18 diciembre 2012

El kamikaze del picotazo (Kaskarilleira Existencial 21)

Me llamo Fiz Arou y soy detective privado en Kaskarilleira. He sido contratado por el Consejo Superior Enano para encontrar al Gran Manipulador que está jodiendo al mundo. No he tenido suerte, hasta ahora solo me he encontrado con burdos aprendices y malos imitadores. Debo seguir buscando. Escarbaré hasta el último centímetro de tierra, si es preciso, para atrapar y neutralizar a ese bastardo. La razón está de mi lado y mi presa no se me escapará.
----------
Debería sentirme encantado con aquella metamorfosis que me había hecho pasar de implacable detective privado a rechoncha mosca cojonera. Pero no estaba a gusto. Aunque fuera consciente de que se trataba de una personalidad alquilada y que acercarse a aquel pez tan gordo exigía esfuerzos especiales, no le acababa de pillar el truco a mi nuevo look como vulgar Pseudolynchia canariensis.
Al menos el elixir enanil, con su toque a licorcafé,  me había dejado un regusto dulce en la  boca a la par que cierta intoxicación etílica. Lejos de mí la tentación de justificarme, pero el caso es que si  mis primeras experiencias como insecto volatinero fueron tan nefastas y torpes no sería injusto atribuirlas al traicionero brebaje que me dieron los enanos para acceder sin peligro al protegido palacio donde vivia y gobernaba mi próxima diana.
Innumerables golpes, aterrizajes fallidos y estrellamientos varios me conviertieron en un autentico killer, un  kamikaze del picotazo dispuesto a cualquier cosa por pura mala leche.
Tras un largo y tortuoso viaje en extravagantes medios de transporte, me sacaron de la caja en medio de una fría noche invernal. Había memorizado cada centímetro del palacio  por lo cual raudo y veloz me lancé volando hacia mi objetivo. 
Después de atravesar los inmensos jardines, entré por una rendija de ventilación, pasé zumbando del sótano a la segunda planta y me fui directo al dormitorio de mi víctima. La puerta estaba entreabierta y el condenado roncaba a pierna suelta. Estaba solo pero no  me extrañó. Sabía que las leyendas sobre la ambigüedad sexual del personaje tenían mucho de realidad. Su boda había sido un puro paripé para evitar murmuraciones.
Conté hasta tres y empecé el concierto de zumbidos mientras daba círculos alrededor de su boca babeante.  A los quince segundos lanzó el primer manotazo. Treinta segundos más tarde el segundo. El tercero llego tres minutos y medio después. Luego se irguió y lanzo su primer exabrupto:
  • Mierda de mosquitos y en pleno invierno.
  • Cabrón, más que cabrón.
  • Coño, ¿quién ha hablado?
  • Yo he hablado. Soy el esmirriado espíritu de las Navidades del 2012 y vengo a putearte un rato.
Encendió la luz de la mesilla y miró a todas partes.
  • Estoy aquí, memo. Sentado en el borde superior de la lámpara.
El muy capullo se atusó la barba y miró de reojo hacia mi lado. Al verme, pego un salto monumental en la cama. Era comprensible que se llevase un buen susto. No es habitual  ver a un tipo minúsculo con gabardina y alas de mosca, fumándose tranquilamente un puro sentado tranquilamente a pocos centímetros de tu rostro.
  • ¿Pero y ésto?
  • Ya te lo he dicho soy el espiritu de estas Navidades de mierda que tus medidas nos han dejado. Sé que no eres el Gran Manipulador que busco, quizás solo un pobre títere pero tenía ganas de cantarte las cuarenta. Ah y si te preguntas porque  he llegado con algunos días de adelanto, es por si al mundo le da por seguir a los mayas y decide irse a tomar por el saco el jodido día 21. No voy a perder la oportunidad de pitorrearme un rato a tu costa solo por problemas de calendario.
Al terminar la frase le eché una bocanada de humo en la cara, aunque dado su tamaño ni siquiera se dio cuenta.  
  • Estas pesadas cenas de Estado siempre me acaban produciendo pesadillas.
  • Sí, soy una pesadilla pero tú has sido una pesadilla para todos nosotros.  Gracias a tu política ahora todos somos más infelices y pobres. Algunos incluso hasta se han quedado por el camino. No es justo.
  • Lo que no es justo que me sienten tan mal estas comidas ¿pero como evitarlas? Luego está ese maldito traje de etiqueta que también me sienta fatal.
  • ¿Me estás escuchando? Los ciudadanos somos los que nos sentimos fatal con vuestras tropelías y atropellos.
  • Sí, es un atropello que después de manejar el país durante todo el día, uno no pueda tener la noche para descansar. En su lugar debo asistir a estas cenas copiosas que atentan al más elemental sentido común.
  • Tú y tu maldito sentido común. El que nos va a llevar al suicidio colectivo si entre todos no ponemos remedio. ¡Escúchame, manipulador de tercera!
  • Y además no hay solución posible ¿quién ocupando un  puesto de tanta responsabilidad puede librarse de estas engorrosas molestias gastronómicas?
  • Yo te voy a dar una engorrosa molestia. Ahora mismo. Puede que no escuches, pero vas a sentir. Vas a sentirlo bien. De este picotazo no te va a librar ni la  puta troika comunitaria.
  • Aaaaaayyyyyyyyyyyyyyy
  • Jódete. Éste es único regalo de Navidad que te mereces. Pero seamos corteses. Es época de buenos sentimientos. Tanto mi amigo y valedor el Doctor Krapp como yo mismo, Fiz Arou, os deseamos a ti y a nuestros amables lectores unas Muy Felices Fiestas.

