28 enero 2016

Europensamientos


(Recupero un viejo texto que podría ser de hoy)

Me desperté en la madrugada y comprobé alarmado que todavía no habían puesto el día en circulación.
¿A qué obedecía aquel retraso?
Mi hoja de ruta era muy clara al respecto: despertarse tras el sueño nocturno supone el inicio del día y la preparación para la jornada siguiente, sea activa o festiva.
Extraña anormalidad. Si no se iniciaba el día tampoco podía ponerme en funcionamiento y cumplir el programa que me hubieran asignado.
Revisé mis biopuertos craneales y comprobé que funcionaban a la perfección. Luego consulté mis FAQ’s mentales y tampoco hallé respuesta a mis preguntas acuciantes.
Incomprensible.
¿Debía levantarme?
¿Debía quedarme en la cama hasta que la Unión Europea me mandase un europensamiento y decidiera lo que era más conveniente para mí?
No podía aceptar que tan alta institución tuteladora hubiera cometido un mayúsculo error. Seguramente debía de tratarse de algún programa nuevo demasiado complejo y sofisticado para la parte autárquica de mi mente, la única no conectada a la red global. Pronto recibiría una respuesta y hasta entonces debía permanecer en la cama.
Pero ¿qué pensar? Y lo peor ¿hasta dónde estaba autorizado a hacerlo sin romper el frágil equilibrio mental entre el conjunto de los ciudadanos de la Unión?
Nuestros gestores lo habían dicho muy claro: la sostenibilidad de nuestro Estado del Bienestar dependía de la pureza de nuestros pensamientos. Sin embargo creyeron innecesario darnos parámetros al respecto. 

Un ciudadano como debe ser, debe saber siempre como pensar.
                                                     ----------
Han pasado muchas horas. No sé cuantas, nadie me ha autorizado a calcularlas. Tampoco nadie me ha autorizado a beber, a comer o a hacer cualquier otra cosa. 

Me siento solo, abandonado y perdido pero no me puedo desesperar. No sé el tipo de consecuencias que podría generar mi angustia. Quizás mi pequeño efecto mariposa pueda provoque una bancarrota en Estonia o una crisis financiera en Malta
Me voy a desmayar y será lo mejor para todos. 
Desmayado no causaré ningún trastorno. 
Incluso puedo morir y acabar con todos mis problemas. 
A lo mejor quieren que muera y no me lo quieren decir. 
Debo deducirlo yo. 
Ya se sabe un ciudadano como debe ser, debe saber como pensar.

51 comentarios:

  1. Anda, si soy la primera....yupi!

    Pues no lo había leído, ups, qué fallo, pero me ha gustado y me he divertido.

    Un ciudadano ideal, y con lo que está pasando no somos ideales?


    Un beso, Dr

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un texto anterior a que nos conociéramos.
      Me alegro de que te haya gustado.
      Con lo que está pasando no somos ideales me inclino más a que somos resistentes.

      Besos

      Eliminar
  2. Si, un ciudadano como debe ser, pensando lo que quieren que pienses!Y si crees que lo has pensado tú, mejor!

    Je, je, ayer estuve viendo "el efecto mariposa 2". Un saludo, KRAP!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, la globalidad exige mentes globales ¿qué es eso de que un señor cualquiera pueda tener pensamientos propios? Debería al menos tener un carnet o un certificado penal donde se demuestre que no tiene antecedentes policiales y por lo tanto que puede pensar por si mismo.
      La OMS ya va por el buen camino exigiendo que las películas donde haya fumadores sean declaradas para adultos.
      He visto El Efecto Mariposa 1

      Saludos, Carlos

      Eliminar
  3. Una de las cosas que peor llevo, que Europa haya acabado siendo la Europa de la troika, gendarmes dispuestos a cerrar el paso a quienes no obedecen las pautas impuestas por la banca en este gran negocio que se han montado para pulverizar un Estado del Bienestar que jamás recuperaremos los países "ricos", en la mayoría del mundo nunca existió. Pero eso ya lo sabes tú, aterrorizado dormilón, así que no sigo por ahí.
    La cosa es que me gusta Europa, me siento cómoda en cualquier país europeo, siento que comparto cultura y forma de ver la vida (es obvio que detesto a sus gobernantes de ahora y de siempre), me identifico con Mitteleuropa, con el movimiento obrero que construyó una cultura propia hoy devastada, con Mauo del 68, con la revuelta de las plazas. Valoro que los europeos/as no pensemos en matarnos como hemos hecho siempre hasta hace bien poco (vamos bien sobrados de muertos/as en las guerras), pero esta mierda que han construido los gobernantes es inadmisible.

    Al grito de (des)pensar, es posible otra Europa (o quiero confiar en que es posible porque el escepticismo me tiene sitiada).

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevas mala cosas que a mí también me molestan. Los poderes se alejan de los ciudadanos y como sabemos todos el poder cuanto más se aleja de la gente más arbitrario es.
      En el fondo si lo piensas bien, te identificas con un modelo europeo asentado en la cultura, la historia y la tolerancia. Un modelo insoportable para las oligarquías económicas transnacionales y sus aliados políticos que quieren cargárselo por medio de tratados que esquilman los derechos de los ciudadanos y usando el miedo al "tercermundista invasor" como forma de mantener prietas sumisas las filas del propio bando.

      Besos

      Eliminar
  4. A ver si resulta que se ha muerto Dios... perdón, Europa. Si algún día despertamos y no hay nuevas normas emanadas del FMI, de la troika, de lo que cuadre, ese día nos vamos a sentir muy solos. Estamos ya tan acostumbrados a que nos dirijan los de fuera, que a los de aquí los vemos un poco jibarizados. Y la cosa seguirá así mientras les convenga, mientras haya sobre nosotros esa negra nube, constante, llamada "crisis". En su nombre se sacrifican las libertades y los bolsillos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me has hecho recordar la canción de Los Ilegales. Esa joya que aquí dejo
      .
      Es cierto, acostumbrados a las normas y a la pasta, no te olvides lo que se ha hecho con la pasta que hemos recibido desde los 80 y que tanto tiene que ver con las obras faraónicas, ya no nos sabríamos valer por nosotros mismos. Pero todo tiene un precio y la dependencia siempre ha necesitado tarifas muy altas.

