente incluso estaba bien visto, hasta el punto de que si no bebías eras raro... Ahora es incluso peor. Los chicos empiezan a beber mucho antes. No es mayoritariamente vino o cerveza, sino que se ponen ciegos de otras bebidas muchísimo más fuertes. Se descolocan y hacen las mayores burradas sin respetar nada y encima, lo peor, es que exportamos esa "libertad" y es un reclamo turístico...
    No son todos los jóvenes, desde luego, pero el porcentaje se está incrementando preocupantemente. Lo leí justamente la semana pasada en una estadística...
    Escenas como esas se ven aquí en el foro invariablemente cada fin de semana... Chicas que vuelven a su casa borrachas, medio desnudas, sin bragas y completamente desorientadas. Y también chicos eh?? Pero de momento a ellos no les violan ni abusan de ellos. Pero tiempo al tiempo, Doc....

    Un beso y buen finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que la anécdota es San Fermín aunque yo más bien diría las anécdotas, pero también tiene su lógica ya que es una semana entera donde lo que nosotros podemos hacer esporádicamente y durante menos tiempo se generaliza a toda una población y a sus miles de visitantes que la triplican para hacer lo mismo que hacen ellos. A más posibilidades, mas peligros, sí ¿pero por que correrlos?
      Si seguimos así solo los "más atrevidos" asistirán a las fiestas populares y ahuyentaremos al resto de la población. Empieza a pasar, al menos en Galicia y sobre todo cuando llega la noche.
      Besos y buen finde

      Eliminar
  12. Repito lo que he escrito en otro lado: “De joven alcancé el sueño de vivir la experiencia de la Vaquilla de Teruel y los Sanfermines de Pamplona. Hoy...tanto una fiesta como la otra serían pesadillas para mí. Cómo nos muda el tiempo, ¿eh?”

    Y añado: ni en uno ni en otro festejo presencié escenas como las que aparecen en esta entrada...Sí fui testigo, y moderadamente partícipe, de excesos con la bebida y con los toros y vaquillas. Las mujeres, en aquellos entonces, no estaban tan presentes en estos “ruedos” como podemos observar últimamente, pero tengo la convicción que no me habría quedado con los brazos cruzados si hubiese presenciado algún tipo de abuso o falta de respeto hacia ellas. En esto no he cambiado; en mi visión de este tipo de celebraciones “taurinas” donde el exceso campea por sus anchas, sí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos muda el tiempo y la conciencia.
      Haya una extraña desacralización de las cosas que hacen que se respeten menos. Quizás porque hay menos miedo a la autoridad, al pecado, a la ley algo de eso. Por eso cada fiesta y cada botellón acba con enormes destrozos, en el mobiliario urbano y muchas veces con unas broncas monumentales. Lo que les puede pasar a las chicas es sintómática pero solo una parte más de la cosa. Siempre me han dado miedo las multitudes desatada, poco se puede hacer con ellas, muy poco porque no te van hacer ni caso y encima pueden caer sobre ti. Se supone que debe existir una policía que controle estas cosas y no solo se dedica a machacar desahuciados y preferentistas.
      Saludos

      Eliminar
  13. la opinión de David Sanz, que no se ha publicado, me parece muy interesante Doctor.
    Yo la tengo en el correo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias de todo corazon Temujin.

      Es curioso como aqui que se habla tanto de libertad y de boreguismo y esas cosas resulta que cuando escribes algo contrario a la opinion del bloguero, pero usando criterio y datos objetivos... van y te borran el mensaje.

      Escribi de corrido el mensaje y no tengo copia. Espero que disfrutases de los videos (hay cientos mas en you tube) y espero que vengas por Pamplona a disfrutar de la Fiesta, tanto nocturna como diurna.

      Me hace ilusión que al menos haya habido alguien que leyese mi mensanje, aunque supongo que tanto el tuyo como este que mando desaparecerán en el limbo de la libertad de expresión solo para los que piensan como yo.

