27 noviembre 2014

Gracias, viento, ya estoy dentro

Era una pompa pomposa y afectada. Presumía de su noble alcurnia a la menor ocasión y conseguía que sus compañeras, pompas comunes de jabón, la mirasen con creciente antipatía.
  • Ya sabéis que procedo de una familia relevante. Pompeya se llama así por una antigua pariente mía surgida de una burbuja de leche de loba. De ahí deriva además el clan de los Pompeyos.
  • Bah, mientes. 
  • Pensad lo que queráis pero decidme: ¿por qué para honrar a los difuntos se usa el término de pompas? Eh ¿ por qué? 
  • Ni idea. ¿también lo inventó tu familia? 
  • Pues claro, las pompas son sinónimo de honor, estilo y dignidad. Lo propio para homenajear a los muertos. Mis antepasadas eran un modelo de honor, estilo y dignidad por lo tanto era lógico que los humanos se acordaran de ellas en las ocasiones luctuosas más solemnes.
  • Ahora dirás que eso de llamarle al culo pompis procede de una tatarabuela por parte de madre. 
  • Y seguro que Madame Pompadour también era de tu familia.
  •  Por no decir la marca de té.
  • Y no digamos el porompompero de Manolo Escobar
  • Porompom pón, poropo, porompom pero, peró, poropo, porom pompero, peró, poropo, porompom pon. 
  • Juajuajua.
  • Sois unas estúpidas y vulgares pompas sin estilo, linaje ni educación. 
  • Claro y tú eres una burbuja de Freixenet
  • ¡Que va! ella es la hermana pequeña de la burbuja inmobiliaria, esa que dicen que explotó. Jajajaja. 
  • Reíros bobas, reíros. El futuro no está escrito y yo voy a ser alguien diferente y especial. Dejad que llegue mi momento.
La pompita ofendida se fue del grupo con gesto displicente y se sentó tras una nube para esconder su congoja. En eso llegó un viento frío del norte la cogió por la cintura y le arrastró volando lejos de allí.

Voló, bailó y no se amilanó por cabalgar a lomos del viento. Finalmente se sintió mareada y le pidió a su  portador que le dejara en alguna parte del espacio/tiempo. Se sentía muy hinchada y por primera tuvo miedo de que llegara su fin sin haber alcanzado su deseada grandeza.
Abajo había una enorme plaza repleta de seres humanos enfrente a un viejo palacio. Pancartas, pañuelos, chillidos, banderas, uniformes, boinas, flashes. En el balcón, el anciano jerarca vestido de gala y con una banda cruzándole el uniforme, levantaba su trémula mano acompañado por las sonrisas de los jerarcas menores, de su enjoyada mujer y de la cara asustada de su elegido sucesor.  

  • Españoles: Gracias por vuestra adhesión y por la serena y viril manifestación pública que me ofrecéis en desagravio a las agresiones de que han sido objeto varias de nuestras representaciones diplomáticas y establecimientos españoles en Europa, que nos demuestran, una vez más, lo que podemos esperar de determinados países corrompidos, que aclara perfectamente su política constante contra nuestros intereses...
La pomposa pompa se sentía francamente mal y decidió que no encontraría un sitio más honroso, digno y elevado para explotar y terminar su vida que las fauces del viejo dictador.
  • Viento amigo,  quiero que me dejes dentro de su boca.
El general proseguía su monótono discurso:
  • Todo obedece a una conspiración masónica izquierdista en la clase política en contubernio...
  • Gracias, viento, ya estoy dentro- dijo la pompa.
  •  En contubernio...- repitió el dictador después de tragársela entera.
  • ...con la subversión comunista-terrorista en lo social, que si a nosotros nos honra, a ellos les envilece. Estas manifestaciones demuestran, por otra parte, que el pueblo español no es un pueblo muerto, al que se le engaña. Está despierto y vela sus razones y confía que la valía de las fuerzas guardadoras del Orden Público, y suprema garantía de la unidad de las Fuerzas de Tierra, Mar y Aire, respaldando la voluntad de la Nación, permiten al pueblo español descansar tranquilo. Evidentemente, el ser español ha vuelto a ser hoy algo en el mundo. ¡Arriba España!
 
De la pompa nunca más se supo. Quizás estalló allí dentro y fue la anónima culpable de que aquellos humanos excitados se cansaran de levantar el brazo y cambiaran su gesto hacia abajo para meter un sobre en una urna. Los libros de historia no la nombran. ¿Pero quién se iba a fijar en  una pompa pomposa, afectada y presumiendo de su noble alcurnia?

