05 mayo 2009

El Gandhi de los puercos



  • Señor Pigcerdá... ¿puedo llamarle señor a pesar de su condición porcina?

  • Sí, sin problemas; aunque prefiero que no lo haga en presencia del resto de la piara o me perderán el respeto.

  • Lo haré, no se preocupe señor Pigcerdá. Pues como le decía nuestro laboratorio ha decidido llegar a este acuerdo en la idea de que contribuirá al beneficio y desarrollo de ambas partes.

  • En resumen, a cambio de nuestro consentimiento a unos pinchazos de nada entre miembros enfermos de nuestra especie, su laboratorio nos garantiza un futuro próspero y duradero.

  • Exacto, estamos en condiciones de conseguir que la especie humana deje de alimentarse de chorizos, costillares, jamones, lacones y demás parafernalia cárnica procedente de sus apetitosos cuerpos.

  • Le ruego que no sea tan descriptivo, caballero; lo que para ustedes es un manjar para nosotros es una desgracia. Por cierto, si no recuerdo mal, eso también se lo prometieron a las aves cuando aquel virus y las cosas no han cambiado. Siguen siendo asesinadas a millones cada día.

  • Las aves son más apreciadas como alimento por la raza humana al no haber tabúes religiosos y culturales contra ellas. Ustedes son cerdos y tienen mala prensa. No será tan difícil convencer a la gente de que a los marranos mejor ni tocarlos. Hay un montón de gente que aunque que sea por interés, está de nuestra parte: políticos, científicos, periodistas, la OMS etc...

  • Sin embargo el acuerdo con las aves fue un tanto desigual. Ellas no notaron un descenso de la mortalidad entre su calse pero ustedes se forraron vendiendo la vacuna a los gobiernos. El miedo les da buenos dividendos.

  • Es el negocio y no deben preocuparse, con parte de los beneficios podemos financiar campañas de los vegetarianos en favor de una comida más sana. El problema no está en que los gobiernos adquirieran las vacunas, si no en que no la usaron y quedó almacenada. Ahora queremos proporcionarles esa oportunidad y así nosotros podemos seguir produciendo vacunas. Somos parte del mercado, si no vendemos no hacemos caja. Nuestra lógica es la lógica de la oferta y la demanda.

  • No entendemos sus lógicas, solo somos cerdos. Lo único que nos interesa es prolongar nuestras vidas todo lo que nos sea posible y no ser la parte más suculenta de una dieta carnívora.
    Dígame ¿puedo firmar con el hocico?
  • Sí, sí no hay problema. Señor Pigcerdá.
    Amigo, va a entrar con todos los honores en la historia porcina. Dentro de unos años será reconocido como el Gandhi de los puercos. No le quepa la menor duda.

32 comentarios:

  1. Como amigo y admirador de la bella localidad de Puigcerdà,donde he pasado ratos inolvidables, estoy reconsiderando tomar o no medidas judiciales contra esta entrada porque de alguna manera encuentro en su escrito satírico una alusión a la peste porcina, aunque solapadamente encubierta, que se presta a interpretaciones mil que en nada favorecen a la misma. ¿Si algún día tiene la fortuna de visitar Puigcerdà entenderá mis palabras)

    Como, por otro lado, me consta que Vd. -aunque no me ha felicitado todavía por el partido último del Barça- es una persona erudita y bien documentada, pero un tanto galaico en su sintaxis y en su semántica, le ruego, antes de pasar a mayores, me aclare esta duda. ¿Se está Vd. mofando de PUIGCERDÀ o se trata de una concomitancia causal?

    Le ruego que la respuesta sea de esta índole: Sujeto, verbo y predicado. Sin más...circuntanciales ni enredos

    ResponderEliminar
  2. Quería decir "casual" y no "causal"...Sorry

    ResponderEliminar
  3. Luis, nuestro Krapp está altamente perjudicado por la primavera, obviamente... No me extrñaría que hubiera recuperado incluso el acné juvenil, por lo de las alergias y tal.... NO hay que tenerle en cuenta algunas cosillas.Seguro que cuando llegue el verano se aplatanará su parte humana, como la del resto de los mortales, y volverá a su ser... Ahora no nos queda otra que disfrutar de su mente retorcida :P:P
    Dicho lo cual me mantengo firmemente en las filas de los carnívoros y decir solamente que ya hecho de menos al negrito que adoptamos en S. Santa... No nos queda casi más que el hueso para calditos....

