31 mayo 2009

Geografía del dolor 1: Nápoles




"Tres mil seiscientos muertos desde que nací (1979). La Camorra ha matado más que la mafia siciliana, más que la ‘Ndrangheta, más que la mafia rusa, más que las familias albanesas, más que el total de los muertos causados por ETA en España y por el IRA en Irlanda, más que las Brigadas Rojas, más que las NAR y más que todos los crímenes de Estado cometidos en Italia. La Camorra ha matado más que nadie. Me viene a la mente una imagen. La del mapa del mundo que aparece con frecuencia en los periódicos. Destaca en algunos números de Le Monde Diplomatique, ese mapa que indica con una llama resplandeciente todos los lugares de la Tierra donde hay un conflicto: Kurdistán, Sudán, Kosovo, Timor Oriental. Pero no hay ni rastro de destellos, no hay dibujado ningún fuego. Esto es el corazón de Europa. Aquí se forja la mayor parte de la economía de la nación. Es necesario que la carne de matadero permanezca empantanada en los barrios de la periferia, reviente en el caos de cemento e inmundicia, en las fábricas clandestinas y en los almacenes de coca. Y que nadie lo mencione, que todo parezca una guerra de bandas, una guerra entre facinerosos"
(GOMORRA- ROBERTO SAVIANO)

27 comentarios:

  1. Noche de confesiones ( otra vez) es tanto lo qué no sé?...que sólo puedo agradecer la posibilidad que deja un rastro de migas susceptibles a mi curiosidad. 328 páginas descansarán pronto en mi mesa...(GOMORRA- ROBERTO SAVIANO)

    Un beso fuerte, y prometedor fin de semana o lo que queda de él...

    A.

    ResponderEliminar
  2. A mí el tema de Italia, como país, me intriga mucho. O me llama la atención...
    Han tenido siempre la Mafia, la Camorra... el gobierno constantemente pillado en temas de corrupción... El Berlusconi... un payaso ridículo... son, en general, con tendencias picarescas... y son primera potencia mundial... No lo entiendo, la verdad....

    Un beso, Krapp

    ResponderEliminar
  3. Si dibujásemos en el mapa todas y cada una de las zonas en conflicto (¿se pueden medir niveles de conflicto?) apenas quedaría espacio para pintar ciudades y cordilleras.

    Besos, Krapp

    ResponderEliminar
  4. Es un rastro esclarecedor el que has elegido, Andrea. Por una vez el éxito de ventas es útil y justo. Los lectores de este libro, yo voy por la "miga" 214, no debemos olvidar, si embargo, que más allá de la temática cruda y precisa hay un fenomenal estudio sobre la condición humana general.

    ResponderEliminar
  5. Me has puesto a huevo, Novicia la frase de Harry Lime, el personaje malvado interpretado por Orson Welles en El Tercer Hombre:
    En Italia, en 30 años de dominación de los Borgia hubo guerras, terror, sangre y muerte, pero surgieron Miguel Angel, Leonardo da Vinci y el Renacimiento. En Suiza hubo amor y fraternidad, 500 años de democracia y paz y ¿que tenemos? El reloj de cuco".

    http://www.youtube.com/watch?v=6XctvTBR8CI

    ResponderEliminar
  6. Hermosa reflexión, Tesa.
    El problema no es un territorio con sus cordilleras, ríos, ciudades si no lo que corre por ellas, se traslada de un lugar a otro y cuando lo hace genera conflictos a su paso. Eso que llamamos ser humano.

    ResponderEliminar
  7. Yo sí que tengo conflictos... y accidentes geográficos.

    Besos con azúcar glasé

    ResponderEliminar
  8. No dudo lo de los accidentes geográficos, Maritoñi.
    Besos con algo de sacarina por lo del colesterol.

    ResponderEliminar
  9. Dr Krapp

    ahi te dejo para que lo cheques:

    www.tumentepoderosa.blogspot.com

    ResponderEliminar
  10. Al menos, Saviano ha logrado que los chicos de la camorra lean un libro, el suyo.