      Eliminar
  5. Cuando tengo dudas al respecto, una conversación con el charcutero del DIA que tiene buen ojo y buen criterio me ilumina más que muchos artículos periodísticos, tuits, blogs, y demás publicaciones en FB. Hoy me ha dicho (cito aproximadamente). Este mundo y este sistema es una mierda pero funciona y mientras funcione no podemos apearnos de él. Podemos en muchas cosas tiene razón, pero que lo experimenten en otro sitio primero. Hemos tenido todas las variantes de socialismo: el leninista, el estalinista, el maoísmo, el castrismo, los jemers rojos (que llevaron a millones de urbanitas obligados al campo para promover la ruralización de Camboya -esto lo añado yo-), la socialdemocracia... Esta última fue la que tuvo éxito aunque ahora ha perdido su fuerza, todos los demás fueron un fracaso brutal. China se convirtió al capitalismo actual. No obstante, esto tarde o temprano se irá a la mierda, pero mientras funcione...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Este sistema funciona? Bueno, los 100.000 niños refugiados desaparecidos en Europa a lo mejor no piensan igual que tu amigo charcutero. Ni los que se están muriendo de hambre en Sudán del Sur, Etiopia y Somalia con una crisis mucho más terrible, según los expertos, de aquellas crisis que creo la Ayuda para África en los 80. Tampoco debe de funcionar demasiado bien para la gente de Siria, Libia, Afganistán o para los homesexuales en esos mismos países o en Uganda y Centroáfrica.
      Puede que tu charcutero sea feliz en el mundo que le ha tocado a él pero no debería hablar por los otros. Mi padre era charcutero entre otras actividades y nunca renunció a cambiar el mundo a pesar de que lo metieron en el trullo y lo torturaron por defender ideas que tu charcutero quiere ver aplicadas en otras partes.
      Está en su derecho el buen señor. Más vale el experimento conocido, si a uno no le ha ido tan mal en él, que el que podría cuestionar la justicia de la que se le aplica a los otros, esos que encabezan las noticias internacionales de los telediarios y que tan poco importan a los que siempre pueden cambiar el canal y ver otra cosa.

      Eliminar
  6. Me he sentido muy identificado con nuestro kafkiano héroe de hoy. ¿Cuántas veces me ha faltado información -motivo- para levantarme?

    Yo nunca he tenido problemas, pero puede ser debido a que la programación que me han instalado -pensada para un ciudadano europeo moderno- sea incompatible con el adoctrinamiento nacional-católico que aún permanece en los recovecos de mi pobre cerebro de españolito.

    Ya queda menos para que nos impriman un código de barras en el culo y nos introduzcan un microchip por el orificio más cercano.

    Ilusionante entrada, joven.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te veo con cierto síndrome funcionarial ya que por algún extraño motivo ese sentimiento es más habitual entre los que trabajan para la administración pública.

      También creo entender tu conflicto: tienes un hardware años 60 y un software actual. La verdad en otros casos recomendaría encarecidamente cambiar la carcasa y el mecanismo de tu organismo, yo no me atrevo a pedirte tanto.

      No creo lo del código de barras en el culo, le faltaría visibilidad y se prestaría a lamentables confusiones, mejor la primera en la frente.
      Lo del microchip en el orificio más cercano, me da un poco de grima, sobre todo si ese orificio es incompatible con otras actividades habituales del mismo.

      Agradezco sus cumplidos, caballero.

      Eliminar
  7. Es evidente que esta Europa se aleja cada vez más de la soñada, pero echando la vista hacia atrás, y observando la exacerbación de los nacionalismos que desembocaron en las tragedias de las dos guerras mundiales, uno llega a la conclusión de que es un mal menor. No me consuela en absoluto, pero me resisto a caer en el pesimismo irredento...Presumo de haber visitado varios países europeos y no tener necesidad de enseñar pasaporte y cambiar moneda es una auténtica gozada.

    Sobre lo que falta y lo que sobra se podría escribir largo y tendido, pero a veces hay que llegar a fondo, para resurgir con nuevos bríos...Espero

    Estos son mis europensamientos.

    Un abrazo, amigo Krapp

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo dependen de la mirada. Si miras hacia atrás hemos avanzado, si la miras como una burbuja de cierta libertad dentro de un mundo sobrecogedor también se abandona el pesimismo pero hay tantas amenazas y no todas proceden de fuera como nos dicen. Europa corre el riesgo de convertirse en un espacio atrincherado y cerrado en si mismo y frente al mundo para no ser contaminado por la desgracia ajena.
      Pero como sabemos desde los chinos y los romanos todas las murallas acaban por romperse y dejan al aire nuestras miserias más escondidas.

      Un abrazo, Luis Antonio.

      Eliminar
  8. Un ciudadano de pro debe leer a diario las circulares del Eurogrupo, los acuerdos vinculantes o no del Europarlamento, estudiar con fruición los acuerdos de la Troika y las recomendaciones del Banco Central Europeo, para acabar convertido en un eurozombi que no necesite pensar pues ya lo ha hecho por él una alta instancia, europea, por supuesto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí , supongo que ese era el ideal secreto del tratado de la Unión. No sólo unir países también unir acciones y pensamientos de los ciudadanos para luego dividir responsabilidades.
      El monstruo de Frankenstein es una buena alegoría de lo que quieren hacer con Europa y solo nos daremos cuenta cuando sus espantos salgan a la luz. Espero que para entonces aún no nos hayamos convertido en zombies.

