20 marzo 2013

Impresiónalos y serán tuyos

El ruido mueve al mundo.
No me refiero a ese ruido que apabulla nuestros pabellones auditivos un día sí y otro también y que en realidad solo es un elemento más del ruido genérico e insidioso en el que transcurren nuestras vidas.
Hablo del ruido como espectáculo, como escenografía. El ruido de las apariencias, de las imágenes. El ruido que mistifica, aturde, asombra y somete.
El ruido que los grandes gallitos de la historia han usado a destajo para afianzarse en el palo del gallinero y cacarear a sus amedrantadas gallinas.
El ruido que explica las pirámides de Egipto, los zigurats mesopotámicos, los templos griegos o los arcos de triunfo romanos.
El ruido que hacía aún más  serviles a aquellos pobres campesinos medievales que cuando salían de sus misérrimas chozas se abrumaban ante el espectáculo del poder. El poder convertido en arte y piedra: castillos e iglesias, palacios y catedrales. El poder que ha estado siempre asociado al espectáculo, al ruido. 
Y la religión lo ha entendido como nadie. La religión que es en si misma pura espiritualidad ruidosa.
¿Cómo no sentirse impactado por esa río rojo de cardenales entrando en ese arca fabulosa y sin igual, llamada Capilla Sixtina, para elegir un nuevo Papa?
¿Cómo no abrumarse ante esos miles y miles de musulmanes dando vueltas y vueltas alrededor de la kaaba?
¿Cómo no extasiarse ante la serena majestuosidad de los templos budistas?
El cine, el teatro, el circo, los Juegos Olímpicos, los desfiles militares o patrióticos etc..Todos los que han intentado magnetizado la mente humana con objeto de encauzarla hacia una emoción común y han intentado proyectar el sentimiento individual en pos de una emotividad colectiva se han inspirado en ese prodigioso invento llamado religión. 
¿Alguien piensa que el cristianismo se difundió gracias a las enseñanzas de aquel hijo de carpintero nacido en Galilea? Suena bonito pero no es cierto.
En realidad si triunfó fue por una pura cuestión de marketing. Si llegó hasta nosotros fue gracias a un mago de las relaciones públicas que antepuso el ruido a las nueces.
Saulo de Tarso más conocido como Pablo, fue el Steve Jobs, el Bill Gates, el Amancio Ortega de aquella religión triunfante. El que convirtió aquellas mesiánicas ideas hijas del desierto, en un producto universalmente aceptable para la cultura grecorromana en boga.
Pablo es el creador del gran ruido cristiano. El mentor de la pompa y el boato. El auténtico padre del cristianismo. 
¿Qué hubiera sido de la iglesia, en sus diferentes variantes y cismas, si hubiera seguido las enseñanzas de Jesús en vez del manual de instrucciones del hombre de Tarso
La respuesta es simple: habría fracasado silenciosamente. 
Nunca hubo lugar para una iglesia de los pobres, de los humillados de la tierra, de los ofendidos. Nunca hubo lugar para una espiritualidad íntima y personal sin desafiar los límites de la religión.
Las nueces de la espiritualidad individual nunca han podido acallar el ruido religioso y menos cuando ese ruido se ha ido convertido en un verdadero estruendo ceremonioso y arcaico. 
Pero es bello y nos impresiona. 
Es lo que se pretende y quizás también lo que se merece nuestra sumisa condición humana.

50 comentarios:

  1. Tienes mucha razón en lo impresionante que resulta a primera vista el despliegue fastuoso, el estruendo de todo este ruido religioso. La simbología tan genial que has usado entre al antiguo vendedor de creencias y los nuevos, pero te voy a disparar directo al corazón (perdón, luego te curo:-) tal cual comentas, ese mismo estruendo es usado en todos los ámbitos, no solo en religioso. Ocurre en los estadio de fútbol, miítines político, un concierto de rock, ópera o sinfónica. La misma técnica, flashear al personal, aturdirlo, con gritos, aglomeraciones, banderitas, puestas en escena y ruido o música. La misma parafernalia para obnubilar masas.

