10 octubre 2011

Seducción en negro

Los que amamos el séptimo arte, por encima de casi todo lo humano y divino, estamos perpetuamente seducidos por las películas de cine negro. 
El de siempre.
Quizás sean esos comienzos que te agarran al cuello de la camisa y no dudan en abofetearte para que despiertes de tu letargo.
(Sin diálogos significativos)

(Doblado al castellano)


O esas escenas que sin artificios gore ni explícitos sadismos contemporáneos, te enfrentan con un lado recóndito y oscuro que quizás no quisieras conocer.
(Sin diálogos significativos)

(En inglés. Para los que les parezca largo, el cogollo es a partir del minuto 2'35)

(Doblado al castellano)

Puede que sean esos finales expiatorios cuando caen las máscaras y la redención llega por sendas contradictorias:
La renuncia al amor en nombre de una dignidad perdida.
(Subtítulos en castellano)

o la renuncia a la vida en nombre del amor.
(En inglés. El cogollo a partir del minuto 2)

Hay muchos caminos para llegar a la Nada.

18 comentarios:

  1. Una de las facetas de mi ignorancia es la falta de idiomas, no entiendo el ingles. A mi el cine negro me ha gustado siempre, aunque no posea la cultura para decir actores y directores. Pero ante el
    blanco y negro, normalmente reculo, excepto en la famosa Lista de Schindler que me gusto mucho.
    La escena del suicidio, es buena. Antes no se sacaban estas cosas tan crudamente, por no ser de buen gusto. Para mi no es recrearse en lo gore o lo morboso, es crear un ambiente real. Hay escenas que necesitan sangre, sufrimiento, dolor; eso es una cosa y otra muy diferente son esas escenas donde la sangre salta al espectador. Una cosa es recrear una escena y otra muy diferente alimentar el morbo. En la pelicula Cadena Perpetua el preso que ha sido liberado se cuelga en la habitación después de gravar su nombre en la viga de madera, ese acto, gravar con una navaja su nombre le da al hecho una humanidad impresionante...
    Para mi la mejor película que he visto de muchas, muchas, muchas... es El Padrino, la he visto más de 15 veces y no me importaría volver a verla ahora mismo otra vez. Siempre veo seguidas las nueve horas y mi mujer me deja solo...Es alucinante. Hay muchas películas que he visto más de seis o siete veces y si es buena no me importa repetir, mejor dicho no es si es buena o no, sino que me guste.
    Un saludo y no se di me he desviado...

    ResponderEliminar
  2. Menudo ramillete nos ha puesto, herr doktor: "la flor y nata de las sardinas en lata", como se decía antes en Madrid...
    Tiene usted razón. La tensión, la intriga, la maldad destilada, el peligro en las caras y las sombras, real o imaginado, todo bien condimentado en ese blanco y negro fastuoso (mucho más artístico e impactante que el color), forman parte del imaginario colectivo de unas cuantas generaciones.
    Al lado de esto, las películas de los últimos treinta años, empeñadas en confundir vísceras y sangre en primer plano con intriga o terror, resultan infantiles.
    Pero también en esto nos vamos simplificando, infantilizando: ya nos lo dan todo hecho, para que no tengamos que pensar mucho.

    ResponderEliminar
  3. En materia de intriga y de estar pegada a la silla nada como las películas en blanco y negro, tienen esa magia que jamás conseguirán las del color.

    Excelente selección Krapp, gracias por el regalo.

    Besos mágicos

    ResponderEliminar
  4. Extraordinaria panorámica de clásicos del cine negro. Todas son escenas cumbre, geniales. Es uno de mis géneros favoritos. Ya veo que también eres un gran aficionado/experto en este tipo de filmes. Me encanta su capacidad de síntesis, sus brillantes elipsis, los diálogos, el montaje, la capacidad de insinuar/sugerir sin mostrar, etc. Y claro, esos maravillosos intérpretes. En fin. ¿Qué puedo decir que no sepas ya?

    ResponderEliminar
  5. He visto todos los vídeos. Muy buenos. Algunos tremendos pero tus sintéticos comentarios sobre ellos también me han gustado, especialmente el comentario final "hay muchos caminos para llegar a la "Nada". No objections.