      Eliminar
    2. Querido David Sanz, al que no conozco.
      Nadie ha borrado tu mensaje simplemente me los has mandado en un email y no lo has publicado en el blog.
      Quiero pensar en que fue un error y no una estratagema para demostrar que tu verdad es la verdad y que yo por tanto, soy un censor de tomo y lomo.
      Lo curioso es que estaba de acuerdo con algunas cosas que comentas pero supongo que prefieres el papel de víctima de la censura y héroe de la verdad
      Estás en tu derecho aunque como maniobra me parece escasamente lúcida y un pelín infantil.
      Te envío tu mensaje de nuevo para que tengas la oportunidad de colgarlo con todos sus enlaces correspondientes y la próxima vez recuerda que las respuestas se realizan aquí abajo y no a través de correo electrónico.
      Gracias, sé que entenderás la lección.
      Ahora mismo te reeenviío

      Eliminar
  14. Esta es la copia del comentario de David Sanz:


    David Sanz ha dejado un nuevo comentario en su entrada "La fiesta sigue: ¡¡¡Biba San Fermín!!!":

    Me encanta la gente que habla de San Fermin basandose en las fotos sensacionalistas que aparecen por ahi.

    Hace un par de días una famosa periodista la lió parda cuando comparó un monton en el encierro con el Madrid Arena y ahora tu comparas el txupinazo con la plaza Tahir de El Cairo. Veo que el hablar sigue siendo gratuito y cualquiera puede soltar lo que quiera sin pensar.


    Hablas de agresiones sexistas basandote en una foto y en un supuesto articulo del Diario de Navarra. El artículo en cuestion no he logrado encontrarlo, y eso que lo he buscado no solo en la edición on line, sino rebuscando en la edicion en papel en la hemeroteca de mi biblioteca y nada no aparece nada parecido a lo que cuentas.

    Te recuerdo que el único hecho de esa indole (violación y asesinato de Nagore Lafagge) suscito una repulsa total y absoluta por parte de toda la sociedad navarra, asi como un juicio con condena.

    Condenas toda una fiesta de 9 días por las locuras qu cometen fundamentelmente extranjeros (los de pamplona practicamente no nos metemos en la plaa consistorial y solemos estar almorzando y en las zonas aledañas a la misma) extranjeros (guiris) que confunden esta fiesta con otra de las suyas: el Mardi Grass de Nueva Orleans... y no te he visto hablar de esa fiesta en la que el desnudo, casi siempre femenino, parece ser la tónica general. Y que conste que digo"parece" porque no he estado alli y no voy a criticar una fiesta sin conocerla a fondo.

    Seguro que jamas harías una critica de una pelicula por su trailer o por lo que te han dicho de ella, asi que te invito a venir a conocer la fiesta de San Fermin, pero la AUTENTICA fiesta, no solo la fiesta de noche (que es la que parecen haber conocido un par de borreguillos que hablan de la fiesta tras haber estado en ella, poniendola a parir de tal forma que me recuerdan a Seymour Skinner en los simpson al hablar de la sala de variedades "solo entre en ella para preguntar como se salía"). Si vas por Madrid un sábado por la noche dirás que Madrid es solo botellón, y no hablarás del retiro o de los museos o de la magia del centro de la ciudad mientras comes un bocata de calamares (los mejores en la plaza de Atocha)

    Los sanfermines son la fiesta de los gigantes y cabezudos, de la procesión y la octava, de los fuegos artificiales y el toro de fuego, del baile de la hera y del Jazzferin, de la tombola y la barracas, de las charangas de las peñas y los pasodobles de la Pamplonesa.

    Te invito a echar un vistazo al programa de fiestas de este año y a contar cuantas de las 437 actividades programadas encajan con tu vision torcida y maniquea de la fiesta


    http://sanfermines.pamplona.es/verDocumento/verdocumento.aspx?idDoc=98

    Y para que veas algun video mas aparte de los que te interesan, aqui tienes algun enlace de youtube para que los veas antes de contestarme y echarteme al cuello:

