10 abril 2014

El Gran Manipulador atrapado (K.E.25)

Me llamo Fiz Arou, soy detective privado en Kaskarilleira y me pilláis en el mismo momento en que el Gran Manipulador está lanzando sobre mí su mirada diabólica de demiurgo feo y brutal. Al parecer quiere cortarme en rodajas, como si fuera un chorizo de Cantimpalos, y usarlas luego para recauchutar a los ciborgs políticos que nos gobiernan.  Estoy jodido pero contento, la vida solo es vida en estos momentos de rara intensidad.
  • Ésto no tiene buena pinta -dije con poco convencimiento- Al parecer estoy a su merced y no tengo humana escapatoria.
  • Una apreciación acertada que le honra en su derrota. En unos instantes mis hombres le llevarán al laboratorio para desmenuzarlo. No se preocupe, usarán anestesia y además son muy hábiles con el bisturí. Le garantizo que lo trocearán de forma admirable.
  • Me tranquiliza oírle hablar así, el sadismo no debe estar reñido con la buena educación. Pero antes...- interrumpí la frase hasta que terminó de reírse tras mi absurdo comentario anterior- Pero antes quería pedirle un favor. Tengo aquí algo que deseo enseñarle.
Se puso rígido en el asiento y estiró de forma impúdica toda los músculos de la cara hasta casi revelar la calavera estridente que tenía debajo. Insistí:
  • Es el último favor que le pido, luego estaré a su entera disposición.
  • Sé que no tiene armas, el escáner no apreció nada.
  • ¿Un arma? No me sobrevalore. Se trata de algo insignificante-metí la mano en el bolsillo de la bata y extraje un pequeño dedal que coloqué encima de la palma de la mano derecha- Cuando llegué aquí, era una mínima esquirla metálica invisible para un detector.  Ahora, al humedecerla con mis dedos, ya tiene este tamaño.
  • ¿Trucos de enanos, eh?
  • Nooo, ciencia de enanos. Ustedes los científicos están tan absorbidos con sus propias investigaciones que no son conscientes de los progresos en otras áreas y menos si los realizan individuos minúsculos sin aspiraciones a un Nobel. Si me permite voy a colocarlo en el suelo-así lo hice- Y ahora le echaré encima un pequeño chorro de agua de este vaso que hay en la mesa.
El tipo se quedó quieto mientras yo seguía obrando. Cuando el dedal empezó a crecer, crecer y crecer hasta alcanzar el tamaño de una cabina de teléfono, mi amigo el Manipulador ya estaba descompuesto en su blanca palidez.
  • Voila, conseguido. -Pegué tres golpes en aquella cápsula metálica y apareció el vano de una puerta- ¿Me acompaña?
  • ¿Está de coña, cree que me voy a meter ahí dentro, en su trampa?
  • ¿Tiene miedo? Vaya, creí que se sentía seguro rodeado de decenas de personas de su entera confianza en su fortaleza subterránea a prueba de invasiones. Además su impunidad  está protegido por sus ciborgs políticos ¿No lo recuerda? Como si fuese el mismísimo rey. Anímese, seguro que su acrisolada curiosidad científica no le perdonaría perderse semejante oportunidad.
Sacó un Magnum 500 del cajón del escritorio y me apuntó a la cabeza. 
  • Entre y yo le seguiré. 
La puerta se cerró automáticamente detrás de nosotros y en el momento en que el Manipulador se dio la vuelta para intentar abrirla de nuevo, me eché a correr como un poseso por el túnel oscuro que tenía delante. La deslumbrante luz de los focos y un estruendoso aplauso me acogió en el estudio de televisión. Detrás de mí apareció El Gran Manipulador que aturdido dejó caer el revolver al suelo. Abajo, en el centro del escenario, se oyó la voz del conductor del programa que nos invitó a pasar:
  • Aquí los tenemos, amigos. Por fin han llegado. El primero, Fiz Arou, nuestro audaz y entrañable detective y detrás, algo sorprendido diría yo, el Gran Manipulador de su propio mundo virtual. Ya lo conocéis, se trata en realidad del inquietante y sibilino Dr. Krapp. Es hora de que demos paso a la publicidad.

