09 junio 2010

Euroinsomnio

Me desperté en la madrugada y comprobé alarmado que todavía no habían puesto el día en circulación.
¿A qué obedecía aquel retraso?
Mi hoja de ruta era muy clara al respecto: despertarse tras el sueño nocturno supone el inicio del día y la preparación para la jornada siguiente, sea activa o festiva.
Extraña anormalidad. Si no se iniciaba el día tampoco podía ponerme en funcionamiento y cumplir el programa que me hubieran asignado.
Revisé mis biopuertos craneales y comprobé que funcionaban a la perfección. Luego consulté mis FAQ’s mentales y tampoco hallé respuesta a mis preguntas acuciantes.
Incomprensible.
¿Debía levantarme?
¿Debía quedarme en la cama hasta que la Unión Europea me mandase un buropensamiento y decidiera lo que era más conveniente para mí?
No podía aceptar que tan alta institución tuteladora hubiera cometido un mayúsculo error. Seguramente debía de tratarse de algún programa nuevo demasiado complejo y sofisticado para la parte autárquica de mi mente, la única no conectada a la red global. Pronto recibiría una respuesta y hasta entonces debía permanecer en la cama.
Pero ¿qué pensar? Y lo peor ¿hasta dónde estaba autorizado a hacerlo sin romper el frágil equilibrio mental entre el conjunto de los ciudadanos de la Unión?
Nuestros gestores lo habían dicho muy claro: la sostenibilidad de nuestro Estado del Bienestar dependía de la pureza de nuestros pensamientos. Sin embargo creyeron innecesario darnos parámetros al respecto. 

Un ciudadano como debe ser, debe saber siempre como pensar.
                                                     ----------
Han pasado muchas horas. No sé cuantas, nadie me ha autorizado a calcularlas. Tampoco nadie me ha autorizado a beber, a comer o a hacer cualquier otra cosa. 

Me siento solo, abandonado y perdido pero no me puedo desesperar. No sé el tipo de consecuencias que podría generar mi angustia. Quizás una bancarrota en Moldavia o una crisis financiera en Creta
Me voy a desmayar y será lo mejor para todos. Desmayado no causaré ningún trastorno. Incluso puedo morir y acabar con todos mis problemas. 
A lo mejor quieren que muera y no me lo quieren decir. 
Debo deducirlo yo. 
Ya se sabe un ciudadano como debe ser, debe saber siempre como pensar.

27 comentarios:

  1. Llegaremos, ahora no sé que pensar. ¿Debería saberlo?

    ResponderEliminar
  2. Mi sueño dorado: detener el tiempo a voluntad.
    La pertenencia a una superestructura europea nos aletarga y quita iniciativa propia. Algo parecido pasa en el mundo de la enseñanza: se demoniza a la Ley de Educación de turno para ocultar las carencias personales propias. Dentro del aula hay horizontes muy amplios. Igual pasa el interior de los países de la U.E. Pero es más cómodo y menos comprometido esperar sentado que venga el “buropensamiento” para no tener que pensar pos sí mismo...La dejación de responsabilidades propias nos corroe...
    Un asquito, vamos...

    ResponderEliminar
  3. ¿Y qué hacer?
    ¿nos mudamos a Botswana, Irán o Bolivia??
    Allá donde vayamos estamos bajo control, por mucho que los controladores no sean los mismos.
    O sí.

    ResponderEliminar
  4. Pues más o menos eso es lo que le debe pasar a más de un presidente de eurogobierno.

    ResponderEliminar
  5. Comprendo totalmente tu desconcierto y tu malestar, es más, lo comparto.

    Yo tampoco sé qué pensar después de la gripe A, de la crisis y de todas las mandangas que se inventan para ternernos asustados a perpetuidad.

    Besos, Krapp.

