04 septiembre 2013

Entre rayas y muros

 Plan Marshall
El "Atlas americano" carga con el mundo a sus espaldas 
(Viñeta de 1949)
La Unión Europea sostiene y da de comer a los P.I.I.G.S. (Portugal, Italia, Irlanda, Grecia y España)
Espanya ens roba
Así quixeran que sempre fose a nosa Terra (Castelao)
Discriminados locales

18 comentarios:

  1. Pues sí, yo creo que es así... en cuanto acotas, limitas ... te separas, te alejas aun sin moverte ...lo que queda dentro de la acotación queda fuera del resto, si además luego le entra el mal del ombliguismo ahí no ven más que lo suyo, lo que queda de la linea hacia dentro... fuera de ella, el enemigo. La distancia se acrecienta porque no quiere contaminarse con el resto diferente, se autoconvence de que es mejor, superior, es... diferente, no se fía de nada de lo que hay tras la raya y el muro comienza a elevarse y lo que empezó siendo una linea imaginaria se materializa en un muro insalvable... y luego lleva el victimismo, los demás les explotan, abusan, muy cómodo eso de culpar de todos los males a lo que queda fuera del muro.. así, dentro todos a salvo de culpas y responsabilidades... supongo que el siguiente paso será enterrarse o meterse en un cohete y huir al espacio sideral en busca de un planeta propio... como en aquella entrada tuya en la que emigraba a otro planeta de cuyo nombre no soy capaz de acordarme... vaya pena! como los niños en el cole colocando libros al rededor de la mesa para que no les copien y lo más curioso... no hay nada que copiar:))


    Muchos besos Dr., feliz miércoles...¿podremos borrar alguna linea o seguiremos elevando los muros? por cier... me da mucha pena pero Peinador está agonizando y tal cual está morirá...entre sus gestores y Oporto se lo han cargado...yo también soy culpable de su muerte...me fui con los portugueses, soy mala... lo peor:))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo, María
      ¿Pueden los pueblos vivir una neurosis colectiva? Evidentemente los agravios tiene mucho que ver en ello. Los agravios generan paranoias y las paranoias te hacen interiorizarte más y más, meterte hacia dentro y ver lo de fuera como un territorio hostil, entonces si no haya agravios te los inventas ya que hay que retroalimentarse una y otra vez.
      Yo como muchos de los galeguistas de los años 20, siempre he pensado que valorar lo nuestro y darle fuerza servía para enriquecer el mundo con todo lo que nosotros, desde nuestra cultura y civilización, podíamos aportar. Convertir lo propio en una burbuja autocomplaciente cerrada al exterior, es puro aldeanismo que revela ignorancia y un punto de mezquindad.
      Los muros no crecen entre los individuos que sin abandonar su tribu abrazan la humanidad entera.
      Muchos besos de lunes, María.

      Eliminar
  2. Entre las muchas miserias que me asquean de la política, tal vez sea el nacionalismo la peor de todas. Un cáncer tan antiguo como el mundo: los grupos de poder quieren independizarse de una colectividad para comer ellos solos, y disfrazando esa intención con las excusas clásicas (nos odian, nos envidian, nos roban), convencen a la masa para que siga sus consignas.

    No hay duda de que la mayor culpa, como siempre, está en las capas altas, que son las más "cultas" y que por supuesto promueven esa desafección. Pero no olvidemos la responsabilidad del resto. Porque seguir una bandera es como seguir a un dios: nadie se pregunta nada. Es el dios o la bandera de nuestros mayores, y con eso ya está todo explicado.

    Por eso me dan miedo las masas. Porque a la hora de la verdad no son más que la inercia en la que se apoyan las élites. Y el desafecto, el incómodo, el raro, es silenciado rápidamente. Antes había una Inquisición, pero el sistema se ha refinado: si no eres un buen patriota periférico eres un fascista. Y si este mismo pensamiento lo llevamos a Europa, el resultado está a la vista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El nacionalismo está demasiado impregnado de romanticismo en su acepción más ortodoxa. Nació como respuesta a los estados absolutistas, se forjó con las sucesivas independencias en América y en Europa y siempre estuvo rodeado de conceptos idealistas de raza, pueblo, nación... De ahí que aunque haya impregnado a las clases dominantes de cada territorio también haya "contaminado" a las masas populares. Remedando el refrán se podría decir:" a falta de pan, buenas son banderas". Cuando hay crisis la gente necesita esas banderas que alivian el malestar, aunque el dolor humano y la injusticia sean inmunes a las victorias territoriales y el flamear patriótico.
      Es mejor no separar patriotismo periférico del patriotismo centralista, los dos se alimentan de lo mismo. El nazismo y el fascismo se alimentaron en las mismas fuentes en que se alimentan ahora otros nacionalismos. Hitler no hubiera triunfado si Alemania no hubiera sido humillada por el Tratado de Versalles.