    http://www.youtube.com/watch?v=Mg8wA-yWh8M

    http://www.youtube.com/watch?v=Jjv6TcWbAbY

    http://www.youtube.com/watch?v=09a8nTmTezM

    http://www.youtube.com/watch?v=4lg8JTx7oow

    http://www.youtube.com/watch?v=CVRqOiaf99E

    Un saludo para todos y desde lo más profundo de mi corazon un grito: ¡Viva San Fermín!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si he comparado lo de la Plaza Tahir con los San Fermines ha sido por dos elementos comunes: multitudes masculinas enardecidas y una mujer en medio en situación de fragilidad. No hay nada más.
      Hablo de los sanfermines en general, en varios aspectos y no solo en lo relativo a esas chicas. Como fiesta en si misma no me agrada, no es la única ¿eh? Además soy contrario a todo festejo que conlleve a la humillación de un animal, incluyendo la matanza del cerdo en San Martín.
      No sé el propósito de esa periodista pero imagino que su comparación deriva de los peligros de una multitud alegre en una plaza estrecha y abarrotada. ¿Eso significa descalificar los sanfermines o más bien avisar de los peligros para que no se produzcan accidentes? ¿Sería desnaturalizar las fiestas el que se pusiera un límite a la entrada de gente a la plaza e incluso que se limitase el acceso a los “pasados” de alcohol?
      Yo no he hablado de agresiones sexistas, he dicho que sobran comentarios y solo al final he reproducido un trozo de ese artículo sobre una hipótesis “que algunos cuentan”. Lo del Diario de Navarra no sé a que viene, el artículo apareció en Tercera Información.
      La muerte de Nagore es un hecho puntual y que no representa nada.
      No condeno la fiesta digo que me repele en su lado más publicitado pero eso es cuestión de gustos. Me repelen otras cosas y no por ello quiero prohibirlas. No tengo dudas de que los pamplonicas sabéis lo que son estos festejos porque los habéis mamado desde la cuna, por lo tanto, tenéis la obligación de que no se desnaturalicen y vuelvan a ser lo que fueron.
      El Mardi Grass, del que he hablado en su aspecto musical desde mi otro blog “Sinfonía Azul”, tampoco es ejemplar, ni el carnaval de Río. Te aclaro una cosa, no tengo nada contra las tetas ni el exhibicionismo, ni el nudismo. Me parece genial que la gente haga lo que quiera, pero no me gusta que aprovechando el descuido etílico, unos tipos magreen a una chica, la soben y la traten como a una muñeca hinchable.

      ¿Te das cuenta de que ese argumento de que las cosas solo se conocen cuando se viven en directo nos descalifican para hablar de cualquier cosa? No puedo hablar de la guerra porque nunca estuve en una guerra. No puedo hablar de Bárcenas porque no soy Bárcenas ni del PP. No puedo hablar de Corea del Norte porque no estuve en Corea del Norte. Y aún así me empeño en tener opinión sobre las cosas. No obstante, acepto tu invitación para desmentir mis impresiones.
      Los Sanfermines son todo eso que dices, seguro. Razón de más para que no se desnaturalicen simplemente porque un montón de guiris o no guiris se crean que son la reencarnación de Hemingway y quieran vivir al límite durante una semana.
      Las fiestas son vuestras y no de ellos. Respecto al programa, lamentablemente los excesos que se puedan cometer, como en otros festejos repito, no se reflejan en un trozo de papel.
      Saludos, este blog siempre estará siempre abierto a lo quieras comentar. No ha cambiado desde que nació en el 2005. Sin censuras.
      ¡Viva San Fermín!

      Eliminar
  15. David Sanz, vengo a este blog hace ya un tiempo apreciable y conozco a Doctor Krapp hace más tiempo, el suficiente para saber que él no te borraría el comentario. Ese comentario apareció en mi correo como un comentario en esta entrada, Krapp.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo leí este comentario por el móvil ayer a través del email, estuve todo el día sin tocar el ordenador, y al leer el comentario de Sanz he comprobado que no estaba el que había puesto anteriormente. No sé lo que ha pasado. No tengo ningún motivo para censurar ese comentario, me parece correcto y oportuno aunque discrepe.

      Eliminar
  16. Hace años, invitada por unos buenos amigos de Pamplona, asistí a esas fiestas y ellos me prometieron que las iba a vivir 'desde dentro' y así fue. Pues a pesar de la buena compañía y los buenos momentos que los hubo sin duda! el último día, ya en la plaza de toros, a pleno sol, mientras me pasaban la bota por enésima vez, y una sandía común que pasaba de mano en mano y que nos pareció a todo el grupo que íbamos vomitiba, me dije: 'esto, no es patí'. Ni te cuento, cuando comenzó la 'fiesta' (la única a la que asistí y asistiré) y que no pude terminar de ver, porque me horrorizó. Y con todo esto, lo único que quiero decir, es que hay y debe haber 'gustos para todo'. Yo, desde luego, no he vuelto, pero hay otros muchos que lo hacen todos los años.

    Las dos actitudes, tanto las de a favor como en contra, son perfectamente respetables y ninguna mejor que la otra. tal como digo en mi comentario anterior, es cuestión de sensibilidades. Cada uno tiene la suya y en un arco de 0 a 10, hasta habrá, quien esté en -5... con todo su derecho a estarlo.