    Pero al margen de eso e incluso en medio, hay muchos que aun sin espectáculo disfrutan con un balón o con música escuchándola extasiados a solas, sin parafernalia o ruido exterior impresionante... lo mismo ocurre con las religiones, al margen del ruido exterior, hay muchos que viven sus creencias hacia dentro y siendo así, con Tarso/Jobs/Ortega o sin él/ellos el cristianismo, como el resto de las religiones hubieran sobrevivido, porque los hombres necesitan dar de comer a su espíritu ( bueno, algunos:-) cada uno elige su menú. Quizá sin los TJO tooodo sería más de verdad, más en su esencia, íntimamente, eso que muchos han olvidado, lo único que importa. Con menos fieles, menos fans, menos presidentes de quipos, súper estadios, entrenadores, estrellas rutilantes y copas del mundo... Disfrutando en la pradera jugando con los amigos o con los del pueblo de al lado, sin más;-)


    Muuchos besos y montones de tiritas, vendas e incluso jarabe del rico:-)

    Dulces sueños, seguro ya estás en ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por los que se han interesado por mi deteriorada salud. Digamos que estoy machacado, no creo que pasase una ITV, pero incólume
      _____________________________________________________

      Amiga María, ya ponía en la entrada:

      "El cine, el teatro, el circo, los Juegos Olímpicos, los desfiles militares o patrióticos etc..Todos los que han intentado magnetizado la mente humana con objeto de encauzarla hacia una emoción común y han intentado proyectar el sentimiento individual en pos de una emotividad colectiva se han inspirado en ese prodigioso invento llamado religión."

      Soy de la opinión de que la religión es una proyección pública de la espiritualidad individual y creo que aquellos que renuncian a ese escaparate difícilmente forman parte de una comunidad religiosa. Es decir, los místicos, los ascetas o anacoretas son seres al margen del ruido religioso y si son aceptados dentro de él es por cuestiones extraespirituales. De hecho la religión católica a los que no santificó los envió directamente a la hoguera.
      Los hombres necesitan dar de comer a su espíritu pero no tienen que hacerlo para que les vean en un restaurante lujoso de cinco tenedores y con tres estrellas de la Guía Michelín. La espiritualidad individual no necesita intermediarios.
      Besos y muchas gracias.

      Eliminar
  2. Tienes razón, pero uno tiende a pensar que si la religión no hubiera existido, alguien hubiera tenido que inventarla. Pero la religión ha existido desde que el hombre se constituyó en sociedad. Y cuando parecieron sustituirla sistemas ateos (el ccmunismo, el nazismo) estos asumieron la parafernalia y la pompa propia de las celebraciones litúrgicas con desfiles, propaganda, actos de masas, ruido, vistosidad, uniformes, símbolos... Y en las nuevas sociedades contemporáneas que prescinden en buena manera de dios, el ruido sigue existiendo. No sé si por sumisión, o como una necesidad íntima de los seres humanos de trascenderse, de salir fuera de sí. Un partido del Barça o del Madrid tiene el mismo fundamento religioso y el mismo ruido que las celebraciones sagradas. Las masas necesitan esa aparatosidad, esos himnos, esas ceremonias... Claro que existen los hombres solitarios, al margen de todo eso, que solo oyen su propia voz interior, pero son y serán exquisita minoría. El hombre masa necesita de liturgia. Si no, recordemos los funerales de Chávez...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú lo has dicho bien las masas necesitan esa aparatosidad ¿pero eso llenaba y llena las necesidades de cada uno? Realmente, incluso en Occidente donde se supone que el individuo es el elemento clave sobre el que pivota toda la sociedad tampoco el sentido del yo ha sido tenido en cuenta hasta tiempos muy recientes. Antes hubo que aniquilar viejas creencias, de alguna manera hubo que matar a Dios, para que el individuo pudiera mirarse a si mismo y no lejos de sí a una desconocida trascendencia.

      Eliminar
  3. Yo creo que la Iglesia adoptó posturas militares, el uniforme, la supuesta disciplina (para los de abajo), un código militar (basado en el no), desfiles, etc, etc, etc...
    La personas siempre buscamos meternos en el calor del grupo, en muchas ocasiones no tomamos las decisiones pensando en nosotros sino en si van a ser aceptadas o no, somos cobardes y buscamos la protección del rebaño y siempre hay alguien que quiere ser el pastor y cobrar por ellos.
    Lo único que he oído a este Papa, ya estoy un poco saturado de tanta información que no sirve a nada ni a nadie, es que el pastor debe dar la vida por sus ovejas, por lo cual deduzco que sabe poco de ganadería, el pastor ordeña a las madres y mata a los corderos.
    Ya estoy cansado de tanto guru que tira con pólvora ajena.

    ResponderEliminar
  4. Espero que te encuentres bien, respecto al percance...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay cierta confluencia entre las posturas militares y las eclesiásticas. El caso más evidente es la Compañía de Jesús, los Jesuitas, fueron llamados así por Ignacio de Loyola porque quería convertir a su orden en un ejército en favor del Cristianismo y concretamente de la Contrarreforma.
      El concepto de cordero, rebaño y pastor tan afín al cristianismo es un elemento casi diría sadomasoquista de esta religión que siempre ha tenido mucho que decir en ese terreno. Muy lógico lo que dices sobre los pastores. Por cierto, frente a lo que dice el Evangelio no creo que ningún pastor abandone a sus 99 ovejas para ir detrás de la única que se ha descarriado.
      Estoy algo mejor, gracias Temujin.

