31 mayo 2011

Sobre la necesidad de los héroes

Héroes. ¿Creéis que los necesitamos? Para Thomas Carlyle (1775-1881) la historia de la humanidad está definida por sus héroes. Héroes que la modifican, la transforman y la hacen avanzar. Desde su versión romántica del mundo el hombre singular y extraordinario es un mediador entre dioses y humanos comunes, el pivote sobre el que se asienta y se proyecta la civilización. Hombre de ideología liberal, Carlyle es para algunos un precursor del socialismo mientras que para otros su pensamiento alienta la creencia en una raza aparte de seres providenciales y por lo tanto es una premonición del fascismo. Sea lo que sea, algunas de sus frases lubricaron la beatificación laica contemporánea: 
"La corona de la verdadera nobleza es una corona de espinas"

"A menudo los grandes son desconocidos o peor, mal conocidos"

"La verdadera libertad del hombre consiste en que halle el camino recto y en que ande por él sin vacilaciones"

"Aquél que tiene fe no está nunca solo"

"La educación y la cortesía abren todas las puertas"

20 comentarios:

  1. Uf. Habría que empezar por tener claro qué es exactamente un héroe, y no es fácil. Creo que ese concepto varía con las épocas: hoy en día, con la épica bajo mínimos, tal vez podríamos considerar héroes a los que consiguen sacar adelante una familia con un sueldo misérrimo, o estando en paro todos los integrantes de ella. Pero a esos los llamamos supervivientes, no les damos ningún tipo de valor añadido. Y, francamente, tal y como están las cosas, no se me ocurre qué otro tipo de héroes nos puede ofrecer la vida actual.

    ResponderEliminar
  2. Hola!!
    Permiteme presentarme soy Melannie, administradora de un directorio de blogs, visité tu sitio y
    está genial, me encantaría poner un link de tu blog en mi sitio web y por mi parte te pediría un
    enlace hacia mi web y asi beneficiar ambas webs con más visitas.
    Si estas de acuerdo no dudes en escribirme a melannieagurto@gmail.com

    Éxitos con tu blog.
    Un Saludo
    Melannie.

    ResponderEliminar
  3. Teniendo en cuenta que el ser humano, como todo ser vivo, no puede ser libre, no está mal esa libertad parcial que van conquistando los héroes, convictos o por accidente.

    La única libertad que puede ofrecer alguien ajeno a uno, es la de liberar de una opresión temporal.

    Si no existiera la opresión ¿qué demonios significaría la libertad?

    Sería algo exento de contenido.

    Y venir a este planeta sin intentar meter las narices en el contenido, no es propio de la ocndición humana.

    No me gusta ninguna de esas frases. Pero supongo que a su autor un pimiento (no quiero decir pepinos estos días, ya que esa broma fácil es un insulto con la que está cayendo) le importaría en su momento, y menos ahora, que debe estar por esa estratosfera enigmática del no se sabe qué.

    Sí, hacen falta lideres que encandilen, que sean capaces de cohesionar una unanimidad inimaginable, aunque sea en una singladura temporal.

    Las individualidades, o la masa sin pastor, difícilmente llevarán a cabo algo de envergadura que beneficie al conjunto.

    Con un canto en los dientes pueden darse si consiguen beneficiarse a sí mismas.

    Estos días está por ver el resultado de ese fabuloso movimiento, que incluso si quedara sin efectividad visible, es ya un faro simbólico en nuestra memoria, que ha servido de revulsivo.

    A ver si sale pronto un héroe capaz de encandilar por tiempo indefinido.

    ResponderEliminar
  4. Si no exactamente héroes, sí creo, bajo mi punto de vista, que necesitamos modelos, figuras de referencia a las que admirar por sus valores, por el ejemplo que han dado a la humanidad, o por las aportaciones valiosas que han dado.

    Un fuerte abrazo, Krapp.

    ResponderEliminar
  5. Tristemente si necesitamos héroes. El engaño en el que vivimos desde hace milenios, nos hace necesitarlos. Aparte está la manipulación y transformación que se ha hecho de la historia de esos héroes.
    Impresionantes documentos visuales, los que has elegido.
    Como siempre, no me voy vacío de tu blog.
    Un abrazo, Doc.

