10 enero 2013

Así empezó todo



Antes del principio sólo había la Nada, luego cansada de tanto silencio puso en marcha el reloj del Tiempo y éste, agradecido, creó al Uno para que la Nada no se sintiera tan sola.
El Uno era sólido y compacto, quizás incluso algo pesado, por lo que pronto entró en conflicto con la Nada
La veía vacía. Le aburrían sus naderías y su falta de contenido.
Para estar así, casi era preferible ser un Uno único y solitario, egocéntrico y autocomplaciente. 
Al final, aburrido de jugar con el tiempo, agarró un trozo de Nada y se la comió. 
Hummm, estaba exquisita. Probó a tomarse otro pedazo y le gustó todavía más. Nunca había comido nada tan rico. 
Siguió comiendo y comiendo y al final llegó a una conclusión: si la Nada no le servía como compañía, al menos le serviría como alimento. Además era una forma sencilla y grata de quitársela de en medio a aquella pelmaza. 
Su gozo en un pozo. Aunque el Uno estaba cada vez más pesado y gordo, la Nada seguía tan larga y ancha como siempre. Inmutable.
No por ello se dio por vencido el orgulloso Uno. Siguió devorando a la Nada aún con mayor ansia y voracidad. 
Tragando y tragando, se fue hinchando. Hasta que finalmente...


Finalmente estalló en mil pedazos producto de una colosal diarrea cósmica.
Sus vísceras se esparcieron por doquier muy, muy a lo lejos y durante mucho, mucho tiempo. De ellas nació el Universo entero: la Vía Láctea, las lunas de Saturno, las auroras boreales, las azucenas, los mosquitos, las hemorroides, el amor platónico y esos extraños seres a los que  llaman Habilitados de Clases Pasivas.

Sí, amigos y contertulios del Dr. Krapp, se hace necesario aprended la lección en tiempos tan pesimistas:
En esta mundo salvaje, si llega la ocasión, hasta el egoísta puede ser altruista por simple indigestión.

35 comentarios:

  1. Me gusta mucho más esta teoría (porque es una teoría, no, Krapps?? No es algo que puedas demostrar científicamente, verdad???), que la de Adán y Eva y ese trabajo titánico llevado a cabo en 6 días.
    Las indigestiones, aunque sean así de prolíferas, no son buenas para nadie. Siempre es mejor funcionar desde el buen estado de ánimo y de salud.

    Un beso, Krapps.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La podría demostrar con tres fórmulas matemáticas pero el pudor me lo impide, querida Novicia.
      Las diarreas cósmicas apenas duran unos segundos y no esa cosa tan larga y tediosa de la creación.
      Besos

      Eliminar
  2. Si ya lo expone el dicho: No se empacha Uno por no comer Nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto y encima está esa manía que tenemos de hacer de nada un todo.

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema es que si nuestra esencia es escatológica ¿cómo podemos librarnos de ella, Kuto? Sería tanto como prescindir de nosotros mismos y creo que estamos poco por la labor.
      Yo creo que el enmierdamiento hispánico tiene ciertas características propias, pero eso no libra a las "potencias extranjeras" de estar fabricadas del mismo mejunje.

      Eliminar
  4. Y si cambiamos el viejo adagio: de "aquellos polvos vinieron estos lodos..." por de "aquellas diarreas vinieron estas kakas..." por más cósmicas que sean, pues ya lo tenemos. O no.

    En fin! del 2007 hasta aquí, ha llovido, Krapp, pero se ve que no lo suficiente para limpiar el entorno y el ambiente.
    Cosas de esta especie, o de especímenes de la misma. Supongo.

    Bicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seerí complejo, Cristal, ya que daría pie a que alguien pensase que la diarrea es solo una caca en proceso de formación cuando al parecer, tanta mierda es una como la otra. Sí, desde el 2007 no he tenido oportunidad de variar de teoría pero estoy atento a otras posibles nuevas formulaciones.
      Bicos

      Eliminar
  5. Temerosos les somos más útiles. Siempre ha sido así.
    Me gusta esa indigestión, me has hecho sonreir con la frase final. Ese humor de supervivencia es tan necesario...
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dichosa tú que disfrutas de esta indigestión y gracias por el elogio que lleva implícito. El humor podría ser mejor que el Almax para cierto tipo de problemas digestivos aunque no hay que abusar.
      Besos

      Eliminar
  6. No hay mejor abono que una buena mierda y en su justa medida, es decir bien esparcida no hace mal alguno, excepto, claro esta, que te caiga toda encima...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mierda es muy buen abono pero a lo mejor el problema está en que no sabemos que debemos plantar para que crezca gracias a ella.

