30 marzo 2016

Escritor de fortuna, escritor de mierda

 Pevertino le debía su fortuna a aquella bala que no quiso matarle y cuyo casquillo llevaba en un collar colgado al cuello.

 Aquella bala que agarraba con fuerza cada vez que temía convertirse en la gimoteante escoria que había sido antes de oír su tenue silbido rozándole la oreja. 

 El silbido de la  bala que le salvó la vida y le hizo escritor de fortuna.

 Escritor de fortuna, le gustaba el título. Como los viejos capitanes de fortuna, los condottieri, que guerreaban en los principados italianos soñando con riquezas infinitas o con acabar gobernando un pequeño territorio inconquistable.

 Ahora gobernaba un pequeño territorio conquistado. Una ínsula barataria donde dictaba las normas y era supremo hacedor. Un tipo implacable subido al púlpito de su columna semanal para castigar incompetencias, denunciar facinerosos o dar consuelo a los fracasados. Sí, aquella bala le quitó los miedos y le hizo rico, influyente y famoso. 

 No era un iluso, era rico, influyente y famoso pero también un novelista de mierda. Puro baratillo para atraer al populacho mal alimentado. Burdos folletines del tres al cuarto en decorados históricos de cartón piedra. Una cuadra de personajes previsibles y simplones: el héroe canalla y valiente, la vampiresa atractiva y misteriosa, el amigo cobarde y gracioso, el seboso y mezquino villano, la inocente chica y de vez en cuando alguna de esas figuras solemnes que aburren los libros de historia.

 Nunca pasaría a los libros de historia; lo suyo era basura; pero gracias a ello ahora estaba subido en el dorado trono de la opinión pública dictando sentencias morales en vez de arrastrarse comiendo barro por las trincheras de corresponsal de guerra y llevando los huevos de pajarita. 
Hasta le habían nombrado miembro de la Academia. 
Quizás para airear  el santuario de momias. 
Quizás para mejorar la biodiversidad entre el rebaño de acémilas. 
Quizás por tener cerca a un macho de poderosos puños que defendiese la entrada al Parnaso de la iniquidad de la chusma.

 No, nunca entraría en el Parnaso; porque siendo un macho de poderosos puños haciendo novelas de mierda y dictando sentencias morales que le otorgaban el gobierno de un pequeño territorio conquistado; no tenía la clase de poder que el silbido de la bala que le rozó la oreja le hizo creer. 

 Aquella bala que no quiso matarle, no le otorgó la gloria eterna.

39 comentarios:

  1. Hay algunos personajes que alcanzaron la fama gracias a que se murieron pronto, o en circunstancias más o menos vistosas. Y sí, debe de haber más de un Pevertino que por no morirse cuando debía nunca pasará a la historia del arte ni a ninguna otra. Qúe injusta es la vida, qué injusta es la muerte.

    Y... sí, me recuerda a alguien que escribe novelas al estilo Dumas. No sé si son buenas o malas, pero en lo de la "superioridad moral" va sobrado el tío. Claro que a veces, aunque sea por casualidad, acierta en algunas cosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, hay personajes que gozan de un instante de gloria gracias a la fugacidad de su vida aunque yo tampoco le deseo a Pevertino una muerte temprana solo por ser un iluso con aspiraciones de inmortalidad.

      Es cierto, sería una chorrada no negarlo, me he inspirado en ese personaje real que pulula en la vida pública. Hasta el nombre lo refleja, pero mi idea era darle cierto contenido universal que trascienda su propia figura.

      Eliminar

  2. Buufff.. esta vez has dibujado a tu Pevertino tan diáfano y transparente que se le salen los Revertes por las esquinas y vas a ver como te pille TEMU, te va a ensartar en su lanza de justas como a un pincho moruno jajaja.. no sé, pienso que tienes una parte de razón y efectivamente a ciertos personajes, en este caso creo que con méritos -los hay sin ninguno- se les clienta la cabeza y la boca a medida que crecen sus seguidores, eso de agradecer a las masas debe ser muy vicioso porque en cuanto algunos le cogen gusto es que no paran de acelerar y rebufar las ruedas haciendo trompos para regocijo de la concurrencia, pero vaya, que no son tan porquería sus libros, no seas malo, jo! te iba a pedir ayuda con un alma atormentada que pretende conseguir que le publiquen su libro, el libro de su vida, pero ya ni me atrevo.. si lo lees y no te gusta, encima le sacudes jaja

    Al menos espero que con este desahogo que te has dado con el pobre A.P.R. te hayas quedado a gusto, seguro que si es así.. hasta TEMU lo comprenderá ;)


    Muchos besos y ánimo con el agua, creo que en A Coruña estáis casi flotando... una coruñesa bloquera me lo ha comentado esta tarde .. si eres bueno, te la presento ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. FE DE ERRATAS:


      Quise decir "se les CALIENTA la cabeza y la boca a medida que crecen sus seguidores, eso de ENFERVORECER a las masas debe ser muy vicioso ...

      Se pasa de frenada sin ninguna duda, pero en un mundo en el que todos andan marcha atrás.. no sé qué es peor ; )

      Eliminar
    2. A Pevertino, con algunos rasgos de Reverte ciertamente, no lo mueve tanto, al menos al principio, la vanidad personal por su creciente número de seguidores como la impunidad que le da a ver visto la muerte de cara.