    ResponderEliminar
  6. Si decides seguir el hilo de tus propios pensamientos y te dejas morir, a lo mejor funciona, y lo puedes hacer en paz, te hayan o no autorizado para ello; ahora, si decides seguir la cartilla de Salud del Fondo Monetario Internacional, te aviso, por experiencia personal, que no vas a poder ni siquiera agonizar como algún dios mande, con permiso o sin permiso...
    Atención: la sociedad boliviana funciona de una manera extraña para algunos de nosotros; la autoridad parece que no existiera, hay mucha evidencia y sensación de autogestión, de autoregulación, y ésto es., a mi criterio claro está, a partir de haber trabajado muy cerca de la colectividad boliviana en mi país, y de haber viajado, porque en pequeña escala todavía se conservan estructuras organizativas familiares y sociales de muy larga data, que les permiten, por ejemplo, no morirse de hambre literalmente con una econimía tan complicada; aunque el latifundio ha estado avanzando,todavía las familias conservan pequeñas parcelas de tierra que provienen de la reforma agraria, y el cultivo y la cosecha se siguen haciendo de manera comunitaria...

    ResponderEliminar
  7. La UE no quiere que mueras, hasta ahí podíamos llegar, ¿Quién pagaría tu parte de los impuestos entonces? Sería una acción de lo más antisocial para los demás europeos, es más seguro que buscarían la forma de volverte a la vida hasta que hubieses depositado el último euro de los que te corresponde pagar. Una vez pagada tu parte al igual te dejarían descansar en paz de nuevo, eso sí, dependiendo de la situación económica del momento je je je. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. ¿Para qué, Dizzy? Mejor dejarse llevar. Si el abismo es inevitable, mejor ignorarlo.

    Luis,tú lo ves como algo que le es cómodo al individuo al permitirle no asumir sus responsabilidades gracias a las superestructuras que lo amparan. Yo lo veo desde el interés de esas superestructuras en quitarle protagonismo y convertirlo en parte de una masa indefinida y dependiente. Creo que ésto último es lo que provoca la actitud primera.

    ResponderEliminar
  9. Depende, Tesa. En Irán el control es total, un control abyecto y tiránico. En Bolivia o Botswana quizás haya espacio para una mayor autonomía personal tal como comenta Stessa más abajo.

    Sin duda, Doc, por ahí van los tiros.

    Me temo que la crisis es mucho más real que lo de la gripe A, Cristal. Las noticias recientes sobre este último tema son realmente inquietantes.
    http://www.elpais.com/articulo/sociedad/OMS/oculto/expertos/gripe/cobraron/farmaceuticas/elpepisoc/20100605elpepisoc_3/Tes

    ResponderEliminar
  10. Lo he leído muy rápido. Comento más adelante.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Interesante lo que comentas sobre Bolivia, Myriam. Después de lo que han hecho a lo largo de los años, por ejemplo, en tu país, no tengo dudas respecto al poco humanismo de tan importante organización.

    También cabe la posibilidad de que consideren la muerte como una forma rápida de quitarse el problema del paro de encima, sin tener que pagar pensiones. Encima se la da más vidilla a un sector tan próspero como el de las funerarias. No descartes esta segunda hipótesis, Ralph.

    ResponderEliminar
  12. El problema de los buropensamientos es que nunca se sabe de quién es la cuulpa si no llegan. Podemos creer que la culpa es del que debe enviarlo que sin duda es poco profesional además de un crétino burócrata. Pero si llegamos un poquito más allá podemos también acabar deduciendo que la culpa es nuestra por estar constantemente esperando a que nos lo envien y así poder actuar sin miedo, sin iniciativa, sin responsabilidad.

    Miedo e incapacidad; dos problemas que nos toca afrontar a diario. Y se hacen aún más graves cuando se unen a la misería moral imperante.