      Eliminar
  3. Ultimamente ando por blogs catalanes y la verdad es que les escuchas y lees y no veo el pensamiento transmitido por los medios de comunicación actuales.
    La tergiversación y la creación del enemigo exterior ha dado grandes rendimientos a gran cantidad de alimañas.
    Normalmente los espíritus pobres, sin ideas y con una falta de personalidad propia manifiesta, buscan el escondite del grupo, de la manada y al calor del anonimato gregario e impune, encuentran la fuerza vital que no tienen por motu propio, es como los cobardes que tiran piedras e insultan en grupo y cuando van solos son unos calzonazos.
    La falta de ideas propias propicia el ponerse "en contra de" y eso es la base del nacionalismo, donde no hay ideas ponemos pais, donde no llegan nuestros pensamientos ponemos banderas.
    Sorprende ver gente con alto nivel cultural defender el nacionalismo fervientemente, igual que sorprende a ver a gente que dicen ser de izquierdas defender "naciones" aliados con los instrumentos que oprimen a las personas.
    El mundo es muy pequeño, cuando estuve en China hace años vi que podías pagar con un trozo de plástico a miles de kms y eso hace que tu concepción del mundo se vea reducida.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La soledad es mu jodida, Temujin. La gente se junta porque se siente sola y termina pensando como piensan los demás como manera de sentirse más fuerte. Además, hoy en día los pensamientos vienen envasados en tetra brick y si consigues uno de esos carnets de grupo debes quedarte con todo el envase sin rechazar ninguna de las partes. Imagínate que éticamente no te parezca bien el aborto siendo un tipo progresista, al final tienes que transigir si no quieres recibir la hostilidad ajena.
      Se necesita fuerza y valor para intentar ir por libre. Se necesita personalidad para tener puntos de vista no aceptados por criterios de autoridad preestablecidos. Se pasa pensando por uno mismo pero merece la pena.
      Saludos

      Eliminar
  4. Esas separaciones o divisiones justificadas o amparadas por una historia y una cultura diferentes me parece un atraso a todos los niveles, amén de un gasto de dinero que no nos podemos permitir. Reconozco los diferentes orígenes pero no me parece una razón suficiente para levantar fronteras que no creo que benficiasen a nadie, la verdad.
    Y cuando además sabes que los motivos que les mueven son económicos más que otra cosa, entonces ya si que no les doy ningún crédito.

    Un beso muy fuerte, Krapps.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La cultura no debe separar porque no debe funcionar como un arma de identificación colectiva frente a los demás. Los pueblos más ricos son loa más variados, los que han asumido sin problemas culturas de diverso origen y no han intentado imponer una propia. Prefiero el colorismo y la variedad brasileña o cubana, la cultura americana es pura mezcla. ¿Qué cultura nos legaron los nazis?
      Besos gordos, Novicia

      Eliminar
  5. Los extremos se tocan todo esto no deja de ser parole, parole ,y unas chulerias imnecesarias ;estos separatismos no traen sino un empobrecimiento mental.Esta bien que se respete cada autonomía y entre todas tenemos un deber que es irnos motivando y creciendo como nación.

    Un abrazo Krapp

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay gente concienciada y hay gente que se apunta al carro para combatir lo existente. Si lo existente está mal quizás una alternativa esté mejor. Es la pura ilusión del cambio y dura lo que dura. Luego llega el desencanto y la frustración. Habría que recordar lo que pasó en la Transición.
      Abrazos

      Eliminar
  6. El ser humano es proclive a separar. A dibujar rayas virtuales. A construir muros físicos. A segrerar. A marginar. Y también a autosegrearse y automarginarse. Y esto es lo que hay. Y así nos va...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Porque el ser humano, le pasa mucho a los adolescentes, cree que desde la negación se afirma mejor la propia personalidad. Se tarda mucho en entender, hay gente que no lo logra nunca, que es más importante lo que nos une al resto que lo que nos separa. Que no nos debilitamos por saber que pertenecemos al mismo mundo y que tenemos las mismas o parecidas inquietudes.
      Abrazos.