      Eliminar
  9. Te ha salido orwelliano, mi querido Krapp. Es también muy K, por cierto. Por largos años mi país ha funcionado así. Hace unos días salió a relucir la noticia, que no lo es para muchos de nosotros, de que junto con el cierre de la importación de libros - entre tantos otros productos a la Argentina - se ha ejercido la censura una vez más en nuestra historia... Nos han quitado el permiso de pensar, de opinar, de aprender, de consumir, de ser quienes queremos ser, y eso que estamos a años luz de la Unión Europea.

    Muchos besos.

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que Argentina no se ha recuperado de cierta forma de gobierno muy patriarcal, supuestamente benefactora pero terriblemente despótica que se inició tras la Segunda Guerra Mundial para esconder oscuros intereses -por ejemplo el apoyo al nazismo- pero que supo captar la sensibilidad y la emotividad del pueblo. El día en que Argentina se desprenda de aquel legado que tanto le pesa encontrará un camino nuevo.

      Besos

      Eliminar
  10. El pensar y el saber; nadie puede arrebatártelo, pero eso sí, que nadie sepa lo que piensas :porqué a veces es contraproducente.

    Ese efecto mariposa; es lo que más miedo me da, que un simple roce puede acarrear un desastre, y es, lo que te comentaba en la anterior entrada:que nos libren de quien tiene la papa caliente, la piedra en su tejado:aunque es una frase bastante manida, pero ahora está otra vez en boga en los medios de comunicación.

    Un abrazo y a ver, si de una vez sabemos a que a tenernos con estos aspirantes a mandatarios...?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pensar no puede ser nunca contraproducente si no es a uno mismo. Lo complicado es liberarse de los condicionamientos que inciden en que pienses de una u otra forma, una tarea casi imposible pero que merece la pena como cuestionamiento de la realidad que nos ofrecen.
      No sabemos todas las repercusiones posibles de nuestros actos y mejor así ya que nos podría llevar a la pura paranoia inmovilizadora.

      Tampoco se vive tan mal sin gobierno.

      Un abrazo, Bertha

      Eliminar
  11. Arrastramos muchos lastres que nos dificultan defender la soberanía nacional y estamos perdidos entre nuestro pasado, nuestra posición geográfica y económica como país mediterráneo y nuestro lugar en Bruselas. Baste como ejemplo que todavía no tenemos la cultura de votar en las elecciones europeas, a pesar de la importancia tremenda que tienen. Eso lo dejamos para otros, por desgracia. Luis Cóngrio apunta a, como dices, el hardware nacional-católico, que esa es otra. En la tradición franquista y anterior al franquismo, era Falange la corriente y el viejo partido que desde el fascismo apostaba por la soberanía nacional pura, en la época de los totalitarismos. En el franquismo sufrimos a los del Opus, a los conservadores, teníamos la molesta Falange que (a pesar de que me resulta imposible defender este partido porque estoy en las antípodas del totalitarismo y el fascismo) promovió la primera seguridad social en España, y el ejército siempre ahí como acompañante. Luego llegó la transición, y que si entramos en Europa, que si no, que si OTAN no, que si ahora sí... Y creo que no nos ha quedado claro aún nuestro papel en Europa. La Troika, la geopolítica... todo eso nos viene grande. Esperemos que no para siempre.

    ResponderEliminar
  12. No sé si hay muchos países donde se haya debatido tanto sobre la esencia de su propia naturaleza y sobre cual era los lazos históricos y geográficos con los que se debería sentir vinculado. En ese aspecto siempre hubo una postura de cierre y consolidación de lo propio como algo único y original frente a una visión más cosmopolita y universalista.
    Por ejemplo mientras había pensadores que defendían la apertura hacia lo europeo, el mismo Ortega y Gasset o los afrancesados en el XIX, había otros que eran partidarios de cierto casticismo que no debía o no debería nada a lo de fuera.
    El franquismo se atrincheró porque no le quedaba más remedio ante el bloqueo internacional e hizo de la necesidad virtud. La promoción de la primera Seguridad Social fue una adaptación de algo que empezaba a suceder en Europa tras el paternalismo socialdemocrata posterior a la Segunda Guerra Mundial para hacer frente a la amenaza tras el Telón de Acero. Las garantías sociales fueron como una forma de prevenir conflictos tanto interiores, con las masas desfavorecidas, y exteriores, ya que esas masas podían ser la avanzadilla de la invasión roja.
    No nos ha quedado clara nuestra posición porque todavía hay complejo y entramos en esos organismos internacionales como el mendigo que entra en casa de un rico para que le den un mendrugo de pan.

    ResponderEliminar
  13. 'Entramos en esos organismos internacionales como el mendigo que entra en casa de un rico para que le den un mendrugo de pan'. Suscribo, ese es el quid. Otro tema ligeramente distinto que unes aquí, por incidir directamente en la política nacional pero menos en la exterior, es el complejo español, y es verdad que no hay país que iguale a España en autocrítica: los españoles se tragaron la propaganda extranjera (como siempre, con una parte de verdad y otra no, o que al menos debía contextualizarse) de la llamada leyenda negra. Otros países superaron derrumbes de imperios, época colonial, etc, aparentemente mejor que nosotros, que no hemos superado a los regeneracionistas del desastre del 98. Y con el carlismo a las espaldas, nacionalismos, guerra civil y luego franquismo, seguimos estando en los márgenes de la Guerra Fría. Ya dijo Churchill que 'Franco es un problema en todo caso para los españoles'. Mejor tener un centinela en Occidente para frenar a Stalin. Entre una cosa y otra, normal que entrásemos a Europa como personajes de un tebeo de Mortadelo y Filemón. Ojo: somos una pieza no poco importante desde la mirada de Europa. En cambio, nosotros no miramos de la misma forma a esa Europa, conscientes de lo que nos separa de otros países en cuanto a posición privilegiada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es curioso, Raúl, que tú consideres autocrítica lo que a mí me parece simple complejo de inferioridad. Sin duda en esa circunstancia tiene mucho que ver la famosa leyenda negra que fue una formaen que las potencias emergentes del momento intentaban denigrar al imperio dominante en el siglo XVI. Algo así a lo que hacemos ahora con los yanquis y que ellos también sufren como podemos ver en sus propias ficciones con los crímenes de la CIA, el FBI o de sus marines.

