25 abril 2008

25 de abril: Menos mal que nos queda ...


Menos mal que nos queda ...Zeca

 
A morte saiu à rua num dia assim
Naquele lugar sem nome para qualquer fim
Uma gota rubra sobre a calcada cai
E um rio de sangue de um peito aberto sai ...

Venham mais cinco, duma assentada que eu pago já
Do branco ou tinto, se o velho estica eu fico por cá ...
Não me obriguem a vir para a rua
Gritar
Que é já tempo d' embalar a trouxa
E zarpar.


18 abril 2008

Dicotomías IV: Los represores y las irreprimibles

"Vuestras mujeres callen en las congregaciones; porque no les es permitido hablar, sino que estén sujetas, como también la ley dice. Y si quieren aprender alguna cosa, pregunten en casa á sus maridos; porque deshonesta cosa es hablar una mujer en la congregación". (San Pablo. Epístola primera a los Corintios)



"En 1656 Inocencio XI, no conforme con la prohibición que las mujeres no pudieran cantar en las iglesias, también prohibe que se les enseñase canto y música“



"Las mujeres no deben ser parte de un coro; ellas pertenecen a los rangos del laicismo. Están totalmente prohibido los coros separados de mujeres excepto por razones serias y con permiso del obispo” (Decreto del 22 Nov. 1907 de la Sagrada Congregación para la Liturgia)



(En Irán) las mujeres tienen prohibido cantar pero, al igual que en casa de Maryam, las antenas parabólicas florecen por doquier para meter en los hogares el disfrute de lo prohibido. No son legales pero la Policía Revolucionaria hace la vista gorda o, sencillamente, no puede reprimirlo todo. (Norte de Castilla 19-08-2007)

15 abril 2008

All The Young Dudes


Compuesta por David Bowie para Mott the Hoople (1972)

Dedicada a Fátima



(Traducción)

Billy habla toda la noche sobre su suicidio,
como se golpeará la cabeza cuando llegue a los 25.
Eso es vivir deprisa.
No querer seguir viviendo cuando tienes 25.
Wendy roba ropa del Mark and Sparks.
Y Freddy tiene granos de tanto quitarse purpurina de su cara.
Una pequeña raza asustada.
En la televisión estan locos,
dicen que somos delincuentes juveniles.
¿Para que queremos la TV cuando tenemos a T. Rex?
Oh hermano, has acertado.
Soy un viejo colega.

Todos los jovenes colegas,
que corra la voz.
colegas Boogaloo,
que corra la voz.

Lucy esta preciosa porque se viste como una reina,
pero ella te puede golpear como una mula.
Somos un grupo humilde pero podemos amar.
Oh si, podemos amar.
Mi hermano a vuelto a casa con sus Beatles y sus Stones
Nosotros nunca vamos a hacer la revolucion,
que chungo, demasiados problemas.
He bebido un montón de vino
y me siento muy bien.
¿Quien llegará antes a la cama?
¿Estamos rodeados de cemento,
o esta dentro de mi cabeza?
¿Sólo en mi cabeza?
Si, soy un viejo colega.

Todos los jovenes colegas,
que corra la voz.
colegas Boogaloo,
que corra la voz.

14 abril 2008

Abbie Hoffman



"Éramos jóvenes temerarios, arrogantes, candidos, testarudos y teníamos la razón"
Abbie Hoffman activista político, fue encontrado muerto el 12 de abril de 1989 después de haber ingerido 150 píldoras de Fenorbital. Un tipo tan locuaz y divertido dejó una nota de suicidio breve, sosa y triste: "Es demasiado tarde. No podemos ganar. Se han hecho demasiado poderosos"

Perteneciente a una familia judía de clase media, desde muy joven se involucró en actividades estudiantiles de caracter pacifista y reinvindicativo. Era partidario de usar el humor y la provocación como método de lucha y lo demostró cuando participó en la fundación del Youth International Party, nombre formal del movimiento yippie.

"Queremos para todo el mundo la posibilidad de controlar su propia vida y de cuidar de uno al otro.... No podemos tolerar actitudes, instituciones, y las máquinas cuya finalidad es la destrucción de la vida, la acumulación de beneficios". (Declaración Yippie por una Nueva Nación)

Desde ese movimiento anarquista y contracultural, bautizado con sorna por los grupos de izquierda tradicional como "groucho marxistas", se desarrollaron métodos de agitación política novedosos y anticonvencionales. He aquí algunos de ellos:

