19 junio 2008

Odisea especial III



  • Señor delegado. Lamento interrumpirle.
  • Pase, pase. Me coge rezando el rosario con mi "guardia pretoriana", es decir, con mis escoltas. ¿Quiere una estampita de la virgen? Amigo mío, para ser mi jefe de gabinete, le veo poco entusiasmado con nuestra sagrada fe católica.
  • Discúlpeme, pero creo que no es el momento de hablar de creencias, señor. Estamos en una situación de emergencia. Hace dos horas un vehículo auxiliar ha despegado de la nave.
  • ¿Y a mi que me cuenta? Dígaselo al Comandante Touriñán, él es el responsable de todo lo que ocurre aquí dentro.
  • El comandante ha desaparecido. Lo hemos buscado por todos los rincones y no aparece.
  • ¡¡¡Sus muertos!!! Busque a su mujer, va siempre detrás de ella como un perrito faldero.
  • Tampoco está, señor delegado. El segundo por su parte está indispuesto y no está en condiciones de hacerse cargo de la nave.
  • Déjese de eufemismos. Diga más bien que una vez más se impío está tirado en su camarote borracho como una cuba. Haga que se espabile. Si es necesario métale la cabeza en el lavabo. Lo quiero aquí en 10 minutos, fresco y dispuesto.
    __________________________________________ 
  • Virtu, eres una actriz colosal, interpretas el papel de arpía como nadie. Todos se tragaron la comediade que yo era un pobre pajarito atrapado entre tus siniestras garras.
  • ¿Acaso no es así, cielo? Jajajaja.
  • Jajajaja. No, no nos podemos quejar, hasta ahora todo va según los planes previstos. Dentro de cinco horas nos encontraremos con Moaña D'Ons y ya en su nave viajaremos a Grelicia. En alguna parte nos espera el tesoro escondido del papá fundador, ¡¡¡el gran Xan Touciño!!!(click)
  • Mi Adrianciño querido. ¿Qué haría yo sin ti?
  • Mi Virtudes de las mil y una virtudes. Tu eres el dulce fuego que me ilumina.
    ________________________________________
     
  • Me mandó llamar, delegaducho-delgaducho. Jajaja, qué gracioso soy cuando estoy alegre.
  • No, no está alegre. Está borracho. Mejor dicho, es un borracho. Un peligroso borracho teniendo en cuenta sus responsabilidades. Queda arrestado en su camarote, no salga de allí hasta nuevo aviso.
  • ¡¡¡Déjenme pasar!!!
  • Vaya tenemos otra visita. ¿Quién es usted, señora?
  • Soy Ruth Ferro, comisaria del Comite de Vigilancia Femenista y Comandante Suplente de la nave Orzán 739. Aquí están mis credenciales.
  • ¿Qué dice? ¿De qué está hablando?
  • Vaya, veo que todo un delegado gubernativo desconoce las nuevas normas del reglamento de navegación interestelar. Si no sabría que desde este mes cada nave tripulada debe llevar, junto al comandante titular, uno sustituto del otro sexo. Por lo tanto soy la nueva comandante. Le aconsejo que se retire a sus acogedores aposentos y siga rezando el rosario con sus amiguitos.
  • ¿Qué pretende hacer?
  • Por supuesto perseguir a ese vehículo espacial desaparecido. Nos encontramos en otro claro caso de terrorismo machista. Touriñán haría cualquier cosa para deshacerse de su mujer. Mi teoría es que cogió la nave y se la llevó para liquidarla sin ser visto, se deshizo del cuerpo y luego sus remordimientos le hicieron huir como una rata hacia cualquiera de los satélites de Saturno. Pero no lo va a conseguir. No señor.
    X.A.N.-04 ti nos levarás ata onde se atope. Logo, por certo, cambiaréi o teu look. Gañarás moitos enteiros con voz feminina e un novo nome: X.O.A.N.A.-04.

