24 agosto 2007

Pongamos un aprendiz de chamán

Pongamos un año: 1979

Pongamos un mes: Noviembre


Pongamos una ciudad: Santiago de Compostela


Pongamos dos quejas: El precio de alquiler de los pisos de estudiantes y el pésimo nivel académico en la Universidad


Pongamos una protesta: C
lases en la plaza junto a las piedras milenarias. Fiesta y cacerolas. Sin siglas. Sin partidos. Alcohol, pastillas y humo.

Pongamos una casa y en la casa un piso y en el piso dos altavoces y en los altavoces esta canción atronando en la noche, junto a otras canciones en otros altavoces, en otros pisos, en otras casas, con la misma protesta, con las mismas dos quejas, en la misma ciudad, en el mismo mes, en el mismo año.

Pongamos un aprendiz de chamán que canta y baila...

Alan Stivell - Suite Sudarmoricaine


7 comentarios:

  1. Hola, desde Barranquilla, Colombia, te envío un caluroso saludo y mis felicitaciones por tu blog y en especial por su contenido. Te invito muy cordialmente a que visites el mio donde están consignados mis poemas.Espero tu visita y tus valiosos comentantarios.

    www.mandalaspoemas.blogspot.com


    Un abrazo,


    Víctor González Solano

    ResponderEliminar
  2. Unos a�os despu�s las dos quejas continuaban, pero con otra banda sonora. Hoy en d�a las dos quejas persisten, pero ya no importa.
    S�lo interesa lo inmediato. Y, seguramente, no haya ni banda sonora.

    ResponderEliminar
  3. Pongamos un blog brillante y pongamos un bloggero más brillante aún...

    Nos encontraremos con una mezcla deliciosamente brillante (y discúlpeme por la torpe redundancia...)

    B.

    ResponderEliminar
  4. Pues vale MANDALAS POEMAS>. No me importa que se haga publicidad en mi blog como seguramente habrá hecho en otros tropecientos. Un spam poético es como un spam con flor.

    ResponderEliminar
  5. Fauve, en estos tiempos falta lírica y la banda sonora debe de ser algo así como el ruido de una moto con tubo de escape roto en una tarde de sábado de finales de agosto.

    ResponderEliminar
  6. Guinda de Plata, acabo de ver Hotel Ruanda una película que no pude ver en su día pero que te recoemiendo a pesar o precisamente por su dureza. Brllante es tener el coraje de salvar el pellejo a cientos de personas que en cualquier momento pueden ser asesinadas a machetazos por las hordas armadas.
    Brillante es y fue Paul Rusesabagina, Schindler, la Madre Teresa de Calcuta, Ángel Sanz Briz, Angelo Giuseppe Roncalli luego Papá Juan XXII
    Los demás sólo somos oscuras sombras que el tiempo desvanecerá. No hay otra.

    ResponderEliminar
  7. Chamán, eso del spam poético me ha llegado al alma, jeje... También, también llegó a mi cajita de guindas hace ya un tiempo.

    Muchísimas gracias por la recomendación. Me quedé también con las ganas de verla en su momento y no quiero perdérmela ahora. Y, desde luego, esas personas que usted nombra, efectivamente, llevan el sello de la brillantez y la valentía allá a donde han ido. Es así.

    Muchas gracias, como siempre.

    B.

    ResponderEliminar