    Pero otra cosa son esas fotos, que en mi opinión y en la de otros muchos, no tienen justificación posible, se mire por donde se mire. Esas imágenes, a mí, me ofenden, me molestan, me preocupan y también me han hecho pensar en el Cairo y en la terrible deriva social en la que parecemos estar sumergidos. Pero no son el Cairo, mira por donde, son en Pamplona y en San Fermín. Y esto es lo que hay, aunque a algunos les cueste reconocerlo. Y mi opinión (o la de Krapp) quizás no me dé más razón que a nadie, ni lo pretendo, pero es la mía y la manifiesto porque quiero y porque puedo. Como los demás.

    No sé si David Sanz, es habitual de este espacio, y ha visto o leído alguna vez las 'agrias' polémicas en las que a veces nos hemos enfrascado su propietario y una servidora... pero lo que tengo claro y espero que otros muchos también, es que aquí el amigo Krapp, aparte que no necesita quien le defienda, porque el solito lo hace muy bien... es incapaz de censurar absolutamente nada por más lejos que esté de su opinión y sensibilidad. Doy fe!

    Haya paz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debe haber gustos para todos, pero desconfiaría de aquellos no elegidos, sometidos a la arbitrariedad de la masa o a las liberalidades del alcohol. Con 20 años uno piensa de otra manera pero al final te das cuenta de que no compensa dejarse llevar por la inercia. Quien vea en ésto una actitud mojigata esta en su derecho pero es lo que pienso en la actualidad.
      Gracias por tu defensa, Cristal, te lo agradezco de corazón, pero pienso que no es necesario resaltar mi actitud. Si conocen este espacio saben como actúo, y si no, tienen la posibilidades de hacerlo.
      Besos

      Eliminar
  17. Me han entrado ganas de comer melosnes, sandías, peras, higos, melocotones, etc...
    Excitantes situaciones!
    Soy lesbiana de las de dentro del armario, casada con un hombre con un mango bien fuerte pero aún así me encanta ir con mujeres, que me saquen las tetas hombres, travestis lo que sea, que me hagan marranerías en general!
    A ser más liberales, HOYGAN!

    ResponderEliminar
  18. http://blogs.publico.es/jesus-moreno-abad/2013/07/12/asco-en-el-tahrir-pamplonica/

    ResponderEliminar
  19. Comparar a estas mujeres que se quitan voluntariamente la camiseta con las mujeres oprimidas de Egipto, no me parece una comparación valida y mucho menos equanime. Ver las caras a unas y otras puede ser esclarecedor, que algún baboso se acerque y quiera tocar teta es una cosa, como en todas las fiestas siempre hay un bobo en San Fermin donde asisten cerca del millón habrá alguno más, sin embargo la descalificacion de la fiesta por hechos aislados, me parece a mi que huele a ataque a los toros y a los encierros más que otra cosa. Me parece muy desafortunada la comparación y con muy mala baba y no lo digo por ti Krapp.
    Al final la imagen es que si eres hombre, te gustan los encierros y bebes eres el estereotipo de machista y eso es una falacia como otra cualquiera.

    ResponderEliminar
  20. Se comparan situaciones ambientales, Pamplona y El Cairo, no se comparan los hechos en sí y menos por su gravedad.
    Ellas están alegres y felices de estar allí ¿por que no, si se trata de una fiesta? ¿Es la misma actitud de ellos? Y si es así ¿vale todo?
    ¿Cuando esas personas a una playa con topless, que son casi todas, o nudistas también se avalanzan así sobre las chicas? ¿Es el alcohol el que le desinhibe o es que se sienten amparados por el grupo? ¿El alcohol es un atenuante o un agravante de su comportamiento?
    Espero no sonar puritano pero te digo que si fuera padre, pariente o amigo de esas chicas no me gustaría verlas en esas condiciones tanto en la prensa como en la televisión
    No me gustan los Sanfermines porque no me gustan ese tipo de fiestas y creo estar en mi derecho a pensar así. Soy antitaurino y a estas alturas no le veo mucho sentido a emborracharse hasta casi perder el conocimiento para pasarlo bien. Espero también que estas características de mi personalidad no me condenen al ostracismo dentro de esa idea tan clásica y socorrida sobre lo que debe ser un hombre o un macho, como se prefiera.

