23 febrero 2011

El puño contra el cielo

Louis-Ferdinand Céline (1894-1961) 




Antonin Artaud (1896-1948)



(Aquí podeis leer el texto de arriba en español)

Ezra Pound (1885-1972)



Emil Cioran (1911-1995) 



La antítesis necesaria:

33 comentarios:

  1. Ser escritor es directamente proporcional a estar un poco pirado.

    No estoy de acuerdo con ellos, el hombre es un animal superviviente y adaptable. Que, aunque no disfrute o no valore la vida como se merece, no renuncia a ella.

    ResponderEliminar
  2. No los conocía. Tampoco es que conozca mucho yo. Me ha impactado Ezra Pound y su "con usura". Belleza desde el hígado.
    El resto, es cuestión de ir estudiándolos.
    Muchachada Nui, geniales.
    Un abrazo, Krapp.

    ResponderEliminar
  3. Con esta propuesta tan singular de personajes que han hecho historia tras conmocionar a sus contemporáneos, sólo se me ocurre escribir lo que buenamente se me ocurra...Sin más.

    La imagen del puño ensangrentado con los nudillos que me recuerdan a la parte alta del macizo de Montserrat, impresionante y muy dura...

    Para conocer al controvertido Louis-Ferdinand Céline lo mejor es leer “Viaje al fin de la noche” donde abundan sus rasgos autobiográficos. El lenguaje oral, ordinario y muy coloquial escandalizó a los contemporáneos. Céline muestra una visión del mundo y sus habitantes descarnada y mordaz. La visión que Céline tiene del mundo y de los ciudadanos es tremendamente cruel. En uno de los vídeos llega a decir que hay guerras porque se desean. Supongo que se refiere a los militares... Desde el punto de vista intelectual, Céline es un personaje odiado por no pocos por manifestarse antisemita y colaboracionista de los nazis. Provocador nato, Céline no deja indiferente a nadie. Podrá gustar o causar sinsabor, pero una función que atribuyo a los creadores es la de provocar y Céline ...¡Vaya si lo hizo!

    Antonin Artaud, poco agraciado por la naturaleza desde el punto de vista físico, recita el poema dedicado a la USURA con una voz enfática y tremolona que conmueve las entrañas...Creo que estaba como una cabra, pero con la infancia que tuvo y las cosas que le sucedieron, no es para menos. Su obsesión por llevar el arte a la cima de lo absoluto se manifiesta en los diferentes géneros que cultiva. Huésped de los manicomios durante muchos años, Artaud muestra en su rostro los surcos pronunciados que los episodios trágicos de su vida le van dejando...Se podría decir que esa misma crueldad que tan presente está en su vida se manifiesta en su obra. Su conocido Teatro de la crueldad consigue lo que pretende: herir la sensibilidad del espectador. Conozco poco a este autor, pero lo poco que recuerdo de su obra me ha dejado un sabor muy amargo. No lo recomiendo a personas sensibles...

    Cuando estuve en Rumanía hace infinidad de años pasamos una noche en Sibiu, pueblo transilvano natal de Cioran. Este hombre, como muchos que nos acostumbra a traer por estos pagos, Dr. Krapp, tampoco es la "alegría de la huerta" que digamos...La tremenda vinculación que hay entre la cultura rumana y la francesa debieron conducirle al país galo donde llevó a cabo su labor. De este hombre, me gustan sobre todo los aforismos. Adoro el laconismo literario....con fondo, claro. El absurdo es una constante que obliga a pensar. Y esto es bueno....Estoy convencido, Dr. Krapp, que en ninguna bitácora estará tan a gusto este hombre como en Suicidas Perezosos. Sin embargo, creo que murió de muerte natural. Para él, la muerte era la única verdad mientras que la vida era la “gran ignorada”.Por eso a algunos nos gusta tanto soñar, imaginar y esperar...