36 comentarios:

  1. Doctor Krapp, como siempre, acaban por fascinarme sus cuentos. No se puede ser más preciso, más ingenioso ni más oportuno; y aun si me lo permite, más profeta, diría yo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Manuel, tus palabras son demasiado elogiosas. No me gustaría nada ser profeta tal como está el patio.
      Felices Fiestas si llegamos a ellas.

      Eliminar
  2. Es genial! Estás muy bien de mosca cojonera. Muy certero, muy sutil, me encanta. No escuchan, ni ven los problemas de los demás, esos que ellos han causado. Son minucias al lado de sus muy duras vidas (juas amargo). Espero que además de cojonera fueras tse-tse, a ver si durmiendo causa menos problemas.
    Me gustan tus desvarios, tus cuentos, tan reales, tan de verdad (aunque no lo parezcan).
    Besos y Feliz Navidad!
    Pd: al principio, con tus prácticas de vuelo y tus golpes me has hecho acordarme de "El gran héroe americano", no sé si lo conoces.
    Gracias por la sonrisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muuchas gracias, Nuria. Mejor que el sufrimiento sea en vivo y en vela como les ocurre a aquellos que tienen que sufrirlos a los déspotas y tan siquiera pueden dormir.
      Recuerdo al gran héroe americano, aquel ricitos de oro y a Robert Culp el fantástico agente del FBI.
      Besos y Feliz Navidad.

      Eliminar
  3. Genio y figura, eh, Krapps???
    Yo creo que el alter ego de mosca cojonera es el que más te favorece :D
    Cuando le vuelvas a rondar, dale un picotazo en los huevos de mi parte. Luego te lavas la boca :P

    Un beso y felices fiestas también para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo muchos disfraces pero el de mosca cojonera se lo reservo a mi amigo el detective que es más sinuoso que yo.
      Uffff picotazo en los huevos ¿tengo que hacer eso? Tiene mucho pelo.
      Besos y Felices Fietas

      Eliminar
  4. Para próximas transformaciones sugiero Anopheles gambiae. Que aparte de ser molesto es más certero.

    Cada día son más los que se apuntan al carro de joder al personal...pero los mosquitos, somos más, somos mejores y tenemos la razon.