    ResponderEliminar
  6. El cine significó más en mi infancia y adolescencia que ahora. Las películas en blanco y negro están ahí y tú selección ha reavivado recuerdos de imágenes, bandas sonoras y argumentos lineales.

    Tras el cine vinieron los libros a ocupar el ara del altar. Ahora sigo buscando algo que ocupe ese espacio que están dejando los libros... No sé si lo encontraré, pero sigo en ello...

    ResponderEliminar
  7. No te has desviado, TEMUJIN. Es cierto que el cine clásico por llamarlo así no se recreaba en escenas realistas pero aparte de que el gusto era diferente había una enorme censura a través del Código Hays que duró desde principios de lso 30 hasta el 67. Te pongo aquí los principios del código por si quieres leerlos:
    El código enumeraba tres "principios generales":

    No se autorizará ningún film que pueda rebajar el nivel moral de los espectadores. Nunca se conducirá al espectador a tomar partido por el crimen, el mal, o el pecado.
    Los géneros de vida descritos en el film serán correctos, tenida cuenta de las exigencias particulares del drama y del espectáculo.
    La ley, natural o humana, no será ridiculizada y la simpatía del público no irá hacia aquellos que la violentan.

    Especificaba además las restricciones como aplicaciones particulares de los tres principios anteriores. Por ejemplo:

    La técnica del asesinato deberá ser presentada de manera de no suscitar la imitación. No se mostrarán los detalles de los asesinatos brutales. La venganza, en nuestros días, no será justificada. Los métodos de los criminales no deberán ser presentados con precisión.
    El tráfico clandestino de drogas y el uso de éstas no serán mostrados en ningún film. Fuera de las exigencias propias de la trama y de la imagen de los personajes, no se dará lugar al alcohol en la vida estadounidense.
    El carácter sagrado de la institución del matrimonio y del hogar será mantenido. Los films no dejarán suponer que formas groseras de relación sexual son cosa frecuente o reconocida. El adulterio y todo comportamiento sexual ilícito, a veces necesarios para la intriga, no deben ser objeto de una demostración demasiado precisa, ni ser justificados o presentados, bajo un aspecto atractivo.
    Las escenas de pasión no deben ser introducidas en la trama salvo que sean indispensables. No se mostrarán besos ni abrazos de una lascividad excesiva, de poses o gestos sugestivos.
    Las blasfemias intencionales y todo propósito irreverente o vulgar están prohibidas bajo todas sus formas. El personaje de Cristo debe ser tratado con respeto. Cristo no es tema para una comedia.
    Las exhibiciones del cuerpo están prohibidas. El ombligo también.
    Los vestuarios de la danza que permitan exhibiciones inconvenientes y movimientos indecentes durante la danza están prohibidos. Las danzas que sugieran o representen actos sexuales o pasionales indecentes están prohibidas.

    ResponderEliminar
  8. Cierto es Paseante. Más allá de elementos que el transcurso de los años han vuelto anticuados, el espíritu del aquel cine negro es difícil de percibir en cualquier película de los 60 para acá y eso que se enfrentaban, tal como acabo de escribir, a una censura implacable y con todo lo que trajo consigo la guerra fría. No es casualidad que muchos de los grandes protagonistas del mejor cine negro fueran perseguidos en la famosa Caza de brujas de MacCarthy. El tiempo, al contrario que en otros casos, no ha quitado un ápice de frescura a estos films y eso es lo mejor que se puede decir del cine negro.

    ResponderEliminar
  9. Gracias, ANNIE. El claroscuro y el blanco y negro siempre le ha sentido sienta bien a las películas de trama criminal o de intriga.
    Besos

    Llevo muchos años "pillado" por ese género que me parece que es lo mejor que ha producido Hollywood. En su momento tuve intención de crear un blog sobre la materia pero al final me incliné hacia la música. Gracias ESPECTRO.

    ResponderEliminar
  10. Gracias, ANGIE. Creo que el cine negro con esa ambivalencia entre la vida y la muerte, entre las pasiones mundanas y el crimen, entre la realidad y el deseo es el que mejor sabe reflejar la visión existencialista de estos tiempos modernos. Por eso aunque sus tramas nos parezcan desfasadas, las emociones que se solapan tras ellas son eternas y universales.

