14 junio 2016

El héroe sufrido

  • Usted se da mucha maña para estas cosas, Dr. Krapp  y yo sigo empeñado en ser el superhéroe de la nueva política aunque les pese a los populistas.
  • ¿Ha pensado en algo en particular?
  • Mis asesores piensan que soy  un tipo demasiado frío e incluso algo robótico. Me vendría bien ser un héroe sufrido para humanizarme.
  • ¿Sufrido?
  • Sí, sufrido. Con un toque victimista que sea lo suficientemente atrayente para los votantes. Que se vea bien claro que soy un luchador contra regímenes despóticos.
  • ¿Por cual de ellos se decanta?
  • No tengo preferencias, me da igual uno que otro, pero ya que está de moda ¿qué le parece por el chavismo?
  • Lo siento, pero hemos agotado nuestras existencias de chavismo opresor. La gente de derechas se pirra por él y no nos queda disponible nada hasta que de maduro acabe por pudrirse. 
  • Lástima, me vendría bien. Es una dictadura fotogénica con sus uniformes y banderitas. Además sus opositores son muy apuestos. Son muy occidentales, incluso rubios y hablan español.
  • Puede optar por Honduras está asolado por las bandas juveniles y el crimen. Acaban de matar a Berta Cáceres, una luchadora infatigable por los pueblos indígenas, la ecología y los derechos humanos.
  • Caballero, Honduras es un país insignificante y esa señora era indígena. No es que tenga nada contra los indígenas pero ya me entiende. No responden al perfil medio de los que votan a mi  partido. Ellos quieren sentirse muy europeos y toda aquello lo ven muy tercermundista y tribal.
  • Mexico es un país importante y hablan español. Allí hay corrupción, narcotráfico y tráfico de personas, sicarismo, despotismo gubernamental, pobreza. Lo tiene todo.
  • Nada que no haya aquí en algún grado. Es demasiado parecido para que llame la atención. Sonaría ridículo decir que eres una víctima del régimen mexicano, no queremos parecernos a Donald Trump. ¿No tiene nada un poco más exótico?
  • ¿Una dictadura del Golfo Pérsico quizás?
  • No es conveniente enemistarse con esa gente, en caso de necesidad pueden ser una buena fuente de financiación. Tienen mucho dinero, están comprando la mayoría de los equipos de fútbol europeos y podríamos perder apoyo entre los forofos.
  • ¿Irán?
  • Irán estaría bien y siempre se podría sacar partido del hecho de que los populistas tienen un programa en su televisión, pero ahora se llevan bien con los americanos. A lo mejor a éstos les parece mal que me meta en medio en momentos de reconciliación.
  • ¿Usted cree que a los americanos se fijarán en usted?
  • Es cierto, todavía no me conocen, pero me conocerán, seguro que me conocerán.
  • ¿El ISIS como enemigo?
  • No, el ISIS da miedo, están muy enloquecidos.
  • Sólo nos queda Rusia.
  • Me atrae la idea de Rusia como potencia despótica, pero queremos ser la nueva política y atacar a Rusia suena como muy trasnochado, muy antiguo, hasta huele a rancio. No quiero ser un nuevo James Bond o un George Smiley, mi ideal es Peter Parker saltando por las fachadas de Nueva York.
  • Entonces damos por zanjado el asunto. Le hacemos un traje a lo Spiderman para que pueda luchar con soltura y desparpajo contra los supervillanos de la Marvel y nos olvidamos del resto.
  • Pero no me lo haga en rojo o en azul, que la gente es muy mal pensada y no quiero confusiones.