    Que disfrutes estas conmemoraciones paganas transformadas en religiosas primero y comerciales despues, siempre hay que mantener a alguien...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si a nuestro detective le gustará ponerse un traje tan apretado como el de mosquito y que además requiere un estoque de mucho cuidado. Hay mucho mosquito con ganas de pelea y mucha mierda a la que meterle mano.
      Disfruta tú también de ellas si es que logramos traspasar la gran fecha.

      Eliminar
  5. Amigo, Dr. Krapp. Eres un fenómeno. Desternillante relato. Je, je, je…Yo también te deseo una Feliz Navidad llena de risas. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias JC, me honran tus palabras.
      Felices Fiestas que las musas te sean propicias.
      Abrazos

      Eliminar
  6. Uf. Entre la cara de mala leche que luce usted y ese nuevo look, yo me asustaría. La pena es que el picotazo fuese pequeño, como corresponde a un bicho de esa envergadura. Claro que hay otra opción: ¿ha probado a impregnar el aguijón con algún producto venenoso? No digo que lo mate, pero que le quede un buen recuerdo suyo.

    De todos modos, ya ve usted lo que pasa con estos elementos: usted insistiendo, poniéndolo a parir, y el otro como si la cosa no fuese con él. Es una verdadera metáfora, ese comportamiento; es un perfecto reflejo del desprecio que sienten estos personajes por el sufrimiento que puedan causar a su alrededor. Ellos a lo suyo.

    O sea, lo de siempre: ladran, luego cabalgamos.

    Y felices fiestas, a pesar de todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo pensaba que un simple picotazo sería suficiente pero veo que queréis ensañaros con él. Entiendo que hay razones para ello pero como es Navidad quizás con ese bonito recuerdo sea suficiente, al menos por ahora. En todo caso ya tienen suficiente siendo como son si es que les queda conciencia.
      Felices fiestas, Rick

      Eliminar
  7. Bueeeeno, bueeno mi querido mosquito trompetero jajaja ya quisiera Dickens, haber tenido tantísima inspiración y sobre todo tanta simpatía como tú para su cuento de Navidad y además es que estás monísimo con es traje que te has puesto, en realidad así todo de verdad, me recuerdas más a Flip el saltamontes de la abeja Maya:-)

    Aaaayyy perdón, qué poco respeto tengo por este pequeño héroe que le ha atizado un buen picotazo al barbas este medio pasmao que nos tocado sufrir a todos... sinceramente DR KRAPP con la limitada visión de este hombre y sus pocas luces ( se le debieron apagar todas cuando se quemó los ojos sacando registros:-) dudo que no te confundiera con algún emisario de la Merkel que seguro le ha mandado uno que le atiza con su látigo cuando se le ocurre desobedecer sus órdenes, así que, ya que eres pequeñito, podías meterte por una oreja, llegarte hasta su pequeño cerebro ( si es que lo encuentras) e irle dictando lo que debe hacer, este país te estaría eteeeernamente agradecido.

    Desde luego yo, a puesto a ojos cerrados, por tu buena gestión :-)

    Muuuchos muuchos besos y muuuuy feliz Navidad también para ti Dr KRAAP

    Graaacias por la sonrisa que me llevo :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi detective -hablo en su nombre ya que en estos momentos anda por el mundo intentando descubrir como evitar que mañana todo se vaya al carajo- en su metamorfosis, se convirtió en una genuina mosca cojonera y no tiene que ver con trompeteros, saltamontes y otros bichos amanerados de semejante guisa.
      Abogada, estarás conmigo en que sería un buen símbolo para vuestro gremio un insecto de estas características y más en estos tiempos de justicia ajusticiada y otras tropelías.
      La idea de penetrar en los interiores del sujeto víctima es sugerente aunque es probable que a estas alturas de la canción ya le hayan insertado un chip para tener comunicación directa y exclusiva con la matrona nibelunga.
      Muchos besos, María, que tengas muchos pleitos y los ganes todos.
      Feliz Navidad.

