19 enero 2016

La maquina definitiva contra escrúpulos políticos

 

 

Blogotienda tiene el placer de presentarles un producto único y definitivo para eliminar sus escrúpulos políticos, morales o sociales.



 

 

 

MARIA, con la que usted podrá vivir la vida pacífica y sin compromisos a la que se cree merecedor tras tantos años de combate. 


He aquí un testimonio:  

"Fui activista político desde muy temprana edad. Con 2 años me hice miembro de la célula maoísta infantil de mi guardería. Era jefe del comité de propaganda y el encargado de fabricar octavillas que luego repartía entre mis compañeros de prisión en el kindergarten. Los pobres no entendían nada. Ninguno sabía leer ni escribir. Al final me veía obligado a improvisar discursos lo suficientemente asequibles para sus mentes alienadas. Lo hacía rápidamente, casi a hurtadillas, temiendo la llegada de la señorita Cristina, una sicaria de la opresión fascista. 
Cuando me descubrieron, en plena acción propagandística, tuve que soportar la más cruel de las torturas: pasar un día entero sin que me cambiaran los pañales. 
Pillé la rabieta consiguiente y la señorita Cristina con sarcasmo despiadado, me aconsejó que usara las octavillas para limpiarme. 
Nunca se lo perdonaré a aquella bastarda. Fue mi primera traición al marxismo-leninismo prochino. Toda mi vida he estado obsesionado por aquel castigo y en muchas ocasiones he soñado que la ira de Mao caería sobre mi cabeza por haberme limpiado el culete con la efigie de nuestro Gran Timonel

He sido muy desdichado desde entonces. Demasiada culpabilidad, demasiados escrúpulos morales y éticos al emprender cualquier acción reivindicativa. Inconscientemente empece a envidiar a los fachas.
No es justo -me decía mirándome al espejo- tú tan ético y tan medido, mientras ellos pueden hacer miles de cosas que a ti no te están permitidas. Pueden ser hipócritas, mentirosos, manipuladores, violentos, clasistas, xenófobos, racistas, machistas, homófobos e inquisitoriales si les da la gana. 
Pueden darse una vida de lujos y confort sin que nadie les mire con lupa y sin que se tome nota de sus contradicciones por tener pasta, jugar en el casino o comer en un restaurante de tres estrellas en la guía Michelín. A nadie le parece mal ya que tienen carta blanca y nadie espera otra cosa de ellos. Insultan, calumnian, ofenden, denigran, explotan a sus trabajadores y siguen siendo admirados y jaleados por sus adeptos. Los consideran unos tipos machotes y sin pelos en la lengua mientras a nosotros nos toman como esclavos de lo políticamente correcto.  Yo mismo tengo complejo de culpa por estar suscrito a solo tres ONG's
Esto me decía hasta que me recomendaron a M.A.R.I.A.

M.A.R.I.A. fue la salvación a todos mis agobios. Diez sesiones de media hora durante un mes y ha aflorado el cabrón reaccionario que llevaba en mi ser. 
Ahora ya puedo pasar delante de los mendigos y ponerles cara de asco. 
Puedo injuriar a las minorías y despreciar a los que no me gustan  usando palabras que me estaban prohibidas y que ahora suenan gozosas en mi boca: "perroflauta, maricón, sudaca, quinqui, moro, feminazi, "
Ya puede maravillarme ante la sensatez de la gente de orden y llamar piojosos comunistas a los que quieren cambiarlo.
Admiro a Marine Le Pen, a Donald Trump, a Esperanza Aguirre y añoro al Clan de las Azores, a la Dama de Hierro, a Reagan y al Papa polaco.
Incluso puedo escuchar a los profetas de la radio y a los manipuladores de la prensa sin pensar en que me embrutezco al hacerlo. 
Soy otro.  Más tranquilo, más seguro, más feliz.
Probad vosotros. Probad con M.A.R.I.A. 

