28 mayo 2008

El bosque de Proust

"El hallazgo afortunado de un buen libro puede cambiar el destino de un alma."
(Marcel Proust)


Al igual que sonríe el guardabosques cuando los campesinos que le han invitado a merendar le preguntan si no temerá adentrarse en la espesura cuando caiga la noche, no dejo de sonreírme con cierta transigente tristeza cuando oigo hablar de Proust a gente que nunca ha tenido un libro suyo entre las manos.
Varias veces he ido por el camino de Swann, algunas menos he paseado a la sombra de las muchachas en flor, también he conocido el mundo de Guermantes, tuve noticias de la Prisionera o de la Fugitiva, visité Sodoma y Gomorra y finalmente he regresado por la senda estrecha del Tiempo Recobrado. En ninguna de esas peripecias me he encontrado con ese tipo estrafalario, obsesivo y cursi que han fabricado los rutinarios manuales de literatura.
Habiendo tenido el privilegio de penetrar en el bosque de Proust que absurda me parece la leyenda del vampiro elegante y amable que salía de casa a altas horas de la noche, quizás en busca de sangre joven, mientras permanecía el resto del día postrado en un dormitorio acolchado donde escribía febrilmente temiendo que el tiempo, su adorado tiempo, se le escurriese entre los desconocidos laberintos de la memoria.
Habiendo tenido el privilegio de encontrar arroyos majestuosos donde uno puede ver reflejado su rostro con rara luminosidad. Habiendo podido recrearme con el canto exótico de pájaros comunes. Habiendo sido acogido benevolamente por una vegetación fecunda y subyugadora. Habiendo experimentado con Proust tantas cosas bellas, me siento dichoso de tener la mochila llena con los frutos de aquel prodigioso lugar que me sirven para sobrellevar mejor la larga y a veces penosa caminata de la existencia.

22 mayo 2008

N_ O_ _ _ O : sin los papeles


  • Señor Autor, ¿no cree que esta situación se está volviendo insostenible? 
  • ¿Quién es usted? ¿De qué me habla?
  • Increíble ignorancia hacia las propias creaciones. Le recuerdo caballero, por llamarlo de alguna manera, que usted me dejó tirado como saco de patatas dentro de una furgoneta el pasado 18 de Enero. Desde entonces sigo aquí, esperando a que se decida a continuar mi historia en su paupérrimo blog. Aunque la verdad a estas alturas lo habré perdido todo; empezando por mi puesto de trabajo.
  • Hola, Martín. No no lo reconocía. Tiene que disculparme, con tantas cosas en la cabeza me había olvidado de usted. Respecto al tema laboral, no debería preocuparse; su tiempo, el tiempo en el que vive, es puramente literario. Si retomo su historia la empezaría donde la dejé. ¿No me creerá tan sumamente inhumano como para dejarle en un lugar tan sórdido durante tantos meses.
  • Pues sí, creo que es inhumano. Todos los creadores, incluso uno tan impresentable como usted, tienen algo de inhumano y terrible. Añádale a eso su bochornosa falta de fiabilidad. No tiene memoria ni disciplina. Escribe por escribir y cuando le apetece. Ignora la gramática y cualquier noción de estilo literario. Seguro que ya ha olvidado de que trataba mi historia. No diga nada, quedaría en evidencia. Prefiero recordárselo yo mismo:

  • Ya cojo el hilo, no tiene de que preocuparse, Martín.
Se cerró la puerta, se cerraron los cerrojos y quedó sumido bajo tinieblas sofocantes...
  • Dr. Krapp, el texto estaba escrito en primera persona. No voy a admitir que me reste protagonismo.
  • Discúlpeme otra vez, me pierde la precipitación por complacerle. Empiezo de nuevo:
Se cerró la puerta, se cerraron los cerrojos y quedé sumido bajo tinieblas sofocantes en aquel recinto hermético y espeso del que se desprendía un lejano olor a pescado. Intenté levantarme del suelo pero el arranque súbito del vehículo me hizo caer de nuevo. En un instante, la furgoneta empezó a coger velocidad. Me temblaba el cuerpo entero y casi creí morir de angustia.
¿Qué harían conmigo? ¿Adónde me llevaban? ¿Terminaría muerto y tirado como un viejo cascajo en algún descampado suburbial? ¿Se atreverían, ingenuos, a pedir un rescate por mi?
Las preguntas eran como taladrazos que horadaban mi cerebro. Intente respirar profundamente pero era incapaz de controlar mi agitación. Indiferente al dolor, mi prisión móvil seguía su desconocida ruta. Pasamos una serie interminable de semáforos y percibí levemente la agitación del tráfico matutino. No, todavía no habíamos abandonado el centro de la ciudad. Pasaron como unos cinco minutos y noté que la furgoneta aceleraba. ¿Estábamos en la autovía? Volví a tener otro ataque de pánico. Me arrastré como mejor pude hasta la puerta y comencé a golpearla con desesperación. En seguida fui consciente de la inutilidad de mi esfuerzo y desistí. Desanimado, me rendí a una idea apabullante: estaba totalmente a merced de mis desconocidos verdugos.
El tiempo pasaba mientras mis entrañas se iban acostumbrando a un sentimiento de puro abandono. Se cerraban mis ojos. Quería dormir pero cuando estaba a punto de conseguirlo la furgoneta paró.