42 comentarios:

  1. Juan Palomo no te llega ni a los tobillos, Krapps¡¡¡¡ jjajajajajaja
    Es broma eh???
    Me gustan estas historias que te montas :D Estoy segura de que como catarsis te debe funcionar de vicio, a que sí??? Ojalá yo tuviera tu ingenio para liberar tensiones y malos rollos.
    Un beso muy fuerte, Doc. Ando pelín dispersa, pero si tengo un ratito os leo con avidez.
    :***********************

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juan Palomo es un mindungui que se cree el amo de palomar. Además sus alas son tangibles y poco prácticas.
      Respecto a la catarsis soy mal terapeuta de mi mismo pero algo ayudan.
      Espero que te vaya bien, ya que últimamente no sé casi nada de ti. Te deseo una feliz Semana Santa. Gracias por el esfuerzo de leernos.
      Besos cálidos pero primaverales.

      Eliminar
  2. El Gran Manipulador atrapado en la Gran Manipulación! quiero saber cómo sigue!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Seguir o no seguir? No tengo nada clara que esta historia pueda tener continuidad sin desvirtuarla mucho sin caer en situaciones cada vez más inverosímiles. Ya se verá.

      Eliminar
  3. Una buena historia en entregas, y al final apareces tú. ¡Has quedado atrapado! Manda, por favor, a toda la brigada de los enanos y al detective Fiz Arou para aquí. Trata de quedarte en España, no intentes atrapar a nadie en Buenos Aires hoy. Estamos de paro general, todos guardados en casa, con piquetes en todas las vías de acceso y ya comenzaron a reportar incidentes... Hay un lío mayúsculo, amigo Krapp.

    Muchos besos y gracias por divertirme siempre!

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Entonces que hago, Fer? ¿Mando a la tropa y yo me quedo en casa bien protegido?
      Siento mucha tristeza por lo que está pasando en Argentina. Siempre digo lo mismo pero siento que sigue siendo verdad: lo tenéis todo para ser ese gran país que irradia civilización a todo el mundo pero hay una especie de sino histórico que destruye esas posibilidades. Es como esa combinación latina mezclado a la cultura judía, eslava etc... generase un "pathos" ineludible.
      Besos y feliz Semana Santa

      Eliminar
  4. Que bien manejas estas marionetas sin que se noten los hilos: eres un profesional como la copa de un pino...-Me encantan estas puestas en escena y lo divertidas que son...-Muchas gracias por estos momentitos que falta nos hace ver el otro lado del espejo.

    Un abrazo para todos jeje!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye, muchas gracias. Qué conste que a veces pasan de mí y van a su bola y nunca mejor dicho, porque son como una bola de nieve que luego se despeña sola por la montaña. Me conformaría con aliviar un poco esa especie de losa que nos cae encima como si fuese algo irreversible.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Así que el gran manipulador estaba manipulado, y encima por el doctor Krapp, un tipo de cuidado. A ver quién se esconde tras él.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Cual es la última verdad? Chafardero, tu pregunta tiene tales connotaciones filosóficas que no me atrevo a responderla sin violar un secretol que debe ser de la categoría de eso que guarda el Vaticano en sus arcas sagradas tras 7 llaves.

      Eliminar
  6. ¿Pero cómo? ¿Que es usted el Gran Manipulador?

    Decididamente, no se puede fiar uno de nadie. Aunque con este giro tan inesperado, ya no sé qué pensar ni qué decir. Es evidente que esto hay que aclararlo, así que me quedaré con la duda hasta el próximo episodio. Domina usted muy bien el suspense, eso sí: esto no se lo esperaba ni el más fantasioso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qués es mejor vivir en la duda o aclararla con una verdad decepcionante? Además facilita la creatividad de cada cual imaginando un futuro posible. En resumidas cuentas eso de los finales abiertos que están tan de moda.
      Gracias por lo del suspense.