      En Gran Bretaña la decadencia imperial fue menos externalizada pero muy real. Debe ser que los británicos tan amantes de las formas saben disimular mejor.
      En Francia la cuestión se solventó a base de hazañas bélicas y además supieron transformar el poderío del llamado Rey Sol, por el poderío de Napoleón y el del nuevo imperialismo africano e hindochino.
      En España no hubo sustitutivo a la pérdida de las colonias conseguidas en el XVI tras 1898. Recordemos que el nacionalismo periférico adquirió notoriedad tras el fracaso colonial.

      La entrada en Europa fue producto de este fracaso pero también de la vergüenza de llevar encima un régimen tan ridículo y pestilente como el franquismo.
      Nos perdonaron la vida al entrar en la UE por soportar esa mierda del franquismo, cuando nuestras colegas europeos no hicieron nada para sacárnoslo de encima.
      Lamentable.

      Eliminar
    2. La crítica y el enjuiciamiento son necesarios en historiografía, y en ese sentido, si hablásemos en primera persona del plural (no soy partidario de eso en Historia, porque supone un tribalismo nacional, como si los españoles del s.XXI fueran igual de responsables de lo que hicieron los españoles del s.XVI, por poner un ejemplo), no está nunca de más la auto-critica. Otra cosa es el complejo de inferioridad, y ahí sí destaca negativamente nuestro país. De la misma forma, con el ejemplo estadounidense que pones: EEUU son todavía la hegemonía en Occidente, y hay que evitar dejarse llevar por el ataque anti-americano acrítico; otra cosa es que podamos juzgarlos por asuntos concretos, y su política exterior, sobre todo en las épocas en las que han gobernado los neocon, habla por sí sola. Ellos mismos se auto-critican tanto en la realidad como en la ficción, y eso es señal de buena salud democrática. Otros aspectos de Norteamérica, en cambio, no son tan positivos. Pero si nos metemos en ese tema no acabamos nunca. Lo dejo ya. Perdón por las chapas y encantado de haber debatido un poquillo. Un saludo.

      PD: Lamentable lo del franquismo, que nos dejaran encerrados en la autarquía, la oscuridad y el olor a incienso de iglesia, sí. Es lo que tienen la geopolítica y la diplomacia, que por desgracia dejan la moralidad y los principios políticos de lado. Real Politik.

      Eliminar
    3. Curiosamente el caso USA nos viene de perlas para explicar el complejo español.
      Los americanos en plena guerra fría no tenían reparos en hacer películas donde se criticaban los crímenes reales o inventados de sus servicios secretos y de sus fuerzas policiales. Películas creadas por la industria hollywoodiense no por autores independientes y marginales.
      En España es imposible. En los programas de monólogos televisivos están prohibidos las referencias políticas. Apenas hay una película sobre el GAL, se toca el tema de ETA de forma marginal, y todavía se mete en la cárcel a unos titiriteros por un cartelito cuando reconocidos ladrones y sinvergüenzas siguen campando a sus anchas con la complicidad de la Justicia. Te pueden meter dos años por rewittear un comentario pero Lo santos puede decir en su programa que le gustaría asesinar a diputados electos.
      Complejo de inferioridad, manipulación y desvergüenza en un estado desvertebrado, despótico e incapaz de salir del lado oscuro del negro franquismo.

      No tengo problemas para seguir debatiendo.

      Saludos

      Eliminar
    4. Buenas, Krapp, te decía lo de la chapa porque este es tu blog y no quiero ser pesado continuando una conversación, cual chat. En tu blog, tú mandas.

      Es verdad que aquí hay líneas rojas, tabúes, que no pueden cruzarse (el rey, sin ir más lejos), y que los mismos que ayer eran Charlie Hebdo, hoy quieren meter a la cárcel a unos pobres titiriteros que no tienen culpa de nada. Forma parte del doble rasero y de la dichosa 'guerra cultural', que en último término daña a la cultura, a la libertad de expresión. En ese sentido, admiro y aplaudo a Carmena: en mi opinión ha actuado muy dignamente no siguiendo el juego en este caso, pues ha defendido en primer lugar a los titiriteros y ha denunciado públicamente que lo que quieren cargar contra ellos es más que excesivo, pero luego se ha ocupado de lo suyo, que es mirar responsabilidades dentro de su ayuntamiento, que es su trabajo. Se la acusado de dar un paso atrás, dar la razón a sus enemigos por ello. Y es verdad que si miramos solo a la estrategia política y el maquiavelismo, esta crítica está ahí, pero con todo esto de la guerra cultural nos estamos olvidando de la verdad y la justicia. En fin, es complejo. Para mi la prioridad en este asunto es que se libere a los titiriteros, claro.

      En cuanto a EEUU, ahí no estoy del todo de acuerdo. Es verdad que en comparación a España, en cuanto a tabúes políticos, no hay color. Pero ojo: primero estuvo el código Hays que controlaba al dedillo cualquier referencia sexual o mínimamente perturbadora en lo moral (películas de gánsters, terror, besos en pantalla), y los americanos, como buenos herederos anglosajones, han sido y son tremendamente puritanos (hablo del prototipo medio, ya sabes, blanco, protestante...). Es muy interesante ver películas de los años veinte o de 1931, justo antes del código Hays, y alucinar: eran más atrevidas - al menos en las referencias turbias, moral, sexual, etc - que las de las dos décadas posteriores. Luego se cambió el código Hays por las franjas de edades, pero eso en la práctica no llevó más que a la auto-censura en las producciones mainstream para sacar más tajada en taquilla. Aunque por supuesto ha habido productos cinematográficos críticos en toda su historia y grandes obras maestras, EEUU es un cortijo a escala global y hay relaciones directas entre Hollywood y Washington, donde la MPA (o MPAA según los yankees) corta el bacalao.

