30 diciembre 2013

Héroes rellenos y juicio al año

 
Apareció ante el Alto Tribunal tras la explosión de la nube multicolor. Llevaba barba de medio pelo e iba vestido con gorra de visera, camisa de leñador canadiense y tejanos astrados. Un perfecto grunge rescatado de los 90 si no le traicionase el mandil manchado, los ojos opacos y las arrugas de viejo. Portaba en su mano un cuchillo tan enorme que podría partir el Himalaya en dos. En la mesa de cocina un extraño ser chillaba y pataleaba.
  • No te asustes-le dijeron- somos los jueces  encargados de valorarte ahora que ha llegado el momento de que te vayas. Al parecer, te hemos pillado cocinado.
Sorprendido, se irguió, soltó el cuchillo y saludó con la cabeza mientras con un viejo trapo limpiaba sus manos de inmundicias.
  • No es nada, estoy ultimando una receta  que he mejorado y me voy a permitir rebautizar de nuevo.
  • ¿Cómo la vas a llamar?
  • Capón de héroe relleno de cabellos de ángel y crema pastelera a la Mandela. Quiero que sea un plato definitivo y que por tanto guste a grandes y chicos, pobres y ricos, imperialistas y sometidos, racistas e integradores,  dictadores y libertarios... En fin, digestivo y atractivo para todo el mundo.
  • Nos recuerda a otros ya existentes.
  • ¿Te refieres a los dedicados a Gandhi o Luther King? Los he mejorado, mi receta será mucho más asequible. Incluso estoy en conversaciones con una compañía de comida rápida para que lo incorporen al menú. No espero alcanzar el éxito del dedicado a Jesús pero al menos estará al alcance de cualquiera. Espero que sea tan versátil como para permitir que cada cocinero haga las combinaciones que más le interesen.
  • Muy bien, ahora toca hacer balance de tus 365 días. No has sido precisamente un año muy positivo.
  • He hecho lo que he podido teniendo en cuenta la herencia recibida. 
  • Eso nos suena familiar, creo que lo hemos oído mucho este año.
  • Es que es así. Llaman demasiado la atención los asuntos tremebundos, casi siempre venidos de otros momentos, pero las cosas han seguido su rumbo. No se ha interrumpido el ciclo de la vida con sus nacimientos, muertes y resurrecciones y las olas del mar siguen besando las arenas y acariciando las rocas en  vez de escapar asustadas más allá de la estratosfera. Mucha tristeza dicen, pero las mareas siguen su curso y no se han desbocado.
  • ¿Pero quien va a pagar los platos rotos?
  • No es mi problema, yo ya me voy. 
  • Debes asumir tus responsabilidades ante tanto malestar, tristeza y dolor.
  • Mis responsabilidades acaban el 31 de diciembre a las 23 horas 59 minutos y 59 segundos. 
  • Quieres eximirte de tus obligaciones.
  • Mi única obligación era darle continuidad a la vida. Lo he hecho y me largo. Ahora me han invitado a una fiesta de despedida y aún estoy con estas pintas. Me tengo que vestir de etiqueta y hacer la maleta.
  • Esperamos que al menos te diviertas.
  • Oh sí seguro, en las fiestas de despedida la gente es increíblemente amable y cariñosa. Debe ser porque saben que no te van a volver a ver. 
  • No les entretengo más, recuerdos cariñosos y mucha suerte a mi sustituto. Créanme,  la necesitará.

09 diciembre 2013

Dioses adoptivos y políticos zombis



"La primera vez que supe que no era un ser humano corriente, lo recuerdo bien, fue cuando ETA voló mi coche conmigo dentro. Salí de allí, envuelto en llamas, y pensé: ¿cómo es posible que haya sobrevivido? Nadie se lo explicaba. Los médicos no encontraban una respuesta, tampoco mi personal de seguridad. A todo el mundo le pareció… milagroso. Esa noche soñé con Dios. Era una luz, no tenía rostro, pero sí voz. Me iluminó con su haz y me dijo: Jose Mari, si te he salvado es porque te necesito vivo para que lideres a la humanidad. Me dijo un par de cosas más, pero son personales. Aquella experiencia me cambió, por supuesto. Desde entonces soy mucho más humilde." (Memorias apócrifas de José Maria Aznar escritas por José Antonio Pérez en su blog Mi mesa cojea)
  • ¿En serio se lo cree?
  • Sí pero nosotros no lo hemos programado para que piense así. Lo debía llevar dentro, en sus propia naturaleza original.
  • ¿Pero luego te hiciste pasar por Dios ante él?
  • Esa era la idea. Viendo que estaba tan predispuesto a la grandeza fue fácil engañarle y entrar en su cerebro. Instalados ahí dentro tiene su lógica que nos considere una especie de... ¿cómo decirlo?
  • De dioses adoptivos. 
  • Exacto, esa es la frase, ahora somos sus dioses adoptivos.
  • Supongo que cuando comenta que Dios le dijo un par de cosas más se refiere a cuando le pediste autorización para realizar ciertas mutaciones en el cerebro de los dirigentes de su partido. 
  • Supones bien y la verdad es que no puso ningún reparo. La idea de ser un salvador de la humanidad era demasiado hermosa como para ser descartada por pequeños escrúpulos morales 
  • ¿Pero no lo comentarías que ibas  a manipular la mente de sus correligionarios?
  • Claro, solo le dije que le ayudaría a convertirse en el líder que siempre había ansiado ser y tendría a toda su gente a sus pies.
  • Entonces a partir de ahí todos recibieron órdenes de pasarse por el taller para hacerse un buen tuneado.
  • Se nos han escapado muy pocos, la verdad, y éstos siempre han  acabado saliéndose del partido.
  • Y sin que nos costase un céntimo. Hay que reconocer que  Bárcenas es un gran administrador.
  • Sí, ha sido decisivo colocar a uno de los nuestros en un lugar tan estratégico.
  • Podríamos haber intentado lo mismo con los dirigentes de la oposición.
  • ¿Quién te ha dicho que no se ha hecho? Pero eso corresponde al otro operativo.
  •  Lo que no logro entender es como los votantes no se han dado cuanta del cambiazo.
  • Olvídalos, son unos cegatos y se lo merecen. Querían librarse de unos ineptos y se olvidaron de que la alternativa puede ser mucho peor. Con un poco de vista se hubieran dado cuenta que estos políticos no son normales. No tienen  sentimientos. Son mutantes. Zombis. Tampoco antes de su reconversión eran mucho mejores, pero ahora, siendo nuestros esclavos, solo pueden ser juguetes de nuestro intereses.
  • Demasiado trabajo para conquistar este mundo de mierda. ¿Crees que merece la pena el esfuerzo?. Ellos mismos se están poniendo la soga al cuello.
  • Sólo somos funcionarios. Debemos obedecer las órdenes de los mandamases  de nuestro añorado planeta en el Sistema del KintoKoño.
  • No te quites mérito, serás un eficiente lagarto espacial pero también un artista.

28 noviembre 2013

Un hermanito burlón de madera

(Una vieja entrada del 2007 que he encontrado mohosa en el arcón del blog. Le he hecho la manicura y creo que está más presentable. Hasta parece del 2013. O a lo mejor no. Total, que más da

Espero que papá no se enfade mucho. Aunque ya sabes como es él. Tú lo conoces mejor que nadie. ¿Verdad, pillín? Siempre has sido su confidente, su amigo, su socio y yo siempre he sido la típica hija solitaria y abandonada por sus padres artistas.
¿Qué crees que pensará cuando te vea con los ojos arrancados de las cuencas y tirados como canicas gemelas por el suelo de la habitación?
Esos ojos fijos, como dicen que tienen los muertos, que aterrorizaban mis noches sabiendo que estaban allí, mirando al techo en el cuarto de al lado.
Pobre Mister Jones.
¿Qué crees que pensará papi cuando vea que la boca con la que decías esas cosas tan graciosas para meterte conmigo es ahora un agujero oscuro y vacío como la entrada de un pozo?
¿Qué fue de aquella nariz pizpireta con la que no olías nada?
¿Dónde están ahora tus brazos y tus piernas inútiles?
Estás cambiado, Mister Jones. Pareces un gusanito con la cabecita pelada y sin poder  moverse de la alfombra.
Pobre muñeco roto.
Pobre mi papá ventrílocuo, sin muñeco y con hija asesina.
  • No te asustes, nena. Piensa que es un compañero de juegos. Un hermanito burlón de madera. Gracias a él tenemos esta casa tan bonita y puedes estudiar en ese colegio tan caro. 
  • Pero no es de verdad, papi. 
  •  Como si lo fuera. Trátalo como si lo fuera. Debes considerarlo un miembro más de la familia
Pobre Mister Jones.  Creias que ya tenias familia y sólo  eres un trozo de madera relleno de trapo.
  • Tú también eres de madera y trapo. 
  • Mientes, Mister Jones y además no puedes hablar, te he arrancado la lengua.
  • Boba, soy un muñeco de ventrílocuo. No necesito la lengua para nada. Y tú eres como yo
  •  ¡Yo soy una niña de verdad!!! 
  •  A las niñas de verdad les dan miedo hablar con muñecos de ventrilocuo sin boca ni ojos. 
  • Me estás engañando con una de tus trampas, embustero. Quieres vengarte por lo que te he hecho. 
  • Dime, niña de verdad ¿por qué no sangraste cuando al arrancarme los ojos con la navaja te cortaste un dedo? ¿Dónde está la sangre? El dedo tiene un corte profundo pero no ha salido ni gota. 
  • Es que estoy enferma. 
  • ¿Enferma? Estás enferma de envidia porque siempre estás en el cajón. El ventrílocuo me prefiere a mi, al gran Mister Jones
  • MALDITO, MALDITO, MALDITO...

