15 noviembre 2005

Está visto



Está visto, está visto... Federico quisiera ser obispo. A pesar de esa cara arrugada de viejo-niño-viejo, esa facha de banderillero chulapón y barbilampiño, esa imagen de cabaretero gay por El Paralelo, en realidad lo que le hubiera gustado a Federico es ser un orondo obispo pirenaico gourmet de picatostes y chocolate espeso en su rotundo y románico palacio de piedra a la hora en que suenan las campanas de la atardecida. No tendría entonces que esconder su mejor sonrisa bobalicona y podría bendecir con su hisopo seguramente radiactivo a diestra y siniestra, sí, han leido bien, hasta la siniestra merecería su bendición con tal de ser consagrado por la veneración de las multitudes como legítimo adalid de ovejas y alimañas. Porque, vamos a ver, ¿de qué sirve ser un agrio inquisidor, cazador de rojillos desteñidos para alegría y despipote de la derecha y personal de orden cuando sabes que quizás pronto, muy pronto, éstos mismos que te jalean te venderán como cordero de pasión para pactar con esos a los que tu hostigas, torturas y vituperas? Nada, nada, Federico, a pesar de ser tan poderoso y tan lider mediático, está triste, y por las noches, cuando nadie le ve, se pone esa ropa talar que le prestó su amigo el rouco obispo y se da unos paseos a lo top model por el gran pasillo señorial de su casa bendiciendo a todos y sintiéndose reconfortado al estar un poco más cerca de Dios y más lejos de los hombres y sus mezquindades.

4 comentarios:

  1. Te felicito por este post sobre Jiménez Losantos. Como yo, nació en la provincia de Teruel y estudió en la misma Facultad de Barcelona. Hasta ahí lo común; en todo lo demás, discrepamos. Eso no quita que censure totalmente el atentado que sufrió en Barcelona por parte de "Terra Lliure" y que le ha dejado una profunda huella anticatalana.
    Sin embargo, me indigna más que la Conferencia Episcopal financíe la Cadena Cope y permita que esta persona ejerza un papel tan belicoso.

    ResponderEliminar
  2. Estoy convencido de que el tema de FJL es más complejo de lo que aparenta. Me inclino por la tesis de que se trata de un nihilista con ansias de provocar.

    ResponderEliminar
  3. Siempre ha sido un provocador nato, incluso cuando militaba en el extremo opuesto al actual..

    ResponderEliminar
  4. Tiene un ego bien dispuesto para satisfacerse con cualquier clase de tropelía. El afán de notoriedad es su mayor adicción.

    ResponderEliminar