      Un saludo.

      Eliminar
    5. Perdona por salirme del tema. En el asunto de los políticos y la libertad de expresión, totálmente de acuerdo con lo que dices de EEUU. Allí pueden tener un Donald Trump diciendo barbaridades, pero muchas otras voces y muchos medios se meten con él sin ningún problema. Y si Disney u otras grandes compañías no compran un documental de Michael Moore, ya habrá otros medios que lo financien sin problema. La libertad no es tan absoluta como venden, claro, hace falta tener padrinos, medios, etc. Pero nada que ver con la mezquindad española, donde, admitámoslo, los medios están controlados por muy pocas manos. En tv, Mediaset (Berlusconi), Atresmedia y una televisión pública completamente politizada y partidista. La Iglesia española invierte más dinero en 13TV que en Caritas, y 13TV, aparte de misas, se dedica exclusivamente a la propaganda política. Y así con todo. En los medios escritos, ya conocemos las líneas de cada periódico; los periódicos digitales ofrecen más variedad, pero las líneas rojas y las demandas son cosa habitual. En cuanto a Losantos, es todo un personaje, y sobreactúa calculadamente. Este episodio reciente al que aludes es un ejemplo más. En Diciembre le metió tal caña a Rajoy (algo habitual en él, pero no es casual que desde mediados del año pasado haya aumentado su beligerancia, para en su caso aupar a Ciudadanos) que si alguien del PSOE, Podemos, UPyD, Ciudadanos, IU u otros partidos hubiesen atacado a Rajoy la mitad que él, serían tachados de anti-sistema y terroristas.

      Eliminar
    6. Sobre lo de los titiriteros lo peor es el trato discriminatorio con otras presuntos delincuentes. Hoy mismo han vuelto a blindar a Rita Barberá en el Senado para que no sea acusada o para que suelte la lengua.

      Los países anglosajones tienen un criterio muy curioso en lo que se refiere a sus principios morales. El código Hays consentía las alusiones políticas pero era sumamente estricto en cuestiones sexuales, las blasfemias y el consumo de alcohol y drogas. Aparte de esa chorrada de que no podía haber una pareja ocupando una única cama y tenían que usar camas separadas, se preocupaba más de que las cosas no se presentasen de forma cruda y realista. Hacerlo de esa manera permitió hablar de las mismas cosas de forma indirecta pero comprensivo para todos. La censura siempre se ha bordeado con alusiones e inteligencia en cualquier lugar aunque me libraré mucho de pensar que la censura fomenta la creatividad como sostienen algunos.

      Si la moral anglosajona era tan picajosa para ciertas cosas no era lo mismo para cuestiones políticas. La serie negra de los 30 y 40 estaba plagada de instituciones corruptas. Recordemos aquella de Frank Capra con James Stewart luchando contra la corrupción en el Senado, Caballero sin Espada o Gary Cooper en Juan Nadie
      En los 50 incluso en plena caza de brujas se hicieron críticas muy directas y en los 60 abundaron los films denunciando la corrupción política como Tempestad sobre Washington, El Mensajero del Miedo y esa comedia tremenda sobre la Guerra Fría llamada ¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú.

      En España nada de eso sería posible donde las élites culturales, políticas y económicas han mirado con desprecio y condescendencia al pueblo que las sufre. No hay interés en criticar los paradigmas sobre los que nos movemos y solo muy poco a poco se empieza a cuestionar los resortes que movieron nuestro actual sistema.
      Por ejemplo en esa serie Cuéntame que ya ha llegado a la época del gobierno socialista con Felipe González ha habido órdenes desde TVE para que se fueran abandonando los temas políticos y se hiciera más hincapié en las cuestiones personales de sus protagonistas.
      Es decir, el PP en televisión tenía miedo de que hablar del gobierno socialista de los 80 favoreciese el voto a esa opción política.
      Nos tratan como idiotas y tenemos que aplaudir.
      Losantos es un tipo con un programa divertido y escandaloso porque tras ese falso rasgado de vestiduras ultraconservador que sirve para potenciar su impacto mediático, hay un tipo nihilista y totalmente descreído con respecto a la realidad política. A Pablo Iglesias le gusta su programa.

      Eliminar
    7. Respecto a los titiriteros, esa comparación que haces de tratamiento del asunto es indignante, sí. Pero lo dicho, al menos en mi opinión y sin haber visto la obra de marras (que no ha visto el 99% de la gente que habla de esto) no hay base alguna para hablar de apología del terrorismo. No creo que ni los del PP se crean en serio sus palabras. Y me parece un grave precedente, y un ejemplo perfecto de lo que comentas: la poca libertad de expresión en este país para los temas políticos. Se han creado bandos sectarizados que no condecen ni un milímetro a su oponente, y en especial destaco aquí a la derecha conservadora, para entendernos.

      Por lo demás, totalmente de acuerdo con tu comentario acerca de la ficción estadounidense y española, creo que das en el clavo. No sabía eso de 'Cuéntame', pero no me extraña demasiado, y la verdad, apesta bastante. A mi me gustaba bastante la serie en las primeras temporadas. Luego dejé de seguirla, salvo capítulos sueltos, porque dio un bajón, probaron con todos los clichés dramáticos posibles e incluso los repitieron (todos los hijos de los Alcántara han pasado por la cárcel, por ejemplo).
      También creo que Losantos vende ese tipo de producto, y que su ideario político se queda en los mínimos: se considera supuestamente un liberal genérico y supuestamente un patriota. En la realidad ha demostrado muchas veces que es más conservador que genuinamente liberal, en la tradición del liberalismo político. Pero sí, por encima de todo es un personaje esperpéntico, al estilo Valle-Inclán. Para mi, independientemente de la ideología política que vende, me parece de ínfima calidad, pero bueno, quizás sea que, como dices, no hay que tomárselo tan en serio. Pese a todo creo que hay plumas mucho ma´s descreídas que él, aunque con mucha menos influencia, claro: Arcadi Espada llegó a decir abiertamente que si el nacionalismo catalán le pagaba bien, estaba dispuesto a ser un periodista nacionalista o lo que haga falta. Luego tenemos a Sánchez Dragó, un tipo bastante más conocido, que tiene su proyección detrás (no se puede negar), básicamente en temas culturales relacionados con Oriente, pero que vive de unas pocas rentas, está endiosado y sobredimensionado, y cada vez que abre la boca para hablar de política lo hace desde el cinismo y nihilismo más exagerado que conozco, al menos en el teatro mediático conocido.

