22 julio 2016

Franco se desploma de nuevo

 (Kaskarilleira Existencial 34)
Diez y cuarto de la noche y aún atardece en los alrededores de Kaskarilleira.
El disparatado horario es producto de una concesión del tirano canijo hacia su admirado Reich triunfante. Ochenta años después, el tiempo sigue marcando un marcial paso prusiano desde la atalaya de los relojes.
Diez y cuarto. Noche cerrada en Berlín, atardecer de nieblas en la Kaskarilleira estival. Soy un ser infecto que pretende encontrar una línea de escape frente a los bucólicos engaños campestres que interfieren mi mirada urbanita.
El frenazo ha sido brusco y el viejo pescador ha caído pesadamente en el suelo. Es viejo porque  a pesar de no verle la cara, se ha quejado como un viejo y es pescador porque tiene caña, cesta y unas botas largas que le llegan hasta las rodillas. En cambio no es pesado. Solo veo a un hombre enteco, menguado y quizás confundido.
Salgo del coche:
  • Deje que le ayude.
  • Ni se atreva a tocarme, me levantaré solo, como solo levanté nuestro país.
  • No le entiendo, solo quiero ayudarle.
  • Soy autárquico, caballero, no necesito la ayuda de potencias desconocidas ya que ignoro si son cómplices de los enemigos de la patria.
Aún estaba sentado en el suelo, recolocándose el sombrero pero en la penumbra creciente, pude vislumbrar su mirada aviesa.
  • Está diciendo cosas muy raras, insisto en ayudarle, puede que haya recibido un golpe en la cabeza.
Se irguió a duras penas, antes de encararse, desde su mínima altura, como un flan tembloroso. 
Coño, era el mismo tipo de las monedas y el NO-DO. 
Iba a echarle una mano para que no se desplomase allí mismo, pero lo pensé mejor al verle insistir en la bronca cuartelera.
  • Quite de ahí. ¿Como osa mancillar el nombre de su Generalísimo alegando que está trastornado? ¿No me ve acaso? Soy yo, Franco, y sigo siendo el caudillo de España ¡¡por la gracia de Dios!!
  • Dios no puede hacernos esta faena. Usted está muerto y bajo una losa de 1500 kilos. No hay duda al respecto.
  • ¿Dice que no hay duda, miserable? ¿Que hago entonces volviendo al pazo después de una alegre jornada de pesca? ¿No estamos en verano?
  • ¿No estamos cerca del pazo de Meirás donde veraneo?
  • Donde veraneaba pero sí, tiene razón, apenas a dos kilómetros de distancia.
  • ¿Y sigue veraneando ahí mi familia?
  • Creo que sí, siguen usando la casa como si nada hubiera pasado.
  • Entonces lo lógico es que yo vuelva tranquilamente al pazo después de un día de pesca.
  • Usted está muerto, joder, y además no lleva nada en el morral. Ni una triste miñoca. Además, ¿donde está la escolta? Franco no iba ni a mear sin escolta.
  • ¿Es comunista, verdad? ¿Judeomasón, quizás? Puede que uno de esos seres reblandecidos por el exceso de ocio y la vida fácil. Uno de esos individuos afeminados que son la deshonra de nuestra ultrajada España, cuna del Cid, de Don Pelayo y de Santa Teresa.
No aguanté más, subí al coche y puse la marcha atrás. Oí el impacto contra el cuerpo antes de arrancar de nuevo y meter las marchas hacia adelante. 
La noche de Kaskarilleira me acogió en sus tibios brazos.

20 comentarios:

  1. ¿Nos tendremos que ir preparando para ver cómo se consolidan esas viejas ideologías xenófobas, racistas y antisolidarias? Y va en aumento. Ya veremos en este país, en qué termina la cosa. Mira Donald Trump, si gana promete hacer de Los Estados Unidos un país limpio de inmigración prohibiéndola totalmente y construyendo muros fronterizos. Un país fuerte y que pueda sentirse orgulloso de sí mismo. Olé, olé, olé. Hele. Qué mundo!! ¡Y con qué fervor le aplauden! Vuelven, vuelven.