"En octubre de 1967, 75.000 opositores a la guerra del Vietnam se movilizaron en Washington. Mientras unos se preocupaban por un transcurso ordenado del acto (dentro de esa rutina cabalgatera de las protestas), según lo acordado con el Gobierno, otros decidieron expulsar al mismísimo diablo del Pentágono. Y no solo eso, sino que incluso dieron a conocer sus exorcistas intenciones en una rueda de prensa. Numerosos santos rodearían el Pentágono en un ritual sagrado de exorcismo acompañados de salmos y espirituales percusiones. 1.200 personas crearían un poderoso anillo que haría levitar el diabólico edificio. La salida de todas las energía malignas se constataría con la mutación coloreada del edificio a una altura determinada. En ese momento se acabaría la guerra del Vietnam. En casi toda la prensa norteamericana apareció la visión del Pentágono como encarnación del mal.
Antes, el 24 de agosto de 1967, los yippies aparecieron sonriendo en la galería de la Bolsa de Nueva York. Como si soltaran palomas en un acto de solidaridad con algún broker muerto, lanzaron puñados de billetes (la mayoría falsos) hacia donde estaban los corredores gruñían. Ante tal chaparrón de cashflow, la mayoría cesó en su jerga de números y gritos y comenzó a agacharse para recoger charquitos de verdes. Algunos brokers, como habitantes de un país con sequía, empezaron a pelearse frenéticamente para agarrar el dinero. Hoffman afirmó estar intentando mostrar que eso es lo que los agentes de Bolsa del NYSE "ya estaban haciendo". El NYSE entonces instaló barreras en la galería, para prevenir que desaprensivos como estos no volvieran a interferir con el intercambio monetario otra vez "(Lisergia.net: manual de supervivencia para una nueva era)"

"Hoffman fue arrestado y juzgado por "conspiración" e "incitación de disturbios" por el papel que desempeñó en las protestas en oposición a la guerra de Vietnam, que llevaron a confrontaciones violentas con la policía durante la Convención Nacional Demócrata de 1968 en Chicago. Formaba parte del grupo que llegó a conocerse como los Chicago Seven. El juicio fue presidido por el juez Julius Hoffman (que no tenía ninguna relación con Abbie, y de lo que Abbie se mofó durante todo el juicio). Las ocurrencias de Abbie Hoffman muchas veces llegaban a los titulares de los periódicos; cierto día, los acusados Hoffman y Rubin aparecieron en el tribunal vestidos con togas judiciales, mientras que en otra ocasión, Hoffman juró como testigo con su mano haciendo un corte de mangas.
El juez Hoffman se convirtió en el blanco preferido de los defensores de los Chicago Seven, quienes muchas veces insultaban al juez a la cara. Abbie Hoffman le dijo al juez Hoffman "usted es una vergüenza para los judíos. Mejor hubiera sido que colaborara con Hitler." Luego agregó "su idea de justicia es la única obscenidad en este recinto...

Hoffman y otros cuatro compañeros fueron encontrados culpables de incitar a rebelión popular. Al recibir la sentencia, Hoffman sugirió al juez que probase LSD y se ofreció para ponerle en contacto con un "traficante que conocía en Florida." Cada uno de los cinco fue sentenciado a cinco años de prisión y una multa de 5,000 dólares.
Todas las condenas fueron posteriormente revocadas por la corte de apelaciones del séptimo circuito, y ninguno fue finalmente a la cárcel...
En 1971, Hoffman publicó la obra Roba este libro, que daba consejos a los lectores sobre cómo hacer para vivir gratis. Muchos de sus lectores siguieron el consejo de Hoffman y robaron el libro, por lo que numerosas librerías se negaban a tenerlo en sus anaqueles...
...Hoffman fue arrestado en 1973 por intento de vender y distribuir cocaína. Siempre sostuvo que agentes encubiertos de la policía lo habían inducido a un negocio de drogas y le habían colocado valijas con cocaína en su oficina.(Wikipedia: entrada Abbie Hoffmann)
"Hoffman sobrevivió gracias a tarjetas de identidad falsas y trabajos intermitentes. Finalmente, se hizo la cirugía plástica y adoptó una personalidad totalmente nueva como "Barry Freed". "(Lisergia.net: manual de supervivencia para una nueva era)
"...utilizando el nombre de "Barry Freed", ayudó a coordinar una campaña sobre el medio ambiente a favor del St. Lawrence River (Save the River organization). En 1980 se rindió ante las autoridades y recibió un año de sentencia."
(Wikipedia: entrada Abbie Hoffmann)
Cuando murió tenía 52 años y estaba deprimido por la enfermedad de su madre.