26 comentarios:

  1. A lo mejor el estallido de esa pompa precipitó el final del Dictador....

    Escuchar otra vez ese discurso y observar a la masa enfervorizada da mucho que pensar y no muy bueno, por cierto. Siempre he pensado que no hay dictadores sin partidarios...Nunca me ha gustado formar parte de las muchedumbres, manifestaciones, etc. Se despersonaliza uno y acaba gritando lo que no quiere ni piensa. Me pasó una vez en el Nou Camp y estoy seguro de que solo no le habría gritado al árbitro de esa manera...

    Ni entonces ni ahora la identidad española aporta fundamento para vanagloriarse de ella. Nunca he comprendido a las personas que babean hablando de la Patria,,,No sé en qué división militamos ni me consuela que otros estén más abajo. Ser parte de esta denostada piel de toro produce más sinsabores que otra cosa. No culpo a nadie. Todos colaboramos con o sin conocimiento de causa...

    Que soy poco patriota... Pues, sí. ¿Y qué? Prefiero luchar por ser persona, que no es poco...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, podría ser un antecedente de esos mártires islamistas que se hacen saltar en pedazos en nombre de un noble causa.
      Lo que desconozco es el cual es el paraíso, el jannat, de las pompas ¿un baño de espuma?
      El espíritu de la masa atenta contra la razón individual y por desgracia tenemos un drama reciente que lo confirma y que aquí se ha vivido de forma especial como imaginas. Me refiero a lo del domingo por la mañana alrededor del Vicente Calderón.
      Ni la española ni ninguna otra identidad requieren tanto sacrificio. Solo la propia y por mera supervivencia individual.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. En el vídeo que has incluido de Disney Latino el personaje principal es "Topa",. Le llaman así por parecerse a un "pato". Ciertamente, en estas cuestiones políticas de aquí y de allá es mejor echarse a volar al viento como una pompa de jabón.

    Muchos besos.

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo conocía, gracias Fer. Al final todos los conflictos políticos son el mismo conflicto o lo parece
      Besos

      Eliminar
  3. ¡Divertida canción "pompa de jabón" no la conocía!

    Siempre ha habido un antes y un después:eso es inevitable ,es el peso de la historia, pero nos están agotando con tanta memez , ya esta bien es el dia a dia que se repite lo mísmo :como el estribillo del porompompero.Casta alta y casta baja; simplemente vivir y dejar vivir que es de lo que se trata que cada uno viva según sus posibles.

    La burbuja inmobiliaria, es una de las burbujas que estamos pagando en el s.XXI con más corruptela y desvergüenza.

    Me ha encantado este rizar el rizo con esta pompa pomposa.

    Un abrazo Krapp.



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco la conocía hasta que la encontré y descarté la de Teresa Rabal.
      Ojala nos agotamos y pasemos otra cosa. La vida tiene que ser más estimulante que esta mierda a la que al parecer estamos abonados.
      Gracias, Bertha, siempre me han gustado los rizos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Quedo impactado en multiples niveles por ésta pieza que surgida del humorismo se remonta a mostrarnos las descomunales claques de autoalabanza que montaba el franquismo, del cual sufridamente quedan efectos remanentes.
    Debió ser penoso para los españoles estar sometidos por el espantajo que muestras en uno de sus momentos claramente Macarthyanos.
    Ojalá se plasmáse una version cinematográfica de Oliver Stone contando toda ésta historia.
    Un abrazo. BRAVO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Visto así desde fuera y pasado el tiempo casi parece imposible que se haya vivido durante 40 años en aquella tragicomedia triste del franquismo. Todo era así ampuloso, desagradable e infinitamente miserable. Lo malo es que quedaron su huellas. en nuestra cultura.
      Sí, quizás sería bueno que un director extranjero se ocupase del tema aunque si hubiese que citar una película que clavase bien lo que fue el franquismo me quedaría con la que hizo nuestro mejor director de siempre:
      Ésta en concreto de la que te pongo el enlace.
      Un abrazo y muchas gracias

      Eliminar
  5. Una mezcla muy curiosa. Es que en el fondo todo parece irreal, lo de la pompa y lo de Franco. Y el locutor pone la guinda con esa voz tan serena y convencida, para que nos lo terminemos de creer. Pero como todo vuelve, a ello estamos volviendo a pasos agigantados. Menos mal que la pompa debía de estar envenenada porque se murió, "el pobre", muy poco después. Y ahora necesitaríamos unas cuantas pompas que se lleven a todos estos pomposos herederos suyos con viento fresco.

    ¿Lo que baja colgando en la imagen son arañas? De colores pero arañas, ¿no?

    Y otra pregunta, si no es mucho preguntar ¿entonces hipnopómpico de dónde viene? ¿De que nos hipnotizan con pompas?