33 comentarios:

  1. Mejor ROLEX que roles.19 de junio de 2008, 18:48

    Bueno, le ha dado un giro, no demasiado sorprendente, pero de eso se trata, de una de cal y otra de arena.

    No creo que nadie pensara que Virtuditas era una arpía, sino “fuerte, astuta, socializadora compulsiva y terrenal”, en contraposición con el Comandante, pusilánime, lunero y soñador.

    Si lo que pretende es ridiculizar el “feminismo oficial” que impera ahora en este país, lo ha conseguido. Pero no al auténtico feminismo.

    Ni antes, cuando era un movimiento perseguido, minoritario y marginal, ni ahora que es un código de barras que la nueva clase política adhiere a todas sus intervenciones, puede ser un movimiento ridículo.

    Ridiculizar se puede ridiculizar todo, para eso está la libertad de expresión. Pero esas ridiculizaciones no pueden surtir efecto en nadie que se precie de tener algún seso en la cabeza.

    Las auténticas reivindicaciones feministas no tienen nada que ver ni con estas Ministras “traje Chanel”, ni con los paternalismos de antaño, ni con la absurda Ley de Paridad, ni con compaginar vida laboral y familiar.

    El feminismo reclamaba derechos básicos: el voto, el derecho a la independencia económica (algo tan sencillo como abrir una cuenta en un banco sin la firma del marido), el derecho a elegir si quiere o no tener vida familiar, derecho a la anticoncepción… en definitiva: ¡Ser una persona libre!

    Todo lo demás, ese desvirtuamiento malicioso que pretende elevar la anécdota a categoría: (miembro-miembra), es una prueba palpable de que la igualdad en derechos no se ha asimilado nunca.

    Y no se asimilará jamás, mientras la educación siga dependiendo, mayoritariamente, de la “familia tradicional”.

    En cuanto al relato, que el matrimonio haya tramado una estrategia para dar por saco una misión absurda, me parece estupendo.

    Toda la vida de Nuestro Señor, “un tesoro tangible” vale por un millón de conquistas intangibles. Sean galácticas, luneras, o de la Cordillera del Chichinabo.



    P.D. A mí también me parece un nick genial –por no decir el mejor y he leído miles- el de “Alma Cándida”.

    ResponderEliminar
  2. Es sólo un relato, amigo Anónimo. Sólo eso: un relato. Si se quisiera hacer un ensayo antifeminista se haría un ensayo antifeminista.

    El problema no está en las ideologías, excepto aquellas manifiestamente repulsivas por lo que representan, el problema está en como esas ideologías se personifican en los diferentes individuos que las usan y las viven.

    Creo que no otra cosa hizo Cervantes en El Quijote . El no criticaba los hermosos valores de la caballería o del amor cortesano nacido en Aquitania. Ayudar al desvalido, luchar contra la injusticia y la desigualdad, sacrificar la salud por el honor de una dama etc.

    Valores hermosos que sólo Cervantes critica por su inadecuación en una sociedad de pícaros, miseria e Inqusición como la que le tocó vivir. En definitiva, la pureza de la ideología, la limpieza de los bellos ideales se pervierten al contacto con la dolorosa realidad.
    Y no todos los soñadores, fanáticos y locos son tan inofensivos pensemos en los que han sembrado el mundo de cadáveres en nombre de supuestos ideales maravillosamente luminosos.

    ResponderEliminar
  3. Esta visión de la Odisea Espacial en que se puede hablar galego y no sólo el inglés (que por lo visto hasta los extraterrestres lo entienden), me parece rabiosamente interesante.

    ¿Se confiesa usted un trekkie de mucho cuidado o todo lo contrario, un no trekkie de mucho cuidado?

    Un abrazo. Me divierte mucho leerle, Doc.

    ResponderEliminar
  4. Chin, chin, Xan, Xan…20 de junio de 2008, 23:06

    ¿Es sólo un relato? ¡No me diga! Hummmm, ¿dónde habré oído eso antes?