40 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

  2. jaja esta vez lo has esto muy facilito mi querido DR, tenemos de prota de este genial capítulo de tus melodías animadas de ayer y hoy a un perfil tipo ... ¡¡¡ ALBERT RIVERA- SPAIDERMAN !!! que mira, al margen de ideologías, gustos preferencias, partidos y demás zarandajas me parece más listo que el hambre a mi este tipo, si debajo de esa agilidad mental y esa cintura hubiera además buena gente ( no lo sé, como no lo conozco no tengo ni idea ) había madera en él, pero claro, aquí el que no cojea por neoliberal, cojea por analógico y el que no por duro, corto, memo o por madero ;)

    A mi desde luego los que van de llorones me crispa tanto como los matones, a estas alturas de la película yo voto por descarte, una pena pero es la verdad. Si han detenido poder en los últimos 35 años ¡fuera! por higiene política, si se me van a los extremos ¡fuera! por prudencia, si se van a lo populista o nacionalista ¡fuera! por hartazgo ... ¿qué me queda? ... pues eso, a eso es a lo que pienso votar por el motivo que te acabo de dar sin esperanza ninguna de nada, me temo que la gran revolución va por dentro de cada uno, yo ya no espero nada de fuera.

    Pero me lo he pasado de maravilla aquí leyéndote jaja ¿por qué no editas un cómic? tienes mente y argumento para hilar uno buenísimo, si quieres yo te ayudo a hacer los dibujos jajaja Mil gracias y...

    Mil besos!! que nos sea leve este principio nublado de campaña electoral bis de verano ;)


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi sinceramente ese personaje no me parece muy listo, María. Más bien lo veo como un mentiroso contumaz y oportunista, capaz de aliarse a un partido de extrema derecha europeo y de cambiar de perspectivas según venga el viento. Luego es un tipo con poco sentido de la democracia, solo hay que ver lo que hace con los que discrepan dentro de su partido al mismo tiempo que no duda en mantener como ocurre con la primera candidata por la provincia de Pontevedra a una señora que durante meses llevó una tarjeta falsificada de aparcamiento para minusválidos.

      Me siento harto de las mentiras de los líderes, por lo tanto intento calibrar si hay un proyecto real y una base amplia ciudadana que lo respalde. No me gustan las fórmulas de laboratorio ni el oportunismo de algunos que se han subido a las mareas de cambio para darnos lecciones de maquiavelismo político con sus constantes cambios de punto de vista.


      Si no son posibles las revoluciones reales prefiero a los que pueden conseguir mejoras razonables y no a los que siguen aferrados a una pasado moribundo aunque se disfrace de novedad.

      Lo del comic fue una idea antigua que pasó por mi mente y hasta tenía un par de amigos dibujantes de mano, todo quedó en el aire.

      Muchas gracias a ti, María y mil besos con estos nublados de viernes.

      Eliminar
  3. jajaja hablo raro ¿verdad? es el alzheimer incipiente quise decir que esta vez lo has puesto facilito... ;)

    Más besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja vale! y donde digo DETENIDO es DETENTADO ... y me voy, no leo más barbaridades ... si entiendes algo de lo que he escrito enhorabuena ... yo cada día me entiendo menos ;)

      Eliminar
  4. No le veo mucho futuro yo a este héroe: demasiado quisquilloso. Que si paises pequeños, que si indígenas, que si locos, que si rusos... Así nunca se llega a tener un enemigo con entidad, es decir, una buena causa para justificarse. Y ojo con los colores, que al final tienen el mismo problema: ¿verde? Ya está cogido por los ecologistas; el morado por los republicanos y algunos grupos feministas... Si es que ya está todo el pescado repartido, oiga.

    La originalidad no existe, solo queda la posibilidad de recurrir a los retales y hacerse un traje más o menos funcional, de entretiempo. Pero las figuras nítidas, sin claroscuros, ya no son creibles. Por eso al final no hay tantas diferencias entre Rajoy o Sánchez, del mismo modo que tampoco las hay entre Rivera e Iglesias: van a lo que van, y lo demás es envoltorio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un héroe sufrido porque encuentra todas las poltronas ocupadas y necesita arrimarse a a alguna parte.
      Es cierto, como dices Rick, que está todo el pescado repartido pero no olvides que los colores destiñen mucho y algunos pasaron del rojo intenso al rosa socorrido. Cuando hablas de los trajes de retales me he acordado de aquellos que llevaban los bufones medievales tan llamativos, quizás por ahí van los tiros.
      Pasemos de la banda de los cuatro, veamos lo que hay detrás de cada uno y elijamos en consecuencia.

