08 marzo 2013

Quítate, Dios, que llega el Comandante

Podéis llamarme gusano imperialista vendepatrias. Podéis acusarme de ignorante, de vendido al F.M.I., de mercenario al servicio del oro yanqui.  Podéis considerarme un repugnante personaje de esta Europa decadente y corrupta incapaz de comprender las infinitas bondades de los regímenes políticos revolucionarios que están triunfando en los países periféricos. Podéis llamarme lo que os plazca, pero ignoraba que detrás del Comandante Hugo Chávez se escondía el paradigma del  hombre perfecto, del mesías que podría hacer de nuestra vida un paraíso tangible y cercano.  
No, no lo sabía. Por ello comprendo que los patriarcas de la vieja izquierda y sus sabios discípulos desplieguen ante nosotros el viejo catecismo revolucionario, algo polvoriento, y nos acusen a los dubitativos y escépticos de  ser una pandilla de cegatos malintencionados a sueldo de la Troika, la Trilateral o alguna otra horripilante organización secreta internacional.   
Un nuevo santo en la Basílica de los Redentores Inmaculados y yo con estos pelos. Al parecer Chávez merece un rincón privilegiado en tan sagrado lugar y  todos los hombres de bien, todos los que creen en esas verdades que se escriben con mayúsculas, debemos pasar por delante del altar y prender una vela para que nos ilumine el camino.
Es que estamos ciegos. 
Estamos perdidamente ciegos. Somos uno seres desvalidos y dependientes que no sabemos razonar y entender el mundo por nosotros mismos. Necesitamos lazarillos que nos conduzcan a los territorios soñados y nos cambien los pañales cuando nos hagamos nuestras necesidades encima. 
Siempre ha sido así. Primero se trataba de un montón de  dioses. Luego los juntamos para fabricar un Dios único. Finalmente la ciencia no tuvo compasión y lo hizo añicos.  
Menos mal que aún nos quedan los superhombres. 
Si, a veces el modelo pueda ser un individuo con afán de protagonismo que se envuelve en la bandera de su país y se dedica a  lanzar barriles de petroleo y consignas a diestro y siniestro. 
Por lo menos era antimperialista.
Claro y ya se sabe que el antimperialismo lo justifica todo. Incluso que te juntes con otros sanos antimperialistas como el presidente de Irán o de Corea del Norte. 
Por la libertad cualquier cosa. 
Incluso amedrentando a los que cometen la insensatez de discrepar contigo, cerrando medios o manipulando las leyes para que la Constitución te favorezca, hasta conseguir  que todos los que ocupen puesto de poder sean del propio bando.  
La Revolución lo exige.
Incluso aunque conviertas el país en el de mayor corrupción de América Latina y hagas que muchos ciudadanos asustados tengan que salir con los puesto para buscar nuevos futuros. Sin duda, tipos indeseables de la burguesía opresora, la no adicta, que están contra los intereses del pueblo.
Porque el pueblo está por encima de todo.
Y el Guía  sabe lo que necesita y puede hablar en su nombre.  Los héroes están para ello. 
Murió el hombre, lo siento. 
Sobrevive el mito, me es indiferente, tenemos el santoral abarrotado.

43 comentarios:


  1. El Banco Mundial ha constatado que el autócrata bolivariano redujo a más de la mitad el número de pobres de solemnidad que había en su país. El número de analfabetos también ha descendido considerablemente...Estas son algunas de las luces.

    Sombras, muchas también

    Dime quién te llora y te diré quién eres...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho de que lo haya conseguido, aunque siendo su país uno de los principales productores mundiales de petroleo no lo tenía tan crudo, valga la redundancia, el lograrlo. Liquidez hay para ello. Respecto al tema de las mejoras en educación y sanidad no nos olvidemos de lo que ha contribuido Cuba en ese aspecto.
      Todos esta clase de líderes iluminados por el astro rey suelen dejar una poderosa sombra detrás.

      Eliminar
  2. A título personal, Chávez no me gusta nada, nada...
    Hago esta matización por si mi comentario anterior se entiende indebidamete...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo, Luis, pero recuerda que todos los caudillos triunfantes lo son por ofrecer alguna clase de beneficios a sus súbditos incluso aunque aquellos que éstos nunca han solicitado.

      Eliminar
    2. ¿Hasta la llegada de Chávez, quiénes venían siendo ls beneficiados?