      Eliminar
  5. No sé cómo se transmitía el ruido en los primeros siglos del Cristianismo, pero no cabe la menor duda de que hoy es más que palpable. Los medios tienen la culpa. Donde, más que ruido, hay estruendo, es en la patria natal del Papa Francisco. En Argentina, país donde las emociones imperan por doquier, - por eso los psicoanalistas hacen su agosto - se está produciendo una auténtica conmoción como consecuencia del nombramiento de uno de sus controvertidos hijos. Quizás lo de la controversia se halle ya en franca regresión. Cada vez son más las adhesiones y las convergencias. La “Señora”, como se denomina a la Presidenta Cristina, apuesta por ser bendecida por la gracia vaticana. Un beso papal produce tal metamorfosis que raya en la milagrería... El supuesto aliado de la Dictadura militar pasa, por obra y gracia del ruido o del Espíritu Santo, a convertirse de la noche a la mañana en “Papa peronista” Ya lo dijo Perón en su día: “en la Argentina todos son peronistas, pero algunos no se han dado cuenta”. Así pues, el Papa Francisco, opositor del régimen, pasa a ser integrado en el mismo y, al menos temporalmente, en Argentina ya hay un nuevo vínculo que une a sus gentes tanto si militan en el River, en el Boca como en el San Lorenzo... Da igual. De momento. Los otros vínculos que unen a los argentinos ya se sabe quiénes son: el mate, Messi y la princesa Máxima....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Creo, Luis, que en España el estruendo sería parecido incluso aunque el elegido fuera ese funesto paisano mío llamado Rouco Varela. Es cierto que aquí solo los de línea conservadora demostrarían su alborozo, cosa que en Argentina se ha extendido a personas de diferentes extractos sociales y políticos lo que demuestra la universalidad del Papa Bergoglio frente al sectarismo reaccionario de los cardenales españoles.
      Los argentinos tienen sentido de lo nacional cosa que aquí carecemos por múltiples circunstancias históricas por eso cualquier manifestación patriótica -ya sabes que yo desconfío de esa clase de sentimientos- la miramos con gran escepticismo cuando no se refiere a nuestras Comunidades Históricas.

      Eliminar
  6. Increíble como cada comentador desvía el tema para donde lo lleva su ideología en todos los sitios que han reflexionado sobre etse acontecimiento sin precedentes en la historia, incluida yo misma, Krapp.
    Buena reflexión. Me quedo con una frase de cierre, dado que Francisco habló de la necesidad de que la Iglesia transmitiera belleza: "Es lo que se pretende y quizás también lo que se merece nuestra condición humana".

    No estoy al tanto de tu percance, pero te deseo pronto reestablecimiento.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un tema controvertido y por lo tanto susceptible de interpretaciones radicales y apasionadas. En España el clericalismo y el anticlericalismo ha dejado profundas cicatrices. Además la dictadura franquista, que duró cuarenta años, hizo un uso siniestro de la religión lo cual solo ha servido para que las llagas se abriesen todavía más y permanezacan abiertas hasta hoy en día.
      Mi percance fue una caída desafortunada y con secuelas, gracias por tus deseos.
      Saludos

      Eliminar
  7. Fer, Veo con sorpresea que has eliminado un comentario en el que hacías referencia al contenido el mío. Había escrito una larga respuesta - cosa a la que no acostumbro -, pero la tiro a la papelera también.

    Sólo quiero decirte una cosa: si supieras el grandísimo afecto que siento por Argentina,no pensarías mal de mí. En mi bitácora tengo una carpeta dedicada a tu país en la que plasmo lo mucho y bien que me impresionaron sus paisajes y sus paisanajes...

    Un fuerte abrzo

    P.D. A Messi le tengo tanta devoción como el que más. Y también acostumbro a "matear" alguna que otra vez. A mucha honra...Del Papa seguiremos platicando...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No fue mi intención borrarlo, Luis Antonio: disculpas. Volví ahora a leer tu respuesta, que esperaba. Sucedió que lo eliminé por error, porque estaba apurada por irme al centro a hacer trámites que me han llevado todo el día. Recién me siento otra vez en la compu y veo lo que he hecho sin querer. Lo siento, de verdad. No estoy en tiempos de autocensura precisamente, al contrario: estoy más a boca de jarro que nunca y ojalá no se molesten conmigo. Ya dejé mi opinión en otros blogs, españoles y argentinos, a riesgo de quedar mal parada, pero mi compromiso es decir lo que pienso sin ofender a nadie.