      Eliminar
  5. Nada en un color neutro que pueda pasar desapercibido al principio y después cuando ya este consolidado ya sacará los colores o el color...Que esta pasando que cuando llegan al poder después se viran cómo una panchona:expresión que se emplea mucho en Cuba o Venezuela para los que se cambian de redil o mienten más que hablan.

    Después del debate de ayer me voy a apuntar a paddel y a regatas y a tiro al blanco y,y,y,La cuestión es darle alegría al cuerpo ya esta bien de machacarse pensando a quien por quien y, para quien.

    Estoy desencantada pero si,que viendo el cariz que esta adquiriendo Europa con el terrorismo esto ya se esta poniendo feo.

    Dr Krapp ud si que sabe y mucho, ojalá nos asista el sentido común.

    Un fuerte abrazo a ver si damos con la fórmula.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una posibilidad la que planteas la tuya, Bertha, la ambigüedad tiene la ventaja de que cuando uno se define luego es latoso desdecirte en tiempos donde es trascendente la hemeroteca o los viejos mensajes del Twitter.
      ¿Qué ridículo suena todo, no?

      Yo cogería tu idea del sentido común pero creo que ha comprado los derechos Rajoy y no lo deja utilizar al resto.

      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  6. Lo va a tener difícil para encontrar algo que le cuadre, igual por eso se le ve tan nerviosillo. Al final todo es una cuestión de tiempo, es el tiempo el que nos acaba definiendo. Y al final acabamos en el desencanto, pero no en el desencanto sobre las personas que aspiran a gobernarnos, sino el desencanto del día a día, el hartazgo de sentirnos unos peleles, de que se confundan migajas con derechos y de que lo aceptemos sin rechistar.
    Pues ya veremos qué pasa.
    Y lo de Venezuela ya es cansino, el filón ya lo han agotado y no debe de haber nada más jugoso que sacar a la palestra si no ya habrían cambiado el chip. ¡Ay! ¡Con todo lo que hay y sin poder elegir!
    Pues yo veía claramente a tu personaje en ese texto hablando con su interlocutor y con el baile de San Vito. Cosas que se me pasan por la cabeza.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo hasta el fondo. Pensemos que la política es una ilusión pasajera y que por lo tanto tiene menos recorrido de lo que aparenta. Nos desencantamos por la inercia que nos provoca la ilusión y su necesidad pero también no usamos la perspectiva para ver las mejoras que hemos experimentado desde el celebrado 15M.
      Si miras la etiqueta Hugo Chávez a la izquierda del blog verás mi opinión hacia ese régimen al que al parecer hay que adscribirse o denunciar.
      Un abrazo

      Eliminar
  7. Hola amigo Krapp,
    Pues creo que ha escogido la opción más socialdemócrata posible. Es la mejor para ganar unas elecciones. Pienso. Porque si no toma posición ideológica, no está por los colores ni las banderas aunque estas fueran falsas. No quiere luchar contra el terrorismo internacional siendo como los pro-PP's. Pues se quita de encima la búsqueda del voto radical. No le gusta la idea populista de luchar por el chavismo ni tampoco demonizarlo y demuestra que no está en la honda (porque es un tema que da votos) pero se asegura que le voten los dos bandos. Qué bueno. Tampoco le van los países hispanos por tener un sentimiento antieuropeista. De la Troika se habla poco después de lo de Grecia y Syriza. Ahra todos los partidos quieren democratizar las instituciones desde la solidaridad de los países que se unen en los pactos de la UE, bien para ser rescatados o para subir diplomáticamente. Si elude este debate no se coloca en camisa de once varas. También le votarán tanto unos como otros.
    Pero definitivamente la elección final es buena, la de no casarse con nadie. Al final solo va a luchar contra la corrupción y la delincuencia sin ideologías partidistas. Le votará una mayoría, incluso los abstencionistas, es una excelente estrategia. Spiderman como superhéroe de cómic, hasta le caía bien a mi madre...jeje.

