12 marzo 2015

Un espejo pensador y una reina idiota

  • Espejito, espejito mágico... 
  • No empieces, reina, que me tienes muy quemado 
  • ¿Cómo que no empiece? No puedes hablarle así a la reina. Contesta mi pregunta y  punto. ¿O acaso quieres que te rompa en mil pedazos, puto vidrio mohoso?
  • Si me rompes no tendrás con quien aliviar tus obsesiones. Si ni siquiera eres capaz de tomar lo que te prescribió el médico real por miedo a que te envenene. Majestad, reconócelo, estás más que pillada, solo me tienes a mí para sincerarte. Es lógico que exija ciertos derechos a cambio.
  • ¿Derechos, desde cuando un espejo de mierda tiene derechos? 
  • Desde que es mágico, tiene un careto feo pero reconocible y contesta a tus preguntas. Lo que me fastidia es que solo te interese saber, una y otra vez, la misma gilipollez. No me sacas suficiente partido, reina, y eso que estoy en la cúspide de mi condición cristalera. 
  • Si quieres te doy un marquesado o te condecoro con el Toisón de Oro.
  • No seas irónica que te tengo muy vista. Solo te pido que te preocupes un mínimo por mí.¿Tanto te cuesta preguntarme como me va la vida? ¿No quieres saber lo que pienso, lo que siento o lo que sueño? 
  • Debes disculparme, a pesar de mi exquisita educación cortesana, no conozco el protocolo para ser amable con un puto pedazo de cristal.
  • Pues hasta que no lo aprendas me mantendré callado. Tú decides. 
  • Habla ya. Suéltame tu jodido rollo y luego contesta a mi pregunta que estoy muy mosqueada con esa mosquita muerta que habla con los pajaritos.
  • Deberías de saber, reina mía, que  yo como cualquier otro ser necesito ser reconocido y apreciado. 
  • Tú eres solo un espejo.
  • Un espejo mágico y los seres mágicos también necesitan ser reconocidos y apreciados. Necesitan saber que lo suyo merece la pena. Son los demás los que dan consistencia al propio ego. Los que lo perfilan y le dan volumen. 
  • ¿Has acabado? Deja de decir tonterías. Un espejo no puede tener ego, solo sirve para reflejar a los otros.
  • Claro que tengo ego. Como lo tienes tú, majestad. ¿Acaso no necesitas tener a un interlocutor que te lo recuerde constantemente a través de tu obsesiva pregunta sobre la belleza? Al hacerme tu interlocutor me obligas a tener un yo con el que responderte.
  •  Ay señor, un espejo pensador y una reina  poderosa pero tan idiota como para escucharle.
  • Si me escuchas puede que seas menos idiota. 
  • Es cierto que yo soy un espejo pero tú también lo eres. Todos los seres somos espejos para el resto. Son los otros, siendo espejos, los que nos ayudan a fabricar una identidad única. Somos nosotros, siendo espejos, los que ayudamos a fabricar la identidad única de los demás. Sin ellos, la vida sería una torpe sucesión de secuencias absurdas e ilógicas. Con ellos la vida tiene narrativa, cohesión y sentido.
  • Vale, te he escuchado bien callada, no te quejarás Ahora mi pregunta: Espejo mágico, dime una cosa,¿quién es en este Reino la más hermosa?

34 comentarios:

  1. Tienes razón, mira que hay preguntas que hacerle a un espejo mágico. Si fuera hoy preguntaría en twiter, facebook y demás, que es donde los ególatras de todo pelaje campan para ser admirados e idolatrados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás la diferencia está en que en las redes sociales no hay respuestas solo confirmaciones y rechazos. Creo como tú que las redes son refugio de idolatrías varias para también lugar para que el orgullo se estrelle contras el asfalto si no andas con cuidado.