      Se de tu afecto por mi país, aunque por estos días noto en algunos de los comentarios que se han hecho a raíz de la elección de Bergoglio sobre nosotros, odiados y queridos argentinos, cosa entendible por muchas razones, que hay un cierto preconcepto de que todos somos tan apasionados como para que nos de igual Messi, el mate o el asado que Bergoglio. Entiendo que de toda nacionalidad el resto de los pueblos tienen en mente un estereotipo que incluye virtudes y defectos y con la elección de este Papa me da la sensación, a riesgo de equivocarme, de que ha salido a relucir la idea de que somos sudacas de sangre caliente y poco cerebro. Eso era más o menos lo que decía mi respuesta a tu comentario. Yo también grito los goles de Messi, cuando los hace con la camiseta argentina, y mi hijo es hincha fanático del Barça. Somos así.

      En mi comentario original hablaba de otros argentinos que me despiertan admiración y me alegro de haberlo borrado por error para ampliar la lista, ya que me había quedado corta. También decía que se puede ser apasionado y pensante, una cosa no quita la otra. Aunque Messi no me da igual que Bergoglio, Favaloro, Milstein, Leloir, Borges, Cortazar, Sábato, Quino, Lalo Schifrin, Julio Bocca, Daniel Barenboin, Les Luthiers, Fangio, el rabino Bergman,... y podría seguir, pero no es el punto, porque confirmaría el estereotipo de argentina fanfarrona, el de los argentinos que dicen que Maradona es la mano de Dios y que Dios es argentino, aunque la Rousseff ayer dijo que Dios era brasileños ante Francisco, y me pareció simpático, porque me caen muy bien los brasileños, de quienes muchos aquí dicen que se creen "o mais grande do mundo", y porque Dilma pone en evidencia ante un argentino que no presume lo que tantos piensan de nosotros. Es así y tiene su fundamento. Prometo escribir una entrada sobre el tema que ya estuve planeando en mi viaje por la ciudad hoy a raíz de todo esto que vengo leyendo y respondiendo, una ciudad empapelada con pósters del Papa Francisco y con el obelisco enfundado en la bandera Papal, lo cual no está mal.

      No pienso mal de ti ni de los españoles, aunque aquí se los tenga por brutos y se los apode “cuadrados”. Eso no es lo que yo pienso: ¡mis abuelos eran españoles, así es que yo soy "mita y mita", como la pizza de cancha argentina, Luis Antonio! Simplemente siento que ha habido una reacción de cierto círculo de intelectuales españoles que me sorprende aunque no condeno. Ustedes, que han evangelizado a Latinoamérica, ahora se autoproclaman ateos y anti-Iglesia. Me cuesta entenderlo pero lo respeto.Mis abuelos eran profundamente Católicos pero no pulidos como ustedes. La Iglesia tampoco es igual en todas partes.


      Y también decía que el mate me produce acidez y que Máxima no es muy querida por los argentinos en general, por oligarca y vendida y por ser hija de un colaboracionista de la dictadura, te dirían aquí. A mí me importa poco y nada. Me es indiferente. Así que ya ves: ni eso nos une. Somos, como todos los pueblos, diversos y heterogéneos.

      Te invito a pasar por mi blog en unos días, cuando tenga lista la entrada que me has inspirado tanto tú como Joselu.

      Y en cuanto al Papa, te digo lo que Lennon: "Let it be!". Démosle tiempo y aprendamos a separar la cizaña del trigo con humildad.

      ¡Un abrazo!

      Fer

      Eliminar
  8. A mí lo que más me mata de todo esto es que a pesar del paso de los siglos no hemos aprendido nada respecto a obviar esos ruidos multicolores y quedarnos con la esencia o el mensaje de las cosas. Entre eso y el borreguismo que practicamos, nos tienen pillados.

    Un beso Krapps. Espero que te mejores prontito (¡¡¡que ya vamos teniendo una edadddddddd¡¡¡ :P)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos llama más la atención la luz del relámpago o el sonido del trueno que la eficacia del rayo, mientras no nos afecta a nosotros claro. Lo rimbombante entra antes y mejor que lo que es sutil y espaciado.
      Más ahora donde nuestra vida está sujeto a mil fuegos de artificio que nos distraen del personaje que llevamos dentro.
      Gracias Novicia, muchos besos y feliz Semana Santa.