Una experiencia única que os cambiará la vida.

M.A.R.I.A: La Máquina para Antiguos Radicales Incómodos con lo de Ahora

43 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. No acabo de entender para qué necesita un ex-radical a MARIA si está incómodo con "con lo de ahora", de hecho ya ha dado el paso para descreer de sus orígenes y no creer en nuevas biblias, en esa zona intermedia libre de compromisos me parece que debe estar más cómodo que haciéndose facha (que no fascista, facha suena banal, una impostura post-moderna), cosa harto difícil para un ex-maoista.

    ¿¿De quién es la cabeza?? La máquina parece un rollo de papel higiénico sicodélico o ye-ye, jajajaja

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Creo LAURA que esa cabeza es del subnormal de Eduardo Inda ... creo ;)

      Eliminar
    2. Hay gente que no sabe vivir sin un libro sagrado o una ideología detrás que lo ampare. Como esas personas que se casan una y otra vez y vuelven a fracasar esperando encontrar por miedo a la intemperie o a tener que vérselas consigo mismas.
      Pienso que el descreimiento está más lejos de la fe que las diferentes ideologías entre sí. Los creyentes son un mundo, los descreídos otro.
      Como te ha dicho, María, la cabeza es del insigne periodista Eduardo Inda.

      Un abrazo

      Eliminar
    3. ¿Y los escépticos son otro mundo?

      No conozco a ese periodista, ni me suena su nombre, será porque sale en TV y yo no la veo hace años. Parece que no me pierdo nada ¿no?

      Un abrazo!!

      Eliminar
    4. El esceptismo, según mi punto de vista, es una modalidad del descreímiento aunque del sector moderado, de los que no se han desembarazado de la carga ideológica y aún se reservan un poco de esperanza.

      No te pierdes nada, Inda es una mula de la cuadra de Pedro J. al que conocerás mejor, con ansías de convertirse en caballo de carreras demonizando a los chicos de la izquierda alternativa.

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disculpe estimado Dr. Su escrito me parece espléndido; pero no logro entender la imagen gráfica que Ud. ha presentado de MARIA... Es más, esta noche no he podido dormir pensando en ella.
      ¿Se debe suponer que esa cara es parte de la maquina y corresponde al rostro y el cerebro de Maria?
      ¿De ser así, por qué se ha elegido ese rostro y no otro?
      ¿Si yo me metiera en la maquina seria posible cambiarla por otra o quitarla definitivamente de allí?
      ¿Me podría explicar, por favor, el significado del diseño de Maria en función del cometido que tiene? (relación color, forma y función)?

      Un abrazo
      Ronald Tramps

      Eliminar
    2. Usted, amigo Kuto, sabe que cualquier anuncio publicitario requiere el uso de un modelo que le dé credibilidad al producto.
      Puede observar en el personaje en cuestión cierto toque giñolesco -con esas canas que enmarcan un rostro de ojos redondos, nariz aplastada y boca pequeña- y que en su conjunto revelan a un individuo que pretendiendo dar una imagen de astucia, inteligencia y superioridad moral, nos da la impresión a los que le contemplamos que estamos ante un tahur tramposo que usando cuatro mañas previsibles y ensoberbecido pos su supuesta importancia va por la vida dando tumbos y buscando un hueco donde proyectar su fenomenal ego.
      No hay peligro enviamos la máquina a su domicilio sin bicho dentro. Confíe en nosotros.
      Ah el diseño es voluble y a veces bipolar.

      Un abrazo, Ronnie

      Eliminar
  4. Ya lo decían los antiguos: la izquierda es ideología, la derecha intereses. Y en consecuencia la izquierda descree, patina, se equivoca, vuelve a andar lo desandado, acierta muy de vez en cuando... mientras qeu la derecha lo tiene todo claro. Son como Dios: infalibles.