    ResponderEliminar
  21. No se que decir…viendo la polémica.
    Por un lado me sale lo lúdico, y ahí me encuentro en mi salsa un respiro anárquico no viene mal.
    Y por otro, el desbarre, algo incontrolable…¿no se? que una noticia no empañe el fin.

    ResponderEliminar
  22. Entiendo tu confusión que también es la mía. Sin embargo creo que el espíritu libertario de la fiesta no puede pasar por encima de ciertas cosas. Si es así esa falsa liberación no merece la pena.
    Creo que en este artículo se retrata muy bien la cuestión.
    Sanfermines: la fiesta de la degradación

    ResponderEliminar
  23. Después de todo lo dicho queda poco por decir. Lo que haría un individuo fuera del entorno del grupo en muchos casos nada tiene que ver con lo que es capaz de hacer alentado y autorizado por la actitud del grupo. El alcohol es un añadido que precipita muchas situaciones y las lleva al diparadero. Para el resto que mira, aunque discrepe, también es complicado hacer que las cosas giren hacia otro lado. En la masa la responsabilidad se diluye, es como si la responsabilidad individual desapareciera. Con la ayuda del alcohol uno puede sentir su momento de gloria al quitarse una camiseta y convertirse en el centro de atención y otros encuentran ese momento de gloria an tocar las tetas de la descamisada.
    La cuestión es por qué se llega a esas situaciones de descontrol, qué nos hace rebasar el extremo en que perdemos la conciencia de nuestros actos y con ello nuestra propia dignidad.

    "Los hay que se ríen para hacer reír a un grupo de pasmados, aunque sea en algún momento crítico del drama. Eso es infame, y demuestra una ambición muy lamentable en el gracioso" (Hamlet by W. Shakespeare)

    ¡¡Viva la polémica si nos sirve para algo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, los peligros de la masa cuando se apodera de las conciencias individuales son algo que nunca deberíamos olvidar. Una lección de historia que ya nos ha dado suficientes lecciones.
      Quiero pensar que el acto liberador de quitarse una camiseta es tan genuino y real como la carrera de la gacela que corre por la sabana haciendo uso de su libertad de movimientos y sin ser consciente de que los depredadores están al acecho de su ingenuidad seguridad.
      Magnífica cita de Shakespeare.
      Viva si es necesaria para salir de la abulia.

      Eliminar
  24. Doc, qué menuda la tiene aquí liada, ¡jo yo que ya me he tirado al pisto de la toalla y mi tanga cutre brasileiro...Je, je!... Y madre mía la que tenemos en el burladero. Hay que buscar la esencia de ese benefactor de la "pela fácil", el sexyman más total que ni el novio de Alaska; el gran PJ y Ramírez para los colegas. El hombre que va a conseguir la pasta de Bárcenas para hacerse un nuevo chalé y liquidar el chiringuito de Pradillo. Ya no lo recuerdo, tendré que mirar las viejas nóminas. Igual cambió de domicilio la redacción. Nada, amigo. Estos Sanfermines cómo decía el amigo Landa; los americanos y su Papá EH descarriados de calimocho. Ver para creer. Un abrazo y feliz verano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reconocerás conmigo, retomando la fiesta, que al menos los Sanfermines son más seguros que nuestros amigos de Google a los que ahora también les ha dado por hacerme la puñeta. Comentarios que no sé publican pero que se envían por email o como el tuyo que aparece publicado y 6 horas después me llegue el email. No sé si sería mejor caer en las garras de ese sexyman que citas o a intentar convencerle para que cree un nuevo chiringuito para los blogs. Yo creo que llegará con la pasta de Bárcenas y si no que lo pille de socio. Quizás incluso podría usar a los blogueros como periodistas no mercantilizados.
      Un buen abrazo y feliz verano, compañero.

      Eliminar
  25. Totalmente de acuerdo contigo, querido amigo Krapp. Esto más que libertad me huele a libertinaje y barbarie, lisa y llanamente.

    Hay también en mi país, sin toros pero con cornadas entre seres humanos, esta modalidad que llaman "festejo" muy arraigada entre los jóvenes, que consiste en pura agresión.

    Por ejemplo, al terminar un ciclo escolar o al graduarte de un nivel terciario o universitario, se estila que tus propios compañeros de clase te tiren botellazos de agua con botella vacía por la cabeza incluida,te den una buena manteada, te tiren huevos, harina, te rocíen con sprays tóxicos de colores, te rieguen con yerba de mate usada y reseca, que lastima, y toda clase de porquerías, hasta excrementos animales y humanos...