      Eliminar
  9. Me he encontrado ESTE RUÍDO GENIAL y me ha sonado taaan rebién, que te( os ) lo dejo, yo creo que FER sabe de sobra el cariño inmeenso que todos sentimos por ARGENTINA, tanqui LUIS ANTONIO, pero si tú ¡¡eres medio gaucho, che!! :-)

    Mi beso para ti DR KAPP, para todos, para la ARGENTINA y...
    Para este nuevo Francisco/Messi/Gardel ¡ojalá gane el/su/nuestro partido a ritmo de tango!
    Con poco ruido y muchas nueces... a lo mejor así, hasta me empieza a gustar el fútbol :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María. No había llegado hasta aquí abajo, te había leído arriba nada más.

      Estemos todos tranqui, como se dice en porteño, que no ha habido ningún sismo ni se acaba el mundo. Es la misma historia de siempre, la historia de la humanidad. Y ojalá hagamos todos muchos goles para poder gritar a viva voz: “¡Goooool!”, golazo de la humanidad por una vez, aunque bien se que Dios no es argentino.

      Un abrazo grande con el cariño que les tengo a todos!!!

      Eliminar
    2. Gracías María, yo ampliaría la nómina a Piazolla, Discépolo y uan de mis pasiones más arraigadas: Manuel Mujica Lainez.

      Eliminar
  10. Es innegable que Pedro traicionó los postulados iniciales de la iglesia, y que la transformó en un show. Por otra parte, sin eso no habría sido posible que alcanzase el poder que tuvo hasta hace poco: el estado vaticano, el ejército vaticano, las alianzas guerreras con otros paises europeos...

    Y aun así, resulta asombroso que la gente sencilla, humilde, sabiendo de todo ese boato, haya seguido creyendo en ella durante tanto tiempo. Comprendo que también el miedo, la Inquisición, haya obligado a que, al menos en apariencia, el pueblo se haya mostrado sumiso. Pero esa razón no lo explica todo: la desesperanza por una vida miserable, llena de angustia y sin verdaderas razones para vivirla, es lo que en definitiva arrojó a millones de personas en las creencias iracionales, en la esperanza mítica en un Más Allá que les compensase el horror de aquí. Y ese es el mayor acierto de la Iglesia, de todas las iglesias: el haber sabido gestionar esa esperanza. El mayor acierto y la mayor indignidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Cómo que está usted pocho? ¡Ahora me entero!

      Hay que ver, hasta los doctores de raigambre tienen bajones... bueno, pues nada: que se recupere plenamente y con la mayor felicidad posible. Como se decía en el argot taurino, aún tiene usted muchas tardes de gloria que depararnos.

      Eliminar
    2. Seguramente te refieres a Pablo. El papel de Pedro es más el de heredero pero su papel en el desarrollo de la Iglesia es más bien simbólico.
      La gente humilde, cualquier persona en realidad, se ve subyugado por lo que no entiende, por aquello que le trasciende. Para ello no necesita coacción aunque contribuya a ello, le basta con la necesidad. Así nace la magia, los mitos y la religión donde la espiritualidad es, como dices, pura gestión administrativa.
      Un tropiezo de nada, Rick. Soy ignorante en materias médicas, mi doctorado es de otra índole. No te dejes engañar por mi espejuelo que solo uso para mirar el alma oculta de mis amigos blogueros.

      Eliminar
  11. Lo que llamas 'ruido' forma parte del universo simbólico, tan 'humano, demasiado humano', pero aparte está la política: la liturgia, incluso la teología también fue una forma de hacer política. Los actores sociales se mueven en este juego y, cada uno desde su papel o con lo que está en su mano, sobrevive y deja su pequeña huella. Por supuesto, Jesús no fue el creador del cristianismo, fue Pablo de Tarso, pero ni siquiera Pablo creó el boato y la grandiosidad. Eso, más que una persona, lo creo una entidad: el Imperio romano. Y luego siglos y siglos de atados y cosidos nuevos, hasta lograr la magnífica catedral gótica del medievo. Los medievales eran gente que entendía mucho de gestos, así que los símbolos (y no solo las palabras) eran esenciales en su vida. Eso ha heredado la Iglesia, y ha llegado hasta nosotros. Ahora bien, leo en tu entrada una crítica soterrada, con la que por supuesto estoy de acuerdo: Debemos ser críticos con las luces que resplandecen demasiado, y saber extraer de ello el o los contenidos. Ser críticos, al fin y al cabo, ser individuales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El rito siempre precede al uso interesado de él para alcanzar otros objetivos. Es el éxito el que permite que algo que nació con un fin determinado desborde los límites y termine siendo otra cosa.
      Pablo tenía la llave y no Pedro, con esa llave abrió una puerta para que luego se colase todo lo demás. Es cierto que la iglesia se apoyó en toda la tramoya romana al igual que se apoyó en otros cultos religiosos para asentarse en los diferentes territorios pero sin dejar de poner su firma. Por ejemplo, el culto a la diosa Astarté se convirtió en culto a la Virgen María en algunos lugares pero luego generó su propia lógica interior para convertirse en algo propio y diferente.
      Los del Medievo entendían de gestos porque no tenía acceso a la cultura escrita por eso parte de su pedagogía se desarrollaba a través de los relieves y esculturas de las iglesias y catedrales.
      Para ser individuales, no queda otra que ponerse unas gafas de sol para que no nos deslumbre la realidad y más en tiempos donde sobreabundan los fuegos de artificio.