    Y por lo tanto, no son humanos. Así que a los demás no nos queda otra que aguantar nuestras imperfecciones y su soberbia. Ahora, también digo una cosa: del mismo modo que "fascista" y "facha" no son exactamentre lo mismo en el idioma coloquial, tampoco lo son "izquierdista" y "progre". Creer que sí lo son es una de las causas que nos ha llevado al marasmo en el que estamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Infalibles e impunes ante los vicios, según nuestro amigo arrepentido.

      ¿Si no son humanos no sería mejor dejarlos en algún lugar donde no molesten al resto?
      Por supuesto que no son lo mismo facha y fascista e izquierdista y progre. La verdad es que cada vez me hago más lío con las palabras y casi prefiero usarlas como el resto por esa cosa que llaman comunicación inteligible.

      Eliminar
  5. Muy bueno, Krapp. Aquí tenemos un canal de ventas telefónicas que ofrece artilugios que prometen de todo al son de "Llame ya, llame ya" pero nunca he visto publicidad más creativa que la tuya, ja,ja.

    Besos!

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que como trabajé en el gremio allá por los 80, alguna cosa se me ha pegado. Es una actividad muy creativa si te olvidas de ciertos escrúpulos.

      Besos

      Eliminar
  6. Pues te vas forrar vendiendo marias, que hay mucho izquierdoso politicamente correcto que lo que le pide el cuerpo es darle caña a tanto vago, maleante y vendepatrias como hay por ahí suelto. Tienes olfato para los negocios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah pero todavía no he puesto el precio y quizás solo lo puedan pagar esos que ahora llaman 60x60.
      Tipos que se llamaban socialistas que tienen más de 60 años y ganan más de 60.000 euros al año. ¿A qué te ha venido a la cabeza el rostro de uno ne particular?

      Gracias por lo del olfato, hermoso piropo para un anósmico como yo.

      Eliminar
  7. Periodistas como este los hay a babor y a estribor.
    ¿Sabías que solo tiene 48 años? Está cascado, jaja.
    Bicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mala vida de pasarse la vida discutiendo de tertulia en tertulia y poniéndose con muy mala sangre.
      La biología es muy justiciera
      Bicos

      Eliminar
  8. Los puntos sobre las íes!!! Muy bueno.
    Saúdos.

    ResponderEliminar
  9. Muy agudo y sarcástico ataque con estilete a los que experimentan transformaciones ideológicas camino de la derecha. Aunque la extrema izquierda y la extrema derecha estuvieron más próximas de lo que parece en sus orígenes en los años veinte y treinta. Incluso se aliaron circunstancialmente como bien sabemos.

    Si se pudiera ver el mundo despojado de la política que ensucia todo ...

    Ahí tienes a Neruda haciendo panegíricos a Stalin. Y a Alberti viviendo a la gran Dumond en su estalinismo militante, pero siempre lejos del peligro... y cerca del goce. Es que eran poetas, claro.

    No sé si las etiquetas ayudan a comprender que hay hombres dignos aunque sean fascistas o comunistas y hombres indignos aunque sean fascistas o comunistas.

    Terrible historia la que se escribe desde las etiquetas.

    Un abrazo ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias.
      Algunos de los próceres de la extrema derecha en aquellos años hicieron primero carrera en el extremismo contrario o en el nacionalismo más radical, hay casos famosos en el catalanismo y en el galleguismo.

      Prefiero pensar que a aquellos intelectuales les podía más el justo furor antifascista y que por lo tanto no eran capaces de ver las atrocidades del propio bando. No quiero pensar que eran unos cínicos desalmados.