Ahora si que no podrás hablar más, Mister Jones. Te he arrancado el alma y solo eres un gusano muerto con la cabecita pelada. Espero que papá no se enfade mucho. Aunque ya sabes como es él. Tú lo conoces mejor que nadie. ¿Verdad, pillín? Siempre has sido su confidente, su amigo, su socio y yo siempre he sido la típica hija solitaria y abandonada por sus padres artistas...

19 noviembre 2013

Aprovecha gaviota que no te verás en otra

Señoras y señores, disculpen la premura con la que hemos convocado esta rueda de prensa pero era necesario dar cuenta de las primeras conclusiones policiales tras los lamentables incidentes ocurridos esta mañana. Ya les informo que no habrá rueda de prensa posterior.
Como saben en mi calidad de presidente del gobierno procedía a inaugurar el nuevo puerto deportivo de esta villa marinera de Portoxeixeirio.
(En voz baja con el acompañante de su derecha) 
  • ¿Dije bien Portoseixeirio o es Portoseixeiro, alcalde?
  • Es Portoseixeiro, presidente
  • Metí la pata, pero no se extrañe, no frecuento el gallego desde que lo hablaba con los criados y caseros en la casa solariega de mi padre.
Prosigamos. Estando pues en Portosei... o sea aquí y en el momento mismo en que procedíamos a cortar la cinta inaugural; el cielo, hasta entonces primorosamente azul, fue invadido por una extraña nube oscura venida del este. Recuerdo que dije : "nos va a  caer una buena" y solo unos segundos más tarde nos bajó desde arriba una tremenda tromba de algo parecido a la nieve blanca pero de aspecto muy pringoso. Alguien gritó y voy a respetar la textualidad de sus palabras: "nos están cagando las gaviotas". Instintivamente corrí a  buscar amparo debajo de unas viejas barcas volcadas en el dique, mientras los escoltas disparaban hacia arriba causando gran número de bajas en el bando agresor. Mis colaboradores me ayudaron a resguardarme y allí me quedé hasta que la bandada escapó por donde había venido. Cuando me dijeron que no había peligro salí de  mi refugio y tras envolverme en una manta fui llevado al cercano puesto de la Cruz Roja donde me repuse y cambié mis ropas. 
Frente a los descabellados rumores existentes y propagados en prensa y redes sociales, es mi obligación dar a conocer algunos desmentidos:
  • No es cierto que haya habido secuestros ni  victimas mortales. Aunque el Director General de la Marina Mercante se daba por desaparecido se le encontró desmayado bajo una espesa capa de excrementos blancos.
  • No es cierto que el ataque haya sido realizado por drones. Una proposición absurda ya que los cadáveres de las gaviotas, con las tripas fuera, están a disposición de quien quiera verlos.
  • No hay motivos para pensar que se trate de un ataque terrorista de Al Qaeda. Las gaviotas "fallecidas" eran viejas gaviotas argénteas, propias de estas latitudes y por lo tanto rollizas y omnivoras. De esas que se alimentan con nutrientes marinos y las delicias de nuestros vertederos incluyendo, si fuera menester, la carne de cerdo. No las vemos pues presa fácil para la propaganda yihadista. 
  • La opción ETA está descartada aunque algún conocido diario de Madrid relacione este incidente con los atentados del 11M
  • Por su parte los grupos armados gallegos no poseen la infraestructura adecuada para adiestrar a aves tan indolentes.
  • También se habla del Movimiento 15M, de Nunca Máis y de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, pero aunque la aviesa actitud de las gaviotas revela un fuerte grado de indignación no las podemos considerar cómplices de esos grupusculos antigubernamentales.
  • ¿Venganza por la muerte de sus 200.000 congéneres cuando la tragedia del Prestige? Por favor, señores, seamos un poco serios: las gaviotas no son elefantes memoriosos.
Terminemos esta rueda de prensa, pero antes les resumo el análisis toxicológico que se ha hecho de las deyecciones de las aves. Esperen un momento... 
(En voz baja con su acompañante de la izquierda)
  • ¿Tengo que decir ésto?
  • Sí, señor, es lo que hay
  • Vaya, hombre.
El análisis nos indica que los excrementos de las gaviotas son normales ya que al caer forman pequeños hilitos, como regueros que al solidificarse tienen aspecto de plastilina en estiramiento vertical. En fin señores, la historia se repite.
Buenas tardes.

08 noviembre 2013

El héroe matutino

Amanece. Al sonido de los clarines, el cuerpo del héroe se transforma en campo de batalla para que Sueño y Vigilia se disputen sus despojos. Pronto, Sueño, huye hacia su escondida guarida diurna, consciente de que su escaramuza le permitirá una segura venganza en la propiciadora noche. Es momento para que Vigilia entregue al héroe su perdido cuerpo y éste se levante vacilante del lecho de batalla. Ya erguido, mientras recupera la plenitud perdida, mil maldiciones salen de su poderosa boca. Al final se convence de que la resistencia no es posible. Su destino está trazado y debe afrontar la lucha. Emprende pues su majestuosa marcha hacia el templo de las abluciones matinales. Veinte minutos más tarde, limpio y despejado, se toma su refrigerio caliente con expresión lúcida y desafiante. Luego recoge sus objetos de poder, sale de su mansión, llama a la máquina transportadora y desciende hacia otra realidad. 
Cuando el ascensor llega abajo, es ya un insignificante roedor con el rabo entre las patas, preparado y bien dispuesto para la decepción diaria.

31 octubre 2013

Guirigay en la zona guay

  • Cariño, llevamos varios días viéndote pedir a la puerta de este supermercado y hemos decidido venir a charlar amistosamente contigo.
  • ¿Ser policías? Yo tener papeles en regla.
  • No, no somos policías, cielo. Martona, esta mujer tan poderosa, y yo, que me llamo Giorgio, formamos parte del colectivo que quiere que este barrio siga siendo lo que ha llegado a ser. Coherente con el espíritu que le ha dado fama internacional.
  • Y hay que decirlo: tu eres una mugrienta incoherencia.
  • ¡Martona, te prohíbo que le hables así! Es extranjero, debemos explicarle las cosas con dulzura ¿Dime como te llamas?
  • Ilie, señor.
  • A ver, Ilie, en esta zona está asentada la comunidad gay. ¿Sabes lo que significa gay?
  • Sí, en mi tierra también gais.
  • Pero bien que les dais palizas y no les dejáis vivir.
  • Yo no pegar palizas. Palizas a mí que soy gitano
  • ¿Ves, Martona? Has conseguido que se ponga a la defensiva. Escucha, Ilie, no tenemos nada contra ti pero nuestro colectivo tiene una posición que mantener. Es importante que los de fuera sigan pensando que los gais somos siempre cultos, limpios, educados, simpáticos, glamurosos. Deben creer que solo tenemos profesiones hermosas: decoradores, arquitectos, diseñadores de moda, escaparatistas, estilistas, cocineros. Apreciar que nuestros pisos, apartamentos y lofts son cálidos, luminosos y cómodos como  lo son nuestras tiendas, boutiques, bares y restaurantes. Por eso debemos vivir en zonas como ésta, agradable, acogedora, antigua.
  • Y tú eres como un borrón oscuro que nos mancha el paisaje.
  • Vecina gorda de enfrente decir que vosotros asustar viejos para dejar casas y luego hacer pisos para maricas ricos.
  • ¿Nos llamas maricas, cochambroso muerto de hambre?
  • Ella decir maricas, yo decir maricas.
  • Martona, chica, refrénate de una vez y deja de amenazarle con ese puño horroroso de hierro. Sigamos, Ilie. Nuestra comunidad está considerada como desenfadada y abierta. En nuestro tiempo libre nos gusta reunirnos en fiestas y celebraciones donde damos rienda suelta a nuestro sentido lúdico de la vida, tal como exige nuestra condición gay. Al ser tan acogedores y faltos de prejuicios, los heterosexuales cultos, progresistas y con ganas de juerga nos adoran y llenan nuestros cafés, restaurantes y pubs para imbuirse de nuestra ambiente chic y sofisticado. Así, gracias a su capital podemos seguir siendo lo que ellos creen que somos y nosotros tan contentos. Lógicamente en nuestro way of life, un mendigo gay es una contradicción en sí misma y daría lugar a toda clase de murmuraciones por parte de la conspiración homofóbica que busca cualquier ocasión para lanzarse contra nuestra yugular.  
  • Hablando en plata, para darnos por el culo. 
  • Yo no hacer daño por pedir. Tener cinco hijos y mujer que necesitan comida. 
  • No nos sueltes el rollo que ya lo conocemos. Sois una puta mafia de mendigos, carteristas y putas. 
  •  Ilie, no hay problema, no queremos que te vayas. Solo que modifiques un poco tu look. Te vamos a poner muy guapo. 
  •  ¿Guapo? Yo estar bien conmigo
  •  No, vamos a quitarte la roña y cargarnos ese cartel ¿No tenias familia e hijos? Ahí dice: "Estoy en el paro. Soy gai. Mas bale pedir que rovar. Dame una limosnita por amor de dios?" Eres analfabeto y mentiroso. 
  •  Martona, déjame a mí que te lo vas a cargar antes de que podamos  sacarle provecho. Ilie, queremos convertirte en un bello objeto artístico. El personaje de un happening  permanente en la entrada de los garitos con más charmé del barrio. Los propietarios se rifarán por ti. Hemos hablado con Montevecchio, el célebre diseñador y ya ha pensado como irás vestido. Unos harapos de lo más sugerentes ¿Te acuerdas de los mendigos que pintaba Picasso en su época azul? Pues así vas a estar tú a partir de ahora. Y el cartel en vez de cartón va a ser de neón. Te pagaremos. Os daremos algo de comida para ti y tu familia, una chabola más cómoda y una buena comisión para lo que saques por las limosnas.
  • Está alelado, no reacciona.
  • Yo ser libre. No trabajar para nadie. Nunca. Ser pobre, no muñeco.
  • LÁRGATE CAGANDO HOSTIAS. NO QUIERO VERTE MÁS POR AQUÍ O TE ASEGURO QUE ESTE INVIERNO NO VAS A TENER PROBLEMAS DE FRÍO.
  • Lo siento, Martona, me pasé de generoso.
  • Te lo dije, Giorgio, éstos tipos no son de fiar. Les gusta la mierda más que a las ratas. Tú y tus jodidas ganas de regenerar a la gente.
  • Cielo, no lo pude remediar. Reconozco que a veces mi espíritu cristiano es tan, tan grande ...que me pierde.