      Eliminar
  3. Los dictadores son dictadores sean de derechas o de izquierdas. Un tío que aprovecha su poder para callar a cualquiera que opine distinto no cuenta con mi simpatía, ni después de muerto. Muchos de los que desde aquí lo suben a los altares hubiesen sufrido en Venezuela su caciquismo y su intolerancia.
    No le echaré de menos.
    Besos Doc.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy absolutamente de acuerdo contigo, Nuria. Lo lamentable es que algunos justifican a los dictadores con los que se identifican solo por el hecho de haber ganado unas elecciones, como si éstas fueran un patente de corso para actuar con total impunidad.
      La mala conciencia progresista occidental tiene esa clase de contradicciones. Como no hay modelos cercanos con los que identificarse los buscan en otras latitudes. Se quiere huir de nuestros males cercanos abrazando modelos supuestamente contrarios pero en los que tampoco sería factible ejercer la oposición que así se puede ejercer.
      Besos

      Eliminar
  4. He leído opiniones en algunos foros en que intervienen venezolanos y su figura despierta furores y pasiones contrapuestos. Esto hay que reconocérselo a Chávez. Estamos hablando de él en medio de una ola chavista mundial en la que todos los mandatarios de América y Europa han ido a rendirle homenaje… y tras una presencia de centenares de miles de venezolanos que lo han ido a ver, probablemente millones. Todo lo malo que puede decirse de Chávez lo dicen los venezolanos: su país está en quiebra técnica, tiene que importar todo porque no se produce nada, escasez de productos básicos, corrupción brutal, inseguridad espeluznante en las calles de las ciudades, los médicos cubanos ocupan lugares de privilegio en la sanidad venezolana creando animadversión entre los médicos venezolanos que se ven subordinados a los médicos de La Habana… Todo esto es cierto además de su intento de silenciar a los medios no adictos y de perseguir a los disidentes…

    Pero su figura es más poliédrica de lo que esto sugiere, y es difícil hacer un juicio mesurado sobre su política y su figura porque su intervención pública fue tempestuosa y abrumadora. Sin duda, nos guste o no, es uno de esos personajes que cambian la realidad. ¿Cuántos habrá habido en la historia así? Chávez es un personaje que levanta pasiones en un sentido u otro. La izquierda global hoy es chavista. Y los que no lo somos estamos perdidos en un limbo extraño porque existe un modo de ser latinoamericano que viene de Bolívar, Martí, Rubén Darío que hubieran posiblemente alabado a Chávez. Juzgamos sin saber mucho de ello, pero América Latina es otro continente, otra galaxia. Lo veo cada día en mis alumnos latinoamericanos que pueblan las aulas. Ninguno venezolano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi todo eso que dices de las opiniones encontradas y del homenaje universal no me pilla por sorpresa, Joselu. Los hemos vivido nosotros mismos en nuestras propias vidas. Recuerdo la muerte de Mao, de Franco por supuesto, de Perón, de Arafat. Son personajes singulares, fundamentales, auténticos faros que iluminan a los pueblos. Esos seres únicos que según Carlyle, algo en lo que yo discrepo, son los que mueven la historia.
      ¿Contradictorios? Por supuesto, su éxito está basado en sus contradicciones.
      Lo que discrepo es en asociar sus figuras a una determinada ideología, yo creo que ellos más bien se sirven de la ideología para enaltecer sus persona y sus ambiciones. Eso es el motivo de que los meta a todos juntos sean comunistas, fascistas, caudillistas o simplemente populistas. No considero relevante que sean latinoamericanos aunque allí, sin duda, han tenido una proyección mayor que otros lugares aparte de los que citas está Perón, Getulio Vargas en Brasil, Batlle desde una postura democrática en Uruguay, Velasco Alvarado, Rosas y hasta Somoza si me apuras. Pero es un fenómeno universal que se renueva en todos los períodos de crisis.

      Eliminar
  5. Yo sigo teniendo el temor de que tras la muerte de Hugo Chavez, Venezuela que de sumida en un tiempo muy trágico; de momento, lo de Nicolas Maduro ya me parece un golpe de estado en toda regla.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando caen esas figuras tan "paternales", sus hijos sin la sombra del padre acaban desconcertados. Recuerda lo que pasó aquí a la muerte de Franco. Afortunadamente los pueblos siempre se rehacen y en la mayoría de los casos salen de la situación sin tantos sobresaltos como los esperados.
      Saludos

      Eliminar
  6. A mi, mi querido DR KRAPP no deja de asombrarme cómo una y otra vez se repite en la historia lo mismo, cambiando el nombre, el volumen, la idosincrasia personal, el anecdotario, sieeempre reaccionamos con nuestro habitual papanatismo ante personajes, que hacen de su histrionismo, excentricidad y excesos las delicias de la concurrencia. Sinceramente no lo puedo comprender.

