08 mayo 2008

Un día en el mundo


Un día en el mundo / Vetusta Morla

Por el día nos encierran en sus jaulas de cemento
y aprendemos del león.
Por las noches atrapamos corazones asfixiados
y disparos en su honor.

Mírame, soy feliz, tu juego me ha dejado así.
Consumir, producir, la sangre cubre mi nariz.
No sé dónde quedó el rumor que nos vió nacer,
pagó la jaula al domador.

Dilatamos las pupilas en encuentros con sirenas
con las piernas de neón.
Y blasfemamos por dios, prometemos por vos.
Machacamos nuestros cuerpos prietos por un sueño de cartón.

Mírame, soy feliz, tu juego me ha dejado así.
Disfrazar, seducir, ponerme guapo para ti.
No sé dónde quedó el rumor que nos vió nacer,
pagó la jaula al domador.

Mírame, soy feliz. Mírame, tu juego me ha dejado así.
Mírame, ¿qué hago aquí? Mírame, tu juego me ha dejado así.

No sé qué fue de aquel rumor que nos vió crecer
siendo la carne del león.

Mírame, soy feliz, tu juego me ha dejado así.
Engañar, seducir, ponerme guapo para ti.
No sé dónde quedó el rumor,
pagó la jaula al domador.
Mírame, soy feliz. Mírame, tu juego me ha dejado así.


4 comentarios:

  1. Te devuelvo la visita con la grata sorpresa de encontrarme con un blog muy interesante. Te seguiré visitando porque abordas temas muy sugerentes. Un codial saludo desde Barcelona

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tus palabras. Voy a poner el enlace a tu página en mi blog.

    ResponderEliminar
  3. Yo haré lo mismo con tu página. Un cordial saludo. Por cierto, ¿de dónde eres? Te supongo argentino, uruguayo...

    ResponderEliminar
  4. Suponme gallego. Ellos los australes dirían "gallegho".

    ResponderEliminar