15 noviembre 2010

Amedrentados


  • Santo Padre, siempre me he preguntado como se manejan las altas dignidades eclesiásticas cuando tienen un apretón y necesitan ir urgentemente al baño en una de esas interminables y multitudinarias celebraciones religiosas
  • Ministro, el Señor, en su infinita misericordia, vela para que nuestros esfinteres permanezcan disciplinadamente católicos y no actúen en esas ocasiones cual facinerosos librepensadores. Esto es algo que su laicismo recalcitrante quizás le impida comprender.
  • Ya, pero cuando irremediablemente hay que ir, debe ser algo complejo despojarse a tiempo de casulla, alba, cíngulo y todo lo demás. 
  • Basta ministro, aunque represente a un país que ha dejado de ser católico, no le permito que entre de forma despiadada en las interioridades vaticanas.
  • España no ha dejado de ser católica. El hecho de que su Santidad no haya convocar tantas multitudes como su antecesor puede tener su explicación en las cualidades melodramáticas del viejo papa.
  • ¿Está diciendo que era un comediante?
  • Estoy diciendo que realizó la clase de interpretación que se requería en aquel momento. Hacía buena pareja con aquel otro actor: Ronald Reagan. Usted, Santidad, es hombre más recatado, más de estudio, más de trabajar en la sombra y solo me recordó a su venerable antecesor cuando tuvo a bien comparar la situación actual con la existente antes de la Guerra Civil.
  • La Iglesia siempre ha tenido que ejercer cierta severidad con el pueblo español para evitar la inclinación natural de éste a la molicie. No nos ha ido tan mal. Hoy con apenas un 20 por ciento de católicos practicantes todavía somos capaces de poner patas arriba a su país y hacer que sus autoridades, las que usted representa, vengan como perritos sumisos a ofrecernos sus respetos.
  • Santo Padre, veo que no nos tiene en muy alta consideración.
  • Los conozco bien. A los españoles todo se les va por la boca. De rebeldes solo tienen la leyenda. Le voy a poner un caso. Usted tienen un estado que se dice laico pero todos los colegios católicos están subvencionados por el Estado y lo mejor: cualquier familia con pretensiones clasistas hace lo que sea para enviar allí a sus hijos. Incluso se realizan falsos empadronamientos o se alegan extrañas enfermedades para poder hacerlo. ¿Cómo explica eso?
  • Mi gobierno se ha propuesto como objetivo eliminar esas anomalías. 
  • Pero no ha hecho nada, como tampoco lo hará ningún otro gobierno que se tilde de progresista y aconfesional. Los tenemos muy pillados, querido ministro. Están amedrantados, como lo han estado siempre.
  • Santidad, sus reflexiones son muy malévolas. 
  • Estos son tiempos malévolos, ministro, y yo quiero, frente a lo que muchos piensan, que la Iglesia esté con los tiempos que nos ha tocado vivir. 
  • Si me permite, Santo Padre, más bien los tiempos se han adaptado a la malevolencia de la Iglesia.
  • Puede. Siempre hemos sido un modelo a imitar. Quizás sea ese el secreto de nuestra supervivencia. Hemos llegado tan lejos.

27 comentarios:

  1. He sonreído leyendo la primera parte del texto.
    Es cierto todo esto que dices, y curioso que, gente de izquierdas (ellos no se libran de las pretensiones clasistas, hay una clase media de izdas, totalmente aburguesada) hagan también lo posible por matricular a sus hijos en los colegios religiosos.
    No sé cómo los países del "primer" mundo, tan adelantados científicamente, siguen dando tanto espacio a las religiones, cuando religión y ciencia, son la mayor paradoja.

    ResponderEliminar
  2. Veo que estas obsesionado con el BICHO, cuidadin que no te atraper para su causa nazitar y pederastar.

    Saludos canarios

    ResponderEliminar
  3. A lo mejor sus urólogos le ha proporcionado un COLETOR: Dispositivo externo con forma de condón para el drenaje de orina. Se trata de una suave funda de material de plástico flexible que se desliza sobre el pene. Resulta conveniente en pacientes incontinentes que mantienen un vaciamiento vesical completo y espontáneo y también en personas que, por su rango o actividad pública, se ven obligados a presidir actos de larga duración....