    Hitler, Napoleón, tooodos los déspotas de la humanidad movieron masas, tuvieron ingentes rebaños de fieles devotos ¿y? eso les convierte en personajes dignos de más admiración de los que por el momento, oportunidad o simplemente porque como Chávez no encontró un terreno abonado ¿no se hicieran famosos? no, lo siento. No me gustan los ególatras, facinerosos.

    Me alegro que gracias a él, muchas gente como caliente una vez al día e incluso tengan ordenadores en medio de la selva ( que enchufan en una palmera:-) eso está muy bien...
    ¿Es necesario que eso lo consigan personajes así? personajes que se lo saltan todo, que negocian con una pistola encima de la mesa, que gritan desde el balcón presidencial al final de un discurso que se prepare su mujercita que le va a dar lo suyo...por favoooor.
    A mi, que me salve otro:-)


    Le deseo lo mejor al pueblo venezolano, lo tienen difícil.


    Muchos besos y muy feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No quiero pasarme de listo pero quizás la explicación a tu perplejidad está en esa necesidad que tenemos los humanos de eludir nuestras responsabilidades y que otros nos saquen el muerto de encima. Es una especie de identificación muy parecida a la que nos hace proyectarnos en los héroes de la ficción. Alguien que haga lo que por nosotros mismos no podemos hacer.
      Lo necesario es que cada persona tome las riendas de su vida de una santa vez y no se deje manejar por discursos que manejan su bajos instintos. Puede que sea un utopía pero no se me ocurre otra cosa.
      Feliz domingo en una soleada mañana.
      Besos

      Eliminar
  7. Lo tiene dificil el pueblo venezolano.Esto es lo mísmo qué: o conmigo, o contra mí...les deseo muchísima suerte de verdad!.Que descanse en paz el hombre...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El pueblo venezolano como hizo el pueblo español a la muerte de Franco, debe alejarse de tanta parafernalia mitinera y tanto culto a la personalidad y aprovechar sus inmensas riquezas en beneficio de "todos" los ciudadanos.
      Abrazos

      Eliminar
  8. Chávez provoca con su muerte que el MANIQUEÍSMO se revitalice con los tintes sectarios que lo caracterizan: dios para unos y lucifer para otros... Ni término medio, ni mstizaciones, ni leches...(con perdón)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo LUIS ANTONIO, que es muy difícil ser ecuánime con quien no lo fue. Todo mandatario tiene luces y sombras, cierto, ahora bien, cuando una persona al frente de un gobierno, traspasa todos los límites de la corrección, al menos a mi, que nadie me lo ponga por modelo. Si caemos por esa pendiente, nos valdrá todo.

      Stalin fue el artífice del despegue industrial de la URSS ¿le exime eso de haber sido un dictador sangriento con un millón de muertos a sus espaldas?

      Chávez, dejó menos pobres por abajo, cierto, pero muchísimos más pobres en el medio, corrupción, inseguridad, desmantelamiento del tejido productivo, jurídico y político...Los brabucones en los pueblos, tienen su corte... es lo más suave que se merecen sus formas.

      Como tú dices, con todas las matizaciones que le quieras hacer y todos mis respetos para el hombre que ha fallecido. No me merece ninguno, como caudillo.


      Muchos besos y feliz noche.

      Eliminar
    2. Como le decía a Joselu estos personajes más allá de su disfraz ideológico, y digo disfraz a propósito, propician el maniqueismo. A mi personalmente me horrorizan todos, Luis A., pero tampoco les voy a "elevar" a la categoría divina o convertirlos en secuaces de Lucifer eso sería darles una relevancia que les niego por muy importantes que parezcan.
      María, estoy totalmente de acuerdo contigo.
      Besos