23 octubre 2013

Embadurnada por ti


  • Va el tío y me dice con toda la jeta que se ha enamorado de una que conoció en un blog.
  • ¿En un loft? Será una de esas niñas pija que se creen bohemias y son los papis los que le costean el apartamento.
  • No, Maruchi, hablo de un blog, no de un loft. Joder hija, a ver cuando vas al otorrino.
  • ¿Y de que te ha servido  a ti tener tan buen oído? ¿Para escuchar que el imbécil de tu pareja se ha liado con una tipa en Internet?
  • No te he dicho que se haya liado, se ha enamorado.
  • ¿Y tú te lo has creído?  Si te dice que se ha enamorado es que ya ha habido algo entre ellos. Pobre, Totora, tu futuro está en manos de una fulana desconocida.
  • En lo de fulana tienes razón ¿sabes como se llama su blog? Embadurnada por ti.
  • ¿Embadurnada por ti? Ay, Totora, lo tuyo no tiene remedio. Tú eres muy siesa, como dirían por Cádiz,  nunca podrás competir con una mujer dispuesta a ser untada. 
  • Maruchi...
  • Lo que no sabia es que al mosquita muerta de Chema le gustase el sado ¿Tiene un cuchillo apropiado? Hummm...
  • Por Dios, Maruchi.
  • Quizás has sido demasiado tímida en tu relación. Debías haberte dejado someter a ciertas prácticas. La mermelada, la mantequilla, aunque la de hoy sea más indsutrial que la del El Último Tango. Pero en fin, todo lo untable es respetable si da placer. 
  • ¿Respetable ese pendón o el imbécil que le hace la corte? Maruchi,  tienes dos opciones: o te callas o te callo.
  • Vale, Totora, no te cabrees que solo quiero ayudarte a que pases el mal trago.
  • No es un mal trago, puñeta, hace años que no aguanto a ese hombre. Es un puto adolescente otoñal empeñado en hacer el ridículo cuando huele sexo cerca.
  • ¿Y por que no lo has dejado?
  • No me mola estar sola, además supongo que tengo algún derecho de propiedad después de haber pagado la hipoteca de estar tantos años aguantándole.
  • Pero si ya no lo amas.
  • Da igual, tampoco amo mi cuerpo y no por ello voy a donarlo a la ciencia estando viva.
  • ¿Entonces que vas a hacer?
  • Voy a joder a esa bloguera y darle una lección al  subnormal de Chema. Ten por seguro que se le quitarán las ganas de coquetear hasta que le llegue la andropausia, ¿sé dice así?
  • Creo que sí, pero cuenta, cuenta que me estoy emocionando.
  • Pues mira la tipa esa es una listilla de mucho cuidado.  Con cuatro fotos insinuantes y cuatro textos chorras en plan lírico-sensuales consigue que un montón de cretinos, con hambre de sexo atrasado, le llenen el blog de comentarios. 
  • ¿Entonces?
  • Yo seré uno de ellos, Maruchi. Bien sabes que tengo mucho pico para estas cosas. Me la llevaré al huerto. Acabará loca por mí, te lo aseguro. Y cuando la tenga bien pillada, le diré la verdad.
  • ¿Qué eres la pareja de Chema?
  • Que soy la pareja homosexual de Chema y que no me gusta nada que ligue con mi novio. Seguro que a esta cibervampiresa del tres al cuatro le corta mucho más un rollo gay que una relación heterosexual fracasada. Hay tantas.
  • Eres genial, Totora.
  • Baja  la voz y volvamos al trabajo, Maruchi, que el jefe nos está mirando.

12 octubre 2013

Amando a la diosa del llanto


No me sorprendieron aquellas lágrimas que se precipitaron por su rostro. 
Era el efecto deseado. 
Lo había previsto. 
Ahora, al fin, podía disfrutar a mis anchas de la escena. 
Una autentica performance delante de una modelo que desconocía su condición.
¡¡Qué bella estaba!!. Sus ojos parecían la superficie fosforescente de un estanque japonés salpicados aquí y allá por templetes enanos, nenúfares y plantas.  
Era su dolor, pero en su dolor mi amor crecía. 
Quizás sea una jugarreta provocar la aflición ajena para crear un efecto estético y singular; pero sus húmedos frutos estaban delante de mí, haciendo juego con las singulares armonías de aquel estrafalario pub londinense repleto de pretenciosos cachivaches victorianos. 
Ella sufría pero yo era inmensamente feliz. 
Lo que puede dar de si un simple anónimo, con una texto infame, colocado en el momento adecuado. 
Indescriptible. 
Ni el más refinado esteta lo mejoraría. 
Es hermosa la estética del dolor,
Cuando reímos, con nuestros  hinchadas mejillas y nuestros cloqueos de gallina vieja, parecemos monstruos repugnantes recién salidos de alguna sórdida cloaca. 
En cambio cuando lloramos como llora ella. En silencio. Sin aullidos groseros ni estridencias obscenas. Cuando lloramos de esa manera única y formidable, somos como dioses del Olimpo aterrizados en un mundo ajeno y miserable. 
Ella era la perfecta diosa del llanto. 
Sus lágrimas pausadas y audaces, su tez aristocrática apenas enrojecida y ese brillo en la mirada que iluminándolo todo parecía que me iba a abrasar. 
Me dieron ganas de decirle lo bien que lo estaba haciendo, pero me contuve por pura cortesía. 
Rápidamente dobló el papel y lo introdujo de nuevo en el sobre. 
Fue triste, al final me tuve que conformar con una de sus bellas sonrisas.

30 septiembre 2013

Tú matas, ellos ganan

¿Sentimos o solo creemos que sentimos?
Como decía el escéptico Pepe Carvalho en Los mares del Sur:
¿Cómo amaríamos si no hubiéramos aprendido en los libros como se ama? 
¿Cómo sufriríamos?
Y luego terminaba:  Sin duda, sufriríamos menos.” 
¿Por qué sufriríamos menos?
¿Acaso por qué el dolor puro, nacido de nuestra propia esencia, al hacernos más vulnerables también nos da mayor capacidad de redención?
¿Cómo nos va a redimir algo que no es nuestro? 
¿Cómo lo va  a hacer cuando nuestras sensaciones están mediatizadas por lo que hemos visto, leído o admirado en otra parte? 
Al sufrimiento añadimos culpabilidad e inocencia. Culpabilidad por la no saber distinguir lo verdadero de lo impostado e inocencia por desconocer lo que realmente ocurre en nuestro interior.
¿Sentimos realmente la muerte de Asunta, esa pobre niña supuestamente asesinada por sus padres o solamente lo hacemos porque nos toca sentirlo? 
Apoyamos a la víctima, sí. Rechazamos a los posibles verdugos, claro ¿Cómo no lo íbamos hacer cuando nos toca ser buenos?   
Es cierto, nos toca ser buenos aunque luego nos hagamos la  pregunta que se hacía Vila-Matas en un estupendo artículo de El País el otro día: 
¿Somos buenos porque realmente lo somos o porque queremos que los demás nos aprueben?
Da igual, nos hemos alineado con el bien y nos sentimos a salvo. Eso es lo que importa al final.