    ¿Así no se trata de un manifiesto anti-feminista?

    Vamos, doctor, ningún relato es inocente, y usted-que ha leído miles y no me refiero a los consagrados, sino a los anónimos con un nick o con cincuenta- lo sabe.

    ¿Las ideologías se pervierten al contacto con la realidad? ¡También me suena!

    Pero precisamente por eso, porque detrás de toda aparente inocencia hay siempre una intención no siempre visible, es necesario resguardar las esencias de esas ideologías a las que les debemos tanto, en un recordatorio constante, plasta pero constante. También los ligeros son plastas con sus muletillas y “graciosidades” repetitivas.

    ¿Así que el Comandante lleva un lobo dentro? ¡Aceptamos pulpo! Pero aún aceptándolo, la astucia de Super-Caperucita-Virtuditas lo ha amansado con creces.

    Me gusta el robot. Sea miembro o miembra. ¡Chin, chin, digo: X.A.N. X.A.N!

    ResponderEliminar
  5. Fermín Gámez no me desagradan las historias de Star Trek y recuerdo que las veía con cierto apasionamiento cuando era un chaval y las echaban en la 2ª cadena no recuerdo si los miércoles o jueves poro la noche, mucho antes de la primera adaptación cinematográfica.
    Sin embargo, he de reconocer que mi influencia mayor en los últimos tiempos ha sido, como decía en un comentario anterior, la Guía del Autoestopista Galáctico y otras películas que tratan el tema espacial con un poco menos de seriedad. Por supuesto, la influencia decisiva siempre será la Odisea 2001 de Kubrick.
    Espero que se siga divirtiendo como yo lo hago cuando leo su blog.

    ResponderEliminar
  6. A mi amigo de nombre cambiante ¿qué decirle después de su nuevo papel como guardián de las esencias ideológicas de la comunidad?
    ¿Es extraño que le guste el robot? ¿Qué es un robot al fin y al cabo? Un yo sin yo. Una personalidad sin personalidad. Un vacío corporeizado o no corporeizado -lo más inquietante de HAL es que es una voz que ocupa todos los espacios de la nave- aunque al final el cerebro sea desconectado Ese es un ideal que asume con gusto alguien que quiere desvanecerse, desaparecer en el agitado bullicio de las voces indistintas pero contradictoriamente necesita que todo el mundo reconozca su voz, su huella y sobre todo su gesto.

    ResponderEliminar
  7. Bueno, veo que se ha decantado por el sarcasmo. Como guardián no tendría precio, me dormiría a la primera media hora.

    Para empezar, el feminismo no fue una ideología sino un movimiento social.

    Y sí, pese a su sarcasmo: es necesario ese recordatorio aunque pueda causar todas las cuchufletas del mundo. .

    El hecho de que lo “anecdótico” sea noticiable todos los días y la gente ya no tenga ni idea -porque no la tiene aunque lo jure por su estampa- de lo que ha costado conseguir unos derechos, que a muchos/as les parece que han surgido por generación espontánea del grifo del agua, es lo que confirma que las mayorías tienen una tendencia patológica a bajar la guardia sobre lo esencial y a incidir sobre lo superfluo.

    Lo superfluo es muy atractivo, mimético y peligrosamente adictivo. Porque no representa conflicto alguno, porque es ligero, no invita a cuestionarse nada, envía al carajo cualquier “plasta reflexión” y se convierte en un Politono repetitivo que gusta, pero no significa nada.

    En cuanto al segundo sarcasmo, el referido al robot, ¿a quién no le gustaría tener la eficacia de esa máquina con un mantenimiento tan frugal?