      Eliminar
  2. Cuánta verdad en estas fantásticas líneas. Somos muy chapas y esto es una gran crítica a cromosomos de ruines! Me encanta Max, como me gusta cuando pones el dedín en la llaga :) Un besote enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Ana Lía, no creas que es bueno poner el dedo la llaga siempre, a veces se infecta. Hay mucha chapa por eso nunca es malo tener un abridor a mano y que se derrame el contenido.
      Besotes

      Eliminar
  3. Qué gran verdad esa de que todos somos espejos, aunque no parezca tan evidente a primera vista -y nunca mejor dicho. Sí, unos somos la imagen de otros, resaltamos unas cosas y rebajamos la intensidad de otras, pero en el fondo siempre se llega a la misma conclusión: somos todos muy parecidos. Cosa que por otra parte no sé si da un poco de grima o es deseable. Los espejos, por desgracia, no tienen las respuestas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los espejos no tienen respuestas y como sabes bien puestos cerca unos de otros reproducen hacia el infinito la misma imagen, lo cual puede producir falsas expectativas de importancia a lo que solo es un puro reflejo de otro reflejo.
      A mí estas cosas más que grima me dan miedo, uno al final no sabes donde está la realidad. Recuerda aquel final de La Dama de Shanghai de Orson Welles que lo explica visualmente muy bien y que no me resisto a colocar aquí desde este enlace.

      Eliminar
  4. La combinación de la primitiva. Que le de la combinación de la primitiva y verás si se vuelve la mujer mas guapa del reino con un EuroMillón de esos que tienen superbote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Crees que es más libidonosa la pasta que el poder? Hummm yo creo que lo cojonudo es tener suficiente poder como para prescindir de la pasta. Hacer con el rey dimitodo rey de este país que no usaba tarjeta ni llevaba nunca nada suelto ¿para qué si todo el mundo te lo entrega todo gratis?

      Eliminar
    2. Eso es mucho poder. Y como decía el tío Ben: Un gran poder conlleva una gran responsabilidad. ¡NO! Me quedo con la pasta.

      Eliminar
    3. La responsabilidad es una cosa muy llevadera cuando puedes darle caña a algún imbécil para que pague por tus culpas.

      Eliminar
  5. Estoy pensando pensando... y será que tengo poca curiosidad ya, no se me ocurre ninguna pregunta para hacerle a un vidrio mágico.

    Si he entendido bien, el espejo, al modo borgiano, opina que, en gran parte, somos lo que los demás perciben a modo de reflejo. Lo que nos da entidad, al menos en el ámbito social. Sí y no.

    Esta reina es cansina con la belleza, yo del espejo haría mutis por el foro.

    Un abrazo y buen fin de semana!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, creo que esa es la idea del espejo, la entidad te la dan los demás a través de tu propio reflejo. Es decir, no esel pensamiento a la manera cartesiana la que genera la constatación de la propia existencia "cogito ergo sum", son lo demás los que otorgan solidez al individuo que sin ellos solo sería un conjunto de sensaciones diversificadas e incoherentes.
      Pobre espejo, quiere ser otra cosa pero está condenado a ser siempre lo mismo.
      Un abrazo y feliz resto de semana

      Eliminar
  6. Yo no me perderé en complicados análisis psicológico-existencialistas, sólo te diré que has conseguido tu objetivo (supongo): me he partido el nabo!!! Gracias por el buen rato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira, a mí me con esa me llega y me haces feliz. Gracias ti.

      Eliminar
  7. Pues sí, si que lo tienen difícil estos dos para entenderse, tienen el mismo genio, o sea, son cada uno el espejo del otro. Menos espejo y más ballet, eso es lo que hace falta. En tus manos los cuentos se transforman de una manera... menos mal que a la de los pajaritos la has dejado tranquila y anda ajena a todo este lío de egos y reflejos.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te olvides que el ballet nace en un mundo de espejos y sí los dos personajes son espejos del otro pero además muy impertinentes. La de los pajaritos ya tiene lo suyo con sus cursilerías pero no está libre de que la ponga bajo el foco.
      Besos

      Eliminar
  8. La vanidad de la reina puede con la paciencia del espejo mágico y ademas tiene un defecto muy común en los vanidosos que no escuchan a nadie si no así mismo.Esto se puede aplicar a muchos cuentistas y teatreros que andan sueltos...Que solo se miran su propio ombligo.