      Eliminar
  7. Curiosa explicación del Big Bang, sí señor. Está claro que el orgullo y la gula son los causantes de todo. Del todo gracias a la Nada, que como muy bien dice sigue por ahí, a sus anchas.
    Aunque ese "altruísmo" es involuntario, como lo fue probablemente toda la creación. Haría falta un filósofo aquí... o no: total, ya metidos en el ajo qué más da.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puro Big y luego Bang, no hay otra. Orgullo, gula y aburrimiento. Esto último es algo que viene hasta en el Génesis cuando Dios decidió crear a la mujer para hacer compañía al hombre -sí ya se que es muy machista pero aparece así- que por lo tanto debía estar inmortalmente aburrido.
      Sin duda ese altruismo era involuntario pero los resultados no podrían ser más alentadores para la creación.

      Eliminar
  8. Cuando ya todo es Nada o te has alimentado de demasiada Nada lo lógico es que exista un cambio y empiece a haber algo. Lo que no me había planteado nunca es que de comer Nada y Mierda pudiera esconder un espíritu altruista.

    Pues a mí me ha gustado. No lo recuerdo del 2007, igual yo no había aparecido todavía por la blogosfera.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es el comer lo que que genera algo diferente si no el hecho de que un accidente rompió los límites y creo a los otros donde antes no había nada. ¿Puede haber algo más altruista que crear a los demás aunque sea de forma involuntaria?
      Gracias, seguro que no nos conocíamos por aquella época.
      Besos

      Eliminar
  9. El 2007?? Le estoy dando vueltas y no lo recuerdo…lo que si recuerdo vagamente es que estaba en la nada y en la nada sigo. Que lastima de Hunos
    Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y que tal se vive allí? La verdad es que no nos informan los suficiente sobre ese entorno. A lo mejor es preferible a esta proliferación del Todo que tenemos que soportar en este lado de la realidad.
      Saludos

      Eliminar
  10. Para mi es nueva esta versión digestiva del big bang, en el 2007 ni siquiera sabía que existían los blogs:-)

    Pero aunque estuviste sobrado de ingenio en estas versión escatológica del nacimiento del universo, no solo no veo altruista a UNO, en realidad en su decisión no medió la voluntad, solo la expansión cósmica:-) es que además fue un ingrato indecente, porque se supone que le tiempo le creó para que acompañara a la pobre NADA y el tío va y se la zampa porque le aburre ¡¡merecida tenía la explosión!! de la que ya ves tú, aquí salimos todos...y mira, yo no sé si será que solo veo lo que quiero, pero tampoco veo tanta porquería volando... solo la intuyo subterránea ¿y si atiborramos a todos los merluzos que nos toca soportar? a lo mejor conseguimos que exploten como UNO y de paso creamos doscientos mil universos :-)

    Gracias por la sonrisa, además de gustarme, me ha olido rico esto... claro que ya sabes que yo de nariz... voy como tú:-)

    Muuuchos besos y muy feliz finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi primera entrada, lo puedes ver a la derecha, es de noviembre del 2005 aunque el Círculo de los Suicidas Perezosos nació un mes después de lo de las Torres Gemelas, aunque no era blog.
      ¿Tú te crees capaz de saber lo que pensaba el Uno en pleno ataque de gastroenteritis? Yo no apostaría nada y además como acabo de escribir pocas cosas pueden ser más altruistas que crear al Universo entero sin recibir órdenes desde arriba.
      ¿No ves tanta porquería volando? Será que a veces toma tierra y se convierte en un montón de cosas variopintas.
      Difícilmente nos apañamos a un universo conocido, seguramente habrá muchos más, imagínate doscientos mil universos diferentes.
      Muchas gracias y feliz semana, María

      Eliminar
    2. Justamente mi querido Dr. porque UNO no pensó nada, ni decidió nada, ni en realidad hizo nada más que explotar... de altruismo nada:-)

      El día que te leí esto, me recordó un poema, que al final como siempre ando tan acelerada olvidé pegarte... como la semana pasada anduve aun peor, muchísimo peor que habitualmente, te dejé sin viaje en ningún transporte, ni público, ni privado en mi casa y sin embargo me encantó tu comentario y quería que lo supieras...así que he venido a verte en cuanto me han dado un respiro, y te lo pego.. creo que te gustará, a lo mejor lo conoces ...



      Después de todo, todo ha sido nada,
      a pesar de que un día lo fue todo.
      Después de nada, o después de todo
      supe que todo no era más que nada.
      Grito «¡Todo!», y el eco dice «¡Nada!».
      Grito «¡Nada!», y el eco dice «¡Todo!».
      Ahora sé que la nada lo era todo,
      y todo era ceniza de la nada.
      No queda nada de lo que fue nada.
      (Era ilusión lo que creía todo
      y que, en definitiva, era la nada.)
      Qué más da que la nada fuera nada
      si más nada será, después de todo,
      después de tanto todo para nada.