      Eliminar
  7. Hasta la última línea no te has descubierto. Espero que el programa manipulador no sea "El gato al agua". Menuda sorpresa. Je, je.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es mala idea lol gato ese de marras de esa infausta televisión que ya no se emite fuera de Madrid. Pero valdría cualquier tertulia al uso, con los actores habituales a esos eventos de un lado y del otro.
      Besos

      Eliminar
  8. Jaja esta historia tuya me empieza a recordar a una matrioskay y también... al show de Truman. Veamos, si continuas la linea matrioska, aun queda una muñequita más por abrir... la que contiene al Dr KRAPP y tras él a su gran manipulador jaja, si eliges la otra línea, siempre te puedes mantener al otro lado de la burbuja y yo... apuesto que esta es la linea que eliges, por su pueeesto... ¡The show must go on! ;)

    Que sigas disfrutando haciendo este show tanto como nosotros leyéndote mientras lo haces.

    Mil gracias y muuchos besos de finde soleado, como espero lo sea, dentro y fuera para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que pasa es que tengo unas manos enormes con inmensos dedos y apenas soy capaz de abrir estas matrioskas tan pequeñas que se encuentran en el vientre de las otras. Son tan frágiles que requieren una paciencia y un temple de relojero muy alejado de mi habitual descuido. Me gusta que te lances a las apuestas sobre lo que podría pasar ahora, aunque yo sé que con la idea de que yo elija la contraria, eh??? Está bien que recuerdes ese vídeo de Queen uno de los últimos que hicieron.
      Feliz Semana Santa, que ha empezado con sol y muchos besos.

      Eliminar
  9. Me encanta verte enjaulado Dr. Krapp. Te lo merecer por hacernos pensar tanto en lo que quieres transmitirnos con tus complejas narraciones y porque este propósito a muchos nos conduce a tomar conciencia de lo limitados que somos.... O que soy...

    Pero, aunque ya lo sabes, te recuerdo que esto de que el autor se introduzca como personaje en su propia obra ya está inventado desde hace tiempo. O sea, que no presumas tanto...

    Veo que también estás muy puesto en asuntos de armas. La Magnum 500 es, si no el que más, uno de los revólveres más poderosos del mundo. Tiene un cañón larguísimo. Tanto es así que se dice que puede utilizarse para cazar elefantes. Pregúntale al Juancar...

    Un abrazo y feliz S.S.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo diría que te veo algo sádico. ¿Si liquidas al autor, dado que el narrador es un personaje dentro de la historia, quién la cuenta luego?
      Yo no creo que mis narraciones sean complejas, solo su sentido último. Suena a pedante,pero me gusta que sean polisémicas y a veces ocurre y a veces no.
      No, nunca presumiré de haber inventado lo de autor narrado pero ya ha ocurrido antes en este blog. Te remito a esta vieja entrada del 2008 que tú comentaste en su tiempo defendiéndome después de la agresiva aportación de un troll, también hay otro más formal, mucho menos anónimo de lo que le gustaría aparecer.
      Sé de las virtudes de esa pedazo de arma infernal.
      Abrazos y feliz S.S.

      Eliminar
    2. He vuelto a esa entrada y me he quedado con lo mejor: llevamos 6 años intercambiado comentarios con alguna que otra pulla...Tenemos que felicitarnos mutuamente. Ahí va mi abrazo, Dr. Krapp.

      Eliminar
    3. ¿Solo llevamos 6 años?
      Lo nuestro no son pullas, son hermosas flores de primavera comparadas con las que se soltarán en tus heroicas y legendarias partidas de cartas.
      Vaya golazo ayer el de Bale, parecía el Correcaminos.
      Abrazos

      Eliminar
  10. Una historia muy buena, muy al día.
    SALUD.

    ResponderEliminar
  11. Cagüenlaleche!!! no te veo en ese papel. Tendré que retirarme a meditar. ¿No te convertirás en una animal mediático ¿verdad? Y encima enjaulado!!

    Me dejas preocupado ehh, que lo sepas!!

    ¿Un beso?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi versatilidad es conmovedora porque tengo alma de camaleón para sobrevivir a la marea negra de la cotidianidad. Lo de animal mediático me lo tengo que pensar, todo dependerá de la calidad del alpiste.
      Anibal Lecter y el Dr. Krapp somo más fieras entre rejas.
      Un beso y varios, claro.