      En épocas de conflicto las etiquetas las pone el diablo

      Un abrazo

      Eliminar
  10. Uno puede ser de izquierdas y tener dinero y ser de derechas (liberal, no casposo) y no tenerlo. No hay planteamientos malos, sino malos ejecutores, así es fácil ver gente de derechas que tratan a sus empleados mucho mejor que muchos que dicen ser de izquierdas (lo se, no me lo imagino). No es difícil que los actos de determinados colectivos que se autodenominan de izquierdas y se les llena la boca con la "voluntad del pueblo" hagan que muchas personas cambien y no les apoyen, pero no han cambiado los votantes, cambiaron los partidos, que no es lo mismo.
    Una revolución es muy cansada y se lleva por delante buenas y malas cosas, personalmente pienso que en España hay que cambiar bastantes cosas, una poda considerable pero no tirar el árbol y sobre todo empezar a llamar a las cosas por su nombre, por ejemplo, somos un estado federal de hecho, pero hay mucha gente que reclama un estado federal, una chorrada más, cuando todos sabemos que modificar el nombre a las cosas no modifica su naturaleza.


    Una persona de derechas (según los actuales postulados) escribió:


    El Estado liberal vino a depararnos la esclavitud económica, porque a los obreros, con trágico sarcasmo, se les decía: "Sois libres de trabajar lo que queráis; nadie puede compeleros a que aceptéis unas u otras condiciones; ahora bien: como nosotros somos los ricos, os ofrecemos las condiciones que nos parecen; vosotros, ciudadanos libres, si no queréis, no estáis obligados a aceptarlas; pero vosotros, ciudadanos pobres, si no aceptáis las condiciones que nosotros os impongamos, moriréis de hambre, rodeados de la máxima dignidad liberal". Y así veríais cómo en los países donde se ha llegado a tener Parlamentos más brillantes e instituciones democráticas más finas, no teníais más que separamos unos cientos de metros de los barrios lujosos para encontramos con tugurios infectos donde vivían hacinados los obreros y sus familias, en un límite de decoro casi infrahumano. Y os encontraríais trabajadores de los campos que de sol a sol se doblaban sobre la tierra, abrasadas las costillas, y que ganaban en todo el año, gracias al libre juego de la economía liberal, setenta u ochenta jornales de tres pesetas.

    Y esto lo pudiera haber firmado cualquier dirigente de izquierdas y hubiese sido aplaudido, ¿porque no lo aplauden las izquierdas y lo demonizan?; Carl Marx no trabajo en su vida, se caso con una señorita de buena posición y vivió de las rentas de la misma, (hasta que se arruinó) como cualquier señorito actual de derechas ¿que les diferencia en el fondo? nada.

    No me gustan los profesionales de la política, de ningún palo y considero profesional a aquel que es capaz de cualquier cosa con tal de mantenerse, sean de izquierda, derecha o mediopensionista.

    Es bueno recordar que la policía del Zar, continuo trabajando para los revolucionarios, los mismos que jodían a los siervos, jodieron a los obreros, aunque eso si, les llamaban camaradas que es lo importante...


    Un saludo


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si fuéramos objetivos y nos librásemos de los prejuicios acumulados en los últimos siglos dividiríamos el mundo como hacían los romanos en la República que precedió al Imperio. Es decir, por un lado están los patricios y por otro los plebeyos cada uno defendiendo sus principios de clase aunque los esclavos queden al margen.

      Somos esclavos de la filosofía posthegeliana y nos dieron los marcos puestos.

      El liberalismo que fue revolucionario frente al mundo feudal y absolutista es ahora una ideología conservadora porque defiende el valor monetario sobre los viejos valores preburgueses -la familia, el gremio, la monarquía, la Iglesia- y los valores de igualdad que se prodigaron tras las la Comuna de París.

      Luego estas ideologías igualitarias se dividieron en dos: la corriente anarquista y la marxista. La marxista se dividió en tres: la socialdemócrata, la comunista y luego de ésta se escindió la troskista y para algunos la maoísta.

      ¿Qué pretendía José Antonio, el autor de la cita?

      ¿Quería la igualdad que nos trajo el liberalismo o rechazaba el estado liberal para volver a un imposible mundo preburgués menestral y gremial pero también profundamente estratificado?