      Eliminar
  9. a). creo que es un tema del que no se puede hablar con un venezolano.blanco/negro.
    b) alucino como la izquierda patria (¿?) mea colonia con el señor chavez. cuando alguien se pone chulito con el tio sam, parece que ya es la bomba (extrapolable a la disctadoura castro bros). sus discursos, si esos majaderos de "izquierdas" (socaial traidores mas que social democratas) no supieran que son suyos y les dijeran que son de rajoy (es con i, o y????), serian el hazmereir del facebook. que esa apologia de la santeria no se ni siquiera se debia de dar a tal estremo en moseñor (que a estas alturas mas que beato ya debe de ser santo el muy....) escriba de balaguer. .
    c) creo que deberia de estar penado de muerte (quiza el la ha tenido, aunque no creo que sea por esta justicia ¿divina?) el medrar a costa de la pobreza. y el lo hizo. y vale que la oposicion son tios de tiro en la nuca, pero dudo que los mejoren "los suyos". militarotes (lo qeu yo digo)
    d)la bomba esos chandans abanderados. mas que increibles. y ademas los hace eso, increibles. ¿de verdad alguien los toma en serio?.
    c).... y el abecedario completo supongo, asi qeu paso a la z
    z) siempre me ha llamado la atencion como se justifica al que se cree proximo, compañero de viaje... la izquierda anda haciendo apologia de las manifestaciones de dolor popular (algo asi vimos mismamente en este pais con el señor francisco franco y a los cuatro dias todos democratas de toda la vida). me llama la atencion (me rio) cada mes e diciembre cuando, aqui, "los repúblicanos" hacen apologia de galan y garcia (dos militares qeu en 1930 se alzaron en jaca para proclamar la republica siendo fusiolados tras ser derrotados a las afueras de huesca) y se horrorizan por que franco se alzara por ...¡vaya usted a saber!!!!! y encima ganara (eso si, lo reconzco, es para nota).
    z bis) ¿que coño hace la derecha que no lo canoniza cuando el es uno de los suyos????? un militarote salvapatrias y abanderado. tan inutil y poco documentado como los que suelen hacer bandera de ellos pues deberia saber que bolivar si planto cara a la metropoli imperialista no fue por los derechos de los pobres inditos sino porque el, por mas que español de padres españoles habia nacido alli y eso en el clasismo de la epoca era todo. el era un "puto segundon" (lo se, politicamente muy incorrecot decirlo, pero de patrias, correcciones y todo eso... paso. ¡se me insulte coño!).

    resumen. lo de siempre. un militar que se cree designado (por el gran digito) para salvar al (a su) pais. algo qeu a algunos les suele gustar y a otros les jode.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo una abecedario y más requeriría este tema. Por ejemplo hay que decir que la beatería de izquierdas es tan mojigata como la de derechas y hasta tiene una raiz parecida: el complejo de culpa.
      Además es una religión con sus santos patrones y sus candidatos a la santidad. Chávez como Escrivá de Balaguer me temo que va directo hacia el Olimpo del Paraíso Socialista sin pasar por instancias intermedias.
      El chándal, la bandera, los pobres haciendo bulto, las procesiones, la frase esa de "Chávez vive" copiando aquello de "El Che, vive" o aquello más falangista de "José Antonio, presente" todo muy propiciatorio para que Don Hugo tenga un rápido proceso de canonización.
      La izquierda también tiene sus mitos militaristas. Has citado a Fermín Galán pero hay otros: Espartero aquel hombre doblemente célebre por el tamaño de los testículos de su caballo, Prim, Espoz y Mina, Riego el del himno de la República o en mi tierra Porlier o Solis que quería en 1846 establecer un estado galaico. Esas cosas que tenían los militares cuando les dio por ser románticos.

      Eliminar
  10. Pues yo subscribo el comentario de Nuri de principio a fin. Era justamente lo que iba a escribir yo.

    Un beso, Krapps. Have a nice weekend.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo tambien, Novi.
      Besos y feliz semana.