    Bueno, una entrada muy buena. Como siempre me quito el sombrero. A mí no me salen como a tí esas comparaciones, paralelismos y metáforas tan bien elaboradas.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un tiquismiquis de mucho cuidado, Marisa y yo creo a pesar de lo dicho más arriba que tiene algo de los cuatro líderes en boga en este país. Incluso te diría que tiene tanto de Pedro Sánchez que de Rivera y quizás incluso le va mejor el traje.

      Gracias y no te quites el sombrero que por lo menos por aquí hay mucho viento.

      Besos

      Eliminar
  8. Desde luego nos ha salido tiquismiquis el héroe (dice María que es Albert Rivera??, no le veo ese perfil frío y robótico, se lo veo más a Pedro, pero vamos, los conozco casi nada, esquivo a todos por igual y más ahora).

    Spiderman parece buena opción, pero para los políticos, no sé qué decirte, los encuentro tan zafios que no tienen ni la gracia de los tebeos (y los héroes) infantiles. Son un plomo inmenso.

    Un abrazo!!

    [México supera a España de largo, es un no Estado con todo lo que conlleva].

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que acabo de escribirle a Marisa, había leído tu comentario ayer pero no me acordaba hasta ahora con casi tus mismas palabras.

      No seamos maximalistas, yo conozco a políticos que son buena gentee intentan hacer lo que pueden con los medios que tienen a su disposición o con las presiones que reciban. Además gente de todo el espectro ideológico.
      México es un interrogante continuo desde que andaba por allí Mocztezuma.

      Un abrazo

      Eliminar
    2. No dudo que sean buenas personas, no las juzgo desde ese punto de vista sino desde el político. Te recomiendo leer a Rancière... He escrito sobre sus propuestas:

      La historia conoció dos grandes títulos para gobernar a los hombres: uno que estriba en la filiación humana o divina, o sea, la superioridad por nacimiento; otro que estriba en la organización de las actividades productivas y reproductivas de la sociedad, o sea, el poder de la riqueza. Para romper estos dos títulos se necesita uno suplementario, común a los que poseen todos los títulos pero también común a quienes los poseen y no los poseen. Pues bien, el único que queda es el título anárquico, el título propio de aquellos que no tienen más título para gobernar que para ser gobernados. Esto es la democracia, el poder de cualquiera.

      La sorprendente propuesta se complementa con el sorteo, que se practicaba en el origen de la democracia, significando la inexistencia de título alguno para gobernar, por tanto, la ausencia misma de la superioridad; (…) el sorteo era el remedio para un mal a la vez mucho más grave y mucho más cercano que el gobierno de los incompetentes: el gobierno de una competencia específica, la de hombres con habilidad para tomar el poder mediante artimañas. Hoy esto nos llena de estupor porque estamos habituados a algo que no estaban habituados en otras épocas, que el primer título para seleccionar a quienes son dignos de ocupar el poder es el hecho de que deseen ejercerlo. Por el contrario considera que el buen gobierno es el gobierno de aquellos que no desean gobernar. (…) No hay gobierno justo sin participación del azar.

      Albert Rivera lleva diez años en la política y lidiando en un espacio muy hostil, a veces lo olvidamos. No es un nuevo partido aunque está en las antípodas de lo que a mi pudiera gustarme.

      Abrazos!!


      Eliminar
    3. Teóricamente estoy de acuerdo en lo que dices pero el purismo democrático tiene sus limitaciones.
      ¿En que medida un representante elegido tiene capacidad para tomar sus propias decisiones o debe vincularse exclusivamente a lo que quieren sus electores?
      En Galicia existe un partido, Partido da Terra, radicalmente partidario de la democracia radical y
      libertaria que en el concello en el que tienen representación ha decidido rotar el concejal elegido cada 4 meses lo cual desde mi punto de vista es poco práctico si queremos que funcionen las instituciones de la democracia representativa.

