28 enero 2007

El amuleto del Chamán


Los Angeles. Un día de diciembre de 1964. Una mañana cualquiera en un motel llamado Hacienda. Un chillido. Una carrera. Una mujer asiática asustada y semidesnuda. Detrás un hombre negro.La gerente que también ejerce como recepcionista no se lo piensa dos veces, saca un arma y efectúa tres disparos El hombre negro cae malherido y la recepcionista según algunas versiones lo remata golpeandole con un bate de beisbol. Sentencia: Homicidio justificado alegando defensa ante una hipotética violación. Para muchos, un asesinato provocado al ser la víctima un defensor de los derechos de la gente de color en un clima de crispante violencia racial
Aquel hombre se llamaba Sam Cooke y sólo tenía 33 años, pero ya era un fabuloso y elegante chamán que con sus artes mágicas había logrado mezclar las melodías y el ritmo de la música religiosa del pueblo afroamericano con la nueva música de finales de los 50. Al estilo nuevo se le llamó Soul y sí, era y es una música nacida del alma para tocarnos el alma ...suponiendo que ésta exista. Esa es la causa de que sus bellas canciones nos estremezcan hasta el tuetano y que sigan tan frescas como el primer día en que fueron creadas. Una bella forma de inmortalidad. Acaso la única forma de inmortalidad posible.
Bring it on home to me es un tema al que el Chaman Triste no se puede resistir. Es una de esos amuletos que le acompaña siempre y que le hace experimentar las más profundas emociones espirituales. Por ello ahora, quiere ofrecérsela como pequeña -y a su modo de ver- bella ofrenda para sus amados discípulos y socios del Círculo de los Suicidas Perezosos.

2 comentarios:

  1. Realmente entiendo que haya sido un amuleto para nuestro Chamán.
    Ojalá sepa él, que aún después de desaparecido, alguien de muy lejos ha recibido la ofrenda y se lo agradece.

    ResponderEliminar
  2. Le haré llegar tu agradecimiento Mara y Cuyá. Seguro que le hará feliz saber que alguien encuentre belleza en los tesoros que alumbran su vida.

    ResponderEliminar