  • ¿Le gustó?
  • No, no mucho. Dejémonos de eufemismos, me parece convencional y tremendamente previsible.
  • Pues no se me ocurre otra cosa.
  • Déjeme entonces que siga tirado en la furgoneta. Le he cogido cariño ¿sabe? Además, puede que alguna vez discurra algo que realmente merezca la pena. ¿Va a usted a perder una hipotética oportunidad futura de parecer algo brillante?

14 mayo 2008

La epopeya plebeya de Aquilino García


Canta, oh diosa, la cólera de Aquilino García; cólera funesta que causó infinitos males a los mercachifles y precipitó a la quiebra muchas almas valerosas de franquiciados, a quienes hizo presa de perros y aves carroñeras de origen bancario—cumplíase la voluntad de Zeus—desde la disputa entre el Área Comercial Old City , del Barrio Antiguo, y Confecciones Aquilino bastión inconquistable de la saga de los García en los últimos 150 años.

¿Cuál de los dioses promovió entre ellos la contienda para que pelearan? Sin duda Hermes, de multiforme ingenio, de astutos pensamientos, ladrón, cuatrero de bueyes, jefe de los sueños, espía nocturno, guardián de las puertas y al que le gusta hacer alarde de gloriosas hazañas ante los inmortales dioses. Airado con el Área Comercial Old City por no hacerle los debidos homenajes -alegaban los codiciosos falta de presupuesto- suscitó en sus miembros malignos pensamientos hacia el héroe Aquilino y su viejo y anticuado comercio, consiguiendo que se considerasen ultrajados por su vecindad junto a sus establecimientos pulcros y rabiosamente modernos.

Decidieron pues montar una comisión para redimir a Confecciones Aquilino de su anquilosamiento y se presentaron con las ínfulas del flechador Apolo en el vetusto establecimiento, exigiendo a su propietario un cambio de look -así dijeron- y conminándole a entregar una fuerte suma en dracmas para tener el privilegio pertenecer a tan afamada área comercial.

Todo el grupo aprobó a voces las palabras de su portavoz -el comerciante franquiciado de la cadena de boutiques Helen & Menelao- y solicitaron a Aquilino que aceptase sin dudar el espléndido rescate necesario para tener una tienda fashion & chic. Mas al bravo García no plugo el acuerdo, mandándoles enhoramala con amenazador lenguaje:

  • Iros a joder a otra parte.

  • Anciano, que no te encuentremos cerca de nuestras boutiques y stores pues quizás no te valgan el orgullo y las ínfulas de viejo ladino. Reflexiona o atente a las consecuencias, no quisieramos verte como singular fashion victim de este renovado barrio.
  • Marchad. No me irriteis o vuestras nalgas sufriran, a través de mi fosilizado fusil de asalto, la ira secular de los Aquilinos García de todo tiempo y condición.

Sin desplegar los labios, fueronse por la orilla de la calmada acera y en tanto se alejaban, el bravo Aquilino gritó a Hermes, el de los pies alados:



  • ¡Oyeme tú, heraldo de los dioses, dador de hechizos y guardian de rebaños! Si alguna vez adoré tus gracias o quemé en tu honor pingües muslos de toros o de cabras, cúmpleme este voto: ¡Paguen los mercachifles mis lágrimas con tus flechas! ¡Dame poder y fuerza para vencerlos en singular batalla!