      Eliminar
  11. Bueno Doctor, juro por el Beausant que había puesto un comentario aquí. Bueno pongo otro. Me sorprende ver la cantidad de gente que acusa a Chavez de Dictador. Supongo pensaran que viven en un país libre y pueden elegir a sus representantes. Imagino que no verían el otro día multar a unos diputados por ir en contra del partido, esto no es más que una dictadura de dos partidos que nos muestran unas listas que ellos confecciónan. Chavez tendrá sus defectos y sus virtudes, como todos, pero en las ultimas elecciones puso observadores internacionales para que no hubiese duda de la limpieza de los comicios. ¿Que el sistema de elecciones en Venezuela no es justo? no lo se, lo desconozco, pero el que hay aquí también es una oligarquía, de partidos que se financian de forma corrupta, condenado el Psoe, en camino el PP, CIU con su sede embargada, IU no paga a Hacienda, etc, etc, etc...
    Así que no se quien es peor un supuesto dictador o 350 supuestos representantes que no hemos elegido.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás la cuestión estribe en no comparar, ya que no sería justo. Por decirlo así si la democracia es una jarra de cerveza, la parte de la espuma corresponde al tema de la representatividad política y el resto al territorio de las libertades y derechos individuales que aquí en España están garantizados.
      Yo, personalmente, prefiero vivir aquí que en Venezuela aunque todo esté tan mal. Nos podemos quejar, podemos cambiar las cosas o forzar para que las cambien presionando desde abajo.
      No necesitamos iluminados, ni poseedores de la verdad absoluta que estén cinco horas dándonos la tabarra por TV.
      ¿Te imaginas a Aznar, Zapatero o Rajoy con un programa de televisión en hora punta lanzando soflamas interminables?
      ¿Te imaginas a ti mismo desfilando por las calles de Burgos con otros miles de fieles vestido de magenta y con la cara de Rosa Diez pintada en la camiseta? ¿A que no?
      Pues yo tampoco y eso que de pequeño aún vi a los juventudes de la Falange u O.J.E. desfilando por las calles.
      Saludos

      Eliminar
  12. Ladran luego cabalgamos…nunca mejor dicho, contra Hugo se ha ladrado mucho sobre todo en los medios de esta democracia española.
    Un tío que ha ganado 4 elecciones seguidas algo bueno ha tenido que hacer, ¿si creemos en el voto?. ¿Que se ha cargado medios no afines?, eso dicen, aquí, se querellan digamos que es una forma mas sutil para acallarlos.

    No me atrevo a llamar dictador a nadie, pues como dice Temu, la dictaduras pueden estar disfrazadas
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sigo los medios con intensidad pero en los de izquierdas he visto muchos elogios a Chávez.
      Lo siento pero no me vale el argumento de las elecciones. Respeto sus victoria pero para no volver a citar a Hitler, también la Thatcher, Reagan o Bush ganaron elecciones y no por ello estoy de acuerdo con su política.
      Tampoco me atrevo a llamarle dictador porque no tuvo la oportunidad de serlo, aunque montó una constitución donde se recortaban y limitaban derechos que garantizaban la pluralidad política.
      No me atrevo a llamarlo dictador aunque como bien dices, muy posiblemente en su caso, hay dictaduras disfrazadas.
      Salud.

      Eliminar
  13. Respuestas
    1. Gracias, es tremenda. Un nuevo Cid habitando entre nosotros.

      Eliminar
  14. Vaya, yo he visto más el caso contrario, que los medios le hayan demonizado en vida y muerte. Supongo que ha habido ambas cosas, y ambas cosas se alejan de la realidad.

    Como se ha dicho siempre, Chávez ha sido un presidente 'populista' y 'demagogo' cuyas formas nos han chocado muchas veces, y desde Europa a veces nos ha parecido poco más que un payaso. Sin embargo, ese ''payaso'', con su propia cadena televisiva y sus cuestionables medidas, también ha hecho mucho bien a su país. Ha sabido hablar directamente a las clases bajas, en su propio lenguaje, se ha ocupado de la educación pública y ha despertado en los venezolanos una conciencia distinta. Entre los aspectos positivos y los negativos de su mandato (que ha habido de todo), desde el exterior ha habido más cuestionamiento hacia su persona que hacia sus medidas políticas. Y creo que también más preocupación por la figura de Chávez que por el futuro de Venezuela. Y aún ahora, ¿cuántos de los que se alegran de su muerte se preocupan de verdad por los venezolanos?

    La palabra 'populismo' está muy manoseada, y quizás no sea la más adecuada ya. ¿Qué político - sea del partido que sea - no peca de populista? Tendremos que fijarnos entonces en los resultados, y no tanto en las formas. Ahora bien, los datos son interpretables dependiendo qué queramos destaca en ellos. Solo con las cifras podríamos concluir tanto que el mandato de Chávez ha sido muy positivo como muy negativo para el país. ¿Ponemos el énfasis en el petróleo, en los avances sociales...? En cuanto a los puntos negativos más importantes, estos son sin duda el control de los medios de información. De todas formas, habría que conocer bien el terreno de juego para poder evaluar estos problemas, así como los puntos positivos. Nosotros, aquí, en el ''primer mundo'' europeo, con nuestros políticos de corbata ''intachables'' y nuestra prensa de distintos sesgos políticos, nos sentimos muy libres y nada manipulados. Quizás no sea para tanto.