    Krappi, supongo que no necesito decirte que el primer párrafo va de coña, no???

    Un beso a los dos.

    ResponderEliminar
  4. Aynssss ¡qué sería de nosotros sin el buen chorizo cular!!!
    ...seguro que hay alguien al otro lado interesado en firmar por el "aprovechamiento indiscriminado de todos los guarros de la tierra"

    ResponderEliminar
  5. Que el cerdito no se ilusione conmigo...no hay nada que me vaya a convencer. No pienso privarme de las costillitas asadas, un matambrito a la parrilla y un suculento sandwich de jamón. Mucho menos de una picadita con salame.

    Señor Pigcerdá...firme y véngase para acá. Lo estoy esperando con el barbijo.

    ResponderEliminar
  6. p.s. Fe de erratas muy gordas:
    Donde puse "hecho de menos" quise decir "echo de menos". Lo siento. No soy perfecta :P:P

    Buenos días de miércoles.

    ResponderEliminar
  7. Estimado Luis Antonio, me hablas de Puigcerdà y te sientes aludido por haber llamado a un dignísimo cerdo de la más alta cuna y quizás portaestandarte de una nueva filosofía de la cerditud, una cerditud más espiritual y conmiserativa, simplemente Pig (cerdo)+ Cerdá (cerda con acento, es decir cerda majestuosa y proverbial). Ya, ya sé que todo lo que suena a Cerdá parece referido al famoso plan del arquitecto del Eixample, pero es que siempre os considerais aludidos y llevais vuestras afiliaciones personales demasiado lejos. Es como lo del Barça, no solo no se conforma con ganar y humillar, además se pretende que todos los no adictos a su causa seamos obligados partícipes de su victoria. Pedír a un gallego que se defina -con sujeto, verbo y predicado- es una atrocidad tan grande como pedir a un judio que coma carne de cerdo, algo de una imposibilidad absoluta que roza los límites de la quimera. Entenderé, sin embargo, que tú comentario no pretendía llegar a semejante herejía y solo fue producto de un ligero despiste porducto de la euforia postpartido. Recibe un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  8. No te disculpes Novicia, ni intentes dulcificar más la agresividad de tu comentario y además, para más inri, haciendo causa común con nuestro cálido turolense. Una vez más los representantes de las grandes metrópolis hacen causa común haciendo evidente la falsedad de esa dicotomía inducida entre Barça-Madrí con la que intentan disfrazar la oproesión centralista sobre la periferia no hegemónica. Besos sin embargo, castiza y del Foro.

    ResponderEliminar
  9. Cada extremismo se justifica desde otro extremismo que lo equilibra, Tesa. Lo que estoy seguro es que el punto medio tampoco es solución. Mejor no pensar y seguir comiendo.

    ResponderEliminar
  10. Nunca Mara y Cuyá le pediría a una argentina fetén como tú, que abandonase la estricta dieta cárnica con la que se criaron los prohombres de vuestro país desde San Martín a Messi pasando por Pedro Eugenio Aramburu o Charlie García. ¿Sería Argentina otro país si se hubiera abandonado a los arrullos de la coliflor,las coles de Bruselas, las peras limoneras y los melocotones en almibar? Lo ignoro.

    ResponderEliminar
  11. Acepto la aclaración de que tanto el insigne Cerdà como la bella localidad catalana de Puigcerdà están lejos de sus diatribas lingüísticas, pero que no sepa apreciar la belleza del fútbol azulgrana ni la excelencia de la sintaxis clara y sencilla me llena de profunda preocupación. Ya sabe Vd. que le tengo en buena estima, pero ha de poner algo de su parte pues todavía es joven como para adoptar esas posiciones tan intransigentes.

