14 septiembre 2007

Desacato al Sindicato (Fauna Directo)



-Hola, amigos. Soy el sapo Pepe . Bienvenidos a Fauna Directo. Hoy con un tema de rabiosa actualidad:
  • ¿Qué está pasando en nuestras colmenas?.
  • ¿Por qué están tan alteradas nuestras laboriosas y gentiles abejas?
Y para hablar de todo ello, damos paso a nuestro corresponsal en el micromundo entomológico: Hortensio, el escarabajo pelotero.

¿Cómo va la asamblea, Hortensio?

-Alborotada y volátil. Tal animal, tal condición. Pero antes de nada quisiera hablar una vez más de nuestro agraciado conductor. En el sapo Pepe se aúna la inteligencia poderosa con una fuerza de voluntad digna de un dios antiguo. A mayores...
-¡Basta! Te ruego que te centres en la asamblea de abejas obreras y dejes los piropos para otra ocasión.

-No se diga más, amado monstruo.
Pues aquí las cosas están que arden como decía. El Sindicato de Abejas Obreras está pasando por unos momentos realmente difíciles. Lejanos quedaron los tiempos en que las bravas sindicalistas se jugaban las alas en la defensa de las "curritas": que si había que luchar para que las celdas fueran más espaciosas y aireadas, que si se debía aumentar el tiempo del bocadillo de nectar de media mañana, que si era denunciable la actitud perezosa y displicente de los zánganos, que si se debía hacer una selección más rigurosa y democrática del enjambre que debía acompañar a la vieja abeja reina en la búsqueda de nuevas colmenas ... etcétera.


-¿Qué ha pasado entonces?

-Lo que pasa siempre, amado maestro. Poder y apoltronamiento van unidos como la carne y el hueso. ¿Quién le pone objeciones a una abeja con pretensiones? Yo, por supuesto, no. Fundamentalmente por el posible picotazo.
En resumen: las abejas jóvenes están hasta las mísmisimas corbículas de las maniobras del sindicato y las cosas han estallado en plena asamblea con consecuencias imprevisibles.
-Detalles, Hortensio. Queremos detalles

-Pues bien , el colectivo de abejas no pecoreadoras -es decir las jóvenes que no pueden salir de la colmena- manifiestan que mientras ellas se matan trabajando; las viejas,
con la complicidad del sindicato, están de jarana fuera de la colmena, sin pegar palo al agua y el nectar y polen no lo recolectan ellas, si no que lo consiguen trapìcheando con las apidae de las otras colmenas.

-Eso es grave, Hortensio.

-
Es grave, pero no es todo, Pepe. También se dice que los del sindicato tienen una larva escondida a la que suministran ilegalmente jalea real, para convertirla en reina y utilizarla luego como posible alternativa a la heredera, a la que acusan de no apoyarles lo suficiente y dedicarse al puro desenfreno con la compañía de un montón zánganos desocupados.

-Por último...

-¿Todavía hay más?

-Sí, Pepe. Se comenta que los del sindicato han repartido entre los suyos los puestos del enjambre que saldrá con la
vieja abeja reina cuando tenga que abandonar la colmena y crear una nueva comunidad. Así la organización se difundirá de forma irreversible por el resto del colmenar.
- Va a ver una buena bronca.

-Los aguijones estan preparados. Será una bonita batalla. Pero los del sindicato son muy listos y se las saben todas. Seguramente, los alborotadores quedarán neutralizados por las buenas, ofreciéndoles algún puesto o regalándoles alguna prebenda, o por las malas, es decir, arrancándoles directamente el pellejo.
No hay otra
, Paco .

-Gracias, Hortensio.

-Y que conste que no me has dejado hablar de tu estilo maravilloso y de tus virtudes incomparables.

-Habra ocasión pare ello,
Hortensio.

Hasta la vista, amigos. Este ha sido un programa más de Fauna Directo. Retransmitiendo en directo a todo el orbe animal.
Gracias por estar ahí.

10 comentarios:

  1. Espero que ganen la revuelta. Todo poder corrupto, especialmente el sindical, debe ser derrocado. Aunque sea en la ficción. Así podremos seguir soportando el real: con una sonrisa.

    ResponderEliminar
  2. Sería un milagro, Fauve. Los poderes, corruptos o no, son por encima de todo poderes y saben salir a flote en las situaciones que más les comprometen.
    La historia es la saga de las ilusiones perdidas y los deseos sin futuro.