    Esto es, básicamente, a lo que hemos llegado unos amigos tras un poco de debate. A mi me pasó al revés que a ti: quise defender un poco a Chávez al ver que se despreciaba totálmente su mandato, y hasta se le llamaba dictador. Entiendo tu postura, y te doy la razón: el otro lado de la moneda es peligroso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No pongo en duda, Raúl, que Chávez haya hecho cosas muy buenas por su país. Pero y ¿Franco, Mussolini, Hitler? Fíjate en la República de Weimar había una inflación tan horrible que la gente iba a comprar la comida del día con una carretilla para poder llevar todos los marcos necesarios. El crack del 29 los hundió economicamente y muchos de los trabajadores en paro encontraron el apoyo del Partido Nazi. Cuando llegaron al poder la economía se relanzó potenciándose la industria alemana y las obras públicas. La crisis desapareció y el pueblo estaba contento, excepto los "incordiantes de siempre" que hubo que eliminar. También Hitler parecía un payaso para los de fuera y los comparaban con Chaplin.
      El populismo es traducible por caudillismo , por caciquismo o por autoritarismo. Todosm los políticos son populistas pero casi ninguno tiene el poder suficiente para llevarlo hasta el final, es decir hasta el territorio del culto a la personalidad y la santificación.
      El petroleo ha sido la base de todo, sin petroleo Chávez no hubiera tenido tanta influencia. Por otra parte, nosotros desde nuestra óptica los juzgamos a ellos pero ellos también nos juzgan a nosotros, no lo olvides. Al respecto una frase muy reveladora que colgaba en pancartas en algunos territorios cultivadores de coca. Decía aquello de:
      "Cocaína: riqueza para el indio, muerte para el blanco."
      Es lógico y loable que busques el equilibrio cuando yo tiendo a inclinarme hacia un lado. De todos modos más que Chávez me preocupa esa permanente dependencia que seguimos teniendo los humanos hacia los líderes carismáticos y salvadores.

      Eliminar
  15. Pensamos igual, Dr. Krapp. Me ha hecho gracia lo de Hitler, porque también ha salido en una conversación al respecto de Chávez, y de la misma forma. Es la ley de Godwin: cuando se habla de política en estos terrenos, siempre acaba apareciendo una comparación con Hitler. ¿Por qué? Porque Hitler está demonizado. Ahora bien, entiendo perfectamente a los alemanes que le votaron, porque como bien explicas, el país necesitaba eso. Hitler no era ningún payaso, era populista, si, pero hizo cosas muy buenas para su país también, así como también cosas muy malas. Éstas últimas causaron resultados tan desastrosos - tanto para los alemanes como para el mundo - que desaparece el sujeto histórico y aparece el demonio.

    Completamente de acuerdo con tu frase final.

    ResponderEliminar
  16. Vuelvo porque no me he quedado contento con eso que he dicho de Hitler. Uno cuando escribe algo en público, aunque sea una chorrada, es responsable de ello. Por supuesto que Hitler no hizo ''cosas muy buenas'', juzgándolo de forma crítica y sobre todo con el tiempo. Y no hace falta hablar de la ideología nazi, que ese fue el peor veneno que destiló el mandato del Chaplin austriaco. Lo que quería decir es que, si nos metemos en la época, Hitler le dio al pueblo lo que éste pedía a gritos. El país estaba hecho un cristo en todos los aspectos, y el partido nazi tenía fuertes medidas sociales en su ideario. Otra cosa es que luego se beneficiaran de ellos solo una casta, la de los privilegiados. Una de las muchas y grandes diferencias que hubo entre el mandato de Hitler y el de Stalin es que en la alemania nazi había una clase social que se beneficiaba de Hitler (si no, se lo habrían cargado una y mil veces), y sin embargo en el estalinismo corría peligro hasta Molotov, mano derecha del hombre de acero. Eso hace del estalinismo una época sumamente interesante. Pero volviendo a Hitler y el populismo: los resultados más que nocivos ya podemos verlos hoy en los discursos: militarismo, odio, guerra, anti-semitismo, etc, etc... Aunque relacionarlo con Chávez en cuanto a populista, odio al imperialismo americano y a que fuera elegido democráticamente es posible, no creo que sea adecuado, porque las diferencias también saltan a la vista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo esa contradicción que sientes tú y sentimos los demás cuando tratamos esta clase de figuras controvertidas. Pensar después del Holocausto que Hitler supuso un alivio para muchos sectores de la sociedad alemana que vivía una crisis salvaje y brutal nos resulta terriblemente incómodo pero es real. Hay que estar en el terreno y en aquel momento para entender el éxito popular de esta clase de líderes pero eso no los justifica. Muy al contrario es desde fuera como mejor se puede entender esa situación y valorar con perspectiva unas circunstancias determinadas. Lo que pasa es que cuando el modelo se repite con otros personajes uno tiende a ver muchas semejanzas que van más allá de las ideologías.
      El nazismo favoreció a más de una clase social. A los potentados les vino bien que liquidaran a todos los movimientos de izquierda política y sindical y por eso lo apoyaron económicamente, pero para la clase media y baja supuso la posibilidad de acceder a un puesto de trabajo después de años de penuria.
      Creo que Stalin también benefició a un grupo de personas: sus adictos, la llamada Nomenklatura, desde los altos cargos hasta el último burócrata del pueblo; lo que pasa es que estaban sometidos a los caprichos sangrientos del tirano.