      De repente, se caen las máscaras y dejas de admitir esa clase de negociaciones y trapicheos en que consiste la vida corriente. Te horrorizan los chalaneos y buscas en los viejos códigos morales un modelo de supervivencia.

      Creo que todos aquellos valores que él ve en el Siglo de Oro, honradez, honor, valor etc... y que echa de menos hoy en día eran tan falsos de aquella como ahora. Creo que aquella falsa moralidad argumental no se corresponde con los hechos ciertos de aquel período donde la traición, la delación, la humillación, la corrupción a mansalva era el clima real de las cosas como demuestran los procesos inquisitoriales, la represión salvaje y criminal y la eliminación de cualquier forma de disidencia. Quizás por no encontrarlo lo reclamaban tanto los escritores, pensadores y moralistas de aquel tiempo.
      Reverte no es un mal escritor, sus libros como puro entretenimiento están bien aunque creo que teniendo excelentes ideas narrativas luego le cuesta desarrollarlas, sus personajes son muy estereotipados y sus finales casi siempre no están a la altura del resto de la historia.
      Tuvimos dos días de sol y hoy sábado vuelve la amenaza de lluvia.

      Muchos besos en fin de semana.

      PD: ¿Qué tal está el restaurante Silabario que ahora quiere trasladarse a Coruña?

      Eliminar
    3. Perdón por ese "a ver" del principio.

      Eliminar
    4. A ver.. jaja.. qué te cuento, solo he comido dos veces, no sé qué decirte, mi paladar no es nada sofisticado.. obviamente la cocina es buena pero es que si por unos 60/70 euros menú comes mal, es para asesinarlos..Lo mejor para mi.. una degustación de aceites y quesos de aperitivo y los postres
      ( es lo que más me gusta de todas las comidas :) Al finalizar aquí te levantan y te llevan a un sofá súper cómodo a tomar el café con unas chorraditas dulces buenísimas con unas vistas estupendas sobre la parte baja de ciudad, el resto… como en todos estos sitios en los que te sonríe y se despepita hasta la servilleta ;)

      Si te digo la verdad a mi me gusta mucho más comer en la Guardia pescados fritos y chipirones frente al mar aunque caigan chuzos de punta como ha sucedido hoy ;)

      Otro montón de besos y resguárdate que mañana aun continua el temporal.. vamos a tener que hacer como las gaviotas y volar al interior .. feliz resto de finde!

      Eliminar
    5. Gracias, María.
      Me gustan los quesos como casi nada en el mundo y los postres.
      No desdeño mi amor al pescado frito y a los chipirones pero de vez en cuando apetece alguna travesura gastronómica.
      En mi móvil hay muy pocos paisajes y muchas fotos de platos de cocina bien presentados.

      Besos entre el sol y la lluvia

      Eliminar
  3. Esa bala que no quiso matarlo, lo hizo práctico como dicen y en eso esta su gloria de barro pero: ande yo caliente, que se ría la gente.Estimado Krapp, de mediocres y con un sin fin de isulas baratarias o condottieri, en este caso de las letras, los hay y es lo que vende.El pueblo esta desencantado y quiere ver la vida desde un prisma o a través de esas letras que por lo menos dejan un buen sabor o ayudan a soñar.

    Un abrazo.



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa bala que no quiso matarlo le puso un chaleco antibalas contra los convencionalismos cotidianos ¿pero los demás que no tenemos columna semanal en la mitad de la prensa española, no somos académicos y no tenemos cuenta en twitter con miles de seguidores nos lo podemos permitir?
      Cuando das lecciones morales debes preguntare si solo son útiles para ti mismo o también sirven para los demás en su vida y no solo en sus sueños, que para éstos siempre hay referentes.

      Un abrazo. Feliz Fin de Semana

      Eliminar
  4. Acá tenemos unos cuantos así, sobre todo periodistas devenidos en escritores de mierda, lo que no sé es si se salvaron de la muerte como tu personaje o no. Ahora que lo pienso, sí tenemos. Tenemos a Víctor Sueiro, que en paz descanse. Víctor Sueiro fue un periodista televisivo y radial muy conocido en la Argentina. Cuando llegó a los cincuenta, tuvo un infarto y vio la luz. Vio la luz en la antesala de su propia muerte, que esa vuelta le perdonó la vida, y luego vio la luz que da la luz: escribió un montón de libros de mierda acerca de la famosa y dudosa ECM (experiencia cercana a la muerte) y se llenó de guita. Al fin se murió hace unos años, pero no ha vuelto para contar con qué luz se encontró del otro lado...

    Un beso grande, Krapp!

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hubo un Jorge Victor Sueiro, también fallecido, que fue un gran divulgador de la cocina y las costumbres de Galicia. No, no hablamos del mismo escritor.
      Lo de la experiencia cercana a la muerte es algo muy intrigante y con su cosa de esperanzador. Casi veo lógico que la gente se lance a esas cosas.
      Quizás la gente no vuelve del otro mundo a contar sus experiencias porque se está muy a gustito allá y hace calorcito (un calorcito soportable, of course)

      Besos grandes

      Eliminar
  5. O sea, desea el poder de las armas. No me extraña, es el último poder, el que permite controlar todo. No hay nada como un arma para ponernos a todos en nuestro sitio (vease Siria, o nuestra guerra civil con los anarquistas pensando que las cosas se jugaban en el terreno social y los otros -en el propio bando y en el de enfrente- en el terreno militar y político).