    Le copio un “plasta fragmento” sobre el mantenimiento de un robot:

    “Mantenimiento de un robot industrial:

    Primero: se tienen que realizar mantenimientos preventivos cada 3 o 6 meses, dependiendo del tipo, las tareas de mantenimiento para el robot son: verificar la limpieza del tablero de control así como el buen funcionamiento del mismo, comprobar el estado de las baterías si es que las tiene, verificar que los desplazamientos funcionen correctamente…
    Nota: El mantenimiento de un robot industrial es sencillo ya que estos casi nunca fallan si se les tiene en buenas condiciones de trabajo, las cuales deben de ser limpias y cerradas. Todo esto evitará que tengamos que realizar algún mantenimiento de tipo correctivo durante largo tiempo”

    El otro día, volviendo a la entrevista de Punset, él se quejaba de que los tratamientos médicos siguen siendo muy penosos y que apenas se ha avanzado nada sobre ellos.

    Incidía que la cirugía había avanzado mucho más, pero los postoperatorios y los tratamientos posteriores (sobre todo la quimioterapia) seguían siendo los mismos desde hace mucho tiempo,-o sea muy agresivos y con muchos efectos secundarios- con el consiguiente sufrimiento para los pacientes crónicos.

    Con un optimismo poco convincente para mí, auguraba que en menos de 50 años, si la ciencia avanza lo esperable, los humanos podrían vivir 200 años de media.

    Pero se quedaba ahí, en el avance médico nada más.

    ¿Y la teca?

    ¿Quién en su sano juicio piensa que el planeta podrá generar manduca suficiente para mantener tantos millones de bocas si se duplica su perdurabilidad?

    ¡Si el problema más grave que tiene la humanidad en estos momentos es la demografía!

    No se trata de sólo de estar sano.

    ¡SE TRATA DE COMER TODOS LOS DÍAS!

    ¡TODOS LOS MILLONES DE BOCAS hasta sus 200 AÑITOS DE NADA!

    Ahora, los “sesólogos europeos”, con unas nóminas súper desorbitadas en proporción a sus raquíticas (y arcaicas) ideas, proponen 60 horas semanales de “curro”, o sea en el futuro, jubilarse a los 190 años, con un Informe de vida laboral de 170 años… ¡¡¡Puajjjjjj!!!

    ¿Qué necesita el robot y además puede ser eterno? ¡Un poquitín de tres en uno y a volar!

    No hay color, estimado doctor, no hay color.

    Nos ganan por goleada. Y no tiene nada que ver con personalidades de todo a 1 €, ni con trascender o no trascender. Algo totalmente insignificante y prescindible.

    ResponderEliminar
  8. Los movimientos sociales se forjan a través de una ideología que los une e identifica. No hay otra.
    La estética de las "ingenierías sociales" que pretenden hacer un mundo mejor también nos las conocemos desde hace tiempo y sobre todo la conocemos por sus realizaciones prácticas.

    Hay un hermoso y conocidísimo relato del muy supérfluo Voltaire,se trata de Cándido, que incidía mucho en este punto, es decir, el hombre que busca una ideología "redentora" y se encuentra con sus espantosas y delirantes plasmaciones en la realidad. Finalmente el amigo Cándido decide dedicarse a cuidar su propio huerto y olvidarse de las miserias del mundo. Anteriormente, -vease el caso de Aristófanes- y aquella monumental Asamblea de mujeres se había tratado estos temas desde esa visión sarcástica.

    Usted mismo partcipa de esa visión sarcástica del mundo cuando habla de sus deseos de ser robot.
    Ya hay bastante con cuidar de este pellejo, como diría un amigo para encima que nos quiten la capacidad de desacralizar lo que nunca debería ser sacralizado. Para eso el hombre que ha inventado mil tonterías bobas también ha inventado algo subversivo pero tremendamente útil: el sentido del humor.

    ResponderEliminar
  9. Jejeje... ya sabía yo que a mi amigo Fermín le iban a gustar estas historias del doctorcito...

    Me ha parecido brillante y divertido. En su estupenda línea de siempre, con ese puntito mordaz que a mí particularmente me encanta.