Conmovido por sus palabras, el dios de multiforme ingenio, decidió apoyar al bravo Aquilino en su lucha desigual. Hoy en día, huido Marte a atalayas más lucrativas allá por tierras de Mahoma; y por tanto, apagado el ronco rugido de Eris, la diosa de la discordia, el Área Comercial Old City tiene que sufrir con aparente estoicidad el cutre baldón que representa Confecciones Aquilino en sus repulidas y de nuevo, prósperas calles.



09 mayo 2008

La Era de las Empresas


Los últimos descubrimientos arqueológicos nos permiten afirmar que hasta bien avanzado el siglo XXI no se alcanzó el objetivo, tanto tiempo anhelado, de la paz mundial. Fue en la llamada Era de las Empresas (Age of Corporations), momento en el que las grandes firmas económicas transnacionales decidieron tomar el control directo de la política mundial sin someterse a la intermediación de los políticos de turno. De hecho, durante las generaciones previas, la clase gubernamental había terminado por convertirse en simple ejecutora de los intereses de las grandes corporaciones de las que recibía, alternativamente, sobornos o coacciones.
La toma del poder no fue excesivamente traumática. Durante más de ochenta años la población había sido adiestrada en valores que beneficiaban a los intereses empresariales. Originalmente, la manipulación se realizó exclusivamente a través de la publicidad en los medios de comunicación. Para muchos investigadores, incluso, la creación y desarrollo de estos medios sólo fue posible por el interés de las corporaciones en ampliar sus propios mercados. (Frente a esta teoría la más tradicional habla de un simple uso de los medios por parte de las firmas, procurando un reparto equitativo de intereses entre ambas partes.)
Con el tiempo, el avance del poder empresarial propició cambios sustanciales en los modelos educativos, promoviéndose actitudes competitivas y utilitaristas que fueron arrinconando los valores éticos que habían forjado la identidad del ser humano desde los primeros tiempos de la civilización.
El último paso en esta sinuosa labor de infiltración y destrucción, fue el traslado de los ideas mercantilistas a la conciencia individual de los ciudadanos provocando con ello, un inevitable corolario de enfermedades mentales y suicidios, tal como nunca antes se había visto. Los profesionales de la salud mental fueron cómplices y verdugos de esta situación, con su insistencia en integrar todos aquellos comportamientos que se alejaban ostensiblemente de la llamada normalidad. El escapismo, el materialismo y el consumismo abusivo eran los únicos remedios paliativos de aquella angustia y malestar crecientes. Finalmente en un día cualquiera, de un año cualquiera, todo reventó en mil pedazos...


La vuelta a la normalidad, tuvo como principal consecuencia la asunción del poder legal por parte de las multinacionales que no tuvieron reparo en repartirse el mundo tal como si se tratase de una monumental y exquisita tarta.
Nadie le dio excesiva importancia al cambio. La población ya sólo conocía el autoengaño y siguió malviviendo en un mundo estremecedor.

08 mayo 2008

Un día en el mundo


Un día en el mundo / Vetusta Morla

Por el día nos encierran en sus jaulas de cemento
y aprendemos del león.
Por las noches atrapamos corazones asfixiados
y disparos en su honor.

Mírame, soy feliz, tu juego me ha dejado así.
Consumir, producir, la sangre cubre mi nariz.
No sé dónde quedó el rumor que nos vió nacer,
pagó la jaula al domador.

Dilatamos las pupilas en encuentros con sirenas
con las piernas de neón.
Y blasfemamos por dios, prometemos por vos.
Machacamos nuestros cuerpos prietos por un sueño de cartón.

Mírame, soy feliz, tu juego me ha dejado así.
Disfrazar, seducir, ponerme guapo para ti.
No sé dónde quedó el rumor que nos vió nacer,
pagó la jaula al domador.

Mírame, soy feliz. Mírame, tu juego me ha dejado así.
Mírame, ¿qué hago aquí? Mírame, tu juego me ha dejado así.

No sé qué fue de aquel rumor que nos vió crecer
siendo la carne del león.

Mírame, soy feliz, tu juego me ha dejado así.
Engañar, seducir, ponerme guapo para ti.
No sé dónde quedó el rumor,
pagó la jaula al domador.
Mírame, soy feliz. Mírame, tu juego me ha dejado así.


