10 julio 2009

Crónica 6: ¡¡¡Biba San Fermín!!!







14 comentarios:

  1. No quiero ocultar mi pasada afición taurina, pero eso ya es pasado. Afortunadamente...

    Aunque con reminiscencias y ciertas contradiccionñes, hoy veo este espectáculo como algo denigrante que debe erradicarse de la faz de la "piel de toro..." (1)

    Sé que es clamar en el desierto, pero cada mez los mneos somos un poco más....Espero

    (1).- Piel de toro = España (Hago esta aclaración para los posibles lectores de otras latitudes que ignoren su significado)

    ResponderEliminar
  2. No es tanto el hecho taurino, que es casi fundamental en estas fiestas, como que nos vendan cierto modelo de diversión. Borracheras, desfases, multitudes descontroladas, legendarias resacas. Nos venden el tinglado de la Gran Fiesta Popular, la fiesta de Hemingway, donde lo único que se hace, es un gran botellón masivo, lo que se rechaza con hipócrita rasgado de vestiduras el resto del año.
    Humillación, machismo, alcoholismo, virilidad sofocante y ruda... con todas las bendiciones de tirios y troyanos.
    Saludos Luis.

    ResponderEliminar
  3. Hay cosas más peligrosas en San Fermín que los cuernos de los toros...

    ResponderEliminar
  4. Sin duda, Efter y eso no impide que nos lamentemos de la muerte de hoy. Sea lo que sea no estopy de acuerdo con el espíritu de este tipo de celebraciones.

    ResponderEliminar
  5. yo...ni miro los vídeos ni ná...
    no los voy a entender nunca!!!

    un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Quizás lo único que podamos entender es que por mucha literatura que le echemos a la cosa la mayor parte de estas fiestas basadas en las llamadas tradiciones populares sólo liberan nuestros instintos primitivos que yo pongo en duda que sea necesario liberar y sacarlos del rincón donde los tenemos guardados. Un abrazo, Lola

    Hoy empiezan mis vacaciones saludos a todos mis amigos de los dos blogs.

    ResponderEliminar
  7. Felices vacaciones. Supongo que seguiremos gozando de tus entradas, ¿no?

    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  8. "Que bonito".

    Mañana me toca a mis las vacaciones, bueno, solo unos días, pero el rograma del miércoles lo haremos eso si desde Portugal- Alvor.

    Un abrazo y descansa

    ResponderEliminar
  9. Nunca entendí ni voy a entender dónde está la diversión en los toros, en las domas, en los excesos...

    Que tengas buenas vacaciones Dr. Krapp.

    ResponderEliminar
  10. Gracias desde un lugar perdido en un lejano confin, Luis. Tan confin que no funcionan los acentos y excuso buscarlos.

    Gracias, J.D pronto visitare esas tierras portuguesas. Pasalo bien.

    "El alma del noble animal luchando contra el cerebro poderoso y racional del hombre". Insensateces de esa guisa conforman las justificaciones de tal esparcimiento lamentable,Maracuya.
    Hoy es uno de mis primeros dias en tal trance vacacional lejos de casa pero con ordenadores cerca.

    ResponderEliminar
  11. Es alucinante la capacidad que tenemos hoy en día para cepillarnos de un plumazo las tradiciones más arraigadas...
    Independientemente de si te gusta o no los toros (a mí jamás me han gustado), los encierros son fiestas populares que hace apenas unos años, antes de que lo que primase es el alcohol y pillar las cogorzas más increibles, (si pierdes el conocimiento mejor, más tienes que contar) constituían una tradición en muchísimos pueblos de nuestro país.
    Hoy en día, salvo pequeñas excepciones, son un expectáculo lamentable.

    Besos, Cronista :D

    ResponderEliminar
  12. Las fiestas populares siempre se enjuagaron en ricos licores ya que en muchos casos era una liberacion frente a las rigideces morales de la vida corriente, caso de los Carnavales. Siendo via de escape de la represion politica y religiosa era facil que el alcohol fuera importante pero nunca fue imprescindible o la clave de todo. Ahora las cosas han cambiado, el alcohol es ya un fin en si mismo y la gente bebe como excusa, razon causa, motivo y referencia por encima de cualquier otro motivo folklorico o etnografico qe es solo una mera y minima excusa.

    ResponderEliminar
  13. Joer, pues lo mismo que yo he dicho, Cronista...
    Tas espeso eh???? :P:P:P

    Un beso y sigue disfrutando (K)(K)

    ResponderEliminar
  14. Pero yo lo digo de otra forma, ~
    no te jode.
    No me exijas tanto que estoy con el Dr. Krapp rodeado de guiris y ya me cuesta un mundo hacerme entender con mi miserable talento para las lenguas sin saliva.

    ResponderEliminar