    Me encanta ese rizar el rizo los cuentos en tus manos son hojas de doble filo...

    Un abrazo que pases feliz finde Krapp.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es vanidosa y obsesiva, en realidad quiere que la quieran por encima de cualquier otra cosa. Es poderosa pero muy vulnerable a la opinión ajena, sin duda tiene un enorme complejo de inferioridad. Con lo cual no puede escuchara a nadie que no confirme lo que ella quiere pensar de si misma.
      Un abrazo y feliz resto de semana.

      Eliminar
  9. Esta señora me reKuerda mucho a otra muy Kabrona que Konozco y que padezKo pero ya le Keda poKo me parece ;)!

    Besos, krapp, y muy buen finde.

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida, Fer, ojalá esta posición vital fuera en exclusiva de los políticos y de esa K múltiple de la que hablas, pero me temo muy mucho que está instalada en nuestra sociedad, como un actitud habitual y en la que en alguna medida todos estamos contaminados

      Eliminar
  10. También conozco a la Señora innombrada de María PAZ y encuentro acertada la conexión que hace con la reina del espejo...

    No me gustan los espejos, pero sí la verdad. Una contradicción más... ¡Qué le vamos a hacer! Mi relación con esos objetos es de amor/odio. Los último, cada vez más acentuado. ¿Por qué será?

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda la señora gobernante tiene rasgos prototipicos y es capaz de
      hacer con sus rivales, lo que la del cuento hizo con su rival pero bueno no hace falta llegar a tal extremo, ya que estas actitudes son el pan nuestro de cada día.
      No soy capaz de responder a esa pregunta, me convertiría en espejo y por lo tanto no te gustaría nada como acabes de escribir tú.
      Un abrazo

      Eliminar
  11. De ahi que los vampiros no se reflejen en los espejos, eso contribuye de manera especial a su supervivencia; son inmortales que, sin más preocupaciones que llevarse alimento a la boca, son felices, sin remordimientos, porque son los espejos los causantes de los mismos.
    Después están los que se miran mucho al espejo porque son débiles, otros porque están solos, aquellos por el beneplácito popular, poderosa droga sin duda de la que es difícil desengancharse.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No había pensado en los vampiros y es verdad si no se reflejan es porque son inmortales y carecen de ego. Sin ego todos seríamos inmortales y no nos reflejaríamos en los espejos.
      Siguiendo esa interesante teoría cuanto uno más se mira el espejo más mortal, más vulnerable, con menos capacidad de elevarse sobre la realidad.
      Me gusta

      Eliminar
  12. El espejo no engaña, pero nosotros sí. Somos capaces de ver lo que no existe. Hay anoréxicas que se ven gordas y gordas que se ven delgadas. Casi mejor no preguntar, jajaja.
    El mejor espejo es preguntar a una persona que nos quiera.
    Bicos, Krapp.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Crees que el espejo no engaña? ¿Por qué esas personas están empeñadas en verse de forma distinta a como son? Es como si se vaciaran su personalidad y volcasen sobre el espejo su subconsciente o más bien el castigador que se ha propuesto disciplinar su inconsciente alterado.
      Soy de la opinión que el amor depende más de la gratificación recibida que de la gratificación otorgada. Los amores no correspondidos son la proyección exterior de los huecos que el propio ego no puede llenar.
      Bicos

      Eliminar
    2. Bueno, quería decir que las personas que nos quieren siempre nos ven bien. Del otro amor, el de pareja, no entiendo mucho, pero seguramente tienes razón, jaja.

      Eliminar
    3. Pues yo creo que hasta en los amores filiales y desinteresados hay más satisfacción en la recompensa que en la entrega. Tampoco me hagas mucho caso que soy de un escéptico subido.

      Eliminar
  13. Muy buen relato; seguramente todos hemos pensado qué le preguntamos al espejo, o qué buscamos en él. Creo que al espejo se mira la vanidad, el ego...Solo se busca la belleza exterior convencional.¡Una obsesión que caracteriza nuestra época!

