18 abril 2012

Otra de crisis, por favor



13 comentarios:

  1. Una de las cosas que aterra de esta situación es que tanto los teóricos marxistas como los "liberales" ya la predijeron hace mucho tiempo: primero la concentración de capital en pocas manos y luego la sustitución del poder político e industrial por el financiero.
    Porque no creo yo que los grandes empresarios del sector productivo estén muy contentos tampoco con este saqueo sistemático: el consumo cae a mínimos, y sus empresas se resienten. Vivimos en una total dictadura transnacional de los especuladores, y eso es el de algún modo el fin del ciclo capitalista tal y como lo hemos entendido hasta ahora.
    Lo malo es que ahora estamos a ciegas: hasta aquí estaba todo escrito. ¿Volveremos a la Edad Media, con esclavos, vasallos y señores? ¿Lo soportará la apacible masa que rumia ante la pantalla de televisión?

    ResponderEliminar
  2. Me gusta el dibujo inicial. El segundo vídeo ya lo había visto hace tiempo. El segundo es nuevo para mí y me parece tan real como doloroso.
    Yo creo que estamos empezando a ver (y sufrir) la punta del iceberg, que se nos está clavando por el culo sin ninguna capacidad de reacción y desde luego, sin dirección en la que escapar.
    Yo estoy acojonaíta, la verdad....

    Un beso, Krapps.

    ResponderEliminar
  3. El Roto es mi espacio diario para congraciarme con El País y el género humano. Unos cuantos se están cagando encima de nosotros, de la mayoría, pero tienen la sartén por el mango, tienen a los gobiernos como lacayos y seguros servidores. La política se ha envilecido y el ciudadano no tiene ningún resorte de defensa. O si lo tuviera, vive en su cápsula de individualidad (como aquellas moscas de tu anterior post) creyendo que se salvará o que está irremediablemente solo. La televisión es el opio del pueblo, la prensa es el opio del pueblo, internet es el opio del pueblo. Algunos nos dedicamos a elucubrar con un alcance limitado. Nos dejan. No molestamos demasiado. O nada. Siempre es bueno dejar algunos resquicios para que la olla a presión no estalle. Pero lo que se están cociendo, eso es otro cantar. Nos entretenemos divagando, pensando, cuando quizás tendríamos que empezar a utilizar la guillotina. No me refiero a la física cortacabezas. Me refiero a la guillotina intelectual. Como la que utiliza El Roto. Tenemos que generar una cultura de la resistencia y no de la sumisión en que estamos. Yo el primero. Todos estamos cogidos por los cojones. Esto es la verdad esencial. Cada vez tenemos menos que perder, pero aún pensamos que es mucho.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. ¿Que tal un golpe de estado?. Parece que al final sera la única solución...

    ResponderEliminar
  5. Tengo empacho de crisis. Y según nos anuncia el ínclito Sr. Rajoy todavía nos espera más de lo mismo hasta no se sabe cuándo...

    En estos momentos prefiero unas empanadillas rosariñas y unos choricitos criollos...El vino, tinto y del Somontano.

    ResponderEliminar
  6. Ahora dicen, que estamos en manos de lo que ocurra en Francia, ¿creo que este domingo?

    Cada día estoy mas convencido que esto no es una crisis...es un golpe de estado...y nosotros mirando el dedo, con lo grande que es la Luna.

    saludos

    ResponderEliminar
  7. Sí, es cierto RICK, los grandes teóricos marxistas avisaron de que tras el capitalismo industrial vendría un nuevo capitalismo financiero que concentraría el poder económico y político en pocas manos. No son precisamente los sectores productivos los que están sacando provecho de esta situación ya que necesitan la inefable ley de la oferta y la demanda para sobrevivir y la contracción de esta última no puede más que perjudicarlos. Eso habla de hasta el capital especulativo se ha hecho con las riendas. Sí, las cosas están mal pero no imagino un retroceso hasta la Edad Media. La historia siempre juega con una dialéctica cambiante. Inexorablemente la correlación de fuerzas cambiara por una u otra circunstancia y creo que en nuestras manos está que sea en nuestro beneficio ya que somos más que ellos.