    ResponderEliminar
  6. Yo creo que sí, Krapps. Creo que necesitamos gente que se olvide un poco de sí misma y se dedique a decir en voz alta y a hacer lo que nosotros no nos atrevemos a hacer.
    Creo que en todas las especies animales hay líderes que por circunstancias naturales (por fuerza, por edad, por inteligencia, por valentía...) se colocan al frente del grupo y son el espejo en el que los demás intentan mirarse...

    Llevo desde que publicaste esperado a poder ver los vídeos para comentar tu entrada, pero me temo que tampoco podrá ser el fin de semana, que voy a estar muy muy liada.... Lo siento.

    Un beso fuerte, Krapps

    ResponderEliminar
  7. He de decir que en principio no estoy de acuerdo con las ideas de Carlyle. No tengo esa visión romántica de seres providenciales que nos salvarán del pellejo. Sin embargo, sus frases pueden ser un buen pretexto para otras cosas.

    La heroicidad pues que éste en la normalidad anormal que gobierna nuestras vidas en eso puedes tener razón, Rick. Faltos de referentes, al menos sobrevivir.

    Gracias, Melannie.

    ResponderEliminar
  8. Amique, muchas opresiones temporales lo son porque hemos insistido en librarnos de ellas, pero antes nació el malestar ante lo real. Sentimos que algo nos molesta y queremos desembarazarnos de ello. La nomenclatura viene después: decidimos llamar "opresión" a lo antiguo y "liberación" al hecho de sacárnoslo de encima.
    El autor era hijo de una época en que todavía se podía creer en grandes valores identitarios y ofrecía el pasado desde esa perspectiva. Para ello le daba igual hablar de Napoleón o de Mahoma todos eran providenciales para la humanidad.
    Yo creo que ya no existen -ni existieron quizás- esos espíritus redentores, solo personas que en determinadas circunstancias adquieren protagonismo. Mejor no esperar un héroe.

    Sí, Cristallos modelos o referentes siempre son necesarios para no pensar que andamos a tientas.

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias, Torcuato son vídeos de grandes películas de todos los tiempos de esas que están en el Olimpo del cine. Insisto, no sé si es tiempo de héroes; creo que nos vendrían mejor unos buenos referentes y en ese sentido con motivo de lo del 15M es de resaltar la postura de gente como Galeano, Sampedro, Punset etc... Por cierto, gente muy mayor.

    Si tiene que haber gente que canalice las cuestiones y que tire de los grupos pero sin cederles todo el poder. Como dices, Novicia, el liderazgo se ejerce desde muchos frentes y el que es bueno para una cosa no tiene porque ser eficaz en otra diferente.

    ResponderEliminar
  10. Más que héroes lo que necesitamos son líderes inteligentes, pragmáticos, solidarios y capaces de arrastrar y de conducir. Creo

    ResponderEliminar
  11. No creo que a la humanidad la haya transformado o hecho avanzar ningún héroe. A lo sumo, tipos visionarios que fueron en busca de fama y fortuna (los descubridores o conquistadores) o personajes obsesionados con "lo suyo" (científicos, inventores varios).
    Lo que de verdad (y tristemente, por desgracia) ha modificado, transformado y hecho avanzar a la humanidad, ha sido el látigo. En una arcadia feliz, ni Dios se hubiera movido del sitio.

    (Hoy, no sé porqué, estoy particularmente cínico. Disculpa)

    ResponderEliminar
  12. Crees bien. Estoy totalmente de acuerdo, el liderazgo se ha convertido en un ejercicio de prepotencia y de vanidad, Luis.

    Sí, la humanidad necesita crisis, necesita conflictos, para no regodearse en si misma y pensar -como hasta hace poco se decía- que habíamos llegado al fin de la historia. Pero creo que no son únicamente los poderosos los que empuñan ese látigo, Enric, lo reconfortante es que a veces los acostumbrados al sacrificio tienen ocasión para la venganza.