      Me da igual el tiempo que lleve ese señor en la política lidiando, no necesitamos toreros ni héroes patrióticos que representan lo peor y más soez del capitalismo que nos está ahogando.

      Abrazos

      Eliminar
  9. Sé que corren malos tiempos, pero no lo concebía a usted de palanganero de políticos, admirado doctor. Sin embargo, gracias a su exacta y sincera traslación de los hechos, podemos® percatarnos de que los políticos persiguen nuestros votos con las mistas técnicas que usan los vendedores de detergentes, de lavadoras o de líneas telefónicas. No buscan conocer nuestras necesidades para satisfacerlas, ni nuestras convicciones para identificarse con ellas; solo quieren saber a qué nicho de mercado pertenecemos para encalomarnos un producto que realmente no existe, pues luego de las elecciones se esfuma ante nuestros ojos; pero no nos importa: lo volveremos a comprar en las municipales o en las autonómicas.

    Saúde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Dr. Krapp es un ser versátil y capaz de hacer trabajos de adecentamiento ajeno sin que le caigan las vergüenzas. Un simple mercenario, vaya.
      Lo del nicho del mercado me recuerda indefectiblemente otros nichos a donde algunos les gustaría enviarnos. Por lo menos Rajoy lo tiene claro: "La elección está entre nosotros o los malos". Sin duda sabe que la maldad anida en nuestras vidas y por lo tanto muchos tenemos poco futuro como votantes suyos.

      Saúdos

      Eliminar
  10. Lo de Venezuela es terrorífico, Krapp. El otro día coincidí con una venezolana en la cola de la verdulería. Sus padres quedaron allí, y cada vez que se hace un viaje, les lleva medicinas porque ni para eso les dan, amén de una generosa provisión de papel higiénico y servilletas de papel. Me decía que el pan escasea tanto que en las familias se ha decidido darles lo poco que consiguen a los más ancianos. Es terrible. Ahora mismo se está destapando toda la guita que se afanaron los K acá: el día que se sepa lo que se afanó Chávez, nos caemos del mapa del susto, Krapp. Dile a Spiderman que no hay como los superhéroes latinoamericanos, que no sea bobo: son los que salen más enriquecidos cuando al fin pasan a ser villanos y eso les toma tantísimo más tiempo que a los europeos o a los norteamericanos que no debe ni dudarlo.

    Besos!

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lamentable lo de Venezuela pero explicable dentro de la lógica de un régimen obtuso que se le llena la boca de la palabra pueblo para poder tracionarla mejor pero también la oposición es para darles de comer aparte ya que sabemos como las oligarquías transnacionales alimentan el descontento para recuperar esa cosa tan venerada llamada petroleo.
      Espero que los venezolanos encuentren la lucidez para librarse de mangantes, salvapatrias y de los falsos mártires de la libertad como el tal Leopoldo López.
      Le diré A Spiderman lo de los superhéroes caudillistas y vendepatrias que llevan asolando aquel continente desde que Colón llego América y quizás antes, en tiempos de Incas, Aztecas y Mayas.

      Besos

      Eliminar
  11. Que se presenten a las elecciones los héroes de Marvel, mi voto lo tienen. Lo que hay por aquí es más de lo mismo, son cansinos y nos toman el pelo miserablemente, y el colmo es que nos dejamos, simple y llanamente.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi los héroes de la Marvel los prefiero mejor en las pelis y en los comics que así te los encuentras por la calle al pasear la perra o ir a comprar el pan t aparte del susto ya no sabes si saludarlos que dan uno poco de miedo con esos músculos tan poco razonables.