    Piensa, NOVICIA, que el sentimiento de rendición es parte de la agresión que estamos sufriendo. No es que te puteen es que además debes aceptar que no te queda otro remedio que ser puteada. Ese es la clave de todo: imbuir a la gente esa sensación.

    ResponderEliminar
  8. JOSELU me gusta tu reflexión pero con matices. Yo no sé por ejemplo si Internet es un nuevo opio del pueblo o si acaso un arma que puede servir como para instaurar esa gillotina intelectual, de la que hablas, o moral. Un ejemplo: ¿Crees que si no fuera por el impacto que ha tenido en las redes sociales lo de la cacería real el rey hubiera pedido perdón por lo ocurrido? Con detalles así, están cambiando muchas cosas. Por eso digo que esa gente parece que lo tiene casi todo a su favor pero hay una opinión pública creciente que no le va a dejar hacer las cosas fáciles. Nunca como hasta ahora toda ese consorcio económico y político ha estado tan cuestionado.





    Los golpes de Estado solo lo realizan los que tienen las armas en cada momento, TEMUJIN y esos suelen ser los baluartes del sistema en cada momento. Existen otras armas que no echan tan fuego pero que hacen daño.

    ResponderEliminar
  9. Y yo también, LUIS. Pongamos nuestra individualidad a buen recaudo para que no se la lleve la corriente. Eso no quiere decir que no nos preocupe lo que se cuece ahí fuera pero como dijo Góngora...

    No estamos en función de lo que ocurra en Francia, JUAN ANTONIO. Lo que pase por ahí no es mas que una ligera brisa que agita la superficie del océano. ¿Acaso van a cambiar las cosas si ganan los socialistas pero no cuestionan el sistema?
    Esto es un maremoto, un golpe de Estado sí, pero que se viene fraguando desde hace muchos años. Lo que ocurre es que cuando hay una crisis de semejante envergadura, uno sabe como empieza pero no como termina. Obligatoriamente no tienen porque ganar los que piensan que van a ganar.

    ResponderEliminar
  10. Te veo optimista, Dr. Krapp. Y yo también quiero serlo porque si no ¿para qué nada? Creo que nos queda un largo trayecto hasta recuperar todo lo que perdamos. Ojalá todo fuera un juego de magia y mañana no existieran los recortes ni los millones de parados, ni personas en la calle porque se ha quedado sin casa, ni gente que se va a cazar elefantes mientras pasa todo eso.

    Besos. Disfruta del puente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un optimismo basado en la necesidad. Cuando las cosas van tan mal la necesidad nos impulsa a pensar que no se puede seguir cayendo, que más abajo ya no hay nada y por pura inercia debemos ir hacia arriba.
      Uyy aquí no hay puente. Una semana más con festivo en medio.
      Bicos

      Eliminar
  11. Al final me da la sensación que da un poco lo mismo quien dé los palos de ciego, que es donde estamos ahora mismo Cada vez está más difusa esa línea que separa a unos de otros.

    La crisis no es tan sólo Industrial, económica o financiera... lo más grave es que las ideas que rigen el mundo desde hace siglos, es decir, todo el "sistema" está en duda. Vivimos "tiempos de frontera" de un mundo que termina hacia otro en el que todo será distinto. Y en el que entre otras muchas cosas que están por venir sin duda, las redes sociales tendrán mucho que ver en ese cambio. Ojalá sepamos como utilizar esa tecnología en favor nuestro para renovar ideas de una sociedad sin alternativas y en franca decadencia...

    En fin, casi mejor me apunto al Somontano, Doctor. A ver si consigo imbuirme de ese optimismo y lo veo todo un poco más claro. Aunque no sé yo...

    ResponderEliminar
  12. No se quien da los palos de ciego pero si se quien recibe los palos restantes.
    Será una crisis de civilización pero los que gobiernan tardan en darse cuenta y están retrasando lo inevitable. Ese cerrazón y esa vuelta al pasado solo generará más dolor y más violencia cuando las cosas ya no puedan dar más de sí. Deberían aprender de las lecciones de la historia. A la corta o a la larga los que hacen daño al pueblo acaban pagando muy caro tal osadía.

    ResponderEliminar