      Eliminar
  17. No hay duda que los personajes “poliédricos” dan mucho juego, y que Chávez no era exactamente un dictador militar: formalmente, si hay elecciones con regularidad no hay dictadura. Otra cosa es el grado de amaño de esas elecciones, claro. Y podemos estar de acuerdo en que redujo la pobreza y el analfabetismo, que incluso levantó el ánimo de sus paisanos, destrozado tras tantas décadas de choriceo sistemático: solo con recordar a Carlos Andrés Pérez ya sería suficiente.

    Pero, dejando aparte su carácter mesiánico, sí que se puede atacar su obra política y económica: con el alza desbocada que experimentó el barril de petróleo, podría haber puesto las bases de una industrialización seria que fuese elevando el nivel de autodependencia de su país. En lugar de eso, hizo lo que hicieron muchos antes que él: nacionalizar a destajo sin tener un plan previo, entregando el mando de las empresas a élites militares que no sabían nada de industria. La producción de petróleo ha caído, la rentabilidad también. Y todo ese dinero que se ha gastado en “exportar la Revolución” podía haberlo usado en mejorar las infraestructuras: ayúdate tú primero, levanta a tu país y luego podrás ayudar a otros. Pero a él le interesaba más el clientelismo. Asegurarse el apoyo del ejército (que ahora, en un rasgo muy revelador, pide el apoyo para uno de los candidatos) y de los países cercanos.

    En fin, que tal vez no haya sido peor que los anteriores. Hasta ahí, vale. Pero no mucho más: veremos lo que dura ese porcentaje de pobreza y analfabetismo reducido en estos años cuando empiece la bronca entre sus herederos políticos. Que empezará, y pronto. Ah, por cierto: ayer leí que Chávez se horrorizaba ante la idea de ser embalsamado. Qué rápido lo han traicionado. Esa querencia de los regímenes de supuesta “extrema izquierda” por semejante cosa es digna de ser estudiada por los psicoanalistas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No era un dictador, aunque no olvidemos que se dio a conocer a través de un intento de golpe de Estado y por lo tanto no democrático.
      Las elecciones en Venezuela han sido democráticas, pero hay elecciones en las dictaduras. En tiempos de Franco había elecciones para Procuradores en Cortes "del tercio familiar" que le llamaban. En Cuba hay elecciones y hasta en la època de Pinochet hubo elecciones.
      Estoy plenamente de acuerdo en lo que dices sobre el petroleo. En vez de crear una adecuada industria de transformación que mejorara las condiciones de vida de sus ciudadanos gracias a ese chorro constante de riqueza, malbarató todo en pos de una política propagandística, demagógica y de pura imagen dándole alas a un régimen moribundo como el cubano y exportando consignas y frases hechas al resto. Además de forma hipócrita ya que se sigue exportando crudo al ogro imperialista como en tiempos pasados.
      Salvando las diferencias entre países, dudo que el petroleo de Venezuela haya supuesto más igualdad para sus ciudadanos que el petroleo de Irán, Libia o incluso Arabia para los suyos.
      Lo peor de crear ídolos y dioses terrenos es que luego no hay forma de sacárselos de encima. Se lo pueden preguntar a rusos, chinos o vietnamitas con Lenin, Mao o Ho Chi Minh.