    Respecto a la alianza del eje Madrid-Barcelona, ¿qué quiere que le diga? Aparte de Vd. ¿quién más se lo va creer? Madrid y Barcelona, como centros de poder, necesian odiarse para tener identidad propia.

    Lo de Madrid y Barcelona nada tiene que ver con los ciudadanos de una y otra urbe. Por ejemplo, y pronto tendrá oportunidad de comprobarlo, yo brindo porque se concedan los Juegos Olímpicos a Madrid. Seguro que en este deseo que hago público sin pudor alguno Vd. encuentra fundamento para alimentar sus temores...un tanto provincianos.

    Agradezco a Novicia su alianza porque bregar contra la sintaxis subordinada sustantivo-galaica requiere sumar esfuerzos, tesón y mucha paciencia.

    ResponderEliminar
  12. Date cuenta Luis Antonio que la genética impone mucho y así como a ti te ha hecho cachazudo aragonés con querencias algo traidoras hacia determinados símbolos populistas de la ciudad condal -¿qué decir de eso a lo que dicen que es más que un club?- a mi me han hecho versátil, posibilista y ciertamente incrédulo a la manera galaica que es un si pero no, un no pero sí. Todo depende.
    Sin embargo tú estás mejorando mucho en "sintaxis subordinada sustantivo-galaica" (SI.SU.SU.GA.) y por fin has encontardo el quid de la cuestión: no importa tener o no razón, lo importante es tener una razón. Veo en ti tanta mejora que creo que como sigas así me veré obligado a entregarte algo tan espantoso como un diploma por tu tesón de Aragón, lo cual no es ninguna minucia ya que todos sabemos de las virtudes tesoneras del Alto y Bajo Aragón.
    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Casi que no me atrevo a meterme por medio, por si acaso. Creo que he leído muy rápido y no sé si esto va de cerdos, fútbol o sintaxis, o eso o es que estás en plan Krappsudoku.
    Venga, ya me paso en otro momento, cuando os hayáis aclarado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Dr. Krapp. Le pido por favor que revise su concepto de prohombre argentino. Es que ha nombrado ahí a un personaje, que si me entero que su dieta era exclusivamente cárnica, ahora mismito me convierto a vegetariana...aunque tenga que sacrificar el asadito y pierda el orgullo de argentina fetén. Que yo no pensaba fusilar al cerdito, eh.

    ResponderEliminar
  15. Angie, quizás confundas uan serie de comentarios más o menos irónicos y que se ve a las leguas que no pretenden ofender con la propia entrada que creo que va de un tema concreto.

    Mara y Cuyá¿A que te refieres a Aramburu? Y que conste que tu reflexión me da que pensar. Dice el diccionario de la RAE que prohombre es "Hombre que goza de especial consideración entre los de su clase" ¿Esa "especial consideración" debe ser positiva? ¿Sería un prohombre Perón, desde mi perspectiva negativa, o Franco? Sinceramente no tengo ni idea al respecto

    ResponderEliminar
  16. Could be. Es que mi cabecita está muy ocupada últimamente con muchas cosas; es la época del año, que no me deja parar.

    ResponderEliminar
  17. Mi consejo, Angie, buenos alimentos y sobre todo buena música. Una música de esas que te traslada de contexto a una velocidad imposible para cualquier otro producto de la ingeniería humana.

    ResponderEliminar
  18. Si usted así me lo prescribe, doctor Krapp, no me va a quedar más remedio que seguir sus instrucciones. ¿Un poquito de aire fresco no me vendría bien?

    ResponderEliminar
  19. Usted ya de por si es y va muy fresca Angie quizás le convenga no abusar para no coger una "fashion fever". ¿Le gusta el anglicismo?

    ResponderEliminar
  20. No sé por qué dice usted que soy y voy fresca; además habla usted raro, con anglicismos y esas cosas...¿Ha estado usted de juerga?