    Dr. Krapp, en estos tiempos plenos de convulsiones revolucionarias y crisis de toda índole proponer estas grabaciones de estos personajes tan singulares te deja el ánimo bastante alicaído. ¿Era éste su propósito?

    Y para terminar de desconcertarnos: la antítesis necesaria de marca "manzana"...

    ResponderEliminar
  4. Me he olvidado de Ezra Pound, pero creo que ya he abusado bastante...

    ResponderEliminar
  5. Krapps, no sé que pasa pero no puedo abrir bien tu página... se eterniza, debe ser por los videos, y como aquí no puedo oir nada, me espero al finde para comentar desde casa tranquilamente.

    Un beso, Doc.

    ResponderEliminar
  6. Estos cuatro escritores sin duda lo fueron, Tesa, como están pirados los que se atreven a romper los límites establecidos buscando nuevas verdades. Eso no justifica muchas de sus manifestaciones artísticas ni sus opiniones personales. Celine, Ezra Pound y el Cioran joven eran filofascistas o filinazis aunque tras la guerra los dos primeros pagaron por sus opiniones políticas. Ezra Pound, por ejemplo, fue encerrado en una jaula durante un mes causándole graves trastornos psicológicos.
    Son escritores malditos aunque hoy en día reconocidos mundialmente. Ninguno renunció a la vida, quizás querían vivirla de otra manera.

    ResponderEliminar
  7. Gracias, Tor, por tus palabras. Si haces click al lado de cada nombre te enlazarás con lo que dice la wikipedia sobre ellos.
    Muchachada Nui de forma aparentemente frívola toca el meollo del tema. Cioran es el más luminoso de los escritores nihilistas quizás porque en el fondo era un romántico. Sus aforismos, tienen parecido con tus microrelatos.

    ResponderEliminar
  8. Me gusta mucho tu comentario, Luis incluso en lo que no estoy de acuerdo.
    Viaje al fin de la noche es una obra singular donde Celine se despoja de todo artificio, de todo adorno para expresar la vida tal cual la ve. Es una novela que retrata un momento social de su país y de su tiempo, sin falsas concesiones.
    El texto de la Usura es deEzra Pound uno de los más grandes poetas del siglo XX. Pound apoyo a Mussolini porque amaba de forma desmedida la cultura clásica y todo lo que representaba frente a lo que él consideraba detestable mundo contemporáneo. Sus cantos son sencillamente prodigiosos.
    Artaud era un ser desmedido e inconformista que buscaba llegar a donde no había llegado nadie. Desde el surrealismo más clarividente cambió muchas de las concepciones sobre el teatro que se tenían hasta entonces. Descubrió el poder de los sueños y se instaló definitivamente en ellos para siempre.
    Para mi lo portentoso de Cioran es que su pesimismo, su frases breves y cortantes, no incitan al desánimo si no a la lucha, son un acicate para la lucha. Es el pesimismo atractivo de un romántico empedernido, que creo que sí que invita a aprovechar los buenos momentos y a relativizar los malos aún en este mundo de cartón.
    Todos esos autores nos enseñan los límites y las trampas de la vida. Nos quitan la venda de los ojos para que no sigamos engañándonos pero sin renunciar a aprovechar lo que es posible, lo que nos proporciona cierta dosis de placer y felicidad.
    Creo que son buenos revulsivos para tiempos de crisis, por eso considero que todos ellos son un buen ejemplo de lo que debería ser un verdadero suicida perezoso.

    ResponderEliminar
  9. Lo siento, Novicia aunque la mayoría de los vídeos tiene subtítulos. Son autores recomendables aunque aparentemente poco apetecibles, merece la pena echarles una visual.

    ResponderEliminar
  10. Tienes razón, el texto titulado "Usura" es deEzra Pound. Fue un error inconsciente. Nos pones tantos deberes que....Pues yo sí que estoy de acuerdo con lo que me comentas...

