27 diciembre 2009

Sobre cómo sobrevivir al vértigo del tiempo

Respira hondo antes de hacerle frente. 
Agárralo por las solapas-calendario.
Contémplalo con desdén, pero sin abismarte en su iris. Su mirada mortal podría succionarte sin remedio a un lugar sin puerta de salida. 
Dile lo que piensas. Lo que siempre has creído de él. 
De sus  desmanes. De su burda rueda mortal. 
Cuando se lo hayas dicho todo. Sal de ahí. 
Huye afuera sin esperar respuesta.
Pero sobre todo, arroja tu reloj de pulsera y ni se te ocurra celebrar el Año Nuevo.
 

32 comentarios:

  1. Celebremos el Año Nuevo y pongamos en él nuestra esperanza. A ver si esta vez... despegamos.
    :)

    ResponderEliminar
  2. Jamás, pero jamás, te hubiera imaginado con unaz zapaz del pájaro loco, Krapps.... La vida te da sorpresas, vaya que sí :P:P
    Sin embargo, te veo y no me extraña nada la chistera, el batín y la botella de.. Jack Daniel's???

    Yo sí celebraré el nuevo año. Siempre lo hago. Es lo menos que puedo hacer... dar gracias por poder vivir uno más.

    Un beso, Doc. Muy muy fuerte. Y aunque te parezca manido, mis mejores deseos para el próximo año. Ojalá sigamos compartiendo cosas como hasta ahora.

    Feliz 2010, Krapps

    ResponderEliminar
  3. p.s. "unaz zapaz" = unas zapas.
    No. No es que esté borracha... es la dislexia :P

    ResponderEliminar
  4. Siento decirte Dr Krapp que aunque hace un par de años que tire el reloj no ha funcionado, vamos a ver si con el cambio de década funciona de una vez. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Mal combustible la esperanza, no siempre da los resultados apetecidos pero bueno en pequeñas dosis viene bien, Tesa.

    Novicia,lo que ocurre es que la imagen me pilló de improviso y me calcé lo primero que encontré a mano. Soy toda palabrería, a lo mejor cedo en mis principios y celebro el Año Nuevo. Dar las gracias por haber pasado uno más y pedir que el que viene no sea peor. Algo que también deseo para ti.

    La intención es lo que cuenta, Ralph y quien sabe a lo mejor hay que arrojarlo con algún improperio para que haga efecto. Ten un muy feliz Año Nuevo. Saludos

    ResponderEliminar
  6. Vaya forma de felicitar el año,Krapp.
    Eres una sorpresita. ¿Has puesto una bruja allí en lo alto?
    Feliz 2010.

    ResponderEliminar
  7. preciosa música Krapp, me la llevo conmigo quién sabe adónde, para escuchar sin tiempo, sin toda esa parafernalia de la historia; a veces es bueno, por unos instantes, dejarla de lado... sumergirse en la música y volver , y reencontrarse con lo bueno de ser quien uno es. a escribir pues stessita, que estás extrañando las cuerdas y el lápiz... así me agarrará el año, lavorando, amasando el pan, que es la única manera de vivir que conozco. que los agarre haciendo, aunque sea nada, que el ocio es necesario también, aunque yo lo haya entendido tarde.... muchos besos por allí, y que lo disfruten...la lalalaláaaaaaa...laralalalaaaaaaaaaaa........

    ResponderEliminar
  8. Por si acaso, también seguiré tus consejos. Los doctores todavía tenéis mucho crédito.

    Tengo una enorme curiosidad por saber cómo confeccionas esas ilustraciones que acompañan a tus entradas.

    Lo mejor para ti, DR. Te lo has ganado

    ResponderEliminar
  9. Pero no Dr. Krapp...cómo voy a huir.
    Yo me voy con él. Qué hago abandonada en el tiempo? detenida en el 2009 que pronto será pasado...Ya me estoy preparando el equipaje con todo lo bueno que cargo de sus antecesores...y a esperar el 2010 para vivirlo todo.
    Camino hacia el día en que no podré hacerlo, pero mientras camine, festejo.
    Dale Krapp...no te quedes solo, venite con nosotros al 2010.

    ResponderEliminar
  10. Antes quedaba el recurso de no darle cuerda al reloj pero ahora, malditas pilas...

    ResponderEliminar
  11. ¿Quieres una trufa? No sé por qué nadie puede verlas con lo bien que me han quedado.

    ResponderEliminar
  12. No, Angie, esa señora es un señor de barba poblada y responde al nombre de Cronos o Saturno según se prefiera su versión griega o latina. En la barrica guarda el tiempo y es tan generoso que me ha dado a beber una buena cantidad con resultados poco apetecibles: estoy ahíto de tiempo.
    Tus trufas tienen buena pinta me pasaré por tu tugurio para tomarme alguna. Feliz 2010.

    Stessita casi consigues que me stesse leyéndote. Tienes razón mejo la música despojada de artilugios y llevada al terreno de cada cual. Por eso no impide que te diga que es uno de los temas señeros del grupo Milladoiro, el principal grupo folk gallego y uno de los más famosos de la llamada música celta, el otro día cumplieron su 30 aniversario. Besos para ti.

    Ahhh Luis ¿quieres acaso la clave de mis más recónditos secretos para que mi ciencia se difunda por los 5 continentes? Si pusiera mis conocimientos al alcance de los mortales comunes ¿quién, entonces, confiaría en mí? Te deseo también lo mejor.

    ResponderEliminar
  13. No sé, Maracuyá, reconozco que lo pones muy atractivo y casi parece una excursión campestre, pero me ha defraudado tantas veces. Casi me inclino por quedarme esta vez, aquí anclado, a ver que pasa. Lo pensaré. En todo caso, feliz año.