    ResponderEliminar
  4. Me centro en la parte que más me interesa... Sin pertenecer a una familia con pretensiones clasistas, porque ese no es el motivo principal que a algunos padres nos impulsa a matricular a nuestros hijos en colegios religiosos, yo no dudé en hacerlo así cuando mi hija, con 11 años, tenía que pasar a un instituto público. No tengo nada en contra de la enseñanza pública. Al contrario, me parece excelente. Pero sí tengo todo en contra de los centros públicos donde se imparte, al menos los que me tocan a mí por domicilio y me negué en redondo a llevar a mi hija alli. En nuestro caso no hubo más opción ya que no nos cogieron en el único centro concertado no religioso que hay en mi zona. Mi adversión por la iglesia no es tan grande como para no llevar a mis hijos a un colegio donde la religión es asignatura obligatoria... No observo tampoco (y ya son 6 años allí) que haya una obsesión por que los chicos se integren y comulguen con ella... Creo que es cuestión de prioridades y elegí antes que nada proporcionar a mis hijos una educación buena en un entorno sin problemática añadida de serie...

    Un beso, Krapps.

    ResponderEliminar
  5. Estoy de acuerdo con Tesa, contra más progres y politicamente correctos más se afanan por que sus vastagos vayan a los mejores colegios religiosos, es muy incoherente.
    Me alegra saludarte.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Por desgracia, ¡Por desgracia!, la educación en los colegios concertados o privados (religiosos o no) suele ser de media superior a los centros públicos. Además, muchos colegios religiosos de hoy en día son bastante, o incluso, muy lights (tiempos laicos mandan) y ya no tienen nada que ver con antaño.
    En el fondo, de derechas o de izquierdas (si es que estas categorías funcionan aún), la mayoría de la población hace de la religión un sayo, ahora me lo acorto, ahora me lo alargo, me tira la sisa, me hago los bajos. Así que, aunque los católicos de comunión semanal no sean muchos, los católicos free-lance son legión. Son los que se desgañitan para que no les toquen sus fiestas patronales, hechan la casa por la ventana en la comunión de la niña o se hinchan a follar antes de casarse de blanco y por la iglesia (como Dios manda). Todo esto la Iglesia lo sabe y lo acepta de mil amores, pues ha sido y es parte fundamental de su historia. Otra cosa es el papel institucional que han de representar sus miembros, en especial cunto más altos en el escalafón. Ya lo expresaba muy bien el título de aquella película, creo que francesa, que se llamaba "Vicios privados, públicas virtudes" ¿O era italiana? No recuerdo.

    ResponderEliminar
  7. No creo que te metan el miedo en el cuerpo ni el Papa, ni el Emperador.
    LO que da miedo es que se lleven tan bien. "Dad al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios".

    ResponderEliminar
  8. Sí, el el caso es que demos, a unos y a otros... De eso se trata. Y nada más les interesa, ni al César ni a Dios...
    Todo lo demás, son maniobras orquestales en la oscuridad, a tal fin...

    Abrazos, Krapp

    P.D. Y en este caso más, Vita, ¿te has fijado el gran parecido que guarda Benedicto no sé cuantos, con el Emperador?

    ResponderEliminar
  9. Ya, el primer problema es que el nivel educativo suele ser mayor. Pero están luego los otros componentes tan hispánicos: según el colegio al que mandes a tus hijos así se te ve el nivel económico. Un colegio resulta ser otra señal de status, y para hacer juego con el Mercedes es necesario un colegio religioso. Al final tiene razón el Santo Padre: a los españoles os tenemos muy calados.
    Y en cuanto a lo que ya se ha dicho sobre las fiestas patronales y demás saraos, totalmente de acuerdo.
    O sea, que en esto como en todo, los principales culpables somos nosotros mismos.

    ResponderEliminar
  10. Quise decir "COLECTOR"...

    Estoy de acuerdo con el resto de la entrada, que no he comentado antes, salvo en la formación religiosa que se da en los colegios de este ideario.