    Saludos a todos,
    Jazzy

    ResponderEliminar
  13. Creo que defines a la perfección la carcel mental en la que vivimos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. No discuto la gravedad de la crisis económica que, sin duda lo es y mucho, me refiero a la utilización que se hace de la crisis para tener manga ancha para cometer toda clase de atropellos en su nombre, vease los recortes últimos a los funcionarios y la congelación de las pensiones, por no hablar de lo que nos espera con la reforma laboral; pero eso sí, sin meterle nunca mano a las rentas más altas y a todos los que, con sus especulaciones y múltiples burbujas la han provocado.

    A todo eso me refiero, amigo Krapp.

    ResponderEliminar
  15. Puede que a veces haya verdaderos problemas de transmisión, Jazzy. Uso de códigos incompatibles. Sin duda la incomunicación es una gran lacra tras la que muchas veces escondemos nuestras fragilidades. Saludos

    Gracias, Torcuato.

    Es cierto, Cristal. Lo que acabo de comentar sobre la incomunicación es aplicable a todo lo demás. Se necesitan tapaderas, ideas equívocas y problemas de esos "irresolubles" para colarnos de matute cosas que no tragaríamos de ningún modo en otros momentos.

    ResponderEliminar
  16. Pues yo veo que pensar, seguimos pensando autónomamente (ya no me meto en si lo hacemos, bien, mal o regular), el problema es que no podemos actuar de manera individual y eso nos inmoviliza cuando llegamos a una pared. Igual nos hemos instalado en la comodidad de que nos lo den todo programado y ya no tenemos forma de salvar obstáculos sin que nos digan como hacerlo... Creo que esto es muy normal en la naturaleza: si dejas de usar un músculo/hueso/sentido/ se atrofia y ya no funciona....

    Un beso, Krapps, y muy buen finde.

    ResponderEliminar
  17. A ver si resulta que ha habido una hecatombbe en las alturas, un seísmo del poder y no nos hemos enterado.
    Si muere el pastor y las ovejas están encerradas, no se enterarán hasta que venga otro pastor. O morirán de hambre, que también puede ser.

    ResponderEliminar
  18. Perder el conocimiento o incluso no haberlo tenido nunca siempre es una gran alternativa.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Todo llegará, Novicia, todo llegará aunque no lo vean nuestro ojos. El control mental es un arma con mucho futuro, recuerda como lo reflejaba Orwell en 1984. También es un hecho de que a medida que progresamos somos más dependientes. Feliz lunes y lo que viene después.

    ResponderEliminar
  20. Has dado una interpretación muy factible, Un paseante. ¿Habrá pasado lo mismo con Dios? No lo descarto.

    La ignorancia tienen importantes ventajas y nos libera de preocupaciones ¿pero realmente merece la pena volver atrás y echar por tierra todo lo que nos hemos dicho durante 2 millones de años?.
    Saludos, Athena.

    ResponderEliminar
  21. Cada vez está mejor este blog, doctor.
    No se comprueba si tiene los chakras abiertos por las mañanas?

    ResponderEliminar
  22. Sólo paso a dejarte un beso, Krapps. Te percibo pelín disperso... Espero que estés bien.
    N.

    ResponderEliminar
  23. Seguro que lo hace Majestad, pero como es tan tímido no se atreve a expresarlo. Gracias por su gentileza, viniendo de la realeza cualquier valoración positiva es de agradecer.

    ¿Why, Novice

    ResponderEliminar
  24. Ante la imágen presentada en ésta nota,quedan como salidas,la iluminación colectiva de la humanidad,o la intervención de extraterrestres.
    La que suceda primero,indistintamente.

    ResponderEliminar
  25. ¿Iluminación colectiva? No veas como se frotarían las manos las eléctricas y eso que ya han anunciado una subida de tarifas. Los ET's no deben de tenernos en mucha consideración, en dos millones de años no han dado señales convincentes o eso creo yo.

    ResponderEliminar
  26. Demostrado que lo mejor es que se le funda a uno un fusible para comenzar a verlo todo desde otra perspectiva más liberadora!

    ResponderEliminar
  27. Quizás no sea bueno depender demasiado de las compañías eléctricas y usar paneles propios de energía solar.

    ResponderEliminar