21 octubre 2007

EN: Bartleby y compañía / Enrique Vila-Matas

"Los talentos de primer orden jamás serán especialistas. La existencia, en su conjunto, se ofrece a ellos como un problema a resolver, y a cada uno presentará la Humanidad, bajo una u otra forma, horizontes nuevos. Solo puede merecer el nombre de genio aquel que toma lo grande, lo esencial y lo general por tema de sus trabajos, y no el que pasa su vida en explicar alguna relación especial de cosas entre sí."
(Arthur Schopenhauer, "Escritos literarios)



"Es maravilloso el no porque es un centro vacío, pero siempre fructífero. A un espíritu que dice no con truenos y relámpagos, el mismo diablo no puede forzarle a que diga sí. Porque todos los hombres que dicen sí, mienten; en cuanto a los hombres que dicen no, bueno, se encuentran en la feliz condición de juiciosos viajeros por Europa. Cruzan las fronteras de la eternidad sin nada más que una maleta, es decir, el Ego. Mientras que, en cambio, toda esa gentuza que dice sí viaja con montones de equipaje y, malditos ellos, nunca pasarán por las puertas de la aduana."

(Carta de Herman Melville a Nathaniel Hawthorne)



16 comentarios:

  1. En mi opinión un genio es una definición hiperbólica fruto de nustra admiración hacia alguien.


    El No por sistema, es un estado lúgrube y mercedor de toda lástima.

    ResponderEliminar
  2. De acuerdo en lo de los genios. Respecto al segundo caso tengo mis dudas. Un NO radical es creativo cuando sirve para demoler prejuicios, cánones y verdades preestablecidas que sólo sirven para dar una versión sesgada de la realidad. Los grandes filósofos y creadores de la historia, ahí está el caso de Descartes, sabían que todo proceso de reconstrucción teórica y práctica pasa por una negación de lo existente anteriormente.

    ResponderEliminar
  3. Se debe tener cuidado cuando se usa la palabra radical; usted mismo en su explicación no la justifica.

    Los perjuicios, cánones y afirmaciones preestablecidas, antes de su negación, debemos comprobar que lo sean; de tal modo ya no estamos radicalizando -Y estas mismas realidades anteriores nacen fruto de la radicalización- sino constatando, y fruto de esto, argumentando, en este caso, contra esas penosas tres realidades; convirtiendose nuestra respuesta en un No rotundo, pero no radical.

    Un No radical mantiene la negación de un ente a perpetuidad, independientemente de que las circunstancias de dicho ente varíen.
    Un no rotundo mantiene la negación de ése mismo ente, sólo mientras las circunstancias que le hagan merecedor de esa negación se mantengan.

    Los grandes filósofos llegaban a la negación de lo existente anteriormente después de, primero cuestinarlo, y luego comprobar su falsedad; de tal modo no lo negaban realmente: lo desmentían.

    El no por sitema es aquel que lo niega todo antes de saber de ello; negandose por tanto a comprobar su inconveniencia e incluso a conocer su existencia.

    ResponderEliminar
  4. No estoy de acuerdo, la idea de la negación radical puede venir del conocimiento previo de lo que se niega. Radicalizar, en este caso, es negarse a un simple cambio de fachada que sólo contribuye a reforzar la situación que se rechaza. Radicalizar es ir hasta los cimientos sobre los que se asientan las cosas y cuestionarlos. No veo la diferencia entre rotundo y radical. En cambio el no por sistema tiene un componente destructivo que no es sustancial al no radical.
    Por otro lado desmentir es decir que algo no es verdad. El no radical, desde mi punto de vista, no niega la veracidad de lo que se cuestiona si no que dice que incluso siendo verosímil ya no es útil.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Es una cuestión de prisma, dr, en el fondo, estamos totalmente deacuerdo.

    ResponderEliminar
  6. Yo, de lo que diga Enrique Vila-Matas y/o su Bartlerby y Compañía, no puedo opinar.
    No puedo ser ni objetiva ni siquiera subjetiva.
    Me posee.
    Soy su exclava.
    No es masoquismo, no; es la delicia del pertenecer al universo, a la naturaleza, el integrarse con el todo, el integrarse en la profundidad del abismo o del cielo infinito.
    Lo que él diga.
    Amén.