      Eliminar
    2. La importancia romana, no tanto en lo religioso/ideológico, como en lo estructural y político. Basta pensar que muchísimas diócesis romanas sobrevivieron a través de los llamados 'siglos oscuros', hasta la Edad Media, con sus delimitaciones más o menos vagas, pero sobrevivieron. El latín y el cristianismo. Si no fuera por los romanos, ni Pablo ni los apologistas griegos hubieran conseguido trascender en la Historia. Independientemente de la calidad de sus textos. Pero en cuanto a unidad doctrinal y demás, si, por supuesto fue Pablo el creador del cristianismo.

      Respecto al tema gestos, oralidad, etc del medievo, si, exactamente. Aunque las nuevas investigaciones subrayan más lo que se conocía de la palabra escrita, que no estaba tan alejada de ''la mayoría''. Había formas y formas de acercarse a ella, aunque esa grandísima mayoría no supiera escribir o leer no era analfabeta, estaba en contacto con el lenguaje escrito también, aparte por supuesto del visual: las palabras estaban presentes continuamente, retenían de memoria muchos más pasajes que nosotros, escuchaban a los predicadores, disponían de escribas y a través de ellos producían sus pequeños textos, etc... En fin, una cultura oral, pero sin dicotomía estricta entre escritura y oralidad.

      Y buf... Perdona por el rollo que se sale totalmente del tema. Estas cosas son lo mío, estoy estudiando el medievo ahora mismo y siempre me ha interesado la historia religiosa. Aunque a ti también te veo ''friki'' del tema, como yo :P

      Eliminar
    3. Si, es cierto que la estructura romana perduró durante muchos años pero no solo a nivel religioso, solo hay que pensar en la importancia del derecho romano en la actualidad. Era un pueblo pragmático que supo adaptar la culturas que le eran próximas, no solo la griega, a sus propias peculiaridades y eso es algo que adaptó la Iglesia a la perfección.
      Recuerda que los principales textos medievales estaban valorado tanto por sus textos como por la calidad y expresividad de sus ilustraciones, iluminacaciones. Ahí está el caso de los célebres Beatos de Liébana o los libros de horas, es decir de oraciones, de los reyes leoneses. Lo que pervivía era el lenguaje oral y la escritura estaba reservada en la gente del común para los textos administrativos de propiedad o pertenencia. Por decirlo así no se minusvaloraba el valor de la escritura pero se la veía como algo lejano, alejado de la vida corriente y para asuntos de gran importancia.
      El medievo es un tema fascinante, ¿has leído a Georges Duby? La época de las catedrales, El amor en la Edad Media, El siglo de los caballeros etc... Es un divulgador extraordinario y consigue que cualquier persona, incluso lo más alejados de los estudios históricos, puedan entender este período con suma facilidad.

      Eliminar
    4. Perdón por llegar tarde. Si, Duby es un clásico ya, como Le Goff. Grandes. He leído a Duby, pero no los libros que citas aquí de él. Me los apunto.

      Eliminar
  12. Lo malo del ruido es que ensordece. Mira que hay ruido en las calles y los políticos sin comprarse un sonotone.

    “Lo bueno” de este Papa es que es de ascendencia italiana, habla español y viene de Latino-América, un análisis de lo mas simplista que he escuchado por parte de los gallos que desde sus palos se dedican a hacer opinión.

    El ruido al entorno es inevitable, si hay sombras como diría aquel “arrepentíos los quiere dios” y si hay luces pues que nos deslumbre. Hasta entonces habrá que estar a la expectativa.
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En estas cosas mejor recurrir a los tópicos como ese clásico de no hay peor sordo que el que no quiere oír. ¿Para que vas a oír si solo quieres que te escuchen?
      Algún día descubriremos todos las ventajas de los claroscuros hasta entonces que se instale cada uno donde mejor se sienta.
      Salud.