En cambio no importa que alguien mate y otros ganen.
No importa la sonrisa bobalicona de la locutora del telediario mientras anuncia, a bombo y platillo, que la Televisión de Galicia ha obtenido record de audiencia. Como si se tratase de un derby futbolístico en la cumbre.
No importa que el diario de mayor tirada cambie los titulares cada dos horas para luego  desmintirlos o modificarlos en las siguientes ediciones digitales:
El asesinato de la niña de Santiago pudo ser planificado hace meses por la herencia. 
Investigan si la niña fue asesinada por ser la heredera universal de la fortuna de sus abuelos maternos.
Asunta no aparece en el testamento de sus abuelos pero recibió bienes en vida.
El juzgado no investiga «en estos momentos» la muerte de los abuelos.  
Asunta pudo ser drogada el día de su muerte en una comida con sus padres. 
Asunta fue sedada con el mismo medicamento que tomaba su madre.
Asunta estuvo medicada por alergia y nunca dijo a sus profesoras que su madre quisiera matarla.
La investigación trata de leer entre líneas el blog de la pequeña Asunta..  
Los indicios descartan la participación de una tercera persona en el crimen.
Los investigadores creen que el padre y la madre idearon juntos el plan para asesinar a Asunta.
Asunta habría cumplido hoy 13 años.  
Ésto último es verdad, hoy cumpliría 13 años, las otras no lo sé. Habrá que esperar a las siguientes ediciones. 
Lo importante es tener a la gente en vilo, ponerse a la vanguardia de la información para que los demás medios te tomen como referencia, conseguir más publicidad, vender más periódicos y darle a la gente un hueso para que siga disfrutando.
Por qué la gente disfruta  de todo ésto ¿o no es así?
Disfruta y gana. 
Para algunos es excitante tener una intrigante novela policíaca con situaciones confusas e implicados poco habituales, "gente de sociedad", tan cerca de casa. 
Puede que haya gente con más escrúpulos, pero al menos es un consuelo saber que hay seres mucho más siniestros que nosotros mismos aunque sean más ricos. Eso también es una  ganancia, al meno sobre los acusados.
Disfruta y gana el imbécil que grababa con móvil la entrada del matrimonio en la casa para el registro policial y cuando vio a la cámara filmándole se puso a gritar como un descosido llamándoles asesinos.
Dicen que lo de los insultos puede ser un táctica de la propia Guardia Civil para desestabilizar a los sospechosos. Para eso cuentan con un "experimentado y brillante" gabinete psicológico. Al parecer, también la Benemerita tiene mucho que ganar y disfrutar en e este asunto.
Y no digamos los psicólogos de guardia en las diferentes televisiones. Ese que lleva décadas dando la vara en su condición de psicoforense y otros portentos que son capaces de descifrar la personalidad de unos supuestos asesinos tras verlos 20 segundos en un vídeo.
Unos matan, otros ganan y muchos piensan que sienten ya que ignoran que les han extirpado la capacidad de sentir.

15 septiembre 2013

La primavera de su descontento

Acaba de cumplir 18 años y no está contento. 
Ante sus ojos agrestes y decididos ha pasado una revolución pacífica y popular, pero no es feliz. La revolución de Grándolas, capitanes y claveles no es la suya. 
Él desea otra cosa. No quiere una vuelta a la mascarada democrática, simple pretexto para convalidar la opresión burguesa. 
Sueña con Mao y su Revolución Cultural. Con la liquidación de las clases dirigentes que han expoliado al pueblo. ¿Y por qué no? también sueña  que él puede ser un buen guía para alumbrar el camino hacia el socialismo. Pocos tienen un curriculum tan brillante. Un estudiante impecable que siendo tan joven, se ha convertido en uno de los dirigentes de la Federación de los Estudiantes Marxistas Leninistas, sección universitaria del Movimiento para la Reconstrucción del Partido del Proletariado, el partido político más a la izquierda dentro de la izquierda revolucionaria portuguesa, antes y después del 25 de abril. 
Pero no está contento.
Por supuesto abomina de los partidos socialfascistas que pretenden ser los principales figurones en la nueva etapa: un Partido Socialista financiado por la CIA para frenar las alternativas revolucionarias o el Partido Comunista, mero títere de las maniobras y estrategias de Moscú. Lo cierto es que tampoco se fía de los suyos. No está contento con su propio partido. Mucha palabrería revolucionaria, mucho mural, mucho panfleto, mucha charla de café pero poca praxis real. Por eso esta mañana, él y otros camaradas, han decidido coger el toro por los cuernos. Como forcados en plena plaza de toros. 
Al frente de un  operativo revolucionario ha confiscado un camión, ha atravesado la vieja Lisboa y ha llegado a la Facultad de Derecho en plena Ciudad Universitaria, desierta a aquellas horas de la madrugada. No hay peligro, han hecho unas copias de las llaves para entrar por la puerta trasera y a estas alturas el viejo bedel, ese esbirro del fascismo, andará tan mamado que estará durmiendo en su asqueroso cuchitril del ático.  La acción es sencilla y se realiza sin ningún contratiempo. 
Dos horas más tarde está terminada y se dirigen al centro. Aparcan el vehículo en una calle muy cercana a la Praza dos Restauradores. Despide a los otros camaradas con bellas palabras, no es momento de compartir honores y se echa a dormir en la cabina del camión. A las  diez se despierta, se acicala en el espejo, y se dirige a la sede de su partido que tiene reunión de su Comité Central. Los va a conmover. Sabe que los tiene que conmover. 
Pero no es así. Le reprochan su acto. El secretario general en persona llega a decirle que hay que ser idiota, bobo, un auténtico niñato pseudoizquierdista para entrar en la Facultad de Derecho arramplar con todo lo que se pone a tiro -mesas, sillas, archivadores y toda clase de cachivaches- para luego meterlo en un camión y traearlo aquí con la descabellada idea que se trata de una acción revolucionaria para devolver al pueblo lo que la enseñanza burguesa le ha quitado.  Ha sido humillado delante de toda aquella gente y decide salir cuanto antes de allí, llamar a sus compañeros de aventura y devolver los muebles a la Facultad. 
Meses más tarde recibe la carta de expulsión del partido. La esperaba, pero no se siente menos rabioso. Mientras arruga el papel y lo lanza a la papelera de su cuarto de estudio, su mirada vuelve a ser agreste y decidida. Es entonces cuando lanza una  terrible promesa de futuro:
  • Algún día, esos cabrones, sabrán hasta que punto es revolucionario José María Durão Barroso.

04 septiembre 2013

Entre rayas y muros

 Plan Marshall
El "Atlas americano" carga con el mundo a sus espaldas 
(Viñeta de 1949)
La Unión Europea sostiene y da de comer a los P.I.I.G.S. (Portugal, Italia, Irlanda, Grecia y España)
Espanya ens roba
Así quixeran que sempre fose a nosa Terra (Castelao)
Discriminados locales

24 agosto 2013

Pirómanos con premio

Bajo el patrocinio de PIRA (Promotores Inmobiliarios de Ruindad Acreditada), ASCUA (Alianza de Concejales de Urbanismo Abyectos) y TEA (Tarados Emuladores Anónimos) y la colaboración desinteresada de la Liga Psicótica de Amantes del Fuego, se convoca el I Certamen Anual de Piromanía.
Requerimientos
Podrán optar a los premios cualquier ciudadano mayor de edad, natural o residente en  la Península, islas asociadas, territorios del Norte de África y peñones significativos, que pueda acreditar de forma fehaciente haber realizado al menos un incendio forestal, por iniciativa propia, en los últimos doce meses.
Condiciones
Se valorará la cantidad de superficie quemada, el valor ecológico del territorio calcinado, la belleza  estética del acontecimiento y su impacto mediático en  prensa, redes sociales y opinión pública en general.
Galardones
  • Bidón dorado de napalm con mecha roja: para el concursante que pueda acreditar una mayor superficie arrasada medida en hectáreas. 
  • Lira pequeña de plata modelo Nerón: para el aspirante que haya ejecutado el incendio de mayor  vistosidad artística. Se valorará especialmente la belleza y altura de las llamas, su luminosidad nocturna y su impacto mediático entre la población afectada. 
  • Cenicero en pira de bronce con hereje dentro acompañado de efectos sonoros y luminosos: para el concursante que haya generado más daños en territorios ecológicamente valiosos (Parques Naturales, terrenos y masas forestales protegidas, bosques primarios, árboles centenarios etc...) 
  • Reloj mecánico con cabeza saliente de Winston Churchill fumando un puro y ordenando destruir otra ciudad alemana: para el concursante que pueda acreditar la realización de un mayor número de incendios en el menor número de tiempo sin ser detenido por las Fuerzas de Orden Público. 
Acto de entrega de premios
Esta primera edición se desarrollará en Galicia, a principios del mes de octubre, como homenaje al entusiasmo con que sus habitantes se han entregado desde antiguo a actividades destructivas de su medio ambiente y por su continua dedicación a la difusión de la piromanía. El lugar elegido para la ceremonia será cercano a algún punto especialmente afectado por la tradicional "Semana da Queima" (Semana de la Quema) de cada mes de de agosto.
Se cursará invitación a las más afamadas autoridades competentes e incompetentes, estás últimas dada su magnitud serán invitadas tras selección previa. 
Tras la entrega de galardones, diferentes comparsas y mariachis políticos amenizarán al público con algunos de sus mas famosos corridos sobre culpabilidades... causas...  
efectos...
Y necesarias consecuencias.