    ResponderEliminar
  7. Vaya Vila-Matas convertido en un reflejo de cierta forma de divinidad. ¿Usted cree que gozaría o más bien y dada su interés en la desaparición terminaría por agobiarle?

    ResponderEliminar
  8. Yo soy creyente, pero no predicadora; lo siento pero no puedo contestar a su pregunta.

    Se me había olvidado y aprovecho la oportunidad para decir que, harta del sí, me instalé en el NO, y ahí resido tan tranquilita.

    ResponderEliminar
  9. Vila-Matas actúa hoy a las 19.30 en el Rosalía.
    PI

    ResponderEliminar
  10. ¡Ayayayayayayayyyy1* ¡Que me da algo!
    Pi, es en la Biblio.
    Nos vemos allí.


    *(Parezco el del Tomate XDDD).

    ResponderEliminar
  11. De Madriz ar cielo13 de mayo de 2008, 21:06

    Por cierto, aunque no venga al caso, ¿saben ustedes, adoradores de Vila-Matas, que el susodicho estará en la Feria del libro de Madrid a finales de este mes?.

    Además celebran el 75 aniversario de la Feria. Todo tentador, Madrid, El Retiro, cientos de casetas, Don Enrique, bullicio, lectura, cua, cua, cua...

    No, no me den las gracias. Ustedes ya lo sabían.

    Y tampoco me pidan una lima para limar esos dientes afilados que supongo. En fin, a sido solo un recordatorio por si se les olvidaba.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Madriz "no ha sio... pero si ha corregio... o lo ha intentao"13 de mayo de 2008, 21:15

    Bien, ha sido la emoción, a ese: "ha sido sólo un recordatorio..." le falta una H, como una catedral.

    ¡Mueran todos los documentos de texto sin correctores!.

    ResponderEliminar
  13. la Feria del libro de Madrid también llamada por nosotros los perversos Pasarela Cibeles 2 queda lejos de estas altitudes en que este humilde y retorcido doctorcito habita.
    Los dientes afilados ya los tiene nuestro amado monstruo E.V.M., sus discípulos sólo nos ponemos colmillos de seda y satén cuando leemos sus sublimes escritos y nos gustaría parecernos a él.

    ResponderEliminar
  14. Ganaderos en crisis14 de mayo de 2008, 21:12

    ¡Qué exagerado es usted!. ¿Altitudes?. Ni que tuviera que viajar en Diligencia.

    Assshh!! Nunca acabo de acostumbrarme a ese humor de impostada humildad.

    ¿Pasarela Cibeles?. Otra pa la barriga!!!.

    Yo estuve una vez y es una auténtica delicia. Lo de menos es la mitomanía simplona de pretender que te firmen un libro.

    Vila-Matas tenía fama de antipático cuando le pedían firmas, digo tenía, porque las malas lenguas dicen que se ha afiliado a la cortesía. Tal vez porque la bordez gratuita, le haya parecido una estupidez. O tal vez, porque una enfermedad lo ha enfrentado con lo verdaderamente importante y puede que haya optado por la clemencia con los mayayos.

    Entender a los genios es tan difícil como entender a los simples. Como dice el de la cerveza, al final, o se elige la misantropía, o no toca otra que aceptar al ganado, ganador y ganaderos tal como son.

    Se supone que hay pastos suficientes para que pastemos todos.

    ResponderEliminar
  15. Yo también conozco ese festival en el que cada escritor mira disimuladamente a las casetas vecinas, esperando -con una ansiedad sin límites- que el vecino esté firmando menos ejemplares que ellos. Más de uno tien que tomarse algún tranquimazin antes de empezar a firmar.
    Para estos eventos casi prefiero usar la diligencia y así me recreo en este maravilloso paisaje del Alto Adigio y los sucesivos. El jet sólo lo uso para casos de estricta humanidad. Espero que ahora pueda comprender mejor la idiosincrasia de este pobre doctorcito.
    Un saludo, señor Plurinominal.

    ResponderEliminar