      Besos

      Eliminar
  12. A Albert Rivera se lo ve muy distinto dentro o fuera de Cataluña, pero eso no lo puedes entender porque no vives aquí sin comulgar con el nacionalismo catalán. Yo asistí al nacimiento de C's hace diez o doce años en un momento que no había ninguna capacidad de resistencia frente al nacionalismo. Ahora, las cosas se han puesto tan radicales que para muchos es la única alternativa que nos queda. Pero entiendo que fuera de Cataluña, su mensaje es otro o es percibido en otras coordenadas. No es la mejor de las situaciones cuando hay que escoger entre lo malo y lo peor. Desde luego por aquí muchos lo odian, pero en esa percepción del odio que recibe uno se siente también señalado. No sé nada de Pontevedra. Supongo que es difícil montar un partido que sea maravilloso y coherente, solidario y no oportunista con materiales humanos que somos de serie bastante deficientes.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que Ciudadanos es un error desde su fundación al igual que la UPyD.
      Al discurso identitario no se le responde con un discurso antidentitario. Al soberanismo catalán o vasco no se le responde creando partidos jacobinos que alimentan sistemas binarios - "o conmigo o contra mí"- y justifican a la otra parte.
      Ese es un grave error, que se comete en muchos ámbitos. Como hay un nacionalismo creciente montemos un partido antinacionalista. Mentira, si quieres desmontar el nacionalismo dales un proyecto no excluyente y colectivo que deje en evidencia la simplicidad de los argumentos identitarios.
      Luego se solapa el saqueo público de nuestros derechos económicos, sociales y políticos bajo el asunto de la banderita.
      El discurso del partido montado por los antinacionalistas catalanes coincide con los intereses de las élites burguesas que en Cataluña son soberanistas.
      El discurso de Ciudadanos es el discurso de Artur Mas en lo esencial aunque luego se peleen por la banderita.
      No se puede montar un partido en 6 meses con todo lo que se encuentra tirado por los suelos.
      No sé puede llegar a Galicia y decir que como son elecciones generales no tienen programa para este territorio o que Galicia sería un sitio genial como plató de Juego de Tronos como dice como primera propuesta Marta Rivera de la Cruz, escritora de Lugo y máxima representante de la cultura de los naranjas.
      Si no tienen gente que no se presenten o que hagan un anuncio para buscar candidatos.

      Un cordial saludo

      Eliminar
  13. Vuelve la burra al trigo, soy inasequible al desaliento.

    Yo no identifico a ese tipo con Albert Rivera, que es únicamente el producto mercantil de los dueños del PP destinado al nicho de mercado que nunca los votaría: los menores de treinta y cinco años y los de derechas que no pueden hacerlo ni tapándose las narices. Si fuese Albert nuestro héroe, ignoraría al país de Berta Cáceres, seguro, pero se cebaría con Venezuela.

    Es totalmente cierto que Ciutadáns fue recibido en Cataluña como un soplo de aire fresco, cuando Montilla –un charnego de esos que sienten la necesidad de ser más catalanistas que nadie- radicalizó el nacionalismo del PSC, quedando solo el PP como abanderado del anti nacionalismo (catalán, no español). Pero el reciclaje es algo que está muy de moda.

    Saúde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No era mi idea simplificar a mi héroe con la cara del señor del partido naranja pero acepto el parecido.
      Ciudadanos aprovechó su coyuntura pero responde al mismo juego reducionista que favorece al soberanismo: creemos un escenario simplificado y convirtámonos en los adalides de lo español en Cataluña así pillamos votos de derechas y de izquierdas.
      Es lo mismo que hacen los soberanistas:
      "Olvídate de la lucha de clases, de la Ley Mordaza, de los recortes en la Ley de Dependencia, Educación y Sanidad. Olvídate de tener tus placas de energía solar porque te vamos a dar muy duro por no querer depender de las Electricas. Olvídate de recuperar el dinero que le robaron a tus padres por ser preferentistas. Olvídate de tus hijos que están de friegaplatos en Londres o Rotterdam a pesar de carreras y masters. Olvídate de todo porque lo importante, querido mío, es que Cataluña sea independiente o lo importante es la unidad de España.
      Con dos cojones.