07 agosto 2013

En busca de la patente de genio

(Como estamos en verano es tiempo de revisiones. Ésta es la versión renovada de una entrada que publiqué en el 2006 y que con algunos retoques creo que todavía sigue vigente. Vosotros decidís) 
  • Monsieur Almodóvar, usted quiere que le demos patente de genialidad ¿no le llega con la Légion d’honneur
  • Deben entenderme 
  • Expliquesé. 
  • No se hagan los modestos. No me pidan que les acaricie los oídos con lo que saben perfectamente. Los únicos que otorgan patentes de genialidad son ustedes, los franceses. La música de jazz, seguiría siendo una música para garitos de mala muerte si ustedes no le hubieran dado caché cultural y llevado a las grandes salas de teatro. El cine todavía sería un espectáculo de feria si los surrealistas no se hubieran escojonado de risa viendo las películas de Chaplin y Keaton. Y la novela negra, el tango, las rancheras, el fado, el bolero, mi siempre amado bolero, ¿qué sería de todos ellos sino fuera por ustedes, los sesudos intelectuales franceses, su amor por lo chic y sus profundos mamotretos ensayísticos? 
  • Merci, Monsieur Almodóvar, merci. Nos gusta que todavía haya gente que le guste nuestro decadente aunque proverbial chauvinismo ahora que todas malas lenguas insisten en que todo pensamiento viene de Amérique y todo objeto es Made in China
  • Bah, eso lo dicen las malas lenguas. Si yo hubiera hecho caso de las malas lenguas en vez del divo que soy hoy me hubiera convertido en un gordo y libidinoso prejubilado de Telefónica buscando sexo prohibido por Internet.
  • Oui, monsieur, pero díganos, aunque algunas de sus últimas películas son..hem...complètement déplaisant todo el mundo reconoce su obra. ¿por que además quiere que le demos patente de genio? 
  • Porque lo soy. Soy un genio, atrevanse a decirlo sin reparos. El verdadero continuador de Merimee y Bizet, aunque moderno y en tecnicolor.
  • ¿Pardon?  
  •  Vamos a ver, señores, a ustedes lo que les gusta es el tópico español ¿no? Lo que quieren ver es la España de siempre: oscura, folklórica y sanguinaria. Bueno, pues yo les ofrezco eso pero actualizado. Donde había una gitana divertida, yo les pongo un transexual o una cantante de coplas ninfómana. Donde había un vengativo cabo de Dragones, yo pongo a un juez de la Audiencia mariquita o a un obsesivo actor chapero. Donde había un peludo contrabandista despiadado, yo les pongo un director de cine yonqui y vicioso. Además todo lo aderezo con una fotografía espectacular, un diseño de vestuario irresistible y una música como para morirse. 
  • Hem... 
  • ¿No es suficiente? 
  • Hem...hem..
  • Sean sinceros. No pueden dominar ese sentimiento de superioridad que les produce tener a unos vecinos tan grotescos, exóticos y atrasados.
  • Oui, Monsieur Almodovar es cierto, pero ya no necesitamos sus películas para ello, con ver las noticias nos basta.  

19 julio 2013

Agujeros de torero

 
(Regeneración de la entrada del 2008)
  • Ayúdame con el traje de luces, Fermín
  • Maestro es mucha responsabilidá. 
  • Debes hacerlo, la gloria no espera. 
  • Como usted quiera ¿pero como le tapo los agujeros antes de ponerle el traje? 
  • Tienes el Superglue y el algodón encima de la cómoda, entre las dos vírgenes. Coge buenos pedazos, no seas rácano como otras veces. El hueco del muslo como es más grande requerirá algo más duro y pesado. 
  • Podemos utilizar el tapón de la botella de champagne que se tomó anoche.
  • Pero lávala a fondo y luego échale alcohol para desinfectarlo,  que te conozco. 
  • Ay maestro, tanto sacrificio pa tan poco premio. Tie más cornás en el cuerpo que pelos mi parienta en sus santas partes. 
  • Por favor, no vuelvas a comparar mis gloriosos huecos con los pelos de tu mujer. Es una comparación extravagante, tu esposa va muy sobrada de vello tal como puede observarse por los muchos que le salen en el bigote.
  • Además bien sabes que me debo a ésto. A todo este arte y señorío que brindo cada tarde en las plazas de España y de medio mundo.
  • Maestro, si me permite la sinceridad, a usted no le hacen bien sus nuevas amistades. Esos señorones, escritores o artistas, le palmean las espalda, dicen que le admiran, que es usted la salvación del toreo, pero venderían su alma al diablo si después de verle dejar las tripas en la plaza pudieran convertir su tragedia en arte. 
  • Cállate, deja de decir insensateces y sigue vistiéndome, pero ten más cuidado que se me abren las carnes. 
  • Maestro, tengo todo el cuidado posible, pero da penita ver esas llagas. Usted mismo dice que cuando se ducha parece la fuente de la Cibeles echando agua por todos los caños. 
  • También es culpa de mis amantes ocasionales. Tienen la manía de sobarme las cicatrices, se me abren y lo dejan todo perdío. 
  • Tome medidas maestro, el sexo no debe requerir tanto derrame. No olvide lo que costó colocarle el pin cuando le quisieron condecorar en su pueblo. 
  • Fue gracioso, sí. ¿Te acuerdas cuando se me salió el hígado en el segundo toro de la primera corrida de la Feria de Abril? Hay que ver lo bien que reaccionó el público pidiéndome que saludara con él en vez de usar la montera. Luego, aunque fue una faena mediocre, me premiaron con una oreja. 
  • En realidad, maestro, los pañuelos de la gente eran para que sacará de nuevo el hígado, pero el presidente, que es un buenazo, prefirió concederle la oreja. 
  • ¿Ves? la fiesta requiere sacrificio para alcanzar la gloria, pero cuando llega, ay cuando llega, bien merecen la pena unos agujeros  ¡Todo por la fiesta, Fermín!
  • Todo por la fiesta, maestro. 

10 julio 2013

La fiesta sigue: ¡¡¡Biba San Fermín!!!


Había visto esta foto hace unos días pero aunque me llamó la atención, no la ubiqué con el famoso chupinazo que abre los Sanfermines
Mi amiga Laura Uve en la última entrada de su más que recomendable blog, U-topía, citaba el tema de las violaciones a mujeres en la Plaza Tahir de El Cairo y y las causas que lo pueden motivar. En mi comentario le decía que: "no voy a usar extrapolaciones generalistas sobre lo allí ocurrido y (menos) cuando se trata de una realidad ajena a la nuestra me parece frívolo y falso". Cinco minutos más tarde me he encontrado con esta fotografía de nuevo y he sentido   como  recibía una merecida bofetada en la boca. 
Creo que sobran comentarios y al menos los que podría hacer no serían mejores que lo que podéis hacer cualquiera de vosotros ante esta imagen sobrecogedora, al menos para mí. 
Lo cierto es que desde hace tiempo tengo una profunda repulsión hacia las fiestas de los Sanfermines y todo lo que significa. En el año 2010 ya puse una entrada al respecto, solo con imágenes del Youtube, a la que titulé ¡¡¡Biba San Fermín!!! La podeis ver aquí en su injustificada crudeza: viejos borrachos humillados por pandillas de jóvenes, las provocaciones a las chicas extranjeras para que enseñen los pechos, el tipo dormido en la calle al que despiertan y arrastran los barrenderos o el corredor muerto en los encierros.
 Al parecer, todo consiste en sentirse un poco más vivos y más jóvenes gracias a esa tonta libertad que te proporciona echarse entre pecho y espalda unos cuantos litros de alcohol. Dejar que el bichito salga a la superficie y tome el mando de la nave sin que los escrúpulos, esos estúpidos meapilas, te la jueguen en los mejores momentos. Todo bendecido por la tradición, el rito, la ley, el business y el caché literario y truculento del escritor insatisfecho que incapaz de liberarse de sus demonios prefirió ensordecerlos a base de cualquier cosa que le permitiera liberar adrenalina. Como si se tratase de un globo aerostático y tuviera que echar lastre.   
Ayer mismo, y es solo un ejemplo más, vi como un pobre buey, un cabestro, moría en la propia la plaza entre la indiferencia y el jolgorio generalizado.   
Todo muy divertido, muy aventurero para los bravos corredores y para los mirones que puedan sacar estupendas imágenes con la cámara digital o el móvil. 
"Oye tío, ¿has visto las superfotos que me han salido del animal muerto en la entrada de la plaza? Y yo estaba allí, colega, yo estaba allí."
 O sea que al final tampoco es tan extraño lo de la imagen de arriba. Además algunos dirán que la chica sabía lo que hacía y nunca podría pensar que su streaptease -espontaneo o forzado he ahí el dilema- podría generar tan babosas emociones entre la jauría de machos sedientos. Quizás la culpa sea mía por imaginar lo peor y no saber mirar una simple foto.
Quizás aclare conceptos saber que "cuentan sobre el chupinazo que a una chica literalmente la subieron entre cinco, la desnudaron, arrancándole las ropas, y la tocaron, con poca opción de decidir nada"
 Este artículo, Tetas y toros,  ha suscitado la entrada. 
Lo dicho: ¡¡¡Biba San Fermín!!!

30 junio 2013

De Sor y a la sombra

  • Comprenderá que lo que nos pide es una locura imposible. 
  • Claro que es posible, Madre Superiora. Solo pido que se realice lo que el Señor me reveló cuando estaba cautivo por aquellas santas mujeres.
  • Pero señor Preda...
  • Señor De Preda, Madre Superiora. Máximo De Preda D'or, ese era mi nombre completo en el diabólico mundo exterior del que al fin me siento liberado.
  • Pues como le iba a decir, señor De Preda, debería pensar que esas piadosas mujeres del club parroquial... 
  • Santas mujeres.
  • Santas y sádicas a decir verdad. Le han dejado echado unos zorros.
  • Me lo tenía merecido por mis atroces delitos.
  • Si es lo que piensa no seré yo quien le desengañe, pero al menos reconozca que su cuerpo en un  ambiente de privación -falto de afecto, alimento y actividad- pudo provocar que su mente se desorbitarse hasta hacerle ver alucinaciones de tipo místico.
  •  ¿Insinúa que eso es  lo que le pasó a Santa Teresa o a San Juan de la Cruz entre otros cientos de santos? Ésto si que es una sorpresa. Nunca pensé que una Reverenda Madre pudiese negar la posibilidad de redención a un atribulado pecador confeso. Sé que mis faltas son de naturaleza criminal, he estafado a miles de humildes ciudadanos, pero nunca podría esperar que fuera rechazado por la misma Iglesia que ha elevado a los altares a viejos malhechores más o menos rehabilitados. 
  • Sr. De Preda, la Iglesia no lo rechaza, ni yo tampoco. Lo que no puede es convertirle en miembro de nuestra Congregación. 
  • ¿Por qué?
  • Porque  somos las Hermanitas Redentoras de los Golfos Despiadados. No hay Hermanitos en nuestra Comunidad. Usted es un hombre y nosotras mujeres.
  • Pero yo conozco a los golfos despiadados. Los conozco al dedillo por haber sido uno de ellos. ¿Quién puede ser de mejor ayuda en su labor pastoral.  ¿Y en realidad, a quién puede importarle que Sor Revivida haya sido anteriormente un peligroso tiburón de la banca? Solo quiero llevar una vida anónima para liberarme de mis pecados, ayudar a mis semejantes y honrar a Dios.
  • Compréndalo, el anonimato es imposible. A las autoridades eclesiásticas no se les escapa nada y menos un travestismo tal palmario. Habría que pedir una dispensa papal. ¿Ha pensado en el precio?
  • ¿El precio de qué?
  • El precio que está dispuesto a pagar por sus pecados, así podremos ayudarle a desprenderse de ellos como es debido. Supongo que los tendrá a buen recaudo. No debería ser avariciosa, Sor Revivida, recuerde que la Iglesia está muy necesitada.