      Eliminar
  18. Leí el otro día en el periódico dominical una reflexión de un destacado pensador argentino que decía que detrás de toda persona que tiende a usar el poder como arma de sometimiento hay un ser temeroso, inseguro y acomplejado que suele encubrir su vulnerabilidad de este modo. Es difícil de todos modos ser tan comprensivos a la hora de soportarlos como figuras de poder. El dilema es siempre el poder "para" y el poder "sobre". Debe haber algo seguramente que hace que la mayoría de quienes lo conquistan lo usen mal. Y aquellos que llegan al poder e intentan hacer buen uso del mismo suelen ser destruidos de un modo u otro: pienso otra vez en líderes como Gandhi y Mandela. Paradójica la naturaleza humana.

    Besos.

    Fer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdona la tardanza en contestar, he tenido un pequeño accidente y he estado fuera de la circulación.
      Creo que saber que la debilidad se disfraza de poder no es mucho consuelo para los que tienen que sufrirlo. Supongo que en ésto hay una cuestión de embrujo o quizás de embriaguez cuando uno descubre que tiene las armas necesarias para engatusar a las masas. Apartarse de ese abismo es algo que no está al alcance de todos y hay que tener unas convicciones muy poderosas para lograr vencer las tentaciones de la egolatría.
      Besos

      Eliminar
  19. Doc, no quiero hacerme reiterativo ni practicar una lánguida perorata de fallecido y coetáneos, que D.E.P la bestia de Sabaneta. Yo no lo voy a echar de menos. Estoy cansado de ver enfants terribles millonarios; Sean Penn o Toledos, agitando la loza al son de batucada brasileira en patéticos sepelios de nauseabundos sátrapas: Franco, Stalin, Hitler, el rockero Norcoreano y el largo etcétera. Sólo siento lastima por la gente que sobrevive en esos infiernos de Gulag y que suerte tenemos todos los que vivimos en la idílica y autocomplaciente Europa del bienestar. Abrazos

    ResponderEliminar
  20. El stablishment progresísta occidental versión VIP, siempre ha rendido culto a dioses lejanos. No hay convicción en ello, si no necesidad de distinción, de que se note que uno está ahí al margen del sistema. Algo que suena a chiste cuando uno es un pilar más del sistema que se rechaza. Pero queda bonito, muy paternalista e inequivocamente satisfactorio cuando uno sabe que nunca disfrutara/sufrirá en sus propias carnes las supuestas ventajas del paraiso Gulag.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  21. También a mí me ha sorprendido tanta bondad 'a posteriori'. Lo que está claro, es que es tan imposible hacerlo todo bien, como todo mal... Aún así el personaje, tenía en mi opinión, muchas más sombras que luces. Pero ya digo, es mi opinión.

    Eso sí, asesorada por un montón de familia que vive ahí desde tiempos inmemoriales y los ya descendientes de estos, que han pasado a ser ciudadanos sospechosos solo por tener doble nacionalidad... y están sufriendo en sus carnes parte de esas sombras. Como me decía uno de los 'mayores' no hace mucho: nunca imaginé que huyendo de una dictadura, me fuese a tropezar con otra. Lo que, en el fondo, no hace más que confirmar la ingenuidad del alma humana.

    En fin! descansen en paz los muertos y ojalá que los vivos sepan como hallar solución a los desafíos que vienen. Dicen por aquí, que en todas partes cuecen habas y en mi casa, calderadas. :)

    ResponderEliminar
  22. eeeh, espero que ese accidente, sea algo sin importancia y que ya estés de tu ´buen humor' habitual :S

    Bicos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ingenuidad del alma humana es lo que propicia está idolatría hacia las figuras carismáticas a los que pretendemos delegar nuestras responsabilidades y proyecciones emocionales.
      En el caso de Venezuela podemos hablar de una sociedad incapaz de crear una estructura estable desde la independencia y siempre sujeta a todo tipo de arbitrariedades políticas. Hay que recordar que antes de Chávez ya hubo un militar que implantó una política populista en los años 50. Me refiero a Pérez Jiménez que construyo carreteras, mejoró infraestructuras pero que históricamente ha quedado como un dictador. Luego se asistió a un régimen partitocratico y corrupto que justificaría la llegada de otro Don Blanco para salvar a la patria en peligro.En fin, la pescadilla siempre acaba mordiéndose la cola.

      Voy algo mejor de salud, pero sigo algo machacado después de la caída.
      Muchas gracias, Cristal
      Bicos

      Eliminar