    Un baso!

    ResponderEliminar
  2. Huy, me ha salido con b y a. Menudo beso te he 'mandao'. Jaja. Venga lo que venga, sonreiremos!

    ResponderEliminar
  3. Que la 'b' sí vale. Es que estoy recién vuelta de la playa y todo me hace aguas!! Jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ristra de nombres prometedores crece por momentos: Putin, Erdogan, Marine Le Pen, Trump ¿y que decir de todos aquellos que se escudan en la existencia de los monstruos para disimular sus atrocidades? Hollande, los conservadores británicos, los gobiernos de coalición escandinavos etc....
      Son tiempos duros y necesitaremos mas de un baso para sobrellevarlos.
      Besos playeros desde el agujero.

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. ...ah, que lo quería borrar y pulsé enviar, las cosas pasan por algo.

    -La verdad que cada vez estamos más desconcertados y desencantados: pero no queda otra que ir con la corriente que marquen o plantarse y dar un carpetazo con todo.

    La dinamita esta servida, a ver por donde estalla o igual llegamos a tiempo de desviar esa mecha pero a punto esta.

    Europa ,se esta quedando obsoleta y huele a rancio ,el brexit no ha hecho sino destapar que todo esta cimentado sobre tierras movedizas.

    Un abrazo suave que hace mucho calor;)

    -Lo malo de todo esto es qué, los que ya tenemos cierta experiencia sabemos que no todo es oro, pero esta juventud, esta muy desencantada y con un futuro muy incierto.







    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de desviar la mecha solo queda bien en las películas y a veces también suena falso.
      Europa vive en la indecencia de la vieja hidalguía perdida: es pobre y vulnerable pero sigue actuando como si el mundo fuera suyo. La soberbia es su ruina.
      La juventud debe luchar para que no le arrebaten lo que legítimamente le corresponde.
      Un abrazo acalorado.

      Eliminar
  6. Muy buenas, joven.

    Pareciera como si hubieses convertido al Paquiño en un personaje de “Amanece, que no es poco”. Me lo imagino saliendo de la tumba en una de esas cunetas que él tanto pobló, pero quedando enterrado hasta la cintura y quejándose con voz de mariquita.

    En realidad ahora estamos igual que en la película: se someten a votación todos los papeles -quién es el alcalde, quién es la puta…-, pero el poder de verdad lo siguen detentando los mismos.

    Saúde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya quisiera yo tener la gracia desplegada de forma desmesurada en esa película que por cierto cuando la vi estrenada en el cine me pareció algo artificiosa. El tiempo ha desmentido mi primera impresión.
      Lo de la cuneta me recuerda como no podría ser otra cosa a mi amada serie The Walking Dead que tiene escenas semejantes de gozoso humor negro.
      Cierto es que hay un continuo reparto de papeles y nos hemos olvidado de que el auténtico personaje que somos nos acompaña a todas partes debajo de los disfraces.

      Saúde

      Eliminar
  7. JAJAJAJAJA muy divertido, que maravilla poder matarlo en lugar de que muera en su cama felizmente. Increíble lo que hacen las noches julianas en usted, estimado Doctor. Parece que le da vueltas al asesino en estas noches estivales...

    Por cierto, solo he oído a un partido que ha dicho que había que cambiar la hora definitivamente y alejarnos de la hora alemana, es alucinante que nadie lo haya hecho en cuarenta años de democracia y tengamos un día tan largo y achicharrante.