19 junio 2013

Juguetes de nuestras pasiones


No, las chicas del club parroquial no somos tan mojigatas e inocentes como quereis pensar. Pero nos conviene. Nos conviene que creáis que somo unas maduras bobaliconas que solo sabemos hacer manualidades,  compartir recetas de cocina, jugar a la cartas o aprender a tocar la pandereta mientras nos tomamos una copita de anís.  Así nos dejáis tranquilas y podemos dedicarnos en cuerpo y alma a nuestras sutiles maquinaciones. 
Veo vuestras sonrisas condescendientes y ese gesto de amable desprecio con que nos llamáis "pobrecitas". Vuestra soberbia  os encoge la mollera y nos permite ver más allá. Mejor así, si no fuerais unos mequetrefes sin cerebro ya sabrías que fuimos nosotras las que intentamos secuestrar a Pedro Raúl Trigales,"El Adonis del Caribe" (ver entrada) y sólo el destino, en forma de inoportuno archivero, (ver entrada) impidió que aquel cantante divino se convirtiera en juguete de nuestras pasiones. Al deshacernos de aquel viejo pringoso decidimos tomarnos un tiempo de reflexión antes de lanzarnos a nuevas audacias. 
La oportunidad llegó algunos años más tarde y otra vez fue la sabuesa de Elvira, la panadera, las que nos puso tras la pista de la nueva presa. Fue ella la que descubrió luces en el viejo caserón. La que vio un coche de gran cilindrada en la entrada a las antiguas cuadras y por tanto las que nos permitió deducir que el banquero había vuelto al pazo que había comprado por unos miserables euros al viejo hidalgo arruinado.  Una buena guarida para ese desalmado bastardo en espera de que las aguas se remansasen para poder largarse sin riesgo al extranjero. Pocos conocían que era dueño de aquella propiedad y menos las miles de personas a los que había estafado en sus ahorros. Pero nosotras sí y estábamos preparadas para darle su merecido escarmiento.
Hicimos guardia para vigilarlo día y noche. En la mansión solo le acompañaban una cocinera, una sirvienta y un chófer enorme que seguramente también ejercía de guardaespaldas. La comida le llegaba en una furgoneta de reparto y parecía que el tipo no estaba dispuesto a dejar su madriguera por nada del mundo. Pero no era así, un día al amanecer y en medio de una espesa niebla, Remedios lo vio salir de la casa con un sombrero flexible y un largo gabán oscuro cuyas largas solapas le tapaban la boca. Llevaba un perro perdiguero bien agarrado por el cinto. Tras una paseo por los prados cercanos se internó en el pequeño bosque de pinos. Media hora después estaba de vuelta, a salvo tras el inmenso portón. Al día siguiente ocurrió lo mismo a la misma hora y volvió a salir al tercero. Al cuarto, las cosas fueron diferentes, el perro corrió tras una liebre y dejo a su amo desguarnecido ante lo que se le vino encima. Fue duro para el pensionista multimillonario ser golpeado, arrastrado por el campo dentro de un saco e introducido en una camioneta con olor a pan fresco. También fue duro volver a ser arrastrado con los ojos tapados a través de una escalera húmeda e interminable para acabar en una especie de alacena con olor a meos de gato. Días y más días en soledad y con la mínima compañía de una palangana, un orinal, una mesa de madera baja, una silla, un viejo catre y la colección de homilías de San Josemaría Escrivá de Balaguer.  Dos veces al día pan, agua y algo de embutido introducidos  por una mínima compuerta en la que casi no cabían sus manos. Dos veces al día entregando el cargado orinal para recibirlo de nuevo más o menos limpio. Podía haber sido peor, al menos estaba vivo y aunque muriese, su fortuna continuaría a salvo de aquellos sanguinarios terroristas en aquel lejano y bucólico paraíso fiscal.

09 junio 2013

El triunfo de la escoria


  • ¡Vamos, corre!
  • No es necesario, no están.
  • ¿Cómo que no están? Siempre están.
  • Convéncete, la gran luz acabó con ellos.
  • ¿Estás seguro? Eran muy fuertes no puede terminar con ellos una simple luz llegada de arriba.
  • Pura apariencia. No eran nada. Muchos y ruidosos pero insustanciales para el mundo. Sobreviviremos a su ausencia.
  • No sé si hacerte caso, eran taimados y vengativos, puede que esten escondidos esperando la oportunidad de caer sobre nosotros
  • ¿Nosotros? No me hagas reír, nunca les hemos preocupado lo suficiente. Nos usaban para darse miedo o para culparnos de sus dolencias y epidemias. Estamos mejor preparados para la supervivencia pero ellos prefirieron ignorarlo o quizás solo se atrevían a susurrarlo en voz baja, como si se tratara de una pesadilla imposible. Solo éramos la escoria que se alimentaba de su propia escoria. 
  • Pues si es así, al menos debemos reconocer que han sido muy generosos. Tras su marcha nos han dejado preparado un fabuloso banquete. 
  • Es cierto, dejémonos de cháchara. Mueve tu sucio culo de rata y disponte para el gran festín.

28 mayo 2013

La naturaleza del amor

Muchos años después, frente a la avanzadilla de su soledad, el Doctor Max K. habría de recordar aquella tarde remota en que su padre le llevó a conocer el amor. Vivía en un pequeño pueblo de belleza lujuriosa escondido en las estribaciones de los Alpes alemanes. Un mundo tan antiguo, que muchas cosas deseaban ser olvidadas para renacer de nuevo con otros nombres.
Aquellos adustos bávaros, llegada la primavera, se vestían de colores alegres, despejaban los caminos y entreabrían sus mentes a las novedades del mundo exterior. Las que venían con el pequeño clan de feriantes que desde hacía muchos años visitaba el villorrio bucólico, remoto y conservador. Era una minúscula carpa ambulante con un elenco nunca renovado.  El mago Yong con sus sorprendentes revelaciones, dos hermanos acróbatas casi esqueléticos, un comefuegos de aire eslavo que luego se travestía en domador de oso macilento y finalmente una pareja de patéticos payasos sorprendentemente parecidos, debajo de sus afeites, a los acróbatas del principio. La fiesta terminaba siempre con el reparto de confituras y muecas entre la concurrencia infantil. 
Agarrado a la manaza terrosa de su padre, el pequeño Max se sentía el ser más feliz del mundo en aquel martes semilluvioso de finales de mayo. Llevaba meses siendo un niño ejemplar a la espera de su prometida recompensa. Su gran premio. Infinitamente más emocionante que cualquier otro porque durante aquel tiempo había adquirido mil formas diferentes en su imaginación desatada. 
Antes de la actuación principal, pasaron padre e hijo por la carpa del mago Yong. Max podía ser un aldeano de los Alpes remotos, pero de chinos sabía un rato. Lo suficiente como para distinguir a uno de pega, como el que tenía delante, de aquel despiadado Ming que le hacía mil perrerías a Flash Gordon y a su desdichada novia Dale Arden en los tebeos que le traía Kurt, el cartero, cada dos semanas. Tampoco se parecía a aquel insidioso Fu Manchu que había visto en las sesiones dominicales de cine en el salón municipal. No, no era fácil darle gato por liebre por mucha barba de chivo, mucha lamparita de papel y mucha capa negra que se pusiera aquel hombre para disimular.  Y sin embargo, mientras Yong les invitaba a sentarse con gesto teatral delante de la mesa camilla, olvidó la sensación de falsedad para dejarse seducir por el embrujo del momento. 
  • Señores -empezó a decir el mago.
    Ustedes dos son unos auténticos privilegiados al poder contemplar algo sublime e irrepetible.
    Algo nunca vista hasta ahora y que hemos traído a estas montañas porque solo en la pureza de las más altas cumbres este milagro se puede realizar.
    Porque de un milagro se trata.
    Un milagro que se va a producir aquí, justamente. Tras esta tela roja
    -A su lado había un bulto de unos 40 centímetros de alto por 20 de ancho tapado con un tejido de terciopelo
  • Les ruego silencio, lo que hay debajo es extremadamente sensible al entorno. Cualquier sorpresa no prevista puede ser letal para su supervivencia.
El corazón de Max a duras penas podía contener la emoción. 
  • Amigos, con ustedes: el amor.  El amor verdadero. El verdadero amor
La mano del mago se arqueó en el aire, bajó hacia la tela, la cogió y luego la levantó vaporosa y estremecida. Debajo apareció una jaula dorada y dentro de ella, un pequeño roedor implorante. 