    ResponderEliminar
  3. Los pobres al poder -Decía mientras le replicaban: Pues que puedan.

    ResponderEliminar
  4. Difícil lo veo, Corsario aunque como frase no está mal.

    ResponderEliminar
  5. ¿Los aseos y la cafeteria de este blog, por favor? -emoticono rabioso-

    Amenacé con que vendría a visitar todos su loft y ahora mismo le amenazo de nuevo: ya puede usted redactar la segunda parte y hacer lo que le salga de la pluma para que termine bien esta revuelta. Le sugiero que tome ejemplo de Don Miguel -de Unamuno- y si es preciso métase dentro de esa colmena. -otro emoticono rabioso-

    Difícil solución.

    Doktor, visito su página aunque mis prejuicios me impidan andar por aquí pluma en mano... el silencio y la soledad del lugar... ¿no tendrá usted fantasmas por aquí, no?
    -emoticono aco...ngojado-

    Abrazos :)

    ResponderEliminar
  6. Los suicidas perezosos no usamo el aseo Srta. Puedo si no nos mata el asco a la vida nos mata el asco que nos tenemos a nosotros mismos.

    Las revueltas siempre acaban mal: el apoltronamiento es la segunda parte de cualquier rebelión. Y da igual que sean los cerditos de Rebelión en la Granja que mis amadas abejas. Pero puede que esta historia tenga su continuación ¿por qué no? Ahora, no espere que me meta en esos antros llamados colmenas donde tienen cabida toda clase de mezquindades clasistas.

    ¿Se acuerdo de Tachenko? Pues algo así es este lugar. Al principio impresiona pero luego uno termina acostumbrándose a él y hasta puede resultar acogedor.

    Por supuesto, le agradezco enormemente sus visitas y sus comentarios.

    ResponderEliminar
  7. En la ficción todo puede suceder, ¡Abajo la realidad! Vivamos en la ficción.
    Yo estuve al lado de Tatchenko pero no salió la foto, más que nada porque mis amigos y yo no habíamos llevado ninguna cámara, no era como hoy en día. Pero me impresionó tanto, y la sonrisa era bonachona. Sin embargo Victoria Beckham es enana y horripilante. Qué tendrá que ver el tamaño con... la velocidad ;-)

    ResponderEliminar
  8. Hizo bien en no llevar máquina, Fauve, si a usted le impresionó la altura y magnificcncia de este señor, imagine como quedaría la máquina cuyo oficio y beneficio es impresionar y no ser imprsionada.

    ResponderEliminar
  9. Por poco me pierdo el interesante programa de Fauna en Directo.

    Es preocupante el cariz que está tomando este mundo animal, al parecer están empeñados en emular el estilo de vida de los animales humanos. Preocupante y peligroso.

    A pesar del maltrato a que la someten los animales humanos la Naturaleza subsiste y resiste precisamente porque los seres "no racionales" cumplen sus funciones a rajatabla, sin nóminas ni dádivas, su tenacidad, empeño y costumbres son imprescindibles para el buen funcionamiento y equilibrio de este mundo que nos ha sido regalado, este espejismo, porque no deja de ser un espejismo pensar que los animales humanos son poderosos y autosuficientes, será su perdición y la nuestra... en un futuro, si continúan por este camino, no tendremos más remedio que aceptar que deberemos coger las maletas y trasladarnos a los anillos de Saturno.

    Que alguien les explique lo equivocados que van... ¿un programa documental serviría?

    ResponderEliminar
  10. Estoy con usted embolic el mundo animal como siga en esa trayectoria va hacia el fiasco absoluto y total. Pero ya sabe que los animales tienen su corazoncito y sabiendo como saben que las especies triunfadoras en la actualidad mundial son los insectos, las ratas y los humanos han decidido seguir nuestro ejemplo por considerarlo más sencillo y menos mierdoso, con perdón, que el otro.
    Craso error diría yo pero son los humanos no dejamos de meter la pata ¿qué les vamos a exigir a nuestros parientes más o menos lejanos?

    Respecto al programa documental desconfío de su efectividad teniendo en cuenta el tesón humano para cargarnos todo lo que merece la pena. A veces uno tiene la sensación de estar en uno de esos circuitos de fichas de dominó sabiendo que ya ha caído la primera ficha y que sucesivamente irán cayendo las demás.

    ResponderEliminar