    Besos, Dr. Krapp. Es genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo era irreal, debe ser que todavía no teníamos monarquía y por lo tanto no había una verdadera realeza :)
      Una pompa en la barriga de Franco pudo haber causado estragos, estaba tan deteriorado como su propio régimen.
      Lo que baja colgando son arañas pomposas aunque yo creo que suben ¿no? pero bueno, no te fíes de mi que soy gallego. Quizás las pompas sean crisálidas y luego se conviertan en arañas. Ni idea.
      ¿Qué es hipnopómpico? Conozco himnos pomposos pero no sabría precisar.
      Si dices que es genial yo mismo me convertiré en pompa abandonando mi habitual modestia
      Besos

      Eliminar
  6. Yo no sé cómo se te ocurren estas cosas DR KRAPP, a veces me pregunto de qué dispositivo neuronal estás dotado para relacionar las cosas que relacionas. Por más ingeniosas, agudas y perspicaces que resulten las relaciones que haces de los significados, significantes, lexemas y morfemas de una frágil y etérea pompa, casi resulta terrorífica su historia y su final...
    ¿De verdad no te da pena? será que meencantan las pompas de jabón, siempre me han parecido pura magia que me es imposible verlas como algo pretencioso afectado y pomposo... tampoco siento animadversión contra los pedantes pomposos, solo me dan pena...si se hacen muy cargantes pueden llegar a crisparme, pero vistos desde lejos son solo dignos de lástima, son pobrecitos con aspiraciones que se quedan en eso.. proyectos de algo de ahí su petulancia pomposa... o presumen de ellos mismos o ... de qué van a presumir. En cuanto a los afectados me parecen seres que no encuentran su manera de expresarse. Olvidaron como hacerlo con naturalidad a fuerza de exagerar y probar poses ... otros pobrecitos... ¿ lo ves? ¿ como se puede hacer una carnicería pomposa con jabón y agua?

    La trama y urdimbre de las historia para 10, pero anda ... deja de ser malo! ¿vale? .. bueeno.. que exploten todos los pomposos y vuelen por el aire todas las pompas irisadas .. yo soplo desde abajo para que no se caigan.


    Muuuchos besos y feliz finde llenito de sol ¿ no te pone contento el sol? :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que mis neuronas son en realidad pompas domesticadas y no veas, a veces me cuesta dios y ayuda mantenerlas en orden de batalla.
      Todas las historias tienen un final, debemos reconocerlo aunque nos pese, mejor que sea a lo grande en una kermese heroica que favorezca la suerte de otros.
      Yo tampoco siento animadversión hacia los pomposos. lo malo es si se les escapa el aire, éste se convierte en ventolera te pasa por encima y luego pillas un resfriado.
      Los afectados deberían no ser egoístas y postularse para modelos de pintores y escultores, unas pelillas vienen bien para financiar el postureo.
      Tú siempre quieres estar del lado de la defensa, prometo no ser malo pero debes ponerte alguna vez la toga del fiscal.
      Me pone contento el sol cuando le da por salir y hoy martes es´ta de pena la cosa.
      Muchos besos

      Eliminar
    2. Que verdad más grande has dicho siempre me sale la vena de abogado defensor hasta con Jack el destripador jaja es una enfermedad! No se me da bien ser fiscal, soy una blanda:-)

      Muaaaks! Venga ánimo! que ahora mismo está asomando el sol!

      Eliminar
  7. Pompas de jabón alegres y juguetonas y va y esta nos sale pretenciosa y escoge al enano gruñon para pasar sus últimas horas. Ya te vale!

    Un abrazo

    Josela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el peligro de querer ser diferente que luego llegas a sitios donde a lo mejor no querías estar.
      un abrazo

      Eliminar
  8. Hay una cierta confusion del termino patria con estado, la patria es intangible y más dada a las emociones y el Estado es gris, triste y a nadie emociona, pero paga pensiones y sueldos a funcionarios.
    A mi me gusta más la eficacia que la pompa, o como decia uno que no me acuerdo ahora como se llama, prefiero Excell a Power Point. Saludos Doctor..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una división razonable la que expones, recuerda que Patria en inglés es Homeland, "la tierra del hogar, y en castellano deriva de Pater, Patria. Es decir tiene unas connotaciones sentimentales evidentes.
      Aunque me gustan más las imágenes del Powerpoint que las cifras de Excel, prefiero sin embargo la eficacia sobre la pompa aunque cuidado con los que se valen de ella para convertir el mundo en un engranaje.
      Saludos

      Eliminar
  9. Me has dejado impactado.
    Hace poco acabo de ver una serie, basada en una historia de la escritora Maria Dueñas. El tiempo entre costuras. Y pude darme cuenta de lo que fue la España Republicana. Y oir el discurso de este dictador me remontó a mi patria. Será que todos son iguales?