      Eliminar
    8. ¿Te imaginas que prohibieran Cabaret, la película, por la escena aquella del niño nazi cantando, al considerarlo que elogia el Tercer Reich? Algo así ha pasado con los titiriteros más allá de que la obra pueda no ser apta para niños. Hasta Brecht sería sospechoso de nazismo por el contenido de alguna de sus obras.

      Recuerda que Losantos procede del maoísmo y su primer libro fue publicado por Ajoblanco, la revista ácrata de la Transición, y que también era colaborador habitual de El Viejo Topo, la revista de la izquierda revolucionaria de antes y de ahora. Todo eso marca mucho.
      Sánchez Dragó a finales de los 70 escribió un libro excelente titulado Gargoris y Habidos: una historia mágica de España. Un libro mítico que nos conmocionó a muchos, donde hacia un estudio muy brillante sobre la mitología ibérica tocando un montón de temas, además participaba en el mejor programa de libros que se ha hecho nunca en la televisión española: Encuentro con las letras.
      Entonces tenía una ideología más o menos libertaria y ya estaba endiosado y presumía de su aventurismo cultural y amoroso.
      Un portento pero es de los que más o menos sigo.

      Eliminar
    9. Yo en cambio le tengo bastante manía, pero me retracto de lo que he dicho de que solo vive de unas ''pocas rentas''. Tiene una trayectoria detrás y ha llevado buenos programas (yo recuerdo Negro sobre blanco). Eso sí: apenas he leído nada suyo publicado, algunos prólogos de libros, así que nada puedo decir al respecto. Aquellas polémicas respecto a sus aventuras amorosas nakokovianas me la traen bastante al pairo, la verdad; creo que fue un escándalo exagerado. Si me cae mal - y esto admito que es muy personal - es porque, como digo, me parece un cínico, es decir, le gusta provocar y no se toma muy en serio la actualidad política. Se muestra ''de vuelta de todo''. En cambio, hay aspectos de su personalidad que sí me son más amables, como cuando le da por reivindicar la literatura de su juventud. Yo también le sigo la pista más o menos, en sus intervenciones y de tanto en tanto su blog en El Mundo (Dragolandia).

      Eliminar
    10. De todas formas, Dragó da su opinión, sea o no sincera, divulga la cultura, etc... No hace daño a nadie, al contrario que Losantos, que emponzoña la actualidad y tiene una influencia enorme. Hay mucha gente que se lo toma muy en serio. Y él será más descreído que el personaje que interpreta, pero desde luego tiene ideas propias, hay un auténtico Losantos - más moderado - debajo del personaje que vemos es Es.radio.

      Eliminar
  14. La globalización incluye que se globalice el pensamiento, pero ¿el pensamiento global es que los pensamientos de todos vengan a mí o que haya un pensamiento hegemónico para todos? A veces pasa que el ciudadano que piensa, lo apartan si no va cónsono con el ideal del Superior. ¿Será que nos hacen creer que pensamos por nosotros mismo pero en realidad estamos pensando lo que «ellos» nos inducen? No lo sé, creo que mejor permanezco en mi cama... ah! Muy bueno tu relato, mi estimado Krapp, ya me puso a pensar... ¡¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Curioso dilema, porque si hay un pensamiento hegemónico sería un pensamiento superior a otros pensamientos lo cual rompería la unidad con los otros pensamientos.
      Lo que está claro es que habría cierta convergencia, un pensamiento patrón al que se sujetarían todos los demás, quizás formando diferentes capas. Estoy pensando en Corea del Norte y ese patrón demográfico por el que los más fieles viven en la capital y los más alejados del centro son los que están hacinados en los campos de concentración.

      Ellos nos inducen a pensar de forma unánime pero sus albañiles son incapaces de reparar todas las grietas.

      Gracias, Alonso, espero que tengamos muchas oportunidades de compartir pensamientos no debidamente estandarizados.

      Un abrazo

      Eliminar
  15. Y llegará un momento en que no solo nuestros pensamientos y circuitos cognitivos, los neurotransmisores, etc, serán también débiles y dependientes del hegemonismo, estarán absolutamente intervenidos por las instituciones europeas y la Troika, la OTAN y el FMI. El siguiente paso será controlar las mínimas funciones vitales, el sistema neurovegetativo...eliminando cualquier posibilidad de autonomía fisióliga y biológica, de tal manera que personas como Lagarde o sucesores puedan decidir habiendo llegado a la edad límite que como ya hemos vivido demasiado tiempo y por encima de nuestras posibilidades, se nos debe eliminar, puesto que considerarán que cubrir nuestra jubilación será insostenible. O la Troika determinará que el reparto de alimentos de la Eurozona es inabarcable y los países del sur, como ya no pueden hacer frente a la deuda usurera porque han entrado en default, deben compensarlo con una baja del sistema, que quiere decir, desconectarse del mundo nuestros circuitos límbicos.
    En cuyo caso espero que la última visión pre-mortem no sea la de la Merkel cantando el Réquiem de Mozart para que el paso a la otra vida se produzca sin traumas. Eso si, seguramente que todos nuestros bienes se habrán destinado a pagar a los bancos alemanes y norteamericanos, una versión perfeccionada del Deutsche Bank y la JP Morgan.
    Qué ingenioso resulta siempre tu literatura, ácida y mordaz, traviesa y a contracorriente. Además, lo he leído todo esbozando una suspicaz sonrisa de complicidad y resignación, aunque sin perder la esperanza. Excelente. Te felicito, me ha encantado.
    Abrazos, Krap, eres un genio!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya lo llevas a un territorio tan absolutamente abracadabrante que dan ganas de tirarse al monte. Lo jodido del caso es que sometidos a una realidad tan apocalíptica, será el propio sistema el que se reparará a si mismo prescindiendo del factor humano siempre
      que sea necesario. O sea los capullos que quieran dirigir el cotarro no serán más que otras piezas prescindibles del sistema.
      Todos pendientes de la rebelión robótica y al final no habrá replicantes a los que cargar el muerto.