      Independientemente de la deriva del fascismo hacia las atrocidades que conocemos, el mundo teórico que pretendía José Antonio era un mundo medieval, preindustrial, predemócratico, antiguo y ya perdido.
      Añoraba el pasado y no creía en el futuro por eso no era progresista, era profundamente conservador y reaccionario.

      Un saludo

      Eliminar
  11. Vamos lo que se dice ,un niño prodigio y sobre todo un líder...jajaja.

    -Vánitas vanitatum, et ómnia vánitas.Esto se lo podemos aplicar a todo y a todos,los que se consideran superiores: aplicable a todas las profesiones, ideología y credos.-Mi abuelo era médico y le costó una sanción por denunciar en los años 59 que las vacunas no llegaban con regularidad y que muchos pacientes en especial niños se quedaban sin ella por no cubrirla el Estado, a las clases más desprotegidas (en Barcelona que aun estaba la flota americana: se declaró una epidemia de Poliomielitis) : eso le costó un traslado, él vivió más amargado por no haberlas conseguido ,que por el traslado.No recuerdo verlo nunca amargado al contrario gracias a su ironía porqué sentido del humor lo tenía muy escaso.

    Esto pasa un poco, como cuando tienes que reprender a un alumno y te dicen que eres de un bando o de otro : menda que nos es precisamente de las que se calla (de casta me viene): les digo, no todo es blanco ni negro, hay muchos matices...Una vez vino un padre a reclamarme que la nota en Geometría era baja y le convenía subir nota porqué era una de la especialización ( Geometría le salvaba el curso):me contestó, que si sabía con quien estaba hablando (?):le conteste, que a mi ,su categoría, me tenia sin cuidado y que cómo tutora ,tenía que informarle sobre el porqué de esa mala nota.Y para más, de lo mísmo: el otro día fuí a llevar una de mis hijas a la médica, estaba la mujer llorando.Porque otro del mismo grupo (?), le había agredido e insultado, eso porque no es de la privada (pero el mamarracho usa la pública). Es que no queda otra que ir, prácticando el respeto y la tolerancia.Ejerzas la profesión que ejerzas, seas de la condición que seas,tengas la creencia que tengas, y eso se consigue solamente desde la buena voluntad, de llevar las naves a buen puerto.A lo largo de la Historia, siempre ha habido conflictos, cuando el que la maneja es un necio.Y en estos momentos estamos en medio de mucha estupidez.Se puede convivir si se quiere (juntos pero no revueltos) y eso pasa en la propia familia.



    -Me apunto la marca de este chisme ,pero para impermeabilizarme y que no me afecte tanta injusticia.

    Admiro tu fino sentido de humor Krapp, gracias por esos buenos momentos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. ...sorry por el testamento, me he pasado...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El ser humano necesita encontrar una posición en el mundo, algo loable. Lo malo es cuando esa búsqueda o el mantenimiento de lo ya conseguido no repara en el contexto que lo modifica. Como esos jugadores de ajedrez que juegan consigo mismos y son incapaces de jugar una partida con otros contrincantes.

      El mundo también nos ha educado en la idea de que tienes que darte a valer si no el mundo te aplasta. Hay gente que no comprende que no le des valor a cosas que para ellos son trascendentes. Una vez le dije a un tipo que me dijo que era Jefe de Noséque Negociado que si había visto en el cementerio que debajo del nombre en las lápidas ponían el título de Jefe de Negociado. Yo todavía no he visto ninguna.

      Interesantes anécdotas. Reveladoras

      Un abrazo

      Eliminar
  13. juaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  14. No solo escrúpulos políticos borra esta máquina, les hace un repaso completo.

    Con qué rabia miraba Rajoy y su panda a . Habría que recordarle que fueron elegidos por el pueblo y con traje o con vaqueros nos representan. Soy una ingenua, lo sé.