      Eliminar
  13. A ver Doc, lo primero saber que está bien. Por aquí he leído mucho barrunto sobre tu salud. En fin, deduzco que ya está en forma. Y sobre el Dios pantocrátor, Tarso, los chicos de las manzanas digitales de California y el simpático hombre del logo de Seattle. Lo tengo claro; Dan Brown no era tan lerdo y al final Mr. Abrams y su isla serán quienes esconden el código deuteropaulino. Las mitras están nerviosas y ahora el amo es, un ex barra brava que lo ha cambiado por un báculo. Toda creencia me genera dudas, pero no voy a decirte que las dudas no es lo mismo que el ateísmo. No creer. Por ahí hay mucho agnóstico de postín. Sí, tengo fe en tres cosas; el dinero, los Stones y el sexo. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estoy en forma JC pero me puede el vicio de escribir aunque no sea lo más sano para mi maltrecha salud.
      Me gusta que seas bueno es decir no dubitativo. Mejor así, el exPapa BeneXVI y su fiel mascota Rouco V. podrían lanzarte a la cabeza mil encíclicas sobre las maldades del relativismo contemporáneo. Respecto a la inteligencia del amigo Brown tengo mis serias dudas, aunque no dudo su astucia me temo que a veces anda algo desubicado.
      Veo que sigues teniendo fe en viejas y en algún caso antiguas divinidades. Eso está bien
      Abrazos

      Eliminar
  14. El hijo del carpintero, del que ni siquiera hay constancia de que existiese al 100%, fue en todo caso un 'esenio' enfrentado al poder de su tiempo (una Judea invadida por Roma)y jamás de los jamases tuvo intención de fundar religión alguna, sólo presentar batalla a un Sanedrín que creía vendido (y lo era). Pero la mitología 'a posteriori' es la que es... y ha dado para mucho, evidentemente.

    Y si tal como dices, el de Tarso y algún otro iluminado a conveniencia, no hubiesen tomado arte y parte en este asunto, estaríamos hablando de otros 'fastos' distintos. Lo que está claro, a mi parecer, es que son muchos los que gustan de pensar que es posible transcender de nuestra condición de mortales, y eso es sobre todo... lo que hace adeptos... Y ahí tenemos a los cuatro espabilados de turno, aprovechándose de esa necesidad y dejando boquiabiertos con la liturgia al rebaño.

    En fin! cuídate mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A estas alturas ya no sé lo que es leyenda ni realidad en la vida de Jesús de tanto que ha sido manoseada.
      Supongo que al final no importa demasiado. En realidad su historia, verdadera o falsa, no deja de ser más que un buen pretexto para lo que vino después.
      Trascender de nuestra condición humana debe ser culpa de chip incorformista que llevamos dentro. Ese que nos impide aceptar el mundo tal cual es y soñar con algo que desconocemos.
      Gracias, Cristal

      Eliminar
  15. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  16. Yo, tratandose de Dios, lo dejo ir con el papa. No me gustan las malas compañías.

    En cuanto al ruido del que nos hablas, un maravilloso ejemplo aparte del que tu nos pones, es el de Atila.

    Quiero también recordar una frase de Groucho Marx: No hay en el mundo mayor espectáculo que el mundo del espectáculo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No des por hecho que los Papas tengan tan buenas relaciones con la divinidad. Si éste es un poco selectivo quizás prefiera no frecuentarlos.
      ¿Atila era ruidoso? Más bien algo broncas pero siempre que no se apease de su caballo. Cuando estaba de pie en tierra debía sentirse tan indefenso como Sansón tras raparse al uno.
      There's No Business Like Show Business. Búscalo en Youtube y verás la cantidad de versiones musicales que hay de ese tema.

      Eliminar
  17. Mucho ruido y pocas nueces, es cierto. El ruido apabulla, impresiona y somete. Por eso no me gusta. Ni el real ni el simbólico. Lo importante, lo individual pasa a ser secundario ante esa majestuosidad artificial. No sé de dónde nace esa atracción por el rebaño, esa necesidad de pertenencia a un grupo que nos esclaviza a sus pretensiones. Y la cuestión es que esa misma sensación es la que tengo en otras muchas situaciones de la vida diaria, como si si fuera extrapolable y no nos dejara ser nosotros mismos.

    No sabía que estabas malito, Dr. Krapp, espero que no sea nada y te cures pronto.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La atracción por el rebaño nace del miedo a la soledad y al desamparo. Tú que eres profesora lo sabes bien cuando te enfrentas cada mañana a tus alumnos y cuando tu yo tiene que combatir con el de ellos.
      Malito no, accidentado.
      Besos

      Eliminar
  18. Todo es, un negocio y, negociable.No cabe duda que la Iglesia tiene muchos intereses y los tiene que mantener...Por eso nos tienen que encandilar de alguna manera.

