10 enero 2011

Desvelando la verdad

Es necesario
diría que casi imprescindible
que alguien
de una vez por todas
se decida a hacer un homenaje
por mínimo que sea
a los seres beneméritos
que porfían por llevarnos a la gran verdad
de la que fatalmente nos alejamos
olvidándonos de quienes somos
de donde procedemos
y hacia donde nos dirigimos.




¿O no?

29 comentarios:

  1. Bueno, son las dos maneras de verlo: en la primera, mucho más amable, el final es muy apetecible para el niño. En cuanto a la segunda, ese pequeño monstruo cerril es, evidentemente, militante del Tea Party por lo menos. Seguro que su hermano mayor es el que disparó hace dos días a la senadora demócrata y a otros cuantos seres con gran éxito.

    ResponderEliminar
  2. El primer video también lo puse yo el año pasado en un post que hice sobre nuestra encrucijada para encontrar el R8 que quería mi nano. Me parece muy tierno.
    Sobre el segundo... para darle dos hostias al chaval eh?? Pero así, literal. No se merece el padre dialogante y paciente que tiene. Lamentablemente, es una actitud demasiado frencuente hoy en día de algunos hijos hacia sus padres.

    ResponderEliminar
  3. ¿Cuanto dejarían de ingresar los comerciantes si no existieran Santa Claus o Los Reyes Magos de Oriente?.... ¿Quien los invento? ¿Para que? ... Pienso que no hay engaño. Son personajes vivos de cuentos y novelas vivas. Existen y mueven millones... Puro teatro
    ¡Viva el Teatro!

    ResponderEliminar
  4. Me gusta el segundo video, el niño es un auténtico cabronazo y al padre lo compadezco. ¿Tendrá alguna responsabilidad este hombre en la creación de este pequeño psicópata?, a veces hay casos (coincido con Dalila) que un par de hostias bien dadas pueden hacer más bien que mal, esto suena fatal pero con un chavalito así yo no me aguantaría.

    ResponderEliminar
  5. Me han salido granos sólo de ver al pequeño monstruo del segundo vídeo.
    Lo malo es que hay muchos así.

    Reyes Magos for ever ...por increíble que parezca.
    :)

    ResponderEliminar
  6. No me ha quedado muy claro si los reyes existen o no, o si son los padres de los príncipes. O si quizá los hijos de los reyes tiene razón sobre su real existencia.
    La cosa es que ahí están todos los años.
    La verdad a veces duele y decepciona, como la vacuna de la gripe.

    ResponderEliminar
  7. Me preocupa mucho perder confianza en el valor educativo de la ejemplaridad porque se me derrumban muchas convicciones, pero el segundo vídeo demuestra - y cada vez observo más evidencias - que la actitud ponderada y educada del padre no se traduce en resultados. Y aunque se trate de una grabación teatral...tiene mucho de realidad. En casos así se impone la propuesta de Novicia Dalila, o sea, darle una guantada a ese mal bicho... con todas las consecuencias

    ResponderEliminar
  8. El mundo está poblado de monstruos cerriles que no aceptan de buen grado la verdad si no se ajusta sus intereses, Paseante. El tonto asesino del otro día o este personaje infantil no son más que eslabones de la misma cadena.

    Dos visiones distintas ante el mismo tema, Novicia ¿Cual es la verdadera?. La primera está impregnada de la magia de la festividad, la segunda la satiriza de forma despiadada.

    ResponderEliminar
  9. El mito es anterior al comercio pero como todo mito perdura si es útil para conseguir un fin determinado. Al final, Kuto son los comerciantes los que sostienen la mitología y si no fíjate en el éxito del Camino de Santiago.

    Un producto de nuestro tiempo, Dizzy. Si estás dispuesto a tratar a tu hijo como si fuera un igual tienes que hacerte responsable de lo que vas a a recibir a cambio.

    ResponderEliminar
  10. Estoy contigo, Tesa, Reyes magos forever. Pase lo que pase.

    Me temo que en estos asuntos lo ideal es cierta confusión, Vitamorte. La racionalización de aquello que nace de la fe o de la magia no suele dar buenos frutos.

    ¿Tú crees, Luis, que los padres de hoy en día tienen el propósito consciente de servir como ejemplo a sus hijos o más bien es al contrario? Conozco casos en que los padres sienten una profunda envidia por sus hijos y adoptan sin reparos las actitudes de ellos pensando que eso les permitirá acceder a una especie de juventud perpetua.

    ResponderEliminar
  11. Existen los padres que tú mencionas, de otra guisa que no viene al caso y también los que cuestionan el valor de la ejemplaridad. El segundo vídeo es, sin duda, parte de la realidad que nos envuelve. Y deprime mucho, la verdad...

    ResponderEliminar
  12. A pesar del consumo salvaje que traen los Reyes Magos, la etapa de la niñez creo que es maravillosa y creer en los Reyes Magos también. Yo no se lo quitaría a ningún niño. Aceptar la verdad debe de ser para algunos duro pero es el precio que se paga por mantener esa mentira. Se supera.