    Leo a María que hablas de Reverte, no he caído pese a lo díáfano y claro que dice que es. ¿Qué insula barataria gobierna Reverte?


    Lo que sí esta claro es que D. Dinero, como decía Quevedo y cantó Paco Ibáñez...

    Poderoso caballero
    es don Dinero.

    Madre, yo al oro me humillo,
    él es mi amante y mi amado,
    pues de puro enamorado 5
    de continuo anda amarillo;
    que pues, doblón o sencillo,
    hace todo cuanto quiero,
    poderoso caballero
    es don Dinero
    .

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi personaje es un desengañado de las armas que ansía la gloria literaria. La muerte cercana le dio fuerzas para hacer de su capa un sayo y decir cosas que el resto de sus congéneres le cuesta más expresar.

      Reverte tiene una columana semanal que se lee cada domingo en la mitad de la prensa española y además su cuenta de twitter es de las más visitadas. Rara es la semana en que no se hace referencia a lo que él escribe en la web de pajarito. Por lo tanto su ínsula barataria es la opinión pública.
      El poderoso dinero pero también y lo sabes como libertaria el poder que se lo come todo pero si va a acompañado de gloria puede ser más excitante.

      Un abrazo

      Eliminar
    2. Pues ni idea, no leo la prensa escrita (solo leo el Babelia y a Marías y Rivas en la revista del domingo, ya sabes de qué periódico) y no utilizo twitter. Leo por encima El Diario y La Directa y aquí no sale Reverte ¿no?
      La verdad es que soy una desinformada voluntaria para mantener la mente lo más limpia posible.

      Gracias por informarme, me veo con serios déficits para comentar tus textos :(

      Un abrazo!

      Eliminar
    3. Haces bien, Laura. Cada día leo menos la prensa y más bien me quedo con los titulares que me envían por email. La columna de "Patente de Corso" de Pérez Reverte ya tiene muchos años en cartel y hace mucho tiempo que no la frecuento.

      El autor, desde mi punto de vista, se sube a un pedestal para ver el mundo desde arriba, como esos detectives implacables de novela negra, con mucha vida corrida detrás y con capacidad por tanto para calificar las lacras del mundo que les toca vivir. El típico señor que no tiene pelos en la lengua y dice lo que piensa, algo que tú y yo, ciudadanos de a pie no nos podemos permitir, y que por lo tanto genera muchas adhesiones.
      Reverte frente a los males actuales invoca un mundo de lealtades antiguas, de moral consistente y pura, un mundo patriarcal donde cada uno sabía lo que tenía entre manos.

      En el comentario de abajo, a Blue, puse un enlace de una vieja columna del 2007 donde expresa su visión de las mujeres de hoy aunque no sé si desde el 2007 su opinión sobre el género femenino ha cambiado.

      Nunca tendrás problemas para comentar mis textos y lo sabes ;) porque aunque yo use a determinados personajes, creo que me remito a asuntos universales.

      Un abrazo

      Eliminar
  6. Pues a lo mejor soy la única, pero me gusta Reverte. Es un chulo, sí, pero lo cierto es que concuerdo con lo que opina al 99%. Es ágil, tiene ingenio y mala leche, y sobre todo no encaja con el rollo buenista que inunda todos los medios y que ya ahoga.
    Algunos de sus artículos, como aquel de hace bastantes años en el que veía venir la crisis bancaria, el tiempo demostró que estaba muy acertado. Me temo, y me gustaría que no, que en lo que está diciendo ahora sobre nuestro futuro -el de España y Europa- también está bastante acertado.
    Bicos, Krapp.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quiero dejar una idea bien clara: si yo en un texto intento caricaturizar a un personaje no quiere decir que necesariamente no me guste.
      Me resulta curioso, interesante y muy prototípico de estos tiempos por mucho que él se reclama de una moral antigua.
      Por eso lo he usado como referente para crear al mío.
      El buenismo es una chorrada desde todo punto de vista pero frente a él se está levantando otro muro: el antibuenismo por sistema. Si el primero es idiota por sus exageraciones bienintencionadas el segundo como es una reacción frente al primero se acoge a una malevolencia bastante prepotente y clasista.
      A mi me gustan bastantes artículos de él,  pero que me dices de esta maravilla que te enlazo por poner otro caso.
      Su comienzo ya es espectacular:
      "Muchas veces he dicho que apenas quedan mujeres como las de antes. Ni en el cine, ni fuera de él. Y me refiero a mujeres de esas que pisaban fuerte y sentías temblar el suelo a su paso. Mujeres de bandera. Lo comento con Javier Marías saliendo del hotel Palace, donde en el vestíbulo vemos a una torda espectacular. «Aunque ordinaria», opina Javier. «Creo que no lo sabe», apunto yo..."

      Bicos, Selo

      Eliminar
    2. Pero Krapp, ¿entonces no es verdad que hay un exceso de "chonis"? No sé si tienes hijos o hijas, pero hoy el modelo de mujer, para muchas, es el de la televisión, el modelo de choni tronista, hipermaquillada, inculta, bruta y que presume de mala educación.
      Bueno, este es otro tema, pero ya que lo has traído...jajaja.