      Eres muy generosa con tu valoración de mis textos. A falta de otras cualidades literarias intento utilizar otras armas más domésticas con las que sobrellevar la realidad.
      Soy el genio de una lámpara con poca luz.

      Abrazos

      Eliminar
  16. Muy poco margen nos dejan. Nos han ocupado en tantas otras cosas que somos prácticamente autómatas. Supongo que es lo que quieren que creamos, que realmente se puede hacer poco. Por eso después de los últimos cuatro años y pico de recortes brutales que hemos padecido, que surgieran alternativas se veía en su momento como un horizonte diferente pero resulta curioso que muchas de esas mismas personas le pongan pegas a ese posible cambio y justifiquen que no hay nada que hacer. Igual hay poco que hacer pero lo poco que se pueda, hay que hacerlo, todo mejor que el inmovilismo y aceptar que las cosas son como son y no pueden cambiar, pues menuda M.
    Y me encanta lo del complejo, lo llevamos dentro, es verdad, vamos como el pobre a pedir el mendrugo de pan, pero nuestro complejo creo que va mucho más allá, no sólo se refiere a nuestra actitud en Europa sino dentro de nuestro propio país y en nuestras propias vidas, me parece que es algo que hemos interiorizado y ni nos damos cuenta de que es así.
    Hay veces que lo clavas, Dr. Krapp, el centro de la diana. Siempre es un placer venir por aquí a leerte.

    Cuando leí esta entrada me vino a la mente un vídeo que me enviaron el otro día. Lo he buscado pero no lo encuentro. Cuando lo ví me dio una pena infinita. Una niña, de alrededor de un año, muerta de sueño, lloraba desconsolada hasta que, imagino que sería su padre, comenzaba a cantar. Entonces ella paraba y comenzaba a mover las manos al son de la música. Cuando el padre, o quien fuera, paraba de cantar, ella automáticamente comenzaba a llorar desconsolada y entonces, quien fuera, comenzaba de nuevo a cantar y ella volvía a olvidarse del llanto, del sueño y de todo y cambiaba el chip de nuevo para mover sus manos al son de la música. En teoría debía de hacer mucha gracia pero el fondo era muy triste. ¿No es un poco lo mismo que hacen con todos nosotros?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El miedo se inocula en la gente para provocar impotencia. No solo te putean, además te intentan convencer de que mereces los palos y no tienes escapatoria posible. Está claro es un proceso de interiorización en cada persona esa es la clave del éxito de su infección.
      Los individuos que niegan la posibilidad del cambio son los que enquistados en sus cuatro posesiones de mierda son felices de estar bien mientras el mundo se hunde a su alrededor. Los cómplices necesarios de los oligarcas junto a los chantajeados por el sistema.

      Lo del vídeo de la niña es parecido a lo que hacen con los chimpances en los laboratorios, quizás eso no sirva para entender mejor lo de la rebelión de los simios.

      Un abrazo y muchas gracias por tus elogios.

      Eliminar
  17. Ningún sistema funcionara porque es imposible, los genes del egoísmo (antes llamado instinto de supervivencia) son muy puñeteros y marcan nuestros actos públicos, pero más los privados. La UE es un buen sistema, puede que tenga errores y fallos, pero cuando uno lee la Historia reciente del siglo XX en Europa, la I y II Guerra Mundial y ve a lo que los nacionalismos, (con la disculpa del hecho diferencial, la supremacia moral, espiritual y demás memeces), nos han conducido, espera que esto siga, por lo menos, como esta.
    Nadie le puso freno a Hitler y si no llega a ser por EEUU Y Rusia ahora estaríamos todo oprimidos, quizas es hora de una Europa fuerte. Han sido demasiados años de caciques, señores feudales e "imponepensamientos", jamas se ha vivido mejor en este continente, con sus defectos y sus cosas a mejorar, pero nunca se vivió mejor y la marcha atrás, que algunos no ven posible, lo es, ya lo creo que lo es.
    Si volviesemos a pequeñas comunidades, que seria lo ideal, volvería la Edad Media, pero somos jodidamente humanos...
    ¿Como una pequeña comunidad lanza un satélite o investiga en Medicina o genera redistribución alimentaria?

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te discutiré las maldades genéticas del ser humano y sus propensiones hacia el egoísmo, pero la civilización consiste en atenuarlas y llevarlas a un terreno fértil.
      Tampoco discuto la necesidad de la Unión Europea como fórmula para evitar conflictos territoriales interiores ¿pero que ocurre cuando la UE como un instrumento nacionalista frente a lo que viene de fuera?
      ¿Es peor el nacionalismo catalán, el español o el europeo que quiere encastillarnos tras las almenas frente a la amenaza exterior?

      No sé que es una Europa fuerte, no me importan los territorios prefiero a las personas como tú has escrito en alguna ocasión.
      Las pequeñas comunidades son el único lugar donde se puede ejercer la democracia no delegada. Eso no es óbice para que en determinadas cuestiones pueda usarse un modelo federal, que no olvidemos que es un modelo donde las partes tienen el mismo valor y no están sometidas al todo.


      Saludos

      Eliminar
    2. No te discutiré las maldades genéticas del ser humano y sus propensiones hacia el egoísmo, pero la civilización consiste en atenuarlas y llevarlas a un terreno fértil.
      Tampoco discuto la necesidad de la Unión Europea como fórmula para evitar conflictos territoriales interiores ¿pero que ocurre cuando la UE como un instrumento nacionalista frente a lo que viene de fuera?
      ¿Es peor el nacionalismo catalán, el español o el europeo que quiere encastillarnos tras las almenas frente a la amenaza exterior?