    Un abrazo

    Josela

    ResponderEliminar
  15. Respuestas
    1. Hay mucha gente que tiende a patrimonializar sus propios éxitos y por lo tanto no ve justificable los éxitos ajenos si además proceden de gente alejada de su visión del mundo.
      Clasismo de la peor espacio y el amigo, Mariano, amamantado en la élite, de eso sabe mucho.

      Un abrazo

      Eliminar
  16. Como tenga éxito su maquinita llamada “María” -que me imagino que no se podrá fumar, lo que sería políticamente incorrecto-, no vamos a caber en el facherío. Y eso no puede ser de ninguna de las maneras.

    Nosotros necesitamos que existan los “Rojos”, muchos “Rojos”; de esos que echan espumarajos por la boca (qué incómodo) y que quieren subvertir el orden establecido. Hemos de mostrar un peligroso enemigo con el que amenazar a la gente amante del Orden, que es la borregada que habitualmente nos vota.

    Lo dicho: vamos a prohibir la maría. Desconfíe de las copias, busque el original.

    Saúde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuidado que es MARIA no María, no vayamos a tener problemas con la DEA.
      No hay nada nuevo bajo el sol, recuerda al bueno de Nerón echándole la culpa a los cristianos del famoso incendio.(Sí, hubo un tiempo en que el cristianismo era culpable de todos los males o eso al menos se lo ha inventado la Iglesia para tenernos entretenidos)Y no veas como se tomaron los egipcios el asunto de Moises. Al final el Orden se justifica por los enemigos que tiene y que posiblemente solo quieran crear su propio Orden.

      Hay que legalizar a esa señora para no permitir que sigan acumulando riquezas los Sito Miñanco, Oubiña o Charlines de turno.

      Saúde

      Eliminar
  17. Malos comienzos en el kindergarten, jaja. Es muy frecuente, Krapp, eso de pensar de una forma hoy y otra mañana está a la orden del día, sobre todo cuando te ofrecen un cargo. Entonces la gente empieza a tener muchos amigos que no tenía, muchísimos. Yo creo que todo esto tiene que ver con la adaptación del ser humano al medio, al fin y al cabo somos seres vivos conviviendo en un entorno y al final prevalece la supervivencia, digámoslo así, frente a los principios.

    Ya veremos si la MARIA le funciona al parvulito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los principios duelen más que los privilegios, fundamentalmente porque los segundos son más fáciles de conseguir que mantener los primeros.

      Esa adaptación al medio se confunde demasiado a menudo con la facilidad que no la supervivencia. La facilidad de conseguir cosas a cambio de menor esfuerzo envenena las conciencias y las vende al diablo.

      ¿Qué otra cosa es el Fausto de Goethe?

      Un abrazo

      Eliminar
  18. Yo he cambiado mucho de manera de pensar desde mi adolescencia hasta ahora. Y no descarto que siga el proceso. Las circunstancias también son cambiantes y condicionan. La cuestión es si se cambia para bien o para todo lo contrario...

    No me importaría recurrir a M.A.R.I.A. si me librara de la estupidez propia y ajena. Pero me temo que dicho artilugio no es tan plurivalente y sofisticado como uno quisiera...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que metamorfosearse y cambiar el caparazón porque queda estrecho. La cuestión es el motivo del cambio y si ese cambio arrastra los principios por los que uno se rige.
      Es cierto que hay gente que nunca tuvo buenos principios pero pensemos mejor que todos tenemos un discurso ético y que la vida nos obliga a transigir.

      MARIA solo quita los escrúpulos. ¿Es bueno perder los escrúpulos?