    Luego el "festejo" posterior consiste en una celebración en una discoteca especialmente reservada y pagada por los padres en día de semana y en pleno año escolar, aún antes de que la graduación se haya hecho realidad, en la cual comienzan embriagados en lo que se conoce vulgarmente como "el preboliche", y terminan muchas veces, para su mal y el de todos, perdiendo hasta la vida en coma alcohólico o accidentes de auto provocados por los excesos. Amén de sexo promiscuo, abusivo y lastimoso, todo regado de un cóctel explosivo de bebidas energizantes para soportar el efecto soporífero del alcohol y algunas cuantas drogas mezcladas. Mi esposo y yo hemos perdido la vida de más de media docena de alumnos de ese modo a cuyos entierros hemos asistido sin lograr entender nada. A eso le llaman "festejo", y le tocará a mis hijos, supongo. Aunque no los he educado para eso. Alguna vez he escrito una entrada al respecto también: no pego el link porque tal vez te pego la peste que me afecta. Si a tí o alguien más alguien le interesa, tengo buscador en el jarro: "Adolescencia devorada" es el título de la misma.

    Cada día entiendo menos a este mundo, amigo mío.

    Un beso con todo mi cariño y extrañándote desde mi aislamiento autoimpuesto por error, sobre el cual estoy trabajando arduamente para ponerle fin. Si me mudo, te chiflo, si es que aún tienes interés en seguirme, claro ;)!

    Muchos besos!

    Fer

    ResponderEliminar
  26. LO que me dices de Argentina siendo inédito para mí, no me causa especial extrañeza.
    Las iniciaciones tienen una larga historia detrás, lo cual no es un motivo para enorgullecerse. Lo que tu cuentas que pasa allá en el cierre del ciclo escolar se practica aquí con los "novatos" cuando estrenan vida nueve en las residencias universitarias. Algo de eso también ocurría con el servicio militar obligatorio cuando estuvo vigor hasta el 2002, pero nunca alcanzó la malevolencia de lo ocurrido en las universidades. ¿A más cultura más nivel de perversidad? No lo sé, Fer, lo que no me cabe duda es que la sociedad actual es semejante a una de esas presas viejas y deterioradas en que a duras penas logramos que el agua no nos desborde. ¿Hasta cuando?
    Muchos besos y mucha suerte en tu lucha. Tengo interés en seguirte, claro.

    ResponderEliminar
  27. Estoy de acuerdo en tus observaciones acerca del asunto del desborde por borracheras y abusos causados por mentalidad de masas, ahí se define quienes carecen de clase y se entregan a formar parte de la canalla sintiéndose impunes al escudarse en el anonimato.
    Una realidad desgraciada de la existencia, y que es causa de que tengan que existir policías y otras fuerzas de orden, pues si éstos sucesos fuésen más aislados, el mismo conglomerado social podría atenderlos.

    ResponderEliminar
  28. A veces quizás no es una ocasión electiva es la masa la que te lleva a su juego aunque el alcohol, el patriotismo, el forofismo y otros males del espíritu colectivo son un un acicate en ese sentido. Las masas tienden a arrastrarnos porque poseen un magnetismo que nos despoja de nuestra individualidad y nos libera de nuestro complejo de culpa amparados por el relativo anonimato.
    La fuerzas del orden, aunque no es dudoso su necesidad tal como están las cosas de la actualidad, se manejan también como masas disciplinadas al servicio de intereses ajenos, pero no son muy diferentes en su forma de actuar.

    ResponderEliminar
  29. Vi las fotos de la entrada del Dr. Krapp y me desagradaron -aún conociendo su contexto, fiesta "tradicional, con gran tradición, en país democrático...
    Después leí los comentarios y me doy cuenta que el problema no es ni la fiesta ni el alcohol, sino el "borreguismo" que provocan las masas, que nos arrastran y diluyen la culpa.
    Así, que a seguir pensando individuamente y disfrutando de las fiestas, como sueles hacer querido Dr.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy muy de acuerdo con lo que dices aunque junto al anonimato, el alcohol, al desinhibir las conciencias, tiene mucho que decir en estos desbordamientos.
      Intentaremos seguir pensar individualmente en la medida en que nos dejen, lo de las fiestas va a ser más complicado después de lo que acaba de ocurrir en Santiago.