    Felicitaciones
    CArlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vi esa serie no hace mucho y ofrece un buen retrato de los primeros años de la España Nacional, la de Franco.
      Las dictaduras tienden a parecerse y ya sabes que Franco tuvo muy buena relación con Fiel más allá de algún problema puntual con el embajador español con la llegada al poder de los castristas.
      Muchas gracias, Carlos

      Eliminar
  10. Mucha pompa y circunstancia era el general ese del que usted habla, herr doktor. De hecho, yo creo que todas sus costuras eran pompas. Por desgracia, las figuras que algunos consideran "egregias" suelen tener esa constitución. Que por cierto, La Collares, su amada esposa, era otro ser de la misma naturaleza, muy conocida por su afición a las joyas y por supuesto a las perlas. ¿No es una perla la queratinización de una pompa, no habrá algún tipo de atracción incosciente por lo fatuo en ese tipo de aficiones?

    En fin. Si no fuese por lo sangrientos que suelen ser este tipo de personajes, casi moverían a la risa. Pero por desgracia, esa tendencia pomposa lleva implícito, entre otros, el desprecio por la vida ajena: solo son importantes ellos. Los demás somos un simple número.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El aire puede servir para disimular el hambre y todos aquellos discursos floridos y grandiosos del régimen, no sólo de él, necesitaban mucho aire para disimular las carencias y las miserias.
      Siempre recuerdo aquellas escenas magistrales de "Canciones para después de una guerra" mezclando imágenes del NODO con las canciones de moda por entonces donde se contrastaban vivamente la realidad, aún falsificada pro ese noticiero, con la propaganda.
      No me resisto a poner aquí un fragmento de la película de Martín Patino.
      Saludos

      Eliminar
  11. Qué pomposo se ha puesto. Los fastos del régimen anterior eran de los que inflamaban el ánimo de tal manera que lo mismo te ibas a Rusia a matar rojos que te quedabas afónico en la plaza de oriente insultando al contubernio judío-masónico que nos ninguneaba.
    Eso sí, lo mejor el interludio musical.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A falta de pan buenas son las tortas ideológicas en forma de propaganda. La verdad es que muchos de los que se fueron a Rusia lo hicieron para tapar su pasado republicano y evitar que los liquidaran o para conseguir una paga después de la guerra. Evidentemente también estaban los recalcitrantes del régimen.
      Lo del 75 se explica por los bocatas, el día de paga sin tener que currar pero también por el papanatismo imperante, sin duda.
      El interludio es un separador de secuencias como diría Juan de Pablos.

      Eliminar
  12. Me admira tu capacidad para imaginar diálogos y relacionar temas que parecen distantes. Esas musas que te inspiran son extraordinarias. Ver a Franco en directo me ha colapsado.

    Hablando de la historia, me parece extraordinario este fragmento de Milan Kundera de "El telón" (igual lo podríamos embarcar en una pompa):

    “(…) el hombre queda separado del pasado (incluso del pasado de hace unos segundos) por dos fuerzas que se ponen inmediatamente en funcionamiento y cooperan: la fuerza del olvido (que borra) y la fuerza de la memoria (que transforma).

    Es la evidencia de las evidencias, pero es difícil de admitir porque, cuando la pensamos hasta el final, ¿qué ocurre con los testimonios sobre los que descansa la historiografía?, ¿qué ocurre con las certezas del pasado y qué ocurre con la propia Historia, a la que nos referimos todos los días con credulidad, cándida y espontáneamente? Tras el frágil linde de los incontestable (no cabe duda que Napoleón perdió la batalla de Waterloo), se extiende un espacio infinito, el espacio aproximativo de lo inventado, simplificado, exagerado, de lo mal entendido, un espacio infinito de no verdades que copulan, se multiplican como ratas y quedan inmortalizadas”.

    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Luna, mis musas y yo mismo te agradecen tus palabras.
      Ver a Franco da colocón lo sé, es como una droga dura verlo aparecer así, de repente, como quien no quiere la cosa. De vez en cuando a mucho tonto que habla por hablar le vendría bien poner algún discursito de Franco para saber lo que vale un peine y de paso conocer de la que nos hemos librado.
      Me gusta mucho esa cita de Kundera.
      Es cierto que existe una lucha dialéctica entre olvido y memoria en la que las dos parte exigen parecido protagonismo.
      La historiografía trabaja con documentos falsificados o falsificadores ya que siempre retratan una realidad interesada. Se podía alegar que los documentos diplomáticos, legales etc... que se conservan en los archivos tienen un significado preciso y concluyente pero no es cierto, más allá de los hechos específicos y mensurables no hay más que pura interpretación.
      Ojo, la interpretación de los datos es consustancial a la ciencia ya que los datos en si mismos no tienen significado. Lo que ocurre con la historia es que permite recontar y recontarse desde una perspectiva que sin desafiar la realidad, en si misma un enigma, puede literaturizarla al gusto del escritor y del consumidor. Más complicado hacer eso, aunque no imposible, en la termodinámica o en la biotecnología agropecuaria.
      Un abrazo

      Eliminar