    ResponderEliminar
  21. No sabía que el anglicismo fuera patrimonio de la juerga, pensaba que lo propio en esos casos eran ciertos himnos y canciones de territorios norteños pero estrictamente peninsulares.
    ¿No cree que este desvío del tema de la entrada nos lleva a cierta perversión insatisfactoria de la misma?

    ResponderEliminar
  22. Estoy de acuerdo con usted, este tema porcino de su entrada no me motiva nada y lo doy por finalizado. Y que conste que estoy siendo buenísima.
    Me voy a que me pongan música.

    ResponderEliminar
  23. Que me pongan música a mí también Angie. Con esos interrogantes que me plantea Krapp, que él no puede resolver y yo tampoco...agregado a que cada vez lo complica más con los prohombres que trae...y bueno, lo que me queda es confiar en que el canto de los pájaros y este agradable sol de otoño, me demuestren que a pesar de todo...la vida es bella.

    ResponderEliminar
  24. Para no motivarte, Angie, te lo has trabajado en cinco intervenciones diferentes que he tenido la paciencia de contestar una a una a pesar de que no tenían nada que ver con el texto original. Finalmente optas por el desprecio al igual que hacen esas personas que van a una tienda revuelven todo el producto y luego de manosearlo lo echan a un lado con un gesto de desprecio. El hermoso retrato de una desconocid@ que se siente amparad@ por el anonimato. Viva Internet.

    Disfruta del día, aquí primavera ahi otoño,Mara y Cuyá

    ResponderEliminar
  25. Mi comentario ni ha sido ofensivo, ni de desprecio, solo estaba bromeando, si no lo has entendido así no es culpa mía; no hace falta que me trates de esa forma, no me lo merezco. Estás siendo totalmente injusto, pero es tu blog, y lo respeto.
    Saludos Mara, por aquí está casi de tormenta, pero siempre que llueve escampa

    ResponderEliminar
  26. ¿Estabas bromeando y descubres después de 5 comentarios que el tema no te interesa? Explícame como se come eso.
    Desde de mi blog digo lo que pienso de muchas maneras y a veces sueno agresivo, pero es mi forma de pensar y no engaño a nadie. Tampoco voy lanzando falsos piropos a la gente que me lee o me escribe para que me quieran más y tener así más comentarios. Algunos me entienden, otros no y se molestan por mi tono. No lo puedo evitar. Lo que nunca nadie podrá decir es que uso triquiñuelas o personajes interpuestos para decir unas cosas por delante y otras por detrás. Yo no sé quien eres aunque lo sospeche, Angie. Se que no me lo dirás, por que tu fuerza está en el anonimato tras el que te escondes. Tranquila, aunque tuviera la certeza, no iría a tu espacio buscando algo distinto a la simple expresión de mis puntos de vista aunque sea con un poco de humor.

    ResponderEliminar
  27. Se ve que el cerdo da para mucho.
    Pero, pobrecito que culpa tiene él para que todos lo insulten al llamarlo.
    A lo que vamos, que no hay fuente de recursos como el cerdo

    ResponderEliminar
  28. ¿Se da cuenta de lo injusto que somos los humanos, ilustre colega? A los que más nos dan, más los despreciamos y en cambio lo que nos es más hostil nos parece más atrayente y valioso.

    ResponderEliminar
  29. Krappi, no es propio de ti dar tantas explicaciones.... La edad te está ablandando :P:P

    Un beso y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  30. Es cierto, Novicia, este doctorcito tiene momentos de debilidad no tanto por la edad, que también, como por el hecho haberse convertido todavía en pieza disecada de algún museo de los horrores.
    Buen domingo para ti y otro beso.

    ResponderEliminar
  31. Me encnata los últimos senderos del blog. Sólo l@s cerd@s sabemos de ello.

    Besos con azúcar glasé

    ResponderEliminar
  32. Majestad Maritoñi, no sé como puede compararse con tan maravilloso como denigrado animal, usted dignifica todo el territorio que pisa, como este humilde blog.

    ResponderEliminar