      Eliminar
    3. Hay chonis pero a mí no me hacen daño, han creado su propio estilo y están en su derecho. Además habría que considerar quien creó ese modelo las propias mujeres o esa pasarela a la fama que habita en la televisión.
      Ahora que el señor Reverte y el señor Marías llamen a las mujeres "tordas"...en fin

      Eliminar
  7. Supongo que la única forma de no molestar es morirse (y ni aun así). Vivir es equivocarse, a veces con voz altisonante y con forma de látigo mordiente, otras, de modo apocado o prudente. Da igual, vivir es molestar. Seguro que hay a alguien a quien se molesta. Leo los tuits que se publican, las publicaciones en fb, y veo en buena parte el desprecio y el rencor que desprenden, sea el tema que sea, en especial si tiene que ver con España o lo español. Por eso me atrae la saga del capitán Alatriste que le leído con placer. El otro día preguntabas que qué son los clásicos y quién decide que lo sean. Pero parece que al autor de El club Dumas no lo entronizarías en el Parnaso. Hay otros que arremeten contra el autor de La ciudad y los perros en su versión última. Otros que dijeron que Memoria de mis putas tristes del autor de Macondo era una mierda. El juicio universal es duro para todo lo que se mueve. Por aquí llueve todo menos cosas bonitas sobre Félix de Azúa, la Real Academia y todo lo rancio de este país. El único que pareció enamorar a todos fue Valle Inclán, a mí también, pero tras la experiencia de leer su biografía y contemplarlo en su realidad como autor de ultraderecha y simpatizante de Mussolini, se me rebajó el entusiasmo. Igual que cuando leí que lamió traseros para conseguir momios de las administraciones de la Segunda República y poder pagar así la pensión a su ex. Lo mandaron a Roma donde hizo el ridículo. Luego siguió cobrando pero desde España. No hay nadie que resista un análisis malintencionado o no. Pero como dice esa genial obra que es Luces de bohemia El mundo es una controversia, o algo así ya que no he encontrado la edición de esa genialidad.

    Vivir es molestar.

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. No entiendo la vida sin roces. No entiendo la vida sin poder escribir y hacer comentarios en los que expresar ideas que puedan disentir del sentir general o particular de las personas en las rede sociales o en un blog.
      Si yo que no soy nadie me permito esos lujos no seré yo quien se lo reproche a terceros. Lo que no evita que pueda criticarlos. Una persona que critica las costumbres de su tiempo, es susceptible de ser criticado pos las razones y motivos que expresa para criticar las costumbres de su tiempo.
      No, no creo que los entretenidos libros de Reverte vayan al Parnaso pero no por mi voluntad personal, ojalá no fuera así, sino porque me parecen tan coyunturales como aquellas viejas columnas de Umbral en la prensa o aquellas obras de teatro de Alfonso Paso o de Antonio Gala de las que casi ya ni nos acordamos pero que eran comidilla cultural hace unas décadas

      Me gusta Vargas Llosa y me gusta García Márquez. Me gustan los autores muy al margen de su ideología política, faltaría más.

      Feliz de Azúa es un memo y un tipo indigno cuando usa argumentos repugnantes contra aquello que no le gusta. Repito lo de arriba, cuidado con aquellos que recurren a argumentos ruines contra ideas y personas que desprecian. Cuidado con el antibuenismo sistemático y con los nostálgicos de un orden antiguo. Cuidado con demostrar que lo que te mueve es mantener un orden de cosas que solo favorece tus privilegios y el deseo de no compartirlos con otros. Cuidado con el antifeminismo comodón y machorro. Contra el antinacionalismo suprematista contra el nacionalismo irrendento. Cuidado con aquellos que acusan a los demás de ir sucios y mal vestidos porque no lucen el chaqué académico o el traje de gala en su 80 cumpleaños. Cuidado con aquellos que los apoyan vieéndolos como si fueran nuevos quijotes contra los molinos de viento de la progresía papanatas ¿Acaso sus seguidores creen que los sentimientos que albergan hacia las nuevas ideas no son los mismo que sienten hacia el resto de la humanidad?
      Puedo entender que estés harto de determinadas formas de pensar y actuar pero cuando en tus afirmaciones demuestras una muy baja categoría moral como es su caso y un desprecio manifiesto a los votantes de otra opción política a los que llamas borrachos, poco se puede decir o quizás sí, en su caso se puede decir que al fin sus personajes literarios se han fundido con su autor hast dar vida real a esa famosa obra suya: "Historia de un idiota contando por él mismo"

      Me gustaría que me recomendaras el título de la biografía que has leído de Valle- Inclán, es un personaje que tengo muy abandonado pero del que conozco alguna de sus viejas pasiones, incluyendo la de su juventud carlista. Respecto a su vida sexual no sé nada, conozco a tres de sus nietos pero me da vergüenza preguntarles sobre el tema, son gente de mucho carácter.

      Vivir es sentir pero a veces para sentir hay que chocar con el resto. Eso es algo que dicen los personajes de The Walking Dead y como no podía ser de otra manera tratándose de esa serie, estoy muy de acuerdo.