    ResponderEliminar
  11. He visto la excelente película basada en este libro: "Gomorra". Es sencllamente impactante. Los barrios bajos de "cemento e inmundicias" no difieren en casi nada de sus similares en el llamado "conurbano bonaerense", la periferia de la ciudad de Buenos Aires con su mezcla explosiva de marginalidad, miseria y violencia. Y todo con el fondo real (o sea sus causas) de corrupción política, policial y manipulación perversa de la pobreza. En Argentina está a muy flor de piel. Ocurre lo mismo en Napoles?
    un abrazo
    miguel

    ResponderEliminar
  12. Falta libros denucia como el de GOMORRA de ROBERTO SAVIANO. Ignoró hasta qué punto llegan al alma -si es que la tienen - de los que detentan el poder jurídico y político y que están en disposición de tomar medidas, pero no vendría de más que proliferaran.

    ResponderEliminar
  13. No voy a leer el libro. Tampoco veré la película. Porque no me interesa el argumento. Es un tema viejo, complejo, del que jamás sabremos la verdad. Me interesaría saber el por qué no se ha podido -ni se puede- acabar con ese crimen “tan bien organizado”

    La respuesta, si existiera, tendría detrás un motivo económico de gran envergadura.

    Según palabras de Saviano, la mafia se ha modernizado mucho, nada que ver con las películas a las que nuestras contaminadas retinas están habituadas.

    A mí me fascinan los códigos éticos de los delincuentes de élite: ¡Son empresarios -dicen- demócratas, y partidarios de la jubilación! Facturan más que Fiat o Benneton.

    Si el tema no fuera tan grave, sería para morirse de risa.

    Y como muestra copio unos párrafos de una interesante entrevista a Saviano, de la que también copio el enlace por si a alguien le interesa.

    “Hoy la Camorra busca todas las alianzas posibles con el poder político."

    “Y si comenzamos por el tráfico de droga -y no por el puerto de Nápoles, donde todos los negocios se anudan- es porque éste reditúa a la Camorra la descomunal liquidez que le da fiereza: una facturación 60 veces superior a la de Fiat y 100 veces la de Benneton.”

    “Cuando el emprendedor legal fracasa, quiebra. El camorrista puede acabar muerto pero sus negocios nunca quiebran. Por lo tanto, no conoce la vacilación comercial. Eso hace de la Camorra una vanguardia del capitalismo.”

    http://www.revistaenie.clarin.com/notas/2009/02/08/_-01855767.htm

    ResponderEliminar
  14. Lo he chequeado y está bien, CibersanSin duda Dr. Vitamorte imagino a más de uno preguntándose: ¿Salgo yo?
    Una de las tesis de Saviano es que ahora la gente del crimen organizado quiere parecerse a los personajes de la ficción en los que se les representa. Tienen mucho éxito ir en plan Reservoir Dogs, Pulp Ficcion y por supuesto como Los Soprano.

    ResponderEliminar
  15. Dudo, Luis Antonio, que un libro pueda causar impacto a los que tienen el poder de cambiar las cosas más de lo que por si mismos y sin esa influencia exterior podrían hacer. Es cierto que el sentimiento de vergüenza hace que la gente tome en consideración las denuncias, pero es más bien para cubrir el expediente. Saviano es terriblemente pesimista al respecto. La política y los políticos para esa gente son mucho menos "reales" que el mundo que les ha tocado vivir.

    ResponderEliminar
  16. Jazzmen, la única posible diferencia entre Latinoamerica e Italia estriba en que aquí hay una larga tradición de ilegalidad organizada que hace que exista una estructura con capacidad de adaptarse a nuevas formas de criminalidad sin demasiados esfuerzos. Sin embargo, la Camorra no es igual a la Cosa Nostra. Aquella es más urbana y menos ancestral, sus estructuras son más modernas y flexibles.