20 mayo 2013

El motín del Ello

 
  • ¿Quiere que le proyecte alguna película? 
  • Sí, por favor, ponme otra vez esa tan emotiva de mi funeral. 
  • Señor Yo, si me permite la sugerencia, no debería ver tanto esa cinta. Ya se la he proyectado cinco veces esta semana. 
  • A ver si nos ponemos de acuerdo. Tú eres el de abajo ¿no? Mi inconsciente, mi Ello. En cambio yo soy el de arriba, el que da las órdenes y por lo tanto el que decide. Y he decidido que quiero ver imágenes de mi funeral. 
  • Señor, ese no es su funeral auténtico. Solo una fantasía para proporcionarle alivio. 
  • No seas tan respondón y dime: ¿acaso no me merezco un funeral en condiciones?
  • No es cuestión de merecerlo, es que esa fantasía no se ajusta a la realidad, a su realidad. Esas multitudes agolpadas a las puertas del tanatorio como si se tratase de un concierto de Justin Bieber. Esa legión de elegantes mujeres con vestidos y velos negros que se adelantan al resto y que luego de abrazar a los deudos, se sientan al pie del catafalco para sollozar crispadas y aturdidas por su inmerecida muerte. Esa cohorte de cadillacs camino del cementerio. Convénzase, usted no es Rodolfo Valentino.
  • No, no lo soy pero es una escena bella. ¿Además que locura es ésta en el que el inconsciente le informa al Yo sobre lo que es bueno o malo? Para sancionar mi conducta ya cuento con el Superyó. A él es a quien tengo que dar explicaciones y el que debe juzgarme. 
  • No me haga reír, su Superyó está por ahí con una resaca de mil diablos tras emborracharse con un montón de teorías.  Como sabe demasiado, ahora duda de todo y prefiere encerrarse en si mismo antes que juzgar a los demás. Por tanto,  dado que él está fuera de juego y usted es un irresponsable: yo, el inconsciente, debo asumir la capitanía de este barco. 
  • ¿O sea que se trata de un motín en toda regla?
  • Claro, solo yo estoy en disposición de manejarlo para que pueda traspasar los escollos y evitar que se vaya a pique.
  •  Eres un poco petulante ¿verdad?
  •  Me da igual lo que piense de mí, señor Yo. Esa película que quiere ver es falsa y morbosa. Uno solo se recrea en esas cosas cuando se siente solo, cuando tiene miedo de que nadie se acuerde de él, cuando considera que su vida es perfectamente inútil y prescindible para el resto de la humanidad o cuando piensa que detrás de él no va a dejar ningún poso. Eso en lo que tanto insistía Josemaría Escrivá de Balaguer en Camino
  • ¿Escrivá de Balaguer? No te habrás hecho del Opus a mis espaldas. No me digas que te has convertido en un Ello santurrón y mojigato.
  • No, puede estar tranquilo. Reconozco que a veces me gustaría mandarlo al carajo y largarme por ahí hasta encontrar un Yo con sólidos principios, cualquier cosa antes que seguir soportando a un nihilista cínico, obsesivo y descerebrado. Lo malo es que no tengo opción, mi destino es el suyo. 
  • Dos hombres y un destino con Paul Newman y Robert Redford, está excesivamente mitificada pero no es mala película. Me quedo con la dichosa canción y ese memorable final. Si quieres puedes ponerla más tarde, pero antes debes proyectar la de mi precioso funeral.
  • Pensé que le había convencido.
  • Hasta ahí podríamos llegar. Un hombre prudente no se debe dejar seducir por las trampas del inconsciente.
    ¿Quieres poner esa película de una puñetera vez, por favor?

10 mayo 2013

Compostela, noviembre 1979

La ciudad está revuelta como nunca. Se han suspendido las clases y los estudiantes toman las calles. Hay ganas de rebelión y de fiesta. De fiesta y rebelión.
Lo cierto es que no hay residencias públicas suficientes y la adormecida ciudad del Apóstol -endogámica, aldeana y santurrona- se despereza para poder contener a los hijos del baby boom que en crecientes oleadas amenazan con rebasar sus diques. En apenas 20 años se construye una horripilante zona nueva que duplica el tamaño de la histórica, la fotografiada, la reconocible. Son calles mal trazadas, con edificios hechos de prisa y usando materiales de la peor calidad. Da igual, lo que importa es el negocio y el negocio en Santiago son los estudiantes ...aunque se les desprecie.
En la vetusta ciudad, la fiebre del oro es ahora la fiebre del piso y vecinos, emigrantes retornados o gente del entorno rural procuran comprar alguno para sacar unos cuartos. Hay para todos, incluso para los más pudientes. La vieja casta, asotanada o doctoral, también mete el cazo y los compran a pares. 
Son viviendas pequeñas, feas, con paredes que parecen de papel, amuebladas de cualquier manera e increíblemente húmedas en la más húmeda de las ciudades. No importan los daños que dejen los "niñatos" a fin  de curso, alquilándolos a grupos de estudiantes -cuatro, cinco, seis etc..- como si fueran de lujo y subiendo anualmente las cuotas de cinco en cinco mil pesetas cualquier gasto puede ser amortizado. 
Verdaderamente hay cansancio y ganas de jolgorio. Hay cansancio  de la vieja política militante y de la represión política que no ha cesado con la muerte del dictador. Las eternas luchas por alcanzar las cimas de la teorización revolucionaria entre Mocos (Movimiento Comunista), Peixes (Partido Comunista), Troskos (Liga Comunista Revolucionaria), nacionalistas (Unión do Pobo Galego y ERGA) y todos lo grupos a la izquierda de la izquierda marxista: Larga Marcha, PCE(R) -del que saldría el GRAPO- etc.. es un territorio encriptado y abrumador solo apto para iniciados y aspirantes a la amistad en grupo.  
Como en el mayo parisino la revuelta pilla a la militancia en fuera de juego.  Más de uno repasa ansiosamente los textos de Marx, Lenin, Mao, el omnipresente Gramsci y hasta el catecismo de Marta Hanecker para calibrar la naturaleza de aquella revuelta y saber si es legítima o no. Si es uno de esos simulacros de la pequeña burguesía para mixtificar la dinámica revolucionaria o es un verdadero conflicto de clases. Mientras los concienciados dilucidan la cuestión, aquello se pone en marcha gracias a gente que navega al margen. Desde jóvenes profesores no numerarios con ganas de protagonismo a simples estudiantes del común. También se suman un montón de tribus de variado pelaje: ácratas, autónomos, nihilistas, folklóricos, rockeros y hasta proveedores de narcóticos acompañados de sus fieles consumidores. 
Manifestaciones con barricadas. Cristaleras de inmobiliarias y bancos que caen cuando llega la noche. 
Clases espontáneas en la plazas históricas. 
Proclamación de un rector alternativo vestido tal cual, pero con una inequívoca pinta de lechón común. A saber quien se lo zampó luego.
Banquetes gratuitos en los restaurantes con aviso de que la factura se le pase a la superioridad académica. 
Invasión de supermercados (lo siento Sánchez Gordillo lo tuyo tiene precedentes)
Toma nocturna de calles. Mesas con sustancias legales e ilegales al pie de los portales. 
Caceroladas, bolsas de agua y música.  
Música, bolsas de agua y cacerolas rasgando el aire. Alimentando los recuerdos.

Y casi al amanecer la policía cerrando la calle con sus furgones.  
Focos alumbrando las fachadas. 
Suenan disparos. 
La gente no se atreve a asomarse. 
Pisadas rápidas. 
Sonido de botas y chillidos.
Es necesario mirar: ¡¡¡Se los están llevando, agarrados por los pelos!!!
Locura e intensidad. 
Desquiciamiento vitalista hasta el éxtasis final.
Se acabó la barbarie ¿pero hay otra cosa?
Sí, 34 años de normalidad y vasallaje.
Se cierra el telón.

02 mayo 2013

Imperecedera inauguración

 
Señora Canciller. 
Señor Presidente. 
Ilustres invitados:
A la princesa y a mi nos hace especial ilusión venir hoy a conocer y participar en la inauguración de este gran complejo. Y nos atrae e interesa especialmente por la importancia y el impacto que va a tener para nuestro futuro.
Además, creo que es un magnífico ejemplo de lo que debemos acometer en muchos ámbitos para favorecer nuestro desarrollo y poder superar la  actual coyuntura de crisis.
Este es un  proyecto que reúne inversión nacional e internacional -gracias señora Merkel por su desinteresada contribución- que es pura innovación tecnológica puntera y que ha supuesto la colaboración entre empresas privadas e instituciones públicas. Como ven, no se han escatimado medios aunque somos conscientes de que nada de ello tendría sentido sin la inestimable colaboración de nuestros ciudadanos. 
Es a ellos a quien va dirigido este centro. Son ellos los beneficiarios al contar con un espacio público abierto y gratuito, equipado y seguro, donde llevar a cabo sus más importantes determinaciones sin miedo al fracaso. Un motivo de orgullo más para todos nosotros.
¿No es ésta una fórmula que merece explorarse para aplicarla o adaptarla a muchas otras necesidades que tenemos en la difícil situación actual?
Pensamos que así es y por ello, la princesa y yo, agradecemos la invitación para estar hoy en este acto de inauguración y ser testigos con todos ustedes de este centro que ofrecerá  perdurables soluciones para la vida y la convivencia de las personas.
Muchísimas felicidades a los que han hecho realidad un organismo de tanta envergadura, complejidad y visión de futuro. 
Tras haber tenido la oportunidad de visitar estas maravillosas instalaciones, solo puedo daros las gracias a todos por vuestro trabajo, por vuestro empuje y por vuestra perseverancia. 
Mi enhorabuena a sus impulsores. Les animo de corazón a que continúen su labor y culminen con el mayor éxito este proyecto que merece todo nuestro apoyo y reconocimiento. 
Queda inaugurado el primer Suicidatorio para Uso Público del territorio español.
Muchas gracias a todos.