    Un beso de buenas noches, Doc.

    B.

    ResponderEliminar
  10. Ay, me tienen en un sinvivir... Atender a las sesudas reflexiones, pelín agrias a veces, pero educadísmas, de anónimo-polinominal (hala) y el Dr. Krápula, en mis paupérrimas circunstancias (neurona fatigada), me supone un esfuerzo si bien merecido por la recompensa de la lectura, a veces no alcanzado.

    Acabo de escribir tremenda chorrada sin sentido. Sorry.

    Empiezo:
    1.- Bien por la música que suena (hasta aquí, no polémica, no problem).
    2.- No me gusta el giro, lo siento, del relato.
    3.- No hay que buscar la originalidad a toda costa.
    4.- Quizás no fuera ese el propósito del autor.
    5.- De acuerdo con "mejor rolex que roles" en la sustancia de su caldo. No añado más.
    6.- Volviendo al relato y sus elementos, creo, humildemente, que debe guardarse cierta cohesión interna, cierta coherencia, o el giro de la trama y hasta de los personajes suena más a culebrón en que reemplazan a exhaustos guionistas, que a perfil personajes redondos. No hay base, literariamente hablando, para el cambio.
    7.- Me corrijo a mí misma: la base para el cambio está en la libérrima (ay, el koruñés) decisión del autor, Herr Doctor, que pa eso se toma la molestia de crear un blog, y escribir en él, y al que no le guste, ajo y agua.
    8.- No cambiaremos el mundo. Por eso escribimos.
    9.- Siempre nos quedará el desencanto.
    10.- Fuerte chorrada acabo de escribir. No quería decir eso, me salió solo. Es otro tema.
    11.- Madre, qué tarde es. Chao.

    ResponderEliminar
  11. Buenas noches Guinda. Me alegra que te guste esta historia, aunque prometo no ser pesado con ella y dejarla enfriar un tiempo antes de proseguir con ella.

    ResponderEliminar
  12. Alma Cándida, ¿se da cuenta de que me ha llamado Dr. Krapula e incluso se ha referido a mi como Herr Doctor? Es decir, nos conocemos de una vida anterior y no me había dicho nada. Animo, cuénteme quien es. Tenga confianza a pesar de ser un hombre de ciencia disfruto mucho con esa vieja idea de la transmigración de las almas
    ¡¡Qué bien!!! me gusta recuperar a los viejos amigos sobre todo aquellos que siempre nos reservan maravillosas sorpresas. Y luego dice que no le gustan las culebrones o los giros bruscos de la trama. Mentirosilla.

    ResponderEliminar
  13. Pues preferir el Rolex a los roles no deja de ser un rol. No sé qué es peor. No os dáis cuenta, pero estáis considerando el término rol en su sentido más peyorativo, ya que al fin y al cabo no existe nada que no sea un rol, por completo que sea. Quizás pueda ser múltiple, como los orgasmos, pero no por ello deja de ser rol. Como los nicks.

    Por cierto, Doctor, yo le hice la misma pregunta a Alma Cándida (si nos conocíamos de antes) pero sin base alguna, al menos que haya llegado a mis entendederas; no ha pasado de mi intuición, famosa, por otra parte XDD.

    Guindilla, te tengo que escribiiiir, a ver cuándo lo hago, qué desastre soy, es que ya tengo un proyecto de idea, ya sabes cómo andan mis neuronas (ya le gustaría a Alma tenerlas tan mal, :P)

    Saludos, personal.

    ResponderEliminar
  14. ¡Les juro por mi gata que no los conozco de nada! En esta vida "nihil novum sub solem", ya se sabe. (¿O era ablativo, sub sole?)