      Eliminar
  8. Un look que mezcla Santa Claus con la Abeja Maya y un toque de Chapulín Colorado pero en verde: muy gracioso y muy sentador, te diré.

    Yo también quisiera desearle a Krapp, que siempre acompaña y me hace pasar buenos momentos, unas felices fiestas como mejor le vengan: paganas, religiosas o comerciales.

    Un cariño grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de santa Claus venía en el habitual equipaje del detective, el resto pertenece a la guardarropía insectivora.
      Pues agradecido quedo y te devuelvo tus deseos con sustanciosos réditos.
      Muchos besos y felices fiestas.

      Eliminar
  9. Después de este buen sabor que me ha dejado la venganza o mejor dicho el pinchazo a este inepto.

    Te deseos unas Fiestas cargadas de buenos propósitos para tí y los tuyos.Y si no sobrevivimos al 21 que sepas que ha sido una gozada conocer este rincón tan entrañable.

    Un abrazo Dr.Karapp

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de rincón entrañable me ha encantado, esperemos mantenerlo a salvo del Apocalipsis.
      Felices fiestas, Bertha, seguro que con tus artes manuales serán muy bellas.
      Abrazos

      Eliminar
  10. El disfraz te sienta fenomenal, despista bastante. En el fondo somos pequeñas drosophilas que no hacen ningún daño, y él sí que es un moscón cojonero que no deja de tocar las narices.

    Será por la proximidad de la Navidad que María y yo traemos a colación cuentos. Yo reivindico la presencia de mi querida Alicia en este relato, con elixires para menguar y poder colarse en el castillo.

    Besos, Dr. Krapp. Te deseo una Feliz Navidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cualquier cosa que me ponga me sienta bien, tengo buena percha. Seguro que uno a uno hacemos poco daño, pero yo quisiera estar cerca de un enjambre de moscas cabreadas.
      Alicia ya ha pasado y volverá a pasar por el blog y en este caso me he inspirado más en ese Christmas Carol de Dickens que le comentas a María. Muy lejanamente, claro.
      Besos y Feliz Navidad.

      Eliminar
  11. Por cierto, María, no sabes qué peli estamos viendo en clase esta semana: A Christmas Carol. Previendo lo que se avecinaba después de tener notas desde la semana pasada, me temía ésta así que me los tengo a todos bebiendo de Dickens. Y estamos todos encantados.

    Más besos.

    ResponderEliminar
  12. jajaja ANGIE qué profe más cielo y eso que seguro que no saben lo artista que eres con la agujas ;-) puedes ponerle ESTA versión , seguro que la conoces, es muy divertida y además tiene una BSO espectacular y de postre ESTA que a mi también me encantó y además Elfman hizo otra maravilla con la música ... y las compartes con FER que también es profe de inglés como tú y seguro que le encantan y por supuestísimo con nuestro querido Flip-flyer ( arriba quería poner VERDE en lugar de verdad, por eso me recordabas al saltamontes ...ya sabes lo que me ocurre con mis aceleres:-)

    And a lot kisseesssss and Merry Christmas for everybody


    Good night and boas noites xD :-)

    ResponderEliminar
  13. Ten mucho cuidado a quien picas. Ya que su sangre puede ser mas mortal que la del bichito, el maricomplejines parece ser que se haya comprado un repelente Alemán de esos que no fallan.
    Feliz navidad, y prospero año, jeje, si los mayas lo permiten

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este es un insecto con aires de superhéroe y seguramente se habrá preparado para cualquier contingencia sanguínea. Además lo que no mata engorda.
      Los Mayas lo han permitido salvo contingencias de última hora.
      Feliz Navidad y un 2013 al menos vivible.