11 abril 2008

El amor muerde


Muchos años después, justo cuando le iban a entregar el Premio Nóbel, el Doctor Max K. había de recordar aquella tarde remota en que su padre le llevó a conocer el amor.
Vivía en un pequeño pueblo de belleza lujuriosa en las estribaciones de los Alpes alemanes. Un lugar bucólico, remoto y conservador donde cualquier noticia que rompiese la permanente rutina era recibida con contenido regocijo por parte de sus austeros habitantes. Sí, también como en Macondo llegaban las novedades por primavera. No eran zíngaros, faltaría más, que ni se acercaban por allí sabiendo que en caso de aparecer serían expulsados del villorrio sin más contemplaciones. Se trataba de un pequeño circo ambulante que junto a las actuaciones de equilibristas, malabaristas, saltimbanquis, un oso macilento y una pareja de patéticos payasos, siempre traía sorpresas para grandes y chicos.
Agarrado de la manaza terrosa de su padre, el pequeño Max se sentía el ser más feliz del mundo en aquel sábado brumoso del mes de abril. Llevaba meses siendo un niño ejemplar a la espera de su merecida recompensa. Su gran premio. Infinitamente más emocionante que el posterior Premio Nóbel. Algo que seguramente escandalizaría a sus colegas científicos pero que su conciencia no tenía ningún reparo en reconocer.
 Antes de la actuación pasaron por la tienda del mago Ching. Es verdad que aquella barba de chivo parecía falsa y que los ojos eran demasiado rasgados para ser orientales. Aquel hombre con kimono, parecía un oriental de tebeo detrás de su mesa camilla iluminada únicamente por un pequeño quinqué colgado del techo. Max puede que fuese un pequeño aldeano en los Alpes remotos, pero sabía mucho de chinos. Estaba enterado de las desdichas del bueno de Flash Gordon y su novia Dale Arden a manos del despiadado Ming, ya que puntualmente recibía los comics gracias al viejo Kurt, el cartero. También le chiflaban las películas de aventuras. Había visto unas cuantas del insidioso Fu Manchu en las sesiones de domingo en el salón municipal. No, no era fácil darle gato por liebre. Sin embargo en pocos segundos, mientras el mago les invitó a sentarse con gesto teatral, se olvidó de aquella sensación de falsedad y se dejó seducir por el embrujo del momento.
  • Señores -empezó a decir el mago. Ustedes dos son auténticos privilegiados al poder contemplar algo sublime, irrepetible, inconmensurable. Algo nunca vista hasta ahora.Un milagro de la naturaleza. Un milagro de la vida.Un milagro a pocos centímetros de donde se encuentran. Justamente ahí, tras esa tela roja situada a mi derecha.
Efectivamente, a su derecha había un bulto de unos 40 cm. de largo por 20 de ancho tapado con una especie de tejido de terciopelo.
  • Les ruego silencio, lo que hay debajo es extremadamente sensible al entorno. Cualquier sorpresa no prevista puede ser letal para su supervivencia.
El corazón de Max era una válvula de seguridad a punto de estallar.
  • Con ustedes...EL AMOR.
La mano del mago se arqueó en el aire, bajó hacia la tela, la cogió y luego la levantó vaporosa y estremecida.
Debajo apareció una jaula dorada y dentro de ella, un pequeño roedor.

08 abril 2008

After You've Gone

(Compuesta en 1918 por Turner Layton y Henry Creamer)
"After you've gone and left me crying
After you've gone there's no denying
You'll feel blue, you'll feel sad
You'll miss the dearest pal you've ever had
There'll come a time, now don't forget it
There'll come a time, when you'll regret it
Some day when you'll grow lonely
Your heart will break like mine
And you'll want me only
After you've gone after you've gone away ..."




04 abril 2008

El Uno y la Nada

Antes del principio sólo había la Nada, luego se puso en marcha el tiempo y nació el Uno para hacerle compañía.

El Uno era sólido y compacto por lo que pronto entró en conflicto con la Nada. La veía vacía. Le aburrían sus naderías. Para eso era preferible ser un Uno único, solitario y autocomplaciente.Aquel día, por matar el tiempo, agarró un trozo de Nada y se la comió. Hummm, estaba exquisita. Probó a tomarse otro pedazo y le gustó todavía más. Siguió comiendo y comiendo y llegó a la conclusión de que si no le servía como compañía, al menos le serviría como alimento. Una forma saludable de quitársela de en medio. Sin embargo a pesar que el Uno estaba cada vez más pesado y grueso, la Nada resignada seguía tan ancha y larga como siempre. Sin darse por rendido, el orgulloso Uno siguió devorando a la Nada con cada vez mayor premura y voracidad. Tragando y tragando, se fue hinchando. Hasta que finalmente...


Finalmente estalló en mil pedazos producto de una colosal diarrea cósmica.
Sus vísceras se esparcieron por doquier muy, muy a lo lejos y durante mucho, mucho tiempo. De ellas nació el Universo entero: la Vía Láctea, las lunas de Saturno, las auroras boreales, las azucenas, los mosquitos, el amor platónico y hasta los Habilitados de Clases Pasivas.

Amados discípulos, aprendan la lección que el Uno nos dió: en este mundo cruel, hasta el egoista puede ser altruista si lo requiere la ocasión.
Es la ocasión lo que da sentido a las cosas y no las propiedades intrínsecas que ellas tienen.