      José Hierro


      Muchos besos, mil gracias y a ver si esta semana es buena con todos .

      Eliminar
    3. Digamos que el Uno practicó el altruismo involuntario.
      Había leído o escuchado alguna vez ese poema de José Hierro, que era por cierto un gran recitador. Es realmente impresionante y tiene cierto espíritu de lo que yo quería decir aquí dicho de una manera mil veces más hermosa.
      Muchos besos y gracias por fortalecer mis entradas con tus comentarios. Ojalá lo que quede de semana sea mejor que lo que he vivido hasta ahora.

      Eliminar
  11. Mucho me temo que mi conclusión es algo diferente. Resulta que somos una simple cagada del Uno, o dicho de otra manera, estamos hechos de mierda de la Nada. En ambos casos, somos Nada. Pues no nos preocupemos por Nada.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues creo que tu conclusión es la mía y cuando todo lo que consideramos importante se vaya al garete tendremos ocasión de no comprobarlo.
      Preocuparse no es ocuparse y tampoco merece la pena demasiado cuando sabemos de donde viene todo.
      Saludos

      Eliminar
  12. Uff! como esta el patio de desánimos que va... aunque seamos producto defecado de una explosión, algo bueno habrá en todo esto.No puedo opinar porque en el 2007 no estaba conectada a la blogosfera.Pero sí que me parece muy ingeniosa tú forma de ver el inicio de todo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay desánimo desde mi punto de vista. Saber de donde procedemos nos sirve para relativizar las cosas y no darles excesiva importancia.
      Gracias, Bertha
      Abrazos

      Eliminar
  13. Pues visto el resultado, no me extrañaría nada que todo no fuera más que la vomitera o la cagalera de Uno que no tenía nada mejor que hacer.

    Van besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues por ahí vamos. Una única cagalera y sucesivas cagaleras en los productos resultantes hasta que se multiplican ad líbitum.
      Lo que no sé si al final vendrá un torbellino cósmico que vuelva a unir a las partes en el Uno original. Eso es materia para otra sesión escatológica.
      Besos

      Eliminar
  14. Anda, chico con imaginación!
    De puntillas y esquivando la Mierda para no caer en la Nada.
    Y poco más, que mañana toca empezar semana.

    Un abrazo, Dr.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Merecerás un premio si eres capaz de esquivar tanta mierda acumulada. Al menos la Nada parece más higiénica.
      Un abrazo

      Eliminar
  15. No sé qué pensarán los que no tienen NADA, en el sentido más literal de la palabra, que llevarse a la boca...

    De lo escatológico, prefiero no opinar. Es un tema que me ruboriza bastante. Fruto de la educación estrecha que uno sufrió en su más tierna infancia.

    Desde luego no sé a quién debemos este mundo que nos ha caído en suerte, pero se lució...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando no tienes nada que llevarte a la boca el pensamiento se reduce exclusivamente a la pura supervivencia sea como sea y haciendo lo que haya que hacer para conseguirlo.
      No olvides que de lo escatólogico hay dos definiciones: una referida a la cosa esa que te ruboriza y otra sobre la finalidad de la vida y la muerte. Quizás podemos entender mejor esta dualidad desde mi teoría.

      Eliminar
  16. Sutil lectura del Bing Bag, querido Doc Krapp. Me ha encantado. De repente, mi cerebro decodifica un déjà vu. Un capitulo de aquella serie de culto “South Park”— en horario de sonámbulos—y su elucubración del inodoro. La acumulación de detritus y heces orgánicas tras el inicio del universo; “a one stick shit”, que razón tenía el gran Tony Soprano. Nada lejos de las elucubraciones de Pynchon. Nos morimos siendo eso, un montón de tarquín para abrir un pozo de ambición; la vida. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias aunque la verdad no he tenido la suerte -¿o la desgracia?- de ver ese capítulo que citas de South Park ahora que puedo imaginar cualquier cosa. Nos cuesta entender quizás que aquel barro primordial del que dicen que fuimos creados, según los libros sagrados, a lo mejor está más cerca de la idea de los detritus orgánicos que de una simple y elemental mezcla de agua y tierra. Nos merecemos otra cosa.
      Un abrazo

      Eliminar
  17. Disculpa que me he demorado en llegar a leer cómo empezó todo, pero es que, por esto días, me interesaría saber cómo terminará todo, que es lo que más ha estado preocupando al mundo últimamente. De todas formas, me parece una teoría muy acertada por la similitud con el sentir de la diarrea y las hemorroides que este verano del hemisferio sur han proliferado en casa. Ahora también se entiende por qué te autodenominas "Krapp" como creador del microcosmos del Círculo de los suicidas perezosos.

    Abrazo cósmico.

    ResponderEliminar