      Eliminar
  7. Cuando la patria y la bandera se adueñan de la política, la palabra solidaridad o apoyo mutuo desaparece y afloran los peores instintos de los que tienen hacia los que no tienen y los sienten como un lastre (ocurre igual desde el punto de vista social).

    Fue la izquierda, primero liberal (siglo XIX) y luego socialista la que introdujo la palabra fraternidad, igualdad, justicia. Cuando la izquierda empezó a hacer aguas, algo palpable en los movimientos de 1968 y confirmada a partir de los años 80 con un neoliberalismo prepotente (ya no tienen enemigo que combatir con la caída del otro bloque),se fue sustituyendo la política de clase por la identitaria (de sexo, ecológica, nacional etc) y aquí estamos.

    En Catalunya el mensaje es totalmente mesiánico, la llegada de la independencia solucionará todo. Mucha gente sin horizonte lo CREE y se siente bien en su identidad que siempre es mejor y superior a la de los otros.

    Y paro que me estoy alargando.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, patrias y banderas son enemigos de la solidaridad y la fraternidad y por eso son fomentadas por los plutócratas sedientos de poder.
      Recuerda que los movimientos nacionalistas son contemporáneos a los movimientos de liberación social pero al principio, caso de Estados Unidos, se conjugaban unos con otros. Los Padres de la Constitución Americana defendían su independencia pero al mismo tiempo tenían una visión cosmopolita del mundo. Defendían su propia liberación pero la ligaban a la propia liberación mundial.
      Existió un nacionalismo solidario y progresista pero poco a poco fue sustituido por otro, capitaneado por las burguesías autóctonas, de caracter depredador y por tanto incapaz de ir más allá de su propio ombligo.
      Creo que ese nacionalismo se generó mucho antes del 68, para mi fue una revuelta ejemplar, quizás cuando la anticolonización africana e incluso en el siglo XIX en América, cuando la burguesía colonial fue sustituida por la criolla sin que el cambio de collares supusiese un cambio de políticas.

      Hay gente que cree y hay mucha gente que necesita creer para salir de su propio malestar. Luego, después de tanta embriaguez llegará la resaca con el triste despertar.
      Muchos besos

      Eliminar
  8. Bien señalas y denuncias éstos estancamientos.
    Como utopista que me clasificas; y tienes razón ;busco un mundo donde haya una gran reunión de paz que objetivamente ordene prioridades en armonía global y elimine los azotes de injusticia y excluyentismo así como el hambre y las guerras y contabilice hacia una época dorada. Suena como entre loco o iluso, pero hay precedentes históricos de grandes cambios que parecían imposibles. Como ejemplo el movimiento pro derechos civiles en Estados Unidos; mirando desde Martin Luther King hasta el presente.
    Deben entender que un mundo de progreso impulsado será lo mejor. Hay que quitarnos ésta mentalidad de panal donde todo es para la abeja reina.
    Confío en la llegada de nuevas fuerzas inertes dentro de la ley del perpetuo cambio.
    Mientras tanto intento una vida de trabajo y un estado de alerta permanente influenciando todo lo que pueda comunicar y apoyar a la llegada de un mundo mejor, al igual que miro como lo haces en conjunto con más congéneres humanos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema del mundo a mi modo de ver y entender es que sus males están demasiado entroncados con la condición humana. Hay un claro paralelismo entre los males sociales y los males que acosan a lo individuos particulares. La sociedad es injusta porque el hombre es injusto con lo que tiene cerca. La sociedad excluye a los diferentes porque en nuestro ámbito cotidiano también repudiamos a los diferentes. Claro que se han producido avances, e incluso en estos tiempos de retrocesos sociales justificados por la crisis capitalista seguirán avanzado los derechos si cuenta con nuestra contribución colectiva pero no descuidemos los pequeños territorios individuales donde es necesario que nuestros hechos se correspondan a nuestras bellas palabras.
      Las casas se construyen con ladrillos pero es mejor que cada uno esté en el mejor estado posible para que no se nos caiga el edificio encima.
      Saludos

      Eliminar
  9. Esta entrda tuya invita a una reflexión sobre la estupidez humana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estupidez o quizás puro primitivismo, el de aquellos tiempos en que la propia tribu lo era todo porque el resto era hostil y enemigo. La civilización es solo el revestimiento de una naturaleza psicológica arcaica nacida cuando aún vivíamos en las cuevas y procurábamos cazar y no ser cazados.

      Eliminar