      Eliminar
    2. Jajajaja, no me despistas con esas palabras, no creo que haya alpiste que te atraiga, pero si lo hay, voy a dedicar un tiempo a descubrirlo :))

      Besos!!

      Eliminar
    3. ¿Qué no hay alpiste que me atraiga? Tú prueba a ponerme un reguero de trocitos de queso o de bacalao al pil-pil hasta alguna guarida confortable.
      ¿Te lo he puesto a huevo, eh?
      Bicos

      Eliminar
  12. Yo ya lo sabia, aunque habia guardado un respetuoso y complice silencio, sabia que lo que buscabas es manipular en nuestras mentes, retorcerlas, llenarlas de dudas para que asi, en el oscuro espacio de la incertidumbre, tu nos guiases hacia esa Arcadia tuya feliz. Ese espacio donde manejaras las personas y circunstancias a tu conveniencia y beneficio, lo sabia porque se, a ciencia cierta, que todos tenemos escondido en algun lugar de nuestras dubitativas mentes a un Gran Manipulador, solo hay que darle la oportunidad de que se muestre y el poder para ejercerlo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Vaya cancion que te pone Maria... muy buena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿O sea que conocías mi condición y no habías dicho nada al respecto? ¿Querías que compartiera contigo el botín? Pero no sería justo, yo sudando la gota gorda retorciendo el metal, manipulándolo, convirtiéndolo en útil instrumento para mis maquinaciones y tú a verlas venir esperando sus resultados.
      Estoy de acuerdo contigo, todos llevamos un Gran Manipulador dentro que actúa como parachoques frente a los conflictos que genera nuestro yo a cada paso. Lo que pasa es que también tenemos un ContraGran Manipulador que lucha frente el otro para volvernos a colocar en nuestro sitio. Si nos liberáramos de esta guerra viviríamos mejor porque no no tendríamos una conciencia coñazo siempre presente.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  14. Gracias, Carlos. Si el show termina también desaparecemos nosotros.

    ResponderEliminar
  15. Tus historias me desconciertan siempre por su forma alegórica. Imagino que es una forma de ver el mundo como otra cualquiera. Es un modo de enfrentarse a la complejidad de la realidad alejándose de ella y viéndola con un cierto y particular sentido del humor no sé si beckettiano, pero sí propio del Dr. Krapp.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas veces las alegorías son posteriores a las intenciones. Intento Krapptografíar pequeñas escenas del mundo y para eso se requiere cierta distancia. Es lo bueno que tiene alcanzar una edad en que las cosas importantes dejan de serlo tanto y se relativizan idolatrías, fobias y manías.

      Eliminar
  16. Muy buena historia, atrapaste mi tarde! Saludos. Heydi Rossell

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Di cuando quieres que te la devuelva. Me molesta tomar costas prestadas y no poder luego devolverlas :)
      Muchas gracias, Heydi

      Eliminar
  17. No puede ser… que el inspector Fiz caiga en las garras del gran manipulador. Me huele que se deja atrapar para desenmascararlos ¡tiempo al tiempo!
    Un brazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Acaso insinúas que El Gran Manipulador no es este servidor que te escribe? ¿Piensas que me ha comprado Tele 5 y por lo tanto al final de todo está Berlusconi? Tendrás que demostrar esa teoría.
      Un abrazo

      Eliminar
  18. Una gran redada, hasta me pareció ver a Dr Krapp! Qué habrás hecho, alma de dios!

    Un beso

    Josela

    ResponderEliminar
  19. Lo bueno de alcanzar 'una edad' también es, que la final, el león casi nunca es tan fiero como lo pintan... eso sí, mejor encontrarlo desarmado y en compañía.
    Vaya a ser...

    ;))

    ResponderEliminar
  20. Lo bueno de alcanzar 'una edad' también es, que la final, el león casi nunca es tan fiero como lo pintan... eso sí, mejor encontrarlo desarmado y en compañía.
    Vaya a ser...

    ;))

    ResponderEliminar
  21. Lo importante es saber si pueden hacer algo más que enseñar sus dientes y aunque viejo, todavía es capaz de trascender sus "fachendosos" rugidos.

    ResponderEliminar