    ResponderEliminar
  17. Valeria si Gomorra fuese un libro únicamente sobre el crimen organizado en una parte de Italia tampoco me llamaría a mi la atención y por supuesto no le haría una entrada.
    Gomorra es una obra literaria de primera magnitud sobre la condición humana y su única diferencia con respecto a una novela es que los personajes son reales. De hecho le veo concomitancias con la maravillosa 2666 de Bolaño.
    Hay un capítulo en el que el autor reflexiona sobre si el hecho de saber sirve para algo y recuerda las palabras de Pasaolini al respecto en un célebre artículo. Como todavía no se decide, coge un tren nocturno y va a visitar su tumba en una madrugada fría de invierno.
    No, no hay nada de amarillismo, creo yo, en el libro de Saviano y si se ha convertido en best seller no es por intención del autor, más allá de sus legítmos deseos de difundir su verdad.

    ResponderEliminar
  18. Por Dios, Doctor, no se ponga tan trascendental. Sabemos que el tema es serio, vergonzoso y sangrante. Sabemos que Saviano es un tipo valiente, digno, que se ha jugado el tipo para denunciar una realidad enquistada durante años, que malintencionadamente el poder político y económico ha querido reducir a un problema local, que no afecta sino a una minoría, cuando las ramificaciones de estas Organizaciones alcanzan a todo el globo. Todo Dios está pringado en este asunto.

    Sabemos que somos 7000 millones de almas, desperdigadas por los cuatro puntos cardinales, cada uno de nosotros atrapados en nuestra propia conmoción diaria y a lo sumo con conmociones de cercanías.

    Estamos incapacitados para sufrir una conmoción mundial al unísono, que habría sido el acto más revolucionario de la historia. Estamos condenados a la dispersión. A leer por aquí y por allá, pero nunca a reaccionar. No una verdadera reacción, que vaya más allá de una firmita, una afiliación inocua, una manifestación estética, una protesta aislada...

    Me ha puesto el ejemplo del libro de Bolaño, una verdadera joya, sobre todo la parte de ficción, pero cuando toca el tema “real” de Ciudad Juárez, un tema horroroso y olvidado por todo el mundo que me había conmocionado 5 años atrás, me dieron ganas de tirarlo a la basura.

    Me incendiaba el rostro, tanta tropelía, tanto sadismo, tanta indefensión, tanta impunidad, tanta chapuza policial, tanto silencio cómplice y acojonado, tanta indiferencia por parte de las autoridades.

    Tanto machismo criminal, -una frase que agradezco enormemente a nuestro denostado presidente, tal vez no un gran estadista, pero realmente un hombre abierto y convencido de la igualdad de géneros, ojalá algún día los blandos y conciliadores como él ganaran la partida, y los fuertes "turbios" se fueran al puto carajo, a ser simples personajes de ciencia ficción- tanta niña nacida para “ uso salvaje y disfrute” de unos machos descerebrados, crueles, enfermos y poderosos. Un poder que no se lo han ganado con su inteligencia, sino con LA BRUTALIDAD. El atributo más antiguo y despreciable y que el “hombre civilizado” dice llevar años intentando sacarse de encima, sin lograrlo ¿O sin quererlo realmente?

    Sí, prefiero los temas chorras. O los crípticos indoloros. O los de nuestra política nacional, un culebrón repetitivo, siempre generador de titulares absurdos y superficiales, omitiendo deliberadamente los problemas de fondo.

    Por supuesto, es su blog y usted puede editar lo que quiera, ¡faltaría más!. Desde una entrada hablando de las ojeras de Belén Esteban, a otra hablando del tema de los “avioncitos oficiales” para excursiones electorales. Aunque usted suele ser bastante exquisito, y no creo que recurra nunca a ellos.

    Un saludo, y pido disculpas obligadas.

    ResponderEliminar
  19. Siento entonces defraudarla. En lo que a mi respecta por no tener la suficiente frialdad moral para frivolizar sobre cualquier clase de temas desde el humor y el sarcasmo. En el caso de Saviano por ofrecer lo mismo que ofrece Bolaño con lo que yo considero similar altura literaria.
    Mientras siga conmoviéndose, sufriendo y llenándose de ira por las injusticias de la realidad tendra al menos la certeza y la garantía de que todavía no pertenece a esa masa informe que se mueve por las aceras y necesita ser estimulada periódica y artificialmente por calculadas dosis de placer y/o malestar según interese.