    No te quejes, Efter, que algún día lo pondrán con batería y habrá que recargarlos como los móviles. Entonces volveremos a los viejos tiempos...pero tampoco seremos felices.(:

    ResponderEliminar
  14. despojada de mi historia, Krapp, no de la historia de la música, que es una de mis grandes pasiones.... gracias por el dato, voy a buscar máaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaas múuuuuuuuuuuuuusicaaaaaaaaaaaaaaa...Besos con laralalá para Usted también...

    ResponderEliminar
  15. No he podido leer nada después de ver las zapatillas del pájaro loco (héroe de mi infancia).
    No me extraña la desesperación por el vértigo del tiempo: hay que brindar con cava burbujenate (un brut nature, imprescindible) y no con Jack Daniels.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Evidentemente el cava ha de ser burbujeante.

    ResponderEliminar
  17. Comprendo tus palabras, Myriam, aunque no estoy del todo conforme con ellas. La música se hace y llega a nosotros en parte gracias a nuestra historia personal y a los recuerdos asociados a ella. Cuando llega a nosotros, se impregna de nuestra esencia y se acaba convirtiendo en parte de nuestra personalidad. Besos con lararalás pues.

    Enric, no desdeñes la posibilidad de que solo beba de aquella barrica que guarda celosamente el Padre Saturno ya sabes que estos días de botellón y rosas (artificiales) la gente deja las botellas en cualquier parte. Nunca pensaría en un cava desburbujado. Feliz Año.

    ResponderEliminar
  18. Ahí arriba hay una bruja con escoba que se pasea, no me digas que no, Cronos sí, pero bruja también.
    Feliz salida y entrada de año.

    ResponderEliminar
  19. Oh si es cierto, la vieja bruja que tenía en mi antigua web. ¿Crees que me traerá suerte colocada aquí?
    Quizás, si la cosa económica no mejora, el año próximo haya que pagar peaje para cambiar de año.
    Aprovechemos la momentánea gratuidad para salir de éste intactos, que ya es mucho y así te lo deseo.

    ResponderEliminar
  20. yo...con tu permiso...lo celebraré de nuevo !!!bieeeeeen!! de nuevo...ya eso es para celebrar

    si me diese tiempo me comería las 12 uvas al compás de las campanadas...pero normalmente ellas se adelantan jj

    nada...haz lo que quieras o lo que te haga feliz...pero cruza bien para el 2010 y allí nos vemos

    ResponderEliminar
  21. Me alegro por tus castigadas cervicales, tan necesitadas de que estén bien afinadas para tu trabajo.
    Nos veremos en el 2010, que tengas una muy buena entrada de año.

    ResponderEliminar
  22. Te traerá suerte si es una bruja de la suerte, lo que me da miedo es que se caiga de la escoba, que va muy deprisa.
    Feliz entrada y salida de año. Que se cumplan tus deseos para 2010. Besos.

    ResponderEliminar
  23. Tranquila, Angie, es una bruja mañosa y la escoba debe ser una Nimbus 2000 que como todos los Harrypotterianos aprendimos es infalible aunque alcance velocidades de vértigo.
    Feliz túnel de San Silvestre y más allá de él, hacia la frontera infinita.
    Besitos

    ResponderEliminar
  24. jaaaaaaaaaaaaaa... mi escoba es de la tienda de los gemelos , algo es algo...

    ResponderEliminar
  25. amigo doctor: obviamente las verdades, con sus realidades, sus crueldades, sus contundencias, sus excecrencias, sus ausencias, sus bellezas, sus potencias y sus fierezas no concluyen mágicamente un segundo antes y desaparecen un segundo despues de que la rotación de la tierra sobre nuestra estrella cumpla un reiterativo ciclo vital.
    Sin embargo por alguna mágica, esotérica, emotiva y (ultimos siglos mediante, también comercial) razón los diminutos habitantes de esta piedra circulatoria que habitamos festejamos exactamente lo mismo desde hace casi miles y miles de rotaciones.
    Tampoco la festejamos al unísono, los chinos y australianos la festejaron ayer, tú ya la has pasado y a mi me quedan unas cinco horas para el trapaso.
    Por todo esto y mucho más vivan estas hermosas mentiras (felicidad, paz, alegría y dicha, matizadas por algunos bellos alcoholes), no tan piadosas que evidemtemente aún necesitamos.
    Hasta que aparezcan los viejas- nuevas verdades del año próximo.
    un abrazo
    your "porteñísimo" friend.
    miguel

    ResponderEliminar
  26. Mis amigos argentinos, Myriam y Miguel, aquí en el último rincón de Occidente ya llevamos varias horas fuera del túnel y el paisaje sigue siendo el mismo. Las verdades siguen siendo las mismas, las mentiras y hasta las amenazas son idénticas. El mismo navegante que ha demostrado su impericia para dirigir los asuntos de su país, dirigirá durante 6 meses esa enorme armatroste llamado Europa.
    ¡Qué el cielo nos coja confesados!
    Un abrazo de bienvenida.

    ResponderEliminar
  27. Pudo suceder así: opalazon.blogspot.com

    Feliz Año Nuevo

    ResponderEliminar
  28. Gracias, Pirata yo también te hago partícipe de mis mejores deseos. Le veo un inconveniente a ser eternamente feliz: no tener momentos menos felices para poder valorar los que sí lo son.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  29. Mi buen doctor: los momentos felices no se valoran; los momentos felices se disfrutan. El valor lo tiene uno.

    ResponderEliminar
  30. Pirata, tú y yo somos de galaica condición, es decir hijos de un Dios irónico y melancólico, entiende mi comentario desde esa perspectiva. Los momentos se disfrutan, pero les otorgamos su bondad cuando retrospectivamente podemos compararlos con otros no tan satisfactorios.

    ResponderEliminar