    Porque apenas quedan religiosos o porque los seglares que los sustituyen son de otra pasta, pero la verdad es que la formación moral y religiosa que se da es muy superficial y nada opresaora. Hay una excepción: los del OPUS DEI

    El problema de los colegios concertados no es éste, el problema es que no son accesibles para todos puesto que cobran unas cuotas, en algunos casos, de escándalo, aunque se les denomine "voluntarias"

    En algún país de la U.E. existe el llamado "cheque escolar" para todos igual y son las familias las que eligen centros públicos o privados..

    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Quizá son los católicos los que utilizan más la religión según sus conveniencias y los que nos dedicamos al oficio de educar en la escuela pública, vemos con consternación, cómo los alumnos hasta que hacen la comunión, eligen la asignatura de Religión para renunciar a ella después e inscribirse en lo que llamamos Actividades Alternativas.

    Los españoles, en general, nos hemos caracterizado por ser religiosos-sociales, es decir de actos sociales que incluyen bautismo, comunión, boda y funeral;y sobre todo, para fardar del colegio pichi al que llevamos a nuestros hijos. Aunque la verdad viendo la trayectoria de la Iglesia Católica en los últimos tiempos, tampoco se merecen otra cosa.

    Y sí, reconozco también contigo, que este Papa en particular,
    me produce mucha grima.

    Abrazos Krapp.

    ResponderEliminar
  12. Yo como soy agnóstica y atea en estos temas...... sí digo las dos , agnóstica primero y atea despues..

    Besosssssssssssssssss Doctor y feliz semana

    ResponderEliminar
  13. Observa Doc, lo que dice el catecismo sobre la "legítima defensa".
    AQUÍ

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Lo que pasa en España es muy peculiar, Tesa, y tiene mucho que ver con que nunca hubo una verdadera separación entre Iglesia y Estado. Cuando se intentó, es el caso de la Segunda República, ya sabemos como acabó.

    Al bicho hay que mirarlo cara a cara y a veces, se da la vuelta y se va en busca de otras manzanas, Contramipersona.

    ¿Te imaginas, Luis, a los políticos y resto de autoridades presumiendo en sus reuniones de sus respectivos colectores, como presumen de sus proyectos, de sus coches o de sus maravillosas mansiones? Estoy de acuerdo en tu apreciación sobre el tipo de educación religiosa que se da en la actualidad en esos centros y sobre el tema de las cuotas. El problema lo veo más en el desprestigio que suelen tener, hay excepciones, los colegios públicos.

    ResponderEliminar
  15. Ya sabes que es la opinión del Papa y no tiene porque ser la mía, Novi:) Creo que es un condicionante extremadamente importante el tema de la imposibilidad de elegir colegio y que te toque cercano uno público que es de tu agrado. Está claro: que todo el dinero que se gasta en los subvencionados se destine a los públicos y mejorará la oferta. Besos

    Saludos Wendy. Esa es una de las típicas contradicciones que hay en este país y que no somos capaces de librarnos de ella.

    ResponderEliminar
  16. Enric, no estoy tan seguro de que esa media superior de los colegios no públicos sea una realidad, hace años sin duda. Tienen más medios, mejores instalaciones, mejores atenciones con los alumnos ¿pero mejores profesores? Sí, al final lo que va a quedar de la religión católica es una serie de ritos más o menos huecos para consumo masivo ¿pero es eso lo que le interesa a los que se sienten católicos practicantes?

    Siempre se llevaron bien, Vitamorte incluso en aquellas broncas entre los Papas del Medievo y los Emperadores Germánicos siempre llegaban a acuerdos que beneficiaban a amabas partes, excomunión arriba o saqueo abajo.

    Pues la verdad es que le han sacado provecho a la famosa cita bíblica de la monedita, Cristal00k.

    ResponderEliminar
  17. No soy muy partidario del plural mayestático en algunos temas, Paseante, la culpabilidad colectiva permite a algunos, los más responsables, escaparse por el foro. Todo el mundo tiene derecho a presumir de lo que quiera pero no sobre una falacia; ya que como decía, no creo que hoy en día los colegios privados sean peores que los públicos en el terreno estricto de la enseñanza que se imparte.