    Con lo de los roles y rolex: yo di una conferencia en un Congreso Internacional del Pen Club, in my town, donde usaba ese juego de palabras, malillo él. La conferencia, nefasta. Lo mejor de dicha conferencia fue lo que me pagaron :) -es decir, por una vez en mi vida, me pagarooon por hablar!! Increíble pero cierto.

    Dr. Krapp, creo que leí en antiguos posts suyos lo de Krápula, y si no fue así es q estaba a webo. Lo de Herr me salió solo. Nihil novum etc.

    Fauve, como dice el amigo Krapp, la transmigración de las almas existe: ¡¡¡¡se llama blogger!!!!

    Además, somos todos atlánticos. Gallegos y canarios, de la manita, vamos, aunque no lo parezca.

    Besos a tutiplén.

    ResponderEliminar
  15. Yo te creo.
    Pero porque juras por tu gata.
    Que si no...
    Te llamaría Enrique.
    Enrique Vila-Matas.
    Clavaíta.


    Bikiños del NO al SO.

    ResponderEliminar
  16. Como diría un ciberamigo mio tan escurridizo como usted misma, Almita: vaya, vaya bocadillo de caballa...
    No sigo porque soy socio de Greenpeace desde que usaban barcas a remos.
    Líbreme ese señor que dicen que está arriba de desconfiar de su exactas intuiciones pero ahora que dice gata y dice Alma y dice además guasa que tiene en abundante cantidad ...me da muy mucho que pensar. Hummmm.

    ResponderEliminar
  17. ¡Puede ser ella! XDDDDDDDDD

    Espero ansiosa el segurísimo comentario al respecto de mi queridísimo... ente. Es que ya no es anónimo, ni él ni ella, ni sé cómo llamarle, pero como no tiene nombre, no se le puede llamar, aunque acude sin que se le llame, lo sé; ¡ven! ;-)

    ResponderEliminar
  18. Perdón, se me ha ocurrido releer lo escrito (después de, grrrr) y parece que trate "al ente" como si fuera un perro, cuando no es en absoluto mi intención, sino que quería decir de una forma cariñosa una especie de establecimiento mágico en esta noche de San Juan de telepatía cibernética o casualidades virtuales o incluso vitales...
    Perdón, perdón y perdón.
    Soy un desastre, así pasan los malos entendidos.
    Y yo estoy de guasa; supongo que el Herr también, no creo que haya paranoias interneteras en ningún caso, sólo casualidades en esta noche, insisto, mágica, en la que se nota la crisis porque ni huele a sardinas, cuando antes había que poner hasta paños por debajo de las puertas y cerrar todo a cal y canto so pena de salir al día siguiente que ni con duchas se podía arrancar uno la peste (con lo ricas que están, qué contradicción más tonta).
    Y después de este desbarre y metedura de pata me despido bastante avergonzada, menos mal que aquí no se ven los colores de la cara.

    ResponderEliminar
  19. Volviendo al tema, a mí lo que no me cuadra mucho es que se dediquen a rezar el rosario en vez de sintonizar al Losantos. Pero claro, yo no soy guionista.

    ResponderEliminar
  20. He de admitir que al Dr. Krapp parece gustarle el jugar con fuego. Al lado de lo feministoide nos regala un pequeño enfrentamiento entre turcos y portugueses que ni la Eurocopa.

    ResponderEliminar
  21. POR ALUSIONES:
    (ya que como coruñesa soy turca)
    ¿QUIENES SON LOS PORTUGUESES A LOS QUE ME TENGO QUE ENFRENTAR?
    DESEMBUCHA, PEDROLO.
    ¡GRRRRRRRRRRRRR!

    ResponderEliminar
  22. Adoro la música turca.
    Escuchen:
    http://es.youtube.com/watch?v=PIIvdbHm0j0
    o
    http://es.youtube.com/watch?v=W7aIdw-drtM
    Me pirro por la portuguesa:
    http://es.youtube.com/watch?v=2yZkC3YCU20
    http://es.youtube.com/watch?v=TeOhPR_0x8E
    Seguro que es un enfrentamiento dulce y amoroso.