      Eliminar
    2. La biografía de Valle que he leído se titula La espada y la palabra de Manuel Alberca, pemio Comillas 2014. LA ESPADA Y LA PALABRA

      Cuando hice algunos cursos de postgrado en la UAB, un especialista en Valle Inclán vaticinó que era imposible hacer una biografia de Valle por la confusión constante entre ficción y realidad, con la cantidad de leyendas que creó Valle sobre su propia Vida que se publicaban en periódicos. Su vida, efectivamente, parecía estar más marcada por lo legendario que por lo real. Es uno de los mejores prosistas españoles y su novela Tirano Banderas inició un género en Hispanoamérica. He leído casi todo de Valle y lo admiró profundamente, pero entrar en su biografía, en el ser de carne y hueso que fue, es algo decepcionante. Estos días leo una magna biografía de Rainer Maria Rilke y no puedo dejar de ser consciente de su terrible complejidad. Su actitud antimoderna me atrae, igual que su misticismo. Las vidas de los seres humanos son polimorfas e inquietantes cuando las conocemos de cerca.

      No he visto la serie The Walkind Dead pero la tengo en Netflix donde acabo de terminar de ver Breaking Bad que me ha parecido sobresaliente. Tomo en cuenta tu mención.

      No he leído nada de Félix de Azúa. Creo que comencé a leer La historia de un idiota y la dejé. A Pérez Reverte lo he leído bastante y lo considero un individuo curioso. A Vargas Llosa lo tengo como un gran escritor aunque, claro está, ya no representa lo que era en los años sesenta.

      En cuanto a la política, la contemplo con enorme desolación y tristeza. Supongo que la democracia occidental pasa por una crisis muy profunda en cuanto a la idea de representatividad y la clase política no brilla precisamente. Esto augura tiempos que no van a ser suaves sino todo lo contrario.

      Leo estos días en la biografía de Rilke los meses anteriores a la primera guerra mundial y en el aire se olía la catástrofe inminente que iba a caer sobre Europa. Soy muy pesimista.

      Eliminar
    3. Muchas gracias, tomo noto de la referencia biográfica sobre Valle. Aprovecho para pedirte otro favor y es que hace cosa de un año publicaste una entrada en tu blog
      Profesor en la Secundaria
      sobre una biografía de Salinger un personaje que me apasiona. He buscado en la web pero solo he encontrado la que escribió su hija "El guardián de los sueños" ¿Es esa la que tú leíste?

      Respecto a Valle Inclán no debemos olvidar que era un tipo de la vieja hidalguía y tenía todas las virtudes y defectos de su clase social. Un tipo "fachendoso" que decimos en gallego, es decir, amante del postureo y la provocación. Un tipo lo suficientemente inteligente como para fabricarse una vida aparte. No era tan bohemio, tan conquistador, ni tan imprevisible como quería aparentar. No era el Marqués de Bradomín y si un buen señor con un sentido del automarketing muy moderno. Un Dalí de las letras.

      En Jot Down he encontrado este artículo muy interesante sobre Rilke

      The Walking Dead está producida por el canal AMC que produjo Breaking Bad. Es una serie dura, a veces implacable, muy gore pero tiene apreciaciones muy interesantes sobre los seres humanos. No es solo una serie para asustarse viendo como los supervivientes de la civilización contra los zombis que contagian todo. Hay un estudio interesante sobre las relaciones familiares, de grupo y de poder en una sociedad apocalíptica. En ese aspecto me recuerda la serie de películas de Mad Max aunque da más miedo y es menos tremendista.

      Lo último que leí de Vargas Llosa fue La Fiesta del Chivo y no me disgustó. Tiene un estilo cristalino y hace un estudio interesante sobre la dictadura de Trujillo.

      La política será lo que los ciudadanos quieren que sea. Hay mucho hastío al comprobar como la clase política se convirtió en un grupo cerrado y alejado de la gente. No es un fenómeno de aquí, está pasando en Europa, ahora mismo en Francia están intentando realizar su propio 15M y en USA el fenómeno Trump o Bernie Sanders a pesar de estar en lugares opuestos son una respuesta a la oligarquía de Washington. No es diferente lo que pasa en China, en Brasil y en otros países del resto del mundo. No van a ser tiempos suaves pero también tenemos la oportunidad de ver cosas que cambian a una velocidad casi desconocida. Es cierto que hubo una Primera Guerra Mundial pero antes hubo otros momentos como 1848 donde las revueltas condujeron a un mundo más democrático.

      Saludos

      Eliminar
  8. Mu güeno, Míster Krapp.

    Tal vez todo se reduzca a las formas. Uno debiera poder expresar con libertad sus opiniones, y hasta es saludable tener de vez en cuando un calentón y echar espumarajos por la boca (no se me ocurre por qué otro sitio…) al defender alguna postura, acertada o no. El problema es cuando alcanzas tal nivel de autoridad moral –cual es mi caso- que te parece lícito despreciar por sistema a los demás. Continuamente. Siempre. El académico que nos ocupa hace ya tiempo que se ha convertido en una caricatura de sí mismo, en un esperpento valleinclanesco.

    Yo casi siempre estaba de acuerdo con sus opiniones –ahora cada vez menos, por razones que tú has expuesto muy bien-, pero me desagrada el odio que destila TODO lo que hace.

    Me ha llegado una de esas frases que pululan ahora por la Red, y que bien pudiera ser de Claudio Conejo o alguien afín, que me ha hecho pensar (y no estoy acostumbrado):

    Hay que estar muy loco para perder el tiempo odiando a todos los que no piensan tal y como te dijeron a ti que tenías que pensar.