    Es puro farde, tal cual, Cristal, poquita cosa hay detrás. Si se me permite ambos tipos pecan de lo mismo. Creo que nos estamos europeizando y al final nos libraremos de ese catolicismo de pacotilla para que cada uno busque en la religión lo que mejor les convenga.

    Las dos cosas son buenas, Lisebe, si falla una siempre tienes la otra y nunca te equivocas. Feliz Semana.

    No sé si fiarme del catecismo online, Torcuato, después de haber sufrido las consecuencias de nunca saber bien el otro, el de la parroquia.

    ResponderEliminar
  18. Cidadin Krapp, que este en particular, si se da la vuelta es porque quiere que lo encules.jajajaja

    saludos canarios

    ResponderEliminar
  19. Que buena descripción que te dice Jose Antonio JAJAJAJA.....

    ResponderEliminar
  20. Si te refieres a lo del colector, creo que la descripción es magnífica, Estela.

    ResponderEliminar
  21. Excelente post.Éste poder paralelo está más que afianzado a la economía mundial con un tejido tenebroso de asociación y complicidad.Creo que vivimos un momento en que los ambiciosos acumularon tan desmedidamente que hasta pausaron su frenesí de adquirir.
    Ése círculo vicioso debe romperse pues tiene sitiado al mundo.

    ResponderEliminar
  22. Se me perdió el comentario anterior; ainsssss, así que repito:
    Hola Dr Krapp, gracias por haberme invitado a conocer tu blog. Me hiciste reír con éste post. Las cosas de la "Santa Madre Iglesia" han dado para escribir con mares de tinta...
    En esa ambigüedad con que se manejan, no hacen más que ahuyentar a los auténticos feligreses, que como tengan dos dedos de frente, se darán cuenta de "lo que sale por la boca", no es lo mismo que "lo que se pone en acto".
    Por lo mismo, el viejo refrán: " a Dios orando y con el mazo dando", viene de perlas.
    ¡Todo un tema el que propones!
    Un beso desde Ciudad de Buenos Aires

    ResponderEliminar
  23. No creo que los ambiciosos pueden abandonar tan fácilmente las pulsiones que los caracterizan, Carlos. Eso si, hay momentos en que están más a la expectativa modificando sus objetivos a corto plazo sin dejar de practicar su política chantajista. No soy optimista respecto a al ruptura de los círculos viciosos. Gracias, por tus palabras.

    Bienvenida a este blog, Susana. Así como los peces tienen como territorio natural el agua, la Iglesia necesita esa ambigüedad para mantener ese maltrecho tinglado de dominación espiritual. Cuando no lo ha hecho y ha adoptado posturas inequívocas, lo que ha pasado en estos años, no ha dejado de perder posiciones. Ahora mismo Benedicto viendo lo que está pasando quiere abrir la puerta al tema del condón. Ya sabemos lo que va a pasar.

    ResponderEliminar
  24. Aportando un complemento al genial "El Roto" que ilustra brillantemente esta entrada y recordando a otro humorista que acostumbraba a dar en el clavo, que decia:
    "Comenzaron con una carpintería y ahora tienen la multinacional mas poderosa del mundo" (Gila ).

    Los curas nos dicen lo que debemos hacer mientras hacen indecencias insoportables y nosotros, los tontos, le seguimos dando el dinero de nuestros impuestos."
    Claro, es que el que esta detrás de este negocio es un intocable y mete mucho miedo.... Lo dejamos aqui, querido Doctor...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  25. Perdón Gila por citarte a medias (es que estoy medio amnésico). Rectificamos: "Comenzaron con una carpintería y ahora tienen ya tienen un PAÏS y la multinacional mas poderosa del mundo" (

    ResponderEliminar
  26. Y luego hablan de Ford, Rockeller, Bill gates o del chiquito fundador de Facebook. Para que veas lo que es una verdadera, la verdadera, empresa boyante.

    ResponderEliminar