    ResponderEliminar
  11. Me quedo con Usura, la usura rompe el arte, modifica la belleza en una forma de sustento.
    Cuando alguien piensa en lo que va a ganar haciendo una cosa, normalmente nunca la hará todo lo bien que la haría, como si lo hiciese por "amor al arte".
    Sobre el tema del suicidio, no comprendo muy bien a los suicidas o a los que se suicidan; es diferente que una muerte asistida o por lo menos yo lo diferencio. Uno es un cambio brutal de "medio" y la otra es un camino acabado; no me parece igual aunque ambos acaben de similar modo. Las formas también son importantes, incluso en la muerte.
    Respeto a los pensamientos filonazis, después de la I Guerra Mundial, en U.K. había muchos filonazis, como también les había en Francia. Despues de la II Guerra Mundial, desaparecieron partidos y las personas "misteriosamente" nunca habían sido filonazis, sino "mal interpretados"....
    La Historia la escriben los que ganan.
    No conocía a ningún autor de estos, soy un ignorante.

    ResponderEliminar
  12. que el petroleo suba por la inestabilidad es, al menos, discutible, aunque hay quienes pensamos que sube más por la desvergüenza y avaricia de los especuladores que por motivos reales y mesurables.

    pero ¿qué significa que en este preciso momento la gasolina cueste hoy MAS QUE NUNCA mientras el petroleo, aunque caro, no?

    sencillo, significa que hay personas que cuanto peor le vaya a los demas, mejor les va a ellos; que a más sangre, e intestinos, de gente inocente derramados y esparcidos, más riqueza acumula

    y la mayoría de ellos, aparentan ser decentes cuando se visten bien para ir a sus despachos, o a cenar, o incluso A MISA, al parecer a ponerse delante de su dios a rezar.

    ResponderEliminar
  13. Me alegro, Luis Antonio

    De acuerdo en lo de la usura, Temujín, nada más gráfico que el cuento de la lechera para expresar lo que dices. Yo no sé si el suicidio es o no es un cambio de medio pero en todo caso es una elección personal respetable, por lo menos para mí.
    Las ideas fascistas o nazis en su tiempo también fueron adoptadas como una especie de resistencia frente a la realidad y para algunos estaban teñidas de romanticismo, después de Auschwitz todo fue diferente.

    ResponderEliminar
  14. Veo que me has dejado el mismo comentario en los dos blogs cuando la temática es manifiestamente diferente, Anónimo vocacional, intuyo pues que lo que quieres es difundir tu pensamiento y no acogerte a un posible diálogo sobre la entrada.
    Vale, estoy muy de acuerdo con lo que expresas.

    ResponderEliminar
  15. Esta vez si que se ha rodeado usted, Dr. Krapp, de un verdadero círculo de suicidas, a cada cual más complejo y más interesante, tanto en su vida, como en su obra.

    Hay tantas razones para vivir como para morir, solo es cuestión de no ser excesivamente perezoso.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  16. Me ha encantado tu comentario Cristal, casi estoy por ponerlo como eslogan del blog y eso que considero que la pereza es a menudo necesaria para no perecer -perdona el juego de palabras- de aburrimiento ante la realidad.

    ResponderEliminar
  17. Creo que es cuestión de libertad. Deberíamos ser libres para elegir, y si nuestra elección fuera morir, tener derecho a ella. No somos libres realmente. No se nos está permitido pensar en negativo, o elegir como opción algo que socialmente se considera negativo. Renunciar a la vida no está bien visto. No se entiende.

    Un beso, Krapps.

    ResponderEliminar
  18. Exactamente, una cuestión de libertad. Pero no está bien visto decidir morir, y sin embargo está muy bien visto, NO-Decidir nacer, sino que lo decidan otros, la casualidad, los dioses, o el viento de Levante.

    No todo es tragedia en la vida, que la hay para dar y vender.

    También existe el cansancio, el hastío, el empacho ante tanta rutina y repetición.