    ResponderEliminar
  23. Esto... yo también creo que puede ser ella, querídisima Fauviña... Aunque por otro lado, por los datos que da, como que no... Humm...

    Besos para todos en esta tarde de miércoles.

    B.

    ResponderEliminar
  24. Estimada Fauve non son de Vigho e non-o niegho i lo digho con ghrande orghullo. Pero todo se puede andar, siempre que la sangre no llegue al río, más que nada por no manchar.
    Veo, Dr. Krapp, que tiene un gusto exquisito, por lo que, si me permite, le aconsejaría, si no lo ha hecho, que escuche algo de Zulfu Livanelli, o si le va más la marcha a Sezen Aksu. Y de música portuguesa al lado de Mariza y Dulce Pontes yo, humildemente, añadiría a Mísia.
    Y, también humildemente, y del otro lado del Mediterráneo le recomendaría a una compositora griega, no muy conocida por estos lares: Evanthia Reboutsica, y un disco que me encanta de ella “To asteri kai I efchi” (La estrella y el deseo), "El cielo de Alejandría" es, sencillamente, deliciosa.

    ResponderEliminar
  25. ¡¡Qué lío!! ¿Puede ser ella, Guinda? Internet desborda la lógica proverbial de este pobre doctorcito.
    Prometo Pedrolo tomar consejo de sus gustos musicales que imagino especialmente interesantes.

    ResponderEliminar
  26. ¡Ahí, ahí, Guindilla! (¿Datos? ¿qué son datos en internet?) Puede ser ella, puede ser él...

    Por ahora tenemos que yo soy la turca y Pedrolo (no seas copión, krápula, por mucho que la pelota, digo el foro, sea tuyo) el portughés, pero aún no entiendo por qué tenemos que pelearnos...

    En cualquier caso me encanta la idea; no por la violencia, que aborrezco, sino por la consiguiente (después de la tempestad, siempre viene la calma) reconciliación, que... ¡a saber! estoy deseando que llegue, jijiji.

    Alma cándida, tú deja de esconderte y ven a contarnos lo de la conferencia sobre los rolex y los roles, así que entonces preferías los rolex; ¿y los sigues prefiriendo ahora -que ha pasado esto? ¡CONFIESA! ¡PREFIERES LOS ROLES! Te hemos pillado y te ha dolido, muahahaha, nunca nos lo perdonarás... pero ¡qué importa! Todo es un juego y todo es mentira, recuerda: TODO ES MENTIRA. XD

    Biquiños a todos con mucho cariño hoy, no sé, estoy tontita.

    ResponderEliminar
  27. Y ¿a santo de qué viene ahora añadir a los griegos en este asunto?

    ResponderEliminar
  28. ¿Y Guindilla lo está también? Porque eso explicaría la correlación entre la tontuna y el clima atlántico (igualito aquí que en Cái o en Canarias, vaya XD)

    Mira, Alma: Mejor estarlo que serlo. Te lo aseguro :-(

    (SOCORROOOO, HE CONTESTADO CON ESTE COMENTARIO Y HA APARECIDO UNA NUEVA ENTRADA EN MI BLOG CON EL TÍTULO DE LOS SUICIDAS Y MI COMENTARIO, IKERRRRRRRRRRR TE NECESITOOOOO! MUUUUUUUU (PARA SER TAMBIÉN VACA ;-) )

    ResponderEliminar
  29. Xan Touciño, gran personaje. Muy mayor llega a ser (hasta el 2087). Raro es que no se lo lleven por delante antes.
    X.o.a.n.a o x.a.n, seguirá mandando más que su amo.

    ResponderEliminar
  30. También nació el año de las caída de las Torres Gemelas es lógico que llegase a esas postrimerías. Sin duda Xoana será una versión del mismo robot sin modificaciones apreciables.

    ResponderEliminar