    Saúde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thanks, Mr. Conger

      Ahi le has dado. Lo malo es cuando te arrogas la autoridad moral sobre los demás para decirles que son unos gusanitos y que tú representas el tarro de las esencias porque sabes y haces cosas que ellos no hacen.
      Lo malo es cuando tú reprendes a diestro y siniestro como si fueras un espadachin de la moralidad pública y caricaturizas lo que hacen o piensan los demás sin pararte en matices.

      Creo que hay más superhéroes con el gatillo fácil que personas que aporten soluciones. Además en el momento que quieres hacer y no solo hablar, siempre te encuentras con el típico comedor de palomitas que desde la grada te grita aquello de que eres un ingenuo, un buenista, un gilipollas que no conoce el mundo por pretender cambiarlo.

      He apuntado esa magnífica frase de Claudio Rabbit y seguro que se la suelto a alguien a la menor oportunidad.

      Saúde.

      Eliminar
  9. A mi me parece un estereotipo de los que contagian, pero un reflejo fiel de la realidad, al fin y al cabo, aunque se permita caricaturizarse si es necesario para pasar por convincente, un tipo de esos que de manera oportunista, no pierde el tiempo cuando se le aparece un hecho fortuito que le encumbra hacia la vieja y rancia sintonía de la historia. Es un falso profeta que emite juicios chabacanos y enjundiosos, que no le teme al qué dirán siempre que tenga los cuartos asegurados y una cierta protección del Estado o de las instituciones. Porque su máxima aspiración es la de lanzar chanzas aquí y allá, de confusa moralina y chamuscada inteligencia, previo pago, claro está. Son modelos de hombres y mujeres que comen notoriedad y autoridad mientras llevan un enorme cartel colgado del cuello que dice: aquí estoy yo para explicarle a la humanidad el trascendental sentido de la vida porque mi nombre será recordado en los anales del sistema imperante por obra y gracia del propio sistema imperante, si es oligárquico y proyanqui, si es injusto, si es opresor, mejor que mejor. Por cierto, ¿a cuántos políticos, economistas, incluso periodistas y escritores de opiniones propias y ajenas conocemos así? De antes y de ahora. Se han puesto algunos ejemplos muy gráficos en los comentarios.

    Arquetipos generacionales del inconsciente colectivo un tanto anacrónicos, que se ponen el mundo por montera y nadie les puede toser porque se creen en posesión de la verdad más absolutista. Quienes apretaron el gatillo para rozarle la oreja con una bala al protagonista de tu relato, no pensaron cautelarmente en las consecuencias de ese acto irresponsable. Y muchas veces, la mayor parte de veces, ocurre por desconocimiento popular o por ignorancia social. Y porque es complicado con lo que hay, ir a contracorriente y criticar lo establecido sin que te caigan chuzos de punta.
    Sin ir más lejos tenemos el caso mediático de Félix de Azúa que se ha trillado hasta la saciedad en los medios hace un par de días por unos comentarios descalificativos y misóginos. Y desgraciadamente, no es el único que se pavonea. Abundan los juicios autoritarios en los mass media y en otros órganos. Y afirmando cosas mucho más serias. Tener Autorictas Romana, no les exime a los autoritarios de incurrir en las barbaridades dialécticas y morales que profieren una noche de resaca ni tampoco en el mejor de sus días.

    Las cosas se demuestran, por eso hay que confiar primero que nada en quien haga cosas buenas y no solo en quien emita propaganda maquilladora siendo que luego no pega ni golpe para transformar el mundo de verdad.

    Es un relato agudo y reflexivo en clave de crítica mordaz, que me ha encantado leer. Siempre incentivas mi pensamiento, Krapp, me encantas. Y no puedo estar más de acuerdo con lo que denuncias.
    ¡¡Excelente narrativa, como es habitual!!

    Bicos ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un modelo estereotipado pero creo que cercano a lo real ya que hay como una especie de impunidad por parte de aquellos que merecida o inmerecidamente alcanzan cierto estatus personal.
      Un señor escribe novelas de consumo de cierto éxito y se le abren las puertas de la prensa para que haga artículos en lo que puede decir lo que le sale de las narices.
      ¿Por qué puede filosofar sobre la vida un novelista con más criterio que cualquier otro profesional de la fama?

      Además hay mucha imagen detrás, mucho escaparate. Desde la Segunda Guerra Mundial se ha puesto de moda el modelo del tipo cínico, desenvuelto y de vuelta de todo. El modelo sacralizado por las novelas y el cine negro. El tipo auténtico, duro pero tierno, agresivo con los débiles y romántico hasta las trancas por pensar que el mundo ha perdido parte de sus esencias y todo es chalaneo y negociación.
      Como defiende una moral antigua, que quizás nunca existió, adopta una postura muy agresiva antes los nuevos fenómenos y si tienes el atrevimiento de criticarlo enseguida opta por el traje de víctima de "lo políticamente correcto".
      Lo políticamente correcto es una enorme chorrada ridícula cuando se abusa de él, pero estos individuos que lo combaten lo usan como si se tratase de un enemigo absolutamente despiadado y criminal. En realidad, tras la pantalla de de defender la autenticidad frente a ese fenómeno, meten por debajo ideas conservadoras y reaccionarias que de otra manera sus adeptos nunca harían suyas.