    Hacerse novedosa e interesante la vida, es una falacia.

    Y si hay quien afirma sentirlo así, debe ser porque tienen un gen acomodaticio, que se adapta y acepta lo que le ofrecen sus posibilidades.

    ¿Qué tiene de interesante trabajar 40 años para pagarse un futuro senil, que los países ricos creyeron garantizado y que ahora ha volado en manos ávidas de especuladores y otros?

    Incluso la pereza, aunque sea genética, está mal vista. Porque hay que venir a cojones a trabajar. Aunque no guste.

    Cuando uno lee algo de historia (no hace falta leer mucho, pues es repetición tras repetición) se asombra ante la capacidad humana de resistir tropelías, y sin embargo seguir insistiendo en esto de la vida.

    Es puro asombro y no otra cosa.

    No lo arredra nada, ante esa fiebre extraña de seguir procreando y generando (valga la redundancia) generaciones.

    Cioran dijo que el ser humano está perdido porque se ha creído capaz de todo. Se cree capaz de todo. Y su afán último no verbalizado es conseguir la inmortalidad.

    Vida eterna en esta tierra, ya que el paraíso no lo tienen muy claro los hombres de ciencia, que son los nuevos profetas.

    Todos esos discursos de estos amargados lúcidos, o locos no lúcidos, no dejan de ser una nota extravagante en las enciclopedias repletas de arengadores y luchadores o aniquiladores varios.

    Son la nota discordante entre los coreutas que aceptan el juego marcado.

    Al final, tampoco su lucidez puede salvarlos. Ni su discurso. Y se pierden como todo el mundo en esos laberintos de palabras.

    Sus militancias antiguas tienen tanta importancia como una pompa de jabón al aire. No son personas que crean, sino se cree, no hay militancia sincera alguna.

    ResponderEliminar
  19. Tienes razón, Novicia, la negatividad está muy mal vista en tanto en cuanto cuestiona la realidad de raíz. Quien no quiere asistir al banquete y renuncia al existir pone de manifiesto las tramas de la farsa en la que quizás nos hacen vivir.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  20. Amique, me temo que buscarle un sentido último a la existencia y creer que detrás de esa mera continuidad de las cosas -día a día, mes a mes, año a año- es un puro producto de nuestra necesidad.
    El hombre no pretende salir de esa ruta trazada de antemano y en la que él se siente tranquilo.
    La aturdiría el cambio.
    El hombre no trabaja para garantizarse un futuro, creo yo. Lo hace para seguir sobreviviendo en la rutina cotidiana de la que no quiere desprenderse y juega con la ilusión de un futuro mejor.
    ¿Pero el hombre cree realmente en ese futuro o solo se sugestiona con la posibilidad de que algo lo haga posible?
    Estos escritores lo que hicieron es poner un espejo delante del hombre para que pudiera contemplar su verdadero rostro ajado.
    Como Dorian Gray, el hombre ofrece una cara pública respetable cuando en realidad su verdadero rostro está en el retrato que esconde en el lugar más oscuro del desván.

    ResponderEliminar
  21. Le garantizo que hay miles de personas obsesionadas con su pensión. Gente que podría vivir con menos, y desea llegar a ese sueño dorado de la pensión completa.

    Pero ese no es el tema.

    Hace tiempo que no se trabaja para sobrevivir en las sociedades avanzadas, sino para mantener todo un circuito de dependencias materiales varias.

    En cualquier caso, no es solo miedo al cambio, es que no hay un cambio posible y satisfactorio para todos. Ese el problema.

    Y sí, creo firmemente en que el hombre está convencido que dará con la solución a la muerte. Cree en la ciencia hoy, de la misma forma que antaño creía en los dioses.

    El problema actual en las sociedades avanzadas es la longevidad. Se vive mucho, pero como coste pasivo. Y ese el drama de las próximas generaciones.

    Estos escritores, muestran su perplejidad. Nada más.