    ResponderEliminar
  13. Llega un momento en que dejas de creer en todo, no sé si hay héroes o los creamos para creer en algo. Sí creo que la sociedad necesita personas con carisma, sí creo que hay personas que son líderes naturales, pero por lo visto no hay forma de ejercer ese liderazgo sin que acabe en corruptelas y otras miserias. Además política y buenos líderes no siempre están relacionados. Imperan los líderes políticos que olvidan al mandato del pueblo en favor del propio beneficio, ya sea económico o de otra índole.

    La única heroicidad es la supervivencia a pesar de....

    ResponderEliminar
  14. Los héroes nos han defraudado, eso es lo que pienso que pasa, Angie. Todos los mitos cuando se les mira con cuidado nos ofrecen sus costuras tal como dices. Por eso hemos inventado su contrario los antihéroes para que nos compensen del fracaso de aquellos. Estoy pensando en esa película "Héroe por accidente" en que un vagabundo, Dustin Hoffmann, se vuelve héros sin desearlo ni quererlo.

    ResponderEliminar
  15. hola;
    pasaba por aquí, y quisiera dejar una opinión más. Supongo que sí hay héroes, personas que ejemplifican con sus acciones los valores de una sociedad. Sólo que a medida que las sociedades se han ido haciendo más plurales, ha sido más difícil que una persona pueda encarnar los valores de todos. Por ejemplo, supongo que para los católicos una heroína contemporánea podría ser Irena Sendler, para los comunistas Che Guevara, y así podríamos seguir grupo por grupo..

    un saludo,

    ResponderEliminar
  16. Bienvenida, Maslama.
    Yo creo que todas las sociedades tienen valores complejos. Ahí está las mitologías antiguas -la griega, la egipta, la mesopotámica, la romana etc..- con su pléyade interminable de dioses. Quizás sea el cristianismo -y anteriormente el judaísmo quien lo simplificó todoe- por algo son religiones absolutas que pretenden dominar todos los aspectos de la sociedad con un reducido número de normas. Sí, creo que los dioses y los héroes participan de idéntica naturaleza.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  17. "La verdadera libertad del hombre consiste en que halle el camino recto y en que ande por él sin vacilaciones", esta es la que más me gusta. ¿Si necesitamos héroes?, pues sinceramente pienso que si, pero.. héroes de verdad. Gente que defina nuevos caminos y nuevas actitudes, es una cuestión de necesidad, pues si no hay héroes tenemos la costumbre de ensalzar la mediocridad...
    Cuando hablan de héroes, siempre me acuerdo de Roma, de Anibal, de elefantes y de los Alpes. Ahora se necesitan otro tipo de héroes, pero el buscar nuevas vías, creo que es fundamental.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. De esa clase de héroes que citas siempre hemos tenido, Temujin, lo malo es que muchas veces hemos preferido dejarlos de lado, ignorarlos o despreciarlos por cuestionar los valores vigentes y nadar contracorriente. Tan héroe era Anibal como Van Gogh, o quizás más el segundo, el primero removía masas -muchas veces esclavizadas- con la guerra y el segundo conciencias desde el arte.

    ResponderEliminar
  19. Pues en estos tiempos de "frontera", en los que ya no quedan referentes válidos prácticamente en nada, lo que más temo es que salga un "mesías" que nos lleve al mismo punto de partida.

    Así que, casi mejor, que se nos caiga la piel a tiras o nos la arranquemos nosotros mismos... pa ayudar un poquito a la salida de la nueva. Que sin duda saldrá... Eso sí, falta ver de qué color quedaremos...

    Yo es que no creo gran cosa, por no decir nada... en la "cosmética" ni en ná... ¡que queres que che diga!

    Bicos, Doctor.

    ResponderEliminar
  20. No creo que sea tan fácil la llegada de un Mesías en estos tiempos estamos demasiado recargados de escepticismo e incluso se cuestionan movimientos tan obvios y necesarios como el del 15M acusándolo de ser parte de una maniobra del capitalismo internacional, el FMI y la CIA. No te extarñes eso lo he leído esta mañana aunque parezca alucinante.
    Sí, somos nosotros los que debemos de parir algo nuevo sin una buena comadrona que nos ayude.
    Bicos

    ResponderEliminar