    ResponderEliminar
  20. El peligro de enzarzarse en un diálogo es la más que probable mala interpretación.

    He dicho que prefiero los temas chorras, porque me afectan menos, no que usted deba FRIVOLIZAR o ironizar, con temas serios y graves como el que nos ocupa.

    No puede defraudarme, porque usted toca una variedad de temas infinita: artísticos, cinematográficos, sociales, políticos, musicales, de denuncia, creaciones propias, temas chorras ( a veces )... y yo soy libre de leer y comentar cuando me apetezca, mientras usted no me exprese lo contrario. Por tanto: igualdad de condiciones.

    Saludos de nuevo.

    ResponderEliminar
  21. A veces no logro entender a los hombres; tan altas dosis de perversidad me superan... De repente envidio a los anacoretas.

    ResponderEliminar
  22. Ya sabra usted, Valeria que uan vez Castelao fue interpelado por una dama de alta alcurnia por tocar temas tristes y poco amables en sus dibujos y él respondió que el problema es que el no tenía vocación de cataplasma. Uno escribe lo que sabe, lo que puede, lo que le duele en esa especie de curva ondulada donde hay momentos para lo chorras y momentos para las asperezas.
    Valoro sus comentarios por lo que valen y sobre todo por lo que sugieren, Valeria.

    Estoy muy de acuerdo con lo que dejan traslucir tus palabras Corsario, la perversión es un fenómeno social ya que es el lugar donde el hombre puede ejercer su dominio y que se le reconozca.

    ResponderEliminar
  23. A VALERIA y DR.KRAPP:
    Os felicito a ambos por la interesante y civilizada polémica que habéis mantenido.

    Saludos

    ResponderEliminar
  24. Dr. Krapp...
    No he leído ni visto Gomorra. Pero,
    ya lo ha dicho Jazzmen.

    mezcla explosiva de marginalidad, miseria y violencia. Y todo con el fondo real (o sea sus causas) de corrupción política, policial y manipulación perversa de la pobreza.

    A veces, ese inmenso poder que anula, como dice Valeria, una verdadera reacción al unísono, genera impotencia y desesperanza, y una golpea en yunques que seguramente no son los indicados...pero grita para hacer oír una realidad que asfixia.

    Gracias. Un saludo

    ResponderEliminar
  25. Muchas gracias Luis por tus felicitaciones. Realmente he de reconocer en Valeria, sin depreciar a los demás, es una interlocutora de primer nivel que siempre sabe encontrar el nudo gordiano del problema y expresarlo con gran y enriquecedora nitidez.

    Maracuyá el gran tema quizás está en la imposibilidad de tomar partido. Saviano retrata el caso de una profesora que ve un asesinato y decide plantar cara denunciando lo que ha visto. Desde entonces todas son desgracias en su vida: pierde al novio, la familia y los vecinos no le hablan, en el colegio los compañeros le hacen el vacío su finalmente tiene que abandonar el trabajo como una leprosa y marcharse a otro ciudad. ¿Es justo pedirle a la gente tanto sacrificio?

    ResponderEliminar
  26. No lo sé. Cada vez más parecido. Tengo una amiga que ha pasado por lo mismo. Y yo he sufrido persiones y amenazas por denunciar casos de maltrato infantil.

    Lo seguiré haciendo Krapp.

    ResponderEliminar
  27. Aquella es una sociedad donde hay una conspiración del silencio podrás decirme que en Argentina pasó algo por el estilo con la dictadura pero el hecho es que allí todo está contaminado y nadie, absolutamente nadie desde el anonimato y la lucha diaria -Saviano es un personaje público reconocido en todo el mundo pero supreprotegido por decenas de guardaespaldas- puede hacer nada sin poner su vida en peligro.

    ResponderEliminar