    ResponderEliminar
  22. La gente llevaba el tema de la pensión con cierta tranquilidad hasta que la crisis estalló. Nuestra cultura está impregnada de la idea de que la vida es una carrera en el que el sacrificio diario nos permitirá conseguir un premio al final. Si de repente ese final de descanso no se nos garantiza, podemos llegar a la terrible sospecha de que nuestra vida ha sido un fraude, un engaño, que hemos malgastado nuestras energías para seguir pasándolas canutas cuando ya por edad no tengamos fuerzas para luchar.
    La mayor de esas dependencias es el miedo que no es una dependencia material.
    El miedo a la vejez, al desvalimiento, a esa pasividad -que palabra más horrible- que solo se quiere traducir en términos económicos.
    ¿De que sirve encontrar una solución a la muerte si eso prolonga ad infinutum el número de población inerte, pasiva, desvalida y desamparada?

    ResponderEliminar
  23. No vamos a solucionar nada, eso es obvio. Pero esa no es la finalidad de ningún debate, ni de ningún intercambio sobre un tema, y yo solo me muevo por temas que me motivan.

    Quería suavizar un poco la imagen de esos personajes que ha colgado. Sobre todo de algunos, ya que otros no los he leído.

    Solo leyéndolos descubres que no todo es tan simple como quedarse con la visión sesgada de que son unos chalados que gritan cosas que no gustan a los bienpensantes.

    En el fondo, como creo realmente en la maldad humana, este tipo de personajes van muy bien para aliviar conciencias y que la gente se sienta a gusto en su piel, en contraposición con esas personas que siempre encontraron incómoda la realidad.

    Ellos, por alguna razón se quedaron afectados por la parte cutre del mundo. La otra no compensaba lo suficiente.

    Eso no significa que vivieran hasta el final, Cioran jamás se suicidó y fue longevo, pero le gustaba contar con la alternativa del suicidio, para que no fuera también ajena la causa de su desaparición.

    En respuesta a su última pregunta, si la ciencia consiguiera algún día conseguir la inmortalidad, también pondría remedio a esos achaques de la edad, de hecho la gente de 70 años hoy está mejor que hace tiempo.

    Y sí, trabajarían hasta el infinito, pero tengo la seguridad que no les importaría.

    Vivir está considerado un don que no admite discusión alguna. Es de las pocas cosas que no necesitan discusión alguna. No necesita razonarse, es un regalo y punto.

    Tal vez, si todos esos inconscientes que consideran un regalo la existencia, tal como somos capaces de desarrollarla (ya que no ha mejorado a lo largo de la historia) si se ven eternamente obligados a vivir en esa esclavitud de sostener tantas sandeces, tal vez, entonces, añorarían la posibilidad de desaparecer.

    Pero eso hoy es ciencia ficción.

    ResponderEliminar
  24. Buenas, es la primera vez que llego a tu blog, realmente maravillloso, cómo he disfrutado éste post....el canto de ezra es simplemente divino, ya había leído su poesía y creo que alguna vez publiqué un poema de él en mi blog, me atrapó hace ya muchos años apenas lo leí, me gustaría saber si es su voz la que recita...
    acerca de celine es asombrosa la claridad de analizar un poco mas allá, estoy mas que de acuerdo...el hombre es mas imperfecto de lo que imaginamos....
    me gustaría que intercambiáramos enlaces....saludos!