    Yo intento contemporizar con todo: cine, libros, música, Internet etc. La polígamia, LUIS, te mantiene infielmente ocupado en todo y olvidarte provisionalmente de ese hueco irrellenable.

    ResponderEliminar
  11. Hace muchos años en la 2 se ponía los lunes una película en blanco y negro, nos encantaban y muchas veces pensabas, pero si tampoco era tan buena, pero lo suplía la magía, las insinuaciones, los silencios...

    ResponderEliminar
  12. Eran buenas porque se hacían ciclos sobre las grandes películas del periodo clásico de Hollywood. Luego más recientemente estaba el programa de Garci y las que echaban en los 80 y 90 a altas horas de la madrugada. A veces ponías el vídeo para grabarlas pero empezaban tan tarde que te comías la mitad de la película. Eran otros tiempos, JOSELA, ahora hasta las películas españolas de "Cine de Barrio" tienen que ser a color.

    ResponderEliminar
  13. No llego ni a la décima parte de tu conocimiento profundo de este género. Conozco el nombre de algunos actores y actrices que lo protagonizan y hasta ahí llega mi "saber". Pero disfruto seguramente tanto como tú cuando algunas noches los fines de semana me topo de madrugada, en algún canal perdido, con alguna película de este tipo y la disfruto al máximo... Y sabes? siempre me acuerdo de ti, Krapps... A veces pienso: "mmmmmmmmm, seguro que esta le gusta al doc. A ver si me acuerdo de decírselo la semana que viene, a ver qué le parece esta película, a ver qué detalles destacaría él, a ver qué curiosidades me descubre...", lo que pasa es que luego se me olvida algunas veces, y otras, no te digo nada por no resultar coñazo...
    Sabes qué se me viene a la cabeza muchas veces cuando veo alguna peli de estas?? El "Estudio 1" de nuestra adolescencia... Te acuerdas de aquellas obras de teatro, en blanco y negro, que echaban casi siempre los lunes y donde se curtieron todos los actores españoles de aquella época.... José Bódalo, Manuel Alexandre, Ricardo Merino, María Silva, los hermanos Gutierrez Caba, Ismael Merlo, Jose María Rodero.. etc, etc... Incluso algunos que entonces eran jovencísimos, como Juanjo Menéndez, y que luego se subieron al carro del cine tipical Spanish....

    En fin, que estoy de acuerdo contigo en este tema, Krapps, y que siempre es un gustazo leerte porque se aprende un montón contigo.

    Un beso y muy buen finde

    ResponderEliminar
  14. Me abruma y me halaga lo que me dices NOVICIA, aunque por supuesto te agradezco que seas tan generosa conmigo. Es cierto que tengo mucha afición a este viejo cine pero no me considero un especialista. En realidad no soy especialista en nada. Saber un poco de algunas cosas sin saber mucho de nada me da mucho libertad de movimientos y no me ata demasiado a las cosas. Coméntame cosas que estaré encantado en contestarte.
    Me acuerdo de Estudio 1 y sobre todo de algún programa en especial. Por ejemplo cercana a este género aquella famosa "12 hombres sin piedad" donde estaban algunos de los que has citado: Rodero, Bódalo, Ismael Merlo etc...

    ResponderEliminar
  15. La línea que separa el bien del mal, es muy sutil y frágil, algo que el género negro refleja de forma extraordinaria. Todo un ramillete el que nos acercas. Difícil escoger, pero si tuviese que hacerlo me quedo con Sed de Mal o Angel face.
    Muy bueno, como de costumbre.

    ResponderEliminar
  16. Del mal en estado puro, es curioso la afición de Orson Welles por personajes grandilocuentes de una perversidad inconcebible, a la maldad que se disfraza de amor o más bien de posesión de forma enfermiza, Angel Face.
    El coqueteo del cine negro con los límites y su subversión es parte de su grandeza y de su permanente actualidad.

    ResponderEliminar
  17. ¿Has visto En un lugar solitario?
    He vuelto, supongo que para quedarme.
    Un gusto volver a leerte.

    4ETNIS

    ResponderEliminar
  18. La he visto. Bogart y Gloria Grahame: enorme pareja y gran película. El gusto es mío.

    ResponderEliminar