    Ese padre y ese hijo del segundo vídeo parece que han vivido en casas diferente durante diez años. Y es verdad que en muchos casos los padres no existen, eso sí que es un drama.

    ResponderEliminar
  13. Padres que nunca han dejado de ser niños. Niños a los que nadie les ha enseñado a serlo ya que difícilmente un papá-niño le puede enseñar algo a otro niño como él.
    En fin, todo es confusión y desasosiego, amigos Luis Antonio y Angie, y lo peor de todo es que algo realizado desde el humor y la caricatura nos parece tremendamente real y verídico.

    ResponderEliminar
  14. http://www.youtube.com/watch?v=QLOEin9xNP4
    regalito: Epiphanias, lied de Hugo Wolf sobre el poema de Goethe "Die Heiligen drei König" (Los Reyes Magos)

    ResponderEliminar
  15. ... y el tema de la juventud perpetua es patético...

    ResponderEliminar
  16. Exactamente!!! los padres son los verdaderos reyes del cuento !! Y yo lo supe desde bien pequeña, cuando las niñas de mi clase siempre llevan juguetes nuevos, y mis padres solo me podían comprar menudencias en comparación casi siempre ropa que era lo que necesitaba.
    Un dia mi padre me dijo:
    Hija ven siéntate, verás los Reyes Magos no pueden estar en todos los sitios a la vez pero los reyes de tus padres pueden darte lo que necesitas de acuerdo con lo que tenemos, ..¿que prefieres seguir creyendo que algún dia tendrás la muñeca que quieres cuando tus padres puedan comprarla o pensar que te la traerán los reyes Magos y nunca tenerla?
    Mi contestación ya te la puedes imaginar verdad?

    Así que nunca me sentí engañada todo lo contrario agradecida a mis padres, lo mismo intento inculcarles a mis sobrinos igual que lo hace su madre sola (ya que no hay papa por medio)

    Besos querido Doc y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  17. Genial, Krapp. Cada uno de los vídeos nos ofrece una cara distinta sobre el fenómeno de la ilusión. En el primero, se antepone como una realidad incuestionable: son los padres los que no existen.

    En el segundo caso, no deja de ser, apesar del tono caricaturesco, un reflejo de la tiranía de muchos hijos hacia sus padres. Unos padres a los que al final les han dado bofetadas por todos los lados: se las dieron sus padres y ahora se las dan sus hijos...

    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Me acabas de estropear la ilusión, con que eran los padres... ¿porque no me lo dijeron?

    ResponderEliminar
  19. Interesante reflexión a partir de tus vivencias, Lisebe. Cuando el mito se ajusta a la realidad en vez de desvanecerse sale mejorado.
    Besos y Feliz Semana que ya es noche de domingo.

    ResponderEliminar
  20. A mi parece que es el contraste entre un sueño que se robustece y sale mejorado con la fantasía frente a la cruda e insípida realidad despojada de encanto. Esos hijos de hoy fueron educados por padres que no supieron mantener el sueño transmitido a través de generaciones. Era mejor el realismo. Ahora tienen, tenemos, nuestro merecido. Besos, Cristal.

    ¿Para qué, Temijin? Mejor vivir como hasta ahora.

    ResponderEliminar
  21. Joder entre Maria y tu me destrozais el nombre Timijin me llama Maria, tu Temijin... Parezco un lavavajillas barato,

    ¡¡¡Lave con Timijin al Limon y la fuerza de los mares en su cocina!!!

    Voy a patentarlo.... je, je..

    ResponderEliminar
  22. Es que no te veía la cara detrás de la armadura y te confundí con otro. Tranqui, solo fue una vez.

    ResponderEliminar
  23. Le pasa a más gente, estoy acostumbrado, lo molesto es el los aeropuertos... quitarte la armadura completa es la leche...

    ResponderEliminar
  24. El primer vídeo es genial.
    En el segundo supongo que los regalos de reyes de este niñato serán los videojuegos más violentos del mercado.
    Vaya un cafré.

    Un abrazo, Krapp.

    ResponderEliminar
  25. El segundo vídeo con toda su acidez es quizás la cara oculta del primero. La perversión de un sueño convertido en pesadilla. El cafre, al menos, es el defensor de la ilusión frente a quien pretende ingenuamente enseñarle una verdad que no necesita.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Tienes razón, Krapp, pero un pelín violento si que es el niño. Y ya se sabe, la violencia engendra más violencia.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  27. Joer Krapp, un pelín "dexagerao" ¿no?
    Que le entran a una, unas ganas de meterse en la piel de Herodes ¡quepaqué!
    En fin!

    ResponderEliminar
  28. Toda moneda tiene dos lados, Cristal00k y en ésto de los Reyes Magos hay que tener las cosas muy claras.

    ResponderEliminar