    ResponderEliminar
  25. Los que realmente conocen a esos escritores y no se dejan llevar el formulismo de la etiqueta, saben lo que hay debajo de sus aparentes desvaríos, Amique. Cualquiera de esos escritores ha puesto encima de la mesa un buen pedazo de su carne mortal y la ha diseccionado como un forense, al hacerlo han buceado en los lugares más recónditos del alma humana. Puede que los etiquetadores los hayan visto de otra manera y sean utilicen para aliviar sus conciencias pero poco que escarbes siempre sabes que hay mucho más.
    Cioran dicen que tuvo una vida muy plácida que no concuerda con el nihilismo y el sarcasmo de su obra. ¿Pero desde cuando la obra se corresponde a la vida?
    No creo en la inmortalidad ni en su necesidad. Me suena a algo fantasmagórico y horripilante. El tiempo limitado le da valor a las cosas y permite su disfrute. Si el tiempo fuera infinito no habría nada que no terminase por gastarse, que no terminase por perder su encanto, su vida. Todo sería amorfo y gratuito.
    Vivir es un regalo si lo consideramos como pura casualidad desde la unión de dos células de dos cuerpos diferentes en un momento indeterminado que a su vez por el puro azar se han encontrado. No hay nada más azaroso que la vida y en cuanto que es azarosa es absurda.

    ResponderEliminar
  26. Hola, Geraldine, muchas gracias por tus palabras. Creo que es la voz de Ezra Pound la que recita pero no tengo una garantía absoluta.
    Celine al menos no practicaba el autoengaño.
    Por supuesto, voy a visitar tu blog y poner un enlace en el mío.

    ResponderEliminar
  27. Después de la escucha, siempre queda la posibilidad de la lectura. Son escritores enormes.

    ResponderEliminar
  28. No he leído a estos autores aunque he oído algo de ellos pero, la verdad, no se si me atrae leerlos, quizá sienta curiosidad. Encuentro, en lo que expresan, un gran determinismo que, posiblemente sea real, pero me resulta complicado aceptarlo como premisa ante la vida.

    No podremos cambiar muchas cosas, pero sí otras. El miedo a la muerte es algo que todos llevamos como equipaje todos los días pero es necesario compensarlo con otras cosas también de nuestro día a día. Es el empeño de cada uno lo que hace que el momento presente tenga sentido, pero al mismo tiempo luchamos con la contradicción de la vida a la espera de la muerte, conscientes de que no hay nada más allá, de que esto en un momento se termina. Lidiar cone esto es la contradicción del ser humano porque la vida, de alguna forma, tiene sentido por ser finita -tal y como dices.

    No soy amiga de la pereza, no la dejo que me maneje, aunque de cuando en cuando viene bien, no debe ser protagonista, es la voluntad lo que de alguna forma nos hace ser algo, la pereza es sinónimo de determinismo, la voluntad no. La vida es lucha, y cada cual la libra como mejor puede.

    ResponderEliminar
  29. Se me olvidó: me ha gustado muchísimo esta entrada.

    ResponderEliminar
  30. Aunque están puestos juntos son autores diferentes, Angie. Un novelista radical más en el contenido que en la forma, un autor teatral de vanguardia amamantado en el surrealismo, un poeta con un cierto toque panteísta en la órbita quizás de Walt Whitman y un filósofo nihilista que se ha hecho famoso por sus aforismos.
    Son deterministas porque viven en la desesperanza aunque con matices: Ezra Pound sueña con la vuelta a una sociedad perdida mientras que Cioran rechaza cualquier compromiso con el ser humano, esclavo de su propio yo.
    Su obra es un desafío y cualquier desafío rechaza la pereza. Ninguno de ellos era conformista por eso iban contracorriente. Al hacerlo demostraban que estaban vivos y que tenía una poderosa voluntad que les arrastraba a algún lugar diferente del que les tocó vivir.
    Muchas gracias por tus palabras.

    ResponderEliminar
  31. Buen lugar, tu blog, para este ramillete de pesimistas provocadores. Un poco como tú, al menos en el segundo adjetivo.
    E impresionante, ese texto en la voz de Ezra Pound. Buena elección y gran labor de búsqueda Krapp.
    Sigo leyendo.

    ResponderEliminar
  32. Gracias por tus animosas palabras,Celsa. Intento practicar alguna forma de pesimismo constructivo si es que es posible. Un pesimismo depurativo.

    ResponderEliminar