22 abril 2013

El discutible encanto de la invisibilidad

De verdad, no sé porque la invisibilidad tiene tan buena prensa. 
No lo entiendo. 
Les ponen delante el book de fotos de cualquier babosa pandilla de superhéroes y la peña busca compulsivamente al tipo que, a narices, debe tener el don de marras. 
  • ¿Éste?
  • No, éste es el que tiene una lengua que se estira como un chicle y con la que convierte en herrumbre a cualquier ser vivo que toque.
  • Entonces esta señorita.
  • Para nada, ésta es la Mujer Pico de Oro.  De su boca, en constante movimiento, emanan fluidos en forma de palabras capaces de narcotizar a una manada de elefantes furiosos del Serengeti.
  • Es cierto, por la boca muere el pez ¿pero dónde está el invisible entonces?
  • En ninguna parte, no hay nadie que se haga invisible.
  • ¿Querrás decir que siendo invisible no se le puede ver?
  •  Quiero decir que aquí no hay ninguno que tenga esa facultad.
  • ¿Y tú a éstos les llamas superhéroes? ¡Venga hombre!
No hay nada que hacer, la gente está emperrada en ver ventajas a la invisibilidad y les importa un carajo sus pavorosas consecuencias. 
¿Es que acaso no han leído a H.G. Wells
¿Es que ignoran la suerte de aquel necio engreído de Griffin enloquecido ante la prodigiosa impunidad  que le ofrecía su descubrimiento?  
Tiernos tímidos que con vuestras mejillas vais dando color al entorno.
Lascivos voyeurs que conocéis como nadie el valor de una mirada. 
Insaciables cotillas siempre alimentando el fuego de la sospecha.
Insignificantes robagallinas sobrepasados por la infamante notoriedad de los bandoleros de guante blanco.  
¿Por qué os complacéis tanto ante la idea de una hipotética opacidad?
¿Por qué anheláis permanecer ocultos, velados al resto? 
¿Acaso no sois conscientes de que la vida misma no es más que el tortuoso camino que lleva desde la corporeidad absoluta hasta la invisibilidad y la nada?
Pensadlo bien y os daréis cuenta: somos más cuando menos somos.
Es el feto rey en el seno de su madre y mientras crece, disfruta de las ventajas de su nueva e insultante perceptibilidad sin interferencias ajenas. Lamentablemente todo es pasajero y cuando su cuerpo se hace  definitivo es expulsado del paraíso en forma abrupta y soez.
También el niño es el rey de su casa  y gira su familia alrededor de su órbita, pero otro desdichado día lo empaquetan hacia el destierro y tiene que aprender a renacer buscando su sitio entre los otros monarcas en guardería o escuela.
La existencia humana es, sin duda, un proceso de disolución. Nos creemos el mito de la juventud perpetua y luego, cuando ha pasado, transitamos por el resto de la vida haciendo cabriolas para que los demás sepan que estamos ahí. Para que no ocurra lo inevitable: que ya no gustamos, que ya nadie nos mira, que ya nadie nos oye, que ya  nadie nos ama.
Y si aún así, erre que erre, pretendéis ser invisibles, lo tenéis bien fácil: renunciad al trabajo, perded la cabeza o abandonad la vida. No os quepa la menor duda, gozareis de la más impenetrable y gozosa invisibilidad. 
Lo percibo, lo veo.

09 abril 2013

Novedades en la guerra de sexos

Noticias de nuestro(a) corresponsal en la guerra de sexos. ¿Cómo va la lucha intrépido(a) y sagaz reportero(a)? 
  • Dura y encarnizada, popular y distinguido(a) presentador(a) del telediario de turno. Las huestes femeninas han penetrado a fondo en lugares claves dentro del territorio enemigo. El ejercito masculino parece estar en plena retirada y a la defensiva.
  • ¿Parece? 
  • Sí, algunos(as) conspicuos(as) observadores(as) militares no se fían de tal repliegue. Según ellos(as), todo podría obedecer a una táctica masculina para debilitar a las mujeres. Comentan que ellas, al ocupar más territorio y diversificar sus acciones, reducen su capacidad de maniobra y estarían en situación de debilidad  en caso de que el machismo solapado decidiera lanzar una última y taimada contraofensiva.
  • Escueto resumen, intrépido(a) y sagaz reportero(a)
  • Gracias, popular y distinguido(a) presentador(a) del telediario de turno.

31 marzo 2013

Ama y espía

  • Y bien, Juanillo, ¿estás feliz con nuestro reencuentro clandestino?
  • Estoy feliz pero preocupado. No sé si mi maltrecho cuerpo monárquico sabrá responder a tus siempre exigentes expectativas.
  • No te minusvalores, Boboncito. Lo que no puedas realizar con tu majestad de antaño lo puedes suplir con tu experiencia de hogaño.
  • Querida mía. Mi princesita teutona. Mi dulce tetona. Incluso en las familias de rancio y acrisolado abolengo como la mía, los milagros escasean. Resumiendo, después de mis últimas cirugías estoy muy perjudicado.
  • Venga ya, Bobonzuelo. No me mientas. Seguro que el generador de príncipes y valedor de dinastías sigue en su puesto vigía. A poco que lo predispongan, volverá a alzar la bandera y lanzarse al ataque. Menudo es él.
  • De menudo nada, monada, que sigue siendo del tamaño acostumbrado a pesar del deterioro de su comandante. Recuerda que está regado con sangre real de la mejor cosecha.
  • Pues nada, pongámonos manos a la obra.
  • Para el carro, agente, antes quiero hacerte alguna pregunta.
  • Dispara, Alteza, pero recuerda que no soy un elefante.
  • A ver, mis pajaritos me han comentado que estás trabajando mucho para el gobierno y que te estás agenciando lindas comisiones. No me estarás comprometiendo.
  • Pero, Bobonchi, querido, bien sabes que nunca haría nada que te pudiera perjudicar. La cosa es sencilla, el presidente me ha pedido que interceda en la compra de determinado producto relativamente valioso. 
  • ¿Y te necesita a ti para ello?
  • Claro, ha deducido con razón que si me manejo tan bien entre esos morenazos ricachones del Golfo puedo hacer lo mismo en cuestiones más peculiares.
  • ¿Cómo de peculiares ?
  • Mucho. ¿Sabes a como se cotiza el kilogramo de cordura en el mercado internacional de valores?
  •  Ni idea, yo lo único que sé es follar y estrechar manos, pero me imagino que tal como está el panorama andará por las nubes.
  • Pues sí,  es cierto y como tu presidente aparte de estirado es previsor, ha decidido apropiarse  de todas las remesas que andan circulando por ahí. Esta por ejemplo, pertenece a un malvado país asiático empeñado en una guerra eterna con su vecino del sur.
  • Ah ya ¿y han puesto en venta la cordura? 
  • ¿Para qué la necesitan si ya tienen la bomba atómica? Además solo comercializan la de sus sufridos ciudadanos. La del niño  gordito con cara de queso, la de su feliz parejita y el resto de altos jerarcas del régimen está a buen recaudo en algún paraíso fiscal.
  •  ¿En Chipre, quizás?
  • ¿Crees que son tontos?
  • No lo entiendo, no entiendo ese afán acaparador que le ha entrado al presidente. Es cierto que siempre ha dado mucho el coñazo con eso del sentido común y la cordura, pero pensaba que era para dar a entender que sus adversarios eran irresponsables e idealistas. Un tipo capaz de liquidar todas las conquistas sociales de las últimas décadas es al mismo tiempo es un filántropo escondido y previsor. Sorpresas te da la vida
  • Pero Boboncín ¿acaso crees que acumula ingentes toneladas de cordura en abandonadas instalaciones militares para entregárselos a los ciudadanos de este país?
  • ¿No es así?
  • Pues no, Boboncito, en realidad lo que pretende es canjearselo a las autoridades económicas internacionales,  la Troika y todo esa mandanga, cuando las cosas se pongan todavía más crudas. Como allí escasea ese bien considera que a cambio de algunos quintales puedan sentirse inclinados a ser benévolos y quizás condonar la deuda de este país donde tú te enseñoreas, al menos en la pura teoría.
  •  Pobre iluso, más valdría que utilizase la cordura en beneficio propio en vez de entregársela al enemigo exterior. 
  • Tú nunca las has usado y no te ha ido tan mal, Soberano mío.
  •  Para lo que he tenido que hacer tampoco ha sido muy necesaria.
  • Demuestrame entonces de lo que eres capaz, no creo que se te ha olvidado en la mesa de operaciones.
  •  Voy a ello, pero no esperes acrobacias. No sé si sabré estar a tu altura, Alteza Serenísima.
  • Si, Bobonbín, seguro que lo conseguirás. Es lo único en lo que no has tropezado nunca.