      No sé que es una Europa fuerte, no me importan los territorios prefiero a las personas como tú has escrito en alguna ocasión.
      Las pequeñas comunidades son el único lugar donde se puede ejercer la democracia no delegada. Eso no es óbice para que en determinadas cuestiones pueda usarse un modelo federal, que no olvidemos que es un modelo donde las partes tienen el mismo valor y no están sometidas al todo.


      Saludos

      Eliminar
  18. Creo que cada uno individualmente es muy libre de pensar lo que desee, creer en lo que quiera creer o simplemente no creer en nada, apagar la mente e invernar.

    Ninguna directivas comunitarias, ni tratado, ni acuerdos de ningún país, organismo o ente supranacional anida en nuestra mente salvo que se lo permitamos. Cosa diferente es…

    ¿Quién impone las normas?¿Cómo está organizado el sistema sociopolítico y económico de este “mundo”? seamos serios, ahí ni países, ni mucho menos individuos somos nada más que insectos, peones, infantería de a pie que se sacrifica sin pestañear en este mundo globalizado en manos de las multinacionales y grandes corporaciones …Ellas son el coco ... lo demás humo para despistar.

    Y esto es así desde finales del XIX ... nada que ver con el reciclaje geopolítico desde mediados del XX a la actual UE, que solo es el envoltorio ... la cosa empezó mucho antes con banca Rothschild y conjunto de empresas que decidieron construir fábricas fuera de sus países de origen, con objeto de disminuir los costes de transporte y evitar aranceles a la importación de sus productos... ahí nació la realidad que vivimos y de ahí no se escapa nadie, hasta q el sistema… colapse ( como lo hicieron otros sistemas antes, igual o más perniciosos que este) o los extraterrestres se lo carguen.

    ¿Queremos obviar esta realidad situándonos en el limbo o jugar a superhéroes suponiendo que con una espadita de madera y mucha palabrería vamos a matar a la hidra de siete cabezas? Pues sí, por poder, podemos ;)


    Muchos besos y si te disfrazas, feliz carnaval! a mi no me gusta pero lo soporto con estoica resignación como el resto de cosas contra las que aunque no puedo luchar... no dejaré que me maten ;)

    ResponderEliminar
  19. Afortunadamente el mundo nos permite cierta autonomía personal aunque muchas decisiones aparentemente autónomas están trufadas de condicionamiento externos a nuestra voluntad.
    El gran éxito de los súperpoderes coactivos es la falsa impresión de libertad que nos proporcionan a cambio del sometimiento y la delegación de nuestro poder de decisión.

    Suena todo muy duro de soportar pero dado que la espadita de madera no conduce más que a chocar con los molinos de viento, deberíamos preocuparnos por mejorar nuestros espacios pequeños haciéndolos más habitables, en vez de inmovilizarnos ante la grandeza terrible de los que manejan el tinglado.
    El viejo refrán siempre ha tenido razón: el grano no hace granero pero ayuda al compañero.

    Participo más de las "enchentas" del Entroido que de sus máscaras, debe ser cosa de la edad.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  20. Respecto al tema titiriteros, pimero decir que meterles en la carcel me parece excesivo, sin haber visto la obra lo encuentro excesivo.Si es verdad las alusiones a Eta y Al Quaeda me parece una payasada en la peor connotación de la palabra. ¿ Entenderian los titiriteros una obra donde entre risas y musica se violasen artistas de teatro y se fusilasen a sus autores? El respeto debe imperar en la sociedad, en el Reino Unido no se como les sentaria una obra que simpatizase con el Ira y en los EEUU imagino que una obra sobre Al Quaeda desde el punti de vista del chiste imagino que no seria biem recibida por nadie, una cosa es la sana y necesaria ironia contra el Gobierno o el Rey o los magistrados y otra es mofarse y tomar a broma a asesinos. Pero ya digo que la carcel me parece una salvajada y la denuncia del Pp otra payasada. Ademas hay que hacer hueco en la carcel para los doscientos imputados del Pp, Con tu permiso Krapp

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué mundo es éste en el que las alusiones políticas en una ficción es una forma de apoyarlas?
      Te escribo lo que le escribí más arriba a Raúl Bajo:
      "¿Te imaginas que prohibieran Cabaret, la película, por la escena aquella del niño nazi cantando, al considerarlo que elogia el Tercer Reich? Algo así ha pasado con los titiriteros más allá de que la obra pueda no ser apta para niños. Hasta Brecht sería sospechoso de nazismo por el contenido de alguna de sus obras."

       En este enlace el actor Juan Diego Botto lo expresa mucho mejor que yo.

      En lo demás estoy de acuerdo contigo, Temujin.

      Eliminar
  21. Una beuna crítica a esta sociedad que hacemos lo que nos dicen sin rechistar, pagando a políticos sin que nos gobiernen.
    ¿Será lo mejor estar como tu ciudadano ideal?
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María.
      No, no creo que la aptitud de este ciudadano sea la ideal aunque no dudes de que para algunos de los que mandan sería interesante.
      A lo mejor tienen miedo de los titiriteros porque son un reflejo de lo que quieren hacer ellos con los ciudadanos.

      Saludos

      Eliminar
  22. Te anoto la introducción que de este texto comparto junto con esta entrada en mi perfil:
    Un estilo muy personal de hablarnos de la Unión Europea, con un ejemplo particularmente lleno de humor ácido acerca de la globalidad y sus consecuencias.

    Cordiales saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por esa reseña tan positiva que haces de mi texto y también por el gesto de compartirlo.

      Un cordial saludo

      Eliminar
    2. Gracias por esa reseña tan positiva que haces de mi texto y también por el gesto de compartirlo.

      Un cordial saludo

      Eliminar