      Un abrazo

      Eliminar
  19. ¡Hola Krapp! Te felicito por el post y felicito a todos los que han comentado porque pensaba que no quedaba gente decente en el mundo. Gracias por alegrarme el día. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Chelo. El mérito de este blog si lo tiene, es también contar con excelentes comentaristas. Espero seguir teniéndote entre ellos.
      Saludos

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  20. ¿Las ideologías en sí mismas son malas? Yo creo que por encima de la ideología y la posición ante los problemas están los principios. Una ideología que no cumple con los principios más básicos e inalienables es mala. Ahí entraría el reaccionarismo y el fascismo, tanto como la represión que podríamos catalogar como adoctrinamientos injustos y peligrosos, porque no hay libertad. La izquierda radical y no radical puede ser mala si se subvierten sus postulados y sus principios. Los principios justos no pueden ser jamás desviaciones ni subversiones que los alejen del verdadero propósito, siempre y cuando se cuente democráticamente con la voluntad real y no voluntarista ni oportunista de líderes y cuadros burócratas para luchar por un mundo mejor y sin explotación. Eso es poco probable porque en última instancia depende de quién tiene el poder y la capacidad de decidir o de hacer leyes y aplicarlas. En eso está el peligro de su subversión. Porque La gente sencilla practica los principios más nobles, si se le da el poder al pueblo y no se deja a la vía capitalista entrar en el juego, por conciencia de clase comprendemos que los actos que provienen de las ideas y de su práctica social son honorables. Lo detestable es imponer. Lo deseable, justo y consecuente, enseñar y predicar con el ejemplo. Cualquier decisión debe ser discutida y aprobada por la mayoría, además de susceptible de ser participada por todos sin excepción y atender a la igualdad y la justicia. Entonces nos encontramos por el camino a la verdadera democracia.
    Con respecto a Eduardo Inda, solo decir que su retrógrado y casposo visionado del mundo es tan limitado como su nula capacidad de análisis de la lucha de clases que recorre la sociedad.
    Me ha gustado leerte, dicho como fiel seguidora que soy. Es un relato en clave de fina ironía, humor y suspicacia, digno de un gran escritor, reflexivo y nada convencional como tú.
    Un abrazo Krap

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy muy de acuerdo en que los principios son anteriores a las ideologías e incluso quizás éstas son una trasmutación operativa de los principios, una forma de hacer uso de ellos al amparo de un corpus doctrinal.

      El problema con los principios es que no todos tenemos los mismos. Los principios no tienen porque ser justos, ni tienen que ser éticos siguiendo nuestro propio código moral. En el código moral fascista la raza, la patria o la historia son anteriores a principios como la libertad, la solidaridad o la igualdad al menos como principios universales y no vinculados al grupo propio.

      La ideología sin principios es la otra posibilidad, la que intentaba reflejar en esta entrada. La ideología entendida como oportunidad para progresar y que ya no es válida cuando exige demasiado y no compensa a la hora de conseguir privilegios. Es decir una persona se acerca a determinada ideología por interés inmediato y se aleja de ella cuando no le saca el debido rendimiento.

      El capitalismo en su estado puro no tiene exigencias que trasciendan al propio yo. Como defiende casi exclusivamente los derechos individuales y desdeña los de la colectividad, es una ideología más confortable para las exigencias propias y no genera tantos problemas de conciencia como aquellas que pretenden vincular los derechos individuales a los colectivos.

      En el otro lado están los que en el supuesto nombre de defender los derechos colectivos quieren acabar con los derechos individuales, es decir los que se arrogan el derecho de decidir por las mayorías casi siempre en nombre de un Estado protector. Una aberración en si misma que nos ha llevado a terribles experimentos de ingeniería social en nombre de algo muy bonito llamado socialismo.

      Gracias por tus animosos comentarios que tanto me ayudan a seguir en la brecha.

      Un abrazo

      Eliminar
  21. Estoy de acuerdo. Por encima de todo, no debemos perder la capacidad de tomar decisiones, un Estado protector que nos inhibe y reprime no es bueno. Besos otra vez. Ya sabes que admiro tu inteligencia (y no es peloteo)

    ResponderEliminar