      Saúde

      Eliminar
  14. Buena elección, un superhéroe mediocre para un personaje mediocre, suponiendo que hablemos del Albert.
    Me llama la atención el uso de populista como insulto. El PP llegó al gobierno con un programa populista, prometiendo cosas que sabía que no podía cumplir solo por engatusar a los electores, y ahí están, insultando a los demás por hacer lo mismo. En fin, esto es la política.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podríamos ampliar el espectro de candidatos pero al parecer Albert tiene muchos boletos por vuestros comentarios.

      El populismo es usado por tirios y troyanos de forma indiscriminada en estos tiempos, ya que antes tampoco sonaba tan mal.

      Creo que la exasperación política genera impulsos negativos en la gente, como en el fútbol, y muchos desmadres lingüísticos y de otro tipo por ejemplo, esa cosa tan vieja de la paja en el ojo ajeno para no ver la viga en el propio.
      Es la política

      Eliminar
  15. Repartiendo estopa a saco en estas vísperas electorales, así me gusta, querido Krapp!!! Lo que verdaderamente me preocupa, sin embargo, es el ambiente pre-guerracivilesco que se respira estos días, no me sorprendería que se repitiera la de hace 80 años...y lo digo muy en serio, por desgracia :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que haya ese ambiente que dices, es la tensión política habitual cuando hay momentos de cambio como éste. Quizás en Occidente se avecina un nuevo 1848, lo cual no sería mala idea después de todo.

      Eliminar
  16. Me gustaría sentir la ilusión por ese cambio anunciado que prevén no pocos, pero me temo que sea una quimera más. Con esto, no quiero decir que prefiera el inmovilismo, ¿eh? Lo que sí quiero manifestar es que llega un momento en la vida - me temo que a mí ya me ha llegado - que relativizas todo y casi no te entusiasmas por nada. Todo resulta más monótono, pero se salvaguarda el ritmo del corazón y las consecuencias emocionales...

    Un abrazo, amigo Krapp

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no tengo ilusión por lo que puede llegar ya que puede ser cualquier cosa incluso el fascismo más abyecto o la bunkerización política de los territorios como ha pasado con el Brexit.
      Por lo tanto si no me ilusiona lo que el cambio puede traer, me ilusiona la posibilidad de salir de la inercia y del estancamiento en el que llevamos viviendo durante tantos años.
      Otra cosa muy importante es que en esa relativización que cuentas estamos todos metidos de alguna manera. No creo, como los fanáticos y los doctrinarios, en ningún macroproceso liberador, en cambio creo en los microprocesos cotidianos dentro de la vida cotidiana. Microprocesos donde la gente desde abajo pueda tener más decisión en los asuntos que le competen: desde la instalación de una marquesina de autobus para que la gente no se moje o aportar ideas a los presupuestos participativos de tu ayuntamiento, hasta poder participar en la elección de candidatos que se presenten en unas elecciones.
      Nadie habla de cambiar el mundo porque el mundo no se cambia por decreto ley de 4 líderes iluminados, hablo de la necesidad de cambiar las cosas desde abajo en el aquí y en el ahora.
      En el 15M se dijo bien claro : "No nos representan" y lo acaban de decir los ingleses aunque no nos guste su respuesta, pues lo que hay que hacer es romper las inercias y volver allí donde la representación tiene aún sentido:las instancias más cercanas a la vida de los individuos.
      Es increíble que poca gente haya expresado que el Brexit es una impugnación de la política impuesta desde arriba, desde un mapa donde nuestras vidas sólo son cifras y nuestras ciudades un mero punto con un nombre.

