27 junio 2016

La oveja distinguida no quiere ser rebaño

  • Ovejas, se acabó la fiesta, es hora de volver al redil. Y eso también va para usted, Lucera, no se haga la despistada.
  • Pastor, yo no soy como las otras. Cuando se habló de salirnos del aprisco, yo nunca apoyé la rebelión y me mantuve al margen. Como seguro sabrá, consideré que las ovejas rebeldes no eran mejores que los perros pastores. Dije que todos eran iguales, que todos eran lo mismo, que siempre habrá alguien que quiera manejar al rebaño. Creo que al menos me merezco cierta consideración por su parte. Con mi indiferencia he contribuido a que usted recuperara el control del ganado.
  • Y se lo agradezco, Lucera, por eso he venido personalmente  a avisarle sin tener  que echarle los perros y hostigarla para devolverla al corral.
  • No es justo. ¿Cómo podría mantener mi status en un lugar tan espantoso como el que me ofrece de residencia? Estoy acostumbrada a comer en buenos pastos, tengo una educación exquisita, un gusto refinado y abomino de lo que le gusta al rebaño.
  • Soy el pastor y manejo los perros, si le preocupa su seguridad y quiere mantenerse a salvo no tiene otra opción que  venirse al establo. 
  • No me convence su propuesta, no me gustan las cárceles sin celdas individuales.
  • ¿Quiere quedarse aquí a merced del lobo y de otros depredadores?
  • No, pero siendo mejor y única en mi especie, mi individualidad se vería comprometida si comparto mi vida junto al resto de ovejas en ese lugar malsano.
  • Pues quédese aquí a la intemperie, a ver como se las arregla cuando lleguen los peligros.
  • Me lo pone muy dificil.
  • Entérese bien, ovejita distinguida, sólo tiene dos opciones. Puede hacerle frente a los depredadores y a las mil amenazas posibles que puede sufrir un bovino tan frágil cuando está solo o venirse con nosotros y garantizarse la  comida, la tranquilidad y un lugar para dormir. 
  • Es cierto que sería muy ventajoso no  tener que ir por el mundo con miedo pero por otro lado mi libertad no es una broma.
  •  ¿Y su bienestar? Convénzase, su felicidad sólo la puede encontrar dentro
    del redil y con una buena manada de perros guardianes que le proteja. ¿Qué pierde a  cambio? Un poco de leche, la lana que le molesta esquilada una vez al año y sus tiernos corderitos que puede seguir pariendo de nuevo a su antojo cuando desee. Creame, solo la seguridad y el confort nos hace vivir mejor.
--- 
Ahora, la versión del pastor:

    14 junio 2016

    El héroe sufrido

    • Usted se da mucha maña para estas cosas, Dr. Krapp  y yo sigo empeñado en ser el superhéroe de la nueva política aunque les pese a los populistas.
    • ¿Ha pensado en algo en particular?
    • Mis asesores piensan que soy  un tipo demasiado frío e incluso algo robótico. Me vendría bien ser un héroe sufrido para humanizarme.
    • ¿Sufrido?
    • Sí, sufrido. Con un toque victimista que sea lo suficientemente atrayente para los votantes. Que se vea bien claro que soy un luchador contra regímenes despóticos.
    • ¿Por cual de ellos se decanta?
    • No tengo preferencias, me da igual uno que otro, pero ya que está de moda ¿qué le parece por el chavismo?
    • Lo siento, pero hemos agotado nuestras existencias de chavismo opresor. La gente de derechas se pirra por él y no nos queda disponible nada hasta que de maduro acabe por pudrirse. 
    • Lástima, me vendría bien. Es una dictadura fotogénica con sus uniformes y banderitas. Además sus opositores son muy apuestos. Son muy occidentales, incluso rubios y hablan español.
    • Puede optar por Honduras está asolado por las bandas juveniles y el crimen. Acaban de matar a Berta Cáceres, una luchadora infatigable por los pueblos indígenas, la ecología y los derechos humanos.
    • Caballero, Honduras es un país insignificante y esa señora era indígena. No es que tenga nada contra los indígenas pero ya me entiende. No responden al perfil medio de los que votan a mi  partido. Ellos quieren sentirse muy europeos y toda aquello lo ven muy tercermundista y tribal.
    • Mexico es un país importante y hablan español. Allí hay corrupción, narcotráfico y tráfico de personas, sicarismo, despotismo gubernamental, pobreza. Lo tiene todo.
    • Nada que no haya aquí en algún grado. Es demasiado parecido para que llame la atención. Sonaría ridículo decir que eres una víctima del régimen mexicano, no queremos parecernos a Donald Trump. ¿No tiene nada un poco más exótico?
    • ¿Una dictadura del Golfo Pérsico quizás?
    • No es conveniente enemistarse con esa gente, en caso de necesidad pueden ser una buena fuente de financiación. Tienen mucho dinero, están comprando la mayoría de los equipos de fútbol europeos y podríamos perder apoyo entre los forofos.
    • ¿Irán?
    • Irán estaría bien y siempre se podría sacar partido del hecho de que los populistas tienen un programa en su televisión, pero ahora se llevan bien con los americanos. A lo mejor a éstos les parece mal que me meta en medio en momentos de reconciliación.
    • ¿Usted cree que a los americanos se fijarán en usted?
    • Es cierto, todavía no me conocen, pero me conocerán, seguro que me conocerán.
    • ¿El ISIS como enemigo?
    • No, el ISIS da miedo, están muy enloquecidos.
    • Sólo nos queda Rusia.
    • Me atrae la idea de Rusia como potencia despótica, pero queremos ser la nueva política y atacar a Rusia suena como muy trasnochado, muy antiguo, hasta huele a rancio. No quiero ser un nuevo James Bond o un George Smiley, mi ideal es Peter Parker saltando por las fachadas de Nueva York.
    • Entonces damos por zanjado el asunto. Le hacemos un traje a lo Spiderman para que pueda luchar con soltura y desparpajo contra los supervillanos de la Marvel y nos olvidamos del resto.
    • Pero no me lo haga en rojo o en azul, que la gente es muy mal pensada y no quiero confusiones.