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La fantasía nos permite muchas libertades que la realidad desmiente. Sí, algo hay de un sueño de una noche de verano pero también de cosas vividas: aún recuerdo cuando siendo niño teníamos que lanzar el coche contra la cuneta porque llegaba Franco de pescar con su coche cerrado y su escolta de jugar al golf o pescar en el río o en el Azor.
      El BNG pidió en su día el cambio de hora para ajustarla a la de Canarias o Portugal y les llamaron de todos la prensa de Madrid y los tertulianos de turno. No veas lo que es que a las 11 de la noche todavía esté el día en funcionamiento.
      Abrazos

      Eliminar
  8. Esto contigo no pasaba. De Jorge Cabrerizo. Me lo ha recordado. Aunque el Franco de Cabrerizo hasta se hace querer. El suyo... ¡Joder! El suyo no quedaba otra que hacer lo que ha hecho. (Y ha tardado.)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he leído ese libro de Cabrerizo, en cambio la idea si que procede de un libro muy divertido: "Ha vuelto" de Timur Vermes un reciente best seller alemán sobre la aparición de Hitler en tiempos de la Merkel. Existe una versión cinematográfica.
      Había pocas opciones con mi personaje, es cierto.

      Eliminar
  9. Franco murió, pero el franquismo sigue vivo...lamentablemente.

    Feliz verano, estimado Krapp, y un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Franoc murió pero nos dejó una interminable saga de herederos. Aquello que dijo "de que dejo todo atado y bien atado", tiene su verdad.

      Feliz verano y un fuerte abrazo.

      Eliminar
  10. ¡Vaya genialidad has escrito!
    Me gusta más esta versión que enfatiza el ojo por ojo, lo de morir entre respiradores, sondas nasogástricas y tubos varios, es demasiado dulce comparado con las aberraciones cometidas por su mano ejecutoria de enanito gruñón.
    No hace falta que resucite de nuevo, nos dejó todo un legado, sin ir más lejos, tras la firma de los tratados hispanoamericanos en el 52, ahí empezó su decadencia dentro de su propia decadencia para que penetraran las zarpas aguiladas de la OTAN o su prima hermana la Merkel.
    Y me da rabia que ese legado sea tan legal, tan jurídica y constitucionalmente aceptado. Una monarquía parlamentaria controlada desde fuera, vaya, vaya, sí que la lió parda el Generalísimo del Pardo.
    Me ha encantado leer esta historia de ancianos y torpones militares rancios de baja estatura y voz nasal. Está genial, genial, genial. Y has conseguido que me ría recordando a un tipo así. Felicidades, amigo Krapp. Eres un krak.
    Un beso y mi cariño!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres muy amable, Marisa, hago lo que puedo, ojalá pudiera expresarme mejor.
      La mía es una versión hasta diría más amable con el personaje y mucho más justa, creo, para los que lo sufrieron con su dolor, su angustia y su sacrificio.
      El legado es claro pero hasta tengo la impresión de que sus herederos, dejando de lado todo el aspecto de la violencia institucional, son más despiadados en el asunto de los derechos sociales de los ciudadanos. Hay atrevimientos actuales que el dictador no firmaría por esa cosa paternalista de todas las dictaduras.

      Gracias, Marisa, por tus siempre animosas palabras.
      Besos y cariños

      Eliminar
  11. Por acá siempre decimos que yerba mala nunca muere... Algo de verdad hay en los dichos populares. Una de mis pesadillas recurrentes tiene que ver con el retorno de los K al poder, pero no te puedo contar cómo termina porque, aunque te parezca increíble, todavía les tengo miedo.

    Un beso!

    Fer

    ResponderEliminar
  12. Por acá siempre decimos que yerba mala nunca muere... Algo de verdad hay en los dichos populares. Una de mis pesadillas recurrentes tiene que ver con el retorno de los K al poder, pero no te puedo contar cómo termina porque, aunque te parezca increíble, todavía les tengo miedo.

    Un beso!

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una frase que también usamos mucho por acá aunque no sé si sabes que los ecologistas dicen que las malas hierbas no son tan malas y que peor son los remedios que se usan para eliminarlas.
      Entre los K, los Franco, los Erdogan, Putin, Trump, Berlusconi etc... uno casi añora a esos dañinos herbicidas.
      Pierde el miedo, no hay mal que cien años dure.
      Besos

      Eliminar