      Muchas gracias, Marisa.

      Besos

      Eliminar
    2. Creo que la palabra estereotipo está mal aplicada por mi parte, lo que me refiero es que son patrones o modelos de conducta que debido a la propaganda de organismos y medios de comunicación se extienden entre las masas. Estos tipos como el del relato, representan la cabeza visible de opiniones que no se sustentan por la mayoría pero que gracias a su repentina u oportunista fama, son apoyadas porque ellos mismos creen que tienen cierta autoridad. Esta gente existe en la realidad, son de carne y hueso, por eso estoy de muy de acuerdo con tu análisis. En cuanto a la defensa de lo políticamente correcto que defienden estos novelistos, si, novelistos tienes razón. Estos individuos existen y yo pienso que se ayudan en la difusión de sus ideas a través de lanzar climas de opinión, y como tú muy bien dices, a menudo reaccionarios.

      A la espera de tu siguiente entrada, (bueno, también voy a empezar a leer las antiguas que no conozco)
      Besos otra vez

      Eliminar
    3. Es como si de repente la gente que los leyera viera conformadas su visión del mundo a través de esa escritura. Hay algo de iluminación en ciertas actitudes de asentimiento con esas afirmaciones despojadas de estos portavoces de la opinión pública.

      Lo que hace esta gente es negar lo políticamente correcto y reclamar otra legitimidad anterior malbaratada y prostituida por los males de la actualidad.

      Gracias, Marisa, llevo 10 años en esta cosa y aquí dentro hay como en botica, de todo un poco.

      Bicos

      Eliminar
  10. Desde luego, meterse a saco con una gloria de nuestras letras, voz varonil de mear en pared, recia pluma que desgrana las verdades del barquero con una donosura nunca vista, cuya prosa eclipsa generaciones enteras, con héroes forjados en los yunques del destino, solo porque le den patente de corso para despotricar de lo humano y lo divino, no es para tanto. Además, seguro que no lo hace por pasta, él está más allá del bien y del mal, de ahí su superioridad ética y estética.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicho lo cual, Chafardero y argumentado de tal forma, solo me queda por decir que es cierto, que no se merece la molestia el personaje. Si además él lo hace por eso que los franceses llaman "noblesse oblige" con más motivo no se merece para nada estas líneas que le he dedicado.

      Eliminar
  11. Creo que, a grandes rasgos, el escritor de fortuna es un boceto de Arturo Pérez Reverte.
    A mi me gusta leer Patente de Corso en el suplemento dominical (que no es dominical ya). Y me gusta el mensaje, es claro, sencillo y no da lugar a excesivas interpretaciones, estas de acuerdo o no lo estas. En mi caso coincido con más del 80% de sus opiniones, en el fondo y en la forma, su visión del tema es muy similar a la mía, solo que él lo expresa mejor que yo. El otro día leí un error histórico en una de sus "Patentes", se ha equivocado, imagino que dentro de poco veremos una rectificación, o no. Me he leído casi la totalidad de sus libros, algunos me gustaron y otros no. No creo que su meta sea estar en el Olimpo de los escritores, sino que adora al Olimpo de los escritores Clasicos y, en no pocas ocasiones, les recuerda como guía, como una excelente guía para formar a las personas, cosa que me parece formidable y que debiera practicarse más, según mi punto de vista. Denuncia, critica o ningunea a muchas cosas que actualmente llevan el nombre de Cultura, yo también, y critica a los que viven del "canto económico de la Cultura", es decir, a aquellos cuya principal ocupación es pillar subvención, yo también. El sabe que no sera recordado siglos después, es escritor profesional, lo dice en no pocas ocasiones, trabaja en la industria del entretenimiento,es profesional, vende y así se gana la vida muy bien. Luego escribe Patente de Corso, le pagan por decir lo que piensa, y lo dice, sin ambages y me gusta. No aspira a gustar a todo el mundo, aspira a vivir según su código de vida y asi lo hace. Yo también soy de la opinión que no se puede dejar contento a todo el mundo y que si dejas contento a todo el mundo, y no eres Coca Cola, te has guardado muchas cosas; que no esta mal si tienes esa forma de ser, es valido; pero también son validas otras formas y cada cual tiene su gusto.
    Hacia reportajes de guerra y se acercaba al frente, fue valiente, y eso hay gente que no lo soporta nunca, muchos de ellos porque ponen en evidencia su cobardía. Sin embargo, yo admiro la valentía, me parece una cualidad necesaria, en sus diferentes versiones, para casi todo en la vida.
    Ser persona con opinión, decision y criterios definidos públicos puede crear defensores y críticos, es lo normal, pero peor es no tener opinión y si la tienes no tener la valentía de defenderla y tragar con todo placidamente. Quizás mejor que leer a Arturo Pérez Reverte es ver a 22 millonarios que pertenecen a clubs que están siendo presididos por, en no pocas ocasiones, empresarios frustados que a falta de producto, de calidad y de estrategia empresarial en sus negocios, para "hacerse famosos" y salir en TV y conseguir contratos se meten a ello, los desertores del ladrillo, los que siempre se llevan la contratacion pública, los que nunca generaron nada. Bueno... que me enrollo, quizás es mejor ver a los millonarios dando patadas a un balón que leer a Reverte, yo creo que no, pero para todo hay gusto.