      Eliminar
  30. ME HA INTERESADO MUCHÍSIMO EL ARTICULO Y LOS COMENTARIOS
    ¿PUEDO TENERLO EN MI CORREO

    ResponderEliminar
  31. El comportamiento grupal resulta peligroso cuando intervienen como propulsores del ánimo y el descontrol de los impulsos el alcohol y también las drogas, si, "no solo se bebe". Otra cosa distinta es asistir a fiestas privadas o a una discoteca pagando la entrada y matarse a kubatas y a cocaína VOLUNTARIAMENTE Y EN RÉGIMEN DE AISLAMIENTO, dentro de un coto privado...Aquí estamos hablando de fiestas COLECTIVAS EN MASA Y AL AIRE LIBRE difíciles de controlar a pesar de la presencia policial. Y la vía pública es de TODOS.

    Cuando violan a una mujer con PREMEDITACIÓN Y ALEVOSÍA y amparándose en el anonimato y el grupo, no estamos describiendo una inocente y lúdica fiesta tradicional donde también participan niños y familias. Estamos hablando de una sobreabundancia de actos encadenados que atentan contra las normas cívicas y el respeto (y las cifras no mienten, no son actos aislados). Son hechos concatenados y recurrentes convertidos en un modus operandi imprescindible e incuestionado que denota salvajismo en máximo grado con riesgo para la vida y la integridad física y moral de las posibles víctimas, sea por acoso, tocamientos, violaciones, comas etílicos o cornadas. Una fiesta donde el delincuente sexual queda camuflado entre la multitud y la protección del grupo, el anonimato, la nocturnidad y la socialización del propio delito. Porque existe y existirá la excusa perfecta que justifique el "todo vale", siempre habrá un eximiente, EL ALCOHOL, para rebajar las penas junto al recurso de contratar a buenos abogados de pago. Eso, contando con que se identifica al individuo o individuos en cuestión y se les detiene. En estos casos, también puede prevalecer la inculpación a la propia víctima, solo por el hecho de ser mujer y estar en el sitio inadecuado no habiendo guardado el debido decoro para no ser violada. Un argumento de jurisprudencia legalista, desgraciadamente. Claro, siempre se podrá decir en última instancia la famosa frase: SI NO QUIERES SALIR VIOLADA, NO VAYAS. SABÍAS QUE PODÍA PASARTE, ¿NO? Eso me recuerda al juez que argumentó que la mujer fue quien provocó a su agresor por llevar minifalda. Y no hace tanto.

    Pero no solo veía en el telediario la noticia este mediodía de la violación de la chica con lágrimas en los ojos, también me he sentido miembro indefenso y perjudicado de la raza humana cuando me he enterado de los siete hospitalizados, cinco por asta de toro.
    Llamamemos a las cosas por su nombre. Podían haber violado a una chica pamplonesa que venía de comprar el pan. Incluso a una niña de nueve o diez años que aparentara dieciséis al volver de casa de sus primos.

    En los Sanfermines hay muchos intereses de por medio, políticos y económicos, sobre todo, y que incitan legalmente a acometer esa defensa incongruente e ilógica de la violencia, la indignidad de los comportamientos aberrantes y una FALSEADA LIBERTAD, aireada por los medios y las instituciones oficiales para prestigiar la vulgaridad, las borracheras, la suciedad, los vómitos, el maltrato animal, siempre a base de incoherencias culturales y el uso errado del eufemismo costumbrista.

    Me siento dolida con estos hechos que no faltan ningún año. Indignada, primero como mujer y luego como persona. Cuando tocan a una, nos tocan a todas. Eso es lo que deberíamos defender para evitar que se agrave una situación de por sí bastante surrealista por el hecho de tener que aceptar estas prácticas como algo normalizado, inevitable y accidental.

    Un fuerte abrazo y muchas gracias por publicar el post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Marisa, me voy a limitar a aplaudir tu extraordinario comentario porque has fortalecido mis argumentos en esta entrada que habiendo sido publicada hace 3 años sigue todavía vigente.
      Esta tarde en un momento de debilidad llegué a pensar: bueno, se trata de una fiesta y todo eso pero no, no vale cualquier cosa simplemente porque el elemento lúdico lo justifica. Menuda mierda es lo lúdico cuando nos rebaja a una condición tan rastrera.

      Muchos besos y muchas gracias por tus sentidas palabras.

      Eliminar