    El que tiene fe o es un buen creyente: le sobran los faustos y, los que no lo somos tanto pués...algunas cosas entran por lógica y otras no tanto.

    Pero sí, que viendo un poco el perfíl de este nuevo príncipe de la Iglesia parece que vende bastante bien.Porqué es cercano,porqué es un buen comunicador,por lo que séa.

    Pero esta dando una imagen más populachera y eso a la mayoría le gusta más.Y encima es de origen latino es, más cercano.

    Krapp:que te recuperes prontito.

    Un abrazo feliz Semana Santa.



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos que la imagen de este Papa sea más popular que populachera y no se quede en los meros gestos, tan habituales en la institución que ahora encabeza.
      Supongo que pedirle a la Iglesia que se baje de su tinglado es excesivamente utópico ya que es ese "ruido" el que le ha proporcionado su significado específico.
      Gracias, Bertha por tus ánimos.
      Besos y feliz Semana aunque no sea del todo santa.

      Eliminar
  19. Creo que cada vez somos más las ovejas descarriadas que nos rechinan lo carmesí y los discursos, los intentos de los buenos relaciones públicas de la Santa Madre por vendernos su producto, con otro envoltorio, pero con la misma esencia.
    Solo miro a mi alrededor y veo a la más beata de mi calle, abonada a misa mañanera y doblete el domingo y luego es la más intolerante y engreida de todas. Eso sí, el día de Cáritas te dedica unas sonrisas que pa qué.

    Dr, mejórate!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dos mil años de hipocresía institucionalizada tienen su peso tanto arriba como abajo en la masas de creyentes. No creo que el fenómeno tenga una relevancia diferente ahora que hace cuatrocientos años aunque las circunstancias históricas hayan cambiado tanto.
      Feliz Semana, pásalo bien. Te envidio.

      Eliminar
  20. Hoy he tenido que ir a misa (cosas de ser madrina), y me he pasado toda la hora y media pensando en eso, en lo diferente que era lo que contaban, lo que intentaba transmitir el cura a los niños que van a tomar la comunión, a lo que estaba viendo. Era como 2 mundos totalmente distintos, lo que decía el cura, y lo que yo veía. Lo que veía era lujo, una ceremonia muy poco sencilla, muy poco "cristiana". Si Jesucristo resucitase, ha dicho. Y ahí me perdí. Me puse a pensar en cómo los echaría a hostias del templo, por mercaderes, por fariseos.
    Se vendieron muy bien, engañaron muy bien. Pero el ser humano necesita ídolos, dioses a los que adorar. Somos tan absurdos que merecemos que nos engañen. Y si unos dejan de engañarte, a buen seguro llegarán otros que te engañarán igual o mejor. Absurdos.
    Besos Krapp, y espero que estés bien. No me entero de nada... Espero que estés ya recuperado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa dicotomía entre prédica y realidad es la columna vertical sobre la que se ha asentado la Iglesia a lo largo de la historia hasta al punto que los que han intentado unir esas dos facetas o han acabado como mártires, algunas veces santificados, o como herejes.
      Somo absurdos o quizás cómodos cuando otros nos dan el trabajo hecho y no tenemos que sacrificarnos para descubrir nuestra auténticas verdades. La religión nos ofrece creencias precongeladas y solo tenemos que calentarlas en el microondas para hacerlas nuestras. Es más duro confeccionar uno mismo sus propios platos.
      No estoy recuperado del todo pero se agradece tu interés.
      Muchos besos. Feliz Semana

      Eliminar
  21. Tienes mucha razón en el análisis que haces Doc. Marketeros han existido siempre, incluso algunas veces han sido útiles.

    ResponderEliminar
  22. Gracias, Nico. Sin duda han sido útiles cuando había un artículo que ofrecer y personas dispuestas a conseguirlo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  23. Un retrato acertado de la condición humana y sus formas de manipulación.
    Aunque no debemos caer en la desesperanza y dar por inútil la posibilidad de que se arregle el crónico estancamiento.
    Aparecen nuevas tecnologías, nuevos cambios, nuevos movimientos.
    Nunca se sabe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carlos.
      Espero no sonar excesivamente reaccionario si considero que durante muchos años el miedo a lo sagrado fue un freno a la falta de escrúpulos de los más atrevidos. Cuando se pierde la fe en algo que motive la propia vidas es cuando la manipulación adquiere mayor arraigo.
      Soy de los que cree que las nuevas tecnologías mejoran el mundo dando visibilidad a las injusticias.

      Eliminar
  24. tu blog me ha impactado Es un placer leerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Recomenzar, bonito nombre para la esperanza.

      Eliminar