    Creo que voy a ser el único defensor de Arturo Perez Reverte en esta entrada.

    http://www.perezreverte.com/articulo/patentes-corso/1080/cervantes-shakespeare-y-rajoy/

    ResponderEliminar
  12. Exacto lo has dicho muy bien al principio, es un boceto de Arturo Pérez Reverte pero no es Arturo Pérez Reverte.
    El cartagenero me sirve de modelo pero solo es eso, un modelo.
    No pretendo hablar mal de el, porque yo también he disfrutado de sus escritos y sus columnas. Más arriba le contesto a María:
    "Reverte no es un mal escritor, sus libros como puro entretenimiento están bien aunque creo que teniendo excelentes ideas narrativas luego le cuesta desarrollarlas, sus personajes son muy estereotipados y sus finales casi siempre no están a la altura del resto de la historia." y es eso lo que siento.

    Tanto lo de la bala al principio como lo de su posible frustración por no llegar al Parnaso es pura especulación mía. Ni siquiera me cae mal aunque como he escrito noto cierta arrogancia, cierto postureo, ciertas ganas de hacerse el duro en todo lo que escribe. Luego tiene una visión muy simplista, muy de blanco y negro, muy de tebeo, es poco dado a ver los múltiples matices de la realidad. Como se dice por ahí: no puede haber soluciones fáciles a problemas difíciles" y Reverte es de los que cree, o eso escribe, que con unas hostias bien dadas o con llamar a la gente gilipollas se arreglan las cosas.
    a
    No creo que sea malo leer Reverte, ni tener criterios definidos y claros sobre la realidad. El problema está en si uno tiene la suficiente flexibilidad mental para aceptar otros puntos de vista diferentes al propio. El problema es cuando uno cree que ha llegado a un punto en el cual nadie le puede enseñar nada, ni aprender nada y pierde la capacidad de aprender de la realidad, de ser una esponja frente al entorno. Llega un punto en que uno está tan convencido de tener razón que se olvida de renovar su pensamiento y se vuelve insensible a los cambios que la sociedad desarrolla o necesita.

    Me gusta el fútbol. Un deporte que con su desarrollo colectivo de las emociones, nos proporciona a la masa de aficionados en alguna oportunidad esas experiencias adrenalínicas que Pérez Reverte ha sentido y compartido con muy pocos en sus días de corresponsal de guerra.

    No entiendas esta entrada como un texto contra Pérez Reverte. Solo es una caricatura de algunas cosas que él puede representar aunque no en exclusiva. De ese mundillo de opinadores profesionales no es ni mucho menos de los peores.

    ResponderEliminar
  13. Coincido bastante con lo que expresa Rafael Arbona:
    "Arturo Pérez-Reverte es muy español. Bravucón, fullero, malhablado, presuntuoso, fulero, procaz. Hay miles de españoles así. Solo hace falta acercarse a la barra de un bar para encontrar a un individuo con esas características. Se les reconoce de inmediato por sus fanfarronadas. Con un palillo entre los dientes y escupiendo por un colmillo, presumen de haber encontrado la piedra filosofal. No entienden por qué el mundo no les hace caso, pues tienen soluciones para todo. Si les dejaran, arreglarían todos los problemas con dos patadas y unos cuantos mamporros. Sus baladronadas explotan como bombas fétidas, contaminando el aire que respiran. Su verborrea es irrefrenable, pues nace de una vanidad incombustible. Pérez-Reverte presume de sus ventas, pero eso no le convierte en un buen escritor. En nuestra historia reciente, los autores más vendidos se llaman José María Gironella, Fernando Vizcaíno Casas, Luis Romero, Boris Izaguirre, Lucía Etxebarria o Belén Esteban. Es indiscutible que el porvenir le reserva un lugar de honor en este parnaso, donde prospera el plagio, la prosa deleznable, el premio fraudulento y el tráfico de influencias. Roma no paga a traidores, pero el fondo de reptiles sigue fluyendo con el hedor inconfundible de una cloaca. Por desgracia, la política, la mafia y la literatura se confunden en la misma maleza de imposturas, infamias y mentiras"

    ResponderEliminar
  14. Rafael Arbona sigue escribiendo "lindezas" sobre Pérez Reverte que hacen referencia al plagio, al machismo, al clasismo, a la afición taurina y fascista....y más peculiaridades que caracterizan a este singular académico de la RALE.

    Aquí lo encontrarás: http://www.grupotortuga.com/Desmontando-a-Arturo-Perez-Reverte

    Ahora le ha salido un competidor en la Real Academia: Félix de Azúa. Otro que tal...

    Un abrazo, Krapp

    ResponderEliminar
  15. Respuestas
    1. Gracias por el enlace y texto, Luis Antonio. Realmente es muy contundente y duro, muy descarnado pero me temo que responde bastante bien a la realidad de Pérez Reverte como personaje público.

      En muchas ocasiones los personajes de la pasarela de la fama crean pequeños Frankensteins que acaban por devorar la verdad de sus creadores. Lo cierto es que no son tiempos para exhibiciones de masculinidad soberbia y prepotente.
      No necesitamos personajes disfrazados de Harry el Sucio o John Wayne, necesitamos gente que vuelo bajo para comprender mejor la condición humana.


      Un abrazo

      Eliminar