      Un abrazo

      Eliminar
  17. Estoy enfrascado en mi jornada de reflexión, no se a quien voy a votar, incluso me estoy planteando ir a votar.
    A falta de ideas es mejor crear bandos, siempre estarás protegido con los tuyos y te quedara un sitio a donde ir, siempre tendrás seguidores, no importa lo que hagas, lo que digas o lo que perpetres, siempre tendras tu feudo, siempre y cuando te pongas en contra de algo o de alguien. Así las naciones, (tan traidas y llevadas ultimamente), no crecen, pero sus ciudadanos están a gusto, porque siempre hay gente que les dice que por nacer en tal o cual sitio, son más listos , son más habiles e incluso son más guapos; ante estos razonamientos todos somos débiles.
    Me gustaria encontrar a alguien que me dijera que hay que que pasar, de una forma razonada, un mal trago para conseguir un beneficio.
    No creo que nadie regale nada y últimamente se regala todo.
    "Prometer y no dar no descompone hacienda", decimos por aquí.

    Mientras tanto seguimos en bandos y hombres y mujeres, los de un lado y los de otro, los que tienen más dinero y los que no lo tienen, los empresarios y los trabajadores, los funcionarios y los empleados privados, los derechas y los de izquierdas, los nacionalistas entre ellos... en fin... pienso que no hay superheroe que enmiende esto, solo espero que alguien lo amortigue o lo desvie con nuevos pensamientos y objetivos comunes, no con más "elecciones" y no generando más "bandos".

    Un saludo, sigo reflexionando...

    ResponderEliminar
  18. Suerte con la elección que tomes.
    Me parece muy adecuado tu razonamiento sobre los bandos pero no debemos de olvidar que vivimos en una sociedad tribal en el que la civilización no deja de ser producto de la competitividad entre diversos grupos humanos.
    Las sociedades recogidas sobre si mismas no necesitan progresar y permanecen estáticas durante siglos, piensa en las tribus aisladas del Amazonas.
    En cambio las que tienen que luchar contra el clima, caso de Egipto con las crecidas del Nilo, o con otros pueblos próximos necesitan mejorar su tecnología y su modo de vida para garantizarse la supervivencia.
    Mucho antes de la triada dialéctica hegeliana (tesis, antítesis, síntesis) el mismo Descartes cuando negaba todo aquello que no fuera producto de la razón pensante, mucho antes de que Freud escribiera aquello de que hay que negar al padre para afirmarse a uno mismo. Mucho antes de todo aquello, el sistema de bandos fabricó la argamasa de nuestro desarrollo. Los jóvenes siempre han negado a los viejos, los hijos a los padres etc... Hasta en el mundo animal los leones jóvenes se hacen dueños de las camadas después de eliminar a los viejos y a sus cachorros para propiciar su propia descendencia. Los leones marinos tienen luchas atroces por la supremacía en su grupo donde solo la simiente del más fuerte triunfa.
    No creo en el darwinismo social porque por algo somos humanos pero veo dificil extirpar la competencia, los capitalistas
    le llamarían libre competencia, y los bandos de nuestra sociedad. Lo único que sería aceptable es que no fueran las minorías privilegiadas las que dirigieran el cotarro solo porque sus condiciones sociales y de vida son mejores.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  19. Una vez más se demuestra que lo de menos es la calidad del mensaje que se hace llegar al electorado: somos subnormales, y ellos lo saben y obran en consecuencia.

    Saúde, que va a hacer falta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La autoflagelación no es mejor camino, amigo Luis. Tampoco lo es darle demasiada rienda a la libido y a las expectativas descomunales de extraño origen. Muchos veces son los enemigos los que te alientan a correr para que te estrelles en la primera curva.

      Saúde

      Eliminar
    2. No es autoflagelación, es el simple reconocimiento de un hecho objetivo: cada día que amanece, el número de tontos crece; también entre los políticos, por supuesto.
      Aunque tal vez haya usted querido decir autofelación, y entonces mi análisis sería aún más pesimista.

      Saúde.

      Eliminar
    3. Propone una variante lingüística muy sugerente y llena de insólitas posibilidades. Su primera hipótesis también puede responder a la realidad si nos ceñimos al mathusianismo que merece el tema.

      Saúde

      Eliminar