05 mayo 2008

Cuerpo Oficial de Contempladores de Obras


PREAMBULO

El Gobierno en su deseo de ofrecer nuevas perspectivas a todos los ciudadanos, acuerda convocar proceso selectivo para el ingreso en el nuevo Cuerpo Oficial de Contempladores de Obras, escala Técnica y Auxiliar.

La creación de este Cuerpo, responde al deseo del Gobierno de regular una actividad que ha experimentado una rápida expansión en los últimos años propiciado por el aumento de la población pasiva: jubilados, prejubilados, postjubilados, mutilados de guerra, parados de larga duración, parados estacionales, parados semanales o por horas, pre-parados etc...

En la actualidad, sumidos en una profunda crisis inmobiliaria, se hace todavía más necesaria una adecuada normalización en un sector donde se están produciendo conflictos entre una creciente demanda y una oferta cada vez más reducida de obras. El Gobierno también comparte la preocupación de sindicatos y organizaciones empresariales por el aumento del grado de censura y crítica hacia los operarios por parte de mirones no titulados, hasta el punto de considerarla, sin ningún género de dudas, como causa última del desánimo y alto absentismo laboral existente en los diferentes centros de trabajo.

DESCRIPCION DE LAS PLAZAS

Se convoca proceso selectivo para cubrir 340 plazas para Técnicos Contempladores de Obras (con derecho a crítica) y 569 para Contempladores Auxiliares de Obras (sin derecho a crítica). Ambos procesos se realizarán por el sistema general de acceso libre.

PROCESO SELECTIVO

El proceso selectivo se ajustará a lo dispuesto en el artículo 61 del Estatuto Básico del Empleado Público y constará de las siguientes fases:



  1. Examen tipo test en el que los candidatos deberán acreditar conocimientos de albañilería, diseño de interiores, arquitectura, ingeniería y paisajismo. También se incluirán apartados dedicados a legislación general y específica de obras públicas y vivienda.

  2. Prueba práctica consistente en una gincana de cinco obstaculos -construir una pared de ladrillo de 8x8 metros, transportar una carretilla sobre un tablón de madera a 3 metros de altura, abrir una zanja de 2x2 metros con medios no mecánicos, liar un cigarrillo de picadura en la esquina de una cornisa a 12 metros de altura y comer una olla de callos picantes en un recinto cerrado a temperaturas superiores a los 30 grados. Se valorarán los resultados de aquellos que logren pasar la totalidad de las pruebas.
  3. Los aspirantes a la escala Técnica deberán realizar además una exposición oral ante el Tribunal justificando sus puntos de vista sobre el sustancial empeoramiento de las obras en la actualidad comparadas con aquellas tan estupendas que se hacían en sus tiempos de vida activa.
  4. Los aprobados de ambas categorías deberán superar un curso selectivo y en su caso, un período de prácticas. Para la realización del mismo, los aspirantes que hayan superado la fase de oposición serán nombrados por la autoridad convocante funcionarios pasivos en prácticas.

PROGRAMA



El programa que ha de regir el proceso selectivo es el que figura como Anexo II a esta Orden.

TITULACION



Estar en posesión o en condiciones de obtener el certificado de paro, jubilación, prejubilación etc... y tener el título de Perito en Obras Ejecutadas por Trabajadores Ajenos, (P.O.E.T.A) al finalizar el plazo de presentación de instancias. En el caso de titulaciones obtenidas en el extranjero se deberá estar en posesión de la credencial que acredite su homologación o convalidación en su caso.

NACIONALIDAD

Ser español.
Sólo podrán participar los candidatos de nacionalidad española, ya que como es sabido los extranjeros necesitan contrato de trabajo para permanecer en nuestro territorio.


TRIBUNAL

El Tribunal calificador de este proceso selectivo es el que figura como Anexo III a esta Orden. Corresponderá al Tribunal la consideración, verificación y apreciación de las incidencias que pudieran surgir en el desarrollo de los ejercicios, adoptando al respecto las decisiones motivadas que estime pertinentes.

SOLICITUDES

Quienes deseen participar en este proceso selectivo deberán hacerlo constar en el modelo de solicitud 1730 que será facilitado gratuitamente en Internet en la pagina: http://www.fomento.es/MFOM/LANG_CASTELLANO/INFORMACION_MFOM/CONTEMPLADORESTITULADOS/

DEROGACION

Con la resolución de esta convocatoria, quedarán derogadas todas las disposiciones anteriores de protección a la libre contemplación de obras.