    Un afectuoso saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Fanny. Creo que sí, que es el ego el que se mira en el espejo, lo cual no implica necesariamente que esté vinculado a la vanidad pero sin duda puede producirla si se agarra al espejo como única forma de supervivencia.
      La belleza exterior libera de algunos problemas pero genera otros similares o incluso peores.
      Un saludo y encantado de verte por aquí

      Eliminar
  14. Como buen galego, siempre te he visto comodísimo usando el esperpento valleinclanesco pero nunca tanto como en estos últimos post, mi querido Dr KRAPP , porque si era despiadado el comisiario culpabilizado, mucho más el ocupa culpabilizador, tal cual sucede ahora con la reina y su espejo cuyo ego y vanidad van a la par si no son aun más grandes que los de al propia reina, de manera que sí, ciertamente todos somos lo que nuestro reflejo nos devuelve, guste o no lo que refleja, lo malo es que nadie solemos ver nuestro reflejo o si lo vemos lo modulamos entoenando la mirada y sí que miramos con lupa el de los demás motivo por el que somos tan ligeros y a veces duros con la crítica ajena y tan escurridizos y benévolos con la autocrítica que al final es la única de la que de verdad podemos sacar conclusiones y corregir ... no sé, a mi nunca me han gustado los espejos más que para agrandar el espacio visual de las habitaciones pero no me produce ningún placer verme en ellos, como tampoco me gusta nada que me hagan fotografías... aun me pregunto el por qué de la obsesión compulsiva que le ha entrado a todo el mundo con lo de los selfies... ¿ no te parece que cada ida estamos más idiotizados en general? a mi sí;-)

    Pero bueno, como siempre me estoy enrrollando y no te voy a decir nada de esta preciosidad que has colgado del guitarrista argentino Fernando Egozcue a quien escuché con el violinista Ara Malikian aquí en Vigo y me dejaron embobada ( puede que sea hasta quien interpreta este tango del ballet) y que siento en Argentina no sé si se le aprecia en lo que vale por estar afincado aquí en España pero es una verdadera delicia, gracias por todo, pero sobre todo por esta guinda de " vidrio " ;))

    Montón de besos con todo el cariño a punto de nublarse el sol aquí, dicen que ya vuelve la lluvia... ¿ le preguntamos al espejo a ver si va a durar mucho? ;))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ajá ¿a que te has acordado de aquella definición del esperpento creo que del propio Valle Inclán que asociaba su imagen a los espejos cóncavos y convexos que deforman la realidad para poder criticarla?
      Lo malo de la reina, como sugieres, es que no quiere saber la verdad, sólo que le confirmen en la mejor versión de si misma. Qué digan lo estupendísima que es por encima de cualquier otra alternativa.
      ¿Tiene el espejo ego siendo solo el reflejo de otros o lo tiene por la entidad que le da la reina al usarlo como interlocutor? Entonces si fuera lo último, no se le podría acusar nada por ser lo que es si no por parecer otra cosa y atreverse a ser asesor de belleza de su Majestad. Ya no es espejo quizás porque no solo refleja, encima da opiniones. La magia le otorga el ego que su condición le impide tener. Yo también me he enrollado, tranquila y no veas lo que se enrollaba Foucault cuando hablaba de Las Meninas y el famoso espejo en un libro extraordinario: Las palabras y las cosas.
      Cada día estamos más idiotizados porque la sociedad del consumo descubrió la vulnerabilidad del hombre individual y le ataca mientras aparentemente le dice lo hermoso que es ser el mismo sin depender de grupos o cualquier tipo de instancia que desafíe su ego.
      Vi Ara Malikian hace unos años y es un violinista maravilloso, en cambio no conozco a Egozcue.
      Muchos besos, todavía no ha llovido por aquí.

      Eliminar
  15. Respuestas
    1. No tienes nada mas interesante que.aportar palurdo

      Eliminar