      Eliminar
  14. Je, je, María, estoy pensándome lo de llevar la calceta a clase, no se me había ocurrido pero cualquier día de estos... ¡Qué tino! No pensarás que a mis alumnos los camelo con blanco y negro cuando hay tantos colores... Justo esa es la que estamos viendo, a ver si hay suerte y mañana la terminamos. Es que lo estamos haciendo adecuándonos un poco a la época, ya les digo, por curarme en salud: tened en cuenta que antes se escribía y publicaba por capítulos, hay que tener paciencia, jopé!

    Lo siento, Dr. Krapp, ya aprovecho. Es que me ha pasado algo y se lo quiero contar a María: que están saliendo los tulipanes que planté hace tres semanas y no les toca todavía. Cuando me acerqué y los ví no me lo podía creer. ¡Pero que es diciembre y todvía no podéis salir, que os vais a helar! Y me dieron ganas de empujarlos hacia dentro con el dedo. Pero luego me dije: que sea lo que tenga que ser en estos tiempos apocalípticos, si ya cuando los tenía en la nevera estaban brotando, pues en cuanto los he metido en la tierra han encontrado el terreno abonado para hacer de las suyas.

    Lo siento, Dr. Krapp, pero como igual mañana se acaba el mundo, no quería dejar hilos sueltos.

    Feliz Navidad a todos, ¿eh?

    ResponderEliminar
  15. Y muy lejanamente lo de este relato de Dickens, pero lejos, lejos, diría yo.

    ResponderEliminar
  16. Únicamente que los fantasmas vuelan igual que las moscas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La idea de un magnate que se despierta sobresaltado por la noche mientras que un ser extraño identificado como el espíritu de la Navidad le hace ver hasta que punto no se ha sabido comportar con sus semejantes y por lo tanto lo somete a castigo puede que tenga algo que ver con ese libro que tanto me gusta.
      No se ha acabado el mundo. Aquí quedan 3 horas y media y en el Yucatán maya unas seis más, creo. Quizás debemos aceptar una cierta vuelta a la rutina por lo tanto:
      Felices Fiestas y un mejor año aunque me temo lo peor.

      Eliminar
  17. Felices días para kaskarilleira y sus habitantes, con o sin alas, pero que sigan picando a quien y donde haga falta.
    Y gracias, por hacerme sonreir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Felices fiestas desde Kaskarilleira para ti y tu mundo, Cristal. Picaremos como los pimientos de Padrón, unos día si e outros non.
      Gracias a ti

      Eliminar
  18. Felices días para kaskarilleira y sus habitantes, con o sin alas, pero que sigan picando a quien y donde haga falta.
    Y gracias, por hacerme sonreir.

    ResponderEliminar
  19. El mundo que nos ha tocado en "suerte" necesita "kamikaces del picotazo" justiciero. Espero que encuentres las diansa merecedoras de esos aguijonazos y que pronto puedas lucir las presas para gloria tuya y satisfacción de todos tus conciudadanos...

    Un abrazo, pero no me picotees (que te conozco, "perillán...")

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobran las dianas, lo que faltan son kamikazes dispuestos a sacrificarse en la batalla. El santo ego nos tiene sometido a sus caprichos y nos falta valor.
      No había pensado en ti como posible víctima pero ahora que lo planteas...humm... valoraré esa posibilidad.
      Un abrazo y Felices Fiestas.

      Eliminar
  20. Bien picado. Esperemos nos alienten las predicciones mayas de un nuevo mundo, pues claramente se nota el hartazgo de las mayorías contra tanta manipulación. Aunque cada uno seamos como una mínima flama , juntos somos un gran incendio que eliminará el pasado opresor.
    ADELANTE HUMANIDAD.
    Nuestro turno de impartir y recibir justicia ha llegado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un nuevo mundo esa es la clave. "Despojarse del hombre viejo y revestirse del nuevo", reclamaba San Pablo cuando el cristianismo era una esperanza. Te veo animoso, Carlos, con ese ánimo debemos de